La transformación del barro selló un pacto


“Confía en tus sentidos y escucha: El tono más alto es el más cercano, el más distante es más bajo de esa forma podrás identificar la cercanía del que viene y su velocidad”

El Mensajero

Por Ariadne Gallardo Figueroa

Erandi meditaba en las horas previas al alba:

En definitiva nada es en realidad estático y todo conserva un constante movimiento; la marea marca un vaivén en cada retroceso y avance, ¿Acaso ese movimiento  traerá hacia mí evocaciones sonoras desde la playa distante?

Todo cabe en la posibilidad y debo ser paciente, no puedo alejarme del Templo que se encuentra bajo mi custodia por mucho tiempo; ha llegado el momento de preparar mi regreso.

El cielo aún conservaba tonalidades violaceas, el alba iniciaba su paso hacia el despertar de aquella mañana para Erandi totalmente nueva y plena de augurios, agradecida por todo lo que había logrado la noche anterior donde logró cautivar con su magia a las deidades de su pueblo y obtener respuesta, levantó sus brazos de nuevo hacia el horizonte exclamando con vehemencia:

“En el movimiento de las aguas y su danza enigmática, transformadora he de recibir tres regalos gracias a tu intervención señor Tláloc: Mixtli, (nubes); Itztlacoliuhqui, (nieve); Ehécatl, (viento); en ellos he de encontrar todas les respuestas que me son necesarias, desde las brisas del viento que atrae a las nubes hasta las respuestas más anheladas.

Señor que mueves el viento y ayudas el despertar de todo lo fértil, sea tu inmenso amor por Mayah lo que de vida al mensaje que me ha de entregar mi enviada; cada Tlaloque nos transforme y ayude a comprender este viaje hacia lo eterno.”

Dicho ésto dirigió su mirada hacia la tierra para levantar su vasija de barro, pero ésta se había transformado, sellando de forma definitiva el pacto con los Dioses:

Ehécatl (en náhuatl: ehēcatl, ‘el viento”ehecatl, viento’) 

El viento acarició su larga cabellera y jugó con algunos mechones de Erandi, ella reconoció ese juego travieso y agradecido de Ehécatl, El señor del viento. Ella reconoce en el glifo el sello del pacto y la esperanza de su pueblo

Todo lo que buscas en la palabra y sus respuestas puede encontrarse en la paciencia y si sabes esperar conocerás aquello que necesitas saber.

Nota de la autora: Todos los detalles acerca de las deidades aztecas forman parte la mitología histórica; Ehécatl si estuvo enamorado de una mortal cuyo nombre era Mayah, tal como lo relata la leyenda.

Fotografía de glifo con la representación de la deidad del Viento entre los aztecas

Tláloc el dador de las tormentas


“El cielo se verá marcado con la señal de un símbolo que no entenderás hasta que sea demasiado tarde, agudiza tus sentidos porque todos los hombres que llegarán por el mar lo sostendrán como un valor de gran importancia para ellos” 

El Mensajero

Por Ariadne Gallardo Figueroa 

Se acercaba el momento esperado  por Erandi, ella con cuidado colocó la vasija de barro con la sangre de la adolescente, que había sido sacrificada en las festividades del Fuego Nuevo y comenzó su ritual para recibir la fuerza de una deidad cuyo poder sostenía la vida y las cosechas Tláloc; de esta forma se colocó en medio de la vasija de barro, levantó los brazos y señaló al cielo:

“ Señor de todas las tormentas, quien alimenta y fortalece los frutos de la tierra, gobierna el cauce de los ríos y conoce el misterio de los cielos cubiertos de nubes. Que sea mi ofrenda  bien recibida en tus dominios y ella responda a mi clamor y necesidad de conocer lo que no puedo entender, permite que su paso por tu piel traslúcida sea constante hasta llegar a los sitios donde todo abismo guarda secretos, ilumíname con el poder el rayo para que pueda entender lo que me sea revelado con el símbolo oportuno y certero”

Tláloc respondió con una copiosa lluvia

El cielo no tardó en responder a la poderosa hechicera y sacerdotisa del templo de Ometeotl, el cauce del río se agitó por el torrente de lluvia que derramó el poder del dador de todas las tormentas y un estruendo marcó el cielo ante la sorpresa de Erandi.

Reconocer el poder de ese símbolo no quedaba claro para ella, pero la advertencia estaba hecha, los que llegarán por mar, para bien o para mal, sostendrán la cruz como su poder supremo, cuerpos bañados de sal y arena que marcarían la sangre y el destino de un pueblo.

El relámpago marcó la señal de la cual Erandi no entendió su significado y poder

Erandi se puso su rodillas en la tierra y sostuvo la vasija de barro, su cuerpo bañado por la lluvia que reconocía su esfuerzo, cuando ella derramó la sangre exclamó:

“Tonacayototl, señor del sustento, quien se apoya en la fuerza de Tláloc, y habita los cielos, los mares, ríos y la tierra, Dayami representa a partir de ahora a la Diosa del río, dale cabida en tus dominios, permite que su sangre fluya en todo espacio que le sea necesario y alimente la curiosidad de mi alma, debo alentar  su mensaje con la fuerza de todos ustedes, con el estruendo y el viento, con el calor y el fuego, y esperaré que las nubes del mar lejano me traigan respuestas.”

Por último observó la sangre diluirse en el río y con fuerza en la voz gritó en todo lo alto bajo el torrente de lluvia y relámpagos:

“Dayami, la semilla de tu  ser ha sido abierta, para nutrir el porvenir y la esperanza, Dayami: ¡Ayúdame a entender la marca de fuego que Tláloc nos ha concedido, que sea tu sangre mis sentidos y tu cauce mi entendimiento.”

El ritual fue decretado el momento de un nuevo amanecer  se convirtió en mucho más que eso, la visión despierta de Erandi formaba parte de un reto ante el advenimiento de la más profunda de las tragedias que jamás podría entenderse; pero la voracidad no se limita y todos lo sabemos.

Fuerzas oscuras estaban delante del mundo conocido, pero nadie era capaz de saberlo.

Nota de la autora: El nombre Tláloc deriva de tlālli («tierra») y octli («pulque»), es decir: «el pulque de la tierra»

Imágenes diseñadas por la autora y decoradas con filtro gratuito de PicsArt

Hoy les invito a visitar mis raíces


Aún me pregunto a que se debe que no sea Tenochtitlán el nombre de la capital de nuestro país, este video es muy interesante y espero les agrade:

Los orígenes de este pueblo tan importante en la historia de México y en la cultura Universal.

Los hombres del Sol y su relación con la constelación de donde inicia la migración de los aztecas primigenios, una travesía que se pierde en el tiempo y los convierte en los portadores del símbolo de la serpiente, podremos ver el este material el alcance de Quetzalcóatl en su trayectoria luminosa en un extenso territorio.

Todos somos atravesados por energías de forma constante


“No estamos hechos de piezas fijas, ha todos nos ha tocado alguien que necesita seamos vehículo de sus sueños”

El Mensajero

Por Ariadne Gallardo Figueroa 

Un ser vivo es polvo de estrellas, es la más pura y simple explicación que incluso la ciencia puede demostrar; eso permite que veamos en otro la señal de diversos caminos, esa persona o personas no son ellas en todo lo que han percibido, en su trayecto siempre habrá un cruce de energías con otros seres, de esta forma somos la continuidad del universo.

En las vastedades del universo está la semilla de lo que ya conoces y de algo que estás por aprender.

Incluso todas aquellas que han heridas en el alma con tal fuerza que llegaron a sentir una llaga que no cierra;  por ello es importante que entiendas que mucho antes de existir toda comunicación global, la red de cruces y enlaces vitales, ya estaba ahí.

No todos van a aceptar el reto, habrá quien no se sienta capaz de entenderlo, pero todos estamos ligados al sentir del otro de la misma forma que Ingerin Barderian y Raudek Vilop.

Muy similar incluso a esa persona que en un instante del tiempo de tu finita existencia gobierna tus ideas y las hace fluir, las transforma y demanda de tus actos el siguiente paso, como lo hizo el Alquimista que no es una idea antigua sino un concepto, constante y cierto.

¿Recuerdan a aquel hombre que se le hizo fácil poseer a Painani? También fue transformado por su fuerza y penetrado por la energía de sus palabras y dejó de ser lo que fue para siempre.

Si acaso nutres de maldad o incertidumbre tu alma, alguien llegará para mancharla como el óleo al lienzo y descubrir  que colocando diversas capas de diferentes tonos, tu imagen primaria, lo que percibían de la vida será transformada, de la misma forma que le sucedió al Maestro.

Tu vida aparentemente es hoy y es finita, pero nunca olvides que tus cruces de ideas, dejarán marcas indelebles en otros que aún sin conocerte, te sienten como esa alma que se dedicó a buscar resonancias a lo largo del tiempo.

Hacer magia es ir al campo y enterrar las manos bajo tierra para descubrir que las raíces de un nuevo terruño pueden ser igualmente las tuyas, como lo hizo el Maestro. Es hablar con los niños en la escuela para sembrar en ellos la curiosidad constante y valorar su poder intuitivo, como lo hizo Zila.

En pocos días veremos como Erandi lanza en uno de los ríos más extensos de México, muy cerca de lo que ahora es Puebla la sangre de Dayami, un ser cuya magia le permitirá crear esa fascinante conexión con una raza desconocida que le dará un lenguaje en el futuro, similar a lo que sucedió con los expedicionarios de Eggya

No hay recetas para hacer magia, la magia está dentro de nosotros para encenderla y compartirla.

Photo by Stefan Stefancik on Pexels.com

Coincidir con el universo no es fácil


“Aquellos capaces de vibrar en otros, pueden convertirse en los mejores transmisores de pesadillas, pero también pueden ser los que siembren en la mente  de otros las más fascinantes historias que se pueden construir”

El Mensajero

Por Ariadne Gallardo Figueroa 

Muchos se han de preguntar la causa por la cual mis personajes siguen ligados de alguna forma a lo largo del trayecto, la respuesta es simple: Nadie escapa al ADN que nos ha formado y si bien la genética de todos cuenta con variantes, hablar de globalidad en tiempos ancestrales es tan válido como lo es ahora. 

Lo más valioso y aquello que nos ha colocado en diversas norias es la memoria genética, lo que hemos colocado en la mente de los otros, eso que nos hace continuar una tradición y decidir que en ella no hay nada nuevo por descubrir, está ahí y es necesario darle continuidad, sin crítica, sin duda, sin menosprecio.

Painani era parte de un grupo especial, su tutora había colocado en sus manos y mente la duda, la crítica y el análisis para mirar por diferentes aristas una misma realidad, su fuerza estaba en jamás dejar escapar una idea sin considerarla como parte de un camino y un destino y al mismo tiempo las respuestas que recibía del entorno eran diferentes y pronto dejaría de entenderse con al gente del entorno, sus lenguas dirían de otra forma lo que era necesario nombrar y sentir.

La aldea a la cual se acercó la recibió con recelo, enorme desconfianza ya que una mujer Painani era una ofensa a lo tradicional y un arrebato de vanidad innecesaria. Explicarse en otros dialectos igualmente sería complicado y una pérdida de tiempo, el único recurso al que ellos entenderían era la magia y gracias a ella, Painani pudo conseguir un sitio para pasar al noche y algo de alimento.

Conocer el poder de las hierbas medicinales cuando alguien tenía una preocupante tos que le impedía dormir fue el recurso para ganarse la confianza del grupo y seguir su camino con algunas indicaciones que pudieron mostrarle describiendolas con una vara en las arenas de aquella aldea.

En otra parte vemos como Erandi se coloca en la llegada del Fuego Nuevo inicia las celebraciones, ella concede un tocado a cada una de las mujeres que habrán de bailar y recrear rítmicos sonidos con sus flautas antes de entregarse como ofrendas.

Las palabras de Erandi a cada una de ellas es diferente y se nutre de lo que mira en sus ojos, aquellas que temen pero saben que fueron elegidas, reciben un mensaje diferente a las que con toda pasión han tomado el compromiso como una elección que no sería para otras.

Al llegar su turno a Dayami, que en lengua náhuatl significa Diosa del Río, las palabras de la sacerdotisa del templo de Ometeotl cambian y el discurso le abre una posibilidad por aquello que comprende vibra en el pensamiento de aquella doncella:

“El universo te ha dotado de magia, sea tu sangre el cauce del río que crece en la semilla de los campos y la fortaleza de los pensamientos”

Pocas veces encontramos en nuestro nombre la posibilidad de ser uno con él y entenderlo como parte de un camino, no todos lo conciben de esa manera y no es para todos que suceda, pero de ser el caso y tener cerca a quien lo reconozca, habremos logrado abrir el portal que era necesario. La sangre de Dayami cumpliría un objetivo más allá de su propia muerte.

Cada flauta ceremonial fue entregada a las doncellas en el Festejo del Fuego Nuevo que cumplía el ciclo de 52 años

Aún no sabemos el nombre del hombre del Sur, tampoco el del Mensajero en el transcurso del relato entenderemos que hay quienes son nombrados como parte de un trayecto y quienes poseen un nombre para protagonizar eventos y cambiar el rumbo de los acontecimientos.

Erandi pese a entender lo que su tiempo determinaba como parte de un ritual, intuía que habrían otros tiempos donde la vida tomaría otra forma  y entendió el equilibrio entre la vida y sus ciclos, precisamente en esa ocasión; ello le insta a guardar  en un cuenco la sangre derramada de Dayami para convertirla en el puente entre las sombras y su necesidad de iluminar secretos.

Los poderes de una hechicera siempre estarán más allá de todo lo que imaginamos, de todo aquello que nos afirman los otros como una certeza, conectarse con el universo formaba parte de su privilegio.

Fotografía de Flauta ceremonial Azteca con filtro gratuito de PicsArt

La flauta quebrada de la doncella


“El cazador no teme al menos que la presa lo atrape antes; cuando no eres la presa sino el sacrificio es tu voluntad la que decide, pero no siempre”

El Mensajero

La Diosa Coyolxauhqui tiene una historia milenaria que quedó incrustada en el alma de los pobladores, se mezcló con la idea de la Virgen quien quedó embarazada por la gracia de un Dios al que aún no se conocía en este territorio, pero que sirvió a los evangelizadores de forma puntual.

Barriendo el Templo en el que ahora meditaba Erandi, fue cómo ella guarda entre sus ropas una pluma y ésta la embaraza del fuerte y audaz guerrero Hutizilopochtli, que nace como adulto desgarrando el vientre de su madre con su daga.

Muy dentro de los pensamientos de la sacerdotisa había otra historia, una que le dictaba su conciencia:

“No es la muerte aquello que los une, ella no renace, simplemente cambia en su andar por el inmenso escenario estelar”

El ruido del tocado de plumas de Tlatoani, se mece con el viento al momento que escucha con atención las palabras de su compañera de rituales y exclama:

  • Tus pensamientos en oídos ajenos pueden ponerte una trampa certera y mortal, no vale la pena poner palabras de razón en los oídos sordos de quienes han creado una estructura para el dominio y la preservación de lo ya establecido.

Erandi le miró con serenidad y con su mano dio un palmo al rostro del hombre que intentaba por todos los medios protegerla:

  • Entiendo que romper creencias que tienen un porqué para otros no tiene buenos resultados, tampoco en mi posición es posible, sin ella no podría hacer lo contrario. ¿Has imaginado que muchos de los observadores del cielo deben pensar de igual forma y prefieren callar? Desde la estrella que humea hasta la vuelta que vigila Tonatihu; si no tuviéramos pleno conocimiento de todos esos datos, ni Tonalpohualli y tampoco Xiuhpohualli darían paso a las festividades del señor del sur; la ceremonia del fuego nuevo llega puntual cuando ambos calendarios coinciden.
  • Así es amada Erandi, el señor del norte ha de esperar su Toxcatl, pero las doncellas han de quebrar sus flautas ante la coincidencia de la que has hablado y no podemos cambiarlo. 

Es importante señalar que aún ahora todos aquellos que forman parte de una idea que los diferencie de los otros, que no se una al rebaño, que intente mirar desde otra perspectiva la realidad, ha de ser señalado si abiertamente se declara ajeno a lo que el grupo piensa.

Pueden ser discriminados abiertamente por su errores, su falta de conocimiento del otro, por no encontrarse a la altura de ciertas circunstancias, puedes ser relegado por que el grupo decide que es posible y saludable para ellos, por supuesto que sucede.

A Hutizilopochtli, entre los aztecas el Sur le correspondía a él y el Norte al señor poderoso de las sombras, el ser al que la decana Ana Pérez Riv le rendía tributo y le reconocía los poderes de lo oculto, Tezcatlipoca, por supuesto.

Cuentan que Hernán Cortez se vale de un eclipse para doblegar a los pobladores, pensando que ellos no lo sabían pero es importante aclarar que contaban con un valioso trabajo de predicción de eclipses a los que temían por el poder que le atribuían desde los profundos misterios que no podían ser doblegados por nadie y es la razón por la que ofrecían sacrificios a Tezcatlipoca en una ceremonia especial denominada Toxcatl.

Tenían conocimiento de la revolución de Venus y los calendarios mencionados arriba Tonalpohualli, contaba con 260 días  y era exclusivo para todo lo relacionado con las adivinaciones;  y Xiuhpohualli con 365, por medio del cual se regulaba el ciclo de las cosechas y los tiempos agrícolas y cuando ambos coincidían se daba la fecha que sumaba 52 años y la ceremonia del Fuego Nuevo era necesaria, de otra forma podría sucumbir el retorno y continuidad de las posiciones y apariciones estelares, donde Marte y la Luna jugaban un papel esencial de igual forma.

Erandi, no concebía que la relación de los movimientos de los astros pudieran detenerse por la sangre de humanos en sacrificio, al universo de arriba le era indiferente, sus trayectos estaban ahí para explicar constantes, pero no podía decirlo y al no lograrlo tendría que valerse de otros medios para que esto se supiera antes de que otros que solo adivinaba, mezclaran sus propias ideas al hecho.

El poder de la mente puede ayudar a veces, en ocasiones no es posible entrar en los pensamientos de otros  con la facilidad que se desea y es la historia quien da cuenta de ello.

Foto de Huitzilopochtli imagen del códice Telleriano-Remensis

Estrella que humea era el nombre que se daba a los cometas

Foto del calendario solar que tiene al centro a Tonatiuh, el monolito de piedra del Sol que representaba para el pueblo azteca al líder del cielo. (fuente Wikipedia)

Todas las aves nos dicen algo


Tal vez debamos atender al llamado de las aves, ellas dirigen su vuelo y su canto con intenciones claras, nos llevan las voces de otros lugares hasta las cercanías del entorno, son el clamor de momentos rústicos y de alarmantes sonidos citadinos.

Pensar que tanto se han alejado para aprender un nuevo sonido, ser dueñas del viento que las transporta y entender que su mirada nos observa en la distancia para sabernos ajenos y al mismo tiempo parte del propio entorno.

Siempre que mires un árbol date cuenta de lo valioso que es, nutre el manto friático, es hogar de aves, realiza la fotosíntesis, y si meditas debajo de sus copas, puede que descubras la magia de un legado ancestral, sin importar la cultura a la cual pertenezcas, nunca lo olvides.

Podemos ser mensajeros, podemos ser la conexión con la maravilla de la vida si sabemos integrarnos a su suave arrullo.

Ana Pérez Riv y el Espejo Humeante de Tezcatlipoca


Capítulo El Puente

por Ariadne Gallardo Figueroa

Aquella noche en su apartado recinto Ana Perez Riv meditaba frente al espejo ahumado que conservaba como parte de una reliquia de sus antepasados, se hacía preguntas que solamente ella podía entender y cuyas respuestas jamás serían las mismas.

< ¿De que ha servido el cruce de puentes culturales y místicos, cuando muchas veces lo único que hemos logrado es separarnos de los demás? Hemos avanzado, ya no somos vistos como rarezas de la naturaleza pero el poder que nos antecede nos ha marcado, a mi con la soledad a causa de Tezcatlipoca y su energía oscura rodeando mi ímpetu natural, a otros entregando y compartiendo su magia en diferentes ámbitos y luchando por ser comprendidos por los que no empatizan con sus dotes.

Llegó el momento nuevamente de hacer ese cruce vital, de la luz hacia las sombras; como encarnación del cambio en medio de todo conflicto he de invocar tu fuerza, al momento que el jaguar muestre sus garras, sabré que lo logramos. El quinto sol solamente fue posible gracias a la unidad de dos fuerzas antagónicas; en ellas confío y con ellas debatiré a través de los otros que estarán presentes.

No somos únicos, somos la unidad de Ometéolt y su resonancia en los otros espacios con sus propias creencias. No todos somos de una raíz cultural, pero los que estaremos ante tu presencia sabemos que en la contienda hemos de confiar en tu aceptación, donde hay vida la muerte existe y es presencia constante, sin ella no existes y tampoco existo.

Sin la vida, no existe nada de lo creado hasta ahora, de lo que viene de lejos en busca de apoyo, ellos nos han encontrado a todos nosotros para colaborar y rescatar la vida>

En el espejo oscuro se visualizó la figura de la esencia interna de un hombre bajo la sombra del jaguar y por unos segundos se iluminó la habitación donde estaba la decana Pérez Riv, descendiente de Toltecas y Nahuas.

La mujer se puso de pie ante el espejo y exclamó:

< ¡Tloque Nahuaque!  Los tres rumbos del Cosmos nos protegen, sostienes a la Tierra y sus cuatro puntos cardinales, esperemos el momento, la mesa está puesta para las fuerzas y su unidad omnipresente >

El primer paso estaba dado ahora, bastaba esperar el momento en que todos se reunieran para iniciar el ritual dispersor.

Mientras tanto en la Luna 

Una ráfaja de meteoro cruzó el espacio antecediendo lo que vendría después, Citlali miró al oscuro cielo desde la superficie lunar, lo que más deseaba era tener tiempo para completar la tarea. 

Citlali gritaba en el monitor de su radio a Julia para que pusiera a toda potencia el jalón de la cadena y de esta forma dejar la compuerta cerrada, el silbido de la maquinaria de arrastre para ella fue un logro, las cosas volvían a la normalidad. Comenzó a caminar al edificio donde estaba el elevador para internarse de nuevo en las entrañas de la rocosa Luna y protegerse. Dijo para sí misma:

< Esa calma que antecede a la tormenta es la que menos me agrada, todo puede suceder en menos tiempo del programado. >

En todo entorno vivo siempre encontraremos la forma de fortalecernos, de avivar la llama de la unidad, sobre todo en esos momentos donde todo parece perdido.

Notas de la autora:

Espejo humeante o espejo negro, Tezcatl, negro; Poctli, humo: Tezcatlipoca

Ometéotl (en náhuatl: ometeotl, ‘Dios Doble o Dios Dual”, ōme dos, doble; teō-tl, dios’) en la mitología mexica es el dios de la creación; eruditos como Miguel León-Portilla traduce a Ometecuhtli (en náhuatl: ometecuhtli, ‘dos señor”ōme ‘dos’; tecuhtli, señor’)

Diseño fotográfico de la autora de una imagen de Tezcatlipoca

Sofía Galafik y la reinvención de la cultura


Capítulo El Puente

por Ariadne Gallardo Figueroa 

Aquella mañana Sofía se levantó preparó el desayuno y llamó a Alig para disfrutar de sus alimentos, ella siempre decía que lo primero que comemos nos anima a seguir adelante y cada bocado debe ser frugal y sonriente, por lo cual siempre le servía medias lunas de fruta a su esposo.

Alig era controlador aéreo de una flotilla de taxis, un hombre práctico, sin el cual Sofía no hubiera sobrevivido en un mundo donde la actividad material y los asuntos y transacciones monetarias imponían un verdadero dolor de cabeza para ella.

Aquella ocasión no iba a ser la excepción, Sofía había recibido un atento correo de un admirador de su trabajo literario, la carta fue comentada entre risas durante el desayuno:

— Date cuenta de la atractiva y halagadora carta virtual que he recibido el día de hoy, un caballero con destreza y habilidad expuso lo siguiente, escucha amor:

“Estimada escritora Sofía Galafik, me encuentro en verdad entusiasmado leyendo su obra “Humanizar a las deidades sin morir en el trayecto”, en verdad un trabajo de excepcional belleza, por lo cual me permito escribirle para ofrecerle una oferta que nadie más le hará, tenga entendido que valoro sobremanera su trabajo y mi oferta es exclusiva y única; por la suma de 15 mil Sol-Vespucius le ofrezco una herramienta fabulosa para que su delicado trabajo pueda ser puesto en un guión cinematográfico que se pueda ofrecer a los más destacados directores de la industria internacional” 

Alig, se le quedó mirando con seriedad y asistió:

— Me imagino que ese sujeto no ve imágenes en tu obra o necesita que le den un cuadernillo de muñequitos en un “storyteller”, pero ¿Por qué te ofrece una herramienta para que le des lo que no es capaz de ver y te la cobra?

Sofía tomó con ternura la mano de su amado y contestó conteniendo una carcajada:

— Por supuesto que el hombre es un mercader de la cultura, pero me ha causado tanta gracia que haya pensado que yo caería en sus artilugios; toda obra está ahí y puede ser utilizada para cualquier actividad de difusión mundial, como autora solo pido que respeten mi autoría y sea mencionada. Si otros quieren poner dinero y ganar con lo que escribo es asunto de ellos, los que están en las escuelas de guionismo y cinematografía son muy hábiles y están en esa industria, junto a los que invierten dinero en algo de tales magnitudes.

Al final de cuentas hasta yo formaría parte de alguna ganancia en todo eso, pero por qué tendría que ir a un curso de pago de tan alto costo para que me digan lo que otros ya están haciendo como parte de su labor  y especialidad.

Alig, sonrió dando un sorbo a su té de menta y respondió:

— Tienes toda la razón amada mía, cuando yo leo lo que escribes me transporto y no necesito de un “filmmaker” para ver todo aquello que  logro imaginar en cada detalle de tu trabajo, si alguien es fabulosa creando imágenes a partir de las palabras, esa eres tú, querida mía, Sofía de mi amor.

Ambos sonrieron y Sofía apuntó:

— Por cierto cambiando de tema, veo algo preocupado a Zila con todo eso de la lluvia de meteoros que podría acercarse y muy concentrado investigando algo que no logra entender de los eggyanos; pero ciertamente algo de sensorial hay entre ellos y ese aspecto es muy interesante.

Alig se acomodó la camisa, mirando el reloj de pared y reconociendo que la hora de partir a su puesto de trabajo se acercaba y la miró con seriedad: 

— Sofía, entre ellos debe haber algo que ellos no conocen como magia, pero que debe ser muy similar, de otra forma no hubieran logrado lo que hasta ahora observamos con admiración y sorpresa.

Sofía asintió con una sonrisa y rodeó con los brazos a su pareja que se despedía para emprender un día más en su rutina laboral.

Ya en la soledad de su hogar Sofía observó las cartas astrales y se dió cuenta del aviso de una conjunción que podría ser causante de grandes tragedias, la conjunción de la Luna y el Sol con Algol y recordó con aprehensión:

La constelación de Perseo y su dramático mensaje

«Los comandantes en jefe árabes, en tiempos de la conquista, insistían en que no se iniciaban batallas importantes cuando la luz de Algol era débil.»

Se llevó las manos a la boca y comprendió lo que estaba por suceder, Algol brillaba intensa en esos momentos en el firmamento, para ella, no era necesario verla, sabía que era así de acuerdo a la lectura del mapa astral.

Los heleboros son los precursores de la primavera, son el diamante negro, en ellos está su fuerza en esa época del año, no iba a ser diferente para nadie y Sofía señalo con seriedad:

— Ahora  nos encontramos bajo la influencia violenta de Algol, Al Ghoul para los antepasados árabes  «demonio, espíritu maligno» 

Levantando sus manos con energía señaló:

¡Debemos estar atentas hermanas, el clan vive por siempre!

La vida siempre nos hará recordar lo que somos y lo que fuimos, de ello nos formamos y la raíz de nuestros ancestros nos marca un luminoso camino si sabemos mirarlo.

Imagen: Constelación de Perseo

Notas de la autora: Dr. Lomer escribió en Kosmobiologie, agosto de 1950 hace un minucioso estudio de las estrellas fijas y entre ellas, Algol. Existen otros estudios sobre gemo-astrología, propiedades astrológicas de las gemas que referiré más adelante.

 Los heleboros, reconocidos como el diamante negro, a menudo florecen durante la temporada cristiana de Cuaresma, de la que obtienen su nombre común, Rosa de Cuaresma. Son venenosos, deben tratarse con cuidado y no consumirse bajo ningún motivo. Una de las piedras preciosas relacionadas con Algol es el diamante.

El triángulo mágico se vuelve a decretar


En otro sitio del mundo Daniel recordaba las palabras de Tai:

<Para todos debo ser una más, una presencia viva, al igual que todos ustedes, solo con algunos recursos diferentes y algo de tecnología alternativa que nos ha servido para intentar sobrevivir de la mejor forma, sólo  soy parte de la naturaleza viva del universo>

Daniel meditaba para sí:

<Cuán diferente es la  realidad, nuestro mundo se ha transformado yo y Braulio nos vemos envueltos en situaciones que jamás esperamos vivir. Y ahora el profesor mexicano que me pide una entrevista, en realidad la lista de preguntas que ha enviado al correo son difíciles, me pregunto si en verdad ese poder de intuición le viene de su talento y pasión por la magia, tal parece que no solo le llaman “El mago filósofo” como una especie de artilugio  publicitario, es algo más. Hay algo de lo que no hemos hablado con nadie, y puedo asegurar con profunda certeza que él lo descubriría.

Lo bueno de todo esto es que la agenda está muy densa y al menos  en dos o tres meses más, no podré darle la entrevista, sobre todo no podré hacerlo solo, no me enfrentaré a Zila y su grupo de estudiantes sin apoyo, absolutamente no.

Volvamos a la ciudad de México:

Zila se había quedado aquella noche de fin de semana en casa de sus padres y se dirigía al colegio, escuchó el comando de voz de su casa cuando señaló:

<Carga de monomotor al 80 por ciento>

— Apágalo más que suficiente para llegar a dar clases.

<Carga de monomotor en pausa, carga al 80 % listo para ir y volver de la institución>

Fue en ese preciso momento que llegó la llamada de Citlali:

<Usted está a punto de conectarse con una llamada externa al planeta Tierra, cuenta con 27 minutos, sea conciso y objetivo>

Zila exclamó: Te sigo en las noches hasta que la señora luna deje de brillar

Zila miró de reojo al aparato y pensó para sí:

<Imposible es la luz de mis ojos, no podré ser objetivo>

— Amor, ¿Cómo te encuentras? Te extraño tremendamente, ¿Llamaste al laboratorio, volverás a tiempo para la inserción?

— Zila a la primera pregunta te suplico que no me extrañes, hazlo cuando yo sea una mota de menos de 7 gramos flotando en el vacío y ya no puedas interactuar conmigo. Aún sin  hablarnos y vernos, estamos juntos y los proyectos avivan nuestra relación.

A la segunda, sí llamé al laboratorio todo está de acuerdo a lo programado y ya tengo el permiso para regresar en menos de dos o tres meses; al retornar el Perigeo, si la situación lo amerita, puedo solicitar licencia para regresar con el transporte de suministros más cercano, sólo si el equipo del laboratorio considera que In Vitro nuestro hijo o hija no puede estar por un tiempo mayor.

Admito que extraño el café que preparas por las mañanas y andar con poca ropa en la privacidad de nuestro hogar.

Zila sonrió y sus mejillas se encendieron.

— Me da tanta alegría escucharte, ayer estuve con mis padres, te mandan saludos, hoy me levanté pensando que el triángulo mágico de los antepasados se habrá de decretar de nuevo para nosotros: Lo que pasó, lo que está sucediendo ahora mismo y lo que ha de ser.

Citlali solamente lanzó un suspiro enamorado y exclamó:

— Eres un poeta y un romántico, amor mío, yo también observo un triángulo:

La Luna, La Tierra y el equipo del laboratorio que está por completar la triada magnífica sin la cual no veríamos nuestros sueños cumplirse. Te amo, profundamente te amo, puedes elevarlo a la trigésima potencia si!!!

No olvides llamar tú también al jefe del laboratorio para que no se olviden de ningún detalle.

Zila con una enorme sonrisa se dejó caer en el sillón y con profunda alegría aseguró:

— Por supuesto lo haré cuando falten dos días para el procedimiento, cuidate, luz de mis ojos adorada Citlali. Te sigo en las noches hasta que la señora luna deje de brillar. Si te lo permiten tomate unas fotos con los Eggyanos.

La voz de Citlali se escuchaba apresurada, sabía que el tiempo estaba por agotarse:

— Claro, seguramente habrá foto formal y todo eso, se nos ha informado que viajan dos especialistas cuyos conocimientos se asemejan a los de los ingenieros estructurales, nos serán de gran ayuda en esta plataforma, ah! No me gusta que tiemble tanto en la Luna y con tanta frecuencia.

Debo colgar el tiempo de la llamada está por finalizar, cierra los ojos y siénteme  cerca, besos miles de ellos!!

Ambos sentían que la esperanza y los grandes momentos siempre podrían compartirse, pese a la distancia que los separaba.

Photo by luizclas on Pexels.com

Nota de la autora:

Referencia respecto a las palabras de Tai, de la primera novela titulada: Galaxia de Cristal publicada en Amazon. Capitulo 5° “Los preparativos a Marte” subtitulo: Mardel, el centro neurálgico.

  • ASIN : B07MLNCFSB
  • Fecha de publicación : 5 Enero 2019
  • Idioma : Español