Ana Pérez Riv y el Espejo Humeante de Tezcatlipoca


Capítulo El Puente

por Ariadne Gallardo Figueroa

Aquella noche en su apartado recinto Ana Perez Riv meditaba frente al espejo ahumado que conservaba como parte de una reliquia de sus antepasados, se hacía preguntas que solamente ella podía entender y cuyas respuestas jamás serían las mismas.

< ¿De que ha servido el cruce de puentes culturales y místicos, cuando muchas veces lo único que hemos logrado es separarnos de los demás? Hemos avanzado, ya no somos vistos como rarezas de la naturaleza pero el poder que nos antecede nos ha marcado, a mi con la soledad a causa de Tezcatlipoca y su energía oscura rodeando mi ímpetu natural, a otros entregando y compartiendo su magia en diferentes ámbitos y luchando por ser comprendidos por los que no empatizan con sus dotes.

Llegó el momento nuevamente de hacer ese cruce vital, de la luz hacia las sombras; como encarnación del cambio en medio de todo conflicto he de invocar tu fuerza, al momento que el jaguar muestre sus garras, sabré que lo logramos. El quinto sol solamente fue posible gracias a la unidad de dos fuerzas antagónicas; en ellas confío y con ellas debatiré a través de los otros que estarán presentes.

No somos únicos, somos la unidad de Ometéolt y su resonancia en los otros espacios con sus propias creencias. No todos somos de una raíz cultural, pero los que estaremos ante tu presencia sabemos que en la contienda hemos de confiar en tu aceptación, donde hay vida la muerte existe y es presencia constante, sin ella no existes y tampoco existo.

Sin la vida, no existe nada de lo creado hasta ahora, de lo que viene de lejos en busca de apoyo, ellos nos han encontrado a todos nosotros para colaborar y rescatar la vida>

En el espejo oscuro se visualizó la figura de la esencia interna de un hombre bajo la sombra del jaguar y por unos segundos se iluminó la habitación donde estaba la decana Pérez Riv, descendiente de Toltecas y Nahuas.

La mujer se puso de pie ante el espejo y exclamó:

< ¡Tloque Nahuaque!  Los tres rumbos del Cosmos nos protegen, sostienes a la Tierra y sus cuatro puntos cardinales, esperemos el momento, la mesa está puesta para las fuerzas y su unidad omnipresente >

El primer paso estaba dado ahora, bastaba esperar el momento en que todos se reunieran para iniciar el ritual dispersor.

Mientras tanto en la Luna 

Una ráfaja de meteoro cruzó el espacio antecediendo lo que vendría después, Citlali miró al oscuro cielo desde la superficie lunar, lo que más deseaba era tener tiempo para completar la tarea. 

Citlali gritaba en el monitor de su radio a Julia para que pusiera a toda potencia el jalón de la cadena y de esta forma dejar la compuerta cerrada, el silbido de la maquinaria de arrastre para ella fue un logro, las cosas volvían a la normalidad. Comenzó a caminar al edificio donde estaba el elevador para internarse de nuevo en las entrañas de la rocosa Luna y protegerse. Dijo para sí misma:

< Esa calma que antecede a la tormenta es la que menos me agrada, todo puede suceder en menos tiempo del programado. >

En todo entorno vivo siempre encontraremos la forma de fortalecernos, de avivar la llama de la unidad, sobre todo en esos momentos donde todo parece perdido.

Notas de la autora:

Espejo humeante o espejo negro, Tezcatl, negro; Poctli, humo: Tezcatlipoca

Ometéotl (en náhuatl: ometeotl, ‘Dios Doble o Dios Dual”, ōme dos, doble; teō-tl, dios’) en la mitología mexica es el dios de la creación; eruditos como Miguel León-Portilla traduce a Ometecuhtli (en náhuatl: ometecuhtli, ‘dos señor”ōme ‘dos’; tecuhtli, señor’)

Diseño fotográfico de la autora de una imagen de Tezcatlipoca

Sofía Galafik y la reinvención de la cultura


Capítulo El Puente

por Ariadne Gallardo Figueroa 

Aquella mañana Sofía se levantó preparó el desayuno y llamó a Alig para disfrutar de sus alimentos, ella siempre decía que lo primero que comemos nos anima a seguir adelante y cada bocado debe ser frugal y sonriente, por lo cual siempre le servía medias lunas de fruta a su esposo.

Alig era controlador aéreo de una flotilla de taxis, un hombre práctico, sin el cual Sofía no hubiera sobrevivido en un mundo donde la actividad material y los asuntos y transacciones monetarias imponían un verdadero dolor de cabeza para ella.

Aquella ocasión no iba a ser la excepción, Sofía había recibido un atento correo de un admirador de su trabajo literario, la carta fue comentada entre risas durante el desayuno:

— Date cuenta de la atractiva y halagadora carta virtual que he recibido el día de hoy, un caballero con destreza y habilidad expuso lo siguiente, escucha amor:

“Estimada escritora Sofía Galafik, me encuentro en verdad entusiasmado leyendo su obra “Humanizar a las deidades sin morir en el trayecto”, en verdad un trabajo de excepcional belleza, por lo cual me permito escribirle para ofrecerle una oferta que nadie más le hará, tenga entendido que valoro sobremanera su trabajo y mi oferta es exclusiva y única; por la suma de 15 mil Sol-Vespucius le ofrezco una herramienta fabulosa para que su delicado trabajo pueda ser puesto en un guión cinematográfico que se pueda ofrecer a los más destacados directores de la industria internacional” 

Alig, se le quedó mirando con seriedad y asistió:

— Me imagino que ese sujeto no ve imágenes en tu obra o necesita que le den un cuadernillo de muñequitos en un “storyteller”, pero ¿Por qué te ofrece una herramienta para que le des lo que no es capaz de ver y te la cobra?

Sofía tomó con ternura la mano de su amado y contestó conteniendo una carcajada:

— Por supuesto que el hombre es un mercader de la cultura, pero me ha causado tanta gracia que haya pensado que yo caería en sus artilugios; toda obra está ahí y puede ser utilizada para cualquier actividad de difusión mundial, como autora solo pido que respeten mi autoría y sea mencionada. Si otros quieren poner dinero y ganar con lo que escribo es asunto de ellos, los que están en las escuelas de guionismo y cinematografía son muy hábiles y están en esa industria, junto a los que invierten dinero en algo de tales magnitudes.

Al final de cuentas hasta yo formaría parte de alguna ganancia en todo eso, pero por qué tendría que ir a un curso de pago de tan alto costo para que me digan lo que otros ya están haciendo como parte de su labor  y especialidad.

Alig, sonrió dando un sorbo a su té de menta y respondió:

— Tienes toda la razón amada mía, cuando yo leo lo que escribes me transporto y no necesito de un “filmmaker” para ver todo aquello que  logro imaginar en cada detalle de tu trabajo, si alguien es fabulosa creando imágenes a partir de las palabras, esa eres tú, querida mía, Sofía de mi amor.

Ambos sonrieron y Sofía apuntó:

— Por cierto cambiando de tema, veo algo preocupado a Zila con todo eso de la lluvia de meteoros que podría acercarse y muy concentrado investigando algo que no logra entender de los eggyanos; pero ciertamente algo de sensorial hay entre ellos y ese aspecto es muy interesante.

Alig se acomodó la camisa, mirando el reloj de pared y reconociendo que la hora de partir a su puesto de trabajo se acercaba y la miró con seriedad: 

— Sofía, entre ellos debe haber algo que ellos no conocen como magia, pero que debe ser muy similar, de otra forma no hubieran logrado lo que hasta ahora observamos con admiración y sorpresa.

Sofía asintió con una sonrisa y rodeó con los brazos a su pareja que se despedía para emprender un día más en su rutina laboral.

Ya en la soledad de su hogar Sofía observó las cartas astrales y se dió cuenta del aviso de una conjunción que podría ser causante de grandes tragedias, la conjunción de la Luna y el Sol con Algol y recordó con aprehensión:

La constelación de Perseo y su dramático mensaje

«Los comandantes en jefe árabes, en tiempos de la conquista, insistían en que no se iniciaban batallas importantes cuando la luz de Algol era débil.»

Se llevó las manos a la boca y comprendió lo que estaba por suceder, Algol brillaba intensa en esos momentos en el firmamento, para ella, no era necesario verla, sabía que era así de acuerdo a la lectura del mapa astral.

Los heleboros son los precursores de la primavera, son el diamante negro, en ellos está su fuerza en esa época del año, no iba a ser diferente para nadie y Sofía señalo con seriedad:

— Ahora  nos encontramos bajo la influencia violenta de Algol, Al Ghoul para los antepasados árabes  «demonio, espíritu maligno» 

Levantando sus manos con energía señaló:

¡Debemos estar atentas hermanas, el clan vive por siempre!

La vida siempre nos hará recordar lo que somos y lo que fuimos, de ello nos formamos y la raíz de nuestros ancestros nos marca un luminoso camino si sabemos mirarlo.

Imagen: Constelación de Perseo

Notas de la autora: Dr. Lomer escribió en Kosmobiologie, agosto de 1950 hace un minucioso estudio de las estrellas fijas y entre ellas, Algol. Existen otros estudios sobre gemo-astrología, propiedades astrológicas de las gemas que referiré más adelante.

 Los heleboros, reconocidos como el diamante negro, a menudo florecen durante la temporada cristiana de Cuaresma, de la que obtienen su nombre común, Rosa de Cuaresma. Son venenosos, deben tratarse con cuidado y no consumirse bajo ningún motivo. Una de las piedras preciosas relacionadas con Algol es el diamante.

El triángulo mágico se vuelve a decretar


En otro sitio del mundo Daniel recordaba las palabras de Tai:

<Para todos debo ser una más, una presencia viva, al igual que todos ustedes, solo con algunos recursos diferentes y algo de tecnología alternativa que nos ha servido para intentar sobrevivir de la mejor forma, sólo  soy parte de la naturaleza viva del universo>

Daniel meditaba para sí:

<Cuán diferente es la  realidad, nuestro mundo se ha transformado yo y Braulio nos vemos envueltos en situaciones que jamás esperamos vivir. Y ahora el profesor mexicano que me pide una entrevista, en realidad la lista de preguntas que ha enviado al correo son difíciles, me pregunto si en verdad ese poder de intuición le viene de su talento y pasión por la magia, tal parece que no solo le llaman “El mago filósofo” como una especie de artilugio  publicitario, es algo más. Hay algo de lo que no hemos hablado con nadie, y puedo asegurar con profunda certeza que él lo descubriría.

Lo bueno de todo esto es que la agenda está muy densa y al menos  en dos o tres meses más, no podré darle la entrevista, sobre todo no podré hacerlo solo, no me enfrentaré a Zila y su grupo de estudiantes sin apoyo, absolutamente no.

Volvamos a la ciudad de México:

Zila se había quedado aquella noche de fin de semana en casa de sus padres y se dirigía al colegio, escuchó el comando de voz de su casa cuando señaló:

<Carga de monomotor al 80 por ciento>

— Apágalo más que suficiente para llegar a dar clases.

<Carga de monomotor en pausa, carga al 80 % listo para ir y volver de la institución>

Fue en ese preciso momento que llegó la llamada de Citlali:

<Usted está a punto de conectarse con una llamada externa al planeta Tierra, cuenta con 27 minutos, sea conciso y objetivo>

Zila exclamó: Te sigo en las noches hasta que la señora luna deje de brillar

Zila miró de reojo al aparato y pensó para sí:

<Imposible es la luz de mis ojos, no podré ser objetivo>

— Amor, ¿Cómo te encuentras? Te extraño tremendamente, ¿Llamaste al laboratorio, volverás a tiempo para la inserción?

— Zila a la primera pregunta te suplico que no me extrañes, hazlo cuando yo sea una mota de menos de 7 gramos flotando en el vacío y ya no puedas interactuar conmigo. Aún sin  hablarnos y vernos, estamos juntos y los proyectos avivan nuestra relación.

A la segunda, sí llamé al laboratorio todo está de acuerdo a lo programado y ya tengo el permiso para regresar en menos de dos o tres meses; al retornar el Perigeo, si la situación lo amerita, puedo solicitar licencia para regresar con el transporte de suministros más cercano, sólo si el equipo del laboratorio considera que In Vitro nuestro hijo o hija no puede estar por un tiempo mayor.

Admito que extraño el café que preparas por las mañanas y andar con poca ropa en la privacidad de nuestro hogar.

Zila sonrió y sus mejillas se encendieron.

— Me da tanta alegría escucharte, ayer estuve con mis padres, te mandan saludos, hoy me levanté pensando que el triángulo mágico de los antepasados se habrá de decretar de nuevo para nosotros: Lo que pasó, lo que está sucediendo ahora mismo y lo que ha de ser.

Citlali solamente lanzó un suspiro enamorado y exclamó:

— Eres un poeta y un romántico, amor mío, yo también observo un triángulo:

La Luna, La Tierra y el equipo del laboratorio que está por completar la triada magnífica sin la cual no veríamos nuestros sueños cumplirse. Te amo, profundamente te amo, puedes elevarlo a la trigésima potencia si!!!

No olvides llamar tú también al jefe del laboratorio para que no se olviden de ningún detalle.

Zila con una enorme sonrisa se dejó caer en el sillón y con profunda alegría aseguró:

— Por supuesto lo haré cuando falten dos días para el procedimiento, cuidate, luz de mis ojos adorada Citlali. Te sigo en las noches hasta que la señora luna deje de brillar. Si te lo permiten tomate unas fotos con los Eggyanos.

La voz de Citlali se escuchaba apresurada, sabía que el tiempo estaba por agotarse:

— Claro, seguramente habrá foto formal y todo eso, se nos ha informado que viajan dos especialistas cuyos conocimientos se asemejan a los de los ingenieros estructurales, nos serán de gran ayuda en esta plataforma, ah! No me gusta que tiemble tanto en la Luna y con tanta frecuencia.

Debo colgar el tiempo de la llamada está por finalizar, cierra los ojos y siénteme  cerca, besos miles de ellos!!

Ambos sentían que la esperanza y los grandes momentos siempre podrían compartirse, pese a la distancia que los separaba.

Photo by luizclas on Pexels.com

Nota de la autora:

Referencia respecto a las palabras de Tai, de la primera novela titulada: Galaxia de Cristal publicada en Amazon. Capitulo 5° “Los preparativos a Marte” subtitulo: Mardel, el centro neurálgico.

  • ASIN : B07MLNCFSB
  • Fecha de publicación : 5 Enero 2019
  • Idioma : Español

La dimensión profunda de la Luna


Aquella tarde en casa de sus padres Zila se sorprendió que su madre sirviera el mole con algo muy parecido a la carne, en aquella época las proteínas animales se cultivaban en laboratorios – granja, pero no todos gustaban de su sabor:

— Madre prefiero el mole con verduras, pero bueno dame solo un poco del híbrido de carne.

La mujer movió la cabeza y sonrió resignada, mirando desde la cocina a su hijo le preguntó:

— ¿Te has comunicado con Citlali?, parece que llegará una nueva flotilla de Eggyanos, el telediario matutino lo estaba comentando.

— De hecho estoy esperando su mensaje debe comunicarse al laboratorio antes que yo para asegurar el procedimiento, en pocos días todo podría  cambiar para nosotros; realmente estoy muy entusiasmado y ella igual.

El padre, se aclaró la garganta, era un hombre sereno pero con ideas más tradicionalistas y señaló tratando de no imponerse:

— Aun no comprendo Zila la insistencia de que sea en este momento cuando ella no está presente, creo que es una extravagancia, en realidad me gustaría saber un poco más al respecto para comprenderte.

Zila se acomodó los anteojos, mirando con atención a su padre y asintió:

— Tal vez me equivoco padre, pero creo que acceder a un nivel de conciencia superior depende en gran medida de la influencia gravitatoria que generan los planos astrales en la concepción de un ser humano, él o ella debe tener su alumbramiento entre el 21 Aries y 15 Tauro (18 de marzo y el 9 de Abril)

La dimensión hacia la no negación de la  evolución debe formar parte de sus coordenadas al nacer, yo no puedo modificar los arquetipos que han formado los ancestros para darle valores y características a la personalidad de los seres humanos, lo que sí puedo hacer junto a Citlali es crear las circunstancias propicias para que su paso por el mundo sea lo suficientemente poderoso.

La madre salió con un paño entre las manos y colocó el agua de jamaica sobre la mesa y con cierta preocupación le dijo:

—  No dudo que ustedes sabrán dirigir con inteligencia a ese crío hijo, pero qué me dices de la alternativa B, ¿Piensas retirarla del Banco? ahí no habrá control, no conocerás las circunstancias de su desarrollo.

Zila se pasó la mano por la frente con cierta incomodidad y confesó:

— Admito que me preocupa, sin embargo es evidente que a las mujeres que llegan a ese sitio les importa la apariencia del donante, ver una ficha sin fotografía y que solo está expuesta en determinadas fechas de ciertos años, no les atrae en absoluto. Posiblemente como dice Pa, lo consideran una extravagancia y lo dejan pasar.

El padre se acomodó en el asiento y dando un sorbo al agua de jamaica, señaló con el dedo a su hijo y le instó:

— A todo esto, supongo que ya está al tanto de ese plan tu mujer ¿Verdad?

Zila solamente sonrió y admitió con una afirmación de cabeza.

Mientras tanto en un sitio alejado y rodeada de maquinaria pesada se encuentra un grupo equipando un gran hangar:

Un hombre se retira un casco de protección y se acerca a los paneles de control donde esta Citlali:

— Necesitamos dejar todo listo, por favor notifica del envío de las nóminas, no quiero que ninguno de los trabajadores se quede sin sus créditos cuando nos veamos precisados a cortar comunicación con la Tierra.

Citlali, que significa Estrella en lengua náhuatl, era una mujer ágil, entregada a su trabajo y en esos momentos estaba por vivir las más grandiosas experiencias  jamás  imaginadas por otras generaciones: Los preparativos de su embarazo a distancia y el recibimiento de la segunda flota Eggyana en los hangares asgardianos de La Luna.

Hasta el momento las comunicaciones se veían limitadas a lo estrictamente profesional, sin embargo pidió licencia para llamar a  Zila después de establecer contacto con  la Tierra y verificar que en  el horario y fecha establecido por ellos se llevaría a cabo el delicado procedimiento in vitro.

El factor azar tomaría su puesto en el proceso y las expectativas estaban en manos de la ciencia y algo más que ellos veían con total positivismo, hasta ahora.

Su más grande anhelo podría perderse para siempre


Aquel día Zila regresó nervioso a su casa les había solicitado total concentración a sus alumnos, pero él era conciente que los adolescentes, se distraen, tienen sexo, salen los fines de semana a tomar alcohol y a veces esos tres puntos mencionados son llevados a los más grandes excesos, definitivamente mucho  más allá de lo conveniente. Pero es la vida y la vida es para eso para vivir, pese a todo ello él estaba  contento de que su clase diera motivo de entusiasmo y les resultara divertida.

Con la voz solicitó a su comando de casa que encendiera el canal privado de su computador y abriera la carpeta a red bajo el título de estrictamente confidencial.

Nervioso observó con desaliento que lo que esperaba no tenía ninguna solicitud, de pronto sonó el teléfono era su madre:

— Zila, hice mole y pensé que podrías venir a comer a casa mañana que es día aparentemente libre dentro de todas tus ocupaciones, le puse chocolate oscuro como te gusta.

— Mamá, claro que voy sabes cuánto me agrada que te preocupes de mi y que me consientas

— ¿Cómo está tu esposa que sabes de ella?

— No sé mucho, a veces ella  envía mensajes crípticos un poco oscuros para poder definir si lo que me quiere decir es lo que entiendo. De ahí en adelante sigo con mi trabajo y estoy tenso, no tengo resultados en la página del banco.

— Ya me lo has dicho querido Zila, no observan lo que tú necesitas, ten paciencia, nosotros podríamos convocar a los perfiladores para que te ayuden en eso.

— No, absolutamente no, es muy riesgoso, no quiero despertar aquello que no pueda controlar, prefiero esperar con paciencia. Además sabes bien que no es el único recurso, aun cuando sería muy gratificante.

Te veo mañana madre, cuidate dile a papá que prepare el ajedrez, me quedaré incluso a cenar con ustedes, besos ma.

Por la ventana lucía la esplendorosa Luna en cuarto creciente, Zila la miró y dijo:

< Si, no te lo creas a veces son mentiras piadosas, pero esta vez le hablé con sinceridad, en 13 días tenemos una cita especial amiga Luna, no lo olvides, si decides que es el momento, lo dejo en tus manos.>

Manualmente cerró la carpeta que tenía frente a sí en el computador, y se digo:

<Mi más grande anhelo podría perderse para siempre, pero no me rendiré>

Aquel hombre lleno de vitalidad y alegría, solicitó de nuevo al  equipo que él abriera unas páginas de consulta y siguió con su trabajo escuchando música de lluvia y cantando con esa voz dulce que tenía:

<Sembremos la semilla, es el momento, andemos los caminos y que surja la magia>

Descubrió la siguiente información:

El Sistema Solar, es una  hélice que viaja a 828.000 kilómetros por hora, necesita unos 225 millones de años para completar una vuelta completa alrededor de la Vía Láctea, actualmente tenemos un poco más de 20 años galácticos, posiblemente los Eggyanos lograron acercarse por el trayecto más corto entre ellos y nosotros gracias a este tipo de movimiento.

Vamos a ver si Masym con su destreza en el cálculo nos puede orientar de una forma adecuada en todo esto, por lo pronto voy a agendar una cita con mi grupo, ellos deben saber que algo muy interesante está sucediendo y seremos testigos de todo eso.

Dicho esto para sí mismo solicitó al computador que lo conectara con Nym:

— Querida Nym, amiga, se que va a ser muy complicado ponernos de acuerdo para reunirnos con los otros pero ayúdame a planificar todo, por favor..

Espero en el chat, palmeando sus manos con ansiedad y tratando de guardar la paciencia para que ella contestara. El se levantó preparó café, regresó al monitor y nada. Meditó en llamar a los otros pero de hacerlo cada uno daría su opinión respecto al día y la hora y el lugar, no era la idea más alentadora así que espero.

Había transcurrido  media hora cuando apareció el texto:

— Hola, si dame las coordenadas, checo las fechas viables y te aviso, Alysa y Samuel están de viaje y dejaron un aviso en el mail y la contestadora:

“No nos contacten, estamos muy ocupados investigando si esto de compartir la vida es útil en más de un sentido o una verdadera pérdida de tiempo; cuando estemos de nuevo en casa nos ponemos de acuerdo si hay algo para ponernos de acuerdo”

Zila sabía que a  esa pareja le gustaba colaborar, repartirse tareas y eso era un buen punto para pensar que sus vidas compartidas les llevaría a buenos momentos juntos, pero nada estaba escrito y cada ser humano es un universo, aún planificando cada trayecto del camino. 

Volvió a ver a la Luna, ella también tenía un movimiento estratégico para mostrarle a Zila un camino por donde lograr lo que se había propuesto, asunto el cual solo sus padres sabían.

Hay una luz y una densa sombra que puede convocar el misterio de una vida diferente a todas las conocidas o comunes, pero a nadie le consta, por ahora solo imaginen de qué se trata.

Fotografía de Mole:  (Foto: ShutterStock)

Nota de al autora:

El increíble viaje del sistema solar

Los recuerdos de la historia tienen diversas lecturas


Zila observó que ninguno de los ahí presentes se encontraba con sus mentes en ese lugar, cada uno de ellos mantenía el recuerdo vivo de aquel momento cuando la comandante del lejano planeta fue severamente enjuiciada en una entrevista transmitida a nivel mundial, donde ella no estaba presente y tuvo que ser cubierta por uno de los tripulantes que junto a otros más ya habían llegado a la Tierra.

El hombre quien se dio a conocer como Anay habló de un supuesto convenio intergaláctico, a todos les sonó a ciencia ficción y desde luego su visita a los altos mandos de las Naciones Unidas no se había presentado, fue en verdad escandaloso.

El mejor argumento que dieron fue que si ella se hubiera presentado como extraterrestre, el primer movimiento mundial hubiera sido su arresto, hasta demostrar que sus habilidades no pondrían en peligro a los seres humanos.

Así es, fue la quinta pregunta en un panel para dar a conocer sus intenciones en el mundo ya que ellos habían llegado de un sitio destrozado, su actitud era de advertencia y apoyo mundial, en cierta medida eso los salvó.

Recordaron cada uno de los estudiantes de Zila, sin necesidad de hablar y en esa fracción de segundos que nos permite el flashazo de un recuerdo:

La quinta pregunta fue de una mujer menuda y de pelo muy largo a quien le tuvieron que pedir que hablara más fuerte para que se pudiera entender lo que decía, ella se dirigió a Anay admitiendo su sorpresa respecto al conocimiento que tenían sobre los terrícolas:

— Aparentemente han estado en contacto con la información que Tai McGrell ha realizado desde que llegó a estas tierra, ¿cómo les fue posible a ustedes asimilar el conocimiento de esta forma tan eficaz o al menos sin aparentes huecos informativos, en segundo lugar tengo entendido que la institución donde estudio mi bisabuela fue hackeado por Tai, para obtener un certificado que la hiciera pasar por una estudiante de postgrado en astrofísica, me parece muy ingenioso y le agradezco la deferencia en elegir a mi pariente, pero me pregunto si ésto no volvería a suceder.

Zila tuvo que aplaudir con fuerza para despertar de ese sutil letargo a sus alumnos y les dijo la frase célebre que todos recordaban con entusiasmo:

— ¡Hagamos magia jóvenes!

Esto sigue adelante veamos qué runa elegirá Ofelia, si entiendo claramente que los agobia la idea de lo que últimamente hemos vivido es una experiencia única, véanlo de esa forma.

Ofelia cerró los ojos y meditó con cuál mano sacaría del recipiente una runa para descifrar con un instrumento ancestral el presente en el cual ellos vivían:

— Me dispongo a dejarla aparte en el otro recipiente con sales y la dibujó para todos ustedes en la pizarra, esto es lo que tuve entre mis manos:

Zila le agradeció e inmediatamente señaló:

La runa que te eligió en energía y tú a ella es Ur, algunos detalles breves para comenzar el análisis son estos; representa lo desafiante e incierto, en conexión con todo lo nuevo y desconocido, por lo general el mago o maga, los antiguos vitkar o völur se hacían una pregunta al descubrir esta runa:

¿Qué debes hacer ahora, te atreverás a dar un paso a lo que desconoces? 

Bien, con esos datos te entrego el auditorio…

Zila fue y tomó el asiento de Ofelia mientras ella meditaba con nerviosismo sobre el primer punto que expondría para todos sus compañeros que la miraban con curiosidad cuando dijo:

— Hacer magia desde la mirada de la ciencia es uno de los retos más fascinantes con los cuales nos podemos encontrar. Dar un paso a lo desconocido es algo que constantemente hacemos cuando elaboramos preguntas, entonces recurrimos a los libros de historia y en ellos encontramos que una misma secuencia de hechos puede leerse de diferente forma, pese a que la mayoría se queda con la más popular, con la que se difundió más.

La comandante Tai, quien se valió del apellido McGrell, actuó como cualquier pionero en tierra extraña, se atrevió a no perder tiempo dando explicaciones de su procedencia, se mezcló entre los pobladores del mundo para encontrar aliados. Es lo primero que veo en este análisis.

Zila la observó con atención y le dijo:

— Consideras que la capacidad y visión de esta mujer la llevó a considerar alternativas y dimensionar estrategias en un asunto que para nosotros es novedoso pero para ella es algo que realizaba de forma habitual. 

Recordemos palabras textuales de Anay a la mujer que señala el hackeo de la institución de estudios superiores:

“En relación a su pregunta quiero decirle que definitivamente no llegamos del todo aislados o desconectados de lo que son ustedes, al momento que el comandante Yilia ubicó las coordenadas se dio cuenta que ustedes mismos nos habían llamado hace años, que Tai solamente dejó parte del trabajo al Mega Vector Egg-1 que con el paso del tiempo había compilado información del Sistema Solar, lo que dio por resultado llegar a la zona correcta y planificar el aterrizaje.”

Sin embargo, sabemos que si bien ella puso el piloto automático una buena parte del trayecto, al llegar al Sistema Solar y reconocer la vida más exuberante y natural de la Tierra, fue como hizo la elección.

¿ Qué te hace pensar la expresión: “Ustedes mismos nos habían llamado hace años”?

Ofelia miró al profesor y buscó en los rostros de sus compañeros alguna chispa que le diera argumentos para seguir adelante, detuvo su respiración un momento y exhaló con fuerza antes de continuar con su disertación.

Fotografía “La runa Ur” de Ariadne Gallardo Figueroa

Información bibliográfica de “Oráculo de las runas” de Pablo Runa

Lo bueno y lo malo, lo blanco y lo negro.


Capítulo : El puente

Todos los alumnos se encontraban atentos al análisis que se elaboraba en ese momento. Zila le cedió espacio a  su alumno Jorge comentando antes de darle del todo la palabra:

— Recuerda claramente que no vamos a hablar de regresiones o viajes astrales, vamos a ubicar el conocimiento de estos magos a lo que hoy podemos analizar como científicos, no olvidemos el año que lo cambió todo y para siempre en cuanto a la llegada de otros pobladores a tierras lejanas, hoy podemos hablar  del término “Galaxias lejanas “ con toda propiedad. Para estos clanes nórdicos,  su mirada estaba atenta en los asuntos de un árbol con el poder transformador de la naturaleza. 

Yo guardo estas runas de cuarzo rosa con especial aprecio, pero las runas surgen de una corteza, las runas primigenias, provienen del Yggdrasil,  un árbol que para esta cultura era especial, partamos de ese punto y grabemos en nuestra memoria esta fecha:

Aries 04 0270/ 1 de marzo del 2286

Dicho esto fue a ocupar el asiento donde acostumbraba a sentarse Jorge y se dispuso a escuchar lo que él pudiera decir con la poca información que le entregó respecto a ese delicado trabajo de los antiguos vitkar o völur (hacedores de magia: magos y magas, respectivamente)

La fecha anotada en la pizarra duró unos instantes y posteriormente se desvaneció de la superficie táctil, sin duda era un evento que había acontecido exactamente un año atrás y que nadie olvidaría en ninguna parte del planeta.

Jorge se aclaró la garganta, se tomó la barbilla con actitud reflexiva e inició su disertación para todos los que lo escuchaban en ese momento en la clase:

— Dicho de esa forma profesor Zila, esta gente perdió su raíz, es verdad, han encontrado este espacio por la hazaña de su comandante y si tuviera que mirarme en su espejo, posiblemente nosotros estaríamos en una posición similar en futuros milenios o décadas.

Lo más preocupante de todo esto es que ella llega un año antes de la fecha que usted ha colocado en la pizarra y nadie, absolutamente nadie lo supo. Si ella hubiera tenido intenciones de hacernos daño, de hacer un reconocimiento de nuestras debilidades y fortalezas para poder atacarnos, todos nosotros hubiéramos estado indefensos.

Tuvo todo el tiempo para hacerlo, pero no fue así. sin embargo ahora la vemos en los medios tratando de solucionar un problema serio con la universidad que le ha impuesto una multa, hackeo a la emblemática institución a pesar de que los centros de seguridad cibernética son muy delicados en ese sentido y se ha visto en la necesidad de justificarse y negociar.

Zila pidió la palabra para hacer una anotación al respecto: 

— Debo aclarar que ellos no pierden su raíz, si lo miramos desde el punto de vista del árbol Yggdrasil, es precisamente en las raíces donde se encuentra la fuente del conocimiento.Gracias al aprendizaje científico de la comandante en jefe que llega hasta nosotros, es que puede resolver incluso las acusaciones respecto al hackeo,sus conocimientos le sirven a la universidad, ahora compartirán experiencias con nosotros.

De ellos aprendemos que el conocimiento no es lo que atesoras, es lo que compartes con otros. Analiza ahora a partir del conocimiento de estos ancestrales magos, la base que forma su pensamiento; al igual que los visitantes que ahora han llegado a nuestro planeta  Tierra, su visión no es reducida, el arquetipo del conocimiento de ellos difundieron  para compartir lo que eran, surge del árbol y sus ramas no siempre te dan la misma cara, no son envés o revés.

De hecho mi forma limitada de pedirte que sólo eligieras una runa, no era la forma acostumbrada de leer este tipo de símbolo mágico y energético. Ellos lo lanzaban al viento.

Con esta nueva información que te he dado ahora dime qué entiendes y cómo lo analizas.

Jorge lo miró con atención y dio unos pasos en círculo para poder concentrarse en lo que tenía que contestarle al profesor, de nueva cuenta se rascó la cabeza de forma vigorosa, como intentando que de esa forma la circulación sanguínea que llegaba a su cerebro se distribuye de forma adecuada para ayudarlo a ser asertivo con su exposición espontánea dirigida a todo el grupo.

— Visto de esa forma es muy parecido a las redes de Internet, es información que va y viene a todas partes, que no se limita, basta con que tengas la adecuada conexión y obtienes lo que ahí se encuentra. 

Ella, la comandante Taige se valió de eso pero fue más lejos entró y hackeo a la universidad. Si tuviéramos que verlo como “el conocimiento no es lo que atesoras”, ella no necesitaba el conocimiento, necesitaba un nombre que la validará en la Tierra para poder actuar.

Como usted lo ha dicho profesor, ella elige solo una runa, no hackea más de lo que necesita, intenta ser lo menos invasiva, aún cuando para las normativas mundiales sea visto de un solo lado: Lo bueno y lo malo, lo blanco y lo negro.

Para ella lo más importante era colocarse en la matrícula de la vida terrestre de un solo click, tal como lo dijo en una entrevista que escandalizó a todos los pobladores de la Tierra. Ahora cada eggyano podrá homologar sus conocimientos legalmente. Tendremos a profesores de otra galaxia dando clases y eso es impresionante.

Zila, se levantó de la silla de Jorge y señaló entusiasmado:

— Ahora podemos ver que el análisis que de entrada estaba con una carga importante de miedo a lo desconocido y temor de ser invadidos, se ha modificado, parece que depende de la óptica con la cual observamos los acontecimientos. Muchas gracias Jorge, estupenda exposición, ahora vamos con la siguiente expositora. Ofelia, ponte al  frente y elige una runa de la misma forma que lo hizo Jorge, por favor.

Ofelia se acomodó los anteojos, tocando los aros dos veces logró que el tono humo de las micas se volviera traslúcido y se dispuso a elegir la energía de aquella tradición milenaria.

Photo by Felix Mittermeier on Pexels.com

Datos de la novela publicada en español: Galaxia de Cristal  de Ariadne Gallardo Figueroa capítulo 1 pagina 16

Información bibliográfica: “Oráculo de las runas” de Pablo Runa.

Cinco meses antes…


Capítulo El Puente:

Se observa una estructura de módulos donde cada uno de ellos conecta una aula de la facultad de ciencias humanísticas, varias personas se han dado cita para atender en la cafetería una conferencia de unas de las personas más cercanas al grupo que en esos momentos resulta popular de forma especial, es un académico de las aulas modulares que se conectan online con los estudiantes de Chile y  Portugal.

Algunos de los alumnos se separan del grupo porque está por dar comienzo su clase, al entrar a su módulo, uno de los jóvenes señala hacia la pizarra e imita al profesor sin darse cuenta que él está por entrar para iniciar su clase y se detiene para verlo en su actuación. Jorge hace el ademán del profesor que al colocar sus libros y herramientas de trabajo, levanta la mano hacia los estudiantes y les dice con energía y entusiasmo:

—  ¡ Hagamos magia ! Sus compañeros se ríen de su forma exagerada de proceder y casi al unísono todos se quedan callados y muy serios, han notado la presencia de Zila, su profesor.

Aclarándose la garganta el profesor le dice a Jorge:

— Mmmmh! Veamos, ¿Me imitas o te burlas? Lo observa con actitud de reto y sonríe para bajar la tensión de todo el grupo, esperando la respuesta de Jorge quien nervioso responde con rapidez:

— Maestro, en verdad a mi me agrada que nos diga eso, nos hace sentir en un mundo distinto, ese mundo que usted nos ayuda a recordar, no sabemos si seremos maestros ascendidos en algún momento pero la experiencia es vibrante.

Zila lo observa con atención y le agradece juntando ambas manos en actitud de respeto y le invita a sentarse para dar comienzo a la clase que les espera a todos y que los lleva a mundos distantes tal como lo señaló su compañero Jorge.

El profesor les da la espalda para anotar en la pizarra con el dedo, gracias al calor del cuerpo humano dicha superficie  permite  dibujar notas. La  modalidad táctil impide el uso de los antiguos gises  ya que el polvo en condiciones de pandemia se había  prohibido varias décadas atrás.

La palabra que ven todos aparecer es:

                                                       Runas

Voltea y observa a los jóvenes, algunos con rostro pensativo, otros buscando la palabra en sus celulares. Entonces les dijo:

— Hoy es un día especial en la vida de todo poblador de la Tierra, pero no muy diferente a la forma como los hombres y mujeres del pasado lo experimentaron, grandes cambios de hoy y de ayer se han presentado siempre. Así que vamos a conectar la energía de dos de ustedes a la energía de las runas, tendremos una semana para el análisis y posteriormente iremos con otros recursos de un sitio diferente del planeta, en el temario que les llegará a sus correos podrán ver el listado de herramientas místicas que pondremos a trabajar con nuestra mente y  de las cuales haremos un análisis histórico  y social.

Necesito dos voluntarios, cada uno tomará una runa, cuando la devuelvan dejenla en las sales del recipiente que ven de este lado, no las pongan con todas las demás. No les diré por qué debe ser de esta forma, es parte de la tarea de investigación.

Con su mirada observó a los pupilos, dispuestos a ser parte de este ensayo, sus rostros brillaban, querían ser parte, pero no fue él quien los  señaló; simplemente dijo:

— A solo dos, de ustedes para empezar, si nos da tiempo elegimos a más.

Por supuesto fue uno de ellos Jorge que de un salto se presentó delante del profesor para elegir una runa. El profesor puso su mano a manera de alto para el siguiente participante, diciendo, espera tu turno.

Miro a Jorge y le preguntó:

— ¿Dime qué mano consideras que es la que deba levantar una runa?

El alumno algo confundido dijo:

— Soy diestro profesor por lógica…

— No le des prioridad a un lado de tu cuerpo, cierra los ojos y observa dentro de tí qué mano está dispuesta a compartir una energía para descifrar este momento.

El joven se rascó la cabeza y dijo con certeza:

— Definitivo lo haré con la que no me rasque la cabeza es la que no está ansiosa.

— Perfecto, adelante. Dinos cuál de ellas es la que elegiste y te ha elegido:

Jorge le mostró a su profesor el dibujo de la runa que tenía entre sus dedos y apuntó:

En verdad no sé cómo se llama, este simbolo profesor, lo único que veo es que es una figura equilibrada, si la dibujo de un lado u otro es la misma.

El profesor le solicitó que la dejará en el otro recipiente y que la dibujara en la pizarra para todos los demás. Le pidió que tomara asiento y se dirigió al grupo que observó el dibujo, minutos después éste se desvaneció.

— Su nombre nórdico es madhr en la época del neolítico aparecen los primeros indicios de su presencia, se extiende posteriormente entre anglosajones, germanos y góticos, cada uno de la un nombre cuya variable es fonética, su significado es el mismo: El hombre primigenio, el que mira al otro de su especie de frente.

Ahora, necesito que nos digas a cada uno de nosotros en el aquí y ahora qué representa esa figura para tí.

Jorge se levantó y con gran decisión dijo:

— Profesor desde que el ser humanos se asentó en este mundo ha liderado a los otros y debe seguir siendo de esa forma, no podemos permitir que los recién llegados de otra galaxia nos vengan a decir qué es lo que nos conviene, debemos estar fuertes ante su presencia.

Zila cruzó los brazos y se recargó sobre el escritorio mirándolo de forma reflexiva e inquirió:

— ¿Te sientes vulnerable y temeroso de que un grupo de seres vivos de otro mundo ahora tengan presencia entre nosotros y  no los reconoces como humano?

Ciertamente la runa representa lo humano, diferenciado del resto, pero lo humano de un lado es tal como tu has dicho antes, una figura equilibrada que si la dibujas de un lado y otro es la misma.

Los alumnos se miraron unos a otros, realmente el tema tenía alcances insólitos. Vieron cómo Jorge se levantaba para trabajar con esa idea y ampliar su definición con la ayuda de los datos que el profesor le daría.

Fotografía: “La Runa Madhr” de Ariadne Gallardo Figueroa

Bibliografía del libro” Oráculo de las Runas” de Pablo Runa que vive en Argentina

La entrañable amistad de Mantis y Ariadna


La hechicera griega observó cómo la pequeña Ariadna ya se sentaba sola y sostenía un trozo de pan entre sus manos, con agilidad y ternura se acercó a la pequeña y le dijo con total seriedad:

— Ya puedes ser una alumna formal de Mantis mi querida niña, quiero que observes con atención lo que hoy te voy a enseñar:

“Si sabes dónde está el norte solamente debes extender los brazos y el izquierdo siempre te señalará el oeste que es el punto por donde se oculta el sol, la mano derecha te señalará en consecuencia el sitio por donde aparecerá y eso es el este”

La mujer  se movía con los brazos extendidos frente a la pequeña que sonreía e intentaba imitarla. En ese momento Mantis le dijo ahora hagamos un poco de magia con la cera mi querida niña:

La mujer colocó al éste de la habitación una vela roja y al norte una vela amarilla y exclamó:

— Digan donde se encuentran quienes espero y aquellas que son parte del grupo.

Miró a Ariadna y le dijo aquí es donde la paciencia es la principal herramienta que debes tener presente, la vela que se consuma primero es la que habla primero y tal vez su cera nos diga algo de su esencia, lógico la vela que lo haga después es aquella que permanece en silencio, el grupo que recorre el camino, pero nunca se sabe todo hasta que la señal nos es dada.

Se llevó los dos dedos índices a la boca y espero encontrar el interés en la mirada de la infante quien solamente la miró con seriedad sin mover las quijadas después de haber mordido su trozo de pan.

Mantis, solamente asintió con la mirada y añadió, puedes comer en paz esto se tomará su tiempo, si te da sueño, no te preocupes, la cera habla  y se queda ahí, su mensaje es como un pequeño símbolo que permanece.

Pasadas unas horas la vela que se ubicaba al este hablo de forma sutil pero impetuosa:

El camino sutil de Sierpe en el lado Este

Mantis, cargó en brazos a la pequeña y le mostró la vela roja:

— Observa, ella ha aceptado un trato, su curiosidad es inmensa, pero hay algo más en todo esto, puedo asegurarte que en todo esto reina la pasión y una motivación que no se ha encendido por la razón, ella lleva una carga sentimental valiosa en su camino, mmmh! Resulta sorprendente lo que puede domar el amor.

Camino con la niña en brazos hasta observar de cerca la cera de la vela que se encontraba posicionada al norte de su ubicación en la isla de Creta y le pregunto a la pequeña si observaba algo en particular en esa cera derretida frente a ellas. Ariadna solamente abrazó con fuerza a Mantis y se aferró a un mechón de su pelo sin desear ver de nuevo la vela. La mujer acarició su espalda y la frotó con suavidad al momento que decía:

Los sentimientos del grupo que se ubica al norte

— Así es pequeña, ahora lo saben y nosotras sabemos quién se los dió a conocer.

Colocó a la pequeña sobre la manta y observó la puerta entreabierta, de reojo dijo:

— Ya te vi Anker, ¿cuánto tiempo llevas ahí?

— ¿Puedo mirar Mantis? me sorprende lo que haces, aún no entiendo cómo sientes que mi hija comprende todo esto, yo he estado viendo tus ceras y no las entiendo.

La mujer respondió si pasa, siéntate y observa. La magia no tiene secretos, para quien sabe entender su mensaje, algo distinto es que tú veas lo que yo no.

— Yo veo figuras agradables en la vela roja y la vela amarilla en verdad se desparramó.

— Así es Anker, el dolor profundo eso provoca en el alma de los seres humanos, los deshace, sólo espero que ese grupo se fortalezca como tu lo has logrado con el paso del tiempo, pienso que también volverás a tener una alma que cree figuras bonitas en poco tiempo.

Mantis sonrió al hombre que agradecido hizo una pequeña reverencia con la cabeza y se retiró de la habitación de la hechicera.

Fotografías de Ariadne Gallardo Figueroa: “La sutileza de la serpiente” y “La herida abierta al abismo”

Al borde del abismo, no es la muerte quien espera.


Ave, Estrella y el Maestro, observaban casi  hipnotizados la figura de la gaviota que se convirtió en la mensajera de algo que no pidieron, que no les constaba y que ninguno de ellos deseaban. Esa tarde la única que comió con voracidad varios trozos de pescado fue precisamente ella la gaviota a la que nombraron bajo el nombre que ella repetía de forma constante, seagull.

El maestro entorno la mirada dirigiendo su mirada al inmenso mar, con los ojos enrojecidos por la tristeza, tratando de encontrar respuestas a lo que el destino había puesto ante ellos y exclamó:

— Si acaso la fuerza interna nos limita en el cuerpo que somos, es la intuición y las conexiones afectivas con aquello que nos nutre lo que nos ayuda a salir y viajar del cuerpo que nos contiene, entonces solo hay que confiar que la magia es el poder esencial, eso  que no todos los humanos desarrollamos de igual forma, los hay que confían plenamente en lo material, lo que se ve, aquello que pueden tocar y encender los sentidos de piel a piel, no siempre es así, tampoco es posible en infinidad de ocasiones.

Ave tuvo una epifanía al momento de escuchar esas palabras de su tutor y con sorpresa exclamó:

— ¿Acaso la realidad última de lo que  somos nos impida llegar con lo que poseemos al destino que nos hemos marcado?

Esa tarde la única que comió con voracidad varios trozos de pescado fue precisamente ella la gaviota

El Maestro y Estrella la miraron con cierto escepticismo, pero a la vez sorprendidos de la clara idea mental que ella había expresado. Estrella se acercó a la gaviota y la abrazó con ternura cuando señaló:

— No siempre se tiene lo que se desea pero se posee lo que se tiene y nuestro mayor recurso es precisamente la magia. Toda la suma de elementos que deseamos atraer y compartir al mundo, está ahí.

El Maestro observó que muy cerca de ellos seguía el recorrido del navío la ballena, para ellos había sido comprensible reconocerla como Camino, una representación terrenal de su querida hermana atravesada por una flecha. Entonces exclamó con emoción.

— Hay misterios que no entenderemos jamás con la claridad que deseamos, si acaso Camino vive  más allá de la representación en esa majestuosa bestia marina, todos aquellos que partimos obligados por las circunstancias, de algún modo permanecemos para cumplir nuestra misión entre los vivos.

Ave preguntó con inquietud:

¿Habrá quien parta de este mundo convencido de que la vida le ha permitido completar sus tareas?

El Maestro la miró clavando con una inmensa seguridad su mirada en ella:

— Podría afirmar que los sabios y los guerreros son los que verán las puertas abiertas de Valhala de par en par y con una sonrisa pueden cerrarlas tras de sí, pero no nos consta a ninguno de nosotros.

Photo by Pixabay on Pexels.com