El momento más difícil, el adiós definitivo


El Maestro, Ave y Estrella miraron con alegría la costa que se presentaba delante de ellos, la miraron con recelo, desconfianza, esperanza y una mezcla extraña de melancolía. A partir de ese momento sabían que su vidas se separarían y no era fácil. No era suficiente toda la magia que poseían para entender lo que es separarse de un ser al que se amaba profundamente y eso lo aprenderían en ese momento.

La gaviota, recuperada del todo, gracias a los bálsamos de aceite de hígado de los peces, por fin revolotea con alegría y los tres navegantes con lágrimas en los ojos la vieron volar, agradecieron su ayuda como mediadora de los mensajes que les fueron necesarios en el momento que los necesitaron. El Maestro entorno su mirada alegre y le gritó:

— Tal vez tú o otra de tus hermanas me lleven mensajes en el futuro, no lo olvides, recuérdalo por favor querida Seagull.

Atracaron la embarcación en una costa que hoy conoceríamos como área polaca, incluso el viento era diferente para todos ellos; se miraron en silencio y fue Estrella quien decidió hablar y proponer algo práctico:

— Después de tantos días en el mar imagino que desearás un poco de descanso bajo tierra firme, Maestro.

— Creo que es una buena idea, además me gustaría que mis planes hacia el siguiente sitio los podamos conversar antes, desde luego voy a necesitar una embarcación más fuerte, debo conocer en los rostros de otros la posibilidad de aventura, debe haber más que piensen que certeza es real.

Ave, los escuchaba y con mirada preocupada exclamó:

— Al menos entre las aves, ya se ha dispersado el mensaje, nosotros sabemos que muchas son capaces de colocar mensajes en la mente de los humanos, saben cuales son sensibles para entender.

— Estrella asintió y observó el territorio que estaban a punto de caminar, cuando apretando los labios añadió:

— ¿Qué hubiera sido de nosotras sin los murciélagos? Esta tal vez no sería nuestra ruta, tienes toda la razón querida Ave.

El Maestro las tomó por los hombros y las instó a que bajaran de la embarcación para buscar un sitio donde acampar antes del anochecer.

— Son nuestras últimas horas juntos y quiero grabar en mi mente los recuerdos de sus risas, sus miradas, donde siempre he encontrado lealtad, amor, comprensión y la más pura solidaridad amistosa que jamás un ser humanos haya podido experimentar.

Ante las palabras del Maestro ambas mujeres sonrieron, su dicha era opacada por la melancolía, pero el destino aún ante la posibilidad de ser modificado ya había marcado para todos ellos un derrotero y era necesario seguir adelante.

Esa noche ante la fogata que prepararon, recordaron viejos tiempos cuando siete hechiceras se reunían junto al Maestro en las noches para compartir sus experiencias, sus opiniones y escuchar los comentarios siempre vivaces de cada uno de ellos que tanto les deleitaba y enriquece el alma y los pensamientos.

Las lágrimas aparecieron ante la pérdida de tres de ellas, aún cuando sabían que nunca se habían ido, de alguna forma el sentimiento humano imponía un reto que era complicado de vencer.

El Maestro habló y decidió sellar con un ritual rúnico y lleno de esperanza lo que les deparaba el momento y lo que podían esperar en los días venideros:

Juntos invocaron la fuerza de Odín y le imploraron claridad en la tirada de runas, le hicieron saber que de ello depende en gran parte sus proyectos y planes futuros, al instante el fuego crepitó con fuerza y una llama de tonalidades azules les hizo sentir que la presencia del Clan del Hechizo del Ave estaba presente para presenciar este importante momento en sus vidas.

Cada uno unió sus manos a las de sus otras hermanas que en espíritu les dotaron de los símbolos para ser interpretados en aquella noche especial y este fue el resultado: 

Apareció la runa Peorth, el destino, boca arriba: Anunciando cambios importantes, donde cada uno de ellos impondría una creciente sensibilidad, y al mismo tiempo, más justa que les ayudaría  a tomar las decisiones acertadas.

En segundo lugar se presentó la Runa Is, que expresa la voluntad:

Simbólicamente, la runa Is anuncia la puesta en marcha de una nueva línea de conducta y tomar decisiones definitivas para centrarse de nuevo en lo esencial.

El tercer sitio le correspondió a  Runa Sigel, es el símbolo de la victoria:

Simbólicamente, la runa también conocida como Sowilo anuncia un nuevo ciclo que presagia un triunfo de energías positivas, donde se han llevado acciones de gran esfuerzo que terminan ayudando a cada uno de los participantes de esta tirada a  nacer en un  sentido amplio de la palabra. 

Para los tres que se encontraban en ese sitio distante a sus tierras, no fue difícil escuchar una voz que susurro a cada uno de ellos:

— Cada uno de nuestros caminos, estará comprometido con cambios importantes, que nos van a favorecer, es nuestra oportunidad en este periodo de emprender la transformación total. Seamos cautos pero constantes.

Para los tres que se encontraban en ese sitio distante a sus tierras, no fue difícil escuchar una voz que susurro a cada uno de ellos:

— Cada uno de nuestros caminos, estará comprometido con cambios importantes, que nos van a favorecer, es nuestra oportunidad en este periodo de emprender la transformación total. Seamos cautos pero constantes.

Esa noche sus esperanzas se vieron renovadas, la voz de Sol en sus mentes les hizo sentir que su presencia estaría siempre floreciendo en sus caminos, instándolos a poner voluntad en sus trayectos y a no dejar de mirar en la magia su mayor fortaleza.

Pese a los buenos augurios les costó trabajo conciliar el sueño, las emociones recibidas después del ritual y la plena conciencia de que se preparaban para decir adiós al Maestro, les pesaba. Llegó el alba y con ella ese momento que no querían y que hubieran deseado retrasar lo más posible.

El maestro con lágrimas en sus ojos y con la voz entrecortada, recordó cada una de las palabras que se dijeron la noche anterior, los planes que pusieron ante el fuego,  testigo crepitante que los acercó a la magia y la esperanza más vital. Abrazó con fuerza a sus hermanas y acarició sus largas cabelleras. Por último subió al navío y les lanzó un abrazo exclamando:

— Hoy suelto amarras y voy en busca de un encuentro que nos debo seguir postergando, seamos fieles al Clan, entre nosotros existe una conexión que no se ha de romper jamás, cuidense, sean sigilosas ante el peligro  y valientes en el camino.

Por último miró el ancho mar y con voz segura y esperanzada le habló a  Freyja:

Dame tiempo para encontrarte, para volver al juego,

para nutrir tu espacio de nuevos retos,

haz que mi aliento se detenga de nuevo,

sorprenderme con la magia de tu encanto.

Sólo entonces habré vivido de nuevo.

Ave y Estrella sintieron en sus almas estrujarse con un dolor que no se calmaría, que habría de quedarse  en ellas para siempre.

Fotografía de tirada de runas de la autora es  real y  correspondiente a este día 16 de Enero 2021, no es una composición hecha deliberadamente.

5 versos del poema “Soltar Amarras” de la autora, Ariadne Gallardo Figueroa 

Cada lugar espera respuestas, anhela la paz, el mundo descubre la luz


Nota de la autora.- Recordemos el pie de página del post anterior:

Composición fotográfica de la autora de una tirada real, titulada “Los símbolos dicen lo que es, recordemos la forma como fue presentada por Sol  ante el Alquimista la hechicera  Luna, ella es la que es.”

Sierpe descubre en la compañía de un aventurero que las cosas para ella pueden ser mejores, no por que ella lo necesitara, simplemente porque se percata que le gusta su compañía y eso cambia todo para ella.

Las tareas para conseguir alimentos y la búsqueda de sitios seguros es más llevadera y además el varón tiene un sentido del humor que para ella es como un canto alegre en cada momento.

Esa noche Sierpe tiene un sueño que la acerca a sus hermanas y al futuro integrante de su clan, el zorro de pelaje rojo como el fuego:

Observa cómo se acerca cuando Sol y Luna duermen en un helado sitio y con su cuerpo las mantiene tibias… De pronto husmea entre las faldas de Luna y con el hocico muestra la alforja de runas y la empieza a balancear de un lado para otro, en el sueño salen chispas de fuego del viento que levanta el movimiento.

Dentro del mismo sueño escucha un murmullo que emana de ese fuego que flota etéreo y sutil, pedirle con insistencia: 

“Construye el lenguaje de los símbolos que nos mantendrá unidas y dará respuestas al mundo, compártelo con todo aquel de corazón puro que entienda su utilidad y valor”

Sierpe despertó sobresaltada, de golpe entendió lo que estaba sucediendo e irrumpió en llanto, el hombre que yacía junto a su lecho, solamente la abrazó y  dijo:

— Ten paciencia, entiendo que las extrañas y también comprendo esa especial conexión entre ustedes.

Sierpe lo beso con ternura y le acarició el cabello, con los ojos anegados de lágrimas y señaló:

— Debo atender los asuntos de mi clan.

Dicho esto el hombre solamente asintió y se dispuso a salir a las tareas que tenía pendientes, desde la puerta de aquella improvisada choza le dijo:

— Nos vemos al anochecer.

Sierpe dispuso con las herramientas que tenía el elemento de quien le destinó una importante tarea en el momento que le dijo: 

¡Serás una sierpe de otra estirpe! 

Observó los cuatro puntos cardinales y le solicitó al fuego de su hermana Sol que la guiara por la magia donde las runas serían instrumento y lenguaje para resolver dilemas, augurar destinos o simplemente para entender aquello que la intuición demanda de cada uno de los seres humanos, quienes a su vez en otros horizontes también construyen símbolos y también son protegidos por chamanes, tal como se lo explicó el hombre que ahora compartía su vida.

Video “El fuego ante la magia” de Ariadne Gallardo Figueroa.

Por qué las cifras 7 y 5 en “Hechizo de Ave”


El 7 para algunos numerologías es la perfección, el 5 los grandes cambios evolutivos que se dan a través del tiempo, ellas recorren en la huida 5 lunas, sin embargo mas adelante veremos como reúnen a 13 damas protectoras del reino de la naturaleza y de sus propias costumbres ancestrales, eso es mágico y valioso.

Algunos textos le dan el valor 5 y le reconocen como el momento del viaje

Hay una runa que señala el camino Raido expresa de acuerdo a lo que he indagado lo siguiente: Mudanza, viajes. Cambios, evolución interior, transmutación. Te aislarás para pensar y tomar decisiones. Tu intuición te dará la respuesta. Te sentirás orgulloso de ti mismo.

Si acaso iniciamos la semana el el día que celebra a la luna, en consecuencia el quinto día sería el dedicado a Freyja: El nombre del día viernes en la mayoría de las lenguas germánicas, lleva su nombre en honor a Freyja, como por ejemplo, 

Frīatagen antiguo alto alemánFreitag en alemán modernoFreyjudagr en nórdico antiguoVrijdag en holandésFredag en sueconoruego, y danés.

En inglés Friday deriva de la palabra anglosajona frigedæg, que significa el día de Frige, la forma anglosajona para Frigg. Ambas diosas eran frecuentemente identificadas una con la otra.

De esta forma se enriquece la comprensión del relato, Freyja también era asociada con la guerra, la muerte, la magia, la profecía y la riqueza. Las Eddas mencionan que recibía a la mitad de los muertos en combate en su palacio llamado Fólkvangr, mientras que Odín recibía la otra mitad en el Valhalla.

Conclusión: Miremos con firmeza hacia el porvenir


De esta forma la quinta hechicera otorga el compromiso a las demás, les concede el legado para compartirlo y enseñarlo al mundo que protegen; después de la ardua batalla la vida ha de continuar para todos y ellas lo saben.

Se abren lo caminos pese a la cicatriz que ha dejado ese siniestro que puso en juego sus vidas, la estrella, la luna y el sol, las protegen, las aves son su sino y la serpiente guía el momento donde todo vibra hacia un nuevo y sinuoso laberinto.

No importa si para unos u otros el mundo simbólico es diferente, lo más importante es reconocer en sus señales que el mundo vive dentro nuestro y todos somos la inquietud moviéndose hacia adelante.

La dama del anillo les habla a las otras y les advierte de los peligros donde la codicia y el afán de posesiones puede hacer perder el rumbo, limites, libertad, conciencia son una constante que saber entender, no siempre es fácil.

Habrá quien decida condicionar aquello que entrega, no esperemos recibir de nadie lo que no pueda dar, sigamos adelante, el que coloca el interés por el medio se alejará para siempre de lo nuestro.

Todas se miraron el el espejo de sus almas y se reconocieron como una hermandad, la vida fluye y el aprendizaje es para aquel que decide acogerlo. La dama con la cicatriz les habló: Seamos fieles al pasado que es un gran maestro, pero miremos con firmeza hacia el porvenir.

En la historia de todos los pueblos han quedado señales que nos guían, que son monumentales encuentros con la tradición oral o escrita, que van nutriendo las venas del futuro y con el paso del tiempo se pierden, si acaso dejamos de recordarlas

clubdeescritura.com

En este sitio pueden leerla en el orden de 1 a 7 en formato PDF

Fotografía del Espejo del alma quebrada de Ariadne Gallardo

¿Cuántas seguimos vivas?


Detrás del tronco de cedro la hechicera medita y calcula cada movimiento, entiende que el cazador no es capaz de ver más allá de aquello que desea poseer y controlar, no ve lo que puede aprender de la fuerza que son todas ellas, hay un legado que entregar al mundo donde podemos co-existir todos, aniquilar aquello que no se comprende es absurdo.

Ella es la quinta, ha permanecido viva gracias a su pericia, lleva consigo el compromiso de preservar lo que importa, lo que lleva siglos en nuestras raíces y sangre; su destino será hilvanar el mundo material al desconocido.

La observo de lejos se que ha de tenderle una trampa al esquivo cazador que se ha separado del grupo para encontrarnos, atento al sonido del viento, lo veo en las distancia haciendo un ato de plumas de pájaro a sus flechas, sabe que necesita distancia y buena visión para atraparnos. Lo que desconoce es que es el hechizo de aves lo que nos da la fuerza para vencerlo.

Es bajo el hechizo del ave que será vencido

Me doy cuenta que debo escapar de la ira que esta a punto de desatarse, la tormenta, aviva el poder del fuego, tal vez ahora se de cuenta de qué estamos hechas; el apacible bosque ilumina el rostro de la más anciana de todas, la ira crece, la vida perece. Huimos por caminos distintos, fuego y compromiso se enfrentan al total desconcierto.

Fotografía de La rabia encendida de Ariadne Gallardo