A veces suele repetirse el ciclo

A veces la vida se parece tanto a la naturaleza, en ella nos repetimos, nos cortamos, damos por hendido el brote...
Nos quedamos con algunos yuyos, de esos que pueden retoñar

Nada volvió a ser lo mismo un camino se cortó de tajo, no lo recuperamos y la historia de nuevo se vuelve a gestar, algunos momentos la gente los decide y otros lo hace uno, no es lo que nos gusta que pase, el control de los acontecimientos nos gusta tenerlos ahí, transparentes, nuestros, definidos pero la vida es un azar y muchas veces el gustito que nos da lo que no es nuestro rompe el alma de los íntegros; o somos nosotros los que decidimos que ese camino nos va traer más lió que gusto y alegría.Como sea nos quedamos a la vera con la rama rota y algunos yuyos de esos que se pueden volver a encajar en la tierra fértil.

Somos tan parecidos a la naturaleza, nos arrasa el golpe de la vida y nos rehacemos en el momento que menos lo esperamos, otras nos dejamos llevar por el viento y perdemos raíces, nos dejamos en el camino hendir en tierra ajena y florecemos con la alegría de los años mozos al más leve roce del momento. Es la vida y nos lleva incluso después de vivir por donde no siempre imaginamos