La marca de Odín

Vamos a continuar con los 6 relatos que nos hacen falta, los anteriores 7 nos dan una visión y una forma de descubrir en cada texto aquello que tal vez se nos escapa entre líneas, sabemos desde la primera historia que detrás de todo esto, se encuentra la sabiduría de Odín, sí acaso observaste un detalle, una herida en la hechicera que protagoniza la historia, sabrás de que te estoy hablando:

Posiblemente su nacimiento le entrega a la tierra con todos los atributos y valores que cualquier mortal posee, pero los astros señalan a algunos, es una exigencia de los Dioses, llega por destino, aun cuando no exista conciencia del momento en que se enfrentará esa verdad.

De esta forma se habilitan fuerzas sorprendentes, una videncia que mira lo oculto y otra que observa la realidad presente, su poseedora o poseedor, se ha de convertir en el relámpago que ilumina la verdad y muestra el camino al grupo.

Es por ello que el serbal silvestre es su árbol, reconocido también como el árbol de los susurros, dicen que entre sus ramas se puede escuchar al momento que el viento las acaricia, los secretos del otro mundo, ese que sólo se percibe con los sentidos.

Prepárense entonces para el día de mañana cuando la hechicera del anillo nos hable de lo que su árbol protector le ha dicho y de esta forma seguiremos el 8° relato de Hechizo de Ave.

Nota: Serbal o Rowan