Percibir e intuir, no es asunto del azar


Los inicios

El Puente, segundo Capítulo 

por Ariadne Gallardo Figueroa 

Ana Pérez Riv, le ofreció  un sofá a Citlali para que pudiera acostarse y estar al pendiente de la conversación que se desarrollaba con el ánimo atento de todos los presentes, en medio de aquella pausa Citlali recordó como si fuera una ráfaga de luz en su mente los comentarios de Zila quien le había regalado tiempo atrás un libro de un hombre llamado William Walker Atkinson, quien había nacido en Baltimore, Maryland, 5 de diciembre de 1862  y su fallecimiento tuvo lugar en Los Ángeles, California, el  22 de noviembre de 1932; fue un abogado, comerciante, editor, escritor, ocultista y pionero del movimiento conocido como el Nuevo Pensamiento.

Zila, su esposo le había dicho que en realidad no era un pensamiento que se pudiera considerar nuevo, ya que ancestralmente ayudó a los magos y maestros a reconocerse y alentarse en tareas complejas, ella incluso había memorizado y recordaba algunos párrafos de los argumentos de Atkinson:

Hablamos de la Ley de la Gravitación Universal, pero ignoramos que también ésta es una maravillosa manifestación de la ley de la atracción. Estamos familiarizados con esa manifestación de la Ley que atrae y mantiene unidos los átomos de los que se compone la materia; reconocemos el poder de la ley que atrae los cuerpos a la tierra, que mantiene los planetas en su sitio, pero cerramos los ojos a la potente ley que atrae hacia nosotros las cosas que deseamos o tememos, las que crean o arruinan nuestras vidas.

Cuando nos damos cuenta de que el Pensamiento es una fuerza -una manifestación de energía- que cuenta con el poder magnético de atracción, empezamos a comprender el porqué de muchas cosas que hasta entonces desconocían. No hay estudio que compense más al estudiante por el tiempo invertido que el estudio del funcionamiento de esta poderosa Ley del Mundo del Pensamiento: la Ley de la Atracción.

Citlali  reconocía el poder que ejercía mentalmente sobre ella y sorprendida se percató que no era algo privativo de los humanos de la Tierra, pero sin duda había una notable diferencia entre lo que algunos humanos habían logrado con el poder de su mente y los considerados driedens o líderes místicos ante el poder cerebral  de los reconocidos líderes místicos con los cuales ellos se comunicaban.

Era posible intuir, percibir e incluso casarse con una idea, algo que no era asunto del azar y parte medular de los entrenamientos que Zila realizaba con sus estudiantes. Miro de reojo y se dio cuenta que muchos de ellos ahora estaban en el camino del liderazgo místico. Acarició con amor su vientre con la certeza de que sería la madre de un ser especial como todos a los que tenía frente a sí.

Vidra se acercó a ella y le ofreció la charola con bocadillos que había preparado el grupo de estudiantes y sonrió con simpatía; para Citlali todos ellos leían lo que ella pensaba, al menos imaginó que era de esa forma.

Vidra se sentó de nuevo e inclinó la cabeza de esa forma peculiar que indicaba que Ontyl estaba de nuevo atento mentalmente con ella y el relato continuó:

— No todos teníamos la capacidad y el entrenamiento drieden, sabíamos que sus capacidades lograban con la mera concentración de bajar al mínimo las pulsaciones de su corazón, entre otros asuntos que imagino en la Tierra ustedes lo han de captar como asunto de la magia.

Ana Perez Riv, aclaró que muchos magos son considerados farsantes y estafadores que juegan con las ilusiones y son hacedores de malabares y la seriedad que entraña la verdadera magia, no se veía en muchos medios sociales como algo de tomar en serio.

Vidra la escuchó con atención y señaló que en Eggya se había perdido el gusto por el entretenimiento, desde el momento que descubrieron en los drieden la facultad de colaborar para beneficio social, no hubo tiempo de mirarlos como parte de un espectáculo, al contrario fueron protegidos y alentados, fue por seres como mi padre y la madre de Ontyl que se prohibió la distracción de los eventos musicales, ya que eran motivo de pérdida de la atención sensorial en asuntos más puntuales.

La gran pregunta entonces fue: ¿Cómo logramos que sin ser driedens, podamos acompañarnos de su sensibilidad y destrezas? Usted mismos profesor Zila sabe que se requiere talento, pero también un entrenamiento como el que usted imparte en sus alumnos, llegar a la luz del entendimiento no es asunto sencillo.

Zila simplemente asintió, esperando esa vital e interesante parte del relato. Cada uno de los presentes trataba mentalmente de comprender cómo el bio-conector modificó para siempre entre los eggyanos lo que se conoce como ser individual.

Vidra reflexiva apuntó que Yertei, su padre había contactado en Eggya a Ontyl para decirle que iban a necesitar algo más que una micro-incisión por la vía nasal para lograr en un plazo menor el objetivo y fue así que se plantearon el siguiente paso con la cavidad craneal expuesta en la que introdujeron células drieden con un ramaje importante de dendritas con un colorante para ver a qué partes del neocortex se dirigían.

La destreza de un neurocirujano podía lograr lo que era necesario y ese sin lugar a dudas era Ontyl y su asistente Frint, quien como todos ustedes saben está aún en Iquique dando seguimiento a la conferencia internacional que se desarrolló hace algunas semanas. De hecho había un grupo que se reuniría en Frankfurt, pero ante su llamada pospusimos ese viaje donde nos esperaba un asgardiano de nombre Stefan

Había muchas preguntas y todas ellas sorprenderán a los asistentes ante la comprensión de un método que resultaba innovador y desafiante ante las circunstancias.

Biografía de William W. Atkinson

Descubrimos que nos cubre la señal del león…


El hechicero aseguró que una parte de nuestra alma tenía relación con la fecha de nacimiento… Ambos estábamos en la misma linea del tiempo; el adivino o chaman o como se le quiera considerar señaló:

Lleno de inmensa pasión, eres extremadamente audaz y valiente. Asumes los desafíos que enfrentas y eres fiel al núcleo. Al proteger a las personas que amas, arriesgarías tu propia vida para cuidar de tu clan.

Ese hombre nos hizo reír, en realidad nunca imaginamos que la fecha de nacimiento determinara que nuestro destino estaba señalado. unido, no lo sé no puedo creer que el destino esta determinado por fuerzas extrañas, a veces me pregunto como es que a miles de kilómetros de distancia dos personas puedan decidir que el magnetismo de sus fuerzas vitales lo ha reunido….

Ambos decidimos que el futuro tendría la respuesta, demasiados factores en medio de una relación y dos caminos bifurcados que podrían reunirse, nadie lo sabe… Incluso nosotros mismos.