El camino que sólo intuyes, no le pertenece a nadie y puede ser de todos


“Si tu alcance sensorial es limitado, tienes infinidad de opciones para equivocarte”

El Mensajero

Por Ariadne Gallardo Figueroa

La sacerdotisa del templo de Ometeotl, meditaba en su recinto analizando su pequeños artilugios de magia y poderes especiales:

< La Luna es derrotada en su trayecto por el Sol, en pocas ocasiones durante el viaje logra convencerlo, negociar por su vida y sus sueños. Nunca sabremos la fuerza y alcance de ese trato.>

Lo que ella sentía no solo había sido visto y causado pánico en un territorio amplio que formaba la corona de la Tierra, lo que nosotros conocemos como el polo norte, para ella era imperceptible, difícil sin duda era imaginar la verdadera forma de la vastedad que habitaba junto a otros seres vivos. Ella afirmaba con total seguridad:

<Observar no basta, sentir tampoco, sólo con la magia consigo que los pensamientos tengan sentido; las energías cambian, hay mensajes que se repiten a lo largo del tiempo, son frases que he escuchado y entendido en labios de otros y eso es una constante. Las voces se cruzan de un espacio a otro.>

Mientras ella delibera y se adentra en los momentos donde su soledad es la herramienta para el análisis, en otro sitio del mundo el mar se convierte en una fuerza avasalladora que arranca a su paso la calma del otrora bucólico paisaje: 

El hombre del sur contempla la costa, grandes nubes se ciernen sobre su cabeza, percibe que su cabello ha crecido lo suficiente para cubrirlo y golpearle las espaldas, los peces de grandes dimensiones saltan anunciando algo que él no comprende, son delfines o tal vez ballenas, no puede saberlo en la distancia…

Painani igualmente observa a la gran joroba de los grandes cetáceos que saltan desde donde ella se encuentra y con atención se dice:

< Siempre sucede que al salir del agua conectan con la inmensidad de un mundo al que rozan tan solo unos segundos y eso basta para que la magia haga su parte >

Ninguno de ellos es consciente de lo que sucede en los sitios del hielo del norte y el profundo desasosiego de miles de pobladores el presagio de algo temible para ellos se avecina, pero más de un Monarca sabrá valerse de ello para concentrar tropas y lograr que otros se dobleguen a sus intereses.

Si tienes la información completa puedes darle el uso que quieras, si tienes el poder detrás de un mago, puedes ser poderoso y conseguir cuanto  pretendes pero no por siempre. si tu magia no gobierna tu ambición podrás llegar al profundo conocimiento de la verdad que no todos entenderán.

Photo by Arnie Chou on Pexels.com

by Silvana Palacios on Pexels.com

El acuerdo secreto entre la Luna y el Sol en las tierras nuevas del norte


“Tendrás mensajes del futuro pero no el que lees en los gajos de un fruto, ese que es en verdad lo que vendrá”

El Mensajero

Por Ariadne Gallardo Figueroa

La sacerdotisa miró con cuidado sus herramientas para descubrir lo que su cuerpo presentía, eran mensajes diferentes a lo antes recibido, era el momento de entender que a veces hay acuerdos estelares que desconocemos, que solo podemos sentir y sorprendernos y que marcan el inicio de algo rotundamente nuevo.

Con ágil maniobra tiró sus varas y adivino lo que ellas decían, ahí estaba de nuevo el sentir amigable de Ometeotl, entendió el misterio de un compromiso de esos que son difícil de romper por que no provienen del que te mira de frente, sino de aquel que aún no conoces y que posiblemente marque la pauta de tus pasos y tus metas. 

Sabía que sus preguntas serían capaces de cambios totales, esos que no verían tus ojos en el futuro que se proyecta en ese ser por el simple hecho de que eres quien le permite caminar por tu sendero y gobernar con la verdad lo que toca.

Alejada de toda aquella concentración e ideales, con el corazón en vilo Painani sigue su camino, los pies adoloridos y el alma quebrantada por el temor de lo vivido recientemente, las arenas dieron paso a las rocas que tuvo que sortear con paso cuidadoso vendando sus pies con la piel de los peces que le sirvieron de alimento.

Observó el horizonte que dejó atrás, el norte que no era el mismo que su tutora observaba, pero al final de cuentas un sitio que fue el ombligo que la vio nacer y que no vería nunca más, suspiro con el temor de no entender que le esperaba y al mismo tiempo alentada por los nuevos amaneceres que intuía.

El cóndor observa atento al hombre del sur…

Nada de lo que sabemos nos ayuda a entender lo que no conocemos pero hay seres que cruzan la selva con ánimo diferente y uno de ellos era el hombre del sur:

Él logra crearse una visión favorable de sus aciertos, ninguno de ellos le dará certidumbre, sus juicios de valor  ya no están atados a los de un grupo, viaja solo con sus propios recursos  y sus decisiones hablarán por él, nadie más lo hará.

El cielo mostró su furia implacable y pudo penetrar en la fortaleza que le ofrecía una cascada, alegre recibió el baño más fascinante del camino y meditó para sí:

< A veces nos toca estar donde no tenemos que demostrar a nadie lo buenos o talentosos que podemos ser, hoy disfruto sin tener que dar razones de mi camino a nadie y eso me hace feliz>

Para el hombre del sur pensar como el grupo casi siempre era un agobio, ahora en sus momentos de soledad en aquel inmenso paraje todo era diferente, competir por ser el más fuerte, el mejor, el que tuviera la razón y el que se apegaba a las decisiones del grupo, ya no era necesario.

Pero esto no sería para siempre sus tiempos y horarios se verían fragmentados por aquello que lo esperaba, su destino no era la ermita, sino un vasto valle poblado de otros donde su vida tendría sentido, pero él aún no lo sabía.

El mundo espera que seamos lo que se necesita de nosotros, sólo la justa rebeldía nos hará ser lo que somos y preservar la independencia.

Composiciones de la autora con ayuda de la herramienta libre de filtros de PicsArt

Nota de la autora: los gajos de la fruta se refiere a los meridianos de la Tierra.

Fotografía de la autora “El Cóndor en las nubes”

Todas las aves nos dicen algo


Tal vez debamos atender al llamado de las aves, ellas dirigen su vuelo y su canto con intenciones claras, nos llevan las voces de otros lugares hasta las cercanías del entorno, son el clamor de momentos rústicos y de alarmantes sonidos citadinos.

Pensar que tanto se han alejado para aprender un nuevo sonido, ser dueñas del viento que las transporta y entender que su mirada nos observa en la distancia para sabernos ajenos y al mismo tiempo parte del propio entorno.

Siempre que mires un árbol date cuenta de lo valioso que es, nutre el manto friático, es hogar de aves, realiza la fotosíntesis, y si meditas debajo de sus copas, puede que descubras la magia de un legado ancestral, sin importar la cultura a la cual pertenezcas, nunca lo olvides.

Podemos ser mensajeros, podemos ser la conexión con la maravilla de la vida si sabemos integrarnos a su suave arrullo.

Ese delgado puente que no cruzan todos


Por Ariadne Gallardo Figueroa

A veces te das cuenta que algo no cierra pero tu necesidad de contar con alguien que te escuche, te impide ver la realidad, no quieres verla y sigues por ese camino de chispazos donde no todo es claro.

El peor escenario es que ya no estas dispuesto a ser leal a ciegas y poner todos las manzanas en un solo canasto, entonces sigues compartiendo frutos en otros espacios, con amistad, con sonrisas, esquivando a los que te quieren morder la fruta sin dar las gracias.

Llegas hasta el portal donde alguien decide tomar una parte de las manzanas y no se las come, las deja en su ventana y espera a que las estrellas las iluminen; entonces te hace regresar, quizás la fortuna se ha colocado en el espacio exacto de tus sueños, miras s manzanas y ls valores de otra manera porque integralmente forman más que solo eso.

Lo invitas a tejer una sutil tela de relatos, estos coinciden con los tonos que ambos utilizan, ninguno es genial en todo, son simples mortales que encontraron en sus estrellas y constelaciones algo de complicidad y se arriesgaron a comprobar si esto es verdad, tal solamente es asunto de creer en los astros.

En realidad no hace falta saber escuchar a las estrellas, ellas han estado  ahí desde hace milenios dictando su alerta y su alegría a todos por igual; solo el que sabe escuchar es porque ha aprendido a hacerlo después de golpearse con la realidad que lo mantenía frustrado y atormentado y que no cambia con solo desearlo.

En todo esto no se construye la magia por un tiempo infinito, pero nadie ha llegado aquí permanecer siempre; entonces a veces al primer momento ya sabemos que nos mienten y nos dejamos llevar hasta descubrir de qué se trata, de igual forma cuando es diferente podemos iluminar el trayecto.

Nos sorprende notar que podemos complacer sus términos y verlo mirarse en tu espejo, así avanzamos tomando en cuenta que todas las aventuras tienen cómplices, hasta las más descabelladas e iracundas personalidades pueden formar parte de tus planes literarios. Con los vivenciales el  asunto es aparte, en ellos la sinceridad es un puente angosto y frágil al que no todos les está permitido llegar a salvo al otro lado.

Photo by Flo Maderebner on Pexels.com

Reflexiones para concluir el cuento corto


Por Ariadne Gallardo Figueroa

“Hay asuntos que no podemos trasladar a la razón, por que el corazón se niega”

El Mensajero

A nadie nos consta que esto sucedió, la única que aprendió de esto fue quien trascendió a la historia que fue y ella sin duda es Ana Perez Riv; ella, basada en la intuición le siguió el rastro a alguien, pudo mirar a través del espejo, reconocer que no era ella quien estaba en el reflejo y avanzó por el umbral que ahora estaba abierto. No todos pueden pasar, es necesario tener algo que no todos poseen.

Dentro de la genealogía fantástica, reconocemos que todo regresa con una forma distinta y mágica en ocasiones; por eso ella conserva con esmero el espejo humeante de Tezcatlipoca en su recinto.

Ahora bien, Ometeotl, es para la red sensitiva lo que da paso a la voz de lo eterno y volvemos a encontrarnos con el valor de ese aspecto impresionante que es un grandioso instrumento que todos poseemos y que Raudek Vilob al lado de Ingerin Barderian reconocieron gracias a los Drieden, me refiero al cerebro.

¿Quién habita la construcción de la memoria dual en la vida ancestral de las raíces que nunca olvidará Ana Pérez Riv?

Ometecuhtli y Omecihuatl, también conocido como Ometeotl, colocan el alma humana en un cráneo, le dan vida al formarlo de ambos pensamientos el masculino y el femenino en un mismo ser que no es otra cosa que el reconocimiento del humano integral, tal como lo vemos en la ilustración.

Ometecuhtli y Omecihuatl, también conocido como Ometeotl: La dualidad

¿Qué sucede con los otros ambiente que apenas tocamos?

El comercio, las migraciones y las mezclas entre diversas culturas trajo a reos en una embarcación con la promesa de libertad hasta las orillas de lo que los españoles nombraron “La Villa Rica” Veracruz, el lado Este de un mar que no le ayudó a ver lo que pasaría posiblemente años después, de esa forma la sacerdotisa del templo de La Luna y poseedora de las dones de Ometeotl, adivino y presintió que  había esperanza en algunos y deseos de posesión en otros.

Aquel que recorría su trayecto del Sur al Norte, no se encontraría con Painani, pero ella le transmitiría en su recorrido un saber milenario que su mente posiblemente no entendería al obnubilarse con las creencias que llegarían hasta él para hacerlo parte de los adoctrinados.

Sólo resta reinventarnos y decidir lo que sigue en la propia existencia, entender que  llegar a la otra orilla sin lastres, sin bestias que atacan el alma no es asunto de ahora sino parte de una constante en la historia de la humanidad. Hacernos cargo de lo que hemos construido a veces limita el progreso y la libertad de ser diferentes.

Nota de la autora: Es importante reconocer que no solamente la cultura azteca hace referencia a la consideración de la dualidad como parte integral de el ser, esta el ejemplo de El Mensajero: Hermes tuvo todo tipo de romances. El más importante de sus descendientes fue el dios Pan, nacido de su relación con una ninfa. De su romance con Afrodita nació el bello Hermafrodito, que después adquirió también rasgos femeninos debido a una ninfa.

Sin duda alguna la representación del dios alado de la comunicación no es exclusiva de un género y es dual de ida y vuelta, interconecta y amplia el sentido de la realidad que somos.

No podemos vivir en un sueño por siempre


Los inicios

El Puente, segundo Capítulo 

por Ariadne Gallardo Figueroa 

Dar vueltas en círculo e intentar encontrar soluciones que logran aliviar el sufrimiento de la gente de Eggya no era un asunto fácil, alentarlos en la creencia de que las cosas tendrían una solución no era algo que la mayoría creyera. ¿A que voy con este comentario? De nuevo a los últimos momentos de un mundo a punto de colapsar, Barderian hospitalizado y el portal en su mente como una fijación.

Taige resuelve llevar los frascos con los tres cerebros al hospital indicado por el grupo de Medreos y es ahí donde la recibe quien actualmente se encuentra en nuestro mundo en la población de Mar del Plata, en la casa de los Barilli, me refiero a Ontyl.

¿Por qué él se encuentra en Mar del Plata que tarea lo mantiene alejado de los demás del grupo?

Regresemos a ese momento en que precisamente Taige se da cuenta de ese momento que es como un balde de agua fría percibe lo que sucede a Paula, se dio cuenta que algo no iba bien con ella, su energía había mermado y eso ya no lo detenía nadie; fijó su mirada en aquella mujer que había puesto todo su interés en ayudar a la eggyana cuando  fue descubierta por el grupo de amigos rioplatenses y argentinos; para Paula, el mundo sería algo distinto en breve; la intranquilidad invadía sus pensamientos, pero ella no diría nada por no desanimar al grupo y mucho menos preocupar a su pareja de tantos años Rolando Alberto.

Tai habló más adelante con Yilia para explicarle lo que había percibido en su entrañable amiga Paula; no se puede asir lo inasible, no se puede desear que la magia persista más allá de su propia energía, no se puede clamar al universo por lo que ya no será. Inaprensible, distante y verdaderamente eterea la encontraríamos del otro lado de la caudalosa vida que fluía a su alrededor. el destino estaba en manos del tiempo y el tiempo no se detiene.

Ontyl, especialista en la clínica de neurociencia, pondría todo su talento en ayudar a Paula

Fue en ese momento que la pareja formada por Yilia y Taige solicitaron la asistencia de Ontyl, conocedor y especialista en la extinta clínica de neurociencia, el sitio al que Taige llevó los frascos con los cerebros driedens y esa es la razón por la cual él permanece en Mar del Plata.

Harían lo imposible por que Rolando no se diera cuenta de la verdadera situación de salud de Paula, a pedido incluso de ella que sabía lo importante que era cada acontecimiento que estaban viviendo ahora, por tanto el reto era mayúsculo.

Para ellos lo que se presentaba era un reto ante el mundo y la oportunidad de que los planes quebrados antaño por Rolando Alberto se fortalecieron, era motivo suficiente para no dar muestras de debilidad; todo regresa, la vida fluye y los convoca para seguir adelante, no parar de creer que la unidad de los humanos es un aliento renovador y constante. 

La lucha del grupo de Rolando Alberto se había enfocado en los quehaceres de la tierra, la vida necesitaba sustentarse en sus raíces y más adelante en los grandes proyectos hacia las estrellas, pero había demasiada gente interesada en conservar sus atribuciones, relaciones estables de las cuales obtenían sus recursos y sus fortalezas. Por eso más que nunca ellos entendieron que no era momento para flaquear, obvio que Paula formaba parte de ese dinamismo, pero su salud mermaba.

Frint es quien elige a Ontyl para que ponga en marcha uno de los procedimientos que ellos utilizaban durante el viaje interestelar, el procedimiento tendría que ser adaptado a las condiciones  inherentes a la patología de Paula. LA  preparación no será utilizada para disminuir al máximo  el pulso cerebral, ellos  tendrán que adaptar su equipo y van a tener que invadir con mucha delicadeza el cerebro de una terrícola, a quien todos ellos admiran y desean mantener viva  por el tiempo que sea posible en condiciones estables; ganarle la carrera a una metástasis no era algo sencillo, intentarlo era lo mejor que podían hacer. 

Ontyl decidió aceptar a Karina Ballesteros, quien recibe entrenamiento para reconocer cambios en la lectura del nano-supresor, procesos totalmente nuevos para una terrícola, ella entendió que lo que veía en el monitor de lectura no era lenguaje eggyano, sino un lenguaje científico que se compartía en diversas galaxias cuyo nombre era Endelferg que permitía el desarrollo de investigación transversal entre los diferentes grupos de pobladores intergalácticos. De todas formas resultaba complejo entenderlo, pero puso toda su concentración para capacitarse adecuadamente.

¿De dónde era Karina? Ella es chilena, amiga de Braulio quien la llamó con carácter de urgencia y la instó a que dejara todo lo que estaba haciendo y se reuniera con ellos en el chalet de los Barilli, nunca imaginó que se comprenetaría de una labor delicada, nunca antes practicada en el planeta Tierra.

El sueño de un mundo mejor no era para todos, no lo fue para los eggyanos, pero quienes lograron viajar hasta nuestra vía láctea harían lo que estuviera en sus manos por que se tuviera constancia de esa lucha por rescatar lo que importa.

Paula se recuperaba agradecida por el tiempo que le permitieran los adelantes eggyanos y el cariño de sus amigos permanecer entre ellos, sintiendo la enorme alegría de reconocerlos como entrañables amigos.

Los sueños son un portal por el que viajamos en busca de la esperanza y el brillo de un nuevo amanecer, alcanzarlo es un reto, en el que algunos dejan de creer, por fortuna la osadía siempre encuentra alternativas.

Dibujo de la autora: “La mirada asertiva de Ontyl”

Verdades sutiles no perceptibles a todos


Los inicios

El Puente, segundo Capítulo 

por Ariadne Gallardo Figueroa 

Vidra continúo con la charla y le hizo entender al profesor Zila que tal vez lo que él relacionaba con un hobionte para ellos se definía como red galactica, y afirmó, mi padre trató de colocar un nombre que fuera entendido al momento por el grupo de científicos nombrandola de esa forma: La federación intergaláctica, sin embargo  en justicia y por lo que nosotros vimos desde el panorámico de nuestra nave, no podría compararlo ahora con esa denominación.

Debo admitir que  para los humanos dio el resultado deseado, hablar de un grupo de seres conectados en diversas galaxias para ayudarse unos a los otros, le dio sentido a una realidad que tal vez muchos de ustedes <o de ellos> jamás tengan la oportunidad de ver como tal.

Ellos los formadores de la red jamás harían un homenaje especial a algunos de sus miembros, pero supongo que hay gente entre ellos que lideran fuerzas desde hace mucho tiempo, que han unificado poderes y que han intensificado a la red. Ellos  dirigen un mensaje que es parte de la historia de lo que han escrito, hecho y creado miles de seres humanos en diversas partes del cosmos.

Por tanto, profesor Zila puedo asegurarle que los líderes místicos han logrado ser parte, tengo la certeza que ellos estaban ahí bajo una banda de tonos rojizos intensos, validando aquello que nos fortalece como parte de lo eterno, ese que se nos escapa de las manos al dejar el cuerpo físico que somos.

Nosotros no teníamos tiempo de saber si funcionaria, si lograríamos crear una herencia genética de valor para las generaciones que ya no tendríamos, ya no habría cuerpos vivos a los cuales conectar con la noción de un mundo más allá de ellos mismos.

En el plano de realidad y creencias que nosotros teníamos, el concepto de divinidades celestes, de Valhalla, de adoración a un ser creador cuya gloria te enaltece con la vida eterna si  has cumplido sus preceptos o te castiga en el infierno si no lo has hecho, había perdido sentido.

Las cosas permanecían para muchos en el claroscuro de una realidad desconocida y llena de incertidumbre, permítame recordar un pasaje de aquellos momentos de gran desaliento:

Señala Vidra: La ayuda de Taige fue vital ya que se replicaron las pruebas con el hospital de Eggya y eso nos ayudó a ganar tiempo y crear alternativas.

Cuando Raudek Vilob se entera de la situación física de Barderian se acercó a mi padre y le dijo que no tenía lógica para ella o el grupo tratar de llegar a un mundo etéreo y fuera de toda lógica, no entendía qué sucedía con esos cerebros brillantes y palpitantes en medio de aquellos  que permanecían inertes, entonces mi padre le contestó:

< Raudek, estamos recibiendo un mensaje, debemos descifrarlo, por alguna razón parece que tenemos la oportunidad de preservar la vida de algunos de nosotros, eso es lo que intuyo>

Al momento Vilob organizó una serie de tareas y esto fue el siguiente paso de la investigación:

Ingerin Barderian  y equipo VF, bitácora de la prueba número 3:

Paso número uno: Compatibilidad de tejidos para enlace.

Paso número dos: los astrocitos forman un tejido cicatricial pueden servirnos de conector entre un cerebro inerte y otro de drieden.

Paso número tres: Las células ependimales ayudan a formar parte de la vía a través de la cual circula el líquido cefalorraquídeo. Pueden generar una eficiente retroalimentación.

Raudek solicitaba a alguien del equipo que mantuviera comunicación con el hospital donde se encontraba Barderian para conocer su estado de salud y saber si podía recibir el informe semanal de sus pesquisas, señala Vidra al grupo que en silencio la escuchaba con total atención, ella miró a Taige para continuar con el relato:

Taige nunca se comunicó directamente con Raudek, pero informó el interés de Ingerin Barderian quien deseaba que los cerebros fueran llevados a Medreos. Entonces Ethym uno de los ocho científicos le avisó que los llevara al hospital de neurociencia ya que con ellos se haría un enlace Medreos-Eggya.

La ayuda de Taige fue vital ya que se replicaron las pruebas con el hospital de Eggya y eso nos ayudó a ganar tiempo y crear alternativas.

En ese momento el celular de Zila empezó a sonar, era su madre, necesitaba regresar a su casa y quería que él lo supiera.

Los eggyanos comprendieron e hicieron una sugerencia que a Zila le resultó fascinante:

— Profesor Zila nos gustaría continuar la charla después que usted informe lo que hemos platicado a los líderes místicos y nuestra próxima reunión pueda darse con los 28 personas que invocan las fuerzas de la red.

Hay momentos en la vida que parecen desalentadores y mirar hacia un horizonte que desconocemos no siempre permite visualizar certezas, pero este no era el caso y resultaba absolutamente alentador.

Photo by Pixabay on Pexels.com

Destellos ancestrales


Ambas hechiceras observaron perderse en las aguas la nave del Maestro, en el momento que aún abrazadas por los hombros contemplaban el maravilloso espectáculo del navío alejándose, Ave señalo con profunda emoción:

— ¿Te diste cuenta del abrazo que nos entregó el Maestro, percibiste lo mismo que yo?

— Por supuesto Ave inmediatamente me di cuenta que no viaja solo, aún se encuentre el tacto suave de la mano de Freyja sobre su pecho, te puedo asegurar que gracias a ello, el tendrá la suficiente valía para enfrentar al más fiero y terco y convencerlo que aquello que ella le hizo ver, eso que forma parte del secreto que nos contó cuando reconoció la redondez del señor de los amaneceres.

— Así es, nunca olvidaré ese momento, tampoco aquel cuando conoció por un instante a quien comparte sus sueños y esperanzas desde la distancia.

¡Qué fascinante es vivir ilusionado, enamorado, emocionado! Me contagia de esa sensación…

— Igual a mí me da fuerza para enfrentar el futuro con un fuego interior que no se apaga. Así es Estrella, al grado que no temo por encontrar a personas hablando en símbolos que no conocemos; aunque te diré que eso se lo aprendía Seagull, así es.

Estrella la observó con atención y le dijo:

— ¿En serio, cómo explicame?

— Ningún humano escapa al sonido de las aves, cada uno de ellos tiene un modo de entrar en la mente de los humanos y decirles si ponen atención en lo que les rodea, el sentimiento que los mueve, la oscuridad y luz que son.

— Mmmh! En todo esto el influjo del Hechizo del Ave nos será de gran valor

— Nada escapa al Hechizo del Ave para protegernos hermana, recuerda la última y trágica vez que lo portamos, en nuestro rostro, provenía de la sangre de un cuervo caído en batalla, nos ayudó a ser guerreras ante la persecución del cazador.

Estrella la observó con pesadumbre, recordando los amargos momentos que vivieron el día que perdieron dos de ellas la vida terrenal y agregó:

— También debemos recordar el momento en que fuimos poseedoras de ese privilegio, cuando el Maestro recibió la sangre del anciano cuervo de Odín, quien antes de partir a Valhalla, decidió entregarnos su sabiduría formando el Clan de Hechizo de Ave.

Ave suspiró y se llevó las manos al pecho, al momento que miró al cielo y exclamó con esperanza y una mezcla de melancolía:

— Tal vez en el futuro volvamos a encontrar el momento de mostrarnos ante el mundo con nuestra señal mágica, amada hermana, todo puede suceder.

No hubo respuesta sino la risa de ambas mujeres quienes alegres levantaron sus enseres para seguir la ruta que instintivamente las llevaría a su destino.

Photo by Anton Atanasov on Pexels.com

Libertad, ante todo, el vuelo proclama en el mundo su verdad


El siguiente paso era preservar su libertad, mantenerse unidas, dar al mundo razones para creer que cada  conquista forzada podría ser anulada, con la energía de una conciencia superior a la que el mundo conocía.

Cada idea puesta por ellas se multiplicará en el vuelo libertario por todo el mundo.

La enorme bandada de aves que se observó en el momento que lo demandaron, fue impresionante, cada hemisferio del planeta tendría un atisbo de esa conciencia, cada una de ellas se multiplicaba en el vuelo de la libertad. La conciencia histórica daba un paso adelante, ellas reconocieron que no les pertenecía, pero al mismo tiempo eran las guardianas de esta verdad inmutable, necesaria de preservar a través del tiempo.

Dadoras de vida en otras épocas y dadoras de la esencia vital para siempre, sabían que no era solo en ellas donde habitaba el conocimiento y que su otredad llevaría una carga de conocimiento  al cruzarse en sus caminos y mirarlas como un reflejo de la propia humanidad que ellos poseían.

Cada hombre que intentará conquistar su ámbito por la fuerza, sucumbiría y este designio traspasará los siglos venideros, no por venganza, jamás por vileza, simplemente por que una justa batalla las acompañaría para siempre.

Todas se miraron y entendieron que la tarea no terminaba con la muerte, cada semilla debía ser plantada en la mente y los pensamientos de los otros para hacerlos eternos.

Imagen del post: Photo by Pixabay on Pexels.com

Nada que no germine quedará en lo nuestro


Lo que puedes hacer y cómo lo vas a  hacer, es claramente un asunto que tiene que ver con aquello que haces mejor, para los demás y para ti mismo, menudo problema cuando son las cosas simples de la vida aquellas que hacemos realmente mejor.

Nunca miraremos el mismo paisaje con los ojos del otro

Darle fuerza a nuevos caminos, no siempre es fácil, es mucho más sencillo ir por aquello que todos conocemos; comprometernos con lo que desconocemos, es en verdad un reto impresionante para la gran mayoría.

Muchas cosas definitivamente ya no nos reflejan, no son algo por lo que lucharemos y eso es todo lo que cuenta al momento de elegir lo que deseamos hacer, todo aquello que no te mueve el alma para brillar con entusiasmo que dejó de inspirarte, que no construyó algo valioso o sólido a tu lado, deja de ser  y existir.

Nada que no germine quedará en lo nuestro, eso es una realidad que no cambiamos, por muchas oportunidades que puedan existir, no todas son aprovechadas y mucho menos forman parte de tus deseos, metas o planes a largo plazo. Nosotros decidimos y el tiempo nos da o nos quita respuestas.

Volver a tomar el paso en medio de algo difícil es complicado, desandar lo que se hizo, quemar la hierba seca, comenzar de cero es parte del juego de la vida; cada día es una nueva aventura, aún cuando sea simple y rutinaria es tu oportunidad de divertirte, de ser feliz, de hacer algo que te halague, que sea diferente y atrayente para cada uno de nosotros, nunca miraremos el mismo paisaje con los ojos del otro, avanzaremos hasta coincidir en  la siguiente bifurcación del camino, de este sitio llamado vida.