Se apaga nuestra estrella, mi pasión jamás


Los inicios 

El Puente, Segundo Capítulo

por Ariadne Gallardo Figueroa

En la casa de Ana Pérez riv todo era movimiento al momento del desayuno, fruta, jugo, café unos buñuelos bañados  con salsa de arándanos fueron festejados por los comensales con agrado. Daniel señaló que continuarán con las conversaciones pero tenían que decidir de igual forma cómo procederán ante las autoridades, ellos no confiaban en difundir lo que entre ellos se había dicho.

Frint comentó que la parte más difícil estaba por ser explicada a los amigos asgardianos y a todos los que formaban parte de esa reunión e instó a Vidra para que diera continuación a la charla:

— De acuerdo a lo relatado por mi padre, señaló la eggyana, lo que podemos traducir como flecha de lanzamiento o vector tenía que reducirse al tamaño del cuerpo de un humano y el trabajo de las dendritas de los seres Drieden se abocaría a minimizar el daño cerebral ante la ráfaja de velocidad que debían inyectar a las naves  al entrar por el portal analizado por Barderian; quienes lograron atravesarlo deberían seguir la ruta de lo que ustedes conocen como el espolón de Cefeo.

En ese momento se decidió nombrar a ese espacio El Corredor Barderian, el asunto no dependía del todo de la destreza de los pilotos, ya que como bien se analizó con ondas infrarrojas había momentos en que el nacimiento de estrellas impedía el acceso adecuado y pulveriza lo que encontrará en el camino.

El cuerpo de Raudek Vilob se deterioraba cada vez más y se dispuso con ayuda de los asistentes a dejar un mensaje a Barderian, ella forzosamente quería que fuera de su puña y letra; además hizo una especie de diagrama utilizando términos sondonitas, como ustedes saben palabras que fueron encontradas en las sondas espaciales que llegaban desde la Tierra

Las explicaciones en lengua sondonita para difundir en la Tierra descubierta e indicar a Barderian el plan de Raudek Vilop, éstas requirieron de nuevas traducciones para ser legibles

Nosotros al llegar a la Tierra hemos notado que no necesariamente eran los términos adecuados por ejemplo cuando señaló ramificaciones uso el término Deer, hemos encontrado que hay un animal con astas que se ramifican pero ese vocablo tal vez no era el adecuado;  como pueden ver en el holograma empleo la palabra Netf, para describir las redes que fluyen entre los Drieden y los seres sin esas cualidades; Edegyas es lo que ustedes conocen como alelos, entre los seres productivos y los que habían quedado estériles, ella quiso explicarle que no importaba ya que en trayecto no era relevante la vida sexual, sino cerebral; los términos  Ir y Fin, describiendo el curso y la finalidad; para ella la parte que angosta era el portal reduciendo el tamaño de la nave y del cerebro de los sujetos en el viaje; en verdad le costó muchísimo trabajo.

Cada Gylenty, es decir en el idioma de ustedes cada Dendrita, logró que nosotros nos pudiéramos movilizar hasta este lugar, lo que más le preocupaba a Raudek era que Barderian entendiera que tenía todas las posibilidades para emprender el viaje y comenzar una vida diferente. No contaba con que él al saberla muerta, no tendría motivo alguno para seguir adelante, olvidar su más grande pasión era imposible. al morir nuestra estrella él estaba dispuesto a morir también.

En ese momento se tomaron fuertemente de la mano Zila y Citlali quienes ya habían intuido algo de eso en una charla anterior. Vidra le pidió a Frint que explicara el resto de la secuencia de hechos ya que él estaba en esos momentos en Eggya con Ontyl y el pionero Barderian:

— Precisamente fui yo quien recibió la notificación de la muerte de Vilob, el equipo solicitaba la presencia de Barderian, tenían que entregarle unas notas, en verdad jamás vi a un hombre como él con esa fuerza y entereza derrumbarse ante nuestros ojos, se tumbó en el suelo y empezó a gemir un llanto desgarrador, era imposible consolarlo, se apoyó contra las rodillas y gritó groserías, se preguntó qué clase de injusticia era esa. Era imposible no llorar con solo mirarlo.

El mensaje en Eggyano de Raudek para Barderian

Frint tuvo que detener su explicación, desorientado y confundido intentó recuperarse para seguir con la explicación. Zila le tomó por la espalda, la mayoría sabía el poder balsámico que él poseía y en verdad en ese momento fue de mucha ayuda.

Vidra, se despejó la voz para continuar con el relato ya que su padre minutos más tarde trató de tranquilizar a Barderian por teléfono, le instó a despejarse e ir a la Luna de Medreos. Supuso que lo animaría para seguir la tarea de su amada Raudek y cumplir sus deseos, ya que ella hubiera sido muy feliz  pensando que él volviera a vivir.

Sin embargo, en la mente de Barderian esa posibilidad era nula, conociendo su difícil situación Ontyl, Taige y Frint lo acompañaron a la Luna de Medreos, todo el camino no dijo una sola palabra y tampoco nosotros quisimos invadir sus pensamiento, nada que dijéramos aliviaría su dolor, señaló Frint y agregó:

— Raudek no quiso que se desperdiciara el tiempo, sus instrucciones fueron claras, una vez muerta debían proceder a separar su cerebro del cuerpo y vitalizarlo con Gylenty de Drieden; sin duda otro duro golpe para Barderian que la hubiera besado aún muerta y hubiera deseado estar a solas con ella.

En ese momento Yertei lo tomó por los hombros y le dijo que tenían que hablar del siguiente paso, Barderian tenía la opción de insertar parte del cerebro de su amada y disponerse a viajar compartiendo sus  vibraciones con la  propia memoria para vivir en un sitio diferente, al lograr pasar el corredor Barderian. Ella confía que lo vas a lograr.

Barderian con rudeza se zafó de las manos que lo mantenían cerca del padre de Vidra con un desgarrador: 

< ¡No puedo, me niego a  hacer eso, si ella va a estar dentro de mí, seré un soberano del mar de estrellas! No habrá Tierra o planeta por habitar sin su presencia, no la voy a olvidar besando a otra, ella me salvará de la muerte y estará dentro de mi! >

Ante la contundencia de su argumento entendimos con el tiempo que el mar de tonalidades Ambarinas, lo convirtió soberano y protector del universo. 

El relato nos lleva a la crudeza de un momento definitivo y la apasionada y valerosa alternativa de un pionero.

Dibujos de la autora pertenecientes al post del 4 de abril del 2021

Referencia del post: La minuciosa investigación sobre secuencias de Raudek Vilob:

Berderian fue más lejos, contactó a los Drieden a partir de una dendrita, lo que para ellos era  una Gylenty, en personas ya fallecidas y produjo numerosas ramificaciones, lo que condujo a una fascinante proyección en el tiempo y el espacio. Post fechado 4 de abril 2021.

¿Qué ha sido de la magia, la historia y sus creencias?


Los inicios 

El Puente, Segundo Capítulo

por Ariadne Gallardo Figueroa

Ana Perez Riv, con su hospitalidad característica dio muestras de ser una excelente anfitriona, al dejar en sus habitaciones a cada uno de sus invitados, se retiró a sus alcoba con el alma estrujada y analizando cada parte del trayecto que como humanidad hemos recorrido.

Recordó la sangre de los sacrificios humanos en su pueblo ancestral, ofrendas vivas para los dioses con la finalidad de acallar sus voraces instintos, los ahorcamientos como ofrendas a Odín  que formaban parte de la cultura ancestral de su entrañable amigo y colega Zila. Ese proceso lento que tuvo que ser envuelto en creencias y dogmas para que la gente entendiera un tipo de moral al que no estaban acostumbrados.

Contemplar en la distancia la travesía que los diferenciaba de los eggyanos, no era algo justo y tampoco plausible, pero ellos se vieron envueltos en la imperiosa necesidad de sacrificar por decirlo de alguna manera a sus habitantes para salvarse del caos. Ana pensó que tal vez mirando a la distancia sus antepasados también pensaban igual que el mundo terminaría si no se hacían esas ofrendas y se sintió confundida. 

Entonces exclamó para sí:

<Si los errores, las premuras, la ignorancia que se nos presenta en el camino pudieran contar con un punto de comparación que nos ayudará a reflexionar, tal vez todo sería diferente; pero nadie llega del futuro y te dice que ésto ya lo vivieron y que es el momento de meditar en el camino andado, hasta ahora.>

En otra de las habitaciones donde se encontraba Zila y su amada Citlali, tampoco el cansancio les había rendido, sus cabezas meditaban lo que habían escuchado de los eggyanos y Zila se abrazó con fuerza al cuerpo de su mujer embarazada y pensó para sí con lágrimas en los ojos:

< ¡No sé qué haría si perdiera la oportunidad de ver crecer a mi bebe y si perdiera la luz de mis ojos! >

Citlali le preguntó:

— Amor, ¿Ninguno de ellos sabía que ese cuerpo ambarino quedaría formando un escudo para las futuras generaciones, su dispersión habrá sido cohesionada por algún Drieden en especial?

Zila acarició el cuerpo de su amada Citlali y le dijo con ternura:

— Amor, eres muy perspicaz, tal vez la idea surgió de los maestros ascendidos, el ejército de éter color carmesí, el tono de la piedra filosofal hace centurias que comanda una fuerza de unidad extraordinaria; a veces me quedo meditando si el nombre adecuado es ejército celestial, ya que se encargan de operaciones de defensa estelar; bien tal vez los eggyanos hayan encontrado un nombre cuyas connotaciones no describen un cuerpo bélico.

Citlali argumento con delicadeza:

— Tal vez amado mío la simbología del ejército de defensa sea esa, pero sin duda tengo curiosidad si el pensamiento mágico en tal sentido tuvo influencia entre los ambarinos, buena pregunta, ¿Verdad?

En otra de las habitaciones donde se encontraban Yilia y Taige, desde luego que las conversaciones formaban parte de la vigilia, para ellos era mucho más sencillo permanecer despiertos, una parte de su cerebro podía dormir, mientras la otra trabajaba y se dividían las tareas de una forma muy dinámica.

Yilia argumento que el trabajo de las dendritas era muy agotador pero eficiente, lograr encontrar los términos adecuados para expresarlos, sin embargo admitió algo que sorprendió gratamente a Taige:

— Amada mia, si no fuera por el profesor Zila creo que la búsqueda de terminología adecuada me estaría costando mucho trabajo, él es muy receptivo, me sorprende cómo por sola intuición se dio cuenta que no puede reconocernos como cuerpos individuales, me daba la impresión que Zila logro percibirnos y me agrada muchos su actitud.

Por su parte Taige señaló:

— Su hija es muy receptiva, me causa gracia que a petición de la madre no han dado a conocer el género de la pequeña, pero su esposo Zila lo sabe desde hace tiempo y se queda callado por darle gusto a su mujer, me parece tan detallista.

Me parece extraordinario, su tenacidad para entrenar a seres normales para que aprendan a captar el mundo que los rodea desde una visión que se asemeje a lo que ellos llaman líderes místicos; es algo que nosotros no hicimos y de nos ser por la inserción de dendritas en cuerpos normales, no habríamos logrado llegar hasta este sitio.

Aún me pregunto si todos los que sacrificaron sus vidas por ayudarnos, de haber estado entrenados las hubieran salvado; aprender de otros lo que se pudo hacer me crea cierto cargo de conciencia por no haberlo pensado antes.

Yilia la miró con ternura y le respondió resuelto y mirándola fijamente:

— La respuesta la tienes dentro de tí, no todo era entrenamiento, también la capacidad para formar un equipo indisoluble que estuviera dispuesto a cooperar y brindarnos las herramientas adecuadas para salir adelante.

Regresamos a la habitación de Ana quien mantiene la mirada fija en el firmamento estrellado desde la ventana de su habitación y muy quedito se dice para sí:

<Macuilcalli, Tzompantli… El río de sangre que daba vitalidad al Tlatoani, la sangre y el corazón ofrendados jamás fueron entendidos por los sacerdotes, hoy su sentido cambia de perspectiva, libera a la humanidad del dogma y enlaza mundos desconocidos.

La antigua ciudad mexica de Tenochtitlan fue testigo del sacrificio de decenas de personas y la posterior colocación de sus calaveras en un estante como obsequio a las divinidades

No podemos mirar el camino recorrido con otros ojos, tuvimos que pasar por el infierno para entender la diferencia entre éste y el cielo; mi mundo no es del cielo divinizado y tampoco del infierno maldecido, es el canto del colibrí que en rápido aleteo comprende que las causas preceden a los efectos y jamás  de forma contraria.>

Ana de golpe entendió que el rumbo de la humanidad había llegado a un punto de quiebre donde avanzar con certezas, posiblemente sería más fácil:

<Al mirar hacia atrás las sendas que hemos recorrido no serán jamás las mismas y todo amor u odio  se vuelve distancia, se vuelve polvo.>

Grandes enseñanzas vistas desde diferentes perspectivas nos dan idea de hasta donde somos el espejo de los otros y cuando nos reflejamos en ellos.

Fotografía del Tzompantli azteca

Referencia bibliográfica: Libro Los hombres del norte de John Haywood, subtítulo de la introducción: La visión vikinga del mundo, pág. 23 Editorial Paidós versión traducida por Francisco García Lorenzana.

La mayor recompensa en el salón de la muerte


Los inicios 

El Puente, Segundo Capítulo

por Ariadne Gallardo Figueroa 

Taige al expresar aquel comentario miro con ternura y amor los ojos de su amado Yilia y recordó algo que no dijo a nadie, que no diría a nadie nunca, fueron precisamente las palabras de Barderian ante la respuesta que ella le dio:

< En algo nos parecemos querida Taige, somos dos locos enamorados que jamás podremos estar al lado de la persona que amamos debido a las circunstancias, pero los llevamos como un marca indeleble por siempre>

El profesor Zila comprendió de golpe que todo el dolor humano no cabe en el sentimiento de un eggyano al perder su mundo raíz y buscando las palabras con cierta dificultad, finalmente fue al grano:

— Imagino que hubo muchos fallecidos que se perdieron en la inmensidad del cosmos intentando ese increíble y peligroso intento, ¿Nos podrían explicar esa parte de la historia, debo entender que muchas de las palabras que apoyan su relato son lo más cercano  para nuestra comprensión, realmente el traductor es impresionante, lo es también la edad que observamos de todos ustedes después de una travesía tan prolongada.

En eso tocaron a la puerta de la decana Perez Riv, eran Braulio y Frint que recién había llegado de Chile y se abrazaron con mucha alegría, después de las presentaciones, Yilia solicitó a Braulio que comentará a todos los presentes su experiencia con el bio-conector.

Braulio se sentó, le dio un sorbo al delicioso café con canela que preparaba Ana y advirtió:

— Debo confesar que a la larga he logrado captar detalles que en aquel momento no correspondían a la traducción, bien dice el profesor Zila, nuestros amigos eggyanos buscan palabras que logren la semejanza y nos den un contexto general de una realidad que apenas podemos imaginar pero ese recuerdo lo tengo vivo como si hubiera sido ayer. Recuerdo haberle dicho a Tai:

(Vayamos al escenario tal como lo vivió Braulio)

-Me pongo en tus manos Tai, desde ya -anunció Braulio dándose una palmada fuerte en la nuca

Tai le contestó con seriedad delante del grupo en Mar del Plata: 

-Para mi esta respuesta es un paso hacia la intimidad amigo, has decidido entregarme tu esencia para no perderme.

-Karina los miraba con trémula emoción, sus ojos parpadeaban anegados en lágrimas, su amigo aceptaba de buen grado ponerse algo en la cabeza en un acto de lealtad y amistad hacia una extraterrestre.

Braulio se encontraba emocionado ante la experiencia, ya que sería el primer terrícola con un aparato alienígena en su cuerpo:

-Válgame, podré entender emociones que no concibo, no se que pueda lograr pero agradezco tanto a todos. Demos paso al procedimiento…

Tai asintió y sin más tardanza inició:

Extrajo una jeringuilla aguda y sin receptáculo para líquidos y retiró su conector de la parte trasera de su cabeza, cerca del cerebelo, lo tomó con un instrumento, para mirarlo a través de una lente y separó una porción de éste y dijo en voz alta:

Esta parte contiene rasgos de mi memoria genética, al entrar en contacto con las células de Brany, supongo que habrá una fusión hasta crear un mundo ligado de ideas, compuestas con ambas memorias.

Paula sonrió y comentó: Esto es similar a lo que sucede cuando una célula madre es tocada por el arsenal genético de otro ser, recordás a los biotecnólogos, que han convertido a otros seres vivos en resistentes maquinarias contra plagas e insecticidas que podrían exterminar a toda una parcela de fuertes frutos. En nuestro mundo la ingeniería genética fue muy criticada hasta hace pocas décadas.

-Tal vez Paula, en cierta forma la vida del planeta Tierra es espejo de los logros de otros mundos desde la perspectiva humana, la fauna y la flora, son igualmente seres vivos. Esto no dista de la concepción que se tiene a miles de años luz.

Tai recuperaba el conector propio, colocándolo de nuevo en la parte trasera de su cerebro, con la jeringuilla en la mano se dirigió hasta Braulio, colocó el bio- conector en su brazo, centímetros abajo del hombro; su amigo se estremeció al sentir el frío metálico en su piel y después, nada… aparentemente nada.

Serán necesarias de una a tres horas para ver los primeros síntomas, no puedo darte ningún antecedente, el conector que yo poseo fue colocado en mi primera infancia, hace varias centurias.

Taige aclaró al grupo respecto  a la última frase mencionada por Braulio que si bien de alguno modo era cierto, la realidad es que en el interior de su ser no habitaba un solo eggyano como ya lo habían mencionado antes, ante la necesidad de preservarnos, el recurso que tuvimos fue contener en nosotros las dendritas de un número importante de eggyanos que no podrían viajar de forma individual y que logramos mezclar con material genético de los drieden, potenciamos su vitalidad y al mismo tiempo ellos nos ayudaron a permanecer de una edad razonable durante el viaje.

Frint intervino en esa parte como conocedor y especialista del tema cerebral:

— El cerebro es el que dirige  sus pulsos eléctricos a la médula espinal, el nervio espinal de un ser vivo consta de 31 pares de nervios, en nuestro caso la multiplicidad es muy superior.

Podríamos decir con toda propiedad que el salón de la muerte, optó por recompensarnos de una forma única y podemos dividirla en dendrita interior y dendrita difusa y ambarina al respecto de la segunda, Vidra puede explicarlo con suficientes detalles, ellos incluso enviaron un mensaje a todos ustedes durante el ritual que realizaron en esta hermosa casa.

El asombro se hizo presente entre todos los asistentes, algunos de ellos con claras señales de agotamiento, la madrugada avanzaba y Ana se dirigió al grupo:

— Estimado Frint, gracias por su palabras a mi querido recinto, imagino que les vendría bien descansar, noto agotamiento en muchos de los presentes, les ofrezco mis habitaciones.

La mayoría accedió con una sonrisa agradecida, sin duda el mundo les abría una ventana hacia lo desconocido que de alguna forma se asemejaba a la eternidad.

Hay momentos que reconocemos nuestras limitaciones, pero siempre habrá una pequeña ventana por donde logramos mirar esa luz que nos cautiva y nos sorprende.  

Photo by Isabella Mariana on Pexels.com

Referencia del párrafo en color:  Novela Galaxia de Cristal de Ariadne Gallardo Capítulo 4, Amigos y reencuentros, subtítulo: ¿Cómo y dónde despegar?