Mecícatl Lugar de Mexi, Lugar de los mexitin


A sus 37 años Zila era reconocido por otros estudiosos como una de las personas que luchó de forma enérgica porque su ciudad de nacimiento recuperara el nombre que le correspondía. Para muchos académicos de otras partes del mundo las etimologías al contar con huecos informativos muy profundos, les había sido fácil darles significado y considerarlos ciertos, como por ejemplo:

Mezitli, El Ombligo de la Luna, algunos equivocadamente señalan que: La palabra México está compuesta del vocablo Meztli, que significa Luna, Xictli, cuyo significado es ombligo y Co que refiere a lugar

Lo cierto es que para finales del siglo XII, ya existía un grupo que se auto determinaba mexitin. Es bastante notorio el contraste y la diferencia entre “mexitin” y “mexicah”; en las crónicas (Tezozomoc, Chimalpain, Tovar) se marca con claridad el uso de mexitin para referirse al grupo antes de fundar su ciudad, mientras mexicah se usa después.

El trabajo de investigación que hicieron los misioneros españoles al llegar a tierras americanas, se destaca  en la figura de varios de ellos como lo fue Bernardino de Sahagún fue un misionero franciscano, autor de varias obras en náhuatl y en castellano, consideradas hoy entre los documentos más valiosos para la reconstrucción de la historia del México antiguo:

“Traían un caudillo y señor que se llamaba Mécitl, al cual luego después que nació le llamaron citli, liebre; y porque en lugar de cuna lo criaron en una penca grande de un maguey” Sahagún, 1985:610

Desafortunadamente fueron ellos a quienes les fue encargado el injusto adoctrinamiento de los habitantes de dichas poblaciones por considerar que la teología cristiana que veneraba la reina católica era lo que más convenía a todos los seres de los mundos descubiertos. 

Leamos un poco de lo que Sahagún describe con fidelidad de sus pesquisas en estas tierras:

Este nombre mexícatl se decía antiguamente mecitli, componiéndose de me, que es metl por el maguey, y de citli por la liebre, y así se había de decir mecícatl; y mudándose la c en x corrómpese y dícese mexícatl. Y la causa del nombre según los cuentan los viejos es que cuando vinieron los mexicanos a estas partes traían un caudillo y señor que se llamaba Mécitl, al cual luego después que nació le llamaron citli, liebre; y porque en lugar de cuna lo criaron en una penca grande de un maguey, de ahí adelante llamóse mecitli, como quien dice, hombre criado en aquella penca del maguey; y cuando era hombre fue sacerdote de ídolos, que hablaba personalmente con el demonio, por lo cual era tenido en mucho y muy respetado y obedecido de sus vasallos, los cuales tomando su nombre de su sacerdote se llamaron mexitin

Sahagún, 1985:610.

De la misma forma que fue difícil que el mundo entero alterara sus calendarios y homologara el juicioso -ante los ojos de los asgardianos- calendario lunar de 13 meses, igual sucedió con el término empleado para nombrarse mexitin o mexicano.

En el documento de identidad de los asgardianos podías solicitar que se usara el término originario o el termino vulgar o aceptado popularmente, esto dio paso a los negocios mundiales diferencian las transacciones empresariales con un delicado toque diplomático para los asgardianos y otro para los pobladores de regiones específicas del mundo, claro, solo piensen, por supuesto que ahora entienden que grupo logró mejores dividendos.

Para hablar un poco más del carácter de Zila,  puedo decirles que su placentera vida entre los libros era algo que consideraba mágico y luchaba por preservar a toda costa, extremadamente inteligente, filosófico e imaginativo,  con dotes psíquicos, disfrutaba de su propia soledad. No le gustaba considerar  absolutamente nada al pie de la letra, estudiar, probar y analizar todo, formaba parte de sus retos y rutinas.

Como  buscador nato de la verdad, todas las cosas espirituales y místicas, siempre serían sus herramientas. Su objetivo central,  la investigación de lo desconocido y encontrar respuestas a los misterios de la vida.

Así que ahora no se detendría hasta encontrar el misterio detrás de la vida de los Eggyanos, esos seres que habitaron una época de sus vidas generacionales más allá de la nube de Oort.

El paso siguiente fue solicitar a cada uno de sus alumnos un análisis orbital del Sistema Solar:

— Nuestra labor es multidisciplinaria, si bien no somos astrofísicos y nada por el estilo, reconocemos el valor de entender de qué forma nos movemos en el universo. Sí esa pista nos dá resultado, una luz en el puente inmenso de nuestra ignorancia en este descubrimiento de vida inteligente más allá de lo que conocemos, habremos logrado avanzar.

Además les tengo una noticia que a todos ustedes les va a agradar sobremanera, ya lo creo, recuerdan al asgardiano de nombre Daniel, un reportero se acercó al chileno Braulio, amigo personal de Tai,  él deseaba una conversación aparte, una entrevista exclusiva, con los Eggyanos. 

Posteriormente supimos que él sentía que había mucho de oropel en el asunto que se estaba exponiendo a la prensa y para él la parte de los mecanismos científicos y las evaluaciones reales que tuvieran del nuestro  planeta al considerarlo a punto de vivir un riesgo latente eran de gran importancia.

Después vimos que empezó a seguirlos de forma constante y ya es  parte del grupo que organiza sus ruedas de prensa, bueno me he puesto en contacto con su asistente para poder sostener una charla virtual en cuanto su agenda lo permita.

El grupo de jóvenes de su clase realmente se sintió sorprendido y agradecido, todos aplaudieron la iniciativa tan favorable del maestro Zila.

Nota de la autora:

Origen de la palabra Mexico

Etimologías del origen de la palabra Mexico

El momento que unió el pasado con el presente


El camino para Sol y Luna cada vez era más complicado, la nieve comenzó a ser densa, ambas se preguntaban si el camino elegido era el más propicio para este recorrido, pero de una u otra forma ya estaban en él y era necesario seguir adelante.

De pronto para Sol todo comenzó a dar vueltas, tuvo que apoyarse de su hermana para no caer, el mareo la mantuvo turbada por un buen rato, Luna la llevó hasta el tronco de un árbol para guarecerse del viento, la mirada preocupada de Luna fue lo último que vio Sol al momento de caer en un profundo y pesado sueño que la llevó a un hueco donde el tiempo la atrajo al pasado.

Revivió la escena dolorosa de un terreno quemado donde lo único que escuchaba era el llanto de un niño pequeño, tosiendo entre el humo y los gritos de los asaltantes, blandiendo espadas y antorchas para quemar aquella comarca.

Nunca olvidaría la mirada aterrada de aquella criatura, cuyo rostro estaba cubierto por una extraño tatuaje de hollín, lágrimas y mocos, cuando lo instó:

— Nadie de los tuyos va a escuchar tu llanto, las gente que los está matando si lo hará, es mejor que te quedes callado.

Con ojos grandes el pequeño de inmediato ahogó su frenético desvario y contuvo el sollozo cuando ella le preguntó:

–¿Tienes nombre?

La criatura solo movió la cabeza negando…

–Yo tampoco, bajemos por la ladera con el mayor silencio posible, dame la mano.

Ambos se alejaron y la niña que se acercaba a la pubertad, alzó en brazos al pequeño que apenas había aprendido a caminar, resueltos llegaron hasta lo profundo de un bosque y el pequeño alzó su dedo índice cuando vio un claro en medio de aquella bella escena de paz y trino de pájaros.

La niña que ahora conocemos como Sol, exclamó:

— Bien has elegido un buen sitio, vamos a construir nuestro pequeño recinto.

Ahora hagamos lo que tenemos que hacer primero, yo no puedo ser tu madre, puedo ser tu hermana mayor, y la hermana mayor siempre aprende de aquel a quien cuida, entonces te nombraré Maestro, ese es tu nombre ahora.

El pequeño sonrió y repitió con cierta dificultad el nombre que ella le dió y la miró con los ojos muy abiertos:

— No, no, no tendré nombre hasta que hayas crecido lo suficiente para decidir, ¿Esta bien?

El pequeño asintió y ambos sonrieron.

El golpeteo en el pecho de Sol se fue apaciguando ante esas imágenes tan nítidas en su sueño y pudo respirar con menos dificultad. Lo primero que observó fue la mirada preocupada de Luna que le preguntaba si quería tomar un poco de agua:

— Sol, hermana hemos pasado por grandes dificultades, la comida es escasa en este sitio ahora, pero te vas a poner bien te lo aseguro, ¿Quieres un poco de agua?

Sol la miró con cansancio y le preguntó:

–Necesito que observes el paisaje, dime si ves a mi animal mensajero, al heraldo de mi alma, por favor.

Luna, con enorme dolor fijo la mirada en el horizonte, en el río helado, en la colina y fue ahí donde lo vio, un zorro con el pelaje rojizo como el fuego y mirada penetrante, ella le sostuvo la mirada con asombro y dolor al mismo tiempo, al momento que el animal sólo agachó la cabeza y giró sobre sus patas para hundirse detrás de la colina de nuevo.

Luna le sostuvo la mirada con asombro y dolor al mismo tiempo

Luna respiró hondo y recalcó:

— Sí lo vi, Sol, pero se ha ido, dio la vuelta y se fue detrás de la colina.

Sol sonrió y la miró con suavidad:

— No eres buena mintiendo hermana, sabes bien que ahora nos sigue de cerca, tengamos paciencia. ¡Vamos ayúdame a levantarme, creo que me siento mejor ahora!

En pocos días tu intuición te guiará para entenderte con él, creo que será una buena compañía.

Por toda respuesta Luna sólo la abrazó con lágrimas en los ojos.

Nota de la autora: Las siguientes referencias forma parte de la inspiración para este post:

En el mito y la tradición celta, el zorro juega el papel de heraldo del alma. En otras palabras, el zorro es una especie de recipiente para las almas que han pasado de la tierra a lo no físico.

Πάντα ῥεῖ; “Τodo fluye” Heraclito lo dijo, pero antes de que esto se supiera la vida daba constancia de que las cosas son de esa forma, al menos para quien sostiene que la magia  es el instrumento de su existencia.

Durante el afelio, nuestro planeta y el Sol se sitúan a una distancia aproximada de 1,017 unidades astronómicas, lo que implica que les separan algo más de 152 millones de kilómetros. Aunque la Tierra gira a una velocidad media de 29,8 km/s, durante el afelio se vuelve algo más lenta y se desplaza a 28,76 km/s.

Photo by Funny Foxy Pride on Pexels.com

El objetivo vital del maestro


Las hechiceras que reconocemos como Estrella y Ave viajan por un territorio menos feroz en cuanto al clima, recuerdan en su andar las enseñanzas de su maestro:

— Ave, ¿Recuerdas cuando el maestro nos señalaba dos elementos vitales que nunca debemos olvidar?

— Por supuesto Estrella, lo recuerdo, el pensamiento y la memoria deben ser lo más importante, recuerdo que nos dijo que en el momento de vernos en sitios distintos de la tierra sólo esos dos conceptos nos mantendrían unidas.

Estrella observa atenta a su compañera de viaje y reflexiva le interroga de nuevo:

— ¿Crees que esa haya sido la causa por la que nos alejó de él?

— Dudo que se haya alejado de nosotras, nos dejó las señales para no perdernos, por algo Sol nos envía juntas a esa tierra donde se teje un hilo especial, nosotras formamos parte de ese plan. Aún cuando él ya sabía que seríamos perseguidas y era consciente de que no estaríamos juntos, nos dejó un mensaje a cada una de nosotras.

— Todavía no comprendo por qué el vuelo del cuervo tocará el firmamento, pero él señalaba al cielo y aseguraba que esto sería de esa forma.

Dijo el maestro: El vuelo del cuervo tocará el firmamento

Ave, hace una pausa en el camino y se lleva la mano a la boca y mira fijamente a su hermana de viaje:

— Recuerdo esa charla, era de noche y nos dijo, apuntando con insistencia al cielo estrellado: El cuervo, la copa y la serpiente, mostrarán al mundo lo que debe de saber. 

Ambas mujeres se miraron y uniendo sus manos exclamaron: ¡Hugin, Munin!

Llevaremos juntas el mensaje, lo daremos a conocer.

Estrella miró el firmamento que en es momento no era nocturno, sin embargo, reflexiva y optimista, con la mirada puesta en el cielo comentó a su interlocutora:

No estamos lejos de reconocernos en otros rostros, en otras culturas y compartir lo valioso del mundo mágico que somos, aún cuando muchos rechacen la verdad e intenten denigrarnos, lo haremos.

Nota de la autora: Más adelante los árabes reconocerían a Gienah Gurab, o Gienah Corvi en el firmamento, los griegos harían lo propio y dotarán de una leyenda mitológica a la constelación de lo que ellas conocerán por siempre como los mensajeros de Odín. 

El cuervo en diversidad de culturas es considerado un animal tótem, el que permite observar un pasaje a la luz, el guardián de los secretos y mensajero de espiritualidad.

Según el antropólogo Claude Lévi-Strauss, esta ave tenía un estatus mítico, pues muchas culturas la veían como mediadora entre la vida y la muerte.

En el 2013, Andreas Nieder, neurocientífico de la Universidad de Tubinga, estudió la actividad neuronal de los cuervos, descubriendo que sus neuronas son más abundantes  que las de los primates y su configuración se basa en un modelo solucionador de problemas muy especial.