Capítulo 2° 

Por Ariadne Gallardo Figueroa 

Para Morati Agu permanecer en Astaná, capital de Kazajistán era un encuentro con una cultura fascinante, cada detalle lo hacía sentir en una tierra con tradición efervescente, explosiva y diversa, estaba cautivado pero sus días y horas vitales las mantendría en el centro de investigaciones espaciales, así que no se distrajo mucho en hacer turismo y se dirigió al sitio donde ya lo esperaban.

Al llegar lo recibió Annia Garasimov, una dama diligente de mirada dulce, ojos color miel, enfundada en un overol de material reciclado con el escudo asgardiano del lado izquierdo:

-Estimado señor Agu, agradecemos que haya aceptado la oferta, le esperan en verificación, por favor acompáñeme…

Agu notó que había una sala de estar de lo más especial el amueblado parecía industrial y se leía en el umbral:

“Los materiales de esta sala recibidor,  han sido realizados con residuos espaciales rescatados por obreros asgardianos bajo la certificación de cero radiación”

Si desea leer este mensaje en otro idioma dígalo en voz alta y toque la pantalla táctil, de no ser así la pantalla es sensible y se apagará cuando usted se retire, bienvenido

Annia notó la mirada sorprendida del escritor y posteriormente se dirigió a él:

-Por favor señor Agu, tome asiento en breve será llamado en la segunda puerta de la derecha, me retiro y le deseo una confortable estancia en nuestras instalaciones.

Morati agradeció el gesto y tomó asiento en aquellos sillones y se dijo para sí:

<Me he sentado en los fragmentos de un cacharro que estuvo deambulando la órbita por no sé cuánto tiempo, ¡Esto es fascinante!>

Un hombre apareció en la puerta que le habían señalado y le invitó con cordialidad y una franca sonrisa a pasar, una vez dentro le ofreció una taza de café, ponderando que a las instalaciones llegaba una buena cosecha de Kenia para el servicio de los científicos que agradecían 30 mililitros en el desayuno de la codiciada bebida.

Desafortunadamente el siglo XXIII ya no era tan fácil tomar varias tazas de café al día, los recursos y el agua se dosificaron en algunas áreas por razones ecológicas, sobre todo el comercio alentaba que ciertos productos no escasearan y eran consumidos en cantidades adecuadas.

El señor que lo recibió se identificó como Nicolai y le advirtió que el motivo de la verificación era para conocer algunas de sus costumbres y a partir de ellas poder evaluar su potencial en el trabajo, así que comenzó con un cuestionario verbal:

-Primeramente me gustaría saber si consume frituras, azúcar o alcohol y si tiene tendencia a fumar.

Morati sin preguntar las razones de tan peculiar interrogatorio negó con la cabeza y señaló:

-Son cosas de las que puedo prescindir y no soy fumador.

Nicolai anotó en su libreta digital  y prosiguió:

-El comentario señor Agu se debe a que algunos científicos o invitados especiales se vuelven irritables sin ese tipo de productos, en consecuencia su concentración baja y su salud merma de forma evidente, me alegra conocer su respuesta.

Le serán entregados tres overoles, los días de Saturno se lavan en el espacio común que se encuentra en el sotano, si acostumbra usar ropa interior puede lavarla en sus habitaciones, el baño está acondicionado para que pueda secarlas.

¿Tiene alguna pregunta o requerimiento especial?

Morati permaneció pensativo por unos segundos e interrogó:

-¿Me puede explicar las restricciones para el uso de internet?

-Claro, internet libre para las horas de trabajo, si usted trabaja en sus habitaciones se apaga la red a la una de la madrugada y se enciende a las 6, cuenta con un monitor propio en las habitaciones donde se le enviará la agenda diaria, las entrevistas y las actividades y sus secuencias. 

Tambien las notificaciones en los cambios de servicio de comedor en caso de que ésto suceda ya que todos comen en horarios fijos preestablecidos solo cuando hay sobrecarga de trabajo son modificados.

Morati con una amplia sonrisa agradeció a Nicolai, su ayuda, ambos se dirigieron al piso donde estaban sus habitaciones, al despedirse Nicolai señaló:

-Estimado Morati, la aventura esta por comenzar y usted es parte de ella, bienvenido. 

Fotografía de Astaná, capital de Kazajistán


Capítulo 1° “La red sónica”

Por Ariadne Gallardo Figueroa 

El proyecto Octo había dado comienzo, los científicos y sus inversores se dieron cita llegaron puntuales al centro de investigaciones como lo habían previsto, se dio inicio a los trabajos de prospección de cada paso por ser estructurado:

Colocaron recursos para la maqueta, y capital flotante para el proyecto general, todos ellos sabían que lo invertido debería regresar y para todo asgardiano del siglo XXIII, era comprensible de forma especial lo que esto representaba.

Solar en este momento de la historia sería la clara referencia a partículas cargadas en movimiento generando corrientes eléctricas, y cualquier movimiento de una partícula se comparaba con la base central de una estrella, por tanto el concepto del plasma se ve afectado por los campos creados por las otras cargas. Lo único que se debía cuidar era generar el efecto enana blanca.

Al lograr fluir en el comportamiento colectivo, la variación se estabiliza, de encontrar bloqueos, el capital flotante debería diversificarse, este era el sistema como se distribuían a nivel mundial los recursos.

Plasma en estado puro

Todo el mundo necesitaba células fotoeléctricas, por tanto para los humanos del siglo XXIII esa era la moneda de cambio y la razón por la cual se dosifican y cuidan los usos de este recurso. Tal como lo señalé en el tercer libro de la serie, en aquella escena de la pizarra universitaria que se apagaba después de haber sido utilizada, por considerarse totalmente irrespetuoso el desperdicio excesivo de electricidad, ahora entienden claramente la razón, esto nos lleva al raciocinio más allá de lo ético, en él se encierra la base de la economía mundial.

La energía solar fotovoltaica suministraba electricidad, la base de toda actividad humana, el flashazo que disparaba luz para la creatividad en todos los rincones del planeta y ahí estaba la fuerza de dispersión de la moneda Solar.

Pero debemos recordar que el mundo se encontraba en periodo de transición y lo que sucedería en los albores del siguiente siglo, no era el mundo que se vivía en la actualidad. Había economías que protegían el uso y costumbres de antaño, consideraban parte de sus tradiciones y costumbres el uso de la moneda con sus símbolos patrios y la maquila de papel moneda les parecía necesario conservarlo, pese a que grupos ecologistas median el riesgo de materiales que podían ser economizados.

Lo mismo sucedió con la constante minería de monedas cripto, el gasto energético se convirtió en un verdadero dolor de cabeza para la sustentabilidad del planeta. Pero los modelos necesitaban ser modificados, las fronteras estaban cambiando, el término renovarse o perecer era notorio en  muchos sitios del planeta.

En medio de todo ésto el trabajo continuaba con grandes expectativas:

Por tanto cada uno de los integrantes del proyecto Octo, fue avanzando, ese dinámico tejido de esferas que se abrazaría al monstruoso meteorito era su gran esperanza y no descansaría hasta lograr el objetivo.

Por su parte Morati había enviado correos a los líderes del proyecto, quería contar con detalles del plan de trabajo antes de regresar a su país y fue cuando decidieron hacerle un ofrecimiento que pondría al reportero en una disyuntiva.

La carta dirigida a él decía lo siguiente:

Estimado Morati Agu(1), agradecemos su gran interés en el tema y por lo tanto le invitamos a ser el reseñador de los progresos de nuestro proyecto, por lo cual solicitamos acepte estas condiciones:

Cambiar su residencia de forma inmediata, firmar una cláusula de exclusividad y presentarnos un reporte de sus reseñas cada 8 días, poner a disposición del público 4 hojas de información, cada 16 días, las cuales con antelación serán revisadas y autorizadas por el equipo que lidera el proyecto.

Describa si tiene familia, cuántos miembros, describa si cuenta en su residencia receptor de células fotovoltáicas para efectuar los pagos en base a esa evaluación.

De no ser así describa cuál es su necesidad más apremiante para usted y los miembros de su familia con la finalidad de que sean cubiertos en los términos del contrato de acuerdos internacionales.

(1) AGU: Es un apellido Igbo que significa tigre.

Photo by Philippe Donn on Pexels.com


La Red Sónica 1° Capítulo

Por Ariadne Gallardo Figueroa

Con paciencia dando las espaldas a la pizarra, Ammar advirtió:

Es difícil enfrentarnos a la realidad que desconocemos, lo que hemos hecho es prepararnos para que todo lo pensado y analizado sea un reto por cumplir en la larga lista de valores, necesidades y situaciones que vivimos como humanos a diario.

Las capacidades de un grupo se deterioran si en éste no hay resonancia, cada uno de reconoce que sin el apoyo de los demás nuestros  más apreciados sueños se vendrán abajo, pero en esta ocasión no se trata de ilusiones, de logros y reconocimiento como científicos, se trataba de un sueño que no tiene precio, ni créditos extras, tampoco diplomas de la academia.”

Aceptar la extinción no era una opción, no para ellos, tampoco para ninguno de los humanos que había acompañado sus invenciones y logros, vencer era necesario, seguir adelante, lograr lo que se habían propuesto de una vez y para siempre la humanidad era el costo a pagar y eso no debía pesar en la mente y conciencia de nadie.

Daiki exclamó:

-¡A pequeña escala todo es perfecto, todo es posible! La maqueta virtual es el camino, no podemos fallar…

Con energía y buena voluntad quiero recordar a un antepasado honorable, Sun Tzu (1) que en su obra señaló: «Quien no tiene metas, es poco probable que las alcance».

Así que vamos señores que esto no se detendrá por nadie, ¡Nosotros debemos hacerlo!

Hoy nuestra lucha no es en contra de otros humanos, es para salvar a la humanidad entera y es importante destacar.

Los cuatro científicos allí reunidos se dieron una pausa para servir café y té y probar los bocadillos que les había dejado la amable joven. Todos ellos estaban convencidos de que en cada momento de unidad la humanidad lograría hacer notar la diferencia.

(1) Autor japonés de “El Arte de la Guerra”

Photo by Monstera on Pexels.com


Por Ariadne Gallardo Figueroa

Recorrer de nuevo el libro es volver a vivir experiencias que van quedando en cada una de sus páginas y es fascinante al menos para mí que he hecho este solitario recorrido que algunos de ustedes han disfrutado de forma callada y con algunos comentarios ocasionales, otro de esos momentos es este:

La gran celebración 

“En alguien has colocado tu inmortalidad, tú la ofreciste, por tanto, eres parte del obsequio al consagrar tu talento a la travesía”

¡Ordena la realidad, alienta el trayecto!

“Llegará el día que todo aquello que veías como un ideal, dejará de serlo y todo lo que formaba parte de una ensoñación, se verá con objetividad y todo pensamiento se volverá tangible. Ahora analiza que hay dentro de tí para que ésto suceda y se convierta en lo más valioso”

Aquello que intuyes es verdadero, aún cuando lo calles, lo sabes

“Todo lo que has recorrido, los pasajes que se han vuelto el camino recurrente de un instante sostenido en el tiempo, son la travesía; muy pocos han captado en medio del barullo que hay un hilo conductor y un aliento donde te reconoces”

El Mensajero


“Un trabajo callado, constante, silencioso; confianza de hierro y a prueba de fuego, el pensamiento atravesando las densas aguas de creencias ancestrales y al final prevalecer ante todo aquello que pudiera ser comprobable y que no estuviera gobernado por la imposición de ideas, un camino hacia la razón y el entendimiento estaba distante, sin embargo esa es la meta”

El Mensajero

Por Ariadne Gallardo Figueroa

Bien, recién ahora sabremos a quién pertenecen todos los párrafos finales de cada relato en esta obra,  es ella, La Dama de la Flama, ella fue reflexionando junto con el mensajero para entregarnos este trabajo.

Muchas situaciones nos serán reveladas y algunas otras tendremos que reconocerlas por nosotros mismos, ya que su permanencia en la magia con el paso del tiempo se convertirá en algo muy diferente, aun cuando nunca dejarán de aludir a las destrezas de la intuición como una herramienta de gran poder.

Hipótesis vulnerables de ser comprobadas y teorías que han de desechar  argumentos falaces es asunto lejano en la época que nos ocupa, sin embargo es el camino de cada uno de los iluminados.

La historia desafortunadamente estará puesta en las manos y los escritos de los conquistadores  y su versión oficializada defenderá creencias y valores que les darán poder y fortaleza, dominio sobre extensos territorios que han de ocupar a sangre y metralla.

Bajo ese denso velo de dogmas, miedos inducidos, imposiciones y la sumisión de los pobladores de diversos espacios, el grupo que acompañará y se diversificará con Los Señores de la Luz, continuará su recorrido.

El Ofrecimiento

Llegado el momento del encuentro los 22 iluminados reunidos hicieron un ofrecimiento en aquel territorio centroamericano, Erandi observó la conjunción de astros que los recibía de forma especial en el cielo y éstas fueron sus palabras:

Venus, la Luna, Júpiter y Saturno acompañaron el ofrecimiento

“Hay una necesidad manifiesta, no hay intención de frenar, el espacio promete cosechas y buenos augurios ante nuestros ojos; debemos priorizar lo que es valioso ante lo que todos vemos desde lo alto, los ojos del cielo nos observan, son los señores de un tiempo que nos espera, son las voces de los que estuvieron cercanos en tiempos  que desconocemos.

Agradecemos lo logrado y todo lo que está por presentarse, la fortuna es un juego malicioso, debemos reconocer que lo que nos da, nos puede ser retirado, pero siempre recordaremos con alegría este momento de gozo.

Como líder visionaria quiero que cada uno de ustedes tengan en cuenta el sentido común, cada uno de nosotros deberá jugar con sus atributos, la vida nos ha permitido comunicarnos con un lenguaje nuevo y diferente al de los demás, usémoslo con inteligencia y mesura.

El mundo es de aquellos que ven los triunfos al completar un proyecto, al cerrar etapas, no nos detengamos para mirar lo que no fue posible, seamos conscientes de que muchas situaciones las tendremos en contra.

Qué cada idea los motive, el mundo es un lugar para tomar posiciones y ser estratégicos, que la luz nos acompañe y logremos mantenerla encendida recordando el ejemplo de La Dama de la Flama y su eterna presencia entre todos nosotros”

Todos se tomaron de las manos en aquel círculo concéntrico donde estaban los 22 iluminados y el resto de visionarios que conservarán en sus mentes y corazones las palabras de Erandi.

Apéndice:

Este es un pequeño adelanto de lo que vamos a ver en el siguiente libro que ha de iniciar con una acalorada discusión de cuatro hombres, uno árabe, el otro japonés, con ellos se encuentra un hindú y un descendiente de Jinru.

El escenario se establece en el año 2237 y la conversación se centra en el interés del japonés por revivir las teorías de un pseudocientífico que vivió muchos años atrás, a quien considera no se le dio el verdadero valor por sus investigaciones.

Todos ellos buscan una clave que ha resultado un camino infructuoso, una serie de ensayos y errores que no han dejado nada bueno, solo pérdidas millonarias y enorme frustración.

Este libro concluye en el día dedicado a Marte, 9 de noviembre 2021 y en el calendario asgardiano en el día dedicado a Júpiter, 5 de Sagitario, año 0005

Notas de la autora:

Fotografía de la noche del 8 de noviembre 2021 de la autora: «La fabulosa conjunción»


“Nada es más vigoroso que la fuerza de un grupo para completar el círculo, para entender que todo resuena y hace eco en los sueños de los otros, vibrar en sintonía y reconocer a los aliados, en el firmamento aparecerá la señal y entonces habrás logrado lo que creías imposible”

El Mensajero

Por Ariadne Gallardo Figueroa

Hora había recolectado los símbolos y recreado un valioso dibujo estelar que los iluminados reconocerían por su paso en la tierra y mucho más allá de sus propias vidas como parte de la enseñanza a la cual todos ellos aportaron un caudal de valiosas investigaciones.

Tomar el control no fue asunto de uno solo, el pensamiento mágico de cada uno de ellos logró que la magia reavivara la llama de sus iluminados cerebros, todos ellos abrieron sus corazones a los momentos que compartieron en unidad, cada detalles fue resguardado por quienes elaboraron símbolos, diagramas, proyecciones de lo que el cielo les dictaba. Cada iluminado entendió que las vibraciones de sus pensamientos eran escuchados por quienes no se encontraban cerca, habían logrado generar una unidad indescifrable y con ella un cúmulo de sintonías y similitudes.

De esa forma conectaron con la creatividad de aquel viajero distante que llegaría a tierras aztecas sintiendo que había un lugar para fincar su casa y cobijar sus sueños; ese día sería muy especial cuando Dayami anunció a Zila algo de gran relevancia:

-Zila ha llegado el momento de mirar el cielo vespertino, antes de que el Sol desaparezca en el horizonte, la señal está cerca.

Todos formaron un círculo concéntrico, dentro los 20 iluminados que formaban parte de la caravana y alrededor todos los seguidores, familiares y discípulos de la escuela de Erandi.

En una trance de meditación esperaron con paciencia el momento de observar el símbolo que enviaría Hora, el lugar donde se daría la cita para el encuentro y entonces de pronto el cielo se nubló, grandes nubarrones de tormenta aparecieron y en pocos segundos una nube dorada apareció empujando con fuerza a la tormenta y mostrando una vara de mando que marcó para todos ellos el lugar donde se daría el encuentro, el sitio exacto donde los 20 iluminados se convertirían en 22 personajes de poder para dar paso al nuevo mundo que apenas empezarían a gestarse con sus habilidades y magia:

Todos comprendieron que una nueva etapa de sus vidas estaba por comenzar que no había tiempo para vacilaciones, tomar las riendas de sus destinos y crear sólidos planes en medio de las tormentas y las grandes vicisitudes que tendrían que enfrentar, entonces Quizari Taiyari exclamó:

-Hermanos, hemos visto todos la señal, su aviso es rotundo y evidente, un impulso superior a todos nosotros nos llevará a iluminar aquellos sitios que son oscuros, nos brindará un poder de mando para enfrentar las sombras y será una constante más allá de nuestro tiempo presente, la fuerza del rayo, la temeraria fortaleza del fuego es de lo que estamos hechos, ¡Avancemos al punto de encuentro!

Todos levantaron sus brazos en señal de victoriosa alegría, el mundo los había dotado de grandes talentos y todos ellos los pondrían al servicio de un futuro que desconocían pero en el cual vibrará cada momento vivido y cada lucha ganada a las sombras.

Desistir resulta ser el acto más triste en el camino de los seres humanos, por ellos cada uno de los iluminados daría cuenta de fortaleza en medio de las más frustrantes situaciones, su ánimo y aliento serían la constante búsqueda de aliados, de fuentes de información, de encuentros que iluminaran sus mentes para encontrar estrategias y crear nuevas alternativas.

Notas de la autora:

Dibujo de la autora con filtro libre de PicsArt


“Una parte del todo se comparte con otros, siempre habrá un artilugio donde el azar muestra escenarios pero recuerda que todo mago o hechicero, elije cómo y cuándo lanzar sus herramientas de aprendizaje y enseñanza”

El Mensajero

Por Ariadne Gallardo Figueroa

Los Señores de la Luz, durante el tiempo que habitaron los espacio del imperio Azteca bajo la dirección de Erandi y Quizary Taiyari, proyectaron, construyeron, imaginaron, dispersaron a los cuatro rumbos del viento las  ideas para que formaran parte de la semilla de enseñanzas necesaria para  fomentar el futuro.

Todos ellos eran conscientes de que no debían desmoralizarse ante el embate de una realidad que ninguno de ellos había buscado, esa realidad que es atroz y que provoca la ira de los más valientes, al contrario su aliciente para seguir adelante se fincaba en las bases de que nada se daba en el inicio de una visión lejana de su propia experiencia de vida.

Llegó el momento que pisaron las mismas playas donde el sueño de Painani fue protegido por un grupo numeroso de cangrejos, al observarlos Erandi comprendió que cada uno de ellos habían sido testigos del agotamiento y penosas experiencias por la que había atravesado una de sus más destacadas aprendices.

La Sacerdotisa del otrora Templo de la Luna, sintió un orgullo impresionante y reconoció que la preparación de Painani le permitió lograr lo imposible; al mismo tiempo se dio cuenta que ella no tenía, ni la edad y tampoco la fortaleza para cumplir con el trayecto y lo comunicó al grupo.


El Cangrejo alberga un hogar en su concha, nos recuerda que la casa del humano es todo aquello que lo rodea

-¡Señores, hermanos todos, escuchen por favor! Este sitio fue protegido por el símbolo del cangrejo y debemos notificarlo a Hora, es importante que él reconozca en sus investigaciones el poder de un animal de gran fortaleza que de igual forma es capaz de cruzar por debajo de las aguas como esconderse en los espacios suaves de las arenas.

Otros pueblos que no conocemos le han de dar atributos especiales, para nosotros los cangrejos de éstas playas, serán los custodios de una viajera osada y tenaz, nuestra compañera Painani.

Por otra parte voy a necesitar, al igual que todo aquel que no se sienta con fuerzas para seguir adelante, de ayuda para continuar el camino en algunos tramos que me resulten difíciles y lo sean para algunos de ustedes.

Solicito ayuda de Evaristo para preparar con antelación pomadas para proteger las llagas de los pies, no hasta que éstas se presenten; igualmente ayuda de Patricio para construir algún artilugio para evitar caminar a todo aquel que lo requiera, no por darle privilegios, sino para ayudarlo a seguir nuestra encomienda.

Aquella tarde cada uno de ellos dispuso de lo necesario para ayudarse unos a otros y continuar el trayecto. 

Mientras tomaban alimentos y curaban las heridas de sus pies y construían un camastro que pudiera ayudar a los adoloridos, uno de los iluminados habló:

-Les tengo un anunció, señaló Zila, ahora puedo decirles el nombre del hechicero encubierto en la tripulación de los conquistadores, ya que Dayami lo escuchó y el hombre miró con fijeza el hogar estelar de la Dama de la Flama, su nombre es Yinrú.

Aún cuando ninguno lo sabía el significado en chino mandarín Rú quiere decir: Entrar

Todos quedaron sorprendidos de que el tono de piel del hombre fuera amarillo como les señaló Dayami y mucho más al no entender que significaba su nombre y Santiago exclamó:

-Ha de aparecer en estas tierras un nuevo modo de ver y entender la magia, nuevas costumbres y dilemas por descifrar, entramos a un terreno donde vamos adelantados los que hemos viajado desde la otra orilla del ancho mar, todos ustedes hermanos,  escuchen con atención  que ese hombre es tan humano como nosotros y si le han dicho con desprecio amarillo es que es un chino, un hombre alejado en la bruna distante de tierras lejanas, al que los azares del destino le han permitido entrar en territorio desconocido, tan desconocido como para nosotros el suyo.

El mundo tardará en entender que no importa el color de tu piel, tu sangre y vísceras siempre serán las de un ser humano, con sentimientos y valores similares; también se entretendrá creando separaciones y acogiendo en sus grupos a los que son similares a ellos, repeliendo a los otros, haciéndolos desaparecer.

Notas de la autora:

Imagen de la constelación del Cangrejo:  Star-Chart


“Es posible que con el paso del tiempo no lo reconociera nadie, pero ella sabe perfectamente que hay acciones que no son parte de las leyendas, con el correr del tiempo pueden y deben ser modificadas, simplemente porque es necesario”

El Mensajero

Por Ariadne Gallardo Figueroa

Erandi salió del Tzompantli con un temblor de piernas que le era difícil controlar, trémula, colocó ambas manos en su báculo de poder y suspiro al momento que con determinación supo lo que tenía que hacer, dirigió sus pasos a la casa de Jacobo, despuntaba el alba pero ésto no le importó, había asuntos que no merecían ninguna dilación.

Copitl la recibió con una sonrisa y al verla tan alterada la abrazó y la llevó adentro para prepararle una infusión, al momento que le dijo:

-Estás helada querida maestra, ¿Qué ha sucedido?

-Estuve cara a cara con Mictlantecuhtli y tengo que decirle a Jacobo algo muy importante, es momento de cambiar la historia.

Copitl la miró con seriedad y asintiendo notó la presencia de su pareja junto a ella que con atención escuchaba las palabras de la sacerdotisa del templo de Ometeotl y de la Luna y señaló:

-Soy todo oídos señora, ¿Qué es lo que necesito saber?

Erandi dio dos sorbos a la infusión que le había preparado Copitl, y les pidió sentarse a su lado, aun nerviosa y alterada por los acontecimientos experimentados:

-Hay una antigua leyenda donde el señor de la sombras, del Mictlán, le entrega a Quetzalcóatl una caracola, un ardid para derrotarlo, la caracola no emite ningún sonido y de esa forma intenta derrotarlo, la situación es que Mictlantecuhtli sabe que tu posees el poder de la caracola, le he dicho que eres el vocero de Quetzalcóatl y por tanto te pido resguardar con celo la caracola que te entregó Bormanicus.

De esta forma podremos evitar cualquier treta que quiera hacer el señor de las sombras, ha llegado el momento de cambiar la historia y de esa forma contaremos con una salvoconducto eficaz para mover las fuerzas a nuestro favor.

Jacobo la miró con entusiasmo y sintió que el simple hecho de haberla conocido ya formaba parte de un cambio drástico en la historia de dos pueblos que no hubieran logrado entenderse de otra forma, entonces preguntó:

-¿Acaso Quetzalcóatl sabe de esto, qué reclamo habría yo de recibir de esa deidad en el futuro?

Erandi con serenidad le señaló:

-Hermano Jacobo, has de recordar las palabras de Bormanicus cuando te dijo que te encontrarías con el osado y valiente Poseidón, sitio donde terminaba su dominio,  posteriormente señaló que el propio Poseidón y sus territorios llegaban hasta un límite, ya que más adelante todos ustedes llegaron a las costas donde la serpiente emplumada protegía el área, ¿Lo recuerdas?

-Así es Erandi, lo recuerdo con claridad fueron las palabras de Dayami, como olvidarlo estuve a la expectativa del obsequio que me había sido prometido y me alegró mucho recibirlo. 

La sacerdotisa respondió:

Por tanto no debes temer en absoluto, el terreno que pisas es de los iluminados, todos los que avanzamos con paso firme dinamizando la historia para encender la llama del entendimiento y no quedarnos girando en el círculo de la inercia donde las leyendas siguen siendo lo mismo y se repiten aún cuando su razón de ser ya no existe.

Jacobo apretó con fuerza la mano de su amada Copitl y con una franca sonrisa accedió al nombramiento que se le había otorgado: Vocero de la serpiente emplumada.

Podrás mirar atrás y permanecer estático a los acontecimientos, pero siempre tendrás la oportunidad de dinamizar tu entorno, de cambiar el paradigma y de hacer lo que se tiene que hacer.

Notas de la Autora:

Fotografía de la autora con filtro libre de PicsArt


“Si eres capaz de emular a la naturaleza, entonces serás capaz de entender por qué sobrevive, no muere de hambre y cuál es la razón de su éxito y así sabrás qué aprender de ella”

El Mensajero

Por Ariadne Gallardo Figueroa

En este momento entenderán algo que no fue fácil de comprender para Painani, el amor por las hormigas de su pareja Hora; su respeto y cariño por esa sociedad que se sostenía en base a la agricultura y una serie de jerarquías donde el trabajo estructurado les fortalecía ante los embate de la naturaleza, Hora, era por ellas correspondido, le indicaban los sitios donde crecían los hongos con los cuales ellas se alimentaban; igualmente le señalaban las zonas de riesgo ya que su altruismo las determinaba a ser gregarias y obedecer al grupo antes que a ellas mismas como individuos y ese comportamiento las ayudaba a dejar a un lado el ego que nos caracteriza a los humanos.

Cuando Painani regresó aquella tarde y se sentó a comer con su amado, le relató los momentos que compartió aquella mañana con los niños de las comunidades que había visitado y le dijo que habían dos personas adultas que necesitaban de su apoyo por un dolor muy fuerte de muelas.

Posteriormente le preguntó un tanto irritada:

– ¿Qué  tal te fue con tus amigas las hormigas?, Hora con seriedad le constestó:

-Amada negrita debes ver más allá de la apariencia  de las cosas y de los seres que te rodean, en las hormigas hay un caudal inagotable de sabiduría; su éxito en el planeta las hace animales de valor ejemplar, las hormigas imitan a sus mayores, aprenden la disposición del terreno donde van a trabajar, las obreras son las que inician las labores del día, contemplan la figura de la madre como un valor a conservar, su matriarcado no obedece a las leyes del sexo más fuerte, sino de aquel que cumple con la tarea de conservar la especie.

Claro son muy numerosas sus comunidades y su inteligencia se limita a sostener al grupo, en eso somos diferentes, pero cada animal de poder en el ancho territorio que pisamos y aquel que desconocemos tiene algo que decirnos y no sabemos cuál de ellos ha elegido a los seres que amamos, por eso es bueno ser previsores, observadores y agradecidos.

Painani sonrió y admitió que su manera de ver el mundo le fascinaba y reconoció que en ese momento ella había recibido una enseñanza que llevaría por siempre en su memoria.

A veces el más humilde trabajo de un ser vivo, nos puede dar razones para mirar la vida desde otra perspectiva.

Notas de la autora:

 El entomólogo Ted Schultz halló que estas hormigas alimentan los hongos en huertas subterráneas con materia vegetal o en descomposición, dependiendo de la especie, e incluso cultivan una bacteria en el exterior de su cuerpo que actúa como un antibiótico contra las enfermedades de los hongos. “Por sí mismas, las hormigas no pueden producir su propia comida, pero cuando cada una hace su trabajo, crean algo tan complejo como la agricultura ” , explica Schultz.


“Has puesto en una balanza los pros y los contras, ahora hay que decidir lo que es mejor para todos cuando sabes que son muy pocos los que lo han de entender; entonces busca los puntos claves y sigue adelante por difícil que parezca, pero te repito, no es fácil”

El Mensajero

Por Ariadne Gallardo Figueroa

Llegará el momento que les pueda explicar lo que representaban para Hora las hormigas, pero ahora es necesario regresar al imperio Azteca, donde Evaristo esta presentando a los discípulos de Erandi las formulas que él conoce para preparar pomadas, la manera más eficaz para conservarlas y ellos a su vez le han mostrado los beneficios del gordolobo y sus diferentes usos al mezclarlo con hierbas aromáticas. 

La mayoría de los aprendices se admira por la destreza de Evaristo  en la preparación de algunos brebajes y al mismo tiempo Evaristo reconoce el talento de todos ellos para compartir sus conocimientos con él.

Descubre que algunos hongos no son amigos de la lucidez y admite que muchas dolencias no se rinden ante lo que se conoce para poder alentar la cura y pueden ser un peligro cuando al enfermo se le dice que con eso va a resolver sus dolencias y seguirá saludable por la vida.

Terminada la clase solo quedaron él, Quizari Taiyari y Erandi, los dos últimos consideraron propicio hablar en privado de la temida viruela ya que advertir a los aprendices era ponerlos sobre aviso de un mal que para ellos y de acuerdo a las visiones de Dayami, no terminaba nada bien todo lo relacionado con esa peste.

Quizari con el rostro preocupado señaló:

-Sí les vamos a advertir, ellos sabrán que la muerte es inevitable, incluso para la magia todo esto vendría a ser un misterio sin soluciones alegres; las sombras en manos de los humanos son herramientas difíciles de sostener.

Erandi tomó del hombro a Evaristo al momento que preguntó:

-¿Hay algo que podamos hacer?

Evaristo la miró desconcertado, la pregunta era díficil de contestar sin embargo estructuró su respuesta lo mejor que pudo con pleno conocimiento de que no sería definitiva y tampoco del todo útil:

-Evitar que los locales con alguna herida expuesta estén cerca de los invasores, se por experiencia que acostumbran llegar a los poblados a violar doncellas si esto sucede y alguno de ellos ha estado expuesto a la enfermedad, no será facil ayudar a la persona que lo contraiga; aislarla sería una forma, no se que tan posible sea esto.

A diferencia de ellos nosotros estuvimos en aislamiento en las grutas de Cacahuamilpa, ahí fuimos desintoxicados de cuerpo y alma, aún cuando ninguno estaba enfermo, muchos de nosotros padecimos esa peste en la infancia.

Erandi advirtió:

-Hemos acordado que semanas antes de su llegada, seremos advertidos por Dayami para poder alejarnos de este lugar, pero no todos lo haremos y no por siempre; debemos conocer las formas cómo preparar a un grupo de apoyo.

Quizari Taiyari abrazó a Erandi al momento que señaló:

-Uno de ustedes será el vocero de Quetzalcóatl, Erandi ha puesto sueños premonitorios en Wuey Tlatoani, debemos encontrar la forma de desestabilizarlo. 

Por lo que ha de suceder después no podemos saber y actuar en consecuencia, sí bien para nosotros la muerte no es un final, llegar a la luz requiere de un tratamiento constante y Yao nos necesita aún en este territorio que pisamos, a ella le tocará vivir experiencias difíciles y necesita de un hábil y tenaz entrenamiento.

Hubo un silencio  reflexivo, ante la visión abrumadora de un futuro incierto donde cada uno de ellos sería factor de cambio y no estaban dispuestos a dejarse vencer.

Algunas veces tu papel ante la vida se transforma y puedes ser diferentes personajes de un escenario donde es necesario poner a trabajar a la inteligencia e intuición de todo un grupo, de esa forma reconocerás que no tienes el absoluto control y que pese a ellos debes buscarlo.

Notas de la autora:

Fotografía de una plante de gordolobo: De acuerdo a  investigadores del Instituto Politécnico Nacional (IPN)  la planta mexicana conocida comúnmente como gordolobo, del género Gnaphalium, disminuyen la acumulación de lípidos en el hígado