La balanza del tiempo


“Llegará el día que analizarás lo que estás dispuesto a perder porque ya cumplió un ciclo o simplemente dejó de ser una motivación central, suele pasar que no querrás ceder solo por la necesidad del otro”

El Mensajero

Por Ariadne Gallardo Figueroa

El paisaje  de la dualidad a veces crea una corriente de ideas que se magnetizan unas a otras uniendo sentimientos y encontrando similitudes, no importa lo lejos que te puedas encontrar de algo o de alguien. Lo difícil es que la otra persona lo perciba con la misma intensidad que tú lo has hecho, cada ser humano es un universo y sus pensamientos podrán coincidir en base a sus propias necesidades y circunstancias, si acaso no tocan el mismo escenario, difícil será que suceda la magia que has imaginado, de esta forma lo que sigue es buscar aquello que cumpla con el factor sorpresa, aderezar con lo que forma parte de tus propios intereses y al final darte cuenta que es posible que hayas visto un fantasma al que lograste vestir con todo aquello que deseabas, pero que solo existe en tu imaginación.

De esta forma para cada uno de los personajes que son observados por el mensajero habrá una serie de situaciones en las que optarán por ser como son o dar su brazo a torcer a favor de lo que el grupo decida, la mayoría lo hará por simpatía y dividirá sus criterios a sazón de lo que siente y cree, en todo ésto la labor del mensajero es guiar sus caminos y a veces solamente quedarse con una reflexión de lo les hubiera convenido hacer, para muchos el mensajero es el que escribe y da pauta al seguimiento de la historia, para otros es una fuerza interna para doblegar los esfuerzos de algunos y muchos solo se preguntan qué necesidad hay de que un mensajero se coloque en frente al relato, si no puede ser visto por nadie.

Painani y Mercurio ambos poseen pies alados

Para el mundo donde los místicos y alquimistas lo consideran valioso, es el representante activo de la comunicación, es la mente que construye ciertos patrones de pensamiento, el ser racional que se adapta y visualiza de cerca y lejos las variables. La habilidad para crear símbolos con la escritura, recopilando ideas y métodos de análisis.

Sin el poder para  comunicarnos no seríamos lo que somos, bajo este principio Erandi generó una red de enlaces, Painani, un camino de experiencias, Hora una búsqueda de alternativas y los 8 náufragos la más entrañable aventura donde reconocieron el valor de la libertad y la lealtad que compartieron en sus vidas. 

Tal vez el esfuerzo más desgarrador haya sido el que tuvo que recorrer después de la vida Dayami, para ella no hubo opción, su destino fue marcado por la deidad del río y su labor por la magia de alguien que depositó en ella toda la confianza y  energía para hacerle comprender su importancia.

Mercurio, planeta y símbolo astrológico

Si bien para la magia hay muertes que son necesarias, para la vida hay relatos que son fundamentales, para los astrólogos Mercurio el que puede reconocer en las diferentes habilidades la coincidencia, en el diálogo y la dialéctica. Es el regente diurno de Géminis y el nocturno de Virgo.

Nos ayuda  a reconocer lo que no es claro, adentrarnos en los misterios de lo que se dice y hace, ya que de esa forma podemos descubrir lo que es fatuo de lo que es verídico, pese a la vestimenta del interlocutor, puede iluminar cada símbolo expresado para de esa forma  reconocer su verdad y la nuestra.

Será entonces el mensajero la fuerza que nos seguirá guiando en este descubrir lo que se hace y dice en cada uno de los personajes del relato.

Que cada símbolo que forma parte de las culturas del mundo te diga lo mucho que coincidimos y lo importante  que es la dualidad en cada similitud.

Notas de la autora:

Imágenes de archivo en internet

La distancia imperceptible


“La imagen que tenemos del mundo se ha creado en base a nuestra realidad, podemos establecer acontecimientos dentro de los límites establecidos pero siempre será fácil volver a sentir incertidumbre, algo nos dice que no podremos controlarlo todo”

El Mensajero

Por Ariadne Gallardo Figueroa

Painani descubrió que le mundo conocido por ella, no lo era más, su paso por el espacio maya que se adentraba en zonas alejadas del Caribe ya no se parecía a lo que ella había observado antes. Se aferró con fuerza a la piedra del cielo que le habían obsequiado y su mirada se perdió en la luminosa visión de lo que nosotros conocemos como Venus.

A una distancia demasiado lejana para ser perceptible, Hora miraba la misma estrella, era imposible no detenerse a observar y maravillarse con su brillo; ambos fueron traspasados por una fuerza que no pudieron entender y que los instaría a continuar el trayecto.

En la mente de Painani se albergaba el temos helado que le dejó la visión y sensación creada por el cometa, todo lo contrario sucedía en Hora, sus ilusiones y secretos estaban en la fuerza intuitiva del cometa que había puesto en su mente uun motivo para seguir adelante, con energía y sin tregua.

Entre ambos personajes nos encontramos con alguien que no estaba del todo convencido de de lo que el humano que lo había nombrado Duplo estaba haciendo e hizo todo lo posible por esconderse de su presencia, para distraer su frenético viaje al norte.

Duplo decide no seguir adelante con El Profeta del Valle Perdido

Pero no le fue fácil engañarlo o disuadirlo de su ruta y entonces se dío el momento que había sido señalado por el Profeta del Valle Perdido, ante Duplo apareció la visión más encantadora levantando las orejas de forma altiva y atrayente e hizo la sugerencia que solo entre caninos es posible entender y a partir de ese momento dejó de ser el inseparable compañero del hombre para iniciar su recorrido ganándose el lugar del macho entre la manada. Tendría que ganarse ese lugar con garras y dientes, pero a veces en la vida hay que decidirse a ser lo que somos y nolo que otros desean que seamos.

Hora sonrió y compendió que el lazo que los unía no sería el mismo pero ambos se recordarían cada que en el cielo vespertino apareciera Venus, a veces la fuerza de una estrella o un planeta nos llena de una energía fugaz e imperceptible y en ella podemos reconocernos como parte de un proyecto mucho mayor a nosotros mismos.

Hora y Painani si bien tendrían en el tiempo un encuentro donde 13 lunas les darían la orientación necesaria para saber donde comienza un camino y cómo puede terminar, aún no lo sabían y sus destinos cambiarán de forma radical cuando ese momento tenga lugar ante ellos y les permita evolucionar, pero como ya saben, aún es demasiado pronto para que hablar de  esa realidad y de ese fascinante encuentro.

En la vida puedes encontrar el rostro de muchas personas y solamente algunas de ellas se quedarán para siempre en tu memoria, sea por que son tus iguales o por que definitivamente son maestros que llegaron a decirte hacia donde mirar.

Notas de la autora:

Fotografía “Duplo, su indecisión para seguir a Hora” se ha usado filtro gratuito de PicsArt

Las voces del viento


“Prepararse para lo indescifrable es algo que nadie analiza, la vida nos sostiene en certezas, las buscamos y atesoramos; eludimos lo que no comprendemos, al menos que se nos plante de frente”

El Mensajero

Por Ariadne Gallardo Figueroa

Muchos nos hemos preguntado si la raíz de Zila tenía algún privilegio especial para hacerse notar con el ritual de la caracola, sin embargo los hombres que el acompañaban poseían una identidad y estaban unidos a todo el entorno que aquella ocasión fue celebrado, de esta forma recordemos aquel momento en que los seres ascendidos se reúnen en el recinto especial de la decana Pérez Riv.

Había ancestros de Bulgaria, Holanda, Turquía, Cataluña, Arabia, Estonia, e Italia; Finlandia y España sabemos bien que ya forman parte de esa intrincada raíz de sucesos y el ADN del mundo que no había cruzado hacia el continente Americano sin pretenderlo y sin darse cuenta formarían un círculo mágico con el universo en sus conversaciones y actos delante del Templo de Rocas en medio de la nada, esa construcción que algunos de ellos señalaron como la que los salvó de la resaca y la cruda abstinencia del alcohol.

Cuando el universo hace planes convoca fuerzas que no se detienen en el momento presente, atraviesan como una saeta el latir del tiempo y el espacio que nos rige y pueden ser reconocidos en determinados momentos por seres que han convocado la fuerza de la magia profunda y milenaria en un sitio estratégico.

Las ramas que miran al cielo siempre lo hacen por una razón

Fue de esta forma que los ocho náufragos comenzaron a escuchar el latir del mar en sus vísceras y su aliento, les fueron entregados mensajes a través del viento y ellos los compartieron con la diginada de quien recibe un preciado tesoro.

De pronto cada uno supo que su tarea era similar a la declarada por Javier al momento que lanzó la caracola de nueva cuenta al mar, que sus vidas estaban entrelazadas a un propósito superior a sus propias fuerzas y que la sangre que salvaron rescatando a uno de ellos se mezclará para siempre entre ellos y su deseo de edificar algo que de alguna forma iría más lejos de toda época conocida por ellos.

En ese momento Evaristo que preparaba hierbas y cocidos para medicar a sus amigos, entendió que existía un hilo invisible entre sus vidas y que incluso más allá de lo que en vida los uniría, en alma prevalecerá.

Javier lo miró con esa forma de ver al amigo que sin decir palabra te da por entendido que lo reconoces y que más allá de todo, ellos sabrían qué hacer cuando fuera necesario y el mar siempre sería testigo de sus grandes descubrimientos.

Aquella noche cada uno de los hombres escucharía palabras que pertenecían a sus ancestros y hemos de recordar la frase: 

“Habrán paso a los que fueron y serán”

El camino señalado tiene una veta por descubrirse en el alma de cada uno de ellos, los primero no tenían claro todo el proceso por el cual debían atravesar, pero no cejaron en su búsqueda y su intrincado código de unidad.

Cada uno de ellos con su propia creencia, con su visión puesta en no mezclarse y lograr a partir de su esencia nutrir el alma de la conciencia vital, el espíritu prevalecerá y el camino estaba dispuesto para iniciar la impresionante travesía.

Muchas rocas vendrían después, más allá de aquella que ellos recordarán de forma única ya que aquel templo de roca en el mar sería la letra griega Eta, dando a entender a dos columnas con una viga cruzada que representa la conexión; también sería la representación germana de Hagalaz, bola de granizo, el nórdico hagall e incluso el sueco, para representar lo que es frío como el hielo, pero que en términos mágicos les recordaría al álamo blanco de los difuntos, señalando que la muerte no es el final.

Desde luego Hora estaba inmiscuido en esos designios, aún no sintiendo la fuerza de los otros, él convocaría grandes profecías y uno de ellas era el conocer el momento para prepararse, el momento cuando todo desaparecerá para el humano y será eterno para el espíritu. Pero aún es demasiado pronto para entenderlo.

Cada trazo que formas en tu camino te permite ser lo que tus antepasados han dictado y sus formas y dictados nutrirán tus pasos, aun sin desearlo.

Notas de la autora:

Fotografía de la autora: “Cada rama se nutre de historia” con filtro libre de PicsArt

 Entradas ‹ Travesía sobre las alas de un libro — WordPress.com

 Citado en el libro de Pablo Runa: The White Goddess” op. cit. pág: 243

Lo que le cuentas a los otros


“Existe la historia que contamos ante el dolor, aquella que es real y objetiva, pero también está esa que no somos capaces de reconocer hasta que el tiempo la revela o descongela”

El Mensajero

Por Ariadne Gallardo Figueroa

Hora se encontró con un grupo de gente que le dijo que tan al norte en realidad estaba de lo que él se había imaginado, él sabía que los otros hablan de lo que conocen y también de todo aquello que inventan para distraerte.

Eran 17 entre hombres, mujeres y niños, todos ellos muy unidos, al verlo al lado de su perro Duplo y un cazo de lata que le colgaba del costado, entendieron que no era alguien de temer y lo invitaron a su fogata.

Uno de los hombres de más edad le explicó que se iban al sur porque las tierras de labranza estaban siendo ocupadas por gente de otros lugares y necesitaban encontrarse con mejores espacios donde la gente no impusiera reglas que ellos no entendían.

Hora no les entendía casi nada su lengua y la de él no eran las mismas, así que se dio a la tarea de hacer lo que había visto en sus sueños, explicarse con una vara para contarles su historia: 

De esa forma con ayuda de una vara le fue posible explicarles el poder del rayo y al mismo tiempo el mensaje secreto que le había dado el Cometa y las causas que para él eran importantes al seguir el camino que el cielo le había señalado.

Los congregados a escucharlo muy sorprendidos le seguían cada uno de sus gestos, en realidad su mímica era divertida y los ladridos de Duplo de igual forma eran celebrados por ese grupo.

Uno de ellos se animó a darle a conocer sus ideas y sus preocupaciones de la misma forma ya que entendieron que su sistema para el diálogo con la vara y el cuerpo eran de lo más interesantes.

Hora logró entender lo que imaginó, y pudo describirlo des pués así: 

Los nuevos comienzos la ambición y la energía siempre van juntas, todos en sus convivencias habían logrado vida plena pero abrupta con esfuerzos, obstáculos y dificultades. Algunos de ellos habían sido acusados y maltratados, habiendo dado todo lo que tenían, ahora su futuro se tornaba incierto y todos ellos deseaban recibir el coraje para afrontar lo que se les presentará en el camino.

Dicho esto el emisario del Rayo tomó su vara y convocó a las  fuerzas de su poder para que beneficiará el camino de cada uno de los hombres, mujeres y niños que al igual que él emprendía un camino azaroso y pleno de peligros hacia un rumbo nuevo y desconocido.

Cada uno de ellos fue tocado por su vara y a partir de ese momento el hombre al que todos conocemos como Hora fue destacado de entre los demás como El dador del Rayo y profeta del valle perdido.

¿Cuántos valles más  habría que abandonar por necesidad, por agresión, por desamor? No lo sabemos, lo que sí es cierto es que el hombre al que llamamos Hora fue un sembrador que en todo sitio que no volvió a pisar dejó una semilla cuyo ingenio para fortalecerse, daría de qué hablar. Entre todas aquellas semillas, en su tierra materna, creció un esplendoroso rosal, cuya magia se extendió de forma extraordinaria, aún cuando él por mucho tiempo no fue consciente del poder que tenía y de lo que era capaz.

Pero recordemos que muchos recuerdos se reviven gracias al olfato y esto forma parte de un relato aparte del que sabrán en su momento, aún es demasiado pronto para contarlo.

Cuando pienses que tu vida es inútil y que en ellas no estás viviendo lo que mereces, solamente recuerda olores, recuerda rostros y con ellos los intercambios que tuviste, analizalo.

Notas de la autora:

Dibujo de la autora: “La enseñanza del profeta”

La inspiración sin freno de un aventurero


“Podrás elegir un camino pero si todos los que te acompañan se van, tu paso se vuelve ligero y tu decides que hacer en cada tramo de la aventura vivida”

El Mensajero

Por Ariadne Gallardo Figueroa

Es fácil arriesgarse al vacío cuando otros te impulsan a hacerlo, lo difícil es que todos los que aceptaron realmente lo hagan y dejen todo por un sueño; algo parecido le sucedió al hombre que hoy conocemos como Hora, su vida dió un vuelco cuando la fortuna le dio la espalda y se vio en medio de la nada con el deseo de emprender el vuelo.

Bajo estas circunstancias sólo dejó sus viejas sandalias en la puerta, ellas fueron el mensaje dado a los que olvidó en el pasado, el mensaje fue claro para todo aquel que lo había nombrado de otra forma y que solamente pudo observar un par de chinelas viejas con el polvo del lugar al que dejó de pertenecer y al que no volvería a pisar.

Ahora podemos observar el trayecto que recorrió hasta el momento de la historia que nos ocupa y mantiene expectantes de sus aventuras, sobre todo después del aviso del Cometa en quien el hombre confió y quien le hizo cambiar el rumbo de su destino.

El Cometa lo hizo cambiar el rumbo 

Su primer impulso había sido olvidarse de la costa  que bañaba tierra conocida y buscar aquella donde  otro mar y distintos vientos lo acogieran, el Cometa decidió y Rayo determinó.

Aquella primera noche lejos del espacio que había creado con esmero, no resultó del todo satisfactorio, extrañaba las comodidades a las que se había acostumbrado y en silencio se dijo:

<Dos veces he perdido fortuna, las dos bajo distintas circunstancias, lo mejor de todo es que ninguna de ellas me ha vencido, porque he aprendido que el destino no es anclarse, sino crear un camino>

Duplo se acurrucó a él y con alegría el hombre le dijo:

-¡Querido Duplo, hoy me abrazas como a un único y gran amigo, en el futuro me dejarás por la hembra que te acepte a su lado!

Duplo solo levantó una oreja y se rindió al profundo sueño, ese que tienen los perros, donde alcanzamos a imaginar en lo que sueñan pero en realidad no sabemos nada de ellos.

Hora por su parte soñó, esa clase de sueños premonitorios de los cuales muchos supieron después, dentro del sueño su vida daba un giro extraordinario, ocupando un sitio especial del que nunca le habían hablado o que él se hubiera imaginado.

En el sueño estaba rodeado de niños y todos escuchaban con atención sus relatos, con una vara sobre la arena dibujaba detalles de tiempos vividos y de otros que estaba por vivir; Hora pensaba en el mismo sueño si acaso se convertiría en alguien parecido a un profeta, se sintió enamorado de la idea ya que para él todo profeta representaba  a un sabio y todo tiempo en la historia debía contar con varios de ellos.

Toda interpretación de indicios se la debía al Rayo con el cual había hecho un pacto, él podía encontrar señales claras donde otros no las verían. No sabemos que más le pediría el rayo pero con él su vida era diferente y su camino luminoso.

Volvió a mirar el cielo estrellado y preguntarse cuántos humanos estarían viendo la misma agrupación de estrellas que él miraba, eso siempre le agrada, imaginar los rostros de otros curiosos tratando de entender el brillo titilante de algunos luceros y sus designios.

Buscó a la luna que coqueta se entendía con sus pensamientos y aquel cuarto creciente se dispuso a contarle un secreto que le sería revelado si tenía paciencia para esperar, Hora solamente le sonrió entre la vigilia y el sueño, lo que ella le contara siempre sería bienvenido.

Si tienes el universo en tus manos, ningún bien material del que te hayan despojado podrá invalidar tu alegría ante la más inmensa felicidad de tu libertad.

La libertad es un privilegio, que no todos habitan


“Hay amigos que te seguirán y sabrán de tus más oscuros deseos, los compartirán y harán lo que sea por rescatarte del infierno que atraviesas”

El Mensajero

Por Ariadne Gallardo Figueroa

Lo que hoy se conoce como Aljezur, podría haber sido el sitio donde se encontraban los 8 amigos náufragos, su camino era aún extremadamente incierto para decidir qué es lo que más convenía hacer, pero uno de sus más ávidos demonios (resaca)  se abrió paso entre ellos, se habían acostumbrado que a los sitios que iban era fácil conseguir aguardiente y asì calmar todas las ansias de sus desafortunadas vidas, lograron que los cocos les dieran un poco de alivio y adentrándose en medio del espacio pleno de vegetación un arroyo les brindó agua, Evaristo la puso en un cuenco al fuego con una hierba que les calmaba las náuseas y las tormentas del alma;  se las ingenio para buscar remedio a los males de cada uno de sus amigos.

Todos sufrían de ausencias, rencores, odios, rechazos, maltrato y aquel espacio vital donde la vida se daba de forma natural fue un buen compañero para cada uno de ellos, hallaron en la playa una roca a la que bautizaron con sus creencias, los católicos que eran 4 le rezaban considerándola un templo de su Dios en medio de la nada y los que no lo eran la veía como la fortificación donde su alma encontraba paz y por ello le dieron entre ellos  el nombre más parecido a la resaca:

Con el paso de los días comenzaron a planificar si ese lugar era propicio para establecerse, pero el alma del aventurero no es retenida por nadie y la mayoría aún reconociendo la imposibilidad sabían que algún día se irían para siempre de las tierras que los habían visto nacer; ese sitio de las especias resultaba prometedor y sin saber su suerte todos decidieron que pronto encontrarían la forma de subirse a un barco que los llevará a otro lugar donde olvidar toda la pena y volver a comenzar.

Entre vómitos y lágrimas de amargos recuerdos los hombres aprendieron que sus secretos y sus desgracias formaban parte del grupo, no había entre ellos promesas, simplemente una sólida amistad que por azares del destino los había llevado a ser fuertes, a valerse los unos con los otros, entenderse en su desgracia y ser solidarios.

La caracola que aparentemente se hundió en el mar llevaba una promesa que marcaba un ciclo de vida entre historias que no se habían contado y que no fue ajena a Dayami, para los náhuatl el símbolo de la caracola es muy significativo, forma parte de un mensaje y de un diálogo especial.

Como símbolo para convocar a la gente, la caracola era uno de los objetos más reconocidos en toda mesoamérica, incluso existe la leyenda ancestral de Tecuciztécatl (“el originario del lugar del gran caracol marino”), personaje mítico que compitió con Nanahuatzin para alumbrar el mundo. Su indecisión le impidió ser el Sol, pero, al incinerarse tardíamente en la pira de Teotihuacan, alcanzó la dignidad de convertirse en la Luna.

No era entonces irrelevante el considerar que esa caracola lanzada por Javier formará un espectro especial del que pronto Erandi tendría noticias, sin saber con certeza desde donde llegarìan los poseedores del “Pacto con el Caracol”, la historia se escribirìa en las páginas del  libro secreto de la sacerdotisa del templo de Ometeotl.

La vida te pone ante seres que pueden cambiar el rumbo de tu vida para siempre aun sin que tu te des cuenta o lo sepas con certeza.

Notas de la autora:

Fotografía de Leapin Liz, Brisbane, Australia “El templo de la resaca”

 Leonardo López Luján. Doctor en arqueología por la Université de Paris Nanterre y director del Proyecto Templo Mayor, INAH.Simon Martin. Doctor en arqueología por la University College London y curador asociado del University of Pennsylvania Museum of Archaeology and Anthropology.López Luján, Leonardo y  Simon Martin, “Los caracoles monumentales del recinto sagrado de Tenochtitlan”, Arqueología Mexicana, núm. 160, pp. 26-35,Texto completo en las ediciones impresa y digital. https://raices.com.mx/tienda/revistas-mexico-en-1519-AM160https://raices.com.mx/tienda/revistas-mexico-en-1519-AM160-digital

Reflexiones a mitad del camino


“Si nos dieran la oportunidad de saber lo que va a pasar, ¿Crees que cada uno de los que fueran enterados en verdad validarían tu premonición?”

El Mensajero

Por Ariadne Gallardo Figueroa

A una buena parte de los que escribimos ficción,  nos fascina la magia y el pensamiento donde podemos atribuirle a las fuerzas ocultas, a las deidades, o a las fuerzas del universo ciertos poderes  para colocar en nuestra mente ideas y sugerirnos acciones a seguir.

Con el paso del tiempo surge el pensamiento lógico y su aliado es la ciencia, con ella podemos comprobar y atribuir cualidades a un argumento y a partir de ahí hacerlo válido para los momentos que en vida nos conducen a algo específico.

Leer entre líneas y colocar razonamientos en donde no todo es de una forma y el blanco y el claroscuro podrían llegar hacia tonalidades grises y en medio de esos conceptos prever que las cosas pueden ser de una forma y al mismo tiempo de otra.

Nos fascina a muchos de nosotros considerar que en el pasado remoto una serie de acciones fueron el conducto generador de análisis profundos, el detonador de los científicos del futuro y que pese al desconocimiento pleno de determinadas circunstancias hubo aquellos que dudaron, que le concedieron a su intuición un valor especial para imaginar lo que otros no sentían o veían.

Leer entre líneas y colocar razonamientos en donde no todo es de una forma y el blanco y el claroscuro podrían llegar hacia tonalidades grises y en medio de esos conceptos prever que las cosas pueden ser de una forma y al mismo tiempo de otra.

Sin duda es la expresión mas valida de la dualidad, mirar hacia un lado y entender aquello que puede ser visto desde otra perspectiva; ahí surge un problema precisamente cuando el otro no puede ver tu punto de vista, cuando no le es posible por que su mente se acostumbró a que las cosas son de una forma y no pueden ser de otra.

Entonces un grupo puede decirte que te comprende, lo hará por cortesía, puede decirte que respeta tus puntos de vista, pero no podrá empatizar totalmente contigo, llegará el momento que sus creencias heredadas le dirán que su lugar no es a tu lado.

Habrá otro grupo que defina su postura y de entrada te rechace al saber que no será posible congeniar a la larga contigo; su grupo será su fuerza y la solida construcción donde lo que no corresponde a sus creencias, definitivamente no tiene cabida.

Ese es el mundo de ayer y el de ahora, ideológicamente nos seguimos matando por las ideas, ahora con políticas públicas en el pasado con la espada para hacer respetar el dogma.

Aquí es bueno recordar lo acontecido en el Imperio Azteca en fechas previas a la llegada de los invasores (dígase de esa forma ya que sus relaciones no fueron diplomáticas entre pueblos diferentes que por cortesía respetaran sus puntos de vista, toda Europa no se había educado para eso, su máximo valor era apoderarse de posesiones y tierras), en tal sentido cuando los tenochcas deciden quemar todos los documentos que reconocían la historia de los pueblos otomíes, con el afán de borrarlos del área e imponer sus reglas y normas, igualmente actuaron como invasores, Teotihuacán y Tula se anteponen a las culturas de otros pueblos aledaños por la fuerza.

Esto sucede de igual forma con los tlaxcaltecas que al final junto con los otomíes, ambos pueblos oprimidos y sometidos por los Aztecas, deciden colaborar con los conquistadores por el odio que tenían a la supremacía tenochca.

El conjunto de acontecimientos le daba a Erandi un claro panorama de la realidad circundante, sabía perfectamente lo que sucedería de tomar partido, Huey Tlatoani Itzcóatl, al igual que Motecuhzoma Ilhuicamina, quién emprendió una campaña de conquista, pese a que estos pueblos se sublevaron en diversas ocasiones. Bajo el mando de Axayácatl y Ahuízotl, los pobladores de otomíes y tlaxcaltecas  volvieron a ser sometidos por medio del belicismo. Las diferencias se mantuvieron hasta la caída de los dos asentamientos.

Las conquistas en el Continente Americano, se extenderían de una forma u otra en las siguientes décadas, este territorio es el que nos ocupa en esta parte de la historia ficticia que relato y la cual aderezo con datos históricos. Por tanto, Erandi con pleno uso de su pensamiento intuitivo, deductivo y esa forma particular de  hacer subdivisiones a un  problema y analizarlo desde diferentes aristas para reorganizarlas de otra manera, buscando nuevos enfoques, incluso pensando en lo contrario, nos lleva a entender su Imaginación creativa, lo que hoy conocemos como pensamiento lateral, es lo que la ayuda a decidir lo que debe hacer y lo que es necesario en los momentos históricos que le tocó vivir.

Por tanto regreso para concluir esta reflexión a al interrogante inicial que me ha hecho el mensajero: 

¿Crees que cada uno de los que fueran enterados en verdad validarían tu premonición?

Tomando en cuenta la realidad histórica, las capacidades de pensamiento creativo y su poder especial para entender la realidad, considero que  la seguirán aquellos que realmente valoran lo que ella razona y los argumentos que entrega a sus seres cercanos para proceder de la forma en que lo hará en los siguientes meses.

Cada acción realizada por Erandi tendrá un objetivo especial, más allá de ser sacerdotisa de un culto, es un ser que ilumina la razón en sus procedimientos, por esa causa elige con cuidado a sus aliadas que hasta ahora le han dado cauce a sus propias investigaciones y pesquisas. Leales y comprometidas con sus enseñanzas, visualizadas más allá de la propia vida como el caso de Dayami y más allá de toda agreste circunstancia, como en el caso de Painani.

Tu vida es tu mente puesta al servicio de la libertad, buscando salidas creativas que no todos lograrán entender, cada análisis es un compromiso y cada descubrimiento la claridad que merece tu porvenir.

Notas de la autora:

Fotografía de la autora con filtro gratuito de PicsArt “La disertación creativa”

Información del etnohistoriador Alonso Guerrero Galván, de la dirección de Lingüística del Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH)

Caída de Tenochtitlan: cuál fue el rencor de los otomíes con los mexicas que los hizo aliarse con Hernán Cortés – Infobae

Ningún silencio es permanente cuando brilla la esperanza


“Llegarán a ti muchos adioses, formarán parte de tu memoria y serán tu aprendizaje; sólo alguien se quedará en ti para siempre, cuando aprendas a reconocerlo tu vida será plena”

El Mensajero

Por Ariadne Gallardo Figueroa

La vida es un regalo que no siempre podemos apreciar, basta con saber que fuimos rescatados de la muerte en algún momento de la vida para sentir que alguna poderosa razón nos espera para ser encontrada y es por eso que estamos vivos, que somos sobrevivientes de algo o de alguien.

En lo distante del océano llegó el barullo de gaviotas en busca de alimento, entre las rocas se agolpaba la espuma del mar, el recorrido hacia la desembocadura ardió en el cuerpo de Dayami, ese cuerpo sin definir que se agrupaba y dispersaba de la misma forma que lo hacen las olas del mar, llamémosle cuerpo para sentir que aquella viscosa sustancia de plasma, no estaba inerte y era consciente de todo lo que acontece a su alrededor.

Entre las rocas se agolpaba la espuma del mar

¿Cómo saberlo? Es asunto de la magia de Erandi y ella se percató al momento que “La Diosa del Río” había encontrado el camino hacia un diferente escenario, un hábitat más violento y de sabor intenso. Erandi se dijo para sí:

<Hemos llegado a la segunda etapa de este recorrido, nada impedirá que conozcas  aquello que necesitamos saber querida Dayami.>

Si acaso has soñado con la invisibilidad, posiblemente entenderías cuan fascinante es el penetrar en otros cuerpos y sentir su respiración, latir su corazón dejarte llevar por ellos doquiera que vayan.

¿Qué habrá en la mente de Erandi para reconocer el viaje y entender lo que a otros les es imposible? ¡De qué están hechos los talentos de quienes pueden ver más allá de sus propios límites y diseñar estrategias y saberes!

Tendríamos que ser tan temerarios como ella o más aún que algunos de los dotados con alas en el alma, pero sí a un pequeño le preguntas sobre la lógica de todo ésto sin duda la considerará posible y formará parte de sus ensoñaciones.

La vida nos cambia, nos pone a prueba y nos señala lo territoriales, inefables o limitados que somos, basta con creer que lo imposible es realizable y dejar que el curso de los acontecimientos le dé a estas mujeres la oportunidad de rescatar lo que importa.

Ahora una parte de Dayami se encuentra en el cuerpo de un pargo, sí este es cazado por una gaviota, posiblemente no logrará llegar mar adentro… Otra parte sigue el curso de las corrientes del océano que hoy conocemos como Golfo de México.

Erandi toca su vientre ante la mirada atenta de su pareja que ahora la cuida con más esmero y le pregunta:

-Mujer, dime lo que está pasando tienes rato en total silencio y  te noto preocupada

-Nuestra criatura se mueve, ella al igual que yo, intuye que Dayami ya está en el océano, queda a su suerte y de los depredadores que la acojan o limiten. Es sólo eso amado mío, la suerte de ella es la nuestra y el mar es violento, es lo que me mantiene en silencio.

Ambos se miran y se abrazan con la esperanza de que todo su esfuerzo no sea en vano. Erandi comentó:

-Ella ha aceptado el reto y las deidades la acompañan, su vida ha cambiado para siempre.

Solo resta quedarnos en espera de los momentos que le den una luz de entendimiento a Erandi en todo esto, cada ser que ha partido de la vida de la sacerdotisa del templo de Ometeotl, lo ha hecho para siempre.

Algo las une y eso cambia toda perspectiva de lo podemos imaginar, son tres mujeres en caminos diferentes y con tareas específicas que cumplir, cada una lleva una energía distinta en su ánimo.

Cuando la vida te impulsa a cumplir una tarea puede que todo esté en contra, en ello no reside lo importante de tu meta, ningún ruido o palabra necia será importante cuando sabes lo que tienes que hacer.

Fotografía de la autora: El barullo del mar

El poder de la energía vital


“Llegará alguien que interpondrá su voz a la de otra persona para evitar que caigas en una trampa y otro ser intentará frenar tu agudeza y agilidad, tú lo sabrás con claridad”

El Mensajero

Por Ariadne Gallardo Figueroa

Painani recordaba con nostalgia aquellos momento con sus seres queridos y el abrazo cálido de ellos, entendía perfectamente que no sería fácil olvidarlos, pero al mismo tiempo sentía esa necesidad de revivirlos y esto le provocaba melancolía, pese a la enorme imposibilidad de hacer realidad su deseo; con el paso del tiempo y en su convivencia con los sabios de las tierras mayas fortificó su ánimo al introducirse en sus estudios y su manera especial de contemplar el cielo.

Pero siempre hay que estar alertas cuando de sentimientos se trata, aquella noche en la fresca casa de palma que le ofrecieron para pasar algunos días se abrazó a sí misma en aquella soledad sosegada y esperanzadora que la cobijaba en tierras extrañas.

De pronto una visión sin rostro como una sombra voló hasta donde ella se encontraba, en sueños ella lo observó por arriba de su cabeza y notó cuando la abrazó con fuerza por la espalda, dejándola inmóvil y disgustada por el atropello. 

No era un abrazo agradable, más se parecía a una prisión, entonces con energía intentó con dificultad mover el brazo que le quedaba sobre el suelo y gritó con todas las fuerzas que le fue posible al ser sobrenatural que la soltara.

Painani reconoció de inmediato que cuando anhelas algo con mucho deseo, pueden llegar hacia tí, todo tipo de seres, llegan provistos de la energía que poseen para dartela, pero no siempre es lo que tu corazón anhela.

Con el paso de los días conoció a uno de los observadores del cielo que le indicó la importancia de la Estrella que formaba parte de los ciclos de la cosecha; Ahzab Kab Ek, la estrella que despierta a la Tierra. Ellos los Mayas la asocian  a Kukulcán, el equivalente Maya de Quetzalcóatl, para los Náhuatl.

Painani le explicó que para ellos el nombre de esa estrella que no titila y brilla intensa en el cielo tenía el nombre de Tlahuizcalpantecuhtli. Le agradaba dialogar con aquella persona,  conectaba con sus pensamientos, gracias a él pudo reconocer a un amigo que se interpuso entre otros para dar la adecuada interpretación a sus palabras y no hacerla quedar irrespetuosa ante ellos, pese a que no hubiera sido su intención.

Llegó el momento de seguir su viaje, ella no podía detenerse, y agradeció con gran respeto todos los conocimientos que le brindaron, la amistad y apoyo que recibió de todos no lo olvidaría jamás, sabía perfectamente que al adentrarse más al sur encontraría a personajes de la misma cultura maya, ellos poseían un vasto territorio y gracias a ello le fue entregado un salvoconducto para poder recorrer ese territorio selvático con facilidad.

El observador del cielo de nombre Ek Balam le ofreció un pequeño obsequio para que lo recordará pese a la distancia, algo que ella conservaría con afecto. Estas fueron las palabras que le dijo el observador del cielo:

“ Todos los seres del planeta son observadores del cielo, cada estrella tiene un tiempo de vida y es maravillosamente diferente al de los humanos, recuerda que cada momento que vivas creando y soñando, una estrella velará por ti y querrá saber de tu inteligencia y osadía, tanto como tú de su energía e infinita presencia durante tu vida. Sea el trozo del cielo tu compañía y la presencia mínima de una estrella para acompañarte siempre”

Recibe de Ek Balam un trozo del cielo

Con una reverencia Painani agradeció el pequeño obsequio que le fue otorgado y los conservó toda su vida, ya que con sus grandes recorridos a toda velocidad ella lograba magnetizar de  energía  y transmitirla a aquel trozo de meteorito.

Gracias a este elemento le fue fácil  conjugar las fuerzas de la naturaleza y todo ésto  le llevaría precisamente hacia donde nace la energía vital, entonces aquello que ella descubriría, le sería transmitido a quien ligaría su vida de forma misteriosa a ella.

Un caudal de nuevos conocimientos serían transmitidos a través de la energía electrostática donde toda carga eléctrica en equilibrio les daría un conocimiento compartido del cosmos.

¿Ahora se han dado cuenta de quienes estoy hablando?

Todo lo que gobierna tu energía es iluminado por otros y si sabes reconocer su equilibrio, habrás logrado la magia de lo eterno.

Notas de la autora:

Hay autores que señalan lo siguiente: El culto a Venus persiste hasta el tiempo de los Aztecas, quienes la denominaban Huey Citlalin, la gran estrella, y en su carácter de estrella de la mañana era asociada con Quetzalcóatl.

El significado del nombre del observador del cielo significa “La estrellas del jaguar”

Fotografía con filtro gratuito de PicsArt de la autora: “El obsequio del cielo”

El pacto con el rayo


“Puedes amar tu creación al grado de hacer un pacto con quien se opone a tus propósitos pero siempre te preguntarás si valía la pena, eso lo harás después; de momento dirás: Por supuesto que lo vale”

El Mensajero

Por Ariadne Gallardo Figueroa.

Hacer honor a su nuevo nombre fue algo divertido y fructífero para el hombre que ahora se llamaba Hora, el valle le ofrecía una grandiosa oportunidad de dialogar con el firmamento y entender que la Luna que él conocía no era la misma, su rostro había cambiado, él lo sentía pese a no sangrar como las mujeres cada 28 días, se daba cuenta que cuando la luna estaba llena su deseo de plantar los campos era mayor, enterrar semillas diversas por las laderas y esperar que dieran sus frutos.

El cuarto menguante que para él se asemejaba a una mujer recostada y sonriendo, no era igual desde ese punto del planeta, tenía que esperar a la luna creciente para imaginarse a esa dama coqueta que le sonreía recostada de lado.

Sin embargo la luna llena llegaba puntual en ambos hemisferios y el sentía en su cuerpo ese cosquilleo bajo su influjo que le intensificaban los deseos de cantar y cosechar los frutos que había sembrado bajo el influjo de la dama sonriente.

La savia de sus frutos se gestaba  en luna nueva y con la luna llena se concentraba en sus tallos, los fortalecía para que la planta rindiera honores al Sol; el cuarto menguante permitía que la savia circulara de los tallos a la raíz, ya que el cuarto creciente había permitido que subiera la savia hacia arriba, las hojas y tallos tenían fortaleza gracias a las fases de la luna y el hombre que medía el tiempo sin duda alguna era el nombrado Hora, quien satisfacía sus deseos en su dialogo con la coquetería de la Luna.

El sabía con certeza que la luna le hablaba y cuando su forma era similar a un cuenco, era la clara advertencia de que se esperan chubascos o lloviznas; de lo que no le advirtió con claridad fue de las pavorosas tormentas que orquestaba el rayo y su poder destructivo.

Aquella noche se asomó estruendoso en una de las esquinas de su siembra, crepitó entre llamas y para Hora fue como un llanto lastimero y terrible de todos sus hijos verdes. Sin pensarlo dos veces salió al encuentro del rayo y gritó:

¡Hagamos un pacto, tú dejas mi siembra y yo te rendiré honores, deja en paz a mis creaciones!

El pacto de Hora con el Rayo que a la larga lo cambiaría todo

En ese momento cimbró un relámpago en el firmamento y después todo fue calma; el hombre regresó a su pequeño recinto y ofrendó su mejor fruto al poder del rayo, ese pacto le daría una nueva forma de preparar la tierra y al mismo tiempo una marca de la cual él no sería consciente hasta muchos años después, pero aún es demasiado pronto para hablar de esto.

Painani por su parte se acercaba a una tierra de hombres sabios que cambiarían algunos de sus conceptos del mundo y compartirán por un tiempo ideas y observaciones estelares, ella era consciente de su propósito en el mundo y pudo compartir con algunos de ellos su experiencia y sus conocimientos, ambos grupos reconocieron que lo que para ella era Tláloc, para ellos era Chaac deidad  Maya de la lluvia, el trueno y los puntos cardenales.

Painani tuvo especial cuidado en observar un trueno que atravesó de Norte a Sur, desde el observatorio maya le fue explicado el concepto y alcance del trueno, para ella en especial ese relámpago le atemorizó y asombró sin saber las razones exactas de su poder. Ahora nosotros sabemos que ese relámpago fue el que hizo un trato con el hombre del Sur.

Chaac, era una deidad bondadosa asociada con la creación y la vida, la de mayor ascendencia popular, el pueblo la invoca para obtener buenas cosechas. claro también sacrificaba jóvenes lanzándolos a los cenotes. cuentan que todo aquel que lograra nadar y salvarse, significaba que había adquirido el poder de dominar los secretos de la deidad. en realidad parece que a algunos les constaba, lo consideraban cierto.

El mundo nos invita a reconocernos en él y ser parte de sus maravillosos portentos, hay pactos que no son necesarios pero que surgen de lo más profundo de nuestro ser, como humanos nos resistimos a perder lo que amamos, al final nos damos cuenta que la vida fluye de la misma forma que muere.

Para los mayas vendrían momentos trágicos de grandes sequías y muchos de ellos se habrán preguntado si todos aquellos sacrificios humanos fueron en vano, algo similar pasará con el hombre del sur, pero aún no es tiempo de contarlo.

Que tu mejor arma sea la razón para doblegar al deseo no es válido en todos los momentos pero al final es lo que aprendemos, no todos de la misma forma y no todos habrán de contarlo.

Notas de la autora:

Fotografías: El Pacto con el rayo y los frutos de la tierra de la autora

Fotografías de los espacios mayas: https://pueblosoriginarios.com/meso/maya/maya/chaac.html