El amor es un ancla, la confianza tu flecha


Los inicios 

El Puente, segundo capítulo

por Ariadne Gallardo Figueroa

Vidra miró con atención a Taige y continuó con el relato que a todos mantenía expectantes, ya que al contactar a Ontyl y decirle lo que tenían en mente, él se fue al hospital para comentarlo con Barderian, donde todos los días Taige lo visitaba.

Barderian se sintió entusiasmado ya que recordaba cuando él se inyectó líquido de un  bulbo raquídeo drieden, su cuerpo potenció la energía que necesitaba para soportar ese aguerrido trayecto y si ellos fueran capaces de  ver los sitios que elegían las dendritas en un cerebro vivo, cuyo paciente fuera capaz de contestar preguntas in situ de todas y cada una de sus sensaciones, sería muy  provechoso.

Al respecto Taige  que se encuentra ahora con nosotros dijo que quería ser sujeto de la prueba ya que era piloto, Vidra observó a Tai que de inmediato añadió:

— Ciertamente, pero Barderian con un gesto reprobatorio me apuntó con su dedo cuya mano aún se encontraba con vendajes y contundente dijo:

< ¡De ninguna manera, tu eres el prototipo, no la prueba! >

Ya en el trabajo de laboratorio pasaron dos cosas me dicta Ontyl ahora mismo, señaló Vidra:

Ingerin Barderian  y equipo VF, bitácora de la prueba número 5:

Paso número uno: Compatibilidad de tejidos para enlace; entre masa encefálica de drieden y de cerebro común: El cirujano Ontyl crea un agujero en el cráneo y extrae un fragmento llamado colgajo óseo.

Paso número dos: Herramientas puestas a través del endoscopio y monitoreo de iluminación entre ambos cerebros, seguir la trayectoria de las células drieden.

Paso número tres: Las células ependimales ayudan a formar parte de la vía a través de la cual circula el líquido cefalorraquídeo de ambas sustancias cerebrales. 

Paso número 4: Evaluar si existe una eficiente retroalimentación. Una vez inyectado el potencial de dendritas drieden, tomar mediciones de cerebro a impulso intuitivo de ambos sujetos.

Paso número 5: Anotar las respuestas del paciente y cada una de sus sensaciones.

Diagnóstico del primer paciente: Las dendritas se concentraron en las áreas de planificación, frontales, y el el área de la imaginación es decir en las áreas occipitales.

1.- Pregunta: ¿Podemos disminuir al máximo todos tus impulsos vitales?

Respuesta: Si

2.- Pregunta: ¿Cuál debe ser la mejor forma de atravesar un portal estelar?

Respuesta: Vectorial con reducción de masa al extremo

3.- Pregunta: ¿Cuáles son los riesgos potenciales?

Respuesta: Caer al Ginun, perder consistencia atomizar la materia conocida 

4.- Pregunta: ¿Puedes darme alternativas?

Respuesta: No la hay, proceda si la nada existe ha sido nombrada.

En ese momento no entendimos absolutamente nada de la última respuesta pero resonó en nuestro cerebro el término proceda, hágalo.

No logramos que los sujetos paralizados tuvieran movilidad pero tuvimos la oportunidad de albergar en ellos a muchas dendritas drieden, se convirtieron en asesores tenaces y con capacidades especiales. Vidra repetía las palabras de Ontyl con precisión y posteriormente volvió a hablar ella:

De acuerdo al dibujo de Barderian notamos que el espacio se curva gracias a la gravedad, pero teníamos que romperlo para penetrar al portal, en términos terrestres el vector como módulo espacial debía dispararse con una dirección y en sentido hacia el espacio profundo en una nave con la posibilidad de reconvertirse en base a la descompresión molecular, depreciar la materia en inversión y lograr que se recuperara en la forma directa o sea la ya conocida.

Citlali tuvo la oportunidad de ver este procedimiento cuando llegamos a la estación lunar internacional, aumentamos el tamaño de la nave para alunizar adecuadamente.

Citlali aprovechó la oportunidad para preguntar:

— ¿Es posible reducir más el tamaño de lo que nosotros vimos desde la luna?

Vidra observó a Taige y con una sonrisa señaló:

— Por supuesto, Taige para no ser descubierta la pudo guardar en un portafolio, a lo que Tai contestó:

— El problema fue cuando necesité equipo y en casa de los Barilli me fue imposible dar alguna explicación que fuera creíble cuando se percataron, nunca olvidaré ese momento en verdad fueron muy comprensivos conmigo.

Ramagel con gran curiosidad interrogó a Taige, quería saber de qué forma se convirtió en el prototipo y que riesgos experimentó en ese momento.

Taige miró a su amado Yilia y le tomó por la mano para contestar:

— Cuando ya se tenía la base para poder hacer el vuelo, Barderian me dijo:

< Entonces ponte en contacto con Yilia y temo decirte esto pero tendrás que despedirte.>

Yo le contesté no lo haré, a él lo amo, en tí confío; el amor es una atadura fascinante, es el ancla de toda pareja, nuestro paraje no permite eso, ahora debo confiar en lanzarme en la flecha, el vector que me pondrá en un camino incierto si caigo en Ginun, esa será mi despedida.

Cada uno de nosotros reconoce a su flecha y su ancla.

El grupo permaneció callado ante el comentario de Taige, Zila se puso la mano en la boca, en verdad había tantas preguntas y cada una de ellas entrañaba un momento dramático para cada uno de ellos, los viajeros de un mundo aniquilado por las fuerzas del cosmos.

Cada detalle nos acerca a una luz de un camino jamás recorrido, donde la imaginación nutre de vitalidad aquello que nos apasiona como seres creativos, cada uno de nosotros reconoce a su flecha y su ancla.

Dibujo de la autora: “la Flecha” con filtro digital gratuito.

Percibir e intuir, no es asunto del azar


Los inicios

El Puente, segundo Capítulo 

por Ariadne Gallardo Figueroa 

Ana Pérez Riv, le ofreció  un sofá a Citlali para que pudiera acostarse y estar al pendiente de la conversación que se desarrollaba con el ánimo atento de todos los presentes, en medio de aquella pausa Citlali recordó como si fuera una ráfaga de luz en su mente los comentarios de Zila quien le había regalado tiempo atrás un libro de un hombre llamado William Walker Atkinson, quien había nacido en Baltimore, Maryland, 5 de diciembre de 1862  y su fallecimiento tuvo lugar en Los Ángeles, California, el  22 de noviembre de 1932; fue un abogado, comerciante, editor, escritor, ocultista y pionero del movimiento conocido como el Nuevo Pensamiento.

Zila, su esposo le había dicho que en realidad no era un pensamiento que se pudiera considerar nuevo, ya que ancestralmente ayudó a los magos y maestros a reconocerse y alentarse en tareas complejas, ella incluso había memorizado y recordaba algunos párrafos de los argumentos de Atkinson:

Hablamos de la Ley de la Gravitación Universal, pero ignoramos que también ésta es una maravillosa manifestación de la ley de la atracción. Estamos familiarizados con esa manifestación de la Ley que atrae y mantiene unidos los átomos de los que se compone la materia; reconocemos el poder de la ley que atrae los cuerpos a la tierra, que mantiene los planetas en su sitio, pero cerramos los ojos a la potente ley que atrae hacia nosotros las cosas que deseamos o tememos, las que crean o arruinan nuestras vidas.

Cuando nos damos cuenta de que el Pensamiento es una fuerza -una manifestación de energía- que cuenta con el poder magnético de atracción, empezamos a comprender el porqué de muchas cosas que hasta entonces desconocían. No hay estudio que compense más al estudiante por el tiempo invertido que el estudio del funcionamiento de esta poderosa Ley del Mundo del Pensamiento: la Ley de la Atracción.

Citlali  reconocía el poder que ejercía mentalmente sobre ella y sorprendida se percató que no era algo privativo de los humanos de la Tierra, pero sin duda había una notable diferencia entre lo que algunos humanos habían logrado con el poder de su mente y los considerados driedens o líderes místicos ante el poder cerebral  de los reconocidos líderes místicos con los cuales ellos se comunicaban.

Era posible intuir, percibir e incluso casarse con una idea, algo que no era asunto del azar y parte medular de los entrenamientos que Zila realizaba con sus estudiantes. Miro de reojo y se dio cuenta que muchos de ellos ahora estaban en el camino del liderazgo místico. Acarició con amor su vientre con la certeza de que sería la madre de un ser especial como todos a los que tenía frente a sí.

Vidra se acercó a ella y le ofreció la charola con bocadillos que había preparado el grupo de estudiantes y sonrió con simpatía; para Citlali todos ellos leían lo que ella pensaba, al menos imaginó que era de esa forma.

Vidra se sentó de nuevo e inclinó la cabeza de esa forma peculiar que indicaba que Ontyl estaba de nuevo atento mentalmente con ella y el relato continuó:

— No todos teníamos la capacidad y el entrenamiento drieden, sabíamos que sus capacidades lograban con la mera concentración de bajar al mínimo las pulsaciones de su corazón, entre otros asuntos que imagino en la Tierra ustedes lo han de captar como asunto de la magia.

Ana Perez Riv, aclaró que muchos magos son considerados farsantes y estafadores que juegan con las ilusiones y son hacedores de malabares y la seriedad que entraña la verdadera magia, no se veía en muchos medios sociales como algo de tomar en serio.

Vidra la escuchó con atención y señaló que en Eggya se había perdido el gusto por el entretenimiento, desde el momento que descubrieron en los drieden la facultad de colaborar para beneficio social, no hubo tiempo de mirarlos como parte de un espectáculo, al contrario fueron protegidos y alentados, fue por seres como mi padre y la madre de Ontyl que se prohibió la distracción de los eventos musicales, ya que eran motivo de pérdida de la atención sensorial en asuntos más puntuales.

La gran pregunta entonces fue: ¿Cómo logramos que sin ser driedens, podamos acompañarnos de su sensibilidad y destrezas? Usted mismos profesor Zila sabe que se requiere talento, pero también un entrenamiento como el que usted imparte en sus alumnos, llegar a la luz del entendimiento no es asunto sencillo.

Zila simplemente asintió, esperando esa vital e interesante parte del relato. Cada uno de los presentes trataba mentalmente de comprender cómo el bio-conector modificó para siempre entre los eggyanos lo que se conoce como ser individual.

Vidra reflexiva apuntó que Yertei, su padre había contactado en Eggya a Ontyl para decirle que iban a necesitar algo más que una micro-incisión por la vía nasal para lograr en un plazo menor el objetivo y fue así que se plantearon el siguiente paso con la cavidad craneal expuesta en la que introdujeron células drieden con un ramaje importante de dendritas con un colorante para ver a qué partes del neocortex se dirigían.

La destreza de un neurocirujano podía lograr lo que era necesario y ese sin lugar a dudas era Ontyl y su asistente Frint, quien como todos ustedes saben está aún en Iquique dando seguimiento a la conferencia internacional que se desarrolló hace algunas semanas. De hecho había un grupo que se reuniría en Frankfurt, pero ante su llamada pospusimos ese viaje donde nos esperaba un asgardiano de nombre Stefan

Había muchas preguntas y todas ellas sorprenderán a los asistentes ante la comprensión de un método que resultaba innovador y desafiante ante las circunstancias.

Biografía de William W. Atkinson

No es posible viajar al pasado, solo puedes representarlo


Los inicios

El Puente, segundo Capítulo 

por Ariadne Gallardo Figueroa 

En lo particular me gustaría estar  al lado de Ontyl, pero ya que no cuento con su presencia física y en conocimiento pleno de que ambos somos drieden, puedo pedirle que me oriente desde la distancia, sin usar canales convencionales para transmitir a ustedes esta crítica parte de la historia, argumento Vidra.

Bajo el principio de causalidad sabemos que toda causa debe preceder a los efectos y no es al revés, lo que intentamos no tenía vuelta atrás y tampoco posibilidad de un análisis profundo ante la realidad que nos golpeaba de frente.

Lo que para el profesor Zila, aquí presente, significaba emplear el recurso de la magia, para nosotros  era ponerla como representante de la ciencia aplicada y eso fue lo que se hizo,  el equipo de los científicos que se asesoraron de un ser especial, mi padre.

Sabíamos que solo existía una línea cronológica dentro de las leyes universales, ésto nos colocó ante un violento reconocimiento: Somos finitos, solamente podemos representarnos a partir de lo que podamos conservar en los archivos de silicio, lo que atesoramos en el cristal murdoriano, como entes vivos la derrota era segura.

Ontyl me ha de guiar  en esta parte para que ustedes puedan entender asuntos más técnicos: La respuesta la encontramos en las curvas temporales y los únicos capaces de doblarlas eran los vectores drieden.

Ante el envío del informe Barderian nos envió de nuevo su acuse de recibo con una modificación, leve pero significativa para todos los científicos y para Yertei, mi padre:

Al dibujar el símbolo sobre un papel en la mesa donde todos ellos se reunían, la sorpresa de Zila fue mayúscula y exclamó:

Zila confunde a la runa Algiz con un dibujo de Barderian

— Pero este símbolo es la runa Algiz, de acuerdo a los antiguos  anunció información privilegiada recibida directamente de los Dioses, es una clara referencia de  la protección que entidades mágicas empleaban a través de esta forma de comunicación. Aunque acechan peligros inminentes, serás avisado con el tiempo necesario para poder salvarte a ti, a tus bienes o tus seres queridos.

Vidra sorprendida rectificó al profesor Zila, es asombroso lo que nos dice en realidad es un concepto del espacio vectorial de un sistema aislado y no sabemos si tenga sentido para los humanos, pero por esa razón  nuestras naves estelares fueron nombradas Mega Vectores Egg… Por supuesto es la traduccción, desconozco si el término vector es lo que más se acerca, tratamos de traducirlo de la mejor forma para entendernos.

La idea central era ensamblar un sistema aislado y reducirlo a su mínima expresión, tomando en cuenta que solamente aquello que no podemos ver puede cruzar campos dinámicos.

Zila de nuevo exclamó con profunda admiración y atónito ante los comentarios de Vidra y Ontyl:

— ¡Ustedes nos están describiendo el principio de la física cuántica aplicada a un ser vivo!

Vidra miraba al profesor Zila e inmediatamente después giraba su cabeza a un costado, el indicativo que recibía información de Ontyl:

— Ontyl reconoce que su argumento es extremadamente lógico.

Zila se percató que el día que analizó junto a sus alumnos el video de aquella entrevista era la prueba de que en verdad ellos recibían información de un entorno distante y sus conexiones eran extremadamente precisas, por ellos si los pusieran en total aislamiento, perderían la capacidad de interactuar entre ellos y lanzó la pregunta:

— Por favor respondeme, ¿Acaso han dejado de ser individuos, entidades únicas?

Vidra sonrió y reconoció junto al grupo de eggyanos que la perspicacia del profesor era fascinante y solamente afirmó asistiendo con la cabeza, añadiendo:

— El bio-conector no funcionaba de igual forma en todos, se requería de lo que Raudek dedujo como compatibilidad ya que la sorpresa activa en muchos cerebros canales que debían ser apagados y solo aquellas mentes con un equilibrio entre el caos y la estabilidad podían someterse a la prueba sin perder la vida.

Construir un implante no fue fácil entre prueba y error muchos voluntarios pasaron a formar lo que llamamos materia de proceso, de alguna manera sus muertes fueron necesarias para formar la red supresora y modificadora. 

El material no podía ser un instrumento de un material ajeno a la estructura natural del individuo en proceso; Ontyl me pide que señale claramente que cada uno de nosotros estamos formados del mismo material de las estrellas y esa fue nuestra victoria y también una visión peculiar hacia la eternidad.

Todos se miraron sorprendidos y los líderes místicos comprendieron que su lucha por reconocerse en la dinámica del universo no era en vano. Aún era necesario saber que sucedió al momento que Taige resolvió ponerse a prueba en un reto sin retorno donde sólo había dos caminos: Vivir o morir.

Cada pionero en la historia de la humanidad cuando se ha lanzado al vacío, persiguiendo un sueño, una aventura; reconoce que la incertidumbre le acompaña y frente a él, siempre se encuentra la tenue luz de la esperanza.

Dibujo de la autora: “El símbolo de Algiz”

Atravesar el portal o caer en el abismo


Los inicios

El Puente, segundo Capítulo 

por Ariadne Gallardo Figueroa 

En la ciudad de México la casa Felguerez Galafik estaba llena de barullo, Sofía preparaba el pastel preferido de su nuera Citlali, pastel con fresas y chocolate, la recepción esperaba al  grupo de los 28, todo era expectación y algarabía.

Sofía preparó el pastel predilecto de su nuera

Citlali se sentía renovada, como si la presencia de su hija en su cuerpo la fortificara y le diera motivos para sentirse plena de energía. Zila llegó con su padre y su suegra que regresaba de un viaje por el norte del país complacida de tener de nuevo en el planeta Tierra a su hija; 31 personas serían testigos de lo que Zila les revelaría de su extensa y fascinante charla con los eggyanos.

La gran mayoría llegó con un regalo para el matrimonio cuyo embarazo había modificado muchos de sus intereses y actividades, al momento no se tocaba el tema de que ella regresara pronto a la plataforma lunar internacional, el médico había recomendado reposo durante los tres primeros meses para evitar sorpresas que pudieran tomarlos desprevenidos.

Ana Pérez Riv llegó con un obsequio en sus manos y  apuntó:

— En pocas  semanas el bebé les hará saber su género, pero como ustedes desean guardarlo en secreto, por favor no habrán mi regalo hasta su alumbramiento.

El matrimonio la miró con una sonrisa de complicidad y Zila le guiñó el ojo a la decana que se sentía complacida por la presencia de todos los asistentes.

La charla de sobremesa acompañada del delicioso pastel de chocolate y fresas dejó en los asistentes muchas interrogantes, sobre todo cuando fue mencionado que gracias a los cerebros de driedens muchos de ellos tuvieron la oportunidad de cruzar el portal.

Ana Perez Riv dedujo que era impresionante lo que  la mente puede hacer a la materia y meditó sobre el asunto de la “Federación intergaláctica” considerando que muchos de ellos no debían ser tan solo entidades ausentes de materia, ya que se tenía constancia de quienes habían logrado cruzar el portal.

Algunos se interrogaron con profunda seriedad las causas que impidieron a Barderian cruzar como los demás; en eso Zila hizo una clara y precisa deducción:

— La mujer que amaba con profunda pasión fue presa de la parálisis y ya sabemos lo que eso representaba para su expectativa de vida. No dudo que él haya ofrendado su propia vida saltando al vacío en busca del mínimo atisbo de luz que ella dejara.

Citlali lo abrazó con ternura, sin lugar a dudas eso haría un amante apasionado ante la pérdida de su más grande amor.

Gala quien formaba parte de los líderes místicos ahí presentes, manifestó su duda respecto a la forma como ellos emplearon el cerebro de los driedens buscando compatibilidad con los que no lo eran y qué técnica emplearían para concentrar ese poder en un bio-conector.

Ariedré, resuelta argumentó que sin lugar a dudas esa era la pregunta que todos deseaban conocer y señaló: “Tal vez la parte técnica o más soficticada de esa innovación le pertenece al conocimiento del neurocientífico Ontyl”; ¿Alguno intuye la causa por la cual permanece en Mar del Plata?

La mayoría incluyendo Ana, movieron en silencio la cabeza en señal negativa, ella agregó:

— Es apasionante saber que dos descendientes directos de driedens se encuentren entre los eggyanos; para ellos el bebé de Zila y Citlali sería precisamente eso un vástago o retoño de Drienden; ¿No les parece distintivo el detalle que hayan ofrecido la nave para la persona que lo requiriera? Tal vez sabía del embarazo.

— Citlali se llevó ambas manos a la boca con sorpresa y reconoció que la intuición de la decana era de los más perceptiva.

Zila acotó que ellos encontraron gracias precisamente a su intuición a las personas indicadas para llevar a cabo sus planes, gente sencilla que llevaba años luchando por crear ese lazo humano entre los seres del planeta y se sentía gratificado porque todos ellos se encontraran dentro de ese grupo peculiar.

Ana Perez Riv hizo una reflexión que dejó pensativos a todos los presentes:

— Es importante reconocer que nosotros al iniciar el ritual diseminador invocamos a la raíz más lejana que nos da pertenencia en este planeta, tengo la impresión que en el plano galáctico que ellos se mueven esa señal de permanencia se diluye, la unidad ya no se liga a los ancestros, sino al humanos como entidad de luz.

Zila reflexionó al respecto y recordó ese sueño recurrente que a veces se repetía con cierta insistencia y reconoció que tal vez por esa razón él se autoafirma como un hombre de la Tierra y establecía un punto de referencia a diferencia de ellos que ya no contaban más con un lugar de referencia.

Tal vez nunca reconozcamos a los que imaginamos como parte de nuestra raíz en ese plano de conciencia, es una interrogante que no es fácil de despegar y  

tal vez solo forma parte de nuestra intuición pero no de la realidad como tal.

Alig el padre de Zila sintió que muchos de los comentarios rebasaban su entendimiento de la realidad y expresó su admiración por ser parte de una familia donde la magia envolvía sus días y le daba un tono valioso a cada amanecer.

Todos ellos compartieron sus dudas e interrogantes, reflexiones fascinantes que los llevarían de la mano a una travesía donde el reconocimiento de lo  desconocido los asombraría

Fotografía Pastel de chocolate de Pinterest

Verdades sutiles no perceptibles a todos


Los inicios

El Puente, segundo Capítulo 

por Ariadne Gallardo Figueroa 

Vidra continúo con la charla y le hizo entender al profesor Zila que tal vez lo que él relacionaba con un hobionte para ellos se definía como red galactica, y afirmó, mi padre trató de colocar un nombre que fuera entendido al momento por el grupo de científicos nombrandola de esa forma: La federación intergaláctica, sin embargo  en justicia y por lo que nosotros vimos desde el panorámico de nuestra nave, no podría compararlo ahora con esa denominación.

Debo admitir que  para los humanos dio el resultado deseado, hablar de un grupo de seres conectados en diversas galaxias para ayudarse unos a los otros, le dio sentido a una realidad que tal vez muchos de ustedes <o de ellos> jamás tengan la oportunidad de ver como tal.

Ellos los formadores de la red jamás harían un homenaje especial a algunos de sus miembros, pero supongo que hay gente entre ellos que lideran fuerzas desde hace mucho tiempo, que han unificado poderes y que han intensificado a la red. Ellos  dirigen un mensaje que es parte de la historia de lo que han escrito, hecho y creado miles de seres humanos en diversas partes del cosmos.

Por tanto, profesor Zila puedo asegurarle que los líderes místicos han logrado ser parte, tengo la certeza que ellos estaban ahí bajo una banda de tonos rojizos intensos, validando aquello que nos fortalece como parte de lo eterno, ese que se nos escapa de las manos al dejar el cuerpo físico que somos.

Nosotros no teníamos tiempo de saber si funcionaria, si lograríamos crear una herencia genética de valor para las generaciones que ya no tendríamos, ya no habría cuerpos vivos a los cuales conectar con la noción de un mundo más allá de ellos mismos.

En el plano de realidad y creencias que nosotros teníamos, el concepto de divinidades celestes, de Valhalla, de adoración a un ser creador cuya gloria te enaltece con la vida eterna si  has cumplido sus preceptos o te castiga en el infierno si no lo has hecho, había perdido sentido.

Las cosas permanecían para muchos en el claroscuro de una realidad desconocida y llena de incertidumbre, permítame recordar un pasaje de aquellos momentos de gran desaliento:

Señala Vidra: La ayuda de Taige fue vital ya que se replicaron las pruebas con el hospital de Eggya y eso nos ayudó a ganar tiempo y crear alternativas.

Cuando Raudek Vilob se entera de la situación física de Barderian se acercó a mi padre y le dijo que no tenía lógica para ella o el grupo tratar de llegar a un mundo etéreo y fuera de toda lógica, no entendía qué sucedía con esos cerebros brillantes y palpitantes en medio de aquellos  que permanecían inertes, entonces mi padre le contestó:

< Raudek, estamos recibiendo un mensaje, debemos descifrarlo, por alguna razón parece que tenemos la oportunidad de preservar la vida de algunos de nosotros, eso es lo que intuyo>

Al momento Vilob organizó una serie de tareas y esto fue el siguiente paso de la investigación:

Ingerin Barderian  y equipo VF, bitácora de la prueba número 3:

Paso número uno: Compatibilidad de tejidos para enlace.

Paso número dos: los astrocitos forman un tejido cicatricial pueden servirnos de conector entre un cerebro inerte y otro de drieden.

Paso número tres: Las células ependimales ayudan a formar parte de la vía a través de la cual circula el líquido cefalorraquídeo. Pueden generar una eficiente retroalimentación.

Raudek solicitaba a alguien del equipo que mantuviera comunicación con el hospital donde se encontraba Barderian para conocer su estado de salud y saber si podía recibir el informe semanal de sus pesquisas, señala Vidra al grupo que en silencio la escuchaba con total atención, ella miró a Taige para continuar con el relato:

Taige nunca se comunicó directamente con Raudek, pero informó el interés de Ingerin Barderian quien deseaba que los cerebros fueran llevados a Medreos. Entonces Ethym uno de los ocho científicos le avisó que los llevara al hospital de neurociencia ya que con ellos se haría un enlace Medreos-Eggya.

La ayuda de Taige fue vital ya que se replicaron las pruebas con el hospital de Eggya y eso nos ayudó a ganar tiempo y crear alternativas.

En ese momento el celular de Zila empezó a sonar, era su madre, necesitaba regresar a su casa y quería que él lo supiera.

Los eggyanos comprendieron e hicieron una sugerencia que a Zila le resultó fascinante:

— Profesor Zila nos gustaría continuar la charla después que usted informe lo que hemos platicado a los líderes místicos y nuestra próxima reunión pueda darse con los 28 personas que invocan las fuerzas de la red.

Hay momentos en la vida que parecen desalentadores y mirar hacia un horizonte que desconocemos no siempre permite visualizar certezas, pero este no era el caso y resultaba absolutamente alentador.

Photo by Pixabay on Pexels.com

¿Qué valoras más en un ser vivo?


Los inicios

El Puente, segundo Capítulo 

por Ariadne Gallardo Figueroa 

En aquellos momentos no teníamos la más mínima esperanza de que algo fuera rescatable, nuestro mundo creado miles de años atrás, sería polvo estelar; nadie nos recordaría más allá de los que lograran atravesar lo que Barderian reconocía como un puente o portal, pero en las condiciones que él regresó la probabilidad resultaba escasa o mínima, Vidra, recordó al grupo, el momento en que su padre señaló la pregunta a los ocho científicos cuando se reunió con ellos:

–Estimado grupo de científicos, gracias por aceptarme para colaborar con ustedes, mi pregunta es muy simple, ¿Saben lo que es rescatable de cada ser vivo en las zonas que conocemos?

Yertei, mi padre intuyó la enorme incertidumbre, responder sería muy complicado para cada uno de ellos; la vida en el terruño se sentía en cada momento, nos damos cuenta que el mundo es mucho más y que lejos de lo que aprehendemos, está lo que experimentamos, hay voces que van ligadas a los sueños que somos y otras que jamás entenderán el bullir de las pasiones de los que enfrentamos el darnos cuenta de lo que estábamos por vivir.

Vidra señala: Yertei, mi padre les comunicó que ante los acontecimientos, tuvieron oportunidad de conectar con la federación intergaláctica

La lucha de algunos era puntual e individualista, otros soñaron con que sus bienes atesorados tendrían cabida en ese lugar que no conocíamos; equivocados ambos. 

Sin lugar a dudas el camino nos llevaba a un viaje ligero y sin retorno; en las reuniones la gente se agolpaba para preguntar qué sería de lo que habían cultivado, que iba a pasar con sus monumentos, palacios, expresiones artísticas, espacios geniales.

Debo admitir que nada de eso estaba en el futuro, nada, el viaje imponía una regla básica y drástica, lo que sabes, lo que guardas en tu memoria, lo que eres para los demás, eso es lo que puedes llevar.

Fue entonces que Raudek Vilob respondió con total seriedad:

— Estimado Yertei, solamente tenemos lo que nuestra mente ha atesorado, todo lo que representa nuestro sentimiento de amor a la vida y a los que son parte de ella.

Los demás estuvieron en total acuerdo con ella, de hecho habían dejado sus casas, sus bienes para agruparse en un pequeño lugar de la Luna de Medreos y poner sus mentes al servicio de un plan que tenía por objetivo rescatar lo que eran como habitantes de aquella zona en el basto universo.

Mi padre asintió y les comunicó que ellos ante los acontecimientos, tuvieron oportunidad de conectar con la federación intergaláctica, serían aliados, entes solidarios que colaboran con ellos desde tiempo atrás para poder formar una red.

Al igual que ustedes al momento del ritual que han nombrado diseminador, los driedens hacen lo propio.

Zila se llevó las manos juntas a los labios antes de preguntar:

— Me están hablando de generaciones de seres que han logrado transmutar hacia las estrellas, ellos fueron los que nosotros escuchamos. ¡Es sorprendente! Me gustaría saber cómo ellos colaboraron para que lograran llegar a esta parte de la galaxia.

Tai respondió a su pregunta, usted habrá notado que no todos somos descendientes de driedens, en el grupo Vidra y Ontyl que aún se encuentra en Mar del Plata son hijos de padre, en el caso de Vidra y de madre, en el caso de Ontyl con tales características; en tal caso la fuerza no es completa, su parte humana rige un promedio importante de su visión drieden.

Ellos validaron un método de emergencia, ese  que de forma infructuosa intentó Barderian al colocar una intravenosa en el torrente sanguíneo del bulbo raquídeo de un drieden. Lo llamaron bio-conector cerebral.

No fue fácil, no había nada que nos diera pauta el injerto de un ser cuya evolución partía de  su conocimiento del cosmos, incluso tuvimos pérdidas físicas de los pacientes que se encontraban inhabilitados por la parálisis, el intento fracasó. Pero no teniamos alternativa.

Antes de explicarle a detalle el procedimiento quiero que sepa algo que Braulio le puede explicar:

— Braulio se aclaró la garganta y señaló, yo no comprendí en totalidad por que precisamente mi ciudad natal fue elegida por Taige, su decisión de elegir un punto determinado del planeta y no otro y lo recordó para el grupo que se había reunido con el profesor Zila.

Tai, apuntó, al percibir la mirada de Braulio instando a responder:

Fue mi conector,  no  señaló detalles, simplemente se encendió, suele suceder en ocasiones dejamos en la nube una red que neuronalmente nos inclina hacia determinadas decisiones y son años de experiencia cargando datos, llega el momento que los propios datos hacen el “match efectivo” como lo dirían aquí en la tierra, ese golpe intuitivo, por decirlo de alguna forma.

Daniel decidió que esa parte de los comentarios quedaría para el grupo de selecto o privado al cual ahora le integramos, profesor Zila, son particularidades que en verdad al resto de la humanidad no le iban a resonar o si lo hicieran podrían en peligro la operación y sobre todo relacionar los datos duros, la interacción de ellos como nosotros y el bio- conector cerebral, definitivamente es algo que nos dejaría en desventaja. Como decía mi pareja nos verían como sujetos para ser analizados y encerrados en lo que ustedes conocen como cajón de Faraday.

Zila miró al grupo con sorpresa y exclamó:

— Por los que ustedes están por decirme comprendo que no se refieren a un holobionte cuya capacidad emana una frecuencia hacia la intuición de un ser místico o drieden. ¡Oh! Comprendo su desesperación, la percibo, más allá de una emergencia, trataban de hacer latir el corazón de Eggya, llegando hasta las últimas consecuencias.

Cuando nada queda el último recurso tiene que aparecer, de alguna forma intentas por todos los medios que lo que importa no se vuelva cenizas.

Photo by Pixabay on Pexels.com

Unir la memoria histórica al tejido social


Los inicios

El Puente, segundo Capítulo 

por Ariadne Gallardo Figueroa 

Vidra continúa el relato de Yertei, su padre quien antes de llegar a la  Luna de Medreos había solicitado a los científicos que con la luz apagada se dirigieran al cubículo donde se almacenaban los cerebros de los eggyanos fallecidos en el instituto de neurociencia.

Para el grupo que se dirigió hacia allá el escenario fue sorprendente, definitivamente algo similar a lo que experimentó  Barderian en su hogar; los frascos con luz parpadeante se encontraban en distintas partes de los anaqueles, la obviedad señalaba que esos cerebros pertenecían a driedens.

Tomaron los frascos y los llevaron al cubículo donde estaban trabajando, Raudek comprendió de inmediato que esa era la red a la que se refería su amado Ingerín, lo que no entendía era la forma cómo esa red tendría que estructurarse.

En ese momento vieron las noticias de último momento donde Barderian regresaba de lo que ustedes conocen como la nebulosa de la cueva y gritaba exaltado que había encontrado la llave; lo hospitalizaron y le hicieron una evaluación psicológica, todos pensaban que había enloquecido después de tan intrépido viaje. El equipo de científicos envió un comunicado con carácter de alta clasificación de seguridad, el cual fue membretado bajo las siglas:  VF (Vilob Fardeg) para conocer el estado del pionero Barderian.

La joven Tai, aquí presente debe recordar ese pasaje, Vidra extendió su mano para darle la palabra a Taige:

— Así es recuerdo verlo con el pecho quemado de seriedad y parte del cuero cabelludo hecho trizas; cuando nos quedamos a solas me dijo:

<Me inyecte una intravenosa del líquido del bulbo raquídeo de un drieden, soporté lo imposible pero creo que no fue suficiente o no es el método adecuado, necesito que vayas a casa y los alimentes con una solución de glucosa al 2%, me van a dejar aquí un buen rato y no quiero que se pierdan, son 3, gracias por venir esto no lo puedo decir abiertamente, ya me evaluó un “loquero” y tengo que salir en cuanto la piel soporte la ropa. Taige, por favor ponte en contacto con alguien de Tourum, no hay tiempo>

Yo misma pensé que había enloquecido, al final me dijo con los ojos muy abiertos:

<¡Taige, sí es posible salvarnos vi el portal, tenemos esperanza!>

Me fui a su casa y encontré la libreta con el experimento y un número telefónico de la Villa de Tourum, al marcar me dijeron que llevara los tres frascos al laboratorio de Raudek Vilob, ella iniciaría el proceso de preservación de los tejidos con las otras unidades, agregó que ellos esperaban instrucciones de Yertei quien ya estaba en camino.

El equipo respeto la libreta de Barderian y nombraron al siguiente de la siguiente forma:

Ingerin Barderian  y equipo VF, bitácora de la prueba número 2:

Paso número uno: Extracción de líquido del bulbo raquídeo y evaluación de compatibilidad con cerebros eggyanos sin capacidades especiales.

Paso número dos: Disección de masa cerebral para evaluar tejido de mayor actividad drieden.

Paso número tres: Acopio de tejido a una red de información digitalizable

Como usted se dará cuenta profesor Zila por una parte queriamos ver si rescatabamos con este métdo de la paralisis a los cuerpos de pobladores vivos y por otra parte si logramos preservar dentro de una dendrita de drieden la mayor información posible de nuestra memoria gráfica e histórica, también aquella que conservamos de las sondas espaciales que  habíamos logrado captar en sus recorridos al hiperespacio.

Taige toma la mano de su pareja Yilia y con aprehensión señala al grupo:

— Nuestro mundo se desmoronaba y las alternativas eran escasas, tuvimos que asirnos a lo que fuera o resignarse a perderlo todo. 

Zila los miró admitió: 

— No me atrevo a especular nada pero imagino que la presencia física de ustedes es algo más que solo eso.

Vidra apuntó con una sonrisa nerviosa:

— Prefiero que vayamos por partes, ya que mi padre tuvo una influencia determinante en las siguientes pruebas.

Algyen se levantó y frotando sus manos dijo:

— Creo que no nos caería mal un poco de café o alguna bebida, ¿Le agrada la idea profesor Zila?

Zila solo asintió algo atónito ante el relato que resultaba fascinante y estremecedor por las circunstancias en que sucedió.

Muchas veces analizamos una parte del escenario y mirando a la distancia las realidades son otras y han puesto a prueba a miles de pobladores.

Fotografía del cerebro

Ensayo y Error; Vivir o Morir


Los inicios

El Puente, segundo Capítulo 

por Ariadne Gallardo Figueroa 

Zila de golpe comprende la realidad que los eggyanos le explican y reconoce por que en algunas ocasiones Tai asemeja la experiencia de ellos con la de un cristal por el cual podemos ver del otro lado de la galaxia y encontrarnos con una realidad  que no nos es ajena; con total pesadumbre  comenta:

— En el tiempo que nos ocupa 2287, los humanos hemos expandido la población a la Luna, y de igual forma a Marte, si pusieramos el ejemplo de las distantes y desaparecidas Lunas de Pible o Yberil, yo no soy un conocedor pero no es difícil imaginar a Mercurio cambiando de tonalidades y convirtiéndose en una incandescente sol que estallaría repartiendo bólidos de fuego en diversas direcciones del Sistema Solar; entonces todo lo que hemos creado, la expansión a la que nos hemos enfocado y la vida de los seres humanos  de la actualidad que esperan dejar generaciones poblando esos territorios donde sus parientes laboran, dejarían de ser certeros, dejarían de  ser productivos, nuestra historia, cultura, logros y hazañas se verían convertidas en cenizas.

Tai lo observa con atención y asiente, al momento que le da la palabra a Vidra, extendiendo su mano para darle la palabra:

Vidra: no para todos existe el concepto que tienen algunas poblaciones  humanas de “Divinidad” es un arraigo que nosotros desligamos hace mucho tiempo de la filosofía

— Mi padre fue un drieden, posiblemente no para todos exista el concepto que tienen algunas poblaciones  humanas de “Divinidad” es un arraigo que nosotros desligamos hace mucho tiempo de la filosofía tal como la vemos, pero se que usted entiende perfectamente a qué me refiero. Ahora bien, la búsqueda para conectar con otros que no lo son, que no son drieden no tuvo nada que ver con teorías metafísicas, sino con la incesante necesidad de encontrar una salida, de evitar perderlo todo.

Si tiene tiempo le contamos los hallazgos preliminares del pionero Barderian que conoció a algunos del grupo, en esa época Tai era una adolescente en riesgo de caer en la parálisis a la que muchos se vieron expuestos.

Zila mira su celular y les pide unos minutos para hacer una llamada, ya que en verdad le interesa saber más de lo que ellos amablemente desean compartir.

< Madre me puedes decir como va todo el proceso de Citlali, por favor, la entrevista ha resultado de lo más enriquecedora y me pregunto si hay tiempo para que ellos me den más información…>

< Por supuesto hijo está con una intravenosa de gonadotropina coriónica y revisan los niveles de progesterona, el médico señala que esta hormona facilita la anidación del bebé, fortalece el endometrio y fortalece la placenta; sus niveles variaron al estar en condiciones donde la gravedad Lunar, genera cambios, déjame te paso al ginecólogo que la está asistiendo para que te de más datos…>

< Profesor Zila, si habla el Dr. Mariano Alvez, todo va respondiendo satisfactoriamente, estamos evaluando el lactógeno placentario, ya que su esposa estuvo bajo una fuerte carga de estrés con el bombardeo de los meteoros en la estación lunar internacional, las proteínas y glucosa necesitan nivelarse, la oxitocina se inhibió anta la presencia de adrenalina, nos tomará algo de tiempo, vaya tranquilo a desempeñar sus actividades en dos días a lo sumo este proceso nos permitirá colocar con éxito al bebe en el vientre materno…>

Zila regresa al salón donde se han reunido y les pide que prosigan con el relato, es Vidra quien toma la palabra:

— Mi padre se llamaba Yertei, fue parte el grupo con el símbolo del infinito, de acuerdo a lo que hemos aprendido de ustedes sabemos de un matemático y astrónomo alemán August Ferdinand Möbius en 1858 creó una cinta; pero no tiene nada que ver con que mi padre identificara al grupo del laboratorio de Raudek Vilob con algo parecido, en absoluto. Lo que mi padre vio fue el sentimiento de Barderian y la inspiración que emanaba de su ser con solo pensar en su amada Raudek, para Barderian ella era el principio y el final de su universo mental, es por eso que mi padre al mirar hacia la Luna de Medreos y recibir un mensaje de ella supo de quién se trataba.

Cuando mi padre llegó al laboratorio le hizo saber al equipo de este sentimiento lo cual invadió de gozo a la jefa del equipo  y al mismo tiempo facilitó el camino que emprendieron y que no fue nada sencillo.

Barderian necesitaba con desesperación entrar sin peligro a la zona del espacio profundo y se lo hizo saber a Taige:

— Tengo en mi poder una herramienta de la cual no te diré nada hasta que la prueba con éxito, necesito saber  si consigo  convertirla en una aliada en la distancia, me encamino hacia ella la nombraré prueba número 1, no tengo claro cómo asimilar la herramienta de la cual te hablo pero lo dejaré en bitácora en mi escritorio, si acaso no vuelvo, por favor abre mi casa y haz de todo lo que en ella guardo parte de tu investigación, manten informada a Raudek, solo en caso de que no se conozca dato alguno de mi regreso.

Ingerin Barderian anoto en la bitácora de la prueba número 1:

Paso número uno: Extracción de líquido del bulbo raquídeo que inyecto de formas intravenosa en mi organismo.

Paso número dos: Evaluación de mi ritmo cardiaco, aumentó considerablemente y posteriormente se estabilizó.

Paso número tres: Me dispongo al despegue hacia el espacio profundo. Cambio y fuera.

Vidra continua el relato  y señala: 

— Barderian regreso con el cuerpo con quemaduras los medios lo televisaron su alborozo era evidente el nombró a ese espacio El portal del que nace a la luz. Ese sitio ustedes lo conocen como la Nebulosa de la Cueva

Evidentemente la fortaleza del líquido que obtuvo del bulbo raquídeo del cerebro de un drieden fue el primer paso; Barderian se había convertido en el mensajero entre dos mundos, pero sus alcances siguieron, comenzó a crear alternativas para resguardar nuestro conocimiento y pudo rescatar de la paralisis a unos cuantos eggyanos.

Por otra parte mi padre fue testigo del delicado e intenso trabajo que emprendieron los ocho científicos cuando lo nombraron asesor de operaciones.

El tiempo se agotaba y la necesidad de preservar lo fundamental era imperativo, veremos un trayecto donde más allá de toda lógica, estaba la energía de un grupo dispuesto a  lograr lo imposible.

Referencias de la autora:

En el capítulo uno, El puente: Subtitulo: Para la alquimia es menester una llama perpetua.

Fotografía del libro Newton, una biografía breve, de Peter Ackroyd, capítulo XI Adoración del héroe, Pág. 128

Cerrar el círculo nos recuerda al cristal


Los inicios

El Puente, segundo Capítulo 

por Ariadne Gallardo Figueroa 

Referencias del primer libro: Galaxia de Cristal:

Braulio en el chalet de los Barilli comentaba al grupo de amigos que se preparaban para el viaje de Tai hacia Marte:

En el siglo XXI un investigador se dio a la tarea de idear una membrana para poder hacer viajes interplanetarios, esta persona pertenecía a la NASA, fue el ingeniero químico Doug Way, de la escuela de Minas de Colorado y mencionan así mismo al Ingeniero Larry Mason de la empresa Lockheed quién colaboró con él; buscaba algo eficiente y  teóricamente posible, una membrana.

La respuesta de la eggyana no se hizo esperar, al parecer lo habían probado también:

-Las membranas resuelven algunos problemas para viajar hacia mundos distantes, pero no son viables en todos los casos -Acotó Tai- las barreras semipermeables que las forman, en zona de asteroides o con viento solar en contra no sirven.

Braulio la observa y señala:

Lo más apasionante en la historia de la humanidad intergaláctica, reside en la gran similitud de búsquedas, -¿no crees Tai? -De tal suerte que la verdad científica de los pueblos, cuenta con un punto de intersección asombroso. Podría decir que es como asomarse por un cristal.

En la Luna a la llegada del Mega Vector  Egg II con la tripulación de Yilia:

Yilia tomó por las manos a Taige al momento de saludarla, sintió emoción, con una extraña mezcla de respeto por su osadía, pero la pasión que los había cautivado en un momento dado, se transformó en un sentimiento confuso, era mucha la distancia que los había separado y no sólo física, otros factores influyeron en el distanciamiento que entre ellos se dio; con palabras pausadas él interrogó:

-¿Acaso pensaste en volver Taige, qué cruzó por tu mente al momento de desaparecer?

-En mi mente existía la necesidad que ahora mismo prevalece, encontrar un sitio esperanzador, un lugar donde la vida fuera próspera y no me recordara el mundo que no volveremos a tener.

-¿Tenías alguna certeza, alguna señal, un indicio?

-No, sólo el deseo ferviente de conseguir un lugar así y te puedo asegurar que aquella idea mística del paraíso distante  donde encontraríamos el cristal donde podríamos mirarnos en otros rostros y distintos cuerpos, de alguna manera es cierta.

-Yilia la miró asombrado y exclamó: “Serías la diosa guerrera que conquista el cristal”

Época actual en México:

Cuando Zila se percató de lo que le estaban diciendo los eggyanos exclamó sorprendido y a la vez incrédulo de lo que estaba entendiendo:

— ¿Acaso me están diciendo que el holobionte de un drieden lo hizo posible?

Yilia con una franca sonrisa miró al profesor y acotó:

— Posiblemente nos miramos de su Galaxia a la que fuera nuestra como quien se observa a través de un cristal, de la misma forma que el pionero Barderian miraba a su reflejo y complemento a través del cristal del laboratorio. 

Definitivamente el uso de combustibles fósiles es el principio básico pero su evolución podría decirse que es muy similar a la que usted ha descrito, su percepción de la realidad como un todo es asombrosa, para nosotros usted es un drieden.

Queremos mostrarle uno de los mensajes que Barderian envió a Raudek Vilob, puesto que a partir de este mensaje las cosas se aceleraron de forma impresionante.

Yilia abrió su cristal murdoriano y desplegó un holograma con el texto en eggyano que el propio Yilia tradujo:

El mensaje de Barderian que lo cambiaría todo

“Sueño con tender una red que atrape tus deseos y yo pueda atesorar por entero” Ingerin Barderian.

Zila se llevó las manos al rostro y confesó:

— Yo intento tal vez infructuosamente educar a otros en la disciplina de algo que en ocasiones es superior al entendimiento del humano común, eludir las respuestas autorreferenciales no es sencillo. Ustedes están aquí y ciertamente nosotros escuchamos al momento que realizamos el ritual de dispersión de la memoria genética.

Algyen miro a Vidra y acotó:

— Eso no lo sabíamos, nosotros solo tuvimos la oportunidad de ver la enorme red curvando el espacio y aludiendo a los meteoritos. Lógicamente como Yilia ha señalado, usted es un drieden.

Zila compendio que había algo más que entender, ellos no eran capaces de lo que los drieden podían hacer y ¿Quién entre ellos lo era?

Algo no se ha dicho, algo queda flotando en el aire, ese suceso está por descubrirse en la Luna de Medreos

Diseño fotográfico de la autora con filtro gratuito de PicsArt: “El mensaje que los cambio todo”

Bibliografía: Capítulo del libro Galaxia de Cristal, Los preparativos a Marte, subtítulo: “El poeta espera, los científicos, no”

Capítulo del mismo libro, Un nuevo horizonte hacia el futuro, Subtítulo “Escala estratégica”

La vida, la muerte y la esperanza.


Los inicios

El Puente, segundo Capítulo 

por Ariadne Gallardo Figueroa 

En la Tierra en el tiempo presente de la historia Citlali, Sofía y Zila esperan en el consultorio ginecológico del laboratorio de gestación asistida; no dicen palabra están nerviosos y expectantes cuando entra el médico y señala:

— La señora Citlali deberá quedarse para realizarle unas pruebas, es algo sencillo básicamente los niveles de oxitocina y algunos otros elementos que requiere el endometrio para fijar adecuadamente a la criatura, cuyo crecimiento hasta el momento es adecuado y se encuentra con óptima salud.

En ese momento Zila recibe un mensaje:

< Le esperamos en dos horas le envió la ubicación del sitio donde será nuestro encuentro, muchas gracias profesor Zila.>

— Bien, tengo un compromiso ineludible en dos horas…

— Ve con calma hijo yo estaré pendiente de los detalles y acompañando a Citlali.

La pareja se despide con un romántico beso.

En el pasado en la distante Eggya, Barderian entra sonriente a su casa, es como si de espaldas pudiera observarlo el árbol que su madre le instó a sembrar; suena con insistencia el teléfono y del otro lado del auricular una voz jadeante y lejana grita desesperada:

— Barderian, necesitamos su ayuda, le llamo de la  Luna de Piple, las aguas de los ríos comenzaron a hervir, huimos a las montañas, muchos pescadores perecieron, fue de improviso no hubo tiempo de nada, posiblemente es el núcleo, desconozco si lo magnetiza la estrella. ¡Reúna a su equipo, Está… ooosss…

— Se cortó la señal, otra emergencia en pocos tiempo, ya perdimos la zona de Yberil, ahora esto.

Barederian marca otro número y pide toda la ayuda que puedan ofrecerle, corre hacia su Vector y con desesperación retira todo lo que se encuentra adentro gritando para sí mismo:

<¡Necesitamos espacio todo el ser vivo que podamos salvar, necesita de este espacio!>

A lo lejos observa la Luna de Piple, cuyas tonalidades fluctúan por los cambios de temperatura que están sufriendo, Ingerin sabe que no puede acelerar más su máquina, su mirada se anega de lágrimas de rabia e impotencia.

Sobrevuela la zona siniestrada sobre el afluente del río que lleva al mar flotan miles de gusanos de Odré, el alimento que daba sustento a diversas zonas eggyanas, los campos de cereales están destrozados, cenizas y volutas de humo se levantan en el horizonte; no solo hay gusanos de Odré en las aguas, cuerpos con la osamenta expuesta hirvieron igualmente en las iracundas aguas de ríos y mares.

Barderian se acerca a la piel de ese mar enardecido e hirviente y con uno de los brazos de su vector toma en una tubo de ensayo una muestra de agua para llevarlo a su análisis. Gira con rabia hacia la montaña, el único sitio donde puede encontrar seres con vida.

Escucha en la radio a otro veterano que le llama con desesperación:

— ¡Barderian, esto no va a terminar es la estrella tenemos que encontrar otro lugar!

— Tai quiere irse al espacio profundo pero no podemos arriesgar a la gente, no tenemos recursos para una empresa de tal magnitud. Al momento somos el  único recurso que tiene toda esta gente, moverlos, distribuirlos en las zonas más alejadas y seguir buscando.

Ante los ojos de Barderian se ven los campos donde crecen arbustos de pimelin, la gente guarda en sus bolsos lo que puede antes de subir a su nave; para él dicha visión es algo más, el pronóstico es aterrador.

Un niño se acerca a él con lágrimas en los ojos y Barderian le responde:

— Ahora somos familia, todos lo somos.

Ante los ojos de Barderian se ven los campos donde crecen arbustos de pimelin, la gente guarda en sus bolsos lo que puede antes de subir a su Vector

En la Tierra, los eggyanos ven acercarse el monomotor de Zila, lo reciben con calidez y alegría; Vidra lo observa con atención y le ofrece un asiento en el salón, Tai y Yilia sonríen, los demás toman sus asientos. Tai levanta la mano hacia Vidra, Zila los observa con detenimiento a cada uno de ellos y observa a Vidra con especial atención, el silencio es total y se respira una atmósfera de paz en ese lugar:

< Agradecemos su apoyo, el grupo de los líderes místicos han logrado establecer el puente, sus antepasados unieron fuerzas con nosotros>

Dichas palabras no se escuchan en el salón, las escucha Zila en su cabeza, para él no hay sorpresas, la clara certidumbre lo impacta y al mismo tiempo reconoce que su propia voz es débil para todos ellos,  pese a ello intenta responder de la misma forma:

< El universo es sorprendente cumplir una tarea de tal magnitud nos ha llevado demasiado tiempo, la prueba es real, es posible ¿Quiénes son los potenciadores? >

Tai decide responder a Zila:

< Driedens, estimado profesor Zila, el equivalente a lideres místicos de su Sistema planetario.>

¿Por qué  nos todo resulta en la trayectoria de una vida, por qué lo que heredamos se desecha, por qué decidimos matarnos, sin comprender que algo más poderoso podría aniquilarnos? Tal vez no hay respuestas sencillas y tampoco soluciones fáciles, pero es bueno meditarlo.

Photo by Timothy Grindall on Pexels.com