La luna se acerca a Marte, Painani no lo sabe, sólo observa.


“La maldad no es asunto de sangre, tampoco de raza”

El mensajero

Por Ariadne Gallardo Figueroa 

Llegaron momento de presión para muchos pueblos cercanos, ante nada podría detenerse Painani, recordaba con profunda tristeza, ella sabía que tenía muchos puntos débiles y que no podría enfrentar con la agilidad requerida algunos trayectos, sin embargo no podía ser  inclinada a ninguna otra tarea que la propia; el destino y el trayecto la pondría a prueba en variadas y diferentes ocasiones, incluso sin que ella lo previera.

Miró su reflejo en el lago que le sirvió para refrescar su adoloridos pies, no era la visión de la persona que ella recordaba; se dio cuenta que era el día de la ofrenda humana y que aquella daga de obsidiana no penetraba su pecho, sino el de una hermana de raza.

El corazón palpitante sería el catalizador de las fuerzas donde el Tlatoani del templo de Huitzilopochtli, rendiría cuenta con la sangre de una mujer elegida para continuar los tiempos de paz en los alrededores donde el imperio azteca sembraba temor con su poderío.

La noche llegó espléndida y Painani miró hacia el cielo estrellado que junto a la deslumbrante  Coyolxauhqui, se encontraba un astro que la atemorizó por sus fieros tonos encendidos en  rojo y se dijo para sí:

<Posiblemente has bebido toda la sangre de la ofrenda y ahora estás dispuesto al ataque con tu daga para acabar con la belleza y lozanía de la mujer de todas las noches. Has de acortar su brillo, pero ciertamente ella ha de renacer, como siempre lo ha hecho.>  

Hay recuerdos que nos dejan el alma herida y para Painani, su libertad significaba la muerte de otras mujeres, por tanto su compromiso y su riesgo valían la pena de ser enfrentados con valentía, pese al miedo y el dolor que llevaba por dentro.

Hermano o no del Sol para ella, Marte no era reconocido como tal, era un brillo denso y rojizo que amenazaba el fulgor de la radiante Luna, que para ella sería y será Coyolxahqui.

Fotografía de la conjunción de la Luna y Marte Luna en fase creciente en conjunción con Marte.

La noticia que me alegra compartir a todos


Acerca de Bird Spell

En primer lugar recuerda que el grupo del Clan del Hechizo de Aves es un grupo que busca en el mundo a aquellos a quienes puede iluminar, no es su idea de la vida en libertad adoctrinar o doblegar, o ganar privilegios gracias a sus habilidades. La historia no termina, por supuesto, este es el primer libro de Bird Spell.

El lugar donde viven todos los personajes es un lugar del mundo que, como en otras latitudes, la hechicería inicia un viaje que no se comprende en la mayoría de los casos, entre mitos frente a lo desconocido, la vida intenta abrirse paso hacia lo desconocido. A la luz del conocimiento, no es fácil, hay grupos que, como ahora, tienen el poder, compran los privilegios y favores de unos y siembran el miedo en otros. La mitología y las artes de la intuición pronto se abrirán camino para imponer valores y dar protagonismo a historias cuya lógica quedará impresionantemente en la mente de las generaciones futuras.

Muchos estarán motivados para mover ejércitos enteros bajo la atenta mirada del astrólogo del Rey. Recaudar impuestos será una de las tareas del señor de la Tierra, y qué mejor forma que albergar esta necesaria imposición bajo la tutela de Tauro u otros monstruos míticos. No es difícil para todos intuir el camino que les espera a Pájaro y Estrella.

Muchas personas, no necesariamente astrólogos, se han dado cuenta de que la humanidad en sus períodos de calma, solo encaja en el molde que le corresponde y su dinamismo está motivado por el tiempo que lleva erigir monumentos y templos, gracias al cual los justifica, y está necesariamente involucrado en la repetición de historias.

 No tendré que dar un salto tan distante, la mayoría sabe lo que se necesita para entender lo que vive ahora. Solo confío en que las personas que ahora son lo suficientemente jóvenes para ser adoctrinadas, encuentren a alguien como Mantis en sus vidas mientras crecen, o que puedan reflejarse en la mirada de alguien que rescata su poder de maravillarse con la vida como lo hizo Sun.

Te hará dudar de todo lo que no se puede cambiar porque es un dogma de fe y te ayudará a cerrar la puerta del convencionalismo cuando sea necesario, no cuando ya no pueda ser de otra manera, cómo intentará Sie.

Recordemos que esta historia es ficción, en ella modificó muchas de las creencias que se dan por sentadas y se aprenden por tradición oral o escrita, en el próximo libro podrás ver más fácilmente la relación que podría existir entre los dioses y su versión humanizada, qué cambio nos presenta la posibilidad, veamos.

¡Sólo síganme!

La carta íntima de Raudek a Ingerin


Los inicios 

El Puente, Segundo Capítulo

por Ariadne Gallardo Figueroa

Todos los presentes hicieron una pausa, el silencio no era incómodo, sino reflexivo y estremecedor. Trataban de imaginar al poderoso Barderian comandando una fuerza impetuosa en las fronteras del cosmos, llevando como escudo el amor apasionado de la mujer que supo interpretar sus más profundos sueños y con ellos edificar un futuro alentador.

Al teléfono de uno de los líderes místicos llegó un mensaje que definitivamente no recibió con agrado, tuvo que informar a Zila que el profesor suplente les estaba notificando que había examen de filología. Zila tomó el teléfono y apuntó que sus alumnos estaban en  un aprendizaje que les permitiría aprobar esa materia y cada uno de ellos estaría capacitado para dar una conferencia en clase a los estudiantes restantes.

Los jóvenes sonrieron con esa mirada de complicidad que ninguno de ellos pudo esconder y fue como un viento fresco que a todos hizo bien, Vidra sirvió café con la ayuda de Citlali y la amena y emotiva charla continuó:

Vidra reflexiona: En realidad Raudek era una mujer de ciencia y sus pensamientos no eran apasionados, por eso pudo reconocer lo que Barderian le decía, pero lo amaba profundamente y para el mundo ella murió cumpliendo una tarea extenuante, dando a conocer las posibilidades que existían para hacer ese viaje intrépido en busca de un lugar donde habitar, si acaso hubiera tal maravilla.

A Yertei,  mi padre,  no se le iba a escapar nada de lo que en aquel laboratorio en la Luna de Medreos sucedería, después del empujón que le dió Barderian, se acercó a él con una llave, era del cajón privado de Raudek, lo miró con dolor y no dijo más.

Habría sido muy difícil que mi padre no supiera de esa carta, él podía llegar a los pensamientos de Ingerin Barderian, como lo habían hecho tantos otros Drieden, su pasión desbordada era un grito que cantaba en las cabezas de cada uno de ellos, así me lo llegó a decir mi padre en alguna ocasión y lo creo, absolutamente creo que la transparencia en la mente de aquel pionero era cautivadora para muchos.

Aquella carta era breve pero escrita con mucho sentimiento:

Amado mio, Ingerin, estrella brillante de mis noches más oscuras:

Sabes bien que con el paso del tiempo no lograré verme premiada con la vida, como la mayoría de los que caemos presas de esta desafortunada enfermedad; mi pierna empezó a flaquear y es cuestión de días para que el diagnóstico se cumpla.

Quiero agradecerte todos los mensajes de amor que me escribiste, me dieron alas para descubrir un código oculto en cada uno de ellos; encender una luz por el camino desconocido donde consolidar lo imposible, hacerlo visible y permitir a otros mirar con nuevos ojos la esperanza que ahora se nos quiebra.

Deseo que encuentres el amor, siempre es posible mirar hacia otra dirección y descubrir el brillo en la mirada de otros, hacerlos latir, sonreír. Yo estaré en tu mente pero no estaré sola, he de encontrarme con todos aquellos que nos seguirán, que habrán entendido tu mensaje y formarán una red valiosa para enfrentar un nuevo comienzo.

Permíteme mirar ese mundo que aún no conocemos a través de tus ojos, dame ese regalo, la casa del futuro donde vuelvas a sonreír y cautivar a otros con tu forma única de ser.

Encontrarás la forma, lo puedo asegurar, seguirás brillando como una estrella central en todos mis momentos, tu amor es la energía que jamás se apagará aun cuando la estrella  de nuestro sistema en Eggya haya decidido que su momento ya termino.

Tuya, amorosamente Raudek Vilob

Dicha carta la conservamos como transcripción de la mente de mi padre, anoche la tradujimos para todos ustedes y se encuentra en los archivos holográficos.

Barderian definitivamente le ha permitido a Raudek ver muchos mundos, todos los que se encuentran  aislados o habitados en el universo, las casas de seres llenos de esperanza por conservar su cultura y su tecnología. Barderian ha sido un faro para todo planeta que navega en el amplio mar de estrellas como él lo señaló.

Sin embargo es totalmente cierto que recibió ayuda de un grupo del que hasta ahora no sabemos si es  liderado por un soberano con intenciones similares, ahí es donde entran ustedes, ya que ese grupo sin duda es el de los maestros ascendidos.

Vidra miró a Ana Pérez Riv y posteriomente movió su cabeza al sitio que ocupaba el profesor Zila y reflexiva interrogó, ¿Hay una clara diferencia, verdad, ustedes habitan una tierra que gracias a ellos en más de una ocasión han escapado de la extinción, pero ustedes los conocen?

Ana, con total contundencia afirmó: 

Han cubierto con su pensamiento mágico, filosófico, innovador, la mente de muchos, les han mostrado el camino para proteger la semilla del ser humano y de todos los seres vivos que en el pasado de manera incesante, destruyeron culturas y espacios; más allá del entorno galáctico, influir en los pensamientos y decisiones voraces, de todos aquellos que estuvieron decididos a aniquilar grandes territorios y contaminar entornos en aras de logros individualistas.

La casa que tenemos en un sitio unido a una fuerza galáctica que nos contiene y también tiene el poder de devastarnos y puede terminar con la vida debido a las acciones de los propios habitantes. Los maestros ascendidos se reconocen por su labor en el paso histórico que han trazado, su mente ha logrado trascender y formar un velo etereo, cuya fuerza se preserva unida debido a la influencia de los planetas que giran al rededor de nuestro Sol, quienes han captado por siglos las vibraciones del pensamiento humano y su resonancia ha permitido envolver y clasificar conductas, al mismo tiempo modelarlas.

Más allá del dogma y las creencias que han impulsado a determinados grupos con   el tema de ideologizar su poder, los maestros ascendidos se han liberado de dichos atavismos, uniendo los valores cuya sustancia nos humaniza, dejando el esclavismo de creer en una fe ciega que determina un castigo o un premio para el creyente.

Ana, hizo una pausa y señaló: Podría seguir hablando del tema, pero me gustaría conocer  sus comentarios al respecto.

Taige, la miro con entusiasmo y argumento: Decana, lo que usted dice ha sido un camino azaroso en tierra de conquistadores. Me alegra mucho comprender el valor de sus ideas.

Cada uno sabemos con certeza que nuestro tiempo en el mundo que habitamos es único y debemos sembrar el camino con nutridos pensamientos de unidad, para lograr trascender y ser parte de la fuerza que nos preserva.

El amor es un ancla, la confianza tu flecha


Los inicios 

El Puente, segundo capítulo

por Ariadne Gallardo Figueroa

Vidra miró con atención a Taige y continuó con el relato que a todos mantenía expectantes, ya que al contactar a Ontyl y decirle lo que tenían en mente, él se fue al hospital para comentarlo con Barderian, donde todos los días Taige lo visitaba.

Barderian se sintió entusiasmado ya que recordaba cuando él se inyectó líquido de un  bulbo raquídeo drieden, su cuerpo potenció la energía que necesitaba para soportar ese aguerrido trayecto y si ellos fueran capaces de  ver los sitios que elegían las dendritas en un cerebro vivo, cuyo paciente fuera capaz de contestar preguntas in situ de todas y cada una de sus sensaciones, sería muy  provechoso.

Al respecto Taige  que se encuentra ahora con nosotros dijo que quería ser sujeto de la prueba ya que era piloto, Vidra observó a Tai que de inmediato añadió:

— Ciertamente, pero Barderian con un gesto reprobatorio me apuntó con su dedo cuya mano aún se encontraba con vendajes y contundente dijo:

< ¡De ninguna manera, tu eres el prototipo, no la prueba! >

Ya en el trabajo de laboratorio pasaron dos cosas me dicta Ontyl ahora mismo, señaló Vidra:

Ingerin Barderian  y equipo VF, bitácora de la prueba número 5:

Paso número uno: Compatibilidad de tejidos para enlace; entre masa encefálica de drieden y de cerebro común: El cirujano Ontyl crea un agujero en el cráneo y extrae un fragmento llamado colgajo óseo.

Paso número dos: Herramientas puestas a través del endoscopio y monitoreo de iluminación entre ambos cerebros, seguir la trayectoria de las células drieden.

Paso número tres: Las células ependimales ayudan a formar parte de la vía a través de la cual circula el líquido cefalorraquídeo de ambas sustancias cerebrales. 

Paso número 4: Evaluar si existe una eficiente retroalimentación. Una vez inyectado el potencial de dendritas drieden, tomar mediciones de cerebro a impulso intuitivo de ambos sujetos.

Paso número 5: Anotar las respuestas del paciente y cada una de sus sensaciones.

Diagnóstico del primer paciente: Las dendritas se concentraron en las áreas de planificación, frontales, y el el área de la imaginación es decir en las áreas occipitales.

1.- Pregunta: ¿Podemos disminuir al máximo todos tus impulsos vitales?

Respuesta: Si

2.- Pregunta: ¿Cuál debe ser la mejor forma de atravesar un portal estelar?

Respuesta: Vectorial con reducción de masa al extremo

3.- Pregunta: ¿Cuáles son los riesgos potenciales?

Respuesta: Caer al Ginun, perder consistencia atomizar la materia conocida 

4.- Pregunta: ¿Puedes darme alternativas?

Respuesta: No la hay, proceda si la nada existe ha sido nombrada.

En ese momento no entendimos absolutamente nada de la última respuesta pero resonó en nuestro cerebro el término proceda, hágalo.

No logramos que los sujetos paralizados tuvieran movilidad pero tuvimos la oportunidad de albergar en ellos a muchas dendritas drieden, se convirtieron en asesores tenaces y con capacidades especiales. Vidra repetía las palabras de Ontyl con precisión y posteriormente volvió a hablar ella:

De acuerdo al dibujo de Barderian notamos que el espacio se curva gracias a la gravedad, pero teníamos que romperlo para penetrar al portal, en términos terrestres el vector como módulo espacial debía dispararse con una dirección y en sentido hacia el espacio profundo en una nave con la posibilidad de reconvertirse en base a la descompresión molecular, depreciar la materia en inversión y lograr que se recuperara en la forma directa o sea la ya conocida.

Citlali tuvo la oportunidad de ver este procedimiento cuando llegamos a la estación lunar internacional, aumentamos el tamaño de la nave para alunizar adecuadamente.

Citlali aprovechó la oportunidad para preguntar:

— ¿Es posible reducir más el tamaño de lo que nosotros vimos desde la luna?

Vidra observó a Taige y con una sonrisa señaló:

— Por supuesto, Taige para no ser descubierta la pudo guardar en un portafolio, a lo que Tai contestó:

— El problema fue cuando necesité equipo y en casa de los Barilli me fue imposible dar alguna explicación que fuera creíble cuando se percataron, nunca olvidaré ese momento en verdad fueron muy comprensivos conmigo.

Ramagel con gran curiosidad interrogó a Taige, quería saber de qué forma se convirtió en el prototipo y que riesgos experimentó en ese momento.

Taige miró a su amado Yilia y le tomó por la mano para contestar:

— Cuando ya se tenía la base para poder hacer el vuelo, Barderian me dijo:

< Entonces ponte en contacto con Yilia y temo decirte esto pero tendrás que despedirte.>

Yo le contesté no lo haré, a él lo amo, en tí confío; el amor es una atadura fascinante, es el ancla de toda pareja, nuestro paraje no permite eso, ahora debo confiar en lanzarme en la flecha, el vector que me pondrá en un camino incierto si caigo en Ginun, esa será mi despedida.

Cada uno de nosotros reconoce a su flecha y su ancla.

El grupo permaneció callado ante el comentario de Taige, Zila se puso la mano en la boca, en verdad había tantas preguntas y cada una de ellas entrañaba un momento dramático para cada uno de ellos, los viajeros de un mundo aniquilado por las fuerzas del cosmos.

Cada detalle nos acerca a una luz de un camino jamás recorrido, donde la imaginación nutre de vitalidad aquello que nos apasiona como seres creativos, cada uno de nosotros reconoce a su flecha y su ancla.

Dibujo de la autora: “la Flecha” con filtro digital gratuito.

No es posible viajar al pasado, solo puedes representarlo


Los inicios

El Puente, segundo Capítulo 

por Ariadne Gallardo Figueroa 

En lo particular me gustaría estar  al lado de Ontyl, pero ya que no cuento con su presencia física y en conocimiento pleno de que ambos somos drieden, puedo pedirle que me oriente desde la distancia, sin usar canales convencionales para transmitir a ustedes esta crítica parte de la historia, argumento Vidra.

Bajo el principio de causalidad sabemos que toda causa debe preceder a los efectos y no es al revés, lo que intentamos no tenía vuelta atrás y tampoco posibilidad de un análisis profundo ante la realidad que nos golpeaba de frente.

Lo que para el profesor Zila, aquí presente, significaba emplear el recurso de la magia, para nosotros  era ponerla como representante de la ciencia aplicada y eso fue lo que se hizo,  el equipo de los científicos que se asesoraron de un ser especial, mi padre.

Sabíamos que solo existía una línea cronológica dentro de las leyes universales, ésto nos colocó ante un violento reconocimiento: Somos finitos, solamente podemos representarnos a partir de lo que podamos conservar en los archivos de silicio, lo que atesoramos en el cristal murdoriano, como entes vivos la derrota era segura.

Ontyl me ha de guiar  en esta parte para que ustedes puedan entender asuntos más técnicos: La respuesta la encontramos en las curvas temporales y los únicos capaces de doblarlas eran los vectores drieden.

Ante el envío del informe Barderian nos envió de nuevo su acuse de recibo con una modificación, leve pero significativa para todos los científicos y para Yertei, mi padre:

Al dibujar el símbolo sobre un papel en la mesa donde todos ellos se reunían, la sorpresa de Zila fue mayúscula y exclamó:

Zila confunde a la runa Algiz con un dibujo de Barderian

— Pero este símbolo es la runa Algiz, de acuerdo a los antiguos  anunció información privilegiada recibida directamente de los Dioses, es una clara referencia de  la protección que entidades mágicas empleaban a través de esta forma de comunicación. Aunque acechan peligros inminentes, serás avisado con el tiempo necesario para poder salvarte a ti, a tus bienes o tus seres queridos.

Vidra sorprendida rectificó al profesor Zila, es asombroso lo que nos dice en realidad es un concepto del espacio vectorial de un sistema aislado y no sabemos si tenga sentido para los humanos, pero por esa razón  nuestras naves estelares fueron nombradas Mega Vectores Egg… Por supuesto es la traduccción, desconozco si el término vector es lo que más se acerca, tratamos de traducirlo de la mejor forma para entendernos.

La idea central era ensamblar un sistema aislado y reducirlo a su mínima expresión, tomando en cuenta que solamente aquello que no podemos ver puede cruzar campos dinámicos.

Zila de nuevo exclamó con profunda admiración y atónito ante los comentarios de Vidra y Ontyl:

— ¡Ustedes nos están describiendo el principio de la física cuántica aplicada a un ser vivo!

Vidra miraba al profesor Zila e inmediatamente después giraba su cabeza a un costado, el indicativo que recibía información de Ontyl:

— Ontyl reconoce que su argumento es extremadamente lógico.

Zila se percató que el día que analizó junto a sus alumnos el video de aquella entrevista era la prueba de que en verdad ellos recibían información de un entorno distante y sus conexiones eran extremadamente precisas, por ellos si los pusieran en total aislamiento, perderían la capacidad de interactuar entre ellos y lanzó la pregunta:

— Por favor respondeme, ¿Acaso han dejado de ser individuos, entidades únicas?

Vidra sonrió y reconoció junto al grupo de eggyanos que la perspicacia del profesor era fascinante y solamente afirmó asistiendo con la cabeza, añadiendo:

— El bio-conector no funcionaba de igual forma en todos, se requería de lo que Raudek dedujo como compatibilidad ya que la sorpresa activa en muchos cerebros canales que debían ser apagados y solo aquellas mentes con un equilibrio entre el caos y la estabilidad podían someterse a la prueba sin perder la vida.

Construir un implante no fue fácil entre prueba y error muchos voluntarios pasaron a formar lo que llamamos materia de proceso, de alguna manera sus muertes fueron necesarias para formar la red supresora y modificadora. 

El material no podía ser un instrumento de un material ajeno a la estructura natural del individuo en proceso; Ontyl me pide que señale claramente que cada uno de nosotros estamos formados del mismo material de las estrellas y esa fue nuestra victoria y también una visión peculiar hacia la eternidad.

Todos se miraron sorprendidos y los líderes místicos comprendieron que su lucha por reconocerse en la dinámica del universo no era en vano. Aún era necesario saber que sucedió al momento que Taige resolvió ponerse a prueba en un reto sin retorno donde sólo había dos caminos: Vivir o morir.

Cada pionero en la historia de la humanidad cuando se ha lanzado al vacío, persiguiendo un sueño, una aventura; reconoce que la incertidumbre le acompaña y frente a él, siempre se encuentra la tenue luz de la esperanza.

Dibujo de la autora: “El símbolo de Algiz”

Aquello que se oculta debajo del horizonte


Luna recordó con claridad las palabras que les compartió el alquimista:

“Les advierto que al salir de esta tierra, su fuerza cambiará, su destino no tendrá el apoyo de sus costumbres, tendrán que valerse de herramientas que desconocen y ocultar lo que las ha definido hasta ahora, deberán multiplicarse de la forma que conocen, vigilar todo aquello que desconocen y atreverse donde otros prefirieron no hacerlo. no volveremos a vernos. Inspiren en los otros del valor de lo que somos, pero no se impongan, convenzan.”

Pensó para sí al momento que avanzaba por la orilla del río acompañada del zorro al que nombró Fuego; se percató con gran claridad que no solo les habló aquel encantador de energías de su marca del clan que las personalizaba bajo el hechizo del ave. La seguridad de avanzar acompañada de un zorro por caminos desconocidos, le ofrecía una seguridad diferente y se sintió afortunada.

Entendió que mientras nadie la observa ella podía dialogar con Fuego y esperar que en la búsqueda de respuestas, éstas llegarán en el momento preciso:

— Fuego, me he preguntado si será hasta el día que se acerque mi muerte que conoceré a mi animal protector o mensajero igual que Sol…

El zorro la miró con atención y ella logró presentir  que había varios factores importantes para desentrañar ese misterio: tu árbol protector y las fechas de tu concepción, sólo entonces comprendió que al no tener convivencia directa con sus madres biológicas, dichos datos serían un misterio.

Las fases de la señora de la noche, eran fundamentales para desentrañar misterios

El maestro por sugerencia de Sol había memorizado las fases de la dama de la noche, que marcaban el momento en que cada una de ellas había llegado hasta la puerta de su recinto oculto en el bosque, fue en ese momento que cobró importancia dicha información, sobre todo por no haberle prestado atención en su momento y entender la importancia que tenía.

Por su parte para Sierpe, el sueño que tuvo, quedó grabado en su memoria con gran preocupación y dolor, la certeza de los acontecimientos no era clara, pero terminó confeccionando sus símbolos mágicos para explicarse aquello que quedaba oculto bajo la pesada niebla de lo desconocido.

Amin, su pareja llegó aquella noche con una noticia que le llenó de esperanza:

— Mi amada Sierpe, en el mercado me dieron una noticia que  se te agradará, ven siéntate a mi lado y escucha, un grupo de comerciantes, aquellos que me trajeron hasta estas tierras, están preparando una caravana para abandonar lo más pronto posible estas tierras, se dirigen al sur, me han preguntado si les acompañaré y dije que no voy solo, ¿Aun quieres conocer al gran escriba de las tierras cálidas?

— Es mi encomienda y me has facilitado la tarea, por supuesto que sí

Ambos se besaron con apasionado éxtasis y esa noche se entregaron a la más deliciosa de las pasiones, donde todo lo que era doloroso de recordar fue sustituido por intensas y fogosas caricias y la dulzura de su amor sin freno, que los llenaba  de libertad y alegría. 

Ave y Estrella contemplaban con tristeza al maestro que cabizbajo intentaba entender lo que estaba sucediendo, sus pensamientos lo atormentaban. No era sólo por el sueño que describió para ellos Estrella, algo en su alma intensificaba un un sentimiento frío y desolador que se  apoderaba de él, sin que tuviera forma de entenderlo, hasta ese momento.

Descifrar el enigma de aquello que no vemos


Para nadie es fácil confiar en la intuición, mucho menos si tratamos con fuerzas que nos han sido desarrolladas, que son la primigenia esencia de un tiempo que  nos antecede, ante la mirada actual  tomamos por cierto lo que ha quedado escrito y la posibilidad de ver lo que no encaja en ese contexto definitivamente se reduce al olvido.

El fuego sería el vínculo para cada una en el clan del hechizo de ave, porque precisamente focalizaron sus fuerzas en su hermana fortalecida en ese elemento. de la misma forma que Sierpe y Espiga lo eran de la Tierra, Ave y Luna del Aire; Camino del agua, Estrella y Sol del fuego.

La pátina de las creencias ha quedado envuelta a intereses y luchas de poder, precisamente el sitio del cual este grupo se alejó para vivir en un ambiente distinto a todo lo que se generaba en los pueblos y comarcas que hacían alianzas para defender reinos y empoderar monarquías.

Al amanecer, precisamente por donde ha de salir el Sol, el astro brillante que conocemos como Venus le daría a Estrella la noticia inesperada de lo inevitable, su conexión con el fuego y pese a la distancia le permitió reconocer que estaba por suceder.

Sierpe lo supo al darse cuenta que ya no era Sol la custodia de las runas, sino que estaban en poder de Luna, pero ninguna de ellas entendió que sería un trabajo delicado y eficaz del alquimista la trasmutación de su hermana.

Para el maestro sería el reconocimiento de la segunda transmutación, pero una cosa era entenderlo, darlo por hecho como en el caso de Camino  y otro muy diferente vivirlo de cerca, las palabras no eran de nadie, y eran de todos , los hechos tendrían en el futuro recintos y situaciones que ellos en ese momento desconocían. El silencio acompañó las horas en que nada era certero y el tiempo estaba por cortarse para una de ellas.

La noche se acercaba en la más desolada de las incertidumbres para cada una de las hechiceras. Siete noches habrían de pasar sin que nada presentara cambios y el ánimo reposaba en la paciencia de cada uno de ellos.

Esa mañana Luna despertó de buen ánimo tenían varios días que por alguna razón no pasaban tanto frío por las noches, y eso las fortalecía, su camino seguía entre risas y anécdotas que cada una recordaba con nostalgia de su vida en aquel sitio que fue su hogar.

Ninguna de ellas era el todo consciente que era gracias al zorro que su noches eran más tibias, al menos entre ellas no lo conversaban, en aquel momento cuando Luna instó a Sol para que siguieran su camino y comieran algo antes de partir, se dio cuenta que la respuesta y la compañía no estarían de nuevo con ella:

— Sol, ¡Por favor no hagas esto! ¿Qué debí hacer, quizá dijiste algo antes de partir y no lo escuché? ¿Por qué siempre siento que no estoy preparada para enfrentar esto sola?

Por toda respuesta el zorro del pelaje color de fuego se acercó y comenzó a girar alrededor del cuerpo inerte de la hechicera. Sol sollozaba con total desaliento, el animal no dejó de girar hasta levantar una estela de chispas de tonos violáceos y púrpuras que envolvieron a la hechicera de forma total.

Luna se enjugaba las lágrimas al momento que el zorro dio un salto fuera del círculo y la hechicera desconsolada vio que el cuerpo de Sol no estaba, había desaparecido… Se lanzó de bruces sobre el espacio vació y gritó:

— ¡No hay cenizas, no hay evidencia, no hay nada! 

De pronto se dio cuenta que en efecto sí había algo, una runa sin símbolos, la tomó entre sus manos y se abrazó al zorro hundiendo su cara entre su pelaje para llorar con desesperación, gritando:

Runa de Odín, energía potencial de lo que “fue, es y habrá de ser”.

— ¿Por qué tuvo que ser ahora y de esa forma?

La pata del animal se posó en su hombro, de la misma forma que acostumbraba Sol colocar su mano en ella cuando le tenía que decir algo importante. En ese momento Luna separó su rostro del pelaje del zorro y sorprendida vio que el ojo izquierdo del animal tenía la misma mancha blanca que su hermana.

Le preguntó azorada:

— ¿Con quién estuve viviendo todo este tiempo, quién era en realidad la mujer que evadió el fuego en aquella comarca, que rescató a un pequeño de la muerte y de convertirse en el último eslabón en la jerarquía de la miseria, para nombrarlo Maestro?

Observó con atención entre su mano la runa de Odín, aquella que  indica la energía potencial de lo que “fue, es y habrá de ser”. El enigma de lo invisible, escondido a la comprensión humana.

De nuevo miró al zorro y le frunció el ceño con esa característica forma muy de ella al arquear la cejas para interrogar y por toda respuesta solo recibió en su mejilla redonda y sonrosada, la cálida y húmeda lengua del animal que le hizo cosquillas y la alentó a sonreír exclamando:

— Ambos tendremos que acostumbrarnos a convivir en un mundo desconocido y entender que toda la magia y nuestra creencias viven en nosotros por siempre.