“Una parte del todo se comparte con otros, siempre habrá un artilugio donde el azar muestra escenarios pero recuerda que todo mago o hechicero, elije cómo y cuándo lanzar sus herramientas de aprendizaje y enseñanza”

El Mensajero

Por Ariadne Gallardo Figueroa

Los Señores de la Luz, durante el tiempo que habitaron los espacio del imperio Azteca bajo la dirección de Erandi y Quizary Taiyari, proyectaron, construyeron, imaginaron, dispersaron a los cuatro rumbos del viento las  ideas para que formaran parte de la semilla de enseñanzas necesaria para  fomentar el futuro.

Todos ellos eran conscientes de que no debían desmoralizarse ante el embate de una realidad que ninguno de ellos había buscado, esa realidad que es atroz y que provoca la ira de los más valientes, al contrario su aliciente para seguir adelante se fincaba en las bases de que nada se daba en el inicio de una visión lejana de su propia experiencia de vida.

Llegó el momento que pisaron las mismas playas donde el sueño de Painani fue protegido por un grupo numeroso de cangrejos, al observarlos Erandi comprendió que cada uno de ellos habían sido testigos del agotamiento y penosas experiencias por la que había atravesado una de sus más destacadas aprendices.

La Sacerdotisa del otrora Templo de la Luna, sintió un orgullo impresionante y reconoció que la preparación de Painani le permitió lograr lo imposible; al mismo tiempo se dio cuenta que ella no tenía, ni la edad y tampoco la fortaleza para cumplir con el trayecto y lo comunicó al grupo.


El Cangrejo alberga un hogar en su concha, nos recuerda que la casa del humano es todo aquello que lo rodea

-¡Señores, hermanos todos, escuchen por favor! Este sitio fue protegido por el símbolo del cangrejo y debemos notificarlo a Hora, es importante que él reconozca en sus investigaciones el poder de un animal de gran fortaleza que de igual forma es capaz de cruzar por debajo de las aguas como esconderse en los espacios suaves de las arenas.

Otros pueblos que no conocemos le han de dar atributos especiales, para nosotros los cangrejos de éstas playas, serán los custodios de una viajera osada y tenaz, nuestra compañera Painani.

Por otra parte voy a necesitar, al igual que todo aquel que no se sienta con fuerzas para seguir adelante, de ayuda para continuar el camino en algunos tramos que me resulten difíciles y lo sean para algunos de ustedes.

Solicito ayuda de Evaristo para preparar con antelación pomadas para proteger las llagas de los pies, no hasta que éstas se presenten; igualmente ayuda de Patricio para construir algún artilugio para evitar caminar a todo aquel que lo requiera, no por darle privilegios, sino para ayudarlo a seguir nuestra encomienda.

Aquella tarde cada uno de ellos dispuso de lo necesario para ayudarse unos a otros y continuar el trayecto. 

Mientras tomaban alimentos y curaban las heridas de sus pies y construían un camastro que pudiera ayudar a los adoloridos, uno de los iluminados habló:

-Les tengo un anunció, señaló Zila, ahora puedo decirles el nombre del hechicero encubierto en la tripulación de los conquistadores, ya que Dayami lo escuchó y el hombre miró con fijeza el hogar estelar de la Dama de la Flama, su nombre es Yinrú.

Aún cuando ninguno lo sabía el significado en chino mandarín Rú quiere decir: Entrar

Todos quedaron sorprendidos de que el tono de piel del hombre fuera amarillo como les señaló Dayami y mucho más al no entender que significaba su nombre y Santiago exclamó:

-Ha de aparecer en estas tierras un nuevo modo de ver y entender la magia, nuevas costumbres y dilemas por descifrar, entramos a un terreno donde vamos adelantados los que hemos viajado desde la otra orilla del ancho mar, todos ustedes hermanos,  escuchen con atención  que ese hombre es tan humano como nosotros y si le han dicho con desprecio amarillo es que es un chino, un hombre alejado en la bruna distante de tierras lejanas, al que los azares del destino le han permitido entrar en territorio desconocido, tan desconocido como para nosotros el suyo.

El mundo tardará en entender que no importa el color de tu piel, tu sangre y vísceras siempre serán las de un ser humano, con sentimientos y valores similares; también se entretendrá creando separaciones y acogiendo en sus grupos a los que son similares a ellos, repeliendo a los otros, haciéndolos desaparecer.

Notas de la autora:

Imagen de la constelación del Cangrejo:  Star-Chart


“Es posible que con el paso del tiempo no lo reconociera nadie, pero ella sabe perfectamente que hay acciones que no son parte de las leyendas, con el correr del tiempo pueden y deben ser modificadas, simplemente porque es necesario”

El Mensajero

Por Ariadne Gallardo Figueroa

Erandi salió del Tzompantli con un temblor de piernas que le era difícil controlar, trémula, colocó ambas manos en su báculo de poder y suspiro al momento que con determinación supo lo que tenía que hacer, dirigió sus pasos a la casa de Jacobo, despuntaba el alba pero ésto no le importó, había asuntos que no merecían ninguna dilación.

Copitl la recibió con una sonrisa y al verla tan alterada la abrazó y la llevó adentro para prepararle una infusión, al momento que le dijo:

-Estás helada querida maestra, ¿Qué ha sucedido?

-Estuve cara a cara con Mictlantecuhtli y tengo que decirle a Jacobo algo muy importante, es momento de cambiar la historia.

Copitl la miró con seriedad y asintiendo notó la presencia de su pareja junto a ella que con atención escuchaba las palabras de la sacerdotisa del templo de Ometeotl y de la Luna y señaló:

-Soy todo oídos señora, ¿Qué es lo que necesito saber?

Erandi dio dos sorbos a la infusión que le había preparado Copitl, y les pidió sentarse a su lado, aun nerviosa y alterada por los acontecimientos experimentados:

-Hay una antigua leyenda donde el señor de la sombras, del Mictlán, le entrega a Quetzalcóatl una caracola, un ardid para derrotarlo, la caracola no emite ningún sonido y de esa forma intenta derrotarlo, la situación es que Mictlantecuhtli sabe que tu posees el poder de la caracola, le he dicho que eres el vocero de Quetzalcóatl y por tanto te pido resguardar con celo la caracola que te entregó Bormanicus.

De esta forma podremos evitar cualquier treta que quiera hacer el señor de las sombras, ha llegado el momento de cambiar la historia y de esa forma contaremos con una salvoconducto eficaz para mover las fuerzas a nuestro favor.

Jacobo la miró con entusiasmo y sintió que el simple hecho de haberla conocido ya formaba parte de un cambio drástico en la historia de dos pueblos que no hubieran logrado entenderse de otra forma, entonces preguntó:

-¿Acaso Quetzalcóatl sabe de esto, qué reclamo habría yo de recibir de esa deidad en el futuro?

Erandi con serenidad le señaló:

-Hermano Jacobo, has de recordar las palabras de Bormanicus cuando te dijo que te encontrarías con el osado y valiente Poseidón, sitio donde terminaba su dominio,  posteriormente señaló que el propio Poseidón y sus territorios llegaban hasta un límite, ya que más adelante todos ustedes llegaron a las costas donde la serpiente emplumada protegía el área, ¿Lo recuerdas?

-Así es Erandi, lo recuerdo con claridad fueron las palabras de Dayami, como olvidarlo estuve a la expectativa del obsequio que me había sido prometido y me alegró mucho recibirlo. 

La sacerdotisa respondió:

Por tanto no debes temer en absoluto, el terreno que pisas es de los iluminados, todos los que avanzamos con paso firme dinamizando la historia para encender la llama del entendimiento y no quedarnos girando en el círculo de la inercia donde las leyendas siguen siendo lo mismo y se repiten aún cuando su razón de ser ya no existe.

Jacobo apretó con fuerza la mano de su amada Copitl y con una franca sonrisa accedió al nombramiento que se le había otorgado: Vocero de la serpiente emplumada.

Podrás mirar atrás y permanecer estático a los acontecimientos, pero siempre tendrás la oportunidad de dinamizar tu entorno, de cambiar el paradigma y de hacer lo que se tiene que hacer.

Notas de la Autora:

Fotografía de la autora con filtro libre de PicsArt


“En el cielo hay una Luna que estará envuelta en velos, ella ha de mirar al símbolo que tendrá enfrente: El toro, representante de la tierra y sus posesiones; comenzará un viaje desde lo más profundo recordando cuando estuvo bajo la piedra en los territorios del descubridor de símbolos y custodio del Rayo; el Escorpión le dirá secretos que no todos conocen”

El Mensajero

Por Ariadne Gallardo Figueroa

Nada se escapa a la mirada del firmamento que podemos admirar y también analizar; uno de mis lectores me preguntaba si acaso iba a tocar los momentos de violenta destrucción y muerte con la llegada de los conquistadores a tierras mexicas.

La respuesta es sencilla para todos los que me han seguido de cerca, como pacifista no me vanaglorio de recrear escenas de muerte, la historia lo ha descrito desde diferentes puntos de vista.

Sin embargo, es importante señalar que fue necesario en el primer libro “Hechizo de Ave”,  hablar de las muertes de dos hechiceras, señalar que dos de los hijos del Maestro, igualmente murieron en las batallas de poder cuando aquel monarca en Dinamarca impuso su presencia en el trono, la gente muere por sus ideales o por aquellos que pertenecen a un grupo, ha sucedido todo el tiempo.

Por supuesto está la dramática muerte de Dayami, cuya sangre la convierte en alguien cuyo poder se transforma en una fascinante herramienta para unir a dos mundos iluminados.

Recordemos esos momentos de dolor que nos llevaron a la devastadora destrucción de Eggya, donde el osado Barderian, desmembrado en su batalla por encontrar un imposible, también se convirtió en un símbolo desgarrador que me costó mucho trabajo escribir con los ojos anegados de lágrimas.

Basten estos ejemplos para dar a entender la persecución, pillaje y apropiación de otros humanos por la rapiña voraz de grupos que solo habían sido capaces de entenderse en esos términos; afortunadamente para toda legión o clan que ama la naturaleza y respeta sus reglas, transformarse y transmutar es la magia más fabulosa que puede poseer.

Entonces recordemos con alegría que la transformación en el animal de poder de varios de los iluminados los ha empoderado para develar una nueva y brillante conexión con el universo y la realidad que somos ante el mundo que vive en sus diferentes formas. Podemos considerarlo el tesoro más valioso que poseemos, reconocernos en la naturaleza.

Esta parte es fundamental para llevarnos al tema central del 5° libro, las imágenes que me darán entrada a la historia se centran en la preocupación por evitar la muerte de grandes grupos poblacionales;  la muerte en determinada época del futuro será la constante amenaza de amplias regiones del planeta cuyo costo se agrava con el paso del tiempo debido a las pandemias y un frenético esfuerzo por sostener los ambientes sostenibles y ecológicamente vulnerables.

¿Algo de esto les recuerda a Eggya?

No me voy a adelantar, no puedo comparar  lo que ellos lograron, con todo aquello que nosotros hariamos como humanidad. Entonces de la misma forma que lo escribí con mi propia letra ayer se los transcribo ahora aquí:

En unos días más de la mano de El Mensajero, me alejaré de la Tierra, nuestro bello planeta azul, de la misma forma que sucedió en el principio de la historia, con el libro “Hechizo de Ave”,  cuando desde el espacio aterricé en tierras del norte, ahora tal como lo he señalado en el mapa de ruta de la serie lo haré en el continente asiático, que para esa época estará algo cambiado, si recuerdan las diferencias  en cuanto a límites fronterizos que se habla en el tercer libro “El puente y los inicios”.

La caracola de Jacobo sonará con portentoso poder

Por ahora estamos muy cerca de que Jacobo haga sonar con gran fuerza su caracola de poder y provoque una copiosa lluvia que habrá de atemorizar a Wuey Tlatoani, y de esa forma habrá iniciado el éxodo de un valioso grupo de los iluminados.

¡Que todos los motivos para movilizar tus neuronas en la búsqueda de mejores opciones sea tu más grande motivación, cada camino se abre a un nuevo y aventurado espacio donde tu paso y el de aquellos que te acompañan será fascinante!

Notas de la autora:

Fotografía «La Caracola Ceremonial de Jacobo» material de archivo de la autora.


“Hoy te hablaré de mi, en primera persona y te diré lo que represento para quienes viven en tu entorno en la Tierra, ese lugar al que llegaste para evolucionar y jugar un papel esencial en la evolución“

El Mensajero

Por Ariadne Gallardo Figueroa

Fuimos nombrados seres de luz… Sí te pones a pensar en la velocidad con que se mueve la luz, tal vez puedas entender por qué puedo explicar en tus propios términos todo cuanto viví en el pasado y las razones que me han llevado a transmitirlo a pesar de que nadie estuvo en ese lugar para reconocerlo; basta con mirar al cielo y tratar de explicarse lo que admiras del brillo de una estrella.

La estrella más cercana te muestra su luz, pero estuvo ahí hace miles de años, recibes su reflejo como todos los demás pobladores del planeta que te acogió para existir y te  llega a través de un recorrido en años luz.

Ahí puedes observar su luminosidad: Alpha Centauri

De esta forma lo que ustedes han nombrado Próxima Centauri, se ubica a 4.37 años luz y es la estrella roja más cercana a tu vecindario; Alfa Centauri A, B y Próxima Centauri, es un sistema trinario que ustedes han nombrado como Rigil Kent, resulta ser la más brillante de la constelación del Centauro.

Por supuesto está el Sol al que toda cultura en la Tierra ha adorado como dador de vida, su distancia media entre nosotros es de 149,600 000 kilómetros y su luz recorre una distancia de 8 minutos con 19 segundos, su influencia determinan el clima y ejerce su poder de manera determinante en el sitio que ocupas en tu entorno.

Más lejana pero no menos importante está la Estrella de Barnard, en la constelación de Ofiuco y para llegar a ella tendrías  que recorrer una distancia de 5.98 años luz, otro sitio donde brilla una estrella nos lleva a la Constelación de Leo, el nombre que le han dado los astrónomos es Wolf 359; una enana roja cuya distancia de tu posición es de 7.8 años luz.

Vamos a otra constelación cuya importancia es reconocida por todos al igual que las otras constelaciones, te hablo de la Osa Mayor, ahí está Lalande 21185, y su separación con relación a todos ustedes es de 8,1 años luz, lo más apasionante del asunto y de acuerdo a astrónomos destacados que han estudiado  es que en 20,000 años la tendrás más cercana a tu ubicación, para llegar a ella te bastarán 4,7 años luz de recorrido.

Con todo esto es fácil observar que la vida se dinamiza, no solo en lo que conoces, también en el mundo que ahora habito, de esta forma lo que creías lejano, puede dejar de serlo.

Ahora bien, date una idea de toda las información que ha rebotado de tu resonancia hasta la mía y de que nos hemos estado alimentando ambos, posiblemente dependa de tus creencias, si eres teológicamente correcto te costará trabajo entender a dónde se fue tu pensamiento y el de tus seres cercanos al partir y si lo analizas desde la pureza filosófica igualmente tendrás que ir al acopio cultural de los creyentes, si lo analizas desde la investigación hermenéutica no teológica que  busca de la ciencia general de la interpretación te darás cuenta que desde la época de Hermes Trismegisto las oratorias filosóficas han girado en busca de las creencias.

Yo, el mensajero  me limito a decirte que en esta obra se ha evitado el nombrar a los dioses, se les ha atribuido el término de deidades, considerando que todo ser sobrenatural al que se le ha dado poder sobre los humanos, es y será derivado de los cultos politeístas.

Lo creas o no toda materia vibra, todo pensamiento resuena en el ambiente que habitas y constituye la historia que eres y has sido, por ello te atrae el espacio, por ellos magnetizas con su encantamiento, te llama a lo que fuiste, la semilla primigenia de la vida que habrás sembrado, a todo lo que diste nombre y que ahora es la estructura que te sostiene.

Entonces entenderás que los que han notado que como es arriba es abajo, no se han enamorado del reflejo, refutar lo falso es un camino brumoso y con grandes dificultades, analízalo.

Notas de la Autora:

 Una nave espacial, viajando a la velocidad típica de un avión comercial, unos 900 km/h, tardaría más de cinco millones de años en llegar a esa estrella. https://www.sea-astronomia.es/glosario/ano-luz

Datos escritos por Eduardo Martínez, el 29 de octubre del año 2013 artículo nombrado: Las estrellas más cercanas a la Tierra.

Ya ha sido señalado por Dannhauser en 1670 un libro sobre la interpretación filosófica y la importancia de la hermenéutica 


“Si eres capaz de emular a la naturaleza, entonces serás capaz de entender por qué sobrevive, no muere de hambre y cuál es la razón de su éxito y así sabrás qué aprender de ella”

El Mensajero

Por Ariadne Gallardo Figueroa

En este momento entenderán algo que no fue fácil de comprender para Painani, el amor por las hormigas de su pareja Hora; su respeto y cariño por esa sociedad que se sostenía en base a la agricultura y una serie de jerarquías donde el trabajo estructurado les fortalecía ante los embate de la naturaleza, Hora, era por ellas correspondido, le indicaban los sitios donde crecían los hongos con los cuales ellas se alimentaban; igualmente le señalaban las zonas de riesgo ya que su altruismo las determinaba a ser gregarias y obedecer al grupo antes que a ellas mismas como individuos y ese comportamiento las ayudaba a dejar a un lado el ego que nos caracteriza a los humanos.

Cuando Painani regresó aquella tarde y se sentó a comer con su amado, le relató los momentos que compartió aquella mañana con los niños de las comunidades que había visitado y le dijo que habían dos personas adultas que necesitaban de su apoyo por un dolor muy fuerte de muelas.

Posteriormente le preguntó un tanto irritada:

– ¿Qué  tal te fue con tus amigas las hormigas?, Hora con seriedad le constestó:

-Amada negrita debes ver más allá de la apariencia  de las cosas y de los seres que te rodean, en las hormigas hay un caudal inagotable de sabiduría; su éxito en el planeta las hace animales de valor ejemplar, las hormigas imitan a sus mayores, aprenden la disposición del terreno donde van a trabajar, las obreras son las que inician las labores del día, contemplan la figura de la madre como un valor a conservar, su matriarcado no obedece a las leyes del sexo más fuerte, sino de aquel que cumple con la tarea de conservar la especie.

Claro son muy numerosas sus comunidades y su inteligencia se limita a sostener al grupo, en eso somos diferentes, pero cada animal de poder en el ancho territorio que pisamos y aquel que desconocemos tiene algo que decirnos y no sabemos cuál de ellos ha elegido a los seres que amamos, por eso es bueno ser previsores, observadores y agradecidos.

Painani sonrió y admitió que su manera de ver el mundo le fascinaba y reconoció que en ese momento ella había recibido una enseñanza que llevaría por siempre en su memoria.

A veces el más humilde trabajo de un ser vivo, nos puede dar razones para mirar la vida desde otra perspectiva.

Notas de la autora:

 El entomólogo Ted Schultz halló que estas hormigas alimentan los hongos en huertas subterráneas con materia vegetal o en descomposición, dependiendo de la especie, e incluso cultivan una bacteria en el exterior de su cuerpo que actúa como un antibiótico contra las enfermedades de los hongos. “Por sí mismas, las hormigas no pueden producir su propia comida, pero cuando cada una hace su trabajo, crean algo tan complejo como la agricultura ” , explica Schultz.


“¿Qué somos cuando soñamos con ideales que no son fácilmente alcanzables, aquellos que nos unen como grupo pero que no son los mismos para otros seres del planeta; a dónde vamos con todos ellos cuando el mundo es incierto?

El Mensajero

Por Ariadne Gallardo Figueroa

Los votos de los demás estaban esperando ser escuchados por sus compañeros y la alegría era algo maravilloso entre todos los que departían aquella noche bajo el manto de estrellas en el Imperio Azteca.

Santiago se levantó e instó a su compañera a hacerlo y mirándola de frente exclamó:

-Toda mi vida he desconfiado, he sido engañado por mujeres que se aprovecharon de mi ingenuidad al momento de entregar mi amor, ahora después de lo experimentado, siento que  a tu lado he logrado aprender a reconocerme en tu mirada y eso me hace feliz y dichoso, que ese sea mi voto hacia ti, querida Dama con el nombre de la Luna, amada Metztli.

Ella sonrió con un rubor que no podía explicar ya que había vivido momentos de turbación al sentir que podría ser rechazada por el hombre que ahora hacía votos frente a ella y comprendió las causas de su desconfianza, entonces aclarando su garganta apuntó:

-Recibo tus votos con alegría al conocer tu alma y tus sentimientos, en este momento en el que me miras y la vida parece renovarse en cada aliento, nos esperan momentos que no entenderemos y decisiones que nos serán ingratas, pero el camino unidos será menos denso, menos brumoso y más alentador.

Patricio animado y feliz por las palabras de Santiago se levantó inclinando su cuerpo hacia la dama que ahora lo acompañaba, extendiendo su mano y dijo:

-Soy un hombre sorprendido por el vendaval de tu persona, no soy un gran poeta pero soy un ser humano que ha sido elegido por una dama cuyo nombre significa agua, como constructor reconozco que nada sucede sin agua, ninguna rama se cunde de hojas, ninguna materia se transforma en algo diferente sin su ayuda, sea yo igualmente el ser que has de moldear con tu cariño y destreza, amada Atl.

Ella, lo miró cautivada por el tono de su voz que era dulce y apasionado, cuando dijo:

-Qué todos los caminos se inundan de alegría todo cuando juntos hagamos, amado Patricio.

Jacobo fue el siguiente en invitar a su compañera para hacer votos delante de todo el grupo y sereno al tenerla frente a él señaló:

-Cuando la noche sea densa buscaré entre mis sueños el brillo de las luciérnagas de la misma forma que he de encontrar en tus ojos la luz que necesito para seguir adelante; amada Copitl, que nada turbe lo que seré para ti y que siempre encontremos la forma de entender lo que necesitamos saber el uno del otro.

Copitl con enorme nerviosismo quedó asombrada ante las palabras de su amado y señaló:

-Eres un ser de grandes talentos que mira en la naturaleza las voces de lo que somos, he de posarme en tus valles para hacerlos brillar y mostrarnos el camino donde la vida nos ha de llevar unidos por un sendero desconocido.

Timoteo sabía que era el último en hacer los votos ante todos sus compañeros, cada uno de ellos había elaborado una excelsa disertación y él no quiso quedarse atrás:

-Amada y dulce dama que has de acompañar mis días y en los momentos amargos sabrás endulzarlos, compañera de mis días, Tzopelic, sólo pido tener inteligencia para saber la mejor forma de conocerte, para entender tus silencios y tus dulces palabras, espero que esta vida que es totalmente nueva para todos nosotros, nos nutra de lo necesario para afrontar lo que ha de venir con valentía e inteligencia.

Tzopelic sonrió ampliamente y exclamó:

-Amado Timoteo, nada en la vida es perfecto, tampoco encontrarás que la vida es tan amarga como para no soportarla, ahora iniciamos un recorrido que necesita paciencia, entrega y conocimiento de ti para mi y de mi para ti, sean los votos que hemos hecho recordados por las generaciones que no veremos, las que seguirán nuestros pasos y darán sustento a todo lo hoy empieza.

En ese momento Quizari Taiyari, tomó el báculo ceremonial y golpeó 16 veces la tierra donde se encontraban al mismo tiempo que dijo:

-Ante el Templo de la Luna se presentaron ocho iluminados, bajo el templo de estrellas  se han convertido en 16, sea todo multiplicado y valioso hasta el final de los tiempos

Cuando el mundo sea incierto, cuando todo se venga abajo, es cuando debemos recordar que somos parte de un todo, cuya unidad nos da argumento para no desistir y caminar hasta ese sitio donde podemos cumplir lo que nos hemos propuesto.


“¿Cuál será esa forma sutil de darte a conocer y qué harás en caso de no recibir la reacción esperada? Lo mejor de todo este que estarás entre amigos y lo demás se dará por añadidura”

El Mensajero

Por Ariadne Gallardo Figueroa

En breve llegaría el mediodía a la hermosa Tenochtitlán, los hombres avanzaron hasta el pie de las escalinatas del Templo de La Luna, desde lo alto del templo los observaba con serenidad Erandi, la comitiva les solicitó a cada uno de ellos que permanecieran con la mirada hacia abajo, en demostración de respeto, les advirtieron que no era una petición de la sacerdotisa, sino una regla social que sería observada por todo el pueblo incluso por Huey Tlatoani, quien estaría muy interesado en vigilar cada detalle, por mínimo que fuera con la intención de desacreditarlos.

Erandi acompañada del báculo ceremonial descendió de la escalinata para reunirse finalmente con los Señores de la Luz; descendió y faltando 8 escalinatas para finalizar su descenso, se detuvo para manifestar con beneplácito la bienvenida a los recién llegados:

“Sea la luz entre cada uno de ustedes la portadora de nuevas enseñanzas, la voz que unifique el camino que nos hemos propuesto andar juntos; sea ella, la luz, con su poder y energía quien nos indique el cómo y cuándo cambiar el rumbo.

En todos ustedes percibo que el aprendizaje está cumpliendo un objetivo y para cada uno de ustedes ha sido un reto difícil de afrontar, el dolor y el gozo de la vida nos impone difíciles pruebas cada día.

Sin penetrar profundamente en las sombras es imposible emerger a la luz para entender el proceso de todo aprendizaje”

Dicho ésto golpeó cada escalón por el que fue descendiendo, cada peldaño recibió un golpe hasta completar los 8 que la separaban del suelo firme donde se encontraban los Señores de la Luz.

Les fue solicitado por la comitiva que se colocaran 4 de un lado y cuatro del otro para que Erandi pasara entre ellos, posteriormente a una distancia prudente, la siguieron siempre con las cabezas agachadas.

Ya en el recinto, tanto la comitiva como los invitados entablaron una fascinante 

conversación sin ser molestados por miradas curiosas.

Huey Tlatoani observó en la distancia con desconfianza la forma como fue custodiada por la comitiva la entrada del recinto de Ometeotl, Erandi señaló:

-Señores veamos de frente nuestros rostros, el respeto ante la luz nos iguala a todos, deben tener muchas preguntas, no se en realidad si todas ellas podrán ser atendidas o comprendidas. Hay cansancio y sed en sus rostros, yo prefiero que sea de esa forma que se expresan, la necesidad del cuerpo muestra las verdades de una forma única. La información será nuestro primer alimento. 

Dicho ésto extendió sus manos cediendo la palabra a los iluminados; Evaristo fue el primero en tomar la palabra:

-A nombre de todos mis compañeros no puedo hablar, pero se que ellos han sentido una profunda alegría por toda la ayuda que nos ha ofrecido y entender que la vara doblada nos ha traído hasta este lugar es fabuloso.

Erandi lo miró con una sonrisa y expresó:

-No se brinda ayuda al que la pide, sino a todo el que logra ser cubierto por la sabiduría, ser un seguidor en este camino nos orienta y todo el que busca aliados, sincroniza sus intenciones para encontrarlos. Esa es la realidad, estamos en este lugar porque era necesario que fuera de esa y no de otra forma.

Zila se animó a expresar sus sentimientos con éstas palabras:

-Sacerdotisa, si a mi me hubieran dicho que en mis más profundos sentimientos de angustia alguien en la distancia los hubiera escuchado, me hubiera sido muy complicado creerlo, vivirlo me ha marcado con esa grandiosa certeza.

Erandi se acercó a él y tomando su mano advirtió:

-Joven Zila el camino es largo, ustedes lo han de cubrir de los colores y las estructuras que nos son necesarias, sea visto como una acto de reciprocidad lo que nos acercó los unos a los otros.

Patricio pronunció con energía sus palabras al ser visto con fijeza por la mirada de Erandi:

-Sacerdotisa del Templo de Ometeotl, me han nombrado constructor y usted lo ha dicho compartiremos lo que sabemos y lo que ustedes nos enseñan con entusiasmo.

Por su parte Jacobo con asombro señaló:

-Estimada Erandi el tiempo que nos ha llevado llegar a este lugar no ha dejado de ser un constante aprendizaje, un entrenamiento para la vida que ahora se nos ha mostrado, ninguno hemos hecho preguntas, todos nosotros estamos expectantes ante esta nueva realidad.

Erandi con un movimiento afirmativo de su cabeza, simplemente sonrió al sincero y agradable hombre que tenía enfrente, posteriormente se movió unos pasos para ver el rostro de Timoteo:

-Así es señora Erandi, hemos sufrido, hemos dejado la piel y los recuerdos en esa sorprendente cueva, hemos reconocido en Dayami una fortaleza sin igual y como dijo Zila si nos hubieran dicho que nuestra vida sería de esta forma, ninguno lo hubiéramos creído.

Diego fue el siguiente en aquel círculo que habían formado, primero miró en silencio a Erandi  y finalmente señaló:

-Es algo muy extraño, pero he de confesarle que siento como si al compartir con Dayami todo este tiempo, ella de alguna forma nos hubiera ayudado a sentir un especial afecto por usted, en ella vimos lo que la magia transformadora logró y todo lo que ella nos transmitió.

Erandi reconoció que fue muy difícil saber si ella lograría avanzar en esa tremenda crisis a la que fue expuesta, pero su espíritu y entrega a un propósito superior a ella la llenó de fuerza para concretar su labor.

Javier tomó la palabra y su emoción fue evidente cuando dijo:

-Aún me pregunto qué hubiera sido de nosotros de haber elegido otro rumbo, de haber muerto en aquel navío, pero el universo pacta cuando pone su mirada en el futuro, no podría entenderlo de otra forma.

Erandi solamente lo tomó por el brazo y con una cálida mirada asintió para decirle:

-Estimado Javier, hay caminos que deben ser recorridos, hay visionarios que los reconocen de inmediato y ustedes lo han comprendido.

Por último Santiago quien cerraba el círculo de los iluminados pronunció estas palabras:

-Sacerdotisa del Templo de la Luna y de Ometeotl, nos fue explicado el significado de diferentes símbolos y encuentro que sin ellos, nuestra tarea será complicada, vi la forma como honró nuestra llegada señalando las ocho escalinatas, entiendo que hay mucho que aprender y como dijo Iztli, muchas otras cosas las debemos desaprender; lo único que puedo decir a todo ésto es que estoy asombrado y se que cada día será una nueva y grata sorpresa en estas tierras.

Erandi asintió y les pidió que se sentarán, pues había llegado el momento de disfrutar de comida y bebida, los hombres se miraron unos a otros sin saber quienes servirían los alimentos, con cierta mirada de complicidad suspiraron esperando que fueran las doncellas cuyos rostros podrían al fin conocer.

La vida es un recorrido que no todos vivimos igual, a veces tenemos la oportunidad de entender que hemos llegado a un lugar por el simple hecho de que algo importante nos será revelado, entonces basta esperar que suceda con actitud positiva. 

Notas de la autora:

Fotografía del Templo de la Luna de archivo


“Habrá ocasiones en las cuales harás todo lo que esté en tus manos para salirte con la tuya, tu cualidad más favorable es la intuición y la usarás con inteligencia para lograr el objetivo”

El Mensajero

Por Ariadne Gallardo Figueroa

Llegó el día que la llegada de los ocho Señores de la luz se hizo presente en la majestuosa Tenochtitlán, todos ellos quedaron sorprendidos por las estructuras de aquella ciudad sostenida sobre la piel de un enorme lago y se sintieron maravillados, Zila recordó el momento aquel cuando la enorme ballena los sostuvo en su barcaza, en medio del ancho mar, esa fue la sensación de calidez que percibió al llegar al impresionante sitio de los Mexicas.

Zila la compara con la ballena que los protegió en alta mar

Los habitantes hicieron valla para observarlos y saludarlos, ellos iban custodiados por la comitiva de la sacerdotisa del templo de la Luna y aquel recorrido sorprendió a los lugareños, ya que en otras ocasiones cuando llegaban extranjeros hasta la gran ciudad por lo general eran prisioneros cuyo destino era convertirlos en ofrendas de las guerras floridas.

Esta vez la comitiva les daba un aire de dignidad y respeto, ellos admiraban los rostros y atuendos de los hombres, mujeres y niños de la bella ciudad; a lo lejos en el Templo del Sol se veía la figura de Huey Tlatoani, un hombre reservado que apretando los labios recordaba las palabras dichas por Erandi la víspera del encuentro con los recién llegados:

“Los que están por llegar son parte de mi grupo, relacionados con un acuerdo de sangre donde tú ofreciste el corazón para preservar la vida del señor Huitzilopochtli y yo ofrecí la sangre en busca de las respuestas que necesita Quetzalcóatl, ante todo esto nada puedes hacer en contra de los recién llegados”

Hay una historia de confusiones respecto a la figura de la Serpiente Emplumada, muchos dicen que era un varón con el aspecto parecido a los Señores de la Luz cuyo cometido era acabar con las atrocidades de sangre ofrecidas en la piedra de los sacrificios.

Lo que yo puedo argumentar en mi historia es que ninguno de los iluminados, ahora nombrados Señores de la luz, eran consciente de lo que sucedía y por qué se hacían ese tipo de ofrendas vivas, la única que no estaba de acuerdo con los sacrificios era Erandi, definitivamente a ella podemos considerarla el alter ego de Quetzalcóatl, de la misma forma que Alnitak lo fue en vida de Odín.

La parte humanista de la historia que somos como dualidad entraña un misterio, todos poseemos un lado femenino y otro masculino y en tiempos de guerra y devastación el lado sensible e intuitivo de éstas líderes, fue el que con destreza hizo la diferencia, ellas hicieron escuela y mantuvieron a sus grupos unidos en busca de respuestas para crear unión, no devastación y guerra.

En el caso que ahora nos ocupa, Erandi se valió de su astucia para hacerle ver a Huey Tlatoani que precisamente en la figura de Quetzalcóatl estaban las respuestas que se oponían a lo que él consideraba necesario; pero como todos sabemos Erandi no fue una figura pública en las historias que contaron los conquistadores y hay quienes se atreven a decir que el mismísimo Jesucristo encarnó a la serpiente emplumada.

Si bien años más tarde el sincretismo religioso fue abanderado por los conquistadores, esa extraña comparación crea una profunda confusión. Lo que sí puedo asegurar en mi historia es que Erandi se valió de la magia para hacer llegar en sueños al Huey Tlatoani, mensajes donde él sutilmente entendería que era necesario un cambio de valores y aún cuando a nadie le consta que esto haya sido de esa forma, me gustaría considerarlo como esa realidad alterna que a veces hace falta para ver la historia desde otra perspectiva.

Cuando des por sentado que a la historia no se le puede mirar de otra forma, siempre habrá quien llegue hasta ti y te diga, fijate bien hay algo que no has visto, vuelve a observar el paisaje y descúbrelo.

Notas de la autora:

Imagen tomada de https://www.eleconomista.com.mx/opinion/Tenochtitlan-500-anos-conmemoracion-desvencijada-20210812-0156.html

Zila la compara con la ballena que los protegió en alta mar http://www.mexicomaxico.org/Tenoch/TenochD.htm


“Cada momento consta de diferentes energías, saca provecho de estas de la mejor manera; después alzate por encima de todo problema, alejate y desde lo alto analiza lo que ves con claridad, ahí esta la respuesta a tu pregunta”

El Mensajero

Por Ariadne Gallardo Figueroa.

Recordemos las palabras dichas a Painani por parte de Hora:

“El mundo que vive arriba de nosotros se habría quedado sin esa imagen para poder transformar de acuerdo a sus propias culturas y tradiciones algo único.”

Esta frase entraña diversas connotaciones, si miramos la estructura que está creando Hora con ayuda del Rayo, percibimos con claridad que aquello que yo veo en mi territorio como un animal de poder, al llegar a lo alto, tan lejos como sea posible y penetrar en el mundo de las estrellas se convierte en lo que mi estructura mental puede concebir y yo no soy el mismo habitando diferentes latitudes en el plano terrestre.

Sin embargo me voy a maravillar de igual forma sin importar donde me encuentre cuando la luna creciente se muestre ante mi con Venus brillante a un lado y yo tenga la plena conciencia de que otro humano lejos de mí en otro país o continente estará mirando lo mismo.

Ahora bien, como dice el mensajero:

“Alejate y desde lo alto analiza lo que ves con claridad, ahí estará tu respuesta”

Para todos nosotros las culturas del planeta son diferentes, no todas se entienden entre sí, la diversidad de creencias nos convierte únicos y de esa forma preservamos nuestra identidad, pero desde la antigüedad al mirar el cielo podemos  identificar el zoológico astral como un legado de la humanidad para las futuras generaciones que habitarán la Tierra y para compartir con aquellas que nos visiten en el futuro y que sin duda desconocen ese tejido fabuloso en la bóveda celeste. Por supuesto, sería muy pobre pensar que en otros sistemas con un sol o dos al centro, no exista la vida, al menos yo me niego a aceptarlo como una verdad inamovible.

Vayamos un poco más lejos con la frase de Hora: “El mundo que vive allá arriba” y ahora reflexionemos añadiendo la del Mensajero: “Desde lo alto analiza lo que ves”

Con estas dos frases es claramente cierto que todo el que se aleja para mirar desde otra perspectiva la realidad que somos, admirará la Tierra desde un sitio silencioso, la verá como lo hacen actualmente los habitantes de la Estación Espacial Internacional un hermoso globo azul, sin fronteras, con ríos y naturaleza diversa, rodeado por una capa transparente de atmósfera.

Con esta reflexión  quiero destacar que todo aquel que vea la Tierra desde el espacio admirara la unidad y riqueza de un mundo afortunado y situado en un sitio estratégico desde el cual la vida se abrió paso.

Al momento es la Estación Espacial Internacional uno de los sitios donde se crea la sinfonía celestial, no me refiero a nada angélico, me refiero a que el cielo es el sitio donde la humanidad se hermana, ahí no importa la mezcla de genes de los cuales estás formado, la raza o la lengua que hablas, eres un humano trabajando en unidad con otros seres que están comprometidos con un alto sentir que llamamos ciencia, son un conjunto de instrumentistas que siguiendo determinadas indicaciones logran composiciones fascinantes.

Es por ello que el ser humano de todas las épocas ha sentido una especial admiración al mirar las estrellas e imaginar que son su reflejo, que puede acceder a ellas para mirar desde lo alto lo que ellas pueden ver.

El futuro de la humanidad es atraído por el alto cielo, para algunas culturas es el cielo del descanso eterno, para otras es el mundo donde han de recibir un banquete fastuoso todos aquellos que lucharon por sus ideales, para los Señores de la Luz es el sitio donde se encontrarán con quienes ya habitan ese espacio sin límites y sin fronteras, como seres inmateriales en donde crean estrategias para enaltecer el espíritu de los hombres que en vida terrestre necesitan exaltar sus valores humanistas,  son los defensores de esa energía vital que nos transforma en algo más que seres de carne y hueso con necesidades primarias habitando la Tierra.

Por supuesto estamos nosotros los asgardianos que miramos el futuro en un hábitat en la órbita terrestre como la posibilidad de ampliar las expectativas de sobrevivencia a los pobladores de la Tierra y con una dinámica diferente aprender a mirarnos desde lo alto como lo que somos, una sola humanidad, un todo compartiendo pacíficamente la vida, las ideas, la cultura y sus tradiciones.

Toda orquesta sinfónica requiere de coordinación, de voluntad y disciplina, pero veamos a cada ser humano como parte del todo y al mismo tiempo como encargado de un instrumento para compartir con la humanidad sin desentonar.

Tú eres solo una parte del Todo

Nota de autor:

Photo by cottonbro on Pexels.com

Fotografía de la autora de Venus y la Luna Creciente

Gift de Violín de archivo.


“Todos tenemos objetivos que cumplir y una comunidad en la cual prosperar y aferrarse para construir en unidad”

El Mensajero

Por Ariadne Gallardo Figueroa

Despuntaba el alba cuando llegó la comitiva dispuesta por Erandi, de esa forma se anunciaron en la entrada de las grutas de Cacahuamilpa; los hombres de piel color canela exclamaron  sentirse honrados de recibir en sus tierras a los Señores de la Luz, de esa forma fueron nombrados.

Todos ellos se alegraron y gracias a Dayami que intercedió como traductora, Zila pudo explicar a sus compañeros lo que la comitiva les expresó. Cuando cada uno de los fornidos caballeros les saludo con amabilidad, quien sostiene el báculo de mando se dirigió al grupo:

-En nombre de la sacerdotisa del templo de la Luna quien ha puesto toda su confianza en ustedes, les doy la bienvenida.

Prosiguió:

-Ha llegado el momento de abandonar las sombras y olvidar lo que pensaron en alguna ocasión como cierto, para volver a reaprender en este nuevo espacio habitado por todos nosotros.

Dejemos estas grutas majestuosas, sin rastro de ustedes, liberemos sus pasos de miradas curiosas. Dicho ésto el hombre que sostenía el báculo con una mano, hizo un además a su gente con la otra instándolos a comenzar esa tarea y entonces prosiguió:

– La voluntad es una herramienta de poder incalculable, nunca lo olviden, la creatividad siempre será su aliada.

Una vez dicho ésto el hombre del tocado de plumas invitó a los Señores de la Luz a sentarse en un círculo, el último en unirse fue Evaristo quien resguardaba las hojas de Amatl, algunos enseres  curativos y una alforja con xocolatl.

Finalmente con un gran suspiro de cansancio advirtió:

-Animense a compartir conmigo aquello que deseen, pero sean breves debemos descansar del largo viaje que hicimos a pie desde Tenochtitlán.

Comprendo que siempre habrá un nuevo reto que desempolvar, un camino por ser recorrido y ustedes Señores de la Luz han de tener infinidad de historias, les escucho pero recuerden que la travesía nos espera muy temprano por senderos que los tomarán por sorpresa y maravillarán.

Todos ustedes mostrará su verdadero rostro, la luz se expande a través de ustedes y ante una afrenta que pudiéramos tener, nosotros estamos para defenderlos.

Todo fue calma mientras los Señores de la Luz compartieron algunas anécdotas y bebieron juntos del delicioso xocolatl que preparó para todos ellos Evaristo, su felicidad era notoria en ese encuentro donde nadie fue visto de forma diferente, es una historia perdida en el tiempo previo a las acciones invasivas de los que llegarían años después.

Recuerden que en asuntos de magia hay detalles que a nadie le constan, pero algunos pobladores compartirían estos recuerdos como una tradición oral, pese a que muchos las han olvidado.

El mundo olvida la solidaridad no por que no la conozca, lo hace porque perdió razones para admitirla y descubrió sofisticadas formas de apartarse de los demás.

Notas de la autora:

Fotografía de la autora con filtro libre de PicsArt, «La Comitiva»