El Mensajero


Cuento de Ariadne Gallardo Figueroa 

Toda pasión te llevará al sitio del que no podrás escapar

El mensajero

¿Cómo te elige un mensajero? cuando se supone que la mayoría de las veces es al revés… lo que puedo afirmar es que alguien elige por tí, se dedica a lanzar mensajes que solo tú puedes descifrar.

– ¿Para qué nos sirve y qué función tiene todo esto? Vamos por partes, en esta búsqueda yo también voy a ciegas, es más te confieso que no pienso asomar por el portal que me daba señales en algunas ocasiones.

-Bueno te ofrezco una pequeña lámpara, si acaso la necesitas estará cerca de ti.

-No, te dije a ciegas y eso me propongo.

En algún momento de la historia conoceremos quienes forman este diálogo, ahora vamos a adentrarnos a ese misterioso espacio donde uno de los personajes ha decidido ir a tientas:

Voy a ciegas, es más te confieso que no pienso asomar por el portal que me daba señales en algunas ocasiones.

Bajo el acecho de la onza, con temor en el alma y al mismo tiempo esa picazón que te dice que te has adentrado en una aventura única y definitiva, siguió el camino que nadie habría comprendido en sus cabales, o en sus responsabilidades mundanas.

Más adelante el vuelo del cóndor le sirvió de sombra, en todo ese trayecto llevaba en el alma el espíritu de los pies alados, no porque lo hubiera decidido, simplemente porque era el dictado de su corazón y finalmente se había encontrado con el alma que lo proyectaba.

Reconocer acertijos en tiempo de siembra, entender el momento de todas las lluvias era su destreza, pero jamás se olvidó del espíritu que lo perseguía y al que estaba dispuesto a llegar como fuera y en el tiempo que le llevará lograrlo.

En el camino encontró a esas personas que se pueden diluir de la memoria como los trazos de una acuarela, también a aquellas que forman una imagen detallada en los primeros trazos, esos que no se borran pese al tiempo y a las otras capas de pintura que coloques arriba; se convierten de un definido óleo donde los colores dan atmósfera al recuerdo y quedan ahí en tu alma y tus sentidos.

Llegó su tiempo, disfruto del viaje, se enraizó al terreno de la majestuosa magia del ser de los pies alados y como el humo tenue realizó un viaje que aparentemente sería el último pero no fue así.

Hay un viaje que concluir y otro que comenzar y de eso se trata la vida, vamos de un sitio a otro hilando historias y definiendo amaneceres, solo resta atravesar las sombras para entender el valor de la luz que nos transforma, somos el recuerdo que se transforma en las capas del propio lienzo y se desdibuja con el paso del tiempo.

Nuestro pensamiento se ata al de miles que piensan y sienten similar a nosotros, somos entonces la capa de color que cubre el pensamiento colectivo del pasado y lo transforma en algo diferente en el presente.

Fotografía de la autora: “Voy a ciegas”

Un reto por completar


Al fin esta en papel y en e-Book el último libro, ahora debo trabajar por completar la traducción de los dos anteriores, esto es muy divertido; a los que me han seguido quiero comentarles que la elección de la portada me ha agradado de forma especial, sobre todo por la relación que encuentro con un momento medular de la historia y con uno de los más elocuentes héroes que aparecen en ella. No les diré más por los que no la han seguido y por aquellos que la lleguen a leer, sabrán de que momento se trata y por qué es tan emocionante para mi.

Este es el primer libro en inglés referente a la serie de novelas llamada Bird Spell

Dentro del blog donde he desarrollado cada página de mi trabajo, recurrí a un epílogo para explicar a los lectores por qué resulta que estos dos últimos textos serán parte de la última parte. La única razón por la que esto ha ocurrido es que el sentido cronológico de lo que escribí me dice que debe ser así y que muchos de los lectores que lean la primera novela se preguntarán si ese mundo se da como una secuencia de buenas intenciones o una parte de una idea más profunda.

La verdadera tarea del escritor es establecer una continuidad en su investigación mental, cada uno recurre al método más simple o que sea según su forma de ser y sentir, en mi caso, no escribo para olvidar quién soy; Estoy trabajando en mis cuentos para recordarme a mí mismo que por alguna razón más grande que yo decidí escribir para decir todo lo que da forma a un camino, para poder tirar una cuerda a los desesperados por encontrar una luz, podría ser esa persona, de hecho.

Es mi primer intento de escribir en un idioma que no es el mío y que puede que no sea tan expresivo como puedo serlo en mi idioma nativo, sin embargo, por sí solo, el trabajo se puede leer sin tener que ir a los otros libros, eso espero. Sin embargo, es bueno señalar que la tarea no ha terminado y es necesario traducir los otros libros, es necesario y veré cómo reciben este número, un saludo lectores

Para un residente de Asgardia, la Nación del Espacio que Recientemente cumplimos 5 años de vida, poder mirar a un futuro diferente es parte de la tarea de todo ser que sueña que el planeta que tenemos pueda ser diferente en unas pocas décadas, el impulso colaborativo y la experiencia de comprendernos a nosotros mismos incluso en El rostro de la posibilidad de encontrar vida lejos de nuestra galaxia, es una idea metafórica de análisis de la realidad que vivimos como humanos.

Espero que puedas encontrar en mi obra ese aliento y la esperanza que se deposita en la obra de cada uno de sus personajes.

El pájaro y el ratón


por Ariadne Gallardo 

Había en medio de un bosque un pájaro que gustaba de recorrer diversos parajes y mirar desde lo alto el mejor fruto para llevárselo al pico, tenía posibilidad de aprender algunos sonidos que le resultaban gratos y hacerlos parte de su repertorio.

Por otra parte el ratón, también hacía recorridos en el amplio bosque pero con menos frecuencia, era fácil presa de depredadores que lo podían mirar desde lo alto, su actitud era reservada y cauta y comía muchas veces lo que se caía de los árboles.

Por su parte para el pájaro era posible ser selectivo con aquello que se llevaba al pico, además deleitaba con su melodiosa voz a los habitantes del paraje; el ratón se alegraba porque aquello que comía le concede el privilegio de emitir unos graves sonidos guturales y regurgitantes que él apreciaba y los consideraba únicos.

El pájaro que había aprendido del mundo con mucha más facilidad que el ratón sabía que eran simples eructos y hasta cierto punto despreciaba al animal de tonos grises, cuando él portaba un armónico plumaje azul.

Ambos eran felices a su manera y reconocían que entablar una charla entre ambos era por demás imposible, cruzarse por el mismo camino, igual.

si acaso meditas en tu entorno es fácil que te des cuenta que vives rodeado de ratones y de aves cantoras, cada uno en su espacio y trabajando para sus intereses particulares, sus ideas y sus gustos musicales no serán compartidos, pero su felicidad y su espacio es valido y respetable.

Fotografía de El Pájaro: Photo by Tina Nord on Pexels.com

Fotografía el Ratón: National Geographic

He llegado al final de una aventura y ahora se queda impresa en e-Book


El 25 de Mayo, se lanza la preventa, vaya esto es emocionante.

Una aventura llega a su final y se las comparto con mucha alegría.

La verdadera tarea del escritor es establecer una continuidad en su investigación mental, cada quien recurre al método que le resulta más simple o que va de acuerdo a su forma de ser y sentir, en mi caso, no escribo para olvidar quien soy, sino para recordarme que por alguna razón superior a mí misma decidí escribir para decir todo aquello que modele un camino, tire  una cuerda al desesperado en encontrar una luz, aún siendo yo misma esa persona.



Si llegamos a este momento es por que en él encontramos una secuencia de imágenes  y relatos que nos han dado alas para proyectar lo que deseamos y bien, debo necesariamente recordar que de esta forma la travesía llega a su fin, al menos en el papel, electrónico o no, donde quedará para siempre.

 

Al final llego a la exposición de un mundo donde la esperanza y la unidad logran el objetivo y en mi vida personal entiendo que avanzar mientras estemos con vida, descubriendo a seres que nos impulsen es lo mejor que nos puede pasar.



Mi libro inicia como entregas diarias en mi blog: https://lecturasdeary.com el cual fue realizado de 25 de Febrero al 15 de Mayo del año 2021

De esta forma la serie en español queda lista!
  • ASIN : B095GTNKPG
  • Idioma : Español
  • Tamaño del archivo : 6274 KB
  • Texto a voz : Activado
  • Tipografía mejorada : Activado

El homenaje al más grande amor


Las hojas sueltas

por Ariadne Gallardo Figueroa

Uno de los pasajes más entrañables de entrega y certidumbre es el que recuerda Taige al momento que las situaciones llegan a límite y se verá forzada a tomar una decisión; precisamente cuando uno de los aprendices del profesor Zila le pregunta como ella se atreve a dar el primer paso en una travesía hacia lo desconocido y sin esperanza de éxito:

Ramagel con gran curiosidad interrogó a Taige, quería saber de qué forma se convirtió en el prototipo y que riesgos experimentó en ese momento.

Taige miró a su amado Yilia y le tomó por la mano para contestar:

— Cuando ya se tenía la base para poder hacer el vuelo, Barderian me dijo:

< Entonces ponte en contacto con Yilia y temo decirte ésto pero tendrás que despedirte.>

Yo le contesté no lo haré, a él lo amo, en tí confío; el amor es una atadura fascinante, es el ancla de toda pareja, nuestro paraje no permite eso, ahora debo confiar en lanzarme en la flecha, el vector que me pondrá en un camino incierto si caigo en Ginun, esa será mi despedida.

El grupo permaneció callado ante el comentario de Taige, Zila se puso la mano en la boca, en verdad había tantas preguntas y cada una de ellas entrañaba un momento dramático para cada uno de ellos, los viajeros de un mundo aniquilado por las fuerzas del cosmos.

Cada detalle nos acerca a una luz de un camino jamás recorrido, donde la imaginación nutre de vitalidad aquello que nos apasiona como seres creativos, cada uno de nosotros reconoce a su flecha y su ancla.

Una flecha certera hacia el mundo del futuro o la nada de Ginum… Sin importar la incertidumbre ella se lanzó al más profundo espacio al encuentro del portal

Definitivamente ella no sabía si lo volvería a ver, pero tenía una tarea superior a ella y a su amado Yilia. Barderian sabía de su capacidad como piloto de la nave Mega Vector Egg-1, de igual forma reconocía la capacidad de los otros pilotos, sin embargo la amistad que los unía permitió que fuera ella la que tuviera el privilegio de conocer de cerca la investigación del pionero Ingerin Barderian.

Dibujo con filtro gratuito de PicArt de la autora titulado “La flecha hacia el futuro”

La revisión de los inicios


Las hojas sueltas

por Ariadne Gallardo Figueroa

Al llegar a esta parte que es la que culmina mi trabajo, me fascino al encontrarme con estos dos párrafos:

Cada novelista reconoce que el amor es una de los sentimientos más fascinantes que los seres vivos poseemos, en el caso de los humanos nos impulsa de formas novedosas para mantener la llama de nuestro cerebro y sus conexiones activas. Solo el que ha experimentado el amor puede expresarlo y es casi seguro que los demás se reflejarán en la experiencia ya que es algo común a todos nosotros.

El amor presente, aquel que está ausente y el que se recuerda con todas sus implicaciones favorables o no, es un motor para continuar la vida que somos. En mi experiencia particular el mejor amor es el que nos brinda el poder de la magia, ese que es capaz de atravesar lo cotidiano para revitalizar una nueva creación, ese  que no se ata a un cuerpo físico y tampoco a las rutinas que obedecen a lo material.

Cada ser humanos busca de forma incesante formas de amar y de sentir, a la otredad y no siempre es facil caemos en rutinas, en dolorosos fracasos, pero lo más interesante de todo es lo que aprendemos en el trayecto.

Solo el que ha experimentado el amor puede expresarlo y es casi seguro que los demás se reflejarán en la experiencia ya que es algo común a todos nosotros.

Amar es un trabajo de equipo, es un decidir ser sinceros… Bueno ustedes deben tener sus propios conceptos y habrán descubierto lo que funciona, les dejo mi reflexión y sigo adelante en este aventurado proceso que en lo particular me resulta fascinante.

Photo by Daria Shevtsova on Pexels.com

La herencia más productiva


Las hojas sueltas

Segunda mirada por Ariadne Gallardo Figueroa

Uno de los más apasionantes reto de todo investigador es ver y sentir que lo que se hace le da resultados, cuando todo está en contra la búsqueda sigue y nadie detiene a alguien que reconoce que lo que tiene enfrente es un hecho sin precedentes y del cual es necesario aprender.

Hoy recuerdo para ustedes como comienza ese post, y de esa forma entendemos que todo lo que hacemos forma parte de algo que será heredado a los otros, a los que nos rodean, de quienes aprendemos.

Esto es lo que Raudek le escribe a Barderian y ambos creen con toda certeza que lo imposible debe hacerse:

<Querido Ingerin Barderian: Mi investigación te pertenece, eres el único que puede darle seguimiento y buen uso, compartela con todo aquel que consideres un aliado y espero que no te tiemble  la manos con el escalpelo al momento de cortar mi cerebro.

Espero haber despejado tus dudas, cada una de las actividades que realizaste están descritas en  un folio aparte, de inicio fuiste el más valioso incentivo para demostrarte lo que sospechaba, después la misma investigación se convirtió en un poderoso recurso para encontrar respuestas que fueran útiles al futuro que se nos escapa de las manos.

Con todo mi cariño y leal afecto, sigue adelante, sé que lo harás.>

El conocimiento es un derecho, es un instrumento que nos pone alas y que merece formar parte de todos, en el mundo de Eggya el valor más grande estaba por perderse y era necesario preservarlo.

Hubo una pregunta en el trayecto: ¿Qué valoras como ser vivo? Les dejo la reflexión para que recuerden y analicen que tendrían cerca de ustedes si nuestro mundo estuviera por desaparecer.

Debo admitir que esta parte me hace llorar, vuelvo a vivir el momento en que Barderian intuye que será una flama encendida de nueva cuenta al regresar a la nebulosa de la cueva, definitivamente la metáfora es más alentadora y menos trágica, vale ponerla en esta reflexión:

“Intuir algo no te habla de certezas, solamente si crees que hay una llama encendida al final del túnel, es que seguirás ese camino a ciegas, pero a veces no hay una llama al final del túnel; la llama eres tú y posiblemente la guía.” Ingerín Barderian

Para todos aquellos que pueden y son guías en el camino de otros, para quienes logran iluminar con su arrojo el alma de los seguidores e intuir el futuro.

Prefacio


Tercer libro de la serie Hechizo de Ave

por Ariadne Gallardo Figueroa

Una vez editado el libro es más fácil darse cuenta que algunos detalles necesitan ser revisados

Prólogo 

Dentro del blog donde he desarrollado cada página de mi obra, recurrí a un epílogo para explicar a los lectores  por qué resulta que estos dos últimos textos formarán la última parte.

La única razón para que esto se haya logrado es que la primera idea necesitaba anclarse de alguna forma y el azaroso camino de la búsqueda fue así.

La verdadera tarea del escritor es establecer una continuidad en su investigación mental, cada quien recurre al método que le resulta más simple o que va de acuerdo a su forma de ser y sentir, en mi caso, no escribo para olvidar quien soy, sino para recordarme que por alguna razón superior a mí misma decidí escribir para decir todo aquello que modele un camino, tire  una cuerda al desesperado en encontrar una luz, aún siendo yo misma esa persona.

Si llegamos a este momento es por que en él encontramos una secuencia de imágenes que nos han dado alas para proyectar lo que deseamos y bien, debo necesariamente recordar lo que expresé en el epílogo para que los lectores comprendan un poco de qué va todo esto, pero esta vez lo haré más narrativo, menos poético o metafórico.

La historia inicia con Galaxia de Cristal, cuyo tiempo es el futuro, esa visión idílica donde se encuentran una serie de personas que al final de cuentas han estado pensando lo mismo por mucho tiempo y de pronto llega alguien y les dice que si,  en efecto de eso se trata lo que ellos pretenden y su camino se refleja en las  estrellas.

Para una residente de Asgardia esta parte de la historia es sumamente reveladora, yo inició la búsqueda de esta razón de ser en el año 2003, Asgardia posiblemente ya estaba en la mente de muchos seres humanos de la misma forma que se dispersa un viento del Sol a la Tierra creando una onda expansiva que nos hace  analizar el significado de la búsqueda de otros mundos habitables y si lo que pudiéramos encontrar allá sería tan depredador como lo hemos sido nosotros.

Encontrar a un personaje mágico con la suficiente fuerza para soportar lo que tuviera enfrente, se da lugar después del análisis de una segunda parte de Galaxia de Cristal y eso fue Otra Mirada, quedó en borrador, era una secuencia que daba continuidad cronológica al primer libro y algo no me agradaba, necesitaba algo diferente o envolvente.

El mundo que conocemos es violento, hemos crecido entre la barbarie y nos hemos acostumbrado y esto no es nuevo, así que bajo ciertas circunstancias personales, descubrí que la obra necesitaba recorrer de nuevo esos caminos de atrocidades, muerte y destrucción en manos de un ser intuitivo.

Al final podrán ver en el epílogo la visión mágica de ese encuentro conmigo misma desdoblando al personaje, que  ya pudieron observar y sentir en los libros anteriores, sus nombres: Sol, Fuego y Alnitak (la nebulosa de la llama).

Este recorrido me lleva a Hechizo de Ave y posteriormente a La travesía Atemporal, en donde encuentro un material que ha generado un patrón de conductas y seres que al ser míticos le dieron forma al carácter y la psicología más profunda de los seres vivos.

Era necesario mirarlos de cerca, humanizarlos, volverlos seres de carne y hueso, con el recurso del entendimiento, la intuición y su inteligencia para sortear dificultades y ser valerosos en ello, entonces y solo de esa forma, ganarse el respeto y el honor de ser preservados en la historia.

Mi personal punto de vista me dijo que hubo otros que se valieron de los primeros,  reinventarlos y con ellos ganar adeptos para sus propios intereses; crear monstruos y dioses implacables para sustentar el miedo y conseguir manejar a los pueblos.

Quien lea La travesía Atemporal, encontrará la magia blanca en manos de seres intuitivos, dadores de respeto a la naturaleza y con el poder de influir en los demás  solo con la intuición, ante la búsqueda de acciones que no quedaban establecidas en los mitos y miedos aprendidos por los grupos y sus creencias.

Este argumento surge del valor de cada uno de nosotros, ya que no puedo entender la moral como un atributo ajeno a los humanos, y que se considera una imposición que debe acatarse para no caer en el pecado. Cuando en esa época resultaba menos pecador un cruzado que un ser necesitado de pan.

No podía quedarme en un mismo entorno, al saber que precisamente en los viajes por mar y por tierra, los humanos expandieron sus ideas y sus creencias, invalidaron la libertad de algunos y conquistaron territorios que necesitaban, tomandolos a la fuerza, era la constante, el poder de poseer y matar al que no pertenecía a su creencia o raza.

En ese momento pierdo a mi personaje principal y se transforma en un concepto, la fidelidad  y la lealtad, el amor a la verdad y la fuerza de cohesión de un valor más allá de toda filosofía, el sentir humano, el valor de la familia y el clan. Mi alter ego sobrevive ante la mirada asertiva y acuciosa del lince.

El contexto incide en las creencias que les describo, para algunos los dioses son dadores de entendimiento en algunas culturas y de prejuicios en otras, pero hacen crecer bajo cierta mirada a las multitudes que buscan sitios pacíficos para desarrollarse y preservar sus genealogías.

La tarea más artesanal del escritor darle forma a lo que se piensa y editar, simplemente divertido!

Al contar con dichas estructuras, pude avanzar a El Puente, donde regresó al mundo del futuro con la gente que forma parte de los antepasados que dieron impulso a los primeros personajes de mi narrativa histórica y puedo contextualizar ese mundo con el de nuestra Nación Espacial en el claro y sincero deseo que nos ilusiona a todos de que siga adelante en el camino hacia las estrellas y sobre todo en el avance por la formación de una sociedad diferente, más humana y menos violenta.

Este capítulo nombrado El Puente se inspira en un trabajo que quedó como borrador, como ya les comenté arriba  y que al final me ayudo a construir un blog con la versión en inglés, al darme cuenta que la traducción a veces confunde los nombres de ellos-ellas y por muy destacada que se vea en la modernidad la noción de inclusión, para mi un ser humano tiene y tendrá género, o será andrógino en terminos generales.

Al usar nombres propios que no le pertenecen al común denominador de las personas era fácil que los motores de word se confundieran, pero Yilia, no podía ser ella, por dar un ejemplo.

Al crearse El Puente entre los seres humanos y los eggyanos, era muy razonable entender cuál fue el mundo del cual ellos provenían, tanto el de  los humanos que protagonizan la historia, como para aquellos que lograron realizar una travesía descomunal y llegar a nosotros.

Así concluye mi trabajo con el  capítulo titulado Los inicios, darle forma a personajes que solo se habían bosquejado en el primer libro Galaxia de Cristal y explicar qué significa la intuición y valor mental de un Drieden, puesto al servicio de la preservación de la vida de Eggya; tomando en cuenta el poder que tiene el cerebro de un ser vivo y sus interconexiones con otros humanos, no fue complicado avanzar en ese terreno.

Al final llego a la exposición de un mundo donde la esperanza y la unidad logran el objetivo y en mi vida personal entiendo que avanzar mientras estemos con vida, descubriendo a seres que nos impulsen es lo mejor que nos puede pasar.

En el mar de los sentimientos


por Ariadne Gallardo Figueroa 

Hoy es un día mágico para los que deciden que las cosas pueden ser mejores de lo que se habían imaginado, en el cielo Júpiter se acerca vertiginoso a la constelación de Piscis y muchos dicen que es el día de la buena suerte, de la alegría por conquistar lo que amamos y por encontrarlo; de igual forma a veces vamos en un camino difícil de entender y nos topamos en la más oscura soledad en busca de esa luz que nos diga que las cosas pueden ser mejores.

Júpiter en el grado cero del signo de Piscis

Entonces sucede que Júpiter alienta a que alguien piense que estamos para ellos y se decide a lanzarse al mar donde los peces pueden comernos y si quedamos vivos avanzamos hacia terreno fértil.

Yo me siento contenta de poder encontrar a quienes buscan esa parte de mi y descubren que hay sueños que no se detienen y que no importa si dejamos atrás a los inspiradores, siempre habrá un nuevo paisaje para  seguir el maravilloso encuentro de lo que nos hace felices. La historia quedará escrita y eso es lo más valioso.

Allá voy a poner en libro mi travesía este sueño donde fui todos y cada uno de mis personajes, donde me adentre en la mente del inspirador y descubrí el tesoro de una mina plena de tesoros que pude extraer.

Gracias a los que me siguieron y a los que me van a seguir y a todos los que de hecho ya lo hacen, los ecos de otros sentires me llaman y voy con esperanza hacia ellos con mi corazón dispuesto a dar todo!!

Aquí nos seguimos leyendo escritores, blogueros y la comunidad de la gente que ha encontrado en tiempos de pandemia un recurso fabuloso para ser ellos mismos y cada día más creativos.

Un compañero hace poco me comentó que él consideraba supercherías la astrología, en verdad para mi se ha convertido en un recurso poético y mágico de ver la vida contemplada bajo el influjo de las estrellas. Ese lugar que como asgardianos ya nos esta llamando a construir un mundo mejor en otros mundos en el futuro que no veremos, pero que planificamos desde ahora.

Reflexiones para continuar el trayecto


por Ariadne Gallardo Figueroa

De pronto me doy cuenta que cada uno de estos tres libros de la serie Hechizo de Ave I, La travesía Atemporal II, El Puente y los inicios III; cumplen una tarea que inicié en el año 2003 y me llevó a una reflexión que para mi es importante y deseo compartirla con ustedes para que hagan sus propias conjeturas si así lo desean:

Cuando algo necesita del impulso para seguir, formará parte de tus pensamientos y éstos han de compartirse en formas diversas con las personas que se crucen por tu camino: como humanidad tendemos a lo perfectible, aún cuando sabemos que nos limita el cuerpo que poseemos, las distancias que nos rodean en el  inmenso  mundo que habitamos y es en ese momento que la habilidad sensorial nos permite sentir al otro como un espejo y reflejo de los sentimientos que todos poseemos.

El libro habla de nuestra necesidad de afirmación como humanidad, de reconocer al otro que en su posición de anonimato, siente y sufre igual aquel que tiene las herramientas o posibilidades de expresarse.

Sufrimos, lloramos, amamos, a nuestra manera nos damos cuenta que poseemos algo que es fundamental, la memoria y con ellas podemos modelar un futuro viable o dejar que la memoria reviva y mantenga de forma perpetua  las imágenes del pasado y las  convierta en algo inamovible.

Yo en lo personal prefiero la segunda alternativa: La dinámica donde puedo cambiarlo todo de una vez y para siempre, a mi manera es la mejor forma de saltar al abismo y poder mirar un nuevo paisaje desde lo alto con la certeza de que no perderé lo más valioso que poseo, mi memoria crítica, analítica, observadora, con el ceño marcado por la sangre del ave mensajera de la sabiduría. Sin importar a qué raza, cultura o creencia  pertenezca, elegí esa firma y la compartí a través de mi obra con todos ustedes que me han seguido hasta ahora.

Cada novelista reconoce que el amor es una de los sentimientos más fascinantes que los seres vivos poseemos, en el caso de los humanos nos impulsa de formas novedosas para mantener la llama de nuestro cerebro y sus conexiones activas. Solo el que ha experimentado el amor puede expresarlo y es casi seguro que los demás se reflejarán en la experiencia ya que es algo común a todos nosotros.

El amor presente, aquel que está ausente y el que se recuerda con todas sus implicaciones favorables o no, es un motor para continuar la vida que somos. En mi experiencia particular el mejor amor es el que nos brinda el poder de la magia, ese que es capaz de atravesar lo cotidiano para revitalizar una nueva creación, ese  que no se ata a un cuerpo físico y tampoco a las rutinas que obedecen a lo material.

Si miramos hacia lo eterno esto es entendible, todo lo demás tiene un tiempo finito, tal vez ahí se encuentra la llave de la que hablaba Ingerin Barderian, pero no puedo adelantarme a los acontecimientos que aún no son relatados por  Raudek Vilob, ella tiene vida propia y su búsqueda a veces no es la mía, ella me sorprende cuando me despierta a media noche y me lleva a mi cuaderno de notas para escribir el siguiente pasaje.

Con esto solo quiero advertirles que el personaje es un ser vivo en la cabeza de todo escritor y no soy la excepción.

¿Recuerdan que en 2003 el filósofo Nick Bostrom propuso que el universo podría ser en su conjunto una monumental simulación?

Recientemente Fouad Khan, reabre la discusión al respecto y agrega que que podemos detectar su existencia por la velocidad de la luz: puede procesar información a razón de una operación por segundo y tendría una extensión de 300.000 kilómetros de largo, donde almacenaría toda la información relativa a la simulación. Khan concluye con una sensación de impotencia: «todo lo que podemos hacer es aceptar la realidad de la simulación y hacer de ella lo que podamos», lo dijo para la revista Scientific American.

Es un debate que sigue adelante, para los que están pensando que sostengo sin remilgos esta teoría, de antemano quiero decirles que no concuerdo con ella; somos más complejos e interiormente ricos para dejarme convencer con tal argumento.

De esta forma les invito a seguirme en el siguiente capítulo y agradecerles a los que me siguen desde el anonimato y los que son blogueros entusiastas y lo hacen con propio nombre, a todos gracias!!!

Notas referidas: Space confirmed! We live in a simulation. Fouad Khan, Scientific American, April 1, 2021.Do We Live in a Simulation? Chances Are about 50–50. Anil Ananthaswamy. Scientific American, October 13, 2020. https://tendencias21.levante-emv.com/el-universo-seria-una-simulacion-regulada-por-la-luz-y-la-gravedad.html