Cada detalle de este trabajo es una aventura creativa, es el momento más fascinante de mis días, poder transmitir por medio de la palabra y la imagen un mundo que se nutre de vivencias y de la propia imaginación; algunos personajes son reales, pero llevan en el transcurso de la historia muchas más magia que los que sólo han surgido de mi imaginación, todos ellos son parte de la travesía que se hilvana en esta cuarta novela titulada: El Mensajero

Pensar la imagen y hacerla parte del relato es la parte más entrañable de todo proceso creativo.

Saludos seguidores, gracias!!


“Llegará el día que analizarás lo que estás dispuesto a perder porque ya cumplió un ciclo o simplemente dejó de ser una motivación central, suele pasar que no querrás ceder solo por la necesidad del otro”

El Mensajero

Por Ariadne Gallardo Figueroa

El paisaje  de la dualidad a veces crea una corriente de ideas que se magnetizan unas a otras uniendo sentimientos y encontrando similitudes, no importa lo lejos que te puedas encontrar de algo o de alguien. Lo difícil es que la otra persona lo perciba con la misma intensidad que tú lo has hecho, cada ser humano es un universo y sus pensamientos podrán coincidir en base a sus propias necesidades y circunstancias, si acaso no tocan el mismo escenario, difícil será que suceda la magia que has imaginado, de esta forma lo que sigue es buscar aquello que cumpla con el factor sorpresa, aderezar con lo que forma parte de tus propios intereses y al final darte cuenta que es posible que hayas visto un fantasma al que lograste vestir con todo aquello que deseabas, pero que solo existe en tu imaginación.

De esta forma para cada uno de los personajes que son observados por el mensajero habrá una serie de situaciones en las que optarán por ser como son o dar su brazo a torcer a favor de lo que el grupo decida, la mayoría lo hará por simpatía y dividirá sus criterios a sazón de lo que siente y cree, en todo ésto la labor del mensajero es guiar sus caminos y a veces solamente quedarse con una reflexión de lo les hubiera convenido hacer, para muchos el mensajero es el que escribe y da pauta al seguimiento de la historia, para otros es una fuerza interna para doblegar los esfuerzos de algunos y muchos solo se preguntan qué necesidad hay de que un mensajero se coloque en frente al relato, si no puede ser visto por nadie.

Painani y Mercurio ambos poseen pies alados

Para el mundo donde los místicos y alquimistas lo consideran valioso, es el representante activo de la comunicación, es la mente que construye ciertos patrones de pensamiento, el ser racional que se adapta y visualiza de cerca y lejos las variables. La habilidad para crear símbolos con la escritura, recopilando ideas y métodos de análisis.

Sin el poder para  comunicarnos no seríamos lo que somos, bajo este principio Erandi generó una red de enlaces, Painani, un camino de experiencias, Hora una búsqueda de alternativas y los 8 náufragos la más entrañable aventura donde reconocieron el valor de la libertad y la lealtad que compartieron en sus vidas. 

Tal vez el esfuerzo más desgarrador haya sido el que tuvo que recorrer después de la vida Dayami, para ella no hubo opción, su destino fue marcado por la deidad del río y su labor por la magia de alguien que depositó en ella toda la confianza y  energía para hacerle comprender su importancia.

Mercurio, planeta y símbolo astrológico

Si bien para la magia hay muertes que son necesarias, para la vida hay relatos que son fundamentales, para los astrólogos Mercurio el que puede reconocer en las diferentes habilidades la coincidencia, en el diálogo y la dialéctica. Es el regente diurno de Géminis y el nocturno de Virgo.

Nos ayuda  a reconocer lo que no es claro, adentrarnos en los misterios de lo que se dice y hace, ya que de esa forma podemos descubrir lo que es fatuo de lo que es verídico, pese a la vestimenta del interlocutor, puede iluminar cada símbolo expresado para de esa forma  reconocer su verdad y la nuestra.

Será entonces el mensajero la fuerza que nos seguirá guiando en este descubrir lo que se hace y dice en cada uno de los personajes del relato.

Que cada símbolo que forma parte de las culturas del mundo te diga lo mucho que coincidimos y lo importante  que es la dualidad en cada similitud.

Notas de la autora:

Imágenes de archivo en internet


“Si tu alma brilla en intensidad y hace eco en otros, serás reconocido pese a no desearlo; podrías ocultarte pero tu luz resplandecerá y serás descubierto por aquellos que has tocado”

El Mensajero

Por Ariadne Gallardo Figueroa

El grupo de los 8 hombres náufragos, cada noche ante una hoguera, celebraban contar a los otros las historias más descabelladas, hechos insólitos que se cuentan en confianza y que posiblemente a la gran mayoría podrían no constarle, una parte por no ser ninguno de ellos de las mismas raíces culturales de los otros y otra por lo fascinante que resultaba competir por ser el que más entretenidas y atrayentes historias tuviera para compartir.

Fue así que le llegó su turno a Evaristo, el hombre que sabía de remedios y que para algunos pudo haber sido considerado un brujo y su relato en verdad que los mantuvo atentos y con los ojos muy abiertos y el desconcierto en el alma:

Evaristo que era dado a la teatralidad al comenzar su historia lanzó un puño de arena a la hoguera, el sonido chisporroteaba y eso causó una sensación de asombro entre los otros hombres.

Su historia hablaba de un raptor, pero no era un ser común y corriente de esos que se llevan a las mujeres y las poseen, este hombre lo hacía con la mirada, les robaba el alma a todas aquellas que se proponía y después desaparecía para siempre.

Javier alarmado preguntó cómo era posible que esto se diera y Evaristo apuntando con el dedo argumento con gravedad lo siguiente:

Es y ha sido la peor forma de apresar a un ser humano, cortarle la libertad de decidir su historia, invalida a las personas que se acercaran a ella por creer que se trataba siempre del mismo sujeto.

Su desalmado rapto embelesaba a las mujeres, dejándolas desprovistas de libertad para encontrar la felicidad, se las podía ver esperando lo que no llegaría jamás, eludiendo al más sincero amor en aras de no ver en él, a los ojos de su raptor.

Zila con enojo reclamó a Evaristo que tal vileza no tenía perdón de ningún cielo o deidad conocida o por conocer, pero al mismo tiempo interrogó al relator si a alguna de ellas podía ser feliz el verse en esa situación donde hubiera algo de paz en ese extraño sentimiento.

Diego antes de dejar que Evaristo respondiera esclamó:

-¡Como diantres el amor se comparte, es algo del cuerpo y no solo del alma, si te la roban para amar al que tienes cerca, estás jodido!

Evaristo los miró por un instante y con firmeza señaló:

-Esa es la razón por la que algunas mujeres se cubren el rostro, para evitar a los raptores de almas, suele suceder entre algunos pueblos y una dama a la que nunca pude ver me contó este relato que ahora les he contado.

Los hombres quedaron sorprendidos y temerosos de que no solo hubiera raptores de almas de mujeres, caer ante el embrujo de una de ellas sería algo denigrante para un varón.

Diego apuntó con cierta inseguridad:

-No soportaría la idea de ir al lecho de una mujer y ver el rostro de la que me robó el alma.

Todos se rieron a carcajadas y Santiago le dijo:

-¡Que te baste con llevarte a una y quitarte las ganas creo que veo aquella palmera y ya la siento atractiva y apetitosa!

Cada uno de ellos contaría una historia por demás graciosa o trágica y sus vidas se enriquecerán de los relatos de los otros y de esa forma fueron tomando el camino hacia su siguiente destino.

Si tienes la fortuna de contar con amigos, disfruta de su compañía en ellos hay un manantial de ideas y sentimientos que siempre recordarás con aprecio.

Notas de la autora:

Nota de Wikipedia:  Procede del griego Εὐάρεστος, de εὐ (bueno) y ἀρεστός (agradar), por lo que significa «agradable», «aquel que es servicial»

Photo by Snejina NIkolova on Pexels.com


“Existe la historia que contamos ante el dolor, aquella que es real y objetiva, pero también está esa que no somos capaces de reconocer hasta que el tiempo la revela o descongela”

El Mensajero

Por Ariadne Gallardo Figueroa

Hora se encontró con un grupo de gente que le dijo que tan al norte en realidad estaba de lo que él se había imaginado, él sabía que los otros hablan de lo que conocen y también de todo aquello que inventan para distraerte.

Eran 17 entre hombres, mujeres y niños, todos ellos muy unidos, al verlo al lado de su perro Duplo y un cazo de lata que le colgaba del costado, entendieron que no era alguien de temer y lo invitaron a su fogata.

Uno de los hombres de más edad le explicó que se iban al sur porque las tierras de labranza estaban siendo ocupadas por gente de otros lugares y necesitaban encontrarse con mejores espacios donde la gente no impusiera reglas que ellos no entendían.

Hora no les entendía casi nada su lengua y la de él no eran las mismas, así que se dio a la tarea de hacer lo que había visto en sus sueños, explicarse con una vara para contarles su historia: 

De esa forma con ayuda de una vara le fue posible explicarles el poder del rayo y al mismo tiempo el mensaje secreto que le había dado el Cometa y las causas que para él eran importantes al seguir el camino que el cielo le había señalado.

Los congregados a escucharlo muy sorprendidos le seguían cada uno de sus gestos, en realidad su mímica era divertida y los ladridos de Duplo de igual forma eran celebrados por ese grupo.

Uno de ellos se animó a darle a conocer sus ideas y sus preocupaciones de la misma forma ya que entendieron que su sistema para el diálogo con la vara y el cuerpo eran de lo más interesantes.

Hora logró entender lo que imaginó, y pudo describirlo des pués así: 

Los nuevos comienzos la ambición y la energía siempre van juntas, todos en sus convivencias habían logrado vida plena pero abrupta con esfuerzos, obstáculos y dificultades. Algunos de ellos habían sido acusados y maltratados, habiendo dado todo lo que tenían, ahora su futuro se tornaba incierto y todos ellos deseaban recibir el coraje para afrontar lo que se les presentará en el camino.

Dicho esto el emisario del Rayo tomó su vara y convocó a las  fuerzas de su poder para que beneficiará el camino de cada uno de los hombres, mujeres y niños que al igual que él emprendía un camino azaroso y pleno de peligros hacia un rumbo nuevo y desconocido.

Cada uno de ellos fue tocado por su vara y a partir de ese momento el hombre al que todos conocemos como Hora fue destacado de entre los demás como El dador del Rayo y profeta del valle perdido.

¿Cuántos valles más  habría que abandonar por necesidad, por agresión, por desamor? No lo sabemos, lo que sí es cierto es que el hombre al que llamamos Hora fue un sembrador que en todo sitio que no volvió a pisar dejó una semilla cuyo ingenio para fortalecerse, daría de qué hablar. Entre todas aquellas semillas, en su tierra materna, creció un esplendoroso rosal, cuya magia se extendió de forma extraordinaria, aún cuando él por mucho tiempo no fue consciente del poder que tenía y de lo que era capaz.

Pero recordemos que muchos recuerdos se reviven gracias al olfato y esto forma parte de un relato aparte del que sabrán en su momento, aún es demasiado pronto para contarlo.

Cuando pienses que tu vida es inútil y que en ellas no estás viviendo lo que mereces, solamente recuerda olores, recuerda rostros y con ellos los intercambios que tuviste, analizalo.

Notas de la autora:

Dibujo de la autora: “La enseñanza del profeta”


“Quien te aprecia no te cambia y entiende aquello que tú eres, le reconoce valor, no para el grupo que vive el presente, sino para cumplir una tarea de la que posiblemente jamás te enteres”

El Mensajero

Por Ariadne Gallardo Figueroa

Aquella ubicación desconocida para ellos por azares del destino sería una ruta estratégica que con el tiempo les permitiría alejarse para siempre de las costas europeas. Se hicieron de una buena fogata y podían darle sorbos de agua de coco al herido que se había quedado dormido con cierta calma.

Para el grupo de 8 náufragos el camino tendrá escalas, Cádiz y Huelva

Lograron hacerse de un pez de buen tamaño para calmar su hambre, juntos recordaban lo azaroso del trayecto, todo el ajetreo para lograr subirse a ese barco lleno de especias para que todo quedara en la nada.

El más viejo de todos señaló con autoridad que cuando las cosas no se dan es por una razón y que deberían estar agradecidos por el regalo de la vida que a empellones se abría paso entre ellos.

De pronto Zila despertó de su aturdimiento y lo primero que dijo no fue muy grato para todos los ahí presentes:

– ¡Mierda, debieron dejarme morir, habría sido un honor después de ese asalto del que no nos libramos!

Diego con los ojos muy grandes lo miró con enojo y le dijo:

-No seas terco Zila, esa no era tu batalla, no estaban a la par, el cabrón que te metió tremendo tajo en el costado era el único con una espada.

Javier que era el más viejo entre ellos señaló:

-Algo te espera muchacho, algo que ni siquiera tu sabes pero hay razones que no entendemos para que sigas vivo, pero debe ser así. Prometimos nombrarte con la palabra que repetías como un loro cuando luchabas entre la vida y la muerte, ninguno de nosotros sabe que significa pero ahora es tu nombre.

Zila se llevó las manos a la barba y notó que ya no estaba y antes que les lanzara otro insulto, Santiago le espetó:

-Calma que eso era parte del trato, la barba y el nombre

El varón sin barba preguntó:

-¿Y con quien han hecho un trato?

Los hombre se miraron unos a otros y el más astuto definitivamente tenía la respuesta:

-Con ese al que nombrabas en tu delirio de muerte, ¿Venga, que sea tu bautizo!  y ahora dinos qué quiere decir esa palabra.

El otrora llamado Al-Majus, sonrió con alegría al grupo de amigos y les dijo:

-Era lo único que veía echado en esa balsa o lo que fuera, el azul del cielo, eso para mi raza es el color azul, mi color favorito.

Los hombres alegres rieron a carcajadas cuando el veterano Javier les señaló:

-Respetamos tus creencias que sabemos las has defendido por encima de todo, que sea esta caracola que ahora he de regresar al mar, testigo de que tu nombre perdurará más allá de ti mismo y será glorioso.

El pacto fue decretado entre todos ellos

Al momento todos los hombres rodearon a Zila y levantaron los brazos en alto al momento que Javier lanzaba con fuerza de nuevo la caracola al mar.

Un decreto hecho entre amigos tiene la fuerza y la firmeza de aquello que se escribe en el alma del universo, Zila haría todo lo que estuviera en sus manos, queriendo o no para que su nombre viajará por generaciones, se difundiera por diversos parajes del planeta y nosotros sabemos que el ancestro más antigua del profesor universitario que radica en el siglo XXX forma parte de esa cadena de sabios y buscadores de la verdad como tantos otros.

Tal vez algunos le den pátina de glorioso a lo que se hace, otros le darán el brillo del camino iluminado pero ante nuestros ojos solamente observamos en esta parte de la historia el camino de náufragos,donde algunas batallas tendrán que enfrentar antes de que suceda lo decretado por la caracola.

Haz que tu vida y sus símbolos sean la fuerza para llevarte hacia el camino que has imaginado y que es el sueño de todos los que se unen a él con alegría.

Notas de la autora:

Diseños propios: “Ruta de Náufragos” y “El Pacto con la Caracola”


“Construye pero no permitas que nadie cree influencias en tus ideas, recuerda que debajo de todo templo siempre encontrarás a tus verdaderas deidades, eso es ir a las raíces”

El Mensajero

Por Ariadne Gallardo Figueroa

Reunir a todos aquellos que no sucumbieron a los conquistadores, no sería una tarea fácil pero era la labor necesaria que a la larga daría frutos sólidos y lo más importante preservar cada una de esas mentes con la claridad necesaria para atravesar tormentas y no doblegarse ante el yugo de nadie.

No por terquedad, tampoco por vileza; simplemente porque en la libertad habita el saber sin freno, sin restricciones para seguir en su búsqueda hacia el encuentro de nuevas realidades, de ésto se trata la tesis medular de mi travesía.

Habrá infinidad de cosas que no podrás cambiar, una de ellas es el cuerpo humano, puede fortalecerse, pero siempre será carne y vísceras; la fauna y flora, puedes encontrarles diversas cualidades pero siempre serán eso y cumplirán a un propósito; algo que sí puedes cambiar para siempre es tu voluntad para seguir patrones impuestos o dejar de hacerlo; habrá momentos en que no puedas evitarlo pero siempre tu rebeldía irá más lejos y tus deseos por ser tu mismo encontrando la forma de salir de todo freno y de cualquier yugo, te dirá que no habrá razón o dogma que debas creer por que otros lo hacen, por muy ligada que se encuentre a una razón o costumbre, ante pondrás el razonamiento para validarlo o considerarlo incierto.

Todo esto forma parte del aprendizaje del discípulo, para Erandi que alguna vez fue aprendiz, logró entender en sus aprendizajes que cada enseñanza puede formar a sus seguidores con una forma de conciencia única para penetrar en los más oscuros muros de la ignorancia e instarlos a sus aprendices a encontrar el más leve atisbo de luz con afán de reconocerse entre ellos.

Con ésto nos queda claro que no hay nobles y reyes entre ninguno de ellos, sino libertarios, emigrantes excluidos de sus tierras, esclavos y rebeldes ejerciendo un poder para romper cadenas.

La única cadena valiosa para todos ellos siempre fue y será la que une al mundo etéreo de la magia a la roca fundamental del saber; ese  sutil vinculo que no ata más allá de lo necesario para crear en libertad, con los pies sobre la tierra y sus raíces, donde el conocimiento descubre la esencia de lo que pudiera llamarse el alma de los seres iluminados. 

Esa luz primigenia y energética cuya voluntad estará puesta en los espacios donde vive todo aquello que observas y conviertes en ciencia, esa  noción del saber que es parte de tu investigación diaria donde puedes progresar para alimentar tu sabiduría.

Que sea tu valor quien logre  encontrar verdades, desenmascarar al que intenta usar el poder  para decidir lo que debes mirar como verídico, dependerá de tí lograrlo o permanecer en las sombras de la ignorancia o la obediencia.

Fotografía de la autora: “La luz en el horizonte”


“Si nos dieran la oportunidad de saber lo que va a pasar, ¿Crees que cada uno de los que fueran enterados en verdad validarían tu premonición?”

El Mensajero

Por Ariadne Gallardo Figueroa

A una buena parte de los que escribimos ficción,  nos fascina la magia y el pensamiento donde podemos atribuirle a las fuerzas ocultas, a las deidades, o a las fuerzas del universo ciertos poderes  para colocar en nuestra mente ideas y sugerirnos acciones a seguir.

Con el paso del tiempo surge el pensamiento lógico y su aliado es la ciencia, con ella podemos comprobar y atribuir cualidades a un argumento y a partir de ahí hacerlo válido para los momentos que en vida nos conducen a algo específico.

Leer entre líneas y colocar razonamientos en donde no todo es de una forma y el blanco y el claroscuro podrían llegar hacia tonalidades grises y en medio de esos conceptos prever que las cosas pueden ser de una forma y al mismo tiempo de otra.

Nos fascina a muchos de nosotros considerar que en el pasado remoto una serie de acciones fueron el conducto generador de análisis profundos, el detonador de los científicos del futuro y que pese al desconocimiento pleno de determinadas circunstancias hubo aquellos que dudaron, que le concedieron a su intuición un valor especial para imaginar lo que otros no sentían o veían.

Leer entre líneas y colocar razonamientos en donde no todo es de una forma y el blanco y el claroscuro podrían llegar hacia tonalidades grises y en medio de esos conceptos prever que las cosas pueden ser de una forma y al mismo tiempo de otra.

Sin duda es la expresión mas valida de la dualidad, mirar hacia un lado y entender aquello que puede ser visto desde otra perspectiva; ahí surge un problema precisamente cuando el otro no puede ver tu punto de vista, cuando no le es posible por que su mente se acostumbró a que las cosas son de una forma y no pueden ser de otra.

Entonces un grupo puede decirte que te comprende, lo hará por cortesía, puede decirte que respeta tus puntos de vista, pero no podrá empatizar totalmente contigo, llegará el momento que sus creencias heredadas le dirán que su lugar no es a tu lado.

Habrá otro grupo que defina su postura y de entrada te rechace al saber que no será posible congeniar a la larga contigo; su grupo será su fuerza y la solida construcción donde lo que no corresponde a sus creencias, definitivamente no tiene cabida.

Ese es el mundo de ayer y el de ahora, ideológicamente nos seguimos matando por las ideas, ahora con políticas públicas en el pasado con la espada para hacer respetar el dogma.

Aquí es bueno recordar lo acontecido en el Imperio Azteca en fechas previas a la llegada de los invasores (dígase de esa forma ya que sus relaciones no fueron diplomáticas entre pueblos diferentes que por cortesía respetaran sus puntos de vista, toda Europa no se había educado para eso, su máximo valor era apoderarse de posesiones y tierras), en tal sentido cuando los tenochcas deciden quemar todos los documentos que reconocían la historia de los pueblos otomíes, con el afán de borrarlos del área e imponer sus reglas y normas, igualmente actuaron como invasores, Teotihuacán y Tula se anteponen a las culturas de otros pueblos aledaños por la fuerza.

Esto sucede de igual forma con los tlaxcaltecas que al final junto con los otomíes, ambos pueblos oprimidos y sometidos por los Aztecas, deciden colaborar con los conquistadores por el odio que tenían a la supremacía tenochca.

El conjunto de acontecimientos le daba a Erandi un claro panorama de la realidad circundante, sabía perfectamente lo que sucedería de tomar partido, Huey Tlatoani Itzcóatl, al igual que Motecuhzoma Ilhuicamina, quién emprendió una campaña de conquista, pese a que estos pueblos se sublevaron en diversas ocasiones. Bajo el mando de Axayácatl y Ahuízotl, los pobladores de otomíes y tlaxcaltecas  volvieron a ser sometidos por medio del belicismo. Las diferencias se mantuvieron hasta la caída de los dos asentamientos.

Las conquistas en el Continente Americano, se extenderían de una forma u otra en las siguientes décadas, este territorio es el que nos ocupa en esta parte de la historia ficticia que relato y la cual aderezo con datos históricos. Por tanto, Erandi con pleno uso de su pensamiento intuitivo, deductivo y esa forma particular de  hacer subdivisiones a un  problema y analizarlo desde diferentes aristas para reorganizarlas de otra manera, buscando nuevos enfoques, incluso pensando en lo contrario, nos lleva a entender su Imaginación creativa, lo que hoy conocemos como pensamiento lateral, es lo que la ayuda a decidir lo que debe hacer y lo que es necesario en los momentos históricos que le tocó vivir.

Por tanto regreso para concluir esta reflexión a al interrogante inicial que me ha hecho el mensajero: 

¿Crees que cada uno de los que fueran enterados en verdad validarían tu premonición?

Tomando en cuenta la realidad histórica, las capacidades de pensamiento creativo y su poder especial para entender la realidad, considero que  la seguirán aquellos que realmente valoran lo que ella razona y los argumentos que entrega a sus seres cercanos para proceder de la forma en que lo hará en los siguientes meses.

Cada acción realizada por Erandi tendrá un objetivo especial, más allá de ser sacerdotisa de un culto, es un ser que ilumina la razón en sus procedimientos, por esa causa elige con cuidado a sus aliadas que hasta ahora le han dado cauce a sus propias investigaciones y pesquisas. Leales y comprometidas con sus enseñanzas, visualizadas más allá de la propia vida como el caso de Dayami y más allá de toda agreste circunstancia, como en el caso de Painani.

Tu vida es tu mente puesta al servicio de la libertad, buscando salidas creativas que no todos lograrán entender, cada análisis es un compromiso y cada descubrimiento la claridad que merece tu porvenir.

Notas de la autora:

Fotografía de la autora con filtro gratuito de PicsArt “La disertación creativa”

Información del etnohistoriador Alonso Guerrero Galván, de la dirección de Lingüística del Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH)

Caída de Tenochtitlan: cuál fue el rencor de los otomíes con los mexicas que los hizo aliarse con Hernán Cortés – Infobae


En verdad para mi ha sido muy grato descubrir algunos de sus comentarios que por infortunio estaban en la carpeta de Spam, ciertamente habrá quien desee el libro y la serie completa, pero hay quienes tienen la oportunidad de leerlo ahora, si su tiempo se los permite y hacer sus propias conclusiones a lo que en este blog escribo.

Todo creador buscaría poder vender su obra y ser un autor de grandes ventas, no creo, a veces existe la necesidad de compartir lo que pensamos y tocar con nuestros pensamientos a otras personas y esto no siempre necesita ser retribuido monetariamente.

El mundo nos ha enseñado a muchos que si lo que sabes es rentable tu vida será maravillosa, no siempre es cierto, sobre todo cuando te das cuenta que crear es una magia para compartirse y tocar la sensibilidad de otros, algo que no siempre tiene precio; es por ello que yo dejo la opción del libro para después.

Me siento muy agradecida de sus comentarios y espero recibir muchos más, ya que siendo un halago tambien es una forma de reciprocidad de todos aquellos que logran inspirarse con algún momento de mi lectura.

Que les sea grato imaginar espacios diferentes y recrearse en sus propios ámbitos personales, reciban mi cálido saludo.

Ariadne Gallardo Figueroa

Photo by Suzy Hazelwood on Pexels.com


Vamos ahora a la cuarta parte, pero mientras tanto el lograr la traducción del segundo libro ya está en versión e-book y pronto en papel, los otros dos incluso en diseño de tapa dura.

Ahora me encamino por el misterio del El Mensajero, de alguna forma es la cuarta parte de la serie, pero hay variantes que le alejan un poco de Hechizo de Ave, otra magia le envuelve y le pertenece al Continente Americano, los que me han leído ya saben que aparecerán personajes de los anteriores y que están íntimamente relacionados, asi que espero les agrade tanto como los otros relatos.

Recorrer el camino que unió al Clan del Hechizo de Ave a grupos sociales que se identificaron con ellos y reconocer el valor que tuvieron para adentrarse en diferentes sitios del planeta y gracias a sus cualidades únicas formar parte de la simpatía de otros, forma parte de esta travesía.

Con una forma única de visualizar a los Dioses y reconocer su fortaleza ellas han de viajar por tierras ignotas, descubrirán la solidaridad , harán alianzas y surgirán grandes  amores trascenderán sus historias y sus logros.

 Es una historia de ficción que permite mirar con una nueva estrategia las leyendas que nos han contado, la pretensión principal es valorar y reflexionar en las ideas que nos hemos formado de la vida y con las cuales hemos prevalecido a través de los siglos.

Gracias por seguirme y darle alas a las palabras que me envuelven, nunca olviden que leer entre líneas les dará la posibilidad de encontrarse con un universo propio y al mismo tiempo etéreo.

Sí estamos hechos de una sustancia que nos identifica, cada creador y artista la reconoce en sus propios materiales, por tanto, ¡Sigamos haciendo magia, señores!


La creatividad es un manantial que cada uno posee

No es necesario ponerle precio a la creatividad, pero sería agradable saber si alguien está dispuesto a darle un valor que implique una ganancia para el autor

10,00 US$

El mundo ha creado un mercado que incentiva al creador a moverse en un mundo diferente al que posee como creador, voy a iniciar este trayecto con paso frágil y sin prisas; reciban mi saludos lectores y gracias por su tiempo para leerme.