Por Ariadne Gallardo Figueroa

Recorrer de nuevo el libro es volver a vivir experiencias que van quedando en cada una de sus páginas y es fascinante al menos para mí que he hecho este solitario recorrido que algunos de ustedes han disfrutado de forma callada y con algunos comentarios ocasionales, otro de esos momentos es este:

La gran celebración 

“En alguien has colocado tu inmortalidad, tú la ofreciste, por tanto, eres parte del obsequio al consagrar tu talento a la travesía”

¡Ordena la realidad, alienta el trayecto!

“Llegará el día que todo aquello que veías como un ideal, dejará de serlo y todo lo que formaba parte de una ensoñación, se verá con objetividad y todo pensamiento se volverá tangible. Ahora analiza que hay dentro de tí para que ésto suceda y se convierta en lo más valioso”

Aquello que intuyes es verdadero, aún cuando lo calles, lo sabes

“Todo lo que has recorrido, los pasajes que se han vuelto el camino recurrente de un instante sostenido en el tiempo, son la travesía; muy pocos han captado en medio del barullo que hay un hilo conductor y un aliento donde te reconoces”

El Mensajero


Por Ariadne Gallardo Figueroa

Como ya es mi costumbre, mientras reviso el material y acomodo la edición de fotos me voy encontrando con detalles que vale la pena colocar con un especial afecto como por ejemplo:

Los momentos claves desde mi punto de vista

Tus palabras serán tu escudo y emblema

“Tus creencias puede generar un lazo con los que creen lo mismo que tu y una barrera con aquellos que no piensan igual; dependerá  en gran medida de aquello que te une a los otros que logres respetarlos como iguales”

“Podrán decirte lo que sucederá, templar tu carácter y tus nervios con la idea de un mensaje prometedor, pero en ningún momento sabrás exactamente cuando y donde ha de presentarse esa situación; abre tus ojos y alerta tus sentidos que gran parte depende de tu habilidad para entenderlo”

La vida gira y no se detiene para nadie

“En tus planes está seguir adelante, acompañar en la aventura a todos y cada uno de tus seres queridos, la vida tiene su propia dinámica y podrá sorprenderte cuando menos lo esperas”

El Mensajero


“Nunca podremos dejar de sentir que una vida no basta para lo que necesitamos, por eso sembramos, nutrimos, alentamos, compartimos con los otros lo que deseamos preservar y de esa forma brindamos esperanza a toda travesía”

El Mensajero

Por Ariadne Gallardo Figueroa

Supongo que habría sido divertido continuar con los relatos de las otras cuatro parejas al dar su voto de unidad, sobre todo conocer si acaso Patricio iba a salir con algo fuera de lugar que nos haría sonreír, pero hay tiempo para llegar a ese momento tengamos paciencia.

Tal vez no todos los lectores lo recuerden, pero al terminar el libro que da título a la serie “Hechizo de Ave” me atreví a sugerir que recorrería el mundo entero y en cada sitio encontraría algo más que gente iluminada por una inteligencia especial, por tanto, ha llegado el momento de compartirles el mapa de ruta de este recorrido:

El libro 0 Galaxia de Cristal, esta en tono naranja; el libro 1, Hechizo de Ave, en morado, el 2, La Travesía Atemporal igual cubre la zona morada; el libro 3, El Puente y los inicios, está de tonos magenta; en verde el libro 4, titulado El Mensajero; En cuanto a Hora la linea es más delgada, su viaje fue solitario hasta Ecuador, es bueno recordar que su trayecto fue Uruguay, Brasil, Venezuela y Colombia; por último el libro que aún no se escribe y cuya particularidad entraña un misterio fascinante, hay una zona específica donde los habitantes conocen un método que ayudará a los humanos a habitar en el espacio exterior de una forma única, muchos de ustedes posiblemente ya saben a qué me refiero.

Volvamos a ese espacio maravilloso donde se escuchaba el canto de los grillos y donde todos estaban extrañamente felices y sorprendidos de que así fuera cuando Erandi señaló una advertencia:

“Habrá momentos en los que tengamos la impresión que todo lo que hemos hecho no valio la pena, que nuestra tarea se desvirtúa en manos de los que no pueden ver situaciones más allá del filtro de sus propias creencias, es precisamente en ese momento que debemos seguir adelante sin pausa, solamente les pido que piensen que lo que hacemos ahora posiblemente no vea frutos en nuestra vida, pero habrá sembrado y cultivado las mentes de las generaciones venideras que se habrán de dispersar a lo largo y ancho de las vastedades donde el humano haya puesto su planta y mucho más allá.”

Todo ser humano reconoce en vida que hay una tarea que cumplir, algunos se abocan al cuidado externo de sus recintos, otros al de sus hijos, algunos otros a observar el universo, cada uno de ellos va formando con el paso de los años un mapa mental que le señala la ruta que ha andado y descubre que en realidad la esperanza no puede medirse en años.

Notas de la autora:

Mapamundi para colorear


Por Ariadne Gallardo Figueroa

Anoche me despertó El Mensajero y me alertó sobre detalles que yo a veces doy por sentado, los dejo pasar o considero que con ser entendible el contexto lo demás no es tan relevante, sin embargo es importante hacer notar a los que siguen la obra, que somos tal vez un puñado de personas que leen el contexto, otros posiblemente se den a la tarea del escrutinio y otros definitivamente no soportan que la historia pueda leerse de otra forma y humanizar a los dioses lo deben considerar un atrevimiento extravagante. Pero el detalle me alertó en verdad y sentí ofuscación.

Para los astrólogos posiblemente como soy una ascendente Virgo que no tolera dejar los detalles en un sitio que no les corresponden, ésto resulte lógico; como sea y para todos los que analicen con detalle lo que nos lleva a ser quisquillosos como yo, con algo que nos alienta a seguir adelante, que nos da vida y nos motiva a despertarnos en las mañanas o a media noche por que nos hace sentirnos vivos, bueno, está más que explicado y justificado.

En la obra de papel o editada para e-book la corrección estará tanto en inglés como en nuestro idioma, pero para el blog solamente les haré notar aquí, lo que sucedió cuando hice el viaje al futuro retomando el primer texto que por cierto es el único que no he traducido a otro idioma y que no aparece en este blog como tal, por eso el tercer libro lo refiere de forma constante y asi suele suceder…. Cuando la obra propia se convierte en una travesía.

Entonces brinqué de la cama y encontré esto:

Por tanto, el párrafo y las referencias en el último libro que nos ocupa me llevó a modificar todas las menciones del siglo XXX al siglo XXIII:

Me han preguntado porque refiero al siglo XXIII cuando los acontecimientos sucedieron aproximadamente 713 años antes, es bueno colocar el dato en este sitio para no perdernos: Siglo XXX,  Comenzará el 1 de enero de 2901 y terminará el 31 de diciembre de 3000.

Me encantan las alegorías y al descubrir que había una diferencia de 713 años investigue el significado de este número, siempre podemos llegar a elucubraciones de esa índole y vaya que me he sorprendido, su significado es «Humanismo»

Así que una vez aclarado ésto podemos seguir, que mañana cuatro de los hombres que aún esperan a su doncella están con el aliento agitado.


“Hay una fuerza arrasadora que nadie puede detener, pero si sabes observar con cuidado te darás cuenta porque se presenta ante tí en ocasiones especiales, sabrás que no la puedes domar, entonces has de recurrir a la única herramienta que conoces: La magia”

El Mensajero

Por Ariadne Gallardo Figueroa

Somos la sustancia de todos nuestros sueños, somos el laberinto de todos nuestros infiernos y tenemos el poder de enfrentarlos pero no de golpe, si quieres entender todo esto debes sucumbir a los abismos ahí entenderás por qué sucedió todo y de esa forma, pero no entenderás jamás quienes estuvieron involucrados para que sucediera, hasta ahora.

Precisamente cuando nos acercamos irremediablemente al apéndice de la obra la pregunta que surge en quien escribe es si el protagonismo de Rayo fue la luz en el camino de todos ellos, ahora entendemos que hay un conjunto de sincronicidades, vínculos que con el paso del tiempo fueron tendiendo puentes para lograr el objetivo de los iluminados.

Para muchos será fácil identificar al mensajero de esta parte de la historia: Itzmin, es uno de ellos, discípulo del maestro o profeta Hora con quien comenzó a estar en contacto después de aquella noche donde se celebró la danza ritual de Painani, Hora y  Erandi.

Uno de ellos ha de ocupar el lugar en lo que ahora conocemos como el cinturón de Orión, estará al lado de Alnitak. El otro líder en ese espacio ya sabemos quien es y no pertenece a este tiempo, esa residencia la ocupa ocasionalmente su anhelo de constantes aventuras no le permite tener una residencia exclusiva, si leyeron el anterior libro sabrán a quien me refiero.

Me han preguntado porque refiero al siglo XXX cuando los acontecimientos sucedieron aproximadamente 100 años antes, aproximadamente, es bueno colocar el dato en este sitio para no perdernos: Siglo XXX,  Comenzará el 1 de enero de 2901 y terminará el 31 de diciembre de 3000.

Dado que mi trabajo no es histórico sino ficticio, no puedo asegurar que las fechas que he apuntado sean fieles a los hechos, y es más fácil considerar ese siglo, esperando que la humanidad tome la iniciativa y algunas cosas sucedan antes, en cualquier caso también es posible que no pase nada y terminemos con un futuro distópico, separatista y agonizante, no lo deseo y como me iré antes del año 3000 soñaré, convertido en luz, que puedo influir en los grupos de poder en tierra entre mis personajes, los demás seres de luz que aseguro existen, sin duda me han acompañado en el viaje y es a ellos a quienes puedo ofrecer mi incondicionalidad, ya que son una fuerza en medio de todo, cuyo poder es magnánimo. y es en la unidad de fuerzas que considero posible por ejemplo, el logro de Ingerín Barderian, no estuvo solo y logró defender lo que valía, en un mundo que prometía esperanza a su pueblo.

Bien ahora después de este comentario en medio del camino, les invito mañana a disfrutar de uno de los eventos más emotivos para los Señores de la Luz, conoceremos quienes son las doncellas que les llevan deliciosos alimentos y bellas sonrisas.

Si eres lo que escribes, cree lo que dices, en cada palabra que recuerdes sentirás que la veracidad de tus palabras es algo inolvidable, se convertirán en parte de tu sinapsis y en el ADN del tiempo que te ha tocado vivir.


Cada detalle de este trabajo es una aventura creativa, es el momento más fascinante de mis días, poder transmitir por medio de la palabra y la imagen un mundo que se nutre de vivencias y de la propia imaginación; algunos personajes son reales, pero llevan en el transcurso de la historia muchas más magia que los que sólo han surgido de mi imaginación, todos ellos son parte de la travesía que se hilvana en esta cuarta novela titulada: El Mensajero

Pensar la imagen y hacerla parte del relato es la parte más entrañable de todo proceso creativo.

Saludos seguidores, gracias!!


“Llegará el día que analizarás lo que estás dispuesto a perder porque ya cumplió un ciclo o simplemente dejó de ser una motivación central, suele pasar que no querrás ceder solo por la necesidad del otro”

El Mensajero

Por Ariadne Gallardo Figueroa

El paisaje  de la dualidad a veces crea una corriente de ideas que se magnetizan unas a otras uniendo sentimientos y encontrando similitudes, no importa lo lejos que te puedas encontrar de algo o de alguien. Lo difícil es que la otra persona lo perciba con la misma intensidad que tú lo has hecho, cada ser humano es un universo y sus pensamientos podrán coincidir en base a sus propias necesidades y circunstancias, si acaso no tocan el mismo escenario, difícil será que suceda la magia que has imaginado, de esta forma lo que sigue es buscar aquello que cumpla con el factor sorpresa, aderezar con lo que forma parte de tus propios intereses y al final darte cuenta que es posible que hayas visto un fantasma al que lograste vestir con todo aquello que deseabas, pero que solo existe en tu imaginación.

De esta forma para cada uno de los personajes que son observados por el mensajero habrá una serie de situaciones en las que optarán por ser como son o dar su brazo a torcer a favor de lo que el grupo decida, la mayoría lo hará por simpatía y dividirá sus criterios a sazón de lo que siente y cree, en todo ésto la labor del mensajero es guiar sus caminos y a veces solamente quedarse con una reflexión de lo les hubiera convenido hacer, para muchos el mensajero es el que escribe y da pauta al seguimiento de la historia, para otros es una fuerza interna para doblegar los esfuerzos de algunos y muchos solo se preguntan qué necesidad hay de que un mensajero se coloque en frente al relato, si no puede ser visto por nadie.

Painani y Mercurio ambos poseen pies alados

Para el mundo donde los místicos y alquimistas lo consideran valioso, es el representante activo de la comunicación, es la mente que construye ciertos patrones de pensamiento, el ser racional que se adapta y visualiza de cerca y lejos las variables. La habilidad para crear símbolos con la escritura, recopilando ideas y métodos de análisis.

Sin el poder para  comunicarnos no seríamos lo que somos, bajo este principio Erandi generó una red de enlaces, Painani, un camino de experiencias, Hora una búsqueda de alternativas y los 8 náufragos la más entrañable aventura donde reconocieron el valor de la libertad y la lealtad que compartieron en sus vidas. 

Tal vez el esfuerzo más desgarrador haya sido el que tuvo que recorrer después de la vida Dayami, para ella no hubo opción, su destino fue marcado por la deidad del río y su labor por la magia de alguien que depositó en ella toda la confianza y  energía para hacerle comprender su importancia.

Mercurio, planeta y símbolo astrológico

Si bien para la magia hay muertes que son necesarias, para la vida hay relatos que son fundamentales, para los astrólogos Mercurio el que puede reconocer en las diferentes habilidades la coincidencia, en el diálogo y la dialéctica. Es el regente diurno de Géminis y el nocturno de Virgo.

Nos ayuda  a reconocer lo que no es claro, adentrarnos en los misterios de lo que se dice y hace, ya que de esa forma podemos descubrir lo que es fatuo de lo que es verídico, pese a la vestimenta del interlocutor, puede iluminar cada símbolo expresado para de esa forma  reconocer su verdad y la nuestra.

Será entonces el mensajero la fuerza que nos seguirá guiando en este descubrir lo que se hace y dice en cada uno de los personajes del relato.

Que cada símbolo que forma parte de las culturas del mundo te diga lo mucho que coincidimos y lo importante  que es la dualidad en cada similitud.

Notas de la autora:

Imágenes de archivo en internet


“Si tu alma brilla en intensidad y hace eco en otros, serás reconocido pese a no desearlo; podrías ocultarte pero tu luz resplandecerá y serás descubierto por aquellos que has tocado”

El Mensajero

Por Ariadne Gallardo Figueroa

El grupo de los 8 hombres náufragos, cada noche ante una hoguera, celebraban contar a los otros las historias más descabelladas, hechos insólitos que se cuentan en confianza y que posiblemente a la gran mayoría podrían no constarle, una parte por no ser ninguno de ellos de las mismas raíces culturales de los otros y otra por lo fascinante que resultaba competir por ser el que más entretenidas y atrayentes historias tuviera para compartir.

Fue así que le llegó su turno a Evaristo, el hombre que sabía de remedios y que para algunos pudo haber sido considerado un brujo y su relato en verdad que los mantuvo atentos y con los ojos muy abiertos y el desconcierto en el alma:

Evaristo que era dado a la teatralidad al comenzar su historia lanzó un puño de arena a la hoguera, el sonido chisporroteaba y eso causó una sensación de asombro entre los otros hombres.

Su historia hablaba de un raptor, pero no era un ser común y corriente de esos que se llevan a las mujeres y las poseen, este hombre lo hacía con la mirada, les robaba el alma a todas aquellas que se proponía y después desaparecía para siempre.

Javier alarmado preguntó cómo era posible que esto se diera y Evaristo apuntando con el dedo argumento con gravedad lo siguiente:

Es y ha sido la peor forma de apresar a un ser humano, cortarle la libertad de decidir su historia, invalida a las personas que se acercaran a ella por creer que se trataba siempre del mismo sujeto.

Su desalmado rapto embelesaba a las mujeres, dejándolas desprovistas de libertad para encontrar la felicidad, se las podía ver esperando lo que no llegaría jamás, eludiendo al más sincero amor en aras de no ver en él, a los ojos de su raptor.

Zila con enojo reclamó a Evaristo que tal vileza no tenía perdón de ningún cielo o deidad conocida o por conocer, pero al mismo tiempo interrogó al relator si a alguna de ellas podía ser feliz el verse en esa situación donde hubiera algo de paz en ese extraño sentimiento.

Diego antes de dejar que Evaristo respondiera esclamó:

-¡Como diantres el amor se comparte, es algo del cuerpo y no solo del alma, si te la roban para amar al que tienes cerca, estás jodido!

Evaristo los miró por un instante y con firmeza señaló:

-Esa es la razón por la que algunas mujeres se cubren el rostro, para evitar a los raptores de almas, suele suceder entre algunos pueblos y una dama a la que nunca pude ver me contó este relato que ahora les he contado.

Los hombres quedaron sorprendidos y temerosos de que no solo hubiera raptores de almas de mujeres, caer ante el embrujo de una de ellas sería algo denigrante para un varón.

Diego apuntó con cierta inseguridad:

-No soportaría la idea de ir al lecho de una mujer y ver el rostro de la que me robó el alma.

Todos se rieron a carcajadas y Santiago le dijo:

-¡Que te baste con llevarte a una y quitarte las ganas creo que veo aquella palmera y ya la siento atractiva y apetitosa!

Cada uno de ellos contaría una historia por demás graciosa o trágica y sus vidas se enriquecerán de los relatos de los otros y de esa forma fueron tomando el camino hacia su siguiente destino.

Si tienes la fortuna de contar con amigos, disfruta de su compañía en ellos hay un manantial de ideas y sentimientos que siempre recordarás con aprecio.

Notas de la autora:

Nota de Wikipedia:  Procede del griego Εὐάρεστος, de εὐ (bueno) y ἀρεστός (agradar), por lo que significa «agradable», «aquel que es servicial»

Photo by Snejina NIkolova on Pexels.com


“Existe la historia que contamos ante el dolor, aquella que es real y objetiva, pero también está esa que no somos capaces de reconocer hasta que el tiempo la revela o descongela”

El Mensajero

Por Ariadne Gallardo Figueroa

Hora se encontró con un grupo de gente que le dijo que tan al norte en realidad estaba de lo que él se había imaginado, él sabía que los otros hablan de lo que conocen y también de todo aquello que inventan para distraerte.

Eran 17 entre hombres, mujeres y niños, todos ellos muy unidos, al verlo al lado de su perro Duplo y un cazo de lata que le colgaba del costado, entendieron que no era alguien de temer y lo invitaron a su fogata.

Uno de los hombres de más edad le explicó que se iban al sur porque las tierras de labranza estaban siendo ocupadas por gente de otros lugares y necesitaban encontrarse con mejores espacios donde la gente no impusiera reglas que ellos no entendían.

Hora no les entendía casi nada su lengua y la de él no eran las mismas, así que se dio a la tarea de hacer lo que había visto en sus sueños, explicarse con una vara para contarles su historia: 

De esa forma con ayuda de una vara le fue posible explicarles el poder del rayo y al mismo tiempo el mensaje secreto que le había dado el Cometa y las causas que para él eran importantes al seguir el camino que el cielo le había señalado.

Los congregados a escucharlo muy sorprendidos le seguían cada uno de sus gestos, en realidad su mímica era divertida y los ladridos de Duplo de igual forma eran celebrados por ese grupo.

Uno de ellos se animó a darle a conocer sus ideas y sus preocupaciones de la misma forma ya que entendieron que su sistema para el diálogo con la vara y el cuerpo eran de lo más interesantes.

Hora logró entender lo que imaginó, y pudo describirlo des pués así: 

Los nuevos comienzos la ambición y la energía siempre van juntas, todos en sus convivencias habían logrado vida plena pero abrupta con esfuerzos, obstáculos y dificultades. Algunos de ellos habían sido acusados y maltratados, habiendo dado todo lo que tenían, ahora su futuro se tornaba incierto y todos ellos deseaban recibir el coraje para afrontar lo que se les presentará en el camino.

Dicho esto el emisario del Rayo tomó su vara y convocó a las  fuerzas de su poder para que beneficiará el camino de cada uno de los hombres, mujeres y niños que al igual que él emprendía un camino azaroso y pleno de peligros hacia un rumbo nuevo y desconocido.

Cada uno de ellos fue tocado por su vara y a partir de ese momento el hombre al que todos conocemos como Hora fue destacado de entre los demás como El dador del Rayo y profeta del valle perdido.

¿Cuántos valles más  habría que abandonar por necesidad, por agresión, por desamor? No lo sabemos, lo que sí es cierto es que el hombre al que llamamos Hora fue un sembrador que en todo sitio que no volvió a pisar dejó una semilla cuyo ingenio para fortalecerse, daría de qué hablar. Entre todas aquellas semillas, en su tierra materna, creció un esplendoroso rosal, cuya magia se extendió de forma extraordinaria, aún cuando él por mucho tiempo no fue consciente del poder que tenía y de lo que era capaz.

Pero recordemos que muchos recuerdos se reviven gracias al olfato y esto forma parte de un relato aparte del que sabrán en su momento, aún es demasiado pronto para contarlo.

Cuando pienses que tu vida es inútil y que en ellas no estás viviendo lo que mereces, solamente recuerda olores, recuerda rostros y con ellos los intercambios que tuviste, analizalo.

Notas de la autora:

Dibujo de la autora: «La enseñanza del profeta»


“Quien te aprecia no te cambia y entiende aquello que tú eres, le reconoce valor, no para el grupo que vive el presente, sino para cumplir una tarea de la que posiblemente jamás te enteres”

El Mensajero

Por Ariadne Gallardo Figueroa

Aquella ubicación desconocida para ellos por azares del destino sería una ruta estratégica que con el tiempo les permitiría alejarse para siempre de las costas europeas. Se hicieron de una buena fogata y podían darle sorbos de agua de coco al herido que se había quedado dormido con cierta calma.

Para el grupo de 8 náufragos el camino tendrá escalas, Cádiz y Huelva

Lograron hacerse de un pez de buen tamaño para calmar su hambre, juntos recordaban lo azaroso del trayecto, todo el ajetreo para lograr subirse a ese barco lleno de especias para que todo quedara en la nada.

El más viejo de todos señaló con autoridad que cuando las cosas no se dan es por una razón y que deberían estar agradecidos por el regalo de la vida que a empellones se abría paso entre ellos.

De pronto Zila despertó de su aturdimiento y lo primero que dijo no fue muy grato para todos los ahí presentes:

– ¡Mierda, debieron dejarme morir, habría sido un honor después de ese asalto del que no nos libramos!

Diego con los ojos muy grandes lo miró con enojo y le dijo:

-No seas terco Zila, esa no era tu batalla, no estaban a la par, el cabrón que te metió tremendo tajo en el costado era el único con una espada.

Javier que era el más viejo entre ellos señaló:

-Algo te espera muchacho, algo que ni siquiera tu sabes pero hay razones que no entendemos para que sigas vivo, pero debe ser así. Prometimos nombrarte con la palabra que repetías como un loro cuando luchabas entre la vida y la muerte, ninguno de nosotros sabe que significa pero ahora es tu nombre.

Zila se llevó las manos a la barba y notó que ya no estaba y antes que les lanzara otro insulto, Santiago le espetó:

-Calma que eso era parte del trato, la barba y el nombre

El varón sin barba preguntó:

-¿Y con quien han hecho un trato?

Los hombre se miraron unos a otros y el más astuto definitivamente tenía la respuesta:

-Con ese al que nombrabas en tu delirio de muerte, ¿Venga, que sea tu bautizo!  y ahora dinos qué quiere decir esa palabra.

El otrora llamado Al-Majus, sonrió con alegría al grupo de amigos y les dijo:

-Era lo único que veía echado en esa balsa o lo que fuera, el azul del cielo, eso para mi raza es el color azul, mi color favorito.

Los hombres alegres rieron a carcajadas cuando el veterano Javier les señaló:

-Respetamos tus creencias que sabemos las has defendido por encima de todo, que sea esta caracola que ahora he de regresar al mar, testigo de que tu nombre perdurará más allá de ti mismo y será glorioso.

El pacto fue decretado entre todos ellos

Al momento todos los hombres rodearon a Zila y levantaron los brazos en alto al momento que Javier lanzaba con fuerza de nuevo la caracola al mar.

Un decreto hecho entre amigos tiene la fuerza y la firmeza de aquello que se escribe en el alma del universo, Zila haría todo lo que estuviera en sus manos, queriendo o no para que su nombre viajará por generaciones, se difundiera por diversos parajes del planeta y nosotros sabemos que el ancestro más antigua del profesor universitario que radica en el siglo XXX forma parte de esa cadena de sabios y buscadores de la verdad como tantos otros.

Tal vez algunos le den pátina de glorioso a lo que se hace, otros le darán el brillo del camino iluminado pero ante nuestros ojos solamente observamos en esta parte de la historia el camino de náufragos,donde algunas batallas tendrán que enfrentar antes de que suceda lo decretado por la caracola.

Haz que tu vida y sus símbolos sean la fuerza para llevarte hacia el camino que has imaginado y que es el sueño de todos los que se unen a él con alegría.

Notas de la autora:

Diseños propios: «Ruta de Náufragos» y «El Pacto con la Caracola»