Se nos cayeron las coincidencias, se las llevó el arrebato y nos pusimos en el sitio que imaginamos, así inicia algo entre nosotros…


Miramos con recelo el nuevo amanecer, la gente sigue aferrada a costumbres que no ayudan al planeta, nosotros somos una estirpe compleja pero estamos aferrados a historias y sentires, somos el mundo que hemos creado y un poco del que se nos escapó de las manos, pero hoy la vida nos da una nueva oportunidad, los logros y las expectativas que se presentan a esta edad son muy diferentes a las de antes y es un buen momento para compartir con una misma lo que antes te guardabas para cuando hubiera tiempo.

Un año bisiesto, un año donde la vida dejó de ser impecable, dejó de guardarse para las grandes ocasiones, cada minuto es una grande ocasión es un día de respiro y esperanzas; nos volvemos intocables, nos alcanza la tristeza y la soledad pero el calendario nos vuelve a hacer vibrar y modelar el siguiente paso y planificar un día que nos haga felices, disipe el rigor del hastío, siembre nuevos horizontes.

Nunca nos vamos del todo, nunca somos eternos, la vida nos permite profundizar en medio del ruido y la calma

Habremos caído en la cuenta de lo mucho que hicimos, nunca será suficiente, jamás sabremos si valió la pena, desearemos que nos observen en la justa medida pero la certeza no será del todo nuestra.


En cada paso dado, dejamos algo de nosotros para compartirlo con el mundo y somos un camino para algunos, un sentimiento para otros; cuando dejamos de seguir las reglas en determinado instante, es entonces cuando empezamos a apreciar lo que vivimos, pero otros lo contarán desde su particular punto de vista. No dejes de ser transparente y siempre tu, ellos podrán ser reflejo de tu espejo.


Ella hizo todo lo posible por que la vida diera un giro inesperado y lo consiguió al final del camino, la unicidad era un recursos fantástico y apreciado por un selecto grupo de seres humanos, no todos lo entendían y no todos lo toleraban. Es una etapa de la vida que llega por causalidad, por derecho o simplemente por que la vida marca ciertas pautas y hay quienes las entienden de esa simple y reconfortante manera.

Pero… Si casi siempre hay un pero de esos que no se toman en cuenta, que se dejan de lado que tratan de minimizarse y sobre todo sublimarse, ese era su secreto y con él se iría a la tumba.

Apareció con la simpleza de los momentos felices, algo así como ir a cazar perdices y decidir que algo podría cambiar, sólo un instante la idea se transformó en una alegre pasioncilla y melosa transición de los sentimientos hacia algo físico, pero, si pero improbable y distante; todos sabemos el final de esto, no hace falta mucha imaginación… Hay personas que al conocer el llamado de la unicidad, no logran contenerse para escapar de él.


Compositos Emilio Kauderer

Vientos de agua repasa las vivencias de la Familia Olaya, a través de la historia del siglo XX y que refleja el fenómeno de la emigración masiva de europeos a Argentina en la primera parte del siglo. Así como la llegada de emigrantes a España procedentes de distintas partes del mundo. Vientos de agua es una serie de televisión argentino-española que narra el fenómeno de la inmigración a través del exilio de un asturiano hacia Argentina, en el año 1934, huyendo de conflictos políticos.

Héctor Alterio, en una escena de la serie Vientos de agua.

Este Drama televisivo creado por Juan José Campanella es un magistral trabajo de edición, un juego de dramatismo y situaciones maravillosas que nos pone al borde de las lágrimas , lo mismo que de la alegría, su trabajo es excepcional y juega con dos historias una en el pasado y otra en el presente; ambas historias cuentan algo que une a los personajes, solo por la memoria y añoranza de un hombre que se vio forzado por las circunstancia a perder para siempre su nombre de pila, su patria y vivencias que se fueron por caminos insospechados y quedaron como cicatrices en el alma de Andrés.

Una historia cautivadora que nos invita a recorrer los caminos que hemos vivido de cerca, que hemos aprendido y olvidado
Juan José Campanella nació en Buenos Aires el 19 de julio del año 1959

La serie fue creada por el cineasta argentino Juan José Campanella quien halló inspiración para la historia en sus familiares emigrantes. Eduardo Blanco, quien protagoniza la serie también afirmó: «Se trata de una historia que, desgraciadamente, no es propia. Yo mismo tengo un tío nacido en Galicia que hace 50 años se vino a Argentina con una mano delante y otra detrás, y que, tras la crisis, y con más de setenta años, se ha tenido que volver a España con una mano delante y otra detrás»


Karl Marx
(Tréveris, Prusia occidental, 1818 – Londres, 1883) Pensador socialista y activista revolucionario de origen alemán.

Karl Marx decía que los humanos encontramos el amor en el trabajo, muchos se han equivocado, buscando a una persona específica, lo real es que no necesitamos ser de la ideología de escritor pero sí reconocer que aquello que elaboramos a diario y se convierte en nuestra destreza, trabajo, rutina y sustento, posee el aliento y ánimo de los sueños que deseamos, dentro de los centros de trabajo están las personas que tratamos y apreciamos, si acaso no nos llevamos bien con ellos, lo intentamos, ya que sabemos que el desempeño de nuestra labor depende de esa circunstancia en especial, del compaginar con ellos y lograr su respeto y aprecio. De esa forma es real el amor que le tenemos a lo que hacemos es el amor que prodigamos a diario en nuestras actividades. Nos guardamos frases sueltas, frases que nos han contado y en definitiva algunas ue hemos leído y utilizamos por que tienen sustancia, son esenciales y están vivas como lo está el pensamiento del que escribe pese al tiempo…


Nada es más alentador que ver amarillearse las hojas de un libro que se ha quedado con nosotros por más tiempo del que llegamos a pensar y nos ha acompañado por los caminos de la vida que recorrimos, dejando su aroma entre nuestros dedos y sus ideas en la memoria. Cada una de sus páginas volará lejos cuando compartamos sus mensajes con los otros, cuando atesoremos lo que nos dijo y lo platiquemos a otros.

Busca dentro de un libro los alentadores recuerdos de una mirada, un caricia, el motivo de una sonrisa o sonora carcajada, deja que te vuelva a hacer buscar en sus páginas el detalle que tanto te agradó; ponerle las notas en amarillo fluorescente que son tus predilectas. Llévalo a donde puede dialogar con los otros en ese librero que huele a roble, en la repisa humilde de tu estudio o en el rincón que sólo tu conoces.


Un manual para ser niño, es una obra que permite su distribución sin fines comerciales.

El escritor analiza la forma como debería ser entendida la enseñanza de los niños, en uno de sus párrafos señala que si bien es importante la formación para ser escritor, músico o cualquier otra profesión, con la vocación nacemos todos; crear las condiciones favorables y alentar a un pequeño a que siga el llamado de una actividad para la que está predispuesto aun sin saber a ciencia cierta de que va su vocación, es uno de los quehaceres necesarios en la escuela.

Y bien así es no puedes llevar el cauce de un rió a contracorriente… Cerramos esta invitación a alectura m´s allá del video con una frase del propio Gabriel García Márquez:

El secreto de la longevidad

Hacer siempre lo que a uno le gusta, y sólo eso, es la fórmula magistral para una vida larga y feliz.

Un manual para ser niño, 1995.

Definitivamente nació escritor y el tiempo le dio la razón

La vida que uno recuerda

La vida no es la uno vivió, sino la que uno recuerda y cómo la recuerda para contarla. Vivir para contarla, 2002.


Algunas sutilezas se nos cayeron de las manos cuando el camino se hizo rudo para seguir dialogando, cuando negociar una relación se nos desbarató, cuando el sentido de tenernos se mando mudar a un sitio llamado nunca más!

Dame una brizna de luz de donde pueda atarme

Pero nada está escrito cuando nos dejamos caer en las esperanzas rotas, se puede vivir de lo que se quedo en el tintero, se puede vivir de lo que no se pudo decir y vamos perdiendo peso, flotando en la vida de los que han aterrizado para sembrar amaneceres.

Todo puede ser gris y miramos de reojo a los que ríen, a los que lloran y son parte del encanto de sus espejos y sus reflejos, nosotros nos diluimos en la opacidad de la desesperanza; vamos en camino al olvido y observamos lo que pudo ser la vida con la otredad perdida.

Dame entonces un atisbo de vida para recuperar la gloria que pudo ser y tratar de volverme a tejer un velo de ideas y luces… Dame una brizna de luz de donde pueda atarme para rodear mis grises y opacos contornos… Asómate en las esquinas donde dejé mis viejos trazos e intenta darles forma con tu flamita de vivaces sonrisas…

Sí nada de esto puede ser, déjame caer a donde todo olvido me cautive y repose en la tibia entrega de lo que fue.


Sabías que el viento es un dador de aliento y lo trataste de retener en un sitio cerrado, 

sabias que las voces y el canto se dispersan por el horizonte y trataste de darles un abrigo y dejarlo en un sitio bajo resguardo; algo no iba bien y lo sabías.

La vida no fue la misma!!

El viento busco un atajo, logro quebrar los muros y se fugo para extender su fuerza… Las voces buscaron un peldaño donde alcanzar el techo de esos muros y darse a la fuga en caminos sin limites!!

Nadie pudo decir que huyeron, solo se manifestaron y crecieron entre las multitudes que los escucharon, el viento hizo aliados yel canto armonias, la vida no fue la misma nunca más