El Águila y el Fango


“Solo el que crea sabe a que se enfrenta y cómo salvarse”

El Mensajero

por Ariadne Gallardo Figueroa 

<Si tus expectativas son mayores a tu realidad serás derrotada y caerás en el eterno fango>

Cuando Painani escuchó dentro de si esa sentencia, sus piés de alas raudas y ágiles estaban atascados en el más denso y oscuro fango, el graznar agudo y fortalecido por la libertad del viento asomó en su horizonte, ahí estaba, era el águila poderosa la miraba como a un ser despreciable, del que se puede olvidar y seguir el vuelo; sin embargo sabía de quién se trataba y alertó a la tribu de Chichimecas que en el pasado le habían obedecido para plantarse en un sitio inhóspito donde hacer cimientos sería un reto, pero ellos venían de lejos y atendieron al grave canto,  enérgico del águila.

Un grupo desvió su paso y le tiraron una cuerda de ixtle. Painani no supo qué decir su vida había sido salvada por un grupo de extraños que la miraban con asombro; hasta ella llegó un caballero de mirada serena y cabellos muy largos del color del cenizo:

  • ¿Qué haces tan distante de tu gente y de tu pueblo?
  • Soy una Painani con una encomienda, debo seguir más lejos aún, agradezco su ayuda
  • Debes tener hambre y sed, acepta el tamali y las frutas, puedes dormir en resguardo y prepararte para el largo trayecto al amanecer. Mi nombre es Miztli (Puma). Supongo que el tuyo se perdió en el templo.
  • Así es señor, lo perdí y soy Painani del templo de Ometeotl
  • Si acaso te sirve  en estas tierras te recordaremos como Tonalli, “el destino y la rueda de los tiempos”
  • Acepto con gusto el primer nombre que en libertad se me ha dado 

Miztli le dijo: Debes tener hambre y sed, acepta el tamali y las frutas, puedes dormir en resguardo y prepararte para el largo trayecto al amanecer.

La mujer cubierta de lodo hizo un reverencia al grupo y tomó la comida que le ofrecieron, se sintió agradecida de tan honorable recibimiento y al llegar las mujeres le dieron ropas limpias y un sitio para lavarse.

Una de las mujeres la miró con alegría y algo de ansiedad cuando le dijo:

  • Mi  nombre es Ameyali, se que has sido liberada del grupo, muchas de nuestras hermanas e hijas no lo logran siento que hay algo de injusto en todo ésto, seguramente has de cruzarte con los Painani del rey, eso que le llevan peces y plumas exóticas desde lejos, ninguno de ellos comprende el valor de una mujer envuelta en los alados presagios, ten cuidado.
  • En honor al nombre que me han dado haré todo lo posible por seguir con vida hasta el destino que se me ha marcado
  • ¿Qué harás si tus caminos se cruzan y tuvieras que detener el paso?
  • Hasta donde yo se Ameyali (Manantial) no podemos hacer nada, el tiempo no se detiene para nadie. Lo único que espero es poder aprovechar el mío sin caer presa por la garra de nadie.

El alba dio paso al trino de algunas aves y con una sonrisa de agradecimiento Painani Tonalli se despidió del grupo, personas que no volvería a ver y llevaría sus imágenes en la memoria, agradecida y feliz de haberlos encontrado en sus momentos de desgracia.

La vida es un regalo que en ocasiones puede ser compartido y nos permite mirarnos en los otros como si fuera el espejo de lo que somos y podríamos dejar atrás o llevarlo como un recuerdo grato para siempre.

Nota de la autora referente a la fotografía: Tamali El tamal (del náhuatl tamalli, que significa envuelto)

El primer tramo del trayecto


por Ariadne Gallardo Figueroa 

“En su mente el recuerdo sería como una daga en el alma”

El Mensajero

Ella, la había salvado de una muerte segura, al tiempo que le dio una difícil tarea, nada era seguro, absolutamente nada; ella presentía a sus espaldas la mirada acechante de Ocelotl, pero el felino no se acercaba, prudentemente la seguía en la distancia.

Recordó lo que le fue dicho en la entrevista previa, cuando fue elegida para entregarse a la mujer que contemplaba a Ometeotl como el regente del todo:

<Si acaso tu intuición reside en lo material, deberás aceptar la transferencia de almas, de esta forma te darás cuenta que nada es eterno y sólo de esa forma dejas la tarea a otros. Pero si estás dispuesta a aceptar todo lo que se ponga frente a tu paso y seguir el sendero de Painani, la meta y la gloria ha de ser tuya>

Sin embargo, ella no veía gloria, sentía hambre y cansancio, sed y temor de ser acechada por fieras que no tuvieran el talento vigía de Ocelotl, de hombres que con rapaz lujuria quisieran hacer de ella una posesión.

Pero estaba entrenada para correr con la  agilidad de una flecha, de una ave que se pierde en los senderos de los campos y rodea con destreza lagos y valles, su vida dependía en gran parte de la velocidad para poder cumplir el reto diario y al día siguiente, igual.

Ahora bastaba ser prudente y seguir a Citlali que brilla en lo alto y se ha de ocultar cuando Huitzilopochtli reine de nuevo el firmamento, él pronto desgarrará de nuevo la blanca sutileza de Coyolxauhqui, en unos días lucirá destrozada en lo alto, tardará en recuperarse, pero siempre lo logra y vuelve a su posición reinante y con ese brillo de vencedora.

 Ella miró a lo alto en el cielo y exclamó:

  • Señora de los cielos nocturnos dame  tu energía y fuerza me rindo ante ella y confío, dame fortaleza para enfrentar al Dios cuyo fuego templará mi ánimo e intentará doblegar mi fuerza, debo renacer al igual que tú con toda la fuerza para cumplir mi designio.

Un largo recorrido estaba ante la mujer de los pies alados, ella no se quebrantaba, seguía agradecida de no ser la doncella  que en pocos días entregarían al templo de los sacrificios, donde el Dios Sol reclama siempre su sangre.

La historia en un espacio, donde el tiempo celebra a sus Dioses (1) , donde la vida se fortalece en la suerte del más favorecido y dotado. Basta el recuerdo para entender cómo hemos avanzado y de qué forma seguimos siendo los mismos.

Nota de la autora, referencia al link: Fue la primera manifestación divina que dio origen a todo. En la lengua autóctona mexicana, la palabra “Dios” no existe como tal. Pero en su propia lengua la palabra “Ometeotl” engloba al creador de todo, el principio, el único. Como en todo lo que vemos están estas partículas positivas y negativas, así mismo en todo con lo que tenemos contacto y adentro de nosotros.

Dibujo de la representación de Ometeotl de un post de Facebook

Las hojas sueltas


Recordando el pasaje: Amin: Todo escritor es un alquimista

Ahora que me encuentro trabajando en la traducción de La Travesía Atemporal, me doy cuenta que incluso el libro en español puede y merece algunos arreglos adicionales, por fortuna todo es perfectible en la edición de los libros y bueno, algún día será obra digna de comprase y dejarme regalías; este pasaje me resulta adorable son las palabras que le dice Amin a su amada Sie, en el momento de frustración ante algo que requiere de su tiempo y atención, además en parte es desconocido para ella y mágicamente le explica el valor de la alquimia como un proceso valioso donde el que persevera logra de su actividad que se produzca la magia de hacerlo artístico:

Amin explica con paciencia y amor a su amada Sie:

Sucede lo mismo con el que escribe y en su trabajo constante termina descubriendo su razón de vivir, al colocar la esencia misma de su experiencia en lo que hace, solo entonces lo transforma en arte.

Sie, lo miró con asombro y en tono firme apuntó:

— Solamente dejará su arte al momento que la vida misma apague su fuerza y brillo, pues todo lo que con pasión se hace definitivamente es una constante entrega.

Ambos se miraron y sonrientes reconocieron que la belleza de todo cuanto los rodeaba en ese momento de sus vidas cobraba sentido.

Indagar, potenciar, reconocer y no abandonar son cualidades del alquimista y todos llevamos uno dentro nuestro, un potenciador en busca de la excelencia y la perfección.

¡Continuo mi labor tenaz y he de imaginar a Amin mi personaje talentoso, valiente y comprensivo a mi lado para darme fuerza en el trayecto, saludos queridos lectores y seguidores!

La más despreciable mazmorra


por Ariadne Gallardo Figueroa 

“No hay espacios propios sin la complicidad del otro”

El Mensajero

La sacerdotisa del templo de la Luna meditaba sobre lo que habría que suceder o llegar por el camino del agua profunda; cuando un varón con tocado de plumas en su cabeza se acercó a ella con una sonrisa de complicidad:

  • Ometeotl vibre en tus sueños, señora. Veo que has completado tu tarea de liberación.
  • Así es, Ocelotl es su guía para los otros su raptor
  • ¿Tu vara ha señalado algo que no esperabas?
  • No logro ver en el profundo horizonte, pero seguro algún desesperado ha visitado a la señora de mi templo y su inquietud ha de ser tal que no quedó impasible ante su presencia.
  • Los momentos llegan en los tiempo que son y no en los que nosotros deseamos.

Ambos se observan con miradas reflexivas, la noche daba paso al alba la vida seguía para pies alados gracias a la destreza de la mujer que cambió su destino para siempre.

La sacerdotisa señala: No logro ver en el profundo horizonte, pero seguro algún desesperado ha visitado a la señora de mi templo y su inquietud ha de ser tal que no quedó impasible ante su presencia.

Más allá del horizonte un grupo de desgraciados pelean por permanecer vivos hasta al siguiente luna, con la esperanza perdida y su futuro en la horca.

Se escucha el chillido de una rata…

  • ¡Malditos animales están tan hambrientos como nosotros, coño!
  • ¿Oye, qué mierda te trajo aquí, a quien le clavaste fierro en el gaznate?

Los reos miran con desconfianza al grupo de nuevos que recién han  llegado, se dan cuenta que al gendarme le importa poco que el espacio sea reducido, todos son carne de horca o morirán en la podredumbre atacados por las fauces de las ratas.

El varón de tez morena y barba trenzada no contesta solo los mira con asco y rabia, la misma forma como los otros lo hacen:

  • Vos debes ser hijo de un al-Majus

Otro de los hombres con actitud desafiante le espeta:

  • El mismo que ha de haber violado a otras tantas, dejad en paz, si volvéis a armar lío nos vuelven a dejar sin esa mierda que nos dan por comida.

El hombre robusto y con la peculiar barba con voz ronca responde entre dientes al grupo:

  • El barco donde navegaba se vendió a los cristianos, el Capitán me bajo a patadas cuando le dije que yo prefería mi libertad que besarle el culo a esos por plata.

La mayoría se destornillaba en risotadas burlonas, entre comentarios de lo más variopintos:

  • Valiente libertad te has ganado al-Majus
  • Valga al menos yo me eché al  filo de mi espada a más de tres cristianos, Dios no los ha de tener en Gloria, directo al infierno habrán ido a parar.
  • Callaos, ahí viene el hijo de perra del gendarme y  no viene solo.

El carcelero se acercó gritando:

  • ¡Más de un desgraciado hoy tendrá suerte este hombre que me acompaña os  llevará al infierno!

Hubo un silencio tenso y la mirada de escrutinio de un emisario de quien sabe quien que los miraba como carne pero no precisamente para la horca; iba señalando a los que veía más fuertes, al tiempo que el carcelero les instaba a levantarse y salir de la mazmorra en fila.

Entre ellos iba el al-Majus que la noche anterior por la rendija de ese sitio de porquería había notado el brillo de la Luna y le había rogado que todo terminara o sus dioses lo liberaran o rescataran de la inmundicia.

Nunca sabremos cuál infierno es peor en medio de la desolación, pero con el viento del mar a favor todo podría ser diferente.

Photo by Matt Hardy on Pexels.com

Coyolxauhqui hablará a través del junco verde


Cuento Corto de Ariadne Gallardo Figueroa

“¿Cuán distante es el horizonte donde tus sueños descansan?

El Mensajero

No decidas nada y no elijas nada, no desveles tus horas de insomnio en el camino incorrecto. Pensar a conciencia es un proceso lento y no es posible que veamos de inmediato el panorama total; se laboriosa y deja a la intuición  para el segundo plano en las horas inciertas. Ahora me retiro y voy hacia los símbolos.

Painani la miró con ojos asombrados pero no pudo ver los de la señora que permanecían vendados.

  • Esta bien me retiro y emprendo el viaje…

Se quedó en el umbral del templo esperando recibir respuesta o ver si Tlatoani se retiraba la venda de los ojos.

  • ¡Anda, sigue adelante, no verás mis ojos esta vez, debo retener tu esencia y si te observo no será posible! Recuerda todo cuanto hablamos, que sea tu guía la inmensa luz de Coyolxauhqui.

La mujer de ágiles pies se retiró bajo la inmensa luna que brillaba alumbrando su sendero, para perderse en el horizonte, su corazón palpitaba de temor y entusiasmo al mismo tiempo.

La soledad de Tlatoani

La mujer tomó entre sus manos un robusto junco y camino hacia la explanada superior del templo para hablar con la robusta Coyolxauhqui:

  • Amada señora que brillas integra en el firme cielo de estrellas, antes de hacerle frente a la batalla con el guerrero diurno ¡Dime si acaso debo conocer alguna nueva señal en el cielo?

Dicho esto la mujer del templo de la Luna ofreció en lo alto un junco verde, robusto y a  la vez tierno, sus largos cabellos con tonos de obsidiana y plata se levantaron con la fuerza del viento que invadía aquel espacio perdido en la inmensidad del tiempo y del cual solo conocemos trazos.

El junco se dobló dando de esta forma su señal  y alerta, la mujer supo que significado tenía todo ésto, pero había misterios que le serían revelados más adelante:

La marca hacia el agua
  • Señora, Coyolxauhqui, entiendo que no solo debo estar vigilante del Norte y del Sur,  un símbolo de agua reta a mi imaginación.

La señora Tlatoani, vigía del templo lunar cerró sus ojos y viajó con su esencia hacia el Este, llegó al sitio donde las aguas saladas lamen con delicadeza y susurros los límites de la tierra de arenas sutiles y caracoles. Se internó sobre la piel del agua de tonos densamente azules. Solamente observó a las bestias marinas que asomaban en saltos para darle la bienvenida a su imperturbable y viajera alma y se dijo para sí:

< Tal vez aquello que desconozco me será imposible percibirlo, tal vez aún no es su tiempo, solamente comprendo que debo mantenerme alerta de este presagio>

Cada uno lleva una tarea por cumplir, ya sea mística o parte de una aventura por encontrar lo mejor que nos pueda ofrecer la vida, si acaso tu vara se dobla analiza su mensaje y no titubees, que no tiemble tu mano; solamente dejate llevar por lo que sientes.

Representación de la Luna azteca del blog: de Estudillo Estrada

Nota de la autora, definitivamente alude igualmente a la runa del agua “Laguz” en germano, cuerpo de agua, anglosajón, “Lagu”, mar agua.

La noticia que me alegra compartir a todos


Acerca de Bird Spell

En primer lugar recuerda que el grupo del Clan del Hechizo de Aves es un grupo que busca en el mundo a aquellos a quienes puede iluminar, no es su idea de la vida en libertad adoctrinar o doblegar, o ganar privilegios gracias a sus habilidades. La historia no termina, por supuesto, este es el primer libro de Bird Spell.

El lugar donde viven todos los personajes es un lugar del mundo que, como en otras latitudes, la hechicería inicia un viaje que no se comprende en la mayoría de los casos, entre mitos frente a lo desconocido, la vida intenta abrirse paso hacia lo desconocido. A la luz del conocimiento, no es fácil, hay grupos que, como ahora, tienen el poder, compran los privilegios y favores de unos y siembran el miedo en otros. La mitología y las artes de la intuición pronto se abrirán camino para imponer valores y dar protagonismo a historias cuya lógica quedará impresionantemente en la mente de las generaciones futuras.

Muchos estarán motivados para mover ejércitos enteros bajo la atenta mirada del astrólogo del Rey. Recaudar impuestos será una de las tareas del señor de la Tierra, y qué mejor forma que albergar esta necesaria imposición bajo la tutela de Tauro u otros monstruos míticos. No es difícil para todos intuir el camino que les espera a Pájaro y Estrella.

Muchas personas, no necesariamente astrólogos, se han dado cuenta de que la humanidad en sus períodos de calma, solo encaja en el molde que le corresponde y su dinamismo está motivado por el tiempo que lleva erigir monumentos y templos, gracias al cual los justifica, y está necesariamente involucrado en la repetición de historias.

 No tendré que dar un salto tan distante, la mayoría sabe lo que se necesita para entender lo que vive ahora. Solo confío en que las personas que ahora son lo suficientemente jóvenes para ser adoctrinadas, encuentren a alguien como Mantis en sus vidas mientras crecen, o que puedan reflejarse en la mirada de alguien que rescata su poder de maravillarse con la vida como lo hizo Sun.

Te hará dudar de todo lo que no se puede cambiar porque es un dogma de fe y te ayudará a cerrar la puerta del convencionalismo cuando sea necesario, no cuando ya no pueda ser de otra manera, cómo intentará Sie.

Recordemos que esta historia es ficción, en ella modificó muchas de las creencias que se dan por sentadas y se aprenden por tradición oral o escrita, en el próximo libro podrás ver más fácilmente la relación que podría existir entre los dioses y su versión humanizada, qué cambio nos presenta la posibilidad, veamos.

¡Sólo síganme!

El Mensajero, La sustancia de los sueños


Cuento Corto de Ariadne Gallardo Figueroa 

“De qué está hecha la sustancia de las penas más profundas, que son capaces de atravesar mares y continentes enteros?”

El mensajero

A nadie le ofrecieron el mejor sitio para volcarse en vivir a plenitud, pero la alegría es un don que nos todos se atreven a portar en toda circunstancia y no es por que no lo desee, simplemente es algo que no es para todos.

Ella me observa con la atención de un buen aprendiz, no ha dejado de preguntarse por qué decidí no verla y seguir con los ojos cubiertos, su voz y sus inflexiones me darán la pista para saber si está comprendiendo lo que le digo, la gente necesita palpar, tocar a los otros, sentir sus miradas y saberse a salvo. No es lo que necesito de ella.

Hubo un tiempo que era necesario y las certezas se esfumaron, ahora quiero que ella aprenda que desde la distancia está la mejor forma de permanecer cerca.

Lanzo mi pregunta y le nombró:

— Painani, ¿Dime si estás dispuesta a hacer la travesía con la atención debida para lograr tus objetivos y llegar al sitio donde el Sol brilla?

< Ella con inquietud me responde,pero se toma su tiempo, no está completamente segura de eso, de hacer el trayecto y salir triunfante, nadie lo sabe y ella tampoco, la travesía no es para todos y no todos la logran, es verdad. entonces la escucho:>

  • Señora, no se si podré hacerlo pero estoy dispuesta a intentarlo y para eso es que he venido a usted para que me oriente y me de las herramientas para hacer un buen trabajo.
  • Las herramientas son tu cuerpo, tus sentidos y la intuición que ya posees y que no es diferente a la de cualquier otro ser humanos, solamente en el misterio del viaje lograrás despertar todos aquellas habilidades que desconoces posees.
  • ¿Acaso el viaje me hará más fuerte?
  • No lo sé, nadie lo sabe es parte de la vida y en ella debes encontrar lo que sea necesario para lograr tus objetivos, Sólo depende de lo que exista en tu mente que logres hacer un buen trabajo, o tires por la borda lo que pudo ser valioso.

Todo lo que cubre el alcance de nuestra alma no basta para que seamos capaces de ser lo que no somos, esas fueron las palabras del hombre que buscaba el alma de pies alados y que haría una travesía de Sur a Norte.

Ella lo sigue de lejos, siente su olor y su miedo
Ella lo sigue de lejos, siente su olor y su miedo

La mirada de la onza lo seguía de cerca, sentía su miedo en el sudor que atravesaba el viento, el animal no se atrevió a tocarlo, no podía, había algo de ingenuidad y arrojo en aquella persona que para la intuición de la onza merecía de todo su respeto.

Hay personas que pueden vivir en medio de las más siniestras situaciones sin ser aniquiladas por los depredadores solamente por el hecho de que las rodea un aura de tal brillo que es imposible no sentirse embelesados por ellas.

Ninguno de los dos tienen las mismas creencias, no han crecido bajo los mismos términos pero algo los ha acercado, ese aliento de una fuerza más poderosa que la realidad que ambos han presenciado, sufrido y disfrutado.

Ella, Painani, hará el viaje porque es parte de un ritual ancestral de su cultura, él lo hará sin saber que hay en torno a su viaje todo un misticismo oculto; lo mueve la aventura, la necesidad de encontrar algo mejor que lo que ha dejado atrás.

Así inicia este viaje, mi presencia podrá mirar el trayecto desde lejos, he logrado la habilidad de no necesitar un cuerpo físico para hacerme presente en aquel lugar donde he sido llamada, pocos saben mi nombre, todos reconocen la fuerza del mensajero.

Photo by Pixabay on Pexels.com

El Mensajero


Cuento de Ariadne Gallardo Figueroa 

Toda pasión te llevará al sitio del que no podrás escapar

El mensajero

¿Cómo te elige un mensajero? cuando se supone que la mayoría de las veces es al revés… lo que puedo afirmar es que alguien elige por tí, se dedica a lanzar mensajes que solo tú puedes descifrar.

– ¿Para qué nos sirve y qué función tiene todo esto? Vamos por partes, en esta búsqueda yo también voy a ciegas, es más te confieso que no pienso asomar por el portal que me daba señales en algunas ocasiones.

-Bueno te ofrezco una pequeña lámpara, si acaso la necesitas estará cerca de ti.

-No, te dije a ciegas y eso me propongo.

En algún momento de la historia conoceremos quienes forman este diálogo, ahora vamos a adentrarnos a ese misterioso espacio donde uno de los personajes ha decidido ir a tientas:

Voy a ciegas, es más te confieso que no pienso asomar por el portal que me daba señales en algunas ocasiones.

Bajo el acecho de la onza, con temor en el alma y al mismo tiempo esa picazón que te dice que te has adentrado en una aventura única y definitiva, siguió el camino que nadie habría comprendido en sus cabales, o en sus responsabilidades mundanas.

Más adelante el vuelo del cóndor le sirvió de sombra, en todo ese trayecto llevaba en el alma el espíritu de los pies alados, no porque lo hubiera decidido, simplemente porque era el dictado de su corazón y finalmente se había encontrado con el alma que lo proyectaba.

Reconocer acertijos en tiempo de siembra, entender el momento de todas las lluvias era su destreza, pero jamás se olvidó del espíritu que lo perseguía y al que estaba dispuesto a llegar como fuera y en el tiempo que le llevará lograrlo.

En el camino encontró a esas personas que se pueden diluir de la memoria como los trazos de una acuarela, también a aquellas que forman una imagen detallada en los primeros trazos, esos que no se borran pese al tiempo y a las otras capas de pintura que coloques arriba; se convierten de un definido óleo donde los colores dan atmósfera al recuerdo y quedan ahí en tu alma y tus sentidos.

Llegó su tiempo, disfruto del viaje, se enraizó al terreno de la majestuosa magia del ser de los pies alados y como el humo tenue realizó un viaje que aparentemente sería el último pero no fue así.

Hay un viaje que concluir y otro que comenzar y de eso se trata la vida, vamos de un sitio a otro hilando historias y definiendo amaneceres, solo resta atravesar las sombras para entender el valor de la luz que nos transforma, somos el recuerdo que se transforma en las capas del propio lienzo y se desdibuja con el paso del tiempo.

Nuestro pensamiento se ata al de miles que piensan y sienten similar a nosotros, somos entonces la capa de color que cubre el pensamiento colectivo del pasado y lo transforma en algo diferente en el presente.

Fotografía de la autora: “Voy a ciegas”

¿Qué te motiva a escribir?


He descubierto un mundo mágico donde la gente me escribe y decide que tan auténtico decide ser y volar en alas de su autenticidad o replegarse a las normas que los hacen iguales a los humanos que siguen rutinas diarias.

Estos mundos sutiles que nos hacen ser lo que somos y dejar de serlo en el momento que lo alentamos, percibe la magia de una forma diferente y es la magia en todos sus conceptos o en ninguno.

He descubierto que el alma del escritor no se ata a nadie y es libre para elegir a sus dioses y demonios o invalidarlos e reinventarse

Están los que sienten que deben tocar el espacio que pisan y ser a través de él lo que desean, besar, amar y ser con el otro algo o alguien; están los que no necesitan el mundo material para volar e invadir territorios donde nadie a ido antes, solo el que sensibiliza sus sentidos puede entender de qué se trata.

He descubierto maravillosas personas que de encontrarlas en la calle, tal vez no pasaría de verlos como seres vivos dialogando entre sus circunstancias pero al hacerme parte de sus diálogos ellos van a sitios insospechados y mágicos, eso es libertad, definitivamente.

Sigo con la edición de Hechizo de Ave en la traducción al inglés, y bueno me pregunto por qué no me aburre repasar la historia, no es posible, la magia, siempre nos permite ver de otra forma lo que vivimos en la primera ocasión y es altamente liberador. Saludos lectores!

Photo by Pixabay on Pexels.com

Un reto por completar


Al fin esta en papel y en e-Book el último libro, ahora debo trabajar por completar la traducción de los dos anteriores, esto es muy divertido; a los que me han seguido quiero comentarles que la elección de la portada me ha agradado de forma especial, sobre todo por la relación que encuentro con un momento medular de la historia y con uno de los más elocuentes héroes que aparecen en ella. No les diré más por los que no la han seguido y por aquellos que la lleguen a leer, sabrán de que momento se trata y por qué es tan emocionante para mi.

Este es el primer libro en inglés referente a la serie de novelas llamada Bird Spell

Dentro del blog donde he desarrollado cada página de mi trabajo, recurrí a un epílogo para explicar a los lectores por qué resulta que estos dos últimos textos serán parte de la última parte. La única razón por la que esto ha ocurrido es que el sentido cronológico de lo que escribí me dice que debe ser así y que muchos de los lectores que lean la primera novela se preguntarán si ese mundo se da como una secuencia de buenas intenciones o una parte de una idea más profunda.

La verdadera tarea del escritor es establecer una continuidad en su investigación mental, cada uno recurre al método más simple o que sea según su forma de ser y sentir, en mi caso, no escribo para olvidar quién soy; Estoy trabajando en mis cuentos para recordarme a mí mismo que por alguna razón más grande que yo decidí escribir para decir todo lo que da forma a un camino, para poder tirar una cuerda a los desesperados por encontrar una luz, podría ser esa persona, de hecho.

Es mi primer intento de escribir en un idioma que no es el mío y que puede que no sea tan expresivo como puedo serlo en mi idioma nativo, sin embargo, por sí solo, el trabajo se puede leer sin tener que ir a los otros libros, eso espero. Sin embargo, es bueno señalar que la tarea no ha terminado y es necesario traducir los otros libros, es necesario y veré cómo reciben este número, un saludo lectores

Para un residente de Asgardia, la Nación del Espacio que Recientemente cumplimos 5 años de vida, poder mirar a un futuro diferente es parte de la tarea de todo ser que sueña que el planeta que tenemos pueda ser diferente en unas pocas décadas, el impulso colaborativo y la experiencia de comprendernos a nosotros mismos incluso en El rostro de la posibilidad de encontrar vida lejos de nuestra galaxia, es una idea metafórica de análisis de la realidad que vivimos como humanos.

Espero que puedas encontrar en mi obra ese aliento y la esperanza que se deposita en la obra de cada uno de sus personajes.