Escribir una hazaña de locos, una destreza de pocos, el llamado del alma y una necesaria mirada desde el libro hacia el mundo


“Cada uno de nosotros en la vida tiene sus propias experiencias, hay quienes las convierten en recursos literarios, otros no pueden verlas ajenas a sus propias creencias y pueden caer en el peligro de prejuzgar lo que enfrentan; también están lo que saben perfectamente de qué se trata y lo califican en la justa medida sensorial”

El Mensajero

Por Ariadne Gallardo Figueroa

Aquella hermosa formación de tierras calizas del cretácico con una extensión aproximada de 2 kilómetros de longitud, y cuyo nombre proveniente del náhuatl significa “Sobre el sembrado de cacao” sorprendió de una forma misteriosa aquella a a los hombres que venían de tierras lejanas aquella noche. 

Cacahuamilpa siendo un lugar de culto a las deidades y  dedicado por los habitantes ancestrales a ceremonias místicas, dejaría una huella gratificante en cada uno de los 8 iluminados; por supuesto que cada uno de ellos vería la experiencia de una forma única y diferente, colocaría el tamiz de su propia cultura y sus propios miedos a lo que vivieron.

Diego se despertó con un grito desgarrador que trató de ahogar cuando percibió el eco que provocaron sus palabras en aquel sitio de grandes resonancias:

-¡Hay demonios, nos están embrujando!

Patricio un poco confundido replicó:

-Yo no pude verle el rostro por más que me esforcé…

Evaristo que siempre era muy analítico preguntó:

-¿Sería la misma persona?

Javier que era un hombre maduro, como bien sabemos el mayor de todos simplemente mostró una sonrisa de complacencia y dijo:

-Yo espero que no, odiaría el hecho de compartirla.

Santiago a quien reconocemos como  el más desconfiado de todos advirtió:

-Me niego a pensar que se trate de demonios, no lo creo Diego, deben ser alguna clase de ángeles o espíritus alegres que habitan estas cavernas; la dulce ternura de sus suaves maneras, no sé, al menos que cada uno de nosotros haya tenido experiencias diferentes, yo estoy un poco confundido.

En gran parte porque dudo que en la vida real existan seres tan maravillosos, su visita fue como el ansiado regalo a una necesidad presente en todos nosotros.

Evaristo contestó avergonzado:

-Te doy la razón Santiago, el sólo hecho de habernos dejado llevar sin oponer resistencia  a algunos de nosotros nos hizo sentir dentro de un acto pecaminoso.

Diego asintió con la cabeza y ocultó su rostro entre las manos.

Javier que nunca pensó que en su madurez volviera a sentir tan gratificante sensación argumento para todo el grupo con alegría:

-Tal vez deberíamos analizar que para la luz nada de lo que ahora vivimos puede ser algo sucio y malvado, posiblemente es la forma como nos demuestran que somos bienvenidos.

Jacobo algo sonrojado señaló: 

-Aún no entiendo por qué no logramos ver sus rostros, pero les aseguro que me abalanzaría sobre ella si lograra al menos reconocerla en algún momento.

Timoteo con una gran carcajada y alzando los brazos exclamó:

-¡Maldita soledad de mierda tal vez respiramos algo que habita en estas cuevas y la imaginación nos ha jugado una treta!

En ese momento rompió el silencio Zila que los había estado escuchando en silencio:

-Yo tuve una mala experiencia al principio, se me ocurrió preguntar si era Dayami el espíritu cuyo cuerpo sentí arriba de mi.

Los siete amigos voltearon a verle asombrados y expectantes de lo que estaba a punto de decirles, sobre todo por que la mirada de Zila era de confusión y vergüenza:

– Entonces de forma repentina la aparición o lo que fuera que nos visitó se retiró.

Todos exclamaron un ahhh! al unísono, entristecidos de que su amigo Zila no hubiera disfrutado de ese regalo extraño y fascinante, cuando Zila levantó la mano en ademán de esperen que aún no termino, todos lo miraron esperando sus palabras:

-Entonces llegó a mi cabeza la voz de ella y me dijo:

“Zila acepta la ofrenda, definitivamente yo no puedo estar presente, a una deidad no le corresponde involucrarse en asuntos de los humanos, hay reglas que no puedo romper y anuncios que no me corresponde hacer”

Zila después de comentar esto con cierta consternación señaló:

-Al poco rato llegó hasta mí una entidad o formación espiritual tomándome de las manos esperó para saber si estaba dispuesto a aceptarla y el resto ya lo saben todos ustedes, fue grandioso.

Estos acontecimientos se dan la misma noche que en tierra ecuatorianas Hora con la antorcha busca y descubre al escorpión como animal de poder de la luna en esos momentos, cuyo mensaje no es otro que la transformación y transmutación e indica el momento de pensar positivamente.

Retornemos a la mañana en que los hombres celebran y se asombran de su experiencia en tierras extranjeras cuando haciendo honor a su nombre Erandi se encamina al amanecer hacia el templo de Ometeotl y es recibida por varias iniciadas a quienes observa con detenimiento y se dirige a cada una de ellas, al centro de la habitación se encuentra una vasija ceremonial de barro, toca la boca de ésta con ambas manos y emite una afirmación ante todo el grupo de mujeres que se encuentran ahí, 8 doncellas que la miran con una espléndida sonrisa.

“La ofrenda refleja lo que eres”

La sacerdotisa del templo levanta una mano al momento que gira sobre sus talones y observa en el umbral de aquel recinto a un hombre con una vara ceremonial a quien insta a seguir el camino junto al grupo que lo acompañará hasta las grutas de Cacahuamilpa.

El hombre con una reverencia se retira a cumplir con su tarea, de espaldas escucha a Erandi exclamar a sus iniciadas:

La ofrenda fue recibida con agrado, les deseo fortuna y dicha nuestro sello ante el futuro ha sido decretado.

Cuando recibes un regalo inesperado pronto te darás cuenta que el universo hace pactos que solo la luz conoce.

Notas de la autora:

Composición fotográfica de la autora: “La ofrenda refleja lo que eres”


“No olvides a quien se mueve dentro de tus pensamientos, observalo danzar y cantar frases que solo tu escuchas; hay que entregar símbolos al mundo, ese que conoces y aquel que aún no”

El Mensajero

Por Ariadne Gallardo Figueroa

Una vez que Painani aceptó, Hora hincó su rodilla y beso ambas palmas de la mujer que le seguiría en sus nuevos retos, la noche caía y buscó la ayuda de una improvisada antorcha cuando dijo:

-Negrita, debo buscar un testigo de nuestro pacto, espera por favor…

Painani abrió los ojos muy abiertos y entornó las cejas, Hora sonrió y le dijo observándola con ternura:

-Me recuerdas la expresión de Duplo, un entrañable amigo, te hablaré de él más adelante.

Dicho ésto, moviéndose con agilidad observó en la penumbra que iluminaba su antorcha sí había alguien cerca, nada; como sabemos Hora es terco, obstinado y no deja que las cosas no sucedan si está en sus manos que se den como él las necesita, así que se dispuso a levantar varias piedras hasta que encontró lo que buscaba.

Se trataba de un hermoso y enorme escorpión que se movió molesto al ser sorprendido por la mirada atenta y escudriñadora de aquel hombre.

.

Hora exclamó con júbilo:

“Sea el escorpión digno testigo de nuestro pacto bajo la tenue luz de la luna, nos regimos bajo su designio y propósito por lo que resta del ciclo lunar, hoy habitamos el cuarto día del trayecto, así sea”

Para el siguiente ciclo, (8 de octubre gregoriano, 1° Ofiuco para el reino de la Luna)  Hora se encontró con una serpiente, Hora la nombró como la dama de poder que abría un nuevo periodo, ha de corresponder a otros darle el nombre con el cual la conocemos ahora y desde luego lo sabrán en su momento.

Fue una labor de equipo fascinante, es la forma como cada símbolo y animal de poder le dió sentido a los ciclos de la luna. Painani por su parte creaba un ritual alterno bajo el poder inmenso del Sol.

Ambos sabían que llegaría el momento en que tendrían que dar cuentas a sus regentes, esos que les ofrecieron el más grandioso de los poderes y muy pronto sabremos por que la constelación de Leo fue fácilmente confundida por griegos, árabes  y romanos; siendo conocida en la antigua Grecia como Cor Leonis y en la astronomía árabe como Al Kalb al Asad. No por ello menos válidas, incluso ya hemos hablado en libros anteriores de su valor, recordemos a Amin y Sierpe (Sie).

Con ésto se explica que siendo el cielo absolutamente de todos, no todos lo percibimos desde la misma latitud y tampoco con la misma fuerza, hay sitios donde no hay leones, sino jaguares y solo les diré que la cabellera envuelta en llamas de un héroe de gran arrojo montado en un rayo es lo muchos vieron en realidad y lo interpretaron de acuerdo a sus propias creencias; pero no puedo adelantarme, no aún.

La pareja donde Painani, nombrada con cariño Negrita por el osado custodio del rayo llamado Hora, aún tienen 13 lunas por delante. 

Podrías tener delante la imagen de un ser mítico pero no lo sabe tu conciencia racional, quien se ha percatado es tu intuición bajo el amparo de los rayos de la luna.

Notas de la autora:

Escorpión negro ecuatoriano (Tityus asthenes) de árbol de la selva en el Amazonas ecuatoriano


“Somos el mundo que vivimos, anhelamos aquel que construimos, dentro de sus estructuras están los valores más altos que nunca nos ponemos a meditar si serán o no alcanzables, simplemente los perseguimos”

El Mensajero

Por Ariadne Gallardo Figueroa

¿De qué forma respondemos a los pobladores que  recientemente nos dieron cobijo y apreciaron lo que somos?

Esta pregunta se convirtió en el pensamiento que dos seres que no se conocían físicamente pero ambos la formularon en diferentes posiciones geográficas la misma pregunta, qué había entre ellos para que hubiera razones de peso al preguntarse esa y no otra pregunta.

Bien veamos, Painani deja Costa Rica y se dirige a su siguiente posición, en el camino presiente que algo la quita el sueño, que algo o  alguien la intuye y no entiende la razón, construye en su mente las palabras y voces de los pobladores con los cuales compartió sus ideas, todos ellos muy atentos a tratar de entenderse con su modo de expresarse y concebir el mundo desde su visión nahua.

Recordemos este pasaje:

Sí Painani aceptaba el ofrecimiento en lengua chorotega de una bebida de licor de nance en una vasija ceremonial de barro y respondía con las mismas palabras con que le fue ofrendada, aún desconociendo el pleno significado de éstas, de inmediato sería aceptada en el grupo como una invitada de confianza.

Entonces  ella recordó ese momento y se percató que muchos de los pobladores la consideraron una más entre ellos, alguien que no rechazó algo que desconocía, simplemente lo aceptó con plena confianza, ella medio entre ellos con un paso que no daba cabida a la desconfianza y con ello  ganó la simpatía de muchos, en especial del Chamán que le advirtió:

Usted posee la piedra de un ritual tan antiguo como el mundo en su formación y en ella reside el magnetismo de respuestas de otros mundos que han de llegar a su intuición, no deje que las emociones la contaminen, la inteligencia que tiene el cuerpo acumula lo que somos incluso antes de nacer, pero hay un salto al vacío que no se toma el tiempo para ningún razonamiento; ponga atención en el camino alguien ha rodeado su aura, su anxxá,(alma) así es como usted le dice y en ese espacio tan íntimo alguien quiere entrar, sea cauta, sea hábil y descúbralo. 

Al momento que Painani recordó esas palabras de su cinto extrajo la piedra que le fue obsequiada por los mayas y la colocó en su pecho, exclamando:

“El día que no haya poder humano que te haga desistir, ese día sabrás de lo que eres capaz por amor

Nosotros sabemos de quién se trata, por supuesto analicen con detenimiento, es él  el hombre que la ha presentido a través de su camino y la ha imaginado como un ángel con los pies alados.

Esto no queda aquí, al colocar bajo el pulso de su corazón Painani la piedra magnetizada despertó fuerzas de un poder que ya estaba creado, pero hasta ahora se convertía en algo evidente para ella igualmente, esas noches de agitación mental de pérdida de sueño, no obedecían a circunstancia externa sino al claro y evidente momento que estaba viviendo y que le acercaba a una posición coincidente, única y especial.

Hora por su parte sintió que no era su corazón el que palpitaba, no era él, alguien más estaba en ese lugar donde era posible abrir un portal mágico e íntimo, se dejó caer de golpe encendido por algo nunca antes había experimentado y recuperando el aliento se acercó a un árbol, él sabía que ellos podían hacer las veces de mensajeros a través de sus ramas y tocándolo con especial ternura susurro lo siguiente:

“Tocar el alma

desde el viento…

sentir su latir

muy adentro.

Clamar al amor

más anhelado”

Ninguno de los dos sabía que sucedería, pero Painani entendió que era certero lo que el chamán le dijo, que no era de otro forma y solo de esa, ella estaba acercándose al hombre que había rodeado su alma y la mantenía unida a la suya desde hacía un tiempo, ella no supo desde cuando, simplemente lo entendió.

Sí has sentido que esa persona es para tí y que aún con todo en contra será de esa forma, créelo es cierto, es real.

Notas de la autora:

Composición propia “El Mensaje enviado por el árbol”


“Al final de toda pesadilla la luz creativa surge y todo cuanto te muestre podrá ser analizado con la justa medida de tus anhelos; todas las cargas que pesan pueden ser valoradas y en quienes confías, ahí pon tus palabras; habrá quienes ofrezcan futuros promisorios, solo tu experiencia te ayudará a reconocer su valía o falsedad. Eso no es fácil, será un reto cada día”

El Mensajero

Por Ariadne Gallardo Figueroa

Una noche más en la barcaza mantenía a los compañeros de viaje, irritados, el poder de la luna no solo les mantenía expectantes de lo que les habían anunciado, sino que en sus pensamientos surgían dudas y desconciertos.

La pesca con la nasa que dispuso Diego fue mala, pero de la nada varios peces alados cayeron en cubierta y fueron preparados por Evaristo con los jugos de los limones y la sal que guardaban con especial cuidado.

Timoteo en otras ocasiones hubiera lanzado oraciones de agradecimiento a su Dios, por recibir la bendición de esos peces en momentos de hambre pero no fue así en esta ocasión, los otros tres creyentes no decían nada pero notaba algo diferente en él.

No hubo necesidad de preguntas, al caer la noche el propio Timoteo se adelantó en la charla bajo la tenue luz de la luna que realmente ya no alumbraba:

-Hermanos, hace algunas noches que no levanto mis oraciones al cielo por todos ustedes y sé que no se debe a ninguna clase de distracción, algo me dice que no necesito implorar a un creador que nunca veo por el bienestar de todos nosotros.

Hubo un silencio incómodo y los tres creyentes que junto a él habían armonizado con las creencias de los otros respetando sus formas de ver el mundo se miraron unos a otros sin decir palabra.

Timoteo volvió a hablar después de dar unos mordiscos a su  trozo de pescado:

-Siento que no es necesario ser señalado por el cielo para actuar con justicia y hacer lo correcto, no siento que si dejo de orar seré castigado con el infierno. Por primera vez en muchos años me siento dueño de mi mismo y de todo cuanto sé.

Entiendo que la luz que nos ha iluminado no es un dogma, no es una creencia es la fuerza que nace de lo que somos, todo lo que se encuentra dentro nuestro y comprendo que si yo explicara esto en un sitio de rituales, sería señalado y castigado, no necesito decirle a nadie lo que soy, simplemente lo soy. Se lo digo a mis amigos los que no me van a juzgar y no me van a condenar.

Javier asintió y agregó:

-La fuerza de la naturaleza nos ha permitido ver una clase de magia que todos hemos sentido, no eres el único amigo, pero lo has explicado mejor que ninguno de nosotros.

Zila les habló con entusiasmo:

-¿Recuerdan mi admiración por la ballena que nos cargó en su lomo por un rato en estas aguas profundas y desconocidas para todos nosotros? Para mi pueblo representa la viva imagen de la guardiana de nuestras tradiciones, para otros pueblos posiblemente solo sea eso una ballena surcando los mares, te entiendo amigo, ningún ser vivo demandará de ti otra cosa que no sea respeto y no te verá como algo ajeno.

Posiblemente es lo que  hemos sentido en este sitio, la voz del horizonte, del paisaje, del momento. Esa fuerza de los seres que nos acompañan que vivieron para entenderlo atravesando la pesadilla de haber muerto y que están aquí, Dayami es un claro ejemplo.

Evaristo distribuía los sorbitos de agua de lluvia para cada uno de sus amigos cuando advirtió:

-Tal vez lo más difícil de todas las tareas sea creer en nosotros mismos, siempre hay quien decide que es lo mejor o que ley no se debe romper y terminamos siendo lo que otros nos han dicho.

Jacobo cuyo significado lleva en su nombre una señal que debemos recordar y que es “El que sostiene y protege la luz”, aclaró su voz y apuntando con sus dedos índices para concentrarse al hablar:

-Yo se que mi nombre determina lo que soy y no fui yo quien lo decidió, hay cosas que nos marcan y nos motivan, pero creo fervientemente que lo que nos ayudará a cumplir con nuestras tareas es precisamente eso que dice Evaristo, creer que el mundo puede cambiar, que somos instrumentos de ese intento y no podemos fallar.

El grupo de los ocho entrañables amigos levantó al mismo tiempo sus brazos y el silencioso instante en mar abierto se vio anegado por el grito solidario de todos ellos.

A veces no es necesario reconocer que has cambiado, pero para los que te conocen será una clara señal de confianza y motivo de alegría.

Notas de la autora:

Fotografía de la autora “Los peces volaron a la barcaza de los iluminados”


“Lo que nos puede rescatar de todo olvido son los códigos, su magia ha de prevalecer más allá de todos nosotros, el simbolismo es una herramienta cuyo poder se centra en lo que somos”

El Mensajero

Por Ariadne Gallardo Figueroa

Entramos en el aula de Erandi y sus aprendices que trabajan con símbolos numéricos para diseñar alfarería simbólica, ella se dirige a una de sus discípulas:

-Debes concentrarte, este no es un trabajo mecánico, donde tiras las varas y granos y todo se da por casualidad, deja el tzictli que es una distracción añadida a tu mente dispersa.

Avergonzada la joven mujer abandona su confite y respira hondo cerrando los ojos para elaborar lo mejor posible su tarea mientras escucha a Erandi junto a ella:

-No pienses en las cosas terrenales mientras meditas en la tirada, lo más valioso que tenemos es lo que se mueve adentro y que puede salir de nosotros y viajar a un mundo que toca ese espacio que no podemos percibir, cada uno de nosotros manifiesta a su Anxxá de formas diferentes, encuentra como se relaciona contigo.

De esta forma dentro de su cuenco de madera la mujer arroja las varas y semillas…

La descripción es clara para los iluminados que pueden descifrarlo, para llegar a ellos debemos analizar de qué forma sería visto este momento; cada sistema de varas arrojadas daba por resultado un número, en este caso vemos con claridad que ese número en nahua es 17, al fondo de la vasija de madera se lee el número 1, cuya ubicación es el mundo mágico o inframundo, arriba del horizonte otro número uno señala la salida del Sol por el sureste que solamente sucede en invierno; arriba en el firmamento posiblemente Venus.

Tomando en cuenta estos datos, sabemos que están en espera de que suceda la Luna nueva que en la tirada no se revela por qué si el Sol apunta al invierno, la fase lunar podría ser impredecible o quien guardara para todos ellos un secreto; de acuerdo a lo que vivían en ese momento histórico ellos determinaban el valor y la certidumbre de cada astro.

Este método de Erandi no lo van a encontrar en otra parte, tampoco lo pueden poner a prueba, las razones de la magia son y nada más hay que decir. La sincronía histórico filosófica le pertenecía a su grupo y sería parte de ellos hasta llegar a la distante época en que los iluminados en las cercanías del siglo XXX lo preservarán como parte de un ritual ancestral.

La fuente de todo conocimiento por tanto, tendría como punto de partida, el número dado por las varas ceremoniales, el astro arriba del templo, las fases lunares, agregando la fecha calendárica solar (Xihuitl, de 18 meses y 20 días con 5 libres para reverencia y reflexión y ritual (Tonalpohualli de 20 meses y 13 días); todo esto sería parte del aprendizaje que tendría Zila al reunirse con Erandi y formaría parte de la diversidad de diseños  en vasijas ceremoniales y de uso diario; los colores igualmente le darían relevancia a fechas especiales, pero eso será contemplado más adelante. 

Lo más importante es reconocer que ellos estaban conectados con el magnetismo de los astros como hasta ahora sucede con todos los que ven en ellos,tanto astros, planetas y constelaciones una mirada al mundo donde el alma puede tocarnos de una forma diferente, es sin duda la red neuronal que nos unifica, solamente hay que saber entenderla.

Posiblemente muchos consideren que los arquetipos dados por los griegos y romanos son los que cubren en totalidad con su influencia, pero cada parte del planeta donde el espíritu fluye tiene hasta la fecha su manera de conectarse con los astros, mayas y aztecas, no estaban fuera de toda esta visión, la diferencia con Erandi y su grupo se centra en que no le dieron jerarquías antropomorfas, solamente aquellas que emanan de la naturaleza y su relación con el humano.

En una parte del mundo y en otra época muy lejana a la que vivió Erandi, surgió el Tarot y su poder se centró en jerarquías de poder; el clero y los monarcas establecieron conexiones para determinar la personalidad de todo aquel que lo leyera, pero eso es otra parte de la historia que no tocaremos aquí.

Cuando recurres a la magia con tu alma desnuda, puede que conectes con todo aquello que lo ha hecho contigo y de esa forma establecer un vínculo mágico y poderoso.

Notas de la autora:

 Tzictli nombre que se da a el chicle en náhuatl

Anxxá nombre que se da al alma entre los náhuatl


“Si algo motiva tu necesidad, ésta te hará descubrir cualidades que desconocías y enfrentarte con agilidad al encuentro de tus metas”

El Mensajero

Por Ariadne Gallardo Figueroa

Mientras para la mayoría el contar con doblones de oro era fundamental para enfrentar una proeza planificada, siendo parte de una estructura comercial bien diseñada, para los ocho iluminados constituía un intento desesperado por ir al encuentro de su destino sin tener que depender de nadie.

Ya habían sorteado el dolor de enormes carencias y ahora tenían la oportunidad de hacer magia con sus vidas y lograr lo que nadie se hubiera atrevido porque les acompañaba un poder único, sus esperanzas puestas en manos de un sueño.

Evaristo exclamó: Ningún hombre sobre la faz de la tierra y los mares podrá o habrá tenido una oportunidad como la nuestra, somos privilegiados por fuerzas más allá de todo entendimiento que nos han fortalecido.

Así que todos apoyaron las habilidades de constructor que tenía Patricio, quien descubrió que con el torniquete de cuerda y el empleo de juntas sería fácil  elaborar una balsa resistente, a falta de clavos, las ataduras entre una madera y otra, al curvar la barcaza era fácil evitar que las separaciones hundieron la nave.

Bajo ese principio y con algunos elementos que fue fácil conseguir en los poblados cercanos sin hacerse notar, los ocho iluminados trabajaban con destreza y bajo la dirección de Patricio.

Zila les dijo con gran seguridad:

-Dayami me ha advertido que no hay islas por el camino que iremos, al menos en un largo tramo, pero cuando tengamos que hacer reparaciones estaremos a salvo a lomo de bestias marinas que ella misma ha contactado con ayuda de Bormanicus.

Todos sonrieron y Evaristo señaló:

-Ningún hombre sobre la faz de la tierra y los mares podrá o habrá tenido una oportunidad como la nuestra, somos privilegiados por fuerzas más allá de todo entendimiento que nos han fortalecido.

Al anochecer cubrían con hierba y hojarasca su humilde pero fuerte embarcación y encendían su hoguera para conversar y disfrutar de la compañía de unos y otros; su mundo jamás sería el mismo y cada momento los acercaba a una aventura inigualable.

Javier señaló:

-¿Tendremos que hacernos de una vela?

Santiago argumentó con seriedad:

-Toda vela es un aviso en alta mar de que podemos ser ubicados, nosotros no pertenecemos a pueblo alguno, somos de diferentes tierras y los que tratan con unos son enemigos para los otros, no creo que sea buena idea.

Jacobo movió la cabeza afirmativamente y finalmente acotó:

-Cualquier esfuerzo podría ser derribado por gente de mala leche, dejemos eso en manos de la magia, una vez puestos sobre la piel del agua, todos sabemos que tendremos ayuda poderosa.

Diego alzó sus manos y exclamó con júbilo:

-¡Qué cada uno de nuestros dioses y deidades nos guarde e ilumine!

Todos se levantaron y tiraron a la fogata ceremonial un puño de tierra para hacer que el fuego bailara junto a ellos, sus sonrisas iluminadas serían uno de los más gratos recuerdos que ellos conservarán en sus almas para siempre.

Cuando logras en la vida contar con un grupo que haría cualquier cosa por defenderte y cobijar sueños y esperanzas, recuerda que la vida te ha puesto en el camino correcto.

Notas de la autora:

Composiciones fotográficas propias con filtro libre de PicsArt


“No todos los rituales que conoces son tal cual, el arte de la singularidad, ser auténticos le da un sentido nuevo a cada celebración; hoy recordamos un momento único motivado por el equilibrio”

El Mensajero

Por Ariadne Gallardo Figueroa

Metztli, llegó al despuntar el alba el sitio previsto para celebrar a la luna azul, ligada a Tochtli y para los contemporáneos podemos describirla como la tercera luna llena del año.

Metztli celebra la luna llena

Se preparó colocando a sus conejos, en la cima de aquel cerro, hembra y macho, quedaron inmóviles después de tanto tiempo viajando en aquella cesta provista para llevarlos hasta el lugar ceremonial; Metztli puso su manos en cada uno de ellos invitándolos a permanecer en aquel lugar.

Ha comenzado un trayecto que debemos recorrer en unidad, exclamó la sacerdotisa discípula del templo de Ometeotl, nada es posible sin la concordancia de los elementos que todos y cada uno de nosotros somos, la vida se rige por el agua, la tierra, el fuego y el aire.

A la distancia en el templo de Coyolxauhqui, todos los discípulos del templo escuchaban los tambores ceremoniales en espera de ver aparecer el rostro iluminado de la Luna con la sombra del conejo.

Por su parte Metztli exclamó:

“¡Recordemos el Teotexcalli, dador de la fuente donde viven los deidades y la serpiente que hoy represento!”

Cuando en Teotihuacán cesaron los tambores, Erandi instó al grupo entero a levantar los brazos hacia el cielo estrellado donde la luna brillaba y esperaron en silencio el sonido del viento que les notificara que la celebración se había completado…

Metztli, vio arder la punta de su báculo con la cual señaló los cuatro puntos cardinales, para detenerse hacia el Sur, Huitztlampa, “lugar de las espinas”, encendiendo la hoguera ceremonial donde levantó a la pareja de conejos para ser iluminados por su luz, pero en lugar de hacerlos arder como se dio a conocer en la leyenda tradicional, permitió que la luz de la hoguera les mostrara la fuerza del Sol y la viveza que permite la iluminación de la plenitud de aquella luna que serena les observaba.

Finalmente, dejó sobre la yerba a la pareja de conejos y exclamó:

¡Reproduzcan su estirpe en el ancho mundo, sean recordados en el reflejo de la luna que ahora es su espejo y les permite mirarse en todo su esplendor, celebremos la vida que todos nosotros somos!”

Al observar el cielo estrellado y la luna azul, el grupo de ascendidos retoma el ritmo de los tambores cuando la sombra del conejo aparece para todos ellos afirmando que la vida se reanuda y vuelve a marcar una nueva etapa donde todo comienza y continua.

El conejo apareció satisfecho de haber completado un nuevo periodo, en la tierra Metztli iluminada por la fogata ceremonial observa con alegría copular a los conejos, iniciando un nuevo ciclo de vida en la armonía de la naturaleza y la libertad de un sitio pacífico:

Sí observas con atención verás la cabeza, orejas, cuerpo y ojo del conejo con claridad.

Erandi dispone jarros de pulque para todos y agradece a las fuerzas de la naturaleza que cada uno de los discípulos han sellado en la distancia, celebrando un nuevo vínculo cósmico.

Mayáhuel la diosa de la mitología mexica (o azteca) del maguey, deidad relacionada con la tierra y la fertilidad, se hizo presente en aquel momento donde todo fue alegría y energía renovada.

Los rituales forman una sintonía que equilibra nuestra relación con la naturaleza, depende de ti cómo los recuerdas y de que forma logras que ellos mismos sean tu equilibrio.

Notas de la autora:

Composición fotográfica de la autora “Metztli y la ceremonia de la luna llena” con filtro libre de PicsArt y foto de archivo de la luna azul


Cada detalle de este trabajo es una aventura creativa, es el momento más fascinante de mis días, poder transmitir por medio de la palabra y la imagen un mundo que se nutre de vivencias y de la propia imaginación; algunos personajes son reales, pero llevan en el transcurso de la historia muchas más magia que los que sólo han surgido de mi imaginación, todos ellos son parte de la travesía que se hilvana en esta cuarta novela titulada: El Mensajero

Pensar la imagen y hacerla parte del relato es la parte más entrañable de todo proceso creativo.

Saludos seguidores, gracias!!


“Donde todo puede ser y no será, donde la lluvia puede ceder pero no lo hará. Hay un lugar en tu mente que permanece inerte, ¡Haz que renazca!”

El Mensajero

Por Ariadne Gallardo Figueroa.

Tocaba el lugar al séptimo de los amigos en su travesía, me refiero a Timoteo, el hombre de creencias católicas, cuya fé sería puesta a prueba; entrar el el territorio mental de Timoteo el católico, era algo muy parecido a mirar el mundo bajo los designios del Destino Manifiesto, muy similar a un credo que surgiría siglos después y que se extendería o al menos pretende hacerlo por todos los confines del amplio mundo.

Para Timoteo la fe cristiana era una herencia divina, de aquellos elegidos para mostrar el camino, la verdad y la vida a los otros; como creyente tenía fe de que la palabra del señor se extendería por toda la tierra conocida y por conocer, él justificaba, de la misma forma que lo harían otros en el futuro la expansión de su credo.

Sin embargo, su creencia sería puesta a prueba, por sus compañeros de viaje y por la propia Dayami que estaba a punto de aparecer en sus sueños. Tomemos en cuenta algunos detalles; sí acaso un pueblo prefiere construir una iglesia en tierras extranjeras con afán de adoctrinar e invalida la fuerza de las creencias del lugar por considerarlo asunto del diablo todo lo referente a los sacrificios humanos ceremoniales, pero es capaz de organizar matanzas masivas en nombre de su Dios, ¿Qué demonio y cuál infierno vives? 

Este sería el contexto al que Dayami se enfrentaría al tratar de penetrar en la mente de un ser cuyo credo deformado siglos atrás lo colocaba en un sitio vulnerable. recordemos el origen de su nombre: Timoteo, era uno de los creyentes del grupo de los 8 náufragos, su nombre de origen griego, Τιμόθεος, “timáo-theós”, cuyo  significado es “Aquel que siente amor o adoración a Dios”.

Recordemos que en aquellas fogatas antes de la vista de Dayami en los sueños de todos ellos fue precisamente Timoteo el que contó el relato del anciano:

El anciano dijo con humildad:

-Gracias, queridos todos, que su fe los envuelva en el milagro de compartir esta noche, se que muchos no creen y otros son parte de la fe del Señor.

Ciertamente el milagro fue que por amistad al anciano todos, creyentes y ateos, se reunieron juntos ese día en una agradable convivencia.

Con el paso de los años la iglesia se hizo vieja y tuvieron que demolerla, los párrocos más antiguos recordaron con alegría la fe de aquel humilde anciano y en honor a su fe y su alegría por compartir, decidieron que la nueva parroquia se edificará en lo que había sido la casa del buen cristinano que creía en los milagros.

La realidad era muy diferente cuando el poder de los que sostenían una fe implicaba al poder político y económico de un Rey y sus territorios sostenerla. Fue así que Dayami esa noche enfrentaría la barrera mental de un hombre que al igual que sus amigos enfrentaría el dolor y la pérdida de todos aquellos a los que amo y se enfrentaría a la más terrible de las contradicciones.

Timoteo era un hombre fuerte, musculoso, de cabellos rojizos y mirada suave, cada noche oraba por sus compañeros y pedía paz y bendiciones para todos ellos, recordaba con dolor el día que ante la más cruel injusticia se enardeció y golpeó a un guardia y tres de ellos se abalanzaron sobre él golpeándolo con crueldad y a patadas le fracturaron una costilla.

Sabía que el mundo no era ese sitio donde era fácil poner la otra mejilla y hacer recapacitar al adversario pero creía en la amistad de sus amigos y respetaba sus creencias ya que ninguno de ellos la imponía al otro.

Entonces la deidad del río le habló entre sueños de esta forma:

“Timoteo, todo lo que crees, pertenece a un mundo que no es de esta época, un lugar alejado en el tiempo; podrás luchar por buscar ese equilibrio donde la gente podrá saber si lo que cree puede compararlo con lo que sabe, donde la lengua de aquel que muestra sus creencias la conozcas y te sea permitido formar parte o libremente retirarte de su templo en paz”

Timoteo asombrado contestó:

-Señora ese sentimiento es el mismo que mi fe reconoce, es la paz bendita del señor.

Dayami acercó su cuerpo etéreo al de Timoteo y colocó su manos en su cabeza, recorriendo su ancho cuello, su barba, ojos, nariz y frente. Timoteo esperó sus palabras con esperanza y gran expectación:

-Deidad del río. ¿Qué es lo que encuentras en mis pensamientos que me espera en esta aventura donde el futuro no lo tenemos claro ninguno de nosotros?

Por toda respuesta Dayami le mostró una escena dolorosa, un hombre desarmado atravesado por la lanza de otro montando a caballo, con la  mirada furiosa el atacante le grita:

<¡Maldito hijo del demonio, lárgate al infierno!>

Después habló la deidad a Timoteo:

Recuerda Timoteo que aquel que no conoce el infierno, jamás entenderá la rabia del que lo ha vivido, tampoco entenderá que ese lugar exista más allá de la muerte que el atacante le impone”

El hombre se estremece ante la visión que le ha sido mostrada: Un humano de talla pequeña con ropas blancas parecidas a las que describió uno de sus compañeros portaba Erandi y la piel del tono acanelado, tal como en el pasado en la visión comentada por Santiago les había sido anunciada. 

Timoteo, entonces con desaliento y angustia contestó:

-Señora, debemos advertirles, tenemos que llegar antes..

“No está en mis manos esa decisión, lo único que he logrado ver es que en la historia de Jacobo habita un hombre con cola de pez; si logro hacer una alianza con él podré ayudarlos cuando se encuentren  en camino. tu amor por la vida es muy grande Timoteo y esa es tu fuerza”

La dama se desvaneció de sus sueños, el robusto varón se sorprendió a sí mismo sollozando entre la vigilia y el sueño; entonces reconoció que más allá de toda creencia el valor y respeto por la vida es y será  fundamental.

Todo ser vivo merece respeto, no importa si lo conoces o no, lo único que no entenderás jamás es que quiera imponerte sus creencias y te imponga respetarlas por encima de las tuyas.

Notas de la autora:

Composición fotográfica de la autora: “La Caracola de Jacobo”


“En alguien has colocado tu inmortalidad, tú la ofreciste, por tanto, eres parte del obsequio al consagrar tu talento a la travesía”

El Mensajero

Por Ariadne Gallardo Figueroa

El aroma de las rosas sigue al apuesto y decidido Hora por el camino que lo lleva al arrullo de las olas del mar en las costas de lo que hoy conocemos como Venezuela; su ánimo al saberse portador de un aliento mágico lo renueva y alegra en los días que lo acercan a cumplir una nueva década en el planeta que lo ha visto compartir sus talentos y sus enseñanzas sin pedir nada a cambio, entregando dicha y felicidad a los lugareños y mostrando sus habilidades activas gracias al rayo que lo ha dotado de un ingenio para ser distinto.

Si ya se que todos se estarán preguntando qué hace una flor de origen babilónico o griego en territorio del continente sudamericano en fechas perdidas en el tiempo y antes de la llegada de los conquistadores…

Existe una historia que se remonta a un poblado muy alejado del sitio que hoy pisamos en la travesía que recorre Hora, pongan atención, no puedo evitar este detalle para que sea entendida perfectamente la procedencia del rosal y del hombre que nos ha cautivado con su ingenio en este relato:

En la ciudad alemana de Hildesheim está situada en el estado de Baja Sajonia un poblado en el cual años después se construyó un monasterio, es el sitio donde fue cultivado el rosal más antiguo del mundo y la raíz paterna de Hora está ligada a esa historia; no me pregunten de qué forma, pero igual que pudo hacer un pacto con el rayo, tener los ojos azules que cuando se enojaba cambiaban a verdosos, su vida y sus misterios fueron conocidos aquellos que compartieron su vida de cerca y puedo asegurarles que  fueron muy pocas personas.

Una vez entendido este pasaje sabemos que Hora poseía una magia que no precisamente lo convertía en inmortal, pero alguien le había dotado de ciertos destellos electrizantes para que su vida lo fuera.

Desde pequeño el mejor elogio que él hacía para celebrar su cumpleaños era correr desnudo, alegre y dichoso, conforme fue creciendo este anhelo en cada festejo se fue limitando al patio de la casa materna en torno al rosal que cultivaba su madre sin ser mostrado a nadie, solo para el deleite de su padre, su hijo y ella.

Es la razón por lo cual el rosal repartió  con él sus secretos y su aroma; ahora que estaba alejado de todo lo conocido, en un sitio donde el idioma no le era fácil de entender y completamente solo, sin Duplo y tampoco el loro que lo bautizó con un nuevo nombre, el varón que está por celebrar su fiesta onomástica, decidió guardar bajo tierra todos sus enseres y ropas para correr sin freno y desnudo por la extensa playa que tenía a su disposición, ésto lo haría por el resto de sus días, estuviere donde fuera, sin importar nada, sintiendo la fuerza del viento en sus cabellos y su piel desnuda acariciada por los rayos del sol.

Sea este pasaje un homenaje a Hora el hombre que supo hacer en su vida el pacto con un rosal y con el poder del rayo.

 ¡Feliz entrada a una nueva década de fructíferos descubrimientos que serán recordados por todo el que se cruzó en tu camino!

Notas de la autora:

El Rosal más antiguo del Mundo

Composiciones fotográficas de la autora con filtro libre de PicsArt