El valor del concepto

2° Capítulo

Por Ariadne Gallardo Figueroa

Contemplar el paisaje y sus posibilidades

El concepto de pérdida es muy interesante, tanto del lado de los hackers, como del área de los investigadores, para los primeros se establece una conexión con el poder y todo aquello que les ha funcionado para pagar privilegios por mucho tiempo; por su parte, a los investigadores toda pérdida de información equivale a tiempo de análisis en un proceso que han diseñado creando estructura y que preserva un plan para lograr objetivos puntuales.

No siempre hablamos de dinero en el caso de los segundos, su mundo se establece ante un horizonte de eventos de larga duración; definitivamente en el caso del primer grupo sus acciones visualizan la inmediatez, quitar al que estorba a sus planes donde las ganancias se reparten por liderazgo y poder.

Tomando en cuenta este proceso, es evidente que para los investigadores, reconstruir la estructura forma parte del ADN de sus propios principios y el mapa de ruta encaja en cada paso realizado, no es lo mismo para un depredador que persigue corromper la información para doblegar a su oponente sin importarle el contenido y detalles del mismo.

Bajo este perspectiva es fácil encontrar sentido al criterio que cada grupo tendría, los primeros no tendrían ventaja y los investigadores expondrán los acontecimientos públicamente.

Continuará…


El valor del concepto

2° Capítulo

por Ariadne Gallardo Figueroa

Lógico resultaba pensar que al programa a cargo de Camyra y Erha Kasey fueran atacados, mucha gente defendía su derecho a portar armas y la creciente desmilitarización aceptada por los países que compartían ideales similares a los asgardianos reconocían que las armas eran útiles para la defensa planetaria, no debían ser utilizadas para el ataque de otros humanos, los acuerdos diplomáticos debían ser suficientes para ese logro.

Como bien sabemos el negocio armamentista quería seguir siendo uno de los más podersoso y sus políticas resultaban avasalladoras, incluso hablando del siglo XXIII donde aún hay una fuerte resistencia a elegir actividades alternas y fortalecer industrias verdes y amigables con los seres vivos y el planeta, por tanto es fácil entender la controversia e intolerancia de grupos que por tiempos ancestrales resolvian los grandes conflictos y los más intrascendentes de la misma manera, con una arma de fuego.

Muchos asgardianos recordaban con aprecio a diversos parlamentarios que habían puesto su esfuerzo en este logro que estaba costando mucho trabajo, décadas atrás algunos de ellos habían sido atacados de forma brutal.

Para esos grupos de choque, no solo importaba defender sus privilegios a portar armas sino su derecho a implementar comercio estratégico donde de acuerdo a ciertas licitaciones ellos no fueran excluidos de los planes grupales; es fácil comprender su descontento e irritación, los asgardianos harían negocio mundial para defender al planeta con un proyecto humanista y mundial y ellos se quedarían fuera.

El perímetro del Centro de Investigaciones Científicas estaba rodeado por una malla electrificada que solo se encendía de noche cuando el servicio de Internet era apagado por razones de economía del gasto energético, por tanto las horas de la madrugada eran propicias para preparar los hackers su ataque.

Una fuerte explosión fue detectada en el área de computo, los sensores de movimiento alertaron a los investigadores y Erha Kasey salió corriendo desnudo por el pasillo, no se entretuvo en ponerse el overol de trabajo, desplego una malla de material aislante e utilizó un artefacto de fracturación de data cibernética.

Camyra y el grupo de apoyo se colocaron en posición de ataque detrás de escudos para repeler armas de fuego al momento que Erha gritó:

-No es un ataque frontal, querían inutilizar nuestra capacidad informática y meter un rastreador de señal, se llevarán una sorpresa…

Morati a la distancia se sorprendió de ver desnudo al investigador Kasey que lo miró de frente y con la misma actitud impersonal e indiferente le instó:

-Esto amerita una rueda de prensa Morati, a primera hora.

De igual forma con un ademán de consternación reunió a Camyra y Yinrú-Ha para detallar el daño estructural, Morati observaba en la distancia hasta el momento de Camyra les avisó que todo estaba de nuevo en control del centro:

-Pueden retirarse la información que esas personas reciban serán fragmentos indescifrables ya que no lograron llegar al centro de mando y mucho menos al respaldo informático, revisen sus pantallas donde reciben la agenda, ahí aparecerán instrucciones precisas para realizarse después del desayuno, muchas gracias por su apoyo.

Continuará…

Photo by Malte Luk on Pexels.com


El Valor del concepto

2° Capítulo

Las palabras de Ethel Boura: «Hay fuerzas que nos siguen desde hace tiempo» quedaron grabadas en la mente del reportero Morati, sabia por indicaciones de uno de los líderes que nada relacionado con sus capacidades psíquicas o sensibilidades predictivas debía salir a la luz pública, verdaderamente era necesario entender que el mundo seguía aún compuesto por creencias ancestrales.

Muchos decían al visitar el Vaticano: «Gracias a Dios la ciencia ha tomado su lugar ante él, poderoso señor del cielo y de la tierra» la afirmación era valida aún y pese a todo lo evolutivo de las circunstancias y los grandes cambios estructurales, además muchos de los ascendidos se reconocían en la diversidad de sus creencias, donde definitivo era pensar que aquel que no cree, no deja de ser un creyente de aquello donde pone toda la intensidad de sus pasiones y creatividad.

Los ascendidos puros sabían que solo el centro de la galaxia daría por terminada la vida como la conocemos hasta ahora, pero la vida del alma sin importar como se le llamara en diversas culturas, sería la memoria genética de los que supieron alimentarla desde épocas ancestrales, reconocían que allá arriba en ese lugar etéreo, perdían la memoria de lo que fueron para ser lo que serán unidos en una tarea vinculante con los que fueran capaces en vida de presentirlos y percibir los motivos para los cuales fueron llamados.

Pronto sabremos del encuentro del albergue de fuego que no se apaga al que su descubridor llamará de una forma especial.

Continuará…

Photo by Miriam Espacio on Pexels.com


El valor del concepto

2° Capítulo

Por Ariadne Gallardo Figueroa

Morati analizó las dificultades del mapa de ruta, escollos insalvables para el logro exitoso del objetivo y se dio cuenta que en los conocimientos del terreno estaban colocando la «Fé» por decirlo de alguna manera del progreso y consecuente éxito de todo el trayecto de la red sónica.

Pensó cuidadosamente en su siguiente pregunta, la humanidad entera pondría su plena confianza en ellos y su estrategia de defensa efectiva para salvar al planeta y si ellos supieran que podrían perderlo todo pese al esfuerzo, tal vez no sería lo mismo. Entonces se aclaró la garganta y lanzó la pregunta:

-¿Qué se le dirá al mundo cuando la red sónica esté en camino?

La respuesta de Ethel fue contundente y no entendible para todos:

-Usted sabe que la mayoría de los científicos en este proyecto tenemos un entrenamiento similar al que se da a los ascendidos, ¿Verdad? -Morati asintió- Bien, ahora entiende que no estamos solos, hay fuerzas que nos siguen desde hace tiempo y los cuatro lideres han sido contactados, nosotros lo sabemos porque lo que ellos perciben, lo percibimos todos.

No hubo palabras, Morati se limito a respetar ese mundo que para él era totalmente desconocido una especie de urdimbre y trama que los asgardianos habían extendido por su conexión planetaria en la cual no todos tenían ciertas capacidades como los antes mencionados. Eran la herencia de un mundo en actitud de defensa de los valores más valiosos de la humanidad entera.

Continuará…

Photo by Rodrigo Souza on Pexels.com


El Valor del Concepto

2ª Capìtulo

Por Ariadne Gallardo Figueroa

Morati en esta ocasión tendrá la entrevista con la jefe de grupo que verifica las cualidades de los materiales que se emplearán en la red sónica, su nombre es Eve Moon  una mujer nacida en Nebraska y de padres coreanos, compartía su profesión con una de sus pasiones personales que era la escultura y el dibujo. Toda amalgama de sustancias para ella recreaba la sutiliza de la naturaleza, había escrito varios libros y uno de ellos se llamaba: “Dentro de toda roca se esconde un alma que desea ser descubierta”

Morati se dispuso a leer el resumen de sus actividades antes de llegar al cubículo donde ella y varios profesionales en materiales estaban trabajando con Eve Moon, dentro de los materiales que ellos valoraban estaba el Tungsteno, fibras de carbono, con todas sus fortalezas y una nueva aleación que se basaba en concentraciones de aluminio.

Morati se encaminó al laboratorio que estaba en silencio en ese momento todos los científicos al mando de Moon, se concentraban en un espacio y desde un cristal observaban algo que habían puesto a prueba, uno de ellos tocó el hombro de Moon y le indicó que Morati había llegado, ella levantó la mano en ademán de “venga rápido y observe.”

Al llegar Morati se puso a su lado e indicó:

Trozo de Tungsteno

Estamos trabajando con materiales inertes y poco reactivos a la tracción y la corrosión, todos ellos deben ser resistentes al punto de fusión, que sea dúctil al grado de trefilarse en expresiones mínimas, aquel que resista lo más alto en la escala será aprobado.

Morati observó un campo de fuerza impuesta a varios trozos de metales de diversas densidades y colores, entonces preguntó:

-¿Al momento cual se destaca como ganador?

-Es el tungsteno y una nueva alineación que estamos probando con las fibras de carbono, necesitamos que sea muy ligero, el primero tiene el punto de fusión más alto alcanza los 3422 grados, mientras que el de ebullición es a los 5555 grados.(1)

Para un buen desempeño necesitamos que la red sónica no se desvié, no pierda piezas y no se destroce si tuviera un impacto desafortunado en camino a su objetivo, esa es nuestra labor y más importante preocupación, ya se ha viajado al Sol con materiales similares, logrando resultados medianamente aceptables que han permitido crear prospecciones desde el siglo XXI, el año 2024 marcó una contundente diferencia y gracias a ese avance las cosas han evolucionado favorablemente, el problema es la desintegración.

Estamos por enfrentarnos a fuerzas que no dependen de nosotros y cuyas acciones son autónomas a nuestros deseos y expectativas, el viaje nos mostrará escenarios que no son valorados por la red sónica, rocas que no podrá atacar, es necesario que se centre en su objetivo.

Morati con curiosidad interrogó:

-¿Usted habla de la integridad de los materiales y por otra parte del impulso por diluir a otras rocas que se mantengan en su trayectoria, expliqueme si entiendo hasta qué punto los materiales estan ligados a la memoria del sistema?

Eve Moon sonrió con esa actitud de aceptar con alegría que estaba tratando con un ser intuitivo e inteligente y asintió:

-La red será impulsada en tierra, con datos precisos, imagenes del meteorito que será su objetivo, al entrar en territorio del cinturon de asteroides y perder contacto con el mando en Tierra, es muy fácil confundirse con rocas similares, es po ello que necesitamos fortalecer sus cualidades, preveer sus movimientos y analizar su resistencia.

En ese instante el grupo de científicos que observaban los materiales al unísono hicieron una exclamación de asombro, Morati e Eve voltearon la mirada para observar y sorprenderse con la roca que resistía toda la presión por encima de las otras que se pulverizaron en estallidos dolorosos y frustrantes.

Uno de los colaboradores exclamó:

-Si hubieramos apostado como se hacía antaño, justo ahora habría algunos de nosotros  con una buena cantidad de euro-soles.

Todos sonrieron,  Eve señaló con alegría a Morati y dijo:

-Lo tenemos, sigue siendo el óptimo por sus cualidades, me alegra que usted haya tenido oportunidad de observarlo para su reportaje.

Morati se despidió agradecido y reconoció que en la vida tenemos muchas opciones pero siempre hay una elección ganadora.

Notas de la autora:

Lo dejaré abajo de este post para recordarlo:

Realicemos  un esquema para que se entienda qué líder va a trabajar con qué jefe de subgrupo y su enlace:

Grupo 1, 5.- Enlaces operativos; Ammar, Ly junto a Erha.

Grupo 2, 6.- Capacitación y nóminas; Daiki, Augusto y Ofelia.

Grupo 3, 7.- Propulsores y Estrategias; Assim, Camyra y Vourik

Grupo 4, 8.- Materiales y cualidades; Yinrú-Ha, Eve y Ethel

(1) Wolfram or Tungsten, characteristics and uses – QueCuriosidades.com


El Valor del Concepto

2ª Capìtulo

Por Ariadne Gallardo Figueroa

Realicemos  un esquema para que se entienda qué líder va a trabajar con qué jefe de subgrupo y su enlace:

Grupo 1, 5.- Enlaces operativos; Ammar, Ly junto a Erha.

Grupo 2, 6.- Capacitación y nóminas; Daiki, Augusto y Ofelia.

Grupo 3, 7.- Propulsores y Estrategias; Assim, Camyra y Vourik

Grupo 4, 8.- Materiales y cualidades; Yinrú-Ha, Eve y Ethel

Tomando en cuenta este esquema sabemos que algo ronda la mente del profesor chino y esa noche tendrá una nueva aparición que le abrirá una nueva posibilidad para su propia creatividad y proceso de investigación.

De nuevo el sueño del águila blanca, la serpiente que en esta ocasión la abraza de forma romántica, Yinrú.Ha se da cuenta de esa envolvente forma de danzar, ascienden a las nubes y se pierden entre ellas, aparece sin que él se lo proponga el mismo paraje de una playa de suaves mareas, pero es llevado en un arrebatado  vuelco al temblor de tierra de una zona que él desconoce.

Un hombre trabaja con barro de un tono especial, oscuro como la piedra de un meteorito, de un pedernal, de la obsidiana, de todo eso sin que en sus sueños exista certeza o palabras que lo contradigan.

Ha decidido dibujar sutiles flores en aquella formación que sus manos recrean, aparece una mujer a su lado, él la nombra con amor las palabras que escucha en sueños Yinrú-Ha son Metztli, el hombre con las manos entre el barro, le señala que tiene una nueva forma de enviar mensajes sin que sea necesario llevarlos físicamente hasta el sitio donde necesitan ser escuchados.

Besa feliz a su amada y la levanta en brazos, al momento que le dice:

<Ha de ser la luz quien logre completar el circulo, la luz que se filtre entre los huecos del barro negro nos darán la señal que requerimos.>

La mujer con el rostro iluminado por las destrezas de su hombre con admiración exclama:

<Santiago, amado mío eres talentoso y vibrante como ninguno otro en la faz de la tierra>

Yinrú-Ha despierta conmovido por la escena y se percata que está  siendo iluminado por los seres ascendidos liderados por el águila y la serpiente a quienes posiblemente con tiempo y paciencia sabrá reconocer.

De un salto toma su celular y envía a su jefe de grupo el siguiente mensaje:

<Eve Moon, hoy tienes la entrevista con el reportero Morati Agu, por favor centra tu atención en el uso de los materiales, su resistencia, cualidades, valores y densidades, el éxito de un buen desempeño, depende de eso>

Sin lugar a dudas no hay mejor guia que aquella que logra inspirarnos y hacer que las cosas sucedan

Foto de archivo de la autora de barro de las tierras de Oaxaca, Mexico


El Valor del Concepto

2ª Capìtulo

Por Ariadne Gallardo Figueroa

Como es de esperarse el subgrupo 3-7 en esta ocasión esperaba a Morati, era el hombre con el trabajo coordinado entre Camyra y su estrategia, en los momentos de la comida lo saludó de forma breve, notó que era un hombre afable y cordial con facilidad de palabra y una sonrisa que invitaba a sentir confianza a todos los que le rodeaban, le instó a no hablar de trabajo y le señaló lo delicioso de unos bocadillos que no debía perderse.

En su hoja de ruta Morati poco antes de dirigirse al aula donde él desarrollaba su trabajo en  equipo, observó que era un psíquico, que había escalado el Everest y uno de sus libros se llamaba El Faro, en la introducción del  libro se leía:

“Todos llegamos a este mundo abriendo los ojos ante una incesante búsqueda, esa razón que se convertirá en nuestra pasión, que nos hará mejores y que impedirá que nuestra embarcación pierda el rumbo”

Con esa información el reportero africano se dirigió con aplomo y gran disposición hacia el sitio indicado donde fue recibido por el jefe del subgrupo 7 cuyo nombre era Vuorik Hanks Ipeily, de intensos ojos cafés, pelo lacio, anteojos de aro delgado, un hombre acostumbrado al deporte de resistencia como  escalar, hacer esquí, trepar a la copas de los árboles, correr, trotar, gimnasia, eran algunas de las disciplinas que Morati leyó en sus notas respecto al investigador que tenía frente a sí.

Lo saludo agradeciendo que lo hiciera pasar y Vuorik Hanks lo presentó al resto del grupo donde todos ellos fueron menos formales que los otros que había visitado anteriormente, levantaron sus manos con un ademán amable para darle la bienvenida.

En  cuanto Morati se sentó, no fue invitado a formular la primera pregunta, en esta ocasión fue al contrario, Vuorik Hanks, señaló:

-Me gustaría saber cuales son sus retos y sus logros en pocas palabras, de esta forma sabré cómo puedo dirigirme a usted y explicarle lo que hacemos aquí en términos que le sean comprensibles.

Un poco confundido Morati se tomó unos segundos para contestar y finalmente habló:

-Mis retos se centran en mejorar mi forma de difundir lo que me importa como ser humano y como poblador de este planeta, lograr que lo que escribo tengo un eco en las personas a las que llega mi información; dentro de mis logros considero que  mi propia labor y mi actividad asgardiana ha  conseguido que mi país dejará de ser visto como una región específica del planeta, des-fronterizar la mirada nos ha ayudado a no focalizarnos en nuestras necesidades, partir de las necesidades globales que nutren amplias regiones del planeta es lo adecuado.

Otro de mis logros es luchar por la educación universal sin privilegios. (1) En algunos sitios del planeta esto ha sido posible, la mente humana es capaz de grandes hazañas, solo necesita las herramientas al alcance de sus manos y si para obtenerlas hay que ser rico o pertenecer al ejército, o ser parte de un credo religioso la universalidad se diluye y el impedimento aumenta.

El científico lo miró con atención y señaló:

-Sin lugar a dudas me ha mostrado el faro y la montaña, de esta forma podemos iniciar con la conversación  ya que este sitio es de proyecciones, todo lo que pertenece a la Montaña son proyecciones, lo que deseamos que suceda y esa voz interior que nos dice: “Toma mi mano y si no puedes, recuerda que mi mano está extendida mostrándote hacia donde debes seguir”

Por otra parte están los obstáculos, esas fronteras que impiden que veamos el bosque completo, las altas mareas que nos hacen zozobrar en mar alto y perder de vista el faro.

Todo el que entra en este sitio no ve a un finés con su grupo de analistas, ve a un descendiente del observador (2) si es que conoce mis raíces, pero sobre todo entra con una pregunta para recibir una respuesta ya que no basta el método, observe Morati, antes de iniciar este proyecto llamado OCTO, el profesor Daiki nos entregó un trozo de papel a los subjefes con estas palabras:

Hoy nuestra lucha no es en contra de otros humanos, es para salvar a la humanidad entera y es importante destacarlo.

El siglo XXIII nos ha mostrado un camino que nos costó trabajo entender y solos jamás lograremos lo que nos hemos propuesto, por tanto aquí hay un balance que se contempla entre dos conceptos: Proyecciones y Obstáculos.

Morati entendió el poder de convocatoria que puede tener una exclamación dicha con la fortaleza para ser sorprendente pero certera y al mismo tiempo buscó en su mente la propia montaña y faro que lo alentaban constantemente.

(1)  Nota de la autora: Recordemos el párrafo de Nuestro tiempo es distinto al de ellos: Morati aboga por combatir a la élite del conocimiento, su reclamo se extendió con el paso del tiempo y fue conocido por personas de territorios distantes que acogieron sus ideales como propios gracias a que contaba con los medios para difundir sus razonamientos.

(2) Recordemos a Valvo el que fue capaz de ver lo que otros no.

Photo by njlabreck on Pexels.com


El Valor del Concepto

2ª Capìtulo

Por Ariadne Gallardo Figueroa

Camyra, jefe del grupo 3 se encontraba en una sala de maquinaria sofisticada, donde diversos prototipos de propulsores dinámicos serían puestos a prueba; tal como lo había señalado el líder de dicha área, o sea Yinrú-Ha, ella debía explicar con claridad la importancia del pre-impulso en la expansión radial de energía.

Su programa central se llamaba Martialis, el nombre seguía los patrones y objetivos que provenían de sus habilidades como maestra de Kung Fu, en este caso el cuerpo  a mantener íntegro sería una especie de red en forma de aguja que se movería esquivando obstáculos en el cinturón de asteroides; uno de los valores básicos se centraba en optimizar el gasto energético y el esfuerzo para distribuir el impacto.

Por tanto un ejercicio de esfuerzo continuo se desarrollaba en su laboratorio, ella  esperaba en la entrada al reportero Morati que la vio desde lejos con actitud de hacer guardia en su espacio de trabajo.

Morati observó a una mujer de espaldas anchas, el pelo castaño claro recogido en una coleta, enfundada al igual que todos en aquel overol reciclado donde se destacaba una musculatura bien lograda, nariz aguileña y pómulos rectos, ojos cafés y algo de rudeza en sus maneras.

Al llegar Morati con una inclinación de cabeza como invitándolo a entrar al tatami, lo saludo amablemente, por su parte Morati accedió al laboratorio sorprendido de ver tantos artefactos para él desconocidos.

Ella lo miró con seriedad y lo presentó a su grupo de técnicos al momento que dijo:

-Iniciemos Morati nuestro tiempo es ahora.

El periodista se acomodó en el lugar que le ofrecieron para sentarse y lanzó su primera pregunta:

-Me gustaría saber su concepto y estrategia para combinar dos disciplinas aparentemente distintas en un modelo de tal envergadura:

-Ante todo el enfoque es simple, conceptualizar las artes marciales no para un enfrentamiento humano, es transformador, el contrincante debe ser reconocido y su atacante anteponerse con una defensa adecuada.

Morati la miró sorprendido y señaló:

-El factor sorpresa, es a lo que usted se refiere.

-Si Morati la diferencia es que una mole de roca no se mueve como un humano y en tal sentido debemos calcular su rotación y giro en el espacio para asestar sobre ella el siguiente golpe y no darle oportunidad de escape.

Dicho ésto, la mujer optó por colocarse en medio del laboratorio en posición de ataque, al momento que gritó el nombre de uno de sus técnicos que acudió al centro corriendo a su alrededor, al momento que ella volvió a gritar:

-Desviación, el hombre comenzó a moverse en zigzag sin dejar de correr y Camyra emitió un contundente sonido gutural tomando al hombre por un brazo y tirándolo como que fuera una hoja de papel.

-Por supuesto que el computador de simulación 3D nos permite variantes sofisticadas y menos burdas aunque efectivas como la que le hemos mostrado señor Agu.

Morati abrió muy grandes los ojos no esperaba una escena tan fascinante y tratando de conservar la compostura interrogó de nuevo:

-¿Cuáles pueden ser los factores de riesgo, como analiza el posible fracaso en la estrategia?

Camyra lo miró con seriedad y asintió:

-Nada es seguro señor Morati, solo la muerte; mi palabra preferida es: Convicción, en ella se encuentran las diversas lecturas de la historia, donde lo que necesitamos para seguir adelante es eso, estar convencidos de lo que somos y con qué instrumentos contamos.

Le pondré el ejemplo de la hechicera que se enamora del Rey, al enterarse los súbditos ella es enviada a la hoguera, ahora le pregunto desde su perspectiva ¿Cuáles considera que fueron las palabras de aquella pobre mujer ante la inminencia de la muerte?

-Morati lo pensó unos segundos y señaló:

-Palabras de rabia e impotencia ante la injusticia de la que sería objeto, no concibo otra explicación…

Camyra entorno la mirada y tomó por el hombro a Morati, le miró fijamente y advirtió:

-Usted olvidó el cuadro completo Morati, las palabras de aquella mujer fueron éstas:

“Sí acaso el más puro amor profesado

me conduce a la hoguera

sea mi fuego, envuelto en fuego

la  única respuesta que merezco”

Morati se dio cuenta que jugarse el todo y con total convicción merecía el esfuerzo que ellos estaban ejerciendo, dando a sus habilidades un sesgo creativo y una voluntad de hierro para lograr el objetivo.

Photo by Oussama Elhaidi on Pexels.com


El Valor del Concepto

2ª Capìtulo

Por Ariadne Gallardo Figueroa

Morati revisó por la noche su agenda electrónica y verificó que el subgrupo 1.5 había sido completado, ahora su cita sería con una dama de nombre Ofelia Navarro-Leal  para cerrar el círculo del subgrupo 2.6.

Posteriormente hizo una videollamada con su hermana quien le notificó que le había 

llegado un correo con las indicaciones de descargas fotovoltaicas para sus necesidades rutinarias y se sorprendió gratamente de que las emisiones energéticas fueran en verdad óptimas, ella pensó que serían menores a lo que recibió y estaba muy contenta.

Morati le señaló que precisamente estaría con la persona que administraba ese caudal de recursos para todos los colaboradores que se encontraban en el Centro de investigaciones, ella le pidió que le diera sus saludos y agradecimiento.

Así fue que en las primeras horas de su día dirigió sus pasos hacia el espacio donde fue recibido por Ofelia Navarro-Leal, mujer de formas generosas y grandes ojos verdes, cabello ondulado y negro, muy negro, le saludo con un apretón sincero de manos y lo tomó por la media espalda para llevarlo hasta el espacio donde varias personas se pusieron de pie para recibirlo:

-Compañeros, el joven Morati como ya lo saben está realizando un reportaje interno y otro para difundir al mundo el trabajo que todos nosotros estamos realizando. Le damos la bienvenida, inicié con la primera pregunta, por favor:

-¿Cómo establece prioridades y de qué manera administran sus recursos?

-Estimado Morati, la regla de oro en este departamento es el equilibrio, la base fundamental es la familia, los ancianos y los que no han nacido, todos ellos son los nutrientes de la composta que somos al producir riqueza.

Sí acaso sus trabajo ha llegado a término, entonces su cosecha se denomina Ceres, ellos ahora son los amigos y consejeros del viaje y necesitan recursos para continuar con calidad de vida.

Para los jóvenes estudiantes el asunto es distinto y en la nómina de recursos entregados verán la palabra Vesta, en ellos vive el talento vocacional, son los que necesitan nutrirse para el viaje que han iniciado consagrados al fuego vocacional.

Aquellos que trabajan con equipos robóticos y se enfrenten a la praxis de un pensamiento creativo, cuya dinámica está valorada en sus cualidades para el cálculo matemático, en su nómina verán la palabra Pallas.

Hay puestos de autoridad como la de los cuatro líderes del Proyecto Octo que se encuentran a mitad del viaje, son profesionales de mando apegados a sus ensoñaciones y no siempre cumplen un trabajo metódico, pueden errar al idealizar sus metas, pero son el motor de la actividad central, su nómina en energía fotovoltáica es Juno.

El grupo que reúne a los cuatro asteroides antes nombrados son los neonatos, los que han viajado en cápsulas de conservación embrionaria a otros planetas en busca de convertirse en pioneros, los que en Tierra o la órbita viven en estado de gestación.

Son el futuro y pese a que existe una ley autosustentable para algunos centros de acogida, es precisamente este formato el que nutre los sueños de los que lo habitan y necesitan desarrollarse con todas las posibilidades a su alcance.

Por último un grupo especial, para todos aquellos investigadores que decidieron casarse con sus instrumentos de trabajo, aparentemente no tienen herederos, pero su herencia es la riqueza que construyeron con esos artefactos, ellos aportan un porcentaje equitativo a los cuatro asteroides antes mencionados.

Morati se sintió cautivado por ese especial modelo de organización e interrogó:

-¿Por qué está tan marcada la mitología grecorromana en la nómina?

Esto depende del proyecto donde se trabaja señor Morati, no es una regla general, el cinturón de asteroides le da esencia al programa productivo, si usted va a continuar trabajando con nosotros más adelante se dará cuenta que el Proyecto nombra a la nómina, no al contrario.

Sin embargo, déjeme advertirle que hay un programa institucional cuyo nombre se debe a Quirón, ese no cambia, es el programa de servicios biomédicos e investigación científica para el bienestar y la salud.

Por otra parte estimado Morati no soy de origen griego, mis raíces son andaluzas y esperamos que todo lo que usted aprenda a nuestro lado sea favorable y enriquecedor.

Morati agradeció con una sonrisa a Navarro-Leal y continuó con su labor hacia el siguiente subgrupo con el ánimo alegre, no sin antes entregarle los saludos de su hermana.

Ofelia en una inclinación de cabeza señaló:

-Ser felices y nutridos por nuestros frutos es lo mejor que nos puede pasar, dé usted  mi sincero saludo a su hermana, por favor.

Un día más en aquel sitio con gente dispuesta al trabajo, contentos de estar en el lugar que los ve florecer y dar su mejor versión de sí mismos.


Por Ariadne Gallardo Figueroa

La vida es azarosa, gobernada por fuerzas y tenues hilos que tejemos en torno a quienes unimos a nuestros sueños; no todos los obsequios de tus manos han sido hechos para todos, tampoco tus más grandes anhelos lo son, si acaso los has creado solamente con la vaporosa estructura de los sueños.

Sea entonces esta reflexión externa al libro, valiosa al parafrasear a un poeta que ya lo ha dicho con perfección y objetiva verdad desde aquella época que forma parte de nuestro pasado histórico:

¿Qué es la vida? Un frenesí.

¿Qué es la vida? Una ilusión.

una sombra, una ficción,

y el mayor bien es pequeño;

que toda la vida es sueño,

y los sueños, sueños son.

Entonces la más clara advertencia es que si deseas que algo suceda, no esperes que fuerzas desconocidas te hablen de que es posible, tu mundo esta hecho de una realidad que pesa y en ella habitan los factores del cambio del mismo modo en que no somos eternos, tus ideas y los hechos, te mostraran el camino elegido, ese que solo ha de perdurar con la estructura que pueda sostener la realidad.

«Monólogo de Segismundo» por Calderón de la Barca

https://www.rjgeib.com/thoughts/barca/barca.html

Photo by Rafael Guajardo on Pexels.com