El camino que sólo intuyes, no le pertenece a nadie y puede ser de todos


“Si tu alcance sensorial es limitado, tienes infinidad de opciones para equivocarte”

El Mensajero

Por Ariadne Gallardo Figueroa

La sacerdotisa del templo de Ometeotl, meditaba en su recinto analizando su pequeños artilugios de magia y poderes especiales:

< La Luna es derrotada en su trayecto por el Sol, en pocas ocasiones durante el viaje logra convencerlo, negociar por su vida y sus sueños. Nunca sabremos la fuerza y alcance de ese trato.>

Lo que ella sentía no solo había sido visto y causado pánico en un territorio amplio que formaba la corona de la Tierra, lo que nosotros conocemos como el polo norte, para ella era imperceptible, difícil sin duda era imaginar la verdadera forma de la vastedad que habitaba junto a otros seres vivos. Ella afirmaba con total seguridad:

<Observar no basta, sentir tampoco, sólo con la magia consigo que los pensamientos tengan sentido; las energías cambian, hay mensajes que se repiten a lo largo del tiempo, son frases que he escuchado y entendido en labios de otros y eso es una constante. Las voces se cruzan de un espacio a otro.>

Mientras ella delibera y se adentra en los momentos donde su soledad es la herramienta para el análisis, en otro sitio del mundo el mar se convierte en una fuerza avasalladora que arranca a su paso la calma del otrora bucólico paisaje: 

El hombre del sur contempla la costa, grandes nubes se ciernen sobre su cabeza, percibe que su cabello ha crecido lo suficiente para cubrirlo y golpearle las espaldas, los peces de grandes dimensiones saltan anunciando algo que él no comprende, son delfines o tal vez ballenas, no puede saberlo en la distancia…

Painani igualmente observa a la gran joroba de los grandes cetáceos que saltan desde donde ella se encuentra y con atención se dice:

< Siempre sucede que al salir del agua conectan con la inmensidad de un mundo al que rozan tan solo unos segundos y eso basta para que la magia haga su parte >

Ninguno de ellos es consciente de lo que sucede en los sitios del hielo del norte y el profundo desasosiego de miles de pobladores el presagio de algo temible para ellos se avecina, pero más de un Monarca sabrá valerse de ello para concentrar tropas y lograr que otros se dobleguen a sus intereses.

Si tienes la información completa puedes darle el uso que quieras, si tienes el poder detrás de un mago, puedes ser poderoso y conseguir cuanto  pretendes pero no por siempre. si tu magia no gobierna tu ambición podrás llegar al profundo conocimiento de la verdad que no todos entenderán.

Photo by Arnie Chou on Pexels.com

by Silvana Palacios on Pexels.com

Todas las aves nos dicen algo


Tal vez debamos atender al llamado de las aves, ellas dirigen su vuelo y su canto con intenciones claras, nos llevan las voces de otros lugares hasta las cercanías del entorno, son el clamor de momentos rústicos y de alarmantes sonidos citadinos.

Pensar que tanto se han alejado para aprender un nuevo sonido, ser dueñas del viento que las transporta y entender que su mirada nos observa en la distancia para sabernos ajenos y al mismo tiempo parte del propio entorno.

Siempre que mires un árbol date cuenta de lo valioso que es, nutre el manto friático, es hogar de aves, realiza la fotosíntesis, y si meditas debajo de sus copas, puede que descubras la magia de un legado ancestral, sin importar la cultura a la cual pertenezcas, nunca lo olvides.

Podemos ser mensajeros, podemos ser la conexión con la maravilla de la vida si sabemos integrarnos a su suave arrullo.

Ese delgado puente que no cruzan todos


Por Ariadne Gallardo Figueroa

A veces te das cuenta que algo no cierra pero tu necesidad de contar con alguien que te escuche, te impide ver la realidad, no quieres verla y sigues por ese camino de chispazos donde no todo es claro.

El peor escenario es que ya no estas dispuesto a ser leal a ciegas y poner todos las manzanas en un solo canasto, entonces sigues compartiendo frutos en otros espacios, con amistad, con sonrisas, esquivando a los que te quieren morder la fruta sin dar las gracias.

Llegas hasta el portal donde alguien decide tomar una parte de las manzanas y no se las come, las deja en su ventana y espera a que las estrellas las iluminen; entonces te hace regresar, quizás la fortuna se ha colocado en el espacio exacto de tus sueños, miras s manzanas y ls valores de otra manera porque integralmente forman más que solo eso.

Lo invitas a tejer una sutil tela de relatos, estos coinciden con los tonos que ambos utilizan, ninguno es genial en todo, son simples mortales que encontraron en sus estrellas y constelaciones algo de complicidad y se arriesgaron a comprobar si esto es verdad, tal solamente es asunto de creer en los astros.

En realidad no hace falta saber escuchar a las estrellas, ellas han estado  ahí desde hace milenios dictando su alerta y su alegría a todos por igual; solo el que sabe escuchar es porque ha aprendido a hacerlo después de golpearse con la realidad que lo mantenía frustrado y atormentado y que no cambia con solo desearlo.

En todo esto no se construye la magia por un tiempo infinito, pero nadie ha llegado aquí permanecer siempre; entonces a veces al primer momento ya sabemos que nos mienten y nos dejamos llevar hasta descubrir de qué se trata, de igual forma cuando es diferente podemos iluminar el trayecto.

Nos sorprende notar que podemos complacer sus términos y verlo mirarse en tu espejo, así avanzamos tomando en cuenta que todas las aventuras tienen cómplices, hasta las más descabelladas e iracundas personalidades pueden formar parte de tus planes literarios. Con los vivenciales el  asunto es aparte, en ellos la sinceridad es un puente angosto y frágil al que no todos les está permitido llegar a salvo al otro lado.

Photo by Flo Maderebner on Pexels.com

El Mensajero, La sustancia de los sueños


Cuento Corto de Ariadne Gallardo Figueroa 

“De qué está hecha la sustancia de las penas más profundas, que son capaces de atravesar mares y continentes enteros?”

El mensajero

A nadie le ofrecieron el mejor sitio para volcarse en vivir a plenitud, pero la alegría es un don que nos todos se atreven a portar en toda circunstancia y no es por que no lo desee, simplemente es algo que no es para todos.

Ella me observa con la atención de un buen aprendiz, no ha dejado de preguntarse por qué decidí no verla y seguir con los ojos cubiertos, su voz y sus inflexiones me darán la pista para saber si está comprendiendo lo que le digo, la gente necesita palpar, tocar a los otros, sentir sus miradas y saberse a salvo. No es lo que necesito de ella.

Hubo un tiempo que era necesario y las certezas se esfumaron, ahora quiero que ella aprenda que desde la distancia está la mejor forma de permanecer cerca.

Lanzo mi pregunta y le nombró:

— Painani, ¿Dime si estás dispuesta a hacer la travesía con la atención debida para lograr tus objetivos y llegar al sitio donde el Sol brilla?

< Ella con inquietud me responde,pero se toma su tiempo, no está completamente segura de eso, de hacer el trayecto y salir triunfante, nadie lo sabe y ella tampoco, la travesía no es para todos y no todos la logran, es verdad. entonces la escucho:>

  • Señora, no se si podré hacerlo pero estoy dispuesta a intentarlo y para eso es que he venido a usted para que me oriente y me de las herramientas para hacer un buen trabajo.
  • Las herramientas son tu cuerpo, tus sentidos y la intuición que ya posees y que no es diferente a la de cualquier otro ser humanos, solamente en el misterio del viaje lograrás despertar todos aquellas habilidades que desconoces posees.
  • ¿Acaso el viaje me hará más fuerte?
  • No lo sé, nadie lo sabe es parte de la vida y en ella debes encontrar lo que sea necesario para lograr tus objetivos, Sólo depende de lo que exista en tu mente que logres hacer un buen trabajo, o tires por la borda lo que pudo ser valioso.

Todo lo que cubre el alcance de nuestra alma no basta para que seamos capaces de ser lo que no somos, esas fueron las palabras del hombre que buscaba el alma de pies alados y que haría una travesía de Sur a Norte.

Ella lo sigue de lejos, siente su olor y su miedo
Ella lo sigue de lejos, siente su olor y su miedo

La mirada de la onza lo seguía de cerca, sentía su miedo en el sudor que atravesaba el viento, el animal no se atrevió a tocarlo, no podía, había algo de ingenuidad y arrojo en aquella persona que para la intuición de la onza merecía de todo su respeto.

Hay personas que pueden vivir en medio de las más siniestras situaciones sin ser aniquiladas por los depredadores solamente por el hecho de que las rodea un aura de tal brillo que es imposible no sentirse embelesados por ellas.

Ninguno de los dos tienen las mismas creencias, no han crecido bajo los mismos términos pero algo los ha acercado, ese aliento de una fuerza más poderosa que la realidad que ambos han presenciado, sufrido y disfrutado.

Ella, Painani, hará el viaje porque es parte de un ritual ancestral de su cultura, él lo hará sin saber que hay en torno a su viaje todo un misticismo oculto; lo mueve la aventura, la necesidad de encontrar algo mejor que lo que ha dejado atrás.

Así inicia este viaje, mi presencia podrá mirar el trayecto desde lejos, he logrado la habilidad de no necesitar un cuerpo físico para hacerme presente en aquel lugar donde he sido llamada, pocos saben mi nombre, todos reconocen la fuerza del mensajero.

Photo by Pixabay on Pexels.com

Las transmutaciones


Durante la revisión siempre surgen ideas nuevas y momentos que merecen destacarse en la historia

Hojas  sueltas

por Ariadne Gallardo Figueroa

(Fragmento de El Puente)

Recordamos los momentos cuando están por concebir bajo condiciones especiales a quien ahora ya sabemos se llama Alnitak, y la madre de Zila, le hace reflexionar sobre su postura respecto a que su hija fuera concebida en la Tierra y no en el sitio lunar donde se encontraba la madre biológica y la luz de los ojos del profesor, como él llamaba; considerándose él mismo un ser cuyas raíces están fuertemente arraigadas al globo azul donde vivimos.

Entonces Sofía Galafik le señala:

-Podían haber elegido el banco de esperma de la Luna, pero por alguna razón tu no enviaste muestras allá cuando ella lo propuso. Una mujer tan independiente y con tantas responsabilidades, tendría que tener razones muy poderosas para no decidir viajar de nuevo a su puesto laboral. 

Zila la miró con una profunda inquietud y por toda respuesta solo contestó:

-No acepto la idea de que mi condición me impida concebir, dependo de la mujer que amo.

En ese preciso momento su madre supo algo que no pudo confesarle, algo que posiblemente sucedería muchos años después.

Zila, muchos, muchos años después

La vida es de un modo y es de muchos otros para la magia que albergamos en nuestra memoria.

Aquello que no le dijo su madre, porque en verdad para ella solamente era una intuición y no una certeza, es que él al igual que otros hechiceros tenía la capacidad de transmutar y bien ahora sabemos de que hablaba.

Fotografía: “La magia de un ser empeñado en lograr lo imposible”

Un horizonte diferente ordena el caos


Los Inicios

El Puente, Segundo Capítulo

Por Ariadne Gallardo Figueroa 

Es importante recordar las constantes transformaciones de la hechicera Sol, para de esa forma comprender que su camino hacia las estrellas, había acontecido  muchos siglos atrás, posiblemente suceda eso a las conciencias que se arraigan en el pensamiento colectivo, son cohesionadas por la acción gravitatoria de todos aquellos que las piensan y esto desde luego que no es ciencia, solamente la magia de mi propia imaginación.

Sin embargo, nadie puede estar ajeno al hecho de que nuestros  pensamientos hacen reaccionar a otros que nos rodean, podemos influir en las personas con lo que manifestamos, esto si es ciencia y si acaso fuera posible potenciarlo a la distancia, bueno a nadie nos consta. De eso están hechos los sueños, cuando proyectamos una idea y podemos con el tiempo concretar, de alguna forma similar a lo que teníamos en mente.

Barderian y Fuego habían puesto en sus mentes una meta bajo un simple enunciado: Preservar lo que importa e interesar a los otros en esa toma de conciencia; cada filósofo, científico, pensador, místico, intelectual, escritor, contestatario social se rige por reglas muy similares; sabemos por el criterio colectivo que no mueren sus ideales, además transforman a la gente que los rodea, sus creaciones ayudan a que la sociedad avance.

También son presas de los fanáticos, de aquellos que se sirven de sus doctrinas y enseñanzas para captar adeptos y modificar a su conveniencia determinadas filosofías, entonces, alguien rompe el molde, crítica, reflexiona, cuestiona, dinamiza el caos del cual surgirá con el paso de los siglos un orden social diferente y todos ellos los que colocan al mundo de cabeza para sustraer lo valioso y desechar el oropel y cada subterfugio  decorativo, quedan perennes, eternos, unidos a una memoria colectiva que los reagrupa y sustenta incluso más allá de su propia existencia.

Con ellos precisamente convivirán en una dinámica fascinante y creando una resonancia los que se fueron pero jamás se olvidaron; cada pueblo del mundo les dará un nombre y los valorará en sus propias creencias, pero es bueno señalar que su conciencia en ese vaivén que no permite el vacío en el inmenso cosmos no reconoce más ideología o credo que el de ser la unidad de conciencias a favor de lo que debe ser preservado; me parece imposible imaginar un cielo para ateos y otro para católicos, uno mas aparte para los musulmanes… No puedo concebir algo así; definitivamente no lo puedo creer al pensar que todos estamos hechos de la misma sustancia y al final no hay atuendo, no hay fastuosos palacios y tampoco banquetes, en un sitio que deja lo material del mundo de los vivos.

Nos acercamos al epílogo

Una vez que los eggyanos portaron sus credenciales que los validaron como residentes en la Tierra, la mayoría de los centros de investigación y agencias espaciales los querían en sus instalaciones, sus importantes conocimientos del cosmos, las innovaciones que habían logrado para emprender la travesía, los colocaban en un sitio de privilegio para impartir clases y conferencias.

Su forzada androginia que los ayudó a soportar la impresionante travesía se fue revirtiendo con el paso del tiempo, muchos de ellos se volvierona enamorar y la vida les permitió que la mezcla entre humanos y eggyanos potenciará los genética de los seres vivos en nuestro planeta, y los otros espacios habitados por seres inteligentes del cosmos.

El nacimiento de la hija del profesor Zila y Citlali fue todo un acontecimiento, por supuesto la nombraron Alnitak, en referencia a la nebulosa de la flama, su día de nacimiento también la recibió un temblor de tierra en la capital mexicana, como recordatorio del día que fue concebida.

En su adolescencia se sentó ante el escritorio de su padre y le dijo con total seriedad:

< Padre, no estoy de acuerdo con que los maestros ascendidos y los líderes místicos, conserven ese nombre, creo que son mucho más que eso, emprendamos una labor para modificar esa idea, revolucionar lo establecido nos da fuerza evolutiva y es la mejor forma de exclamar ¡Hagamos magia! >

El mundo del futuro es algo que construimos en el presente y si logramos que sus estructuras nos ayuden a seguir hacia las estrellas, podremos definitivamente revolucionar lo establecido y ser mejores versiones de lo que ahora somos.

Gift “El efecto mariposa y el caos”

Emprender el camino al futuro bajo la influencia de La Luna Negra


Los Inicios 

El Puente, Segundo Capítulo

por Ariadne Gallardo Figueroa

Ana Pérez Riv, sabía que la conversación no se podría alargar más, pero definitivamente entendió que era un honor que los asgardianos, místicos y eggyanos hayan logrado una conversación tan sincera y veraz, sintió que era el momento de anunciar bajo el influjo de la luna de las grandes oportunidades un ritual por su amistad:

— Hoy sembramos una semilla que se fortalece en la amistad y sincera fraternidad, lo que hemos dicho en este sitio, nos pertenece para ser mejores, para difundir a los demás el conocimiento que tenemos de la vida y de los misterios que guardamos cada uno de nosotros.

Se ha definido aquello que no compartiremos, lo que debemos respetar como parte de los criterios del mundo y lo que llevará tiempo modificar. Pronto se reunirán en Viena para consolidar sus compromiso en la defensa del planeta y tengo una propuesta que hacerles, un homenaje al tesoro del pensamiento eggyano, al valor del pionero Barderian y su valentía; los insto a ofrendar una semilla de Pimelin y sembrarla junto a una de Manzana para edificar un monumento vivo por la unidad y la preservación de la vida que germina hacia el futuro.

La semilla de un manzano estaría junto a la de una de Pimelin eggyano para verlas crecer juntas, posiblemente en un espacio en Viena

Por primera vez en la historia recibirán su residencia como habitantes de la Tierra y colaboradores de Asgardia, extraterrestres de un pueblo rico en cultura y tecnología que desapareció; el mundo no será el mismo, hoy nos vimos en el espejo de un ser que no imaginamos parecido al nuestro, lo dijo el Nazareno hace muchos años y lo podemos recordar hoy:

 Concretamente el  versículo del Génesis que hace referencia a este tema, nos dice: 

“Y dijo Dios: Hagamos al ser humano a nuestra imagen, como semejanza nuestra. Creó pues, Dios al ser humano a imagen suya, a imagen de Dios le creó, macho y hembra los creó”. (Gn 2,26-27).

Esto por mucho tiempo fue olvidado por el que mató a su semejante por imponer sus batallas y hacerse de glorias terrenas, por todo aquel que doblegó a su semejante por sentirse superior a su esencia y su raza. Les costó trabajo ver a su Dios como su semejanza y lo visualizaron en las alturas y le temieron.

Otros pensadores en otras épocas dijeron algo similar: 

Dentro de las enseñanzas de Siddharta Gautama, la filosofía que trata de dar a entender una solución espiritual al sufrimiento humano, fue su bandera, un pacifista quien valoró lo que los humanos sienten con  relación a su entorno.

Se podría extender la lista de personajes históricos que vertieron un mensaje humanista, reconociendo la igualdad y equidad.

Ninguno de nosotros cree que la filosofía y las creencias son escritos en piedra, sabemos que deben evolucionar e interactuar con los otros, reconocerse en los demás; mucho tiempo se pensó que seríamos asesinados por seres de otros mundos,  que  debíamos defendernos, hoy tenemos la prueba que su semejanza a nosotros, personas con necesidades similares a las nuestras, estamos hechos de la misma esencia que está formado el cosmos.

Cada uno de los eggyanos sintió una especial emoción, igualmente comprendieron la ligereza de habitar con un solo satélite natural cuando ellos tenían 7, se abrazaron entre todos y se dispusieron a guardar con especial aprecio la semilla de manzano que Ana les ofreció para solicitar al mundo un sitio donde fuera reconocido su discurso y sus deseos de que ambos arbustos crecieran juntos en un lugar especial y conmemorativo.

Yilia levantó su taza de café en medio de todos los presentes y exclamó:

— Brindó ante ustedes por las lunas habitadas, los sistemas con vida donde la estrella que comparte su calor y energía, ilumina  la mente de todos los que deseamos prevalecer con el paso de los siglos, siendo la mejor versión de nosotros ante la semejanza de los otros.

Zila igualmente alzó su taza y contundente señaló:

— Brindo ante ustedes por que la vida nos permita disfrutar de realidades insospechadas, nos de fortaleza para proteger lo que amamos, nos inste a nunca olvidarnos de lo frágiles que somos ante el poder del universo y encontremos la fuerza para fluir en sus vastedades.

Todos se abrazaron comprendieron que el mundo ya no sería jamás el mismo y que el legado de ellos ya era parte de lo que para el mundo habían dado a conocer como confederación intergaláctica, cuya realidad era más profunda, era la alianza, cuya voz unificada, expandía entre los planetas habitados, la certidumbre solidaria y la certeza de que siempre habría un nuevo mundo donde albergarse en paz y armonía.

Soñar es un recurso que le otorga al futuro una luz para alumbrar el hábitat que nos contiene, posiblemente no somos los únicos con ese sueño y pronto lo sepamos.

Dibujo de la autora: “La Semilla de Pimelin en honor a Barderian y a la raza eggyana”

El estremecedor momento del que nadie fue testigo


Los Inicios 

El Puente, Segundo Capítulo

por Ariadne Gallardo Figueroa 

Barderian con el alma destrozada procedió a diseccionar el cerebro de Raudek Vilob, el amor de su vida y dador de la energía vital que le permitía energizar cada aventura, viaje, emprendimiento, por difícil que fuera, ella era como su luz vibrante, en cada tarea que él hacia, ella permitió que lograra lo imposible siempre.

Con el apoyo de Yertei y Ontyl y asesorados por el equipo entero instalado en la Luna de Medreos, procedieron a la cirugía, Barderian sabía que tenía que regresar a Eggya y difundir el mensaje de Vilob, era importante que la gente lo supiera y estuviera preparada para el momento en que todo llegara a su fin.

Todos recordarán en ese momento la depresiva mirada de Barderian, tratando de hacerse el fuerte para no soltar el llanto ante las cámaras, solo los cercanos entendieron de qué iba todo eso, para las demás personas su intuición señalaba todo por lo que estaban pasando, en general, no había día que no se supiera que otro territorio cercano a la estrella central estaba muriendo o explotando, provocando nubes de polvo y caída de rocas que en otro momento habían sido bellos paisajes de siembra, literalmente la muerte caía en trozos desde los cielos.

Su último aviso fue señalar que emprendería el viaje hacia el lugar con la llave del portal estelar, que con antelación  ya les había comentado, su éxito le impediría volver y su fracaso no le daría la oportunidad de hacerlo saber a nadie, señaló que encomendaba las futuras maniobras en manos del equipo de pilotos, entre los cuales se encontraban Yilia y Taige.

Cuando cumplió con el último deseo de su amada Raudek Vilop, cabizbajo se alejó hasta el galpón donde guardaba su aeronave, presa de una profunda nostalgia, él imaginó que iba a sentir en su cuerpo o cabeza las voces de cada uno de los Drieden que ahora formaban parte de su sistema nervioso central, que lograría agitar su médula con la presencia de Raudek, que podría presentirla, pero no fue así.

Cada dendrita se integró a su cuerpo de forma óptima, hasta formar  parte de su propio ser, no logró reconocer entre dendritas de  Drieden y de los otros seres normales que ahora formaban parte de su ser. Tampoco sabía sí esto les sucedía a ellos, lo que era seguro es que aquellos seres vivos, ahora eran las interconexiones eléctricas dentro de su propio organismo.

Preparó la nave para dar el salto que lo alejaría para siempre de todo los conocido, su mente le jugaba una charada, esa clase de acertijo donde el recuerdo más cercano era su cuerpo quemado sin poder penetrar el umbral y su necesidad de retornar, tal como lo había hecho hace meses.

Esta vez no había vuelta, la afrenta era morir o vivir enfrentando un mundo que no conocía, del que no sabía nada y en el cual tal vez no tendría la oportunidad de anunciarlo a nadie.

El portal lo esperaba con la sorpresa más impredecible

El portal estaba frente a él, dispuso la máquina en forma horizontal y redujo las dimensiones de la misma, lo más cerca de su perímetro corporal; como una ráfaja se lanzó para penetrar ese lugar que nosotros conocemos como la Nebulosa de la Cueva y que posteriormente llevaría con orgullo para cada eggyano el de Corredor Barderian.

Sintió arder cada centímetro de su cuerpo, el bólido que era su nave se pulverizó estallando en pedazos, sus últimas palabras fueron:

“Amor mio, Raudek, estamos muertos con todos los demás esto fue inútil”

Una nube de gases rodeó el cuerpo de Barderian que se estremeció en un quejido aterrador, cuando sus miembros se despedazaron y no supo más de él. La nave solo eran trozos de metal al rojo vivo que se fundieron, goteando en forma de volutas ingrávidas en la inmensidad de aquel sitio que daba vida a miles de estrellas.

De pronto sintió conciencia de ser una minúscula mota rodeada de otras que no podía reconcer y tampoco ellas, Barderian o aquello que quedaba de él articulo una idea en su vacio éter o lo que le permitiera aún pensar:

“Soy el naufragio junto a todos ustedes de mi prepotencia, caemos sin saber a donde y hasta cuando, flotamos en la nada, nos hundimos en un eterno vaivén donde dejamos de existir, la eterna revelación de un éxodo nos motivo y ahora somos trozos de un polvo estelar en la inmensidad del cosmos”

Aquel fluido sin peso, elástico, etéreo, brillaba tornándose en un balanceo de tonos dorados, traslúcidos, donde nada y nadie escuchaba nada, un eco crepitaba a lo lejos, el portal quedaba atrás había sido atravesado sin que la incorporeidad de Barderian y los otros lo percibiera. 

Un silencio  donde el viento del fogoso fuego se extinguía era lo único certero, pero la incertidumbre de ser vapor seguía presente en la mente de Ingerin Barderian, quien se negaba a perder identidad aún sin vida, pese a la propia muerte.

Entonces sucedio lo inconcebible, un fuego fabuloso se acerca sin ser escuchado, sin crepitar y sin llamas, un bólido de tenues tonalidades se desplaza hacia lo que queda de Barderian; se siente aprisionado en una especie de velo que lo contiene y no puede evitar la cercanía de esa presencia difusa que percibe sin verla.

Tal vez los otros que acompañan los restos dispersos de lo que ya no es Barderian}, sienten los mismo pero nadie puede saberlo entre ellos; entonces son impactados por la fuerza de esa masa que los rodea sin invadirlos, sin agredir y un barullo estruendoso grita sin voz, pero penetrando cada fibra del su fluido sin peso:

“Barderian, nuestra tarea juntos apenas empieza, preparense que ésto  no será facil “

Para todos aquellos que han segudo la historia, saben perfectamente de quien se trata y la labor que juntos harán por la defensa del mundo donde vive la esperanza.

Hay batallas que se dan en el más rotundo de los silencios y de las cuales nunca sabremos y en ocasiones de ellas depende todo.

Fotografía Nebulosa de la Cueva

La carta íntima de Raudek a Ingerin


Los inicios 

El Puente, Segundo Capítulo

por Ariadne Gallardo Figueroa

Todos los presentes hicieron una pausa, el silencio no era incómodo, sino reflexivo y estremecedor. Trataban de imaginar al poderoso Barderian comandando una fuerza impetuosa en las fronteras del cosmos, llevando como escudo el amor apasionado de la mujer que supo interpretar sus más profundos sueños y con ellos edificar un futuro alentador.

Al teléfono de uno de los líderes místicos llegó un mensaje que definitivamente no recibió con agrado, tuvo que informar a Zila que el profesor suplente les estaba notificando que había examen de filología. Zila tomó el teléfono y apuntó que sus alumnos estaban en  un aprendizaje que les permitiría aprobar esa materia y cada uno de ellos estaría capacitado para dar una conferencia en clase a los estudiantes restantes.

Los jóvenes sonrieron con esa mirada de complicidad que ninguno de ellos pudo esconder y fue como un viento fresco que a todos hizo bien, Vidra sirvió café con la ayuda de Citlali y la amena y emotiva charla continuó:

Vidra reflexiona: En realidad Raudek era una mujer de ciencia y sus pensamientos no eran apasionados, por eso pudo reconocer lo que Barderian le decía, pero lo amaba profundamente y para el mundo ella murió cumpliendo una tarea extenuante, dando a conocer las posibilidades que existían para hacer ese viaje intrépido en busca de un lugar donde habitar, si acaso hubiera tal maravilla.

A Yertei,  mi padre,  no se le iba a escapar nada de lo que en aquel laboratorio en la Luna de Medreos sucedería, después del empujón que le dió Barderian, se acercó a él con una llave, era del cajón privado de Raudek, lo miró con dolor y no dijo más.

Habría sido muy difícil que mi padre no supiera de esa carta, él podía llegar a los pensamientos de Ingerin Barderian, como lo habían hecho tantos otros Drieden, su pasión desbordada era un grito que cantaba en las cabezas de cada uno de ellos, así me lo llegó a decir mi padre en alguna ocasión y lo creo, absolutamente creo que la transparencia en la mente de aquel pionero era cautivadora para muchos.

Aquella carta era breve pero escrita con mucho sentimiento:

Amado mio, Ingerin, estrella brillante de mis noches más oscuras:

Sabes bien que con el paso del tiempo no lograré verme premiada con la vida, como la mayoría de los que caemos presas de esta desafortunada enfermedad; mi pierna empezó a flaquear y es cuestión de días para que el diagnóstico se cumpla.

Quiero agradecerte todos los mensajes de amor que me escribiste, me dieron alas para descubrir un código oculto en cada uno de ellos; encender una luz por el camino desconocido donde consolidar lo imposible, hacerlo visible y permitir a otros mirar con nuevos ojos la esperanza que ahora se nos quiebra.

Deseo que encuentres el amor, siempre es posible mirar hacia otra dirección y descubrir el brillo en la mirada de otros, hacerlos latir, sonreír. Yo estaré en tu mente pero no estaré sola, he de encontrarme con todos aquellos que nos seguirán, que habrán entendido tu mensaje y formarán una red valiosa para enfrentar un nuevo comienzo.

Permíteme mirar ese mundo que aún no conocemos a través de tus ojos, dame ese regalo, la casa del futuro donde vuelvas a sonreír y cautivar a otros con tu forma única de ser.

Encontrarás la forma, lo puedo asegurar, seguirás brillando como una estrella central en todos mis momentos, tu amor es la energía que jamás se apagará aun cuando la estrella  de nuestro sistema en Eggya haya decidido que su momento ya termino.

Tuya, amorosamente Raudek Vilob

Dicha carta la conservamos como transcripción de la mente de mi padre, anoche la tradujimos para todos ustedes y se encuentra en los archivos holográficos.

Barderian definitivamente le ha permitido a Raudek ver muchos mundos, todos los que se encuentran  aislados o habitados en el universo, las casas de seres llenos de esperanza por conservar su cultura y su tecnología. Barderian ha sido un faro para todo planeta que navega en el amplio mar de estrellas como él lo señaló.

Sin embargo es totalmente cierto que recibió ayuda de un grupo del que hasta ahora no sabemos si es  liderado por un soberano con intenciones similares, ahí es donde entran ustedes, ya que ese grupo sin duda es el de los maestros ascendidos.

Vidra miró a Ana Pérez Riv y posteriomente movió su cabeza al sitio que ocupaba el profesor Zila y reflexiva interrogó, ¿Hay una clara diferencia, verdad, ustedes habitan una tierra que gracias a ellos en más de una ocasión han escapado de la extinción, pero ustedes los conocen?

Ana, con total contundencia afirmó: 

Han cubierto con su pensamiento mágico, filosófico, innovador, la mente de muchos, les han mostrado el camino para proteger la semilla del ser humano y de todos los seres vivos que en el pasado de manera incesante, destruyeron culturas y espacios; más allá del entorno galáctico, influir en los pensamientos y decisiones voraces, de todos aquellos que estuvieron decididos a aniquilar grandes territorios y contaminar entornos en aras de logros individualistas.

La casa que tenemos en un sitio unido a una fuerza galáctica que nos contiene y también tiene el poder de devastarnos y puede terminar con la vida debido a las acciones de los propios habitantes. Los maestros ascendidos se reconocen por su labor en el paso histórico que han trazado, su mente ha logrado trascender y formar un velo etereo, cuya fuerza se preserva unida debido a la influencia de los planetas que giran al rededor de nuestro Sol, quienes han captado por siglos las vibraciones del pensamiento humano y su resonancia ha permitido envolver y clasificar conductas, al mismo tiempo modelarlas.

Más allá del dogma y las creencias que han impulsado a determinados grupos con   el tema de ideologizar su poder, los maestros ascendidos se han liberado de dichos atavismos, uniendo los valores cuya sustancia nos humaniza, dejando el esclavismo de creer en una fe ciega que determina un castigo o un premio para el creyente.

Ana, hizo una pausa y señaló: Podría seguir hablando del tema, pero me gustaría conocer  sus comentarios al respecto.

Taige, la miro con entusiasmo y argumento: Decana, lo que usted dice ha sido un camino azaroso en tierra de conquistadores. Me alegra mucho comprender el valor de sus ideas.

Cada uno sabemos con certeza que nuestro tiempo en el mundo que habitamos es único y debemos sembrar el camino con nutridos pensamientos de unidad, para lograr trascender y ser parte de la fuerza que nos preserva.

Se apaga nuestra estrella, mi pasión jamás


Los inicios 

El Puente, Segundo Capítulo

por Ariadne Gallardo Figueroa

En la casa de Ana Pérez riv todo era movimiento al momento del desayuno, fruta, jugo, café unos buñuelos bañados  con salsa de arándanos fueron festejados por los comensales con agrado. Daniel señaló que continuarán con las conversaciones pero tenían que decidir de igual forma cómo procederán ante las autoridades, ellos no confiaban en difundir lo que entre ellos se había dicho.

Frint comentó que la parte más difícil estaba por ser explicada a los amigos asgardianos y a todos los que formaban parte de esa reunión e instó a Vidra para que diera continuación a la charla:

— De acuerdo a lo relatado por mi padre, señaló la eggyana, lo que podemos traducir como flecha de lanzamiento o vector tenía que reducirse al tamaño del cuerpo de un humano y el trabajo de las dendritas de los seres Drieden se abocaría a minimizar el daño cerebral ante la ráfaja de velocidad que debían inyectar a las naves  al entrar por el portal analizado por Barderian; quienes lograron atravesarlo deberían seguir la ruta de lo que ustedes conocen como el espolón de Cefeo.

En ese momento se decidió nombrar a ese espacio El Corredor Barderian, el asunto no dependía del todo de la destreza de los pilotos, ya que como bien se analizó con ondas infrarrojas había momentos en que el nacimiento de estrellas impedía el acceso adecuado y pulveriza lo que encontrará en el camino.

El cuerpo de Raudek Vilob se deterioraba cada vez más y se dispuso con ayuda de los asistentes a dejar un mensaje a Barderian, ella forzosamente quería que fuera de su puña y letra; además hizo una especie de diagrama utilizando términos sondonitas, como ustedes saben palabras que fueron encontradas en las sondas espaciales que llegaban desde la Tierra

Las explicaciones en lengua sondonita para difundir en la Tierra descubierta e indicar a Barderian el plan de Raudek Vilop, éstas requirieron de nuevas traducciones para ser legibles

Nosotros al llegar a la Tierra hemos notado que no necesariamente eran los términos adecuados por ejemplo cuando señaló ramificaciones uso el término Deer, hemos encontrado que hay un animal con astas que se ramifican pero ese vocablo tal vez no era el adecuado;  como pueden ver en el holograma empleo la palabra Netf, para describir las redes que fluyen entre los Drieden y los seres sin esas cualidades; Edegyas es lo que ustedes conocen como alelos, entre los seres productivos y los que habían quedado estériles, ella quiso explicarle que no importaba ya que en trayecto no era relevante la vida sexual, sino cerebral; los términos  Ir y Fin, describiendo el curso y la finalidad; para ella la parte que angosta era el portal reduciendo el tamaño de la nave y del cerebro de los sujetos en el viaje; en verdad le costó muchísimo trabajo.

Cada Gylenty, es decir en el idioma de ustedes cada Dendrita, logró que nosotros nos pudiéramos movilizar hasta este lugar, lo que más le preocupaba a Raudek era que Barderian entendiera que tenía todas las posibilidades para emprender el viaje y comenzar una vida diferente. No contaba con que él al saberla muerta, no tendría motivo alguno para seguir adelante, olvidar su más grande pasión era imposible. al morir nuestra estrella él estaba dispuesto a morir también.

En ese momento se tomaron fuertemente de la mano Zila y Citlali quienes ya habían intuido algo de eso en una charla anterior. Vidra le pidió a Frint que explicara el resto de la secuencia de hechos ya que él estaba en esos momentos en Eggya con Ontyl y el pionero Barderian:

— Precisamente fui yo quien recibió la notificación de la muerte de Vilob, el equipo solicitaba la presencia de Barderian, tenían que entregarle unas notas, en verdad jamás vi a un hombre como él con esa fuerza y entereza derrumbarse ante nuestros ojos, se tumbó en el suelo y empezó a gemir un llanto desgarrador, era imposible consolarlo, se apoyó contra las rodillas y gritó groserías, se preguntó qué clase de injusticia era esa. Era imposible no llorar con solo mirarlo.

El mensaje en Eggyano de Raudek para Barderian

Frint tuvo que detener su explicación, desorientado y confundido intentó recuperarse para seguir con la explicación. Zila le tomó por la espalda, la mayoría sabía el poder balsámico que él poseía y en verdad en ese momento fue de mucha ayuda.

Vidra, se despejó la voz para continuar con el relato ya que su padre minutos más tarde trató de tranquilizar a Barderian por teléfono, le instó a despejarse e ir a la Luna de Medreos. Supuso que lo animaría para seguir la tarea de su amada Raudek y cumplir sus deseos, ya que ella hubiera sido muy feliz  pensando que él volviera a vivir.

Sin embargo, en la mente de Barderian esa posibilidad era nula, conociendo su difícil situación Ontyl, Taige y Frint lo acompañaron a la Luna de Medreos, todo el camino no dijo una sola palabra y tampoco nosotros quisimos invadir sus pensamiento, nada que dijéramos aliviaría su dolor, señaló Frint y agregó:

— Raudek no quiso que se desperdiciara el tiempo, sus instrucciones fueron claras, una vez muerta debían proceder a separar su cerebro del cuerpo y vitalizarlo con Gylenty de Drieden; sin duda otro duro golpe para Barderian que la hubiera besado aún muerta y hubiera deseado estar a solas con ella.

En ese momento Yertei lo tomó por los hombros y le dijo que tenían que hablar del siguiente paso, Barderian tenía la opción de insertar parte del cerebro de su amada y disponerse a viajar compartiendo sus  vibraciones con la  propia memoria para vivir en un sitio diferente, al lograr pasar el corredor Barderian. Ella confía que lo vas a lograr.

Barderian con rudeza se zafó de las manos que lo mantenían cerca del padre de Vidra con un desgarrador: 

< ¡No puedo, me niego a  hacer eso, si ella va a estar dentro de mí, seré un soberano del mar de estrellas! No habrá Tierra o planeta por habitar sin su presencia, no la voy a olvidar besando a otra, ella me salvará de la muerte y estará dentro de mi! >

Ante la contundencia de su argumento entendimos con el tiempo que el mar de tonalidades Ambarinas, lo convirtió soberano y protector del universo. 

El relato nos lleva a la crudeza de un momento definitivo y la apasionada y valerosa alternativa de un pionero.

Dibujos de la autora pertenecientes al post del 4 de abril del 2021

Referencia del post: La minuciosa investigación sobre secuencias de Raudek Vilob:

Berderian fue más lejos, contactó a los Drieden a partir de una dendrita, lo que para ellos era  una Gylenty, en personas ya fallecidas y produjo numerosas ramificaciones, lo que condujo a una fascinante proyección en el tiempo y el espacio. Post fechado 4 de abril 2021.