Unir la memoria histórica al tejido social


Los inicios

El Puente, segundo Capítulo 

por Ariadne Gallardo Figueroa 

Vidra continúa el relato de Yertei, su padre quien antes de llegar a la  Luna de Medreos había solicitado a los científicos que con la luz apagada se dirigieran al cubículo donde se almacenaban los cerebros de los eggyanos fallecidos en el instituto de neurociencia.

Para el grupo que se dirigió hacia allá el escenario fue sorprendente, definitivamente algo similar a lo que experimentó  Barderian en su hogar; los frascos con luz parpadeante se encontraban en distintas partes de los anaqueles, la obviedad señalaba que esos cerebros pertenecían a driedens.

Tomaron los frascos y los llevaron al cubículo donde estaban trabajando, Raudek comprendió de inmediato que esa era la red a la que se refería su amado Ingerín, lo que no entendía era la forma cómo esa red tendría que estructurarse.

En ese momento vieron las noticias de último momento donde Barderian regresaba de lo que ustedes conocen como la nebulosa de la cueva y gritaba exaltado que había encontrado la llave; lo hospitalizaron y le hicieron una evaluación psicológica, todos pensaban que había enloquecido después de tan intrépido viaje. El equipo de científicos envió un comunicado con carácter de alta clasificación de seguridad, el cual fue membretado bajo las siglas:  VF (Vilob Fardeg) para conocer el estado del pionero Barderian.

La joven Tai, aquí presente debe recordar ese pasaje, Vidra extendió su mano para darle la palabra a Taige:

— Así es recuerdo verlo con el pecho quemado de seriedad y parte del cuero cabelludo hecho trizas; cuando nos quedamos a solas me dijo:

<Me inyecte una intravenosa del líquido del bulbo raquídeo de un drieden, soporté lo imposible pero creo que no fue suficiente o no es el método adecuado, necesito que vayas a casa y los alimentes con una solución de glucosa al 2%, me van a dejar aquí un buen rato y no quiero que se pierdan, son 3, gracias por venir esto no lo puedo decir abiertamente, ya me evaluó un “loquero” y tengo que salir en cuanto la piel soporte la ropa. Taige, por favor ponte en contacto con alguien de Tourum, no hay tiempo>

Yo misma pensé que había enloquecido, al final me dijo con los ojos muy abiertos:

<¡Taige, sí es posible salvarnos vi el portal, tenemos esperanza!>

Me fui a su casa y encontré la libreta con el experimento y un número telefónico de la Villa de Tourum, al marcar me dijeron que llevara los tres frascos al laboratorio de Raudek Vilob, ella iniciaría el proceso de preservación de los tejidos con las otras unidades, agregó que ellos esperaban instrucciones de Yertei quien ya estaba en camino.

El equipo respeto la libreta de Barderian y nombraron al siguiente de la siguiente forma:

Ingerin Barderian  y equipo VF, bitácora de la prueba número 2:

Paso número uno: Extracción de líquido del bulbo raquídeo y evaluación de compatibilidad con cerebros eggyanos sin capacidades especiales.

Paso número dos: Disección de masa cerebral para evaluar tejido de mayor actividad drieden.

Paso número tres: Acopio de tejido a una red de información digitalizable

Como usted se dará cuenta profesor Zila por una parte queriamos ver si rescatabamos con este métdo de la paralisis a los cuerpos de pobladores vivos y por otra parte si logramos preservar dentro de una dendrita de drieden la mayor información posible de nuestra memoria gráfica e histórica, también aquella que conservamos de las sondas espaciales que  habíamos logrado captar en sus recorridos al hiperespacio.

Taige toma la mano de su pareja Yilia y con aprehensión señala al grupo:

— Nuestro mundo se desmoronaba y las alternativas eran escasas, tuvimos que asirnos a lo que fuera o resignarse a perderlo todo. 

Zila los miró admitió: 

— No me atrevo a especular nada pero imagino que la presencia física de ustedes es algo más que solo eso.

Vidra apuntó con una sonrisa nerviosa:

— Prefiero que vayamos por partes, ya que mi padre tuvo una influencia determinante en las siguientes pruebas.

Algyen se levantó y frotando sus manos dijo:

— Creo que no nos caería mal un poco de café o alguna bebida, ¿Le agrada la idea profesor Zila?

Zila solo asintió algo atónito ante el relato que resultaba fascinante y estremecedor por las circunstancias en que sucedió.

Muchas veces analizamos una parte del escenario y mirando a la distancia las realidades son otras y han puesto a prueba a miles de pobladores.

Fotografía del cerebro

Ensayo y Error; Vivir o Morir


Los inicios

El Puente, segundo Capítulo 

por Ariadne Gallardo Figueroa 

Zila de golpe comprende la realidad que los eggyanos le explican y reconoce por que en algunas ocasiones Tai asemeja la experiencia de ellos con la de un cristal por el cual podemos ver del otro lado de la galaxia y encontrarnos con una realidad  que no nos es ajena; con total pesadumbre  comenta:

— En el tiempo que nos ocupa 2287, los humanos hemos expandido la población a la Luna, y de igual forma a Marte, si pusieramos el ejemplo de las distantes y desaparecidas Lunas de Pible o Yberil, yo no soy un conocedor pero no es difícil imaginar a Mercurio cambiando de tonalidades y convirtiéndose en una incandescente sol que estallaría repartiendo bólidos de fuego en diversas direcciones del Sistema Solar; entonces todo lo que hemos creado, la expansión a la que nos hemos enfocado y la vida de los seres humanos  de la actualidad que esperan dejar generaciones poblando esos territorios donde sus parientes laboran, dejarían de ser certeros, dejarían de  ser productivos, nuestra historia, cultura, logros y hazañas se verían convertidas en cenizas.

Tai lo observa con atención y asiente, al momento que le da la palabra a Vidra, extendiendo su mano para darle la palabra:

Vidra: no para todos existe el concepto que tienen algunas poblaciones  humanas de “Divinidad” es un arraigo que nosotros desligamos hace mucho tiempo de la filosofía

— Mi padre fue un drieden, posiblemente no para todos exista el concepto que tienen algunas poblaciones  humanas de “Divinidad” es un arraigo que nosotros desligamos hace mucho tiempo de la filosofía tal como la vemos, pero se que usted entiende perfectamente a qué me refiero. Ahora bien, la búsqueda para conectar con otros que no lo son, que no son drieden no tuvo nada que ver con teorías metafísicas, sino con la incesante necesidad de encontrar una salida, de evitar perderlo todo.

Si tiene tiempo le contamos los hallazgos preliminares del pionero Barderian que conoció a algunos del grupo, en esa época Tai era una adolescente en riesgo de caer en la parálisis a la que muchos se vieron expuestos.

Zila mira su celular y les pide unos minutos para hacer una llamada, ya que en verdad le interesa saber más de lo que ellos amablemente desean compartir.

< Madre me puedes decir como va todo el proceso de Citlali, por favor, la entrevista ha resultado de lo más enriquecedora y me pregunto si hay tiempo para que ellos me den más información…>

< Por supuesto hijo está con una intravenosa de gonadotropina coriónica y revisan los niveles de progesterona, el médico señala que esta hormona facilita la anidación del bebé, fortalece el endometrio y fortalece la placenta; sus niveles variaron al estar en condiciones donde la gravedad Lunar, genera cambios, déjame te paso al ginecólogo que la está asistiendo para que te de más datos…>

< Profesor Zila, si habla el Dr. Mariano Alvez, todo va respondiendo satisfactoriamente, estamos evaluando el lactógeno placentario, ya que su esposa estuvo bajo una fuerte carga de estrés con el bombardeo de los meteoros en la estación lunar internacional, las proteínas y glucosa necesitan nivelarse, la oxitocina se inhibió anta la presencia de adrenalina, nos tomará algo de tiempo, vaya tranquilo a desempeñar sus actividades en dos días a lo sumo este proceso nos permitirá colocar con éxito al bebe en el vientre materno…>

Zila regresa al salón donde se han reunido y les pide que prosigan con el relato, es Vidra quien toma la palabra:

— Mi padre se llamaba Yertei, fue parte el grupo con el símbolo del infinito, de acuerdo a lo que hemos aprendido de ustedes sabemos de un matemático y astrónomo alemán August Ferdinand Möbius en 1858 creó una cinta; pero no tiene nada que ver con que mi padre identificara al grupo del laboratorio de Raudek Vilob con algo parecido, en absoluto. Lo que mi padre vio fue el sentimiento de Barderian y la inspiración que emanaba de su ser con solo pensar en su amada Raudek, para Barderian ella era el principio y el final de su universo mental, es por eso que mi padre al mirar hacia la Luna de Medreos y recibir un mensaje de ella supo de quién se trataba.

Cuando mi padre llegó al laboratorio le hizo saber al equipo de este sentimiento lo cual invadió de gozo a la jefa del equipo  y al mismo tiempo facilitó el camino que emprendieron y que no fue nada sencillo.

Barderian necesitaba con desesperación entrar sin peligro a la zona del espacio profundo y se lo hizo saber a Taige:

— Tengo en mi poder una herramienta de la cual no te diré nada hasta que la prueba con éxito, necesito saber  si consigo  convertirla en una aliada en la distancia, me encamino hacia ella la nombraré prueba número 1, no tengo claro cómo asimilar la herramienta de la cual te hablo pero lo dejaré en bitácora en mi escritorio, si acaso no vuelvo, por favor abre mi casa y haz de todo lo que en ella guardo parte de tu investigación, manten informada a Raudek, solo en caso de que no se conozca dato alguno de mi regreso.

Ingerin Barderian anoto en la bitácora de la prueba número 1:

Paso número uno: Extracción de líquido del bulbo raquídeo que inyecto de formas intravenosa en mi organismo.

Paso número dos: Evaluación de mi ritmo cardiaco, aumentó considerablemente y posteriormente se estabilizó.

Paso número tres: Me dispongo al despegue hacia el espacio profundo. Cambio y fuera.

Vidra continua el relato  y señala: 

— Barderian regreso con el cuerpo con quemaduras los medios lo televisaron su alborozo era evidente el nombró a ese espacio El portal del que nace a la luz. Ese sitio ustedes lo conocen como la Nebulosa de la Cueva

Evidentemente la fortaleza del líquido que obtuvo del bulbo raquídeo del cerebro de un drieden fue el primer paso; Barderian se había convertido en el mensajero entre dos mundos, pero sus alcances siguieron, comenzó a crear alternativas para resguardar nuestro conocimiento y pudo rescatar de la paralisis a unos cuantos eggyanos.

Por otra parte mi padre fue testigo del delicado e intenso trabajo que emprendieron los ocho científicos cuando lo nombraron asesor de operaciones.

El tiempo se agotaba y la necesidad de preservar lo fundamental era imperativo, veremos un trayecto donde más allá de toda lógica, estaba la energía de un grupo dispuesto a  lograr lo imposible.

Referencias de la autora:

En el capítulo uno, El puente: Subtitulo: Para la alquimia es menester una llama perpetua.

Fotografía del libro Newton, una biografía breve, de Peter Ackroyd, capítulo XI Adoración del héroe, Pág. 128

Pon la luz en manos de la eternidad


Los inicios

El Puente, segundo Capítulo 

por Ariadne Gallardo Figueroa 

Eggya meses antes de su desaparición

En aquel momento, vemos entrar a Ingerin Barderian al hospital general de Eggya, lo recibe un médico que le anuncia con profunda tristeza:

— Las tres personas de alta edad que nos trajo no lograron sobrevivir, lo siento mucho, el protocolo impuesto por sanidad requiere de la firma de conocimiento de un familiar para proceder a  la autopsia y retirar el cerebro de cada uno de los fallecidos; usted fue el rescatista, es por ello que acudimos a usted.

Ingerin, sin decir nada extrae de su camisa una pluma y mira al médico quien le pone enfrente los papeles para que el procedimiento sea efectuado. al pasar de varias horas le entregan un paquete sellado con los restos que deben ser llevados al  instituto de neurociencias. Es demasiado tarde, Barderian sube a su auto y los lleva consigo a casa.

Abre la caja y los coloca a cada uno de ellos en la mesa de trabajo, agotado se desploma en su cama, buscando a qué asirse para calmar la depresión, entre la vigilia y el sueño encuentra el amado rostro de Raudek y se abraza a su almohada con fuerza:

< Amada mía, en la intimidad siempre fuiste juguetona, te amo, siempre has sido tan tenaz, eres la persona más inteligente y apasionada que conozco y sé que los demás solo ven a la primera, mmmmh! Linda>

Barderian sin darse cuenta besa repetidamente a la almohada pero una luz interrumpe su delirio apasionado, al que trata de hundirse una vez más sin conseguirlo. Esa luz es similar a un pulso y termina por despertarlo:

< ¡Vaya debí dejar el celular encendido sin darme cuenta por el agotamiento!>

Refunfuña y a regañadientes se dirige al estudio y mira su reflejo en el espejo de la pared; su cabello alborotado, el vello del pecho cambia de tonalidad con el haz de luz que parpadea como si fuera un corazón, su rostro se ilumina una y otra vez al ritmo de aquella luz que proviene de los frascos donde están los cerebros de los tres eggyanos.

Con el rostro iluminado y la mente igual Barderian se da cuenta que los tres drieden le están enviando mensajes directos y en consecuencia actúa:

Toma su teléfono y marca a la biblioteca de Abudanaya, el teléfono suena pero nadie contesta, se da cuenta que es media noche también para ellos y deja un mensaje:

— Con carácter urgente empiecen, a digitalizar todos los materiales que se encuentran en su poder, todo resguardado en tubos de silicio murdoriano; llegaré en las primeras, sí necesitamos fondos para contar con más tubos lo voy a negociar, esto es imperativo, gracias.

(Tal parece que la biblioteca no era del todo digital como se dio a conocer a los terrícolas)

El segundo mensaje que recibe lo pone reflexivo, en realidad no comprende cómo hacer lo que le piden, pero sabe perfectamente a quién llamar para completar esa tarea.

En la  luna de Medreos

Horas más tarde el equipo de Raudek Vilob recibe un mensaje de texto de Yertei:

Estimada Raudek Vilob:

Entiendo que usted está a cargo  del grupo con el símbolo del infinito del que me habló el pionero Barderian, esperábamos su mensaje de un momento a otro. Estaré con ustedes lo más pronto posible, ciertamente el tiempo apremia.

Anoche llegó un mensaje a Abudanaya y todo está dispuesto, no basta el acopio de información, le explicaré en persona de qué va todo esto. Diríjase al banco de neurociencia con la luz apagada, separe el material  indicado, sabrá a qué me refiero. Gracias.

Yertei,  es el drieden con quien se comunicaron dejando un mensaje en la Villa de Tourum, ellos muy pronto sabrán que cada uno de estos seres especiales han creado un lazo único,  sin importar quién de ellos conozca la información antes, cada uno de ellos puede  transmitirla a la persona indicada que logre completar el círculo.

Nos acercamos a una realidad que a ellos los rebasó y tuvieron que hacer de sus talentos el recurso más valioso para rescatar lo mejor de cada uno de ellos.

Photo by Jaymantri on Pexels.com

Taurus, Toro, Toroide


Los inicios

El Puente, segundo Capítulo 

por Ariadne Gallardo Figueroa 

Zila observó al grupo de eggyanos con seriedad y Vidra comentó:

— Hemos avanzado por caminos que no son iguales, pero en algo coincidimos, preservar lo que resulta fundamental para cada uno de nosotros es el motor que nos ha guiado hasta encontrar un sitio con un acervo cultural y científico importante.

Precisamente a un costado de ese impresionante lugar que sólo conocen ustedes por cálculos científicos, se encontraba el sistema planetario donde Eggya existió

El Toroide, es donde podemos encontrar lo que sería la cuna de los cometas que envuelve el Sistema Solar, cuyo nombre para ustedes es la  nube de Oort.

Precisamente a un costado de ese impresionante lugar que sólo conocen ustedes por cálculos científicos, se encontraba el sistema planetario donde Eggya existió; Tai, Yilia, Ploc Erin, Anay, Jasic, Ontyl, Mutey y Frint, forman parte de la expedición, y gracias a un atrevido y estratégico paso de Tai.

Ahora, estamos aquí con el Mega Vector Egg III y su tripulación, pero ninguno de ustedes saben si habrá más eggyanos sumándose a las tareas de la Tierra. 

Zila los miró con asombro y entendió llevándose la mano a la boca, Algyl respondió en esta ocasión:

— Ahora comprende el profesor Zila que no será fácil dar a conocer esta noticia y al mismo tiempo, los que la saben, pueden ser sujetos de estudio o considerados sujetos que deben estar tal vez bajo una caja de Faraday, o algo parecido.

Zila asintió y les agradeció la confianza y Tai recalcó:

— Usted lo intuía y su grupo escuchó el mensaje, cada pregunta que nos hizo se encaminaba a su descubrimiento, nosotros somos quienes le agradecemos, que no lo haya divulgado y seamos nosotros los que hoy tenemos el privilegio de darle a conocer esto.

Luna de Medreos

Tendremos que ir al pasado y tratar de entender qué fue lo que sucedió con aquel mensaje en manos del equipo de los 8 científicos, ¿Cómo fue que los descifraron y por que se convirtió en uno de los más destacados?

Sólo si eres lo suficientemente intuitivo ya sabes de qué se trata, pero no podemos dejarlo al buen entendedor, lógicamente:

1.- Sueño con tender una red (frontales y occipitales) proyecto y plan

2.- Que atrape tus deseos       (frontal) parte del plan

3.- Para atesorarlos por entero (Neocórtex) área basal ampliada por bombeo 

Los ocho científicos analizaron con firmeza cada detalle de este mensaje, donde el número 1 implicaba frontales y occipitales del área cerebral, por tanto era un proyecto y un plan a trazar; la frase 2 la colocaron como un asunto de planificación que destacaba el área frontal y para la frase 3 entendieron la relación del neocórtex ensanchado por la irrigación sanguínea.

Antag, analizó cada uno de las frases y resuelto exclamó: 

— el proyecto implica planificar la formación de un red existente, tal parece que se asemeja a la de pesca  y en ella Barderian decide guardar algo importante.

Raudek miró a cada uno de los científicos y preguntó:

— ¿Cuantos tipos de redes conocemos y sus aplicaciones? neural, eléctrica, informática, micelial; todas ellas obedecen a un sistema, sí la última frase nos lleva del corazón al cerebro, posiblemente implique el símbolo del acuse de recibo que hoy nos envió Ingerin después del primer reporte.

Fardeg consideró una alternativa lógica y apuntó:

— Si la red obedece a un drieden, deberíamos acudir a uno de ellos y solicitarle datos que nos ayuden en cada pesquisa, indagar con el apoyo de uno de ellos nos dará luz en el camino.

Todos estuvieron de acuerdo, en sumar al equipo a un drieden, llamaron a la villa de Tourum solicitando el apoyo de la persona que pudiera desplazarse al laboratorio.

Recordemos lo que se hizo público para los humanos deseosos de saber sobre los viajes intergalácticos:

En una de las entrevistas ofrecidas a los medios de comunicación:

Uno de los asistentes optó por preguntar como era soportable un viaje de tanta distancia sin agotar los recursos de un ser vivo, se disculpó por no conocer a ciencia cierta si ellos y los terrícolas eran similares en alguna de las características más allá del físico y la posibilidad de hablar en el mismo idioma.

Anay señaló que habían logrado desarrollar una técnica para bajar los niveles de actividad del cuerpo y la ingesta mínima de alimentos, las cabinas de su nave contaba con unos capullos que ayudaban a preservar aislado el cuerpo de la radiación extrema y había una preparación para lograr este tipo de acondicionamiento, uno de ellos era mantenerse por un tiempo razonable en el capullo inundado de agua adicionada con sales y lubricantes a base de nutrientes que le daban posibilidades a los músculos de mantener el tensor que habitualmente se pierde en los viajes interestelares. 

Pasado un tiempo que en términos terrestres sería de 45 minutos, el cuerpo queda libre del líquido y éste se conserva por espacio de 3 horas en otro cubículo que lo reactiva y basándose en un principio muy similar a lo que en la tierra denomina pasteurización, para recuperar nutrientes, higieniza y conserva en una temperatura no mayor a los 30 grados centígrados, todo esto en mediciones y cálculos que hemos realizado de los sistemas de medidas y pesas en la tierra, para poder explicarlo eficientemente a todos ustedes.

Ahora vamos entendiendo algunos detalles y desde luego siempre quedarán dudas que no serán fáciles de comprender pero que fueron necesarias para lograr lo imposible.

Referencia del gráfico del toroide: https://es.wikipedia.org/wiki/Toroide

Cerrar el círculo nos recuerda al cristal


Los inicios

El Puente, segundo Capítulo 

por Ariadne Gallardo Figueroa 

Referencias del primer libro: Galaxia de Cristal:

Braulio en el chalet de los Barilli comentaba al grupo de amigos que se preparaban para el viaje de Tai hacia Marte:

En el siglo XXI un investigador se dio a la tarea de idear una membrana para poder hacer viajes interplanetarios, esta persona pertenecía a la NASA, fue el ingeniero químico Doug Way, de la escuela de Minas de Colorado y mencionan así mismo al Ingeniero Larry Mason de la empresa Lockheed quién colaboró con él; buscaba algo eficiente y  teóricamente posible, una membrana.

La respuesta de la eggyana no se hizo esperar, al parecer lo habían probado también:

-Las membranas resuelven algunos problemas para viajar hacia mundos distantes, pero no son viables en todos los casos -Acotó Tai- las barreras semipermeables que las forman, en zona de asteroides o con viento solar en contra no sirven.

Braulio la observa y señala:

Lo más apasionante en la historia de la humanidad intergaláctica, reside en la gran similitud de búsquedas, -¿no crees Tai? -De tal suerte que la verdad científica de los pueblos, cuenta con un punto de intersección asombroso. Podría decir que es como asomarse por un cristal.

En la Luna a la llegada del Mega Vector  Egg II con la tripulación de Yilia:

Yilia tomó por las manos a Taige al momento de saludarla, sintió emoción, con una extraña mezcla de respeto por su osadía, pero la pasión que los había cautivado en un momento dado, se transformó en un sentimiento confuso, era mucha la distancia que los había separado y no sólo física, otros factores influyeron en el distanciamiento que entre ellos se dio; con palabras pausadas él interrogó:

-¿Acaso pensaste en volver Taige, qué cruzó por tu mente al momento de desaparecer?

-En mi mente existía la necesidad que ahora mismo prevalece, encontrar un sitio esperanzador, un lugar donde la vida fuera próspera y no me recordara el mundo que no volveremos a tener.

-¿Tenías alguna certeza, alguna señal, un indicio?

-No, sólo el deseo ferviente de conseguir un lugar así y te puedo asegurar que aquella idea mística del paraíso distante  donde encontraríamos el cristal donde podríamos mirarnos en otros rostros y distintos cuerpos, de alguna manera es cierta.

-Yilia la miró asombrado y exclamó: “Serías la diosa guerrera que conquista el cristal”

Época actual en México:

Cuando Zila se percató de lo que le estaban diciendo los eggyanos exclamó sorprendido y a la vez incrédulo de lo que estaba entendiendo:

— ¿Acaso me están diciendo que el holobionte de un drieden lo hizo posible?

Yilia con una franca sonrisa miró al profesor y acotó:

— Posiblemente nos miramos de su Galaxia a la que fuera nuestra como quien se observa a través de un cristal, de la misma forma que el pionero Barderian miraba a su reflejo y complemento a través del cristal del laboratorio. 

Definitivamente el uso de combustibles fósiles es el principio básico pero su evolución podría decirse que es muy similar a la que usted ha descrito, su percepción de la realidad como un todo es asombrosa, para nosotros usted es un drieden.

Queremos mostrarle uno de los mensajes que Barderian envió a Raudek Vilob, puesto que a partir de este mensaje las cosas se aceleraron de forma impresionante.

Yilia abrió su cristal murdoriano y desplegó un holograma con el texto en eggyano que el propio Yilia tradujo:

El mensaje de Barderian que lo cambiaría todo

“Sueño con tender una red que atrape tus deseos y yo pueda atesorar por entero” Ingerin Barderian.

Zila se llevó las manos al rostro y confesó:

— Yo intento tal vez infructuosamente educar a otros en la disciplina de algo que en ocasiones es superior al entendimiento del humano común, eludir las respuestas autorreferenciales no es sencillo. Ustedes están aquí y ciertamente nosotros escuchamos al momento que realizamos el ritual de dispersión de la memoria genética.

Algyen miro a Vidra y acotó:

— Eso no lo sabíamos, nosotros solo tuvimos la oportunidad de ver la enorme red curvando el espacio y aludiendo a los meteoritos. Lógicamente como Yilia ha señalado, usted es un drieden.

Zila compendio que había algo más que entender, ellos no eran capaces de lo que los drieden podían hacer y ¿Quién entre ellos lo era?

Algo no se ha dicho, algo queda flotando en el aire, ese suceso está por descubrirse en la Luna de Medreos

Diseño fotográfico de la autora con filtro gratuito de PicsArt: “El mensaje que los cambio todo”

Bibliografía: Capítulo del libro Galaxia de Cristal, Los preparativos a Marte, subtítulo: “El poeta espera, los científicos, no”

Capítulo del mismo libro, Un nuevo horizonte hacia el futuro, Subtítulo “Escala estratégica”

La vida, la muerte y la esperanza.


Los inicios

El Puente, segundo Capítulo 

por Ariadne Gallardo Figueroa 

En la Tierra en el tiempo presente de la historia Citlali, Sofía y Zila esperan en el consultorio ginecológico del laboratorio de gestación asistida; no dicen palabra están nerviosos y expectantes cuando entra el médico y señala:

— La señora Citlali deberá quedarse para realizarle unas pruebas, es algo sencillo básicamente los niveles de oxitocina y algunos otros elementos que requiere el endometrio para fijar adecuadamente a la criatura, cuyo crecimiento hasta el momento es adecuado y se encuentra con óptima salud.

En ese momento Zila recibe un mensaje:

< Le esperamos en dos horas le envió la ubicación del sitio donde será nuestro encuentro, muchas gracias profesor Zila.>

— Bien, tengo un compromiso ineludible en dos horas…

— Ve con calma hijo yo estaré pendiente de los detalles y acompañando a Citlali.

La pareja se despide con un romántico beso.

En el pasado en la distante Eggya, Barderian entra sonriente a su casa, es como si de espaldas pudiera observarlo el árbol que su madre le instó a sembrar; suena con insistencia el teléfono y del otro lado del auricular una voz jadeante y lejana grita desesperada:

— Barderian, necesitamos su ayuda, le llamo de la  Luna de Piple, las aguas de los ríos comenzaron a hervir, huimos a las montañas, muchos pescadores perecieron, fue de improviso no hubo tiempo de nada, posiblemente es el núcleo, desconozco si lo magnetiza la estrella. ¡Reúna a su equipo, Está… ooosss…

— Se cortó la señal, otra emergencia en pocos tiempo, ya perdimos la zona de Yberil, ahora esto.

Barederian marca otro número y pide toda la ayuda que puedan ofrecerle, corre hacia su Vector y con desesperación retira todo lo que se encuentra adentro gritando para sí mismo:

<¡Necesitamos espacio todo el ser vivo que podamos salvar, necesita de este espacio!>

A lo lejos observa la Luna de Piple, cuyas tonalidades fluctúan por los cambios de temperatura que están sufriendo, Ingerin sabe que no puede acelerar más su máquina, su mirada se anega de lágrimas de rabia e impotencia.

Sobrevuela la zona siniestrada sobre el afluente del río que lleva al mar flotan miles de gusanos de Odré, el alimento que daba sustento a diversas zonas eggyanas, los campos de cereales están destrozados, cenizas y volutas de humo se levantan en el horizonte; no solo hay gusanos de Odré en las aguas, cuerpos con la osamenta expuesta hirvieron igualmente en las iracundas aguas de ríos y mares.

Barderian se acerca a la piel de ese mar enardecido e hirviente y con uno de los brazos de su vector toma en una tubo de ensayo una muestra de agua para llevarlo a su análisis. Gira con rabia hacia la montaña, el único sitio donde puede encontrar seres con vida.

Escucha en la radio a otro veterano que le llama con desesperación:

— ¡Barderian, esto no va a terminar es la estrella tenemos que encontrar otro lugar!

— Tai quiere irse al espacio profundo pero no podemos arriesgar a la gente, no tenemos recursos para una empresa de tal magnitud. Al momento somos el  único recurso que tiene toda esta gente, moverlos, distribuirlos en las zonas más alejadas y seguir buscando.

Ante los ojos de Barderian se ven los campos donde crecen arbustos de pimelin, la gente guarda en sus bolsos lo que puede antes de subir a su nave; para él dicha visión es algo más, el pronóstico es aterrador.

Un niño se acerca a él con lágrimas en los ojos y Barderian le responde:

— Ahora somos familia, todos lo somos.

Ante los ojos de Barderian se ven los campos donde crecen arbustos de pimelin, la gente guarda en sus bolsos lo que puede antes de subir a su Vector

En la Tierra, los eggyanos ven acercarse el monomotor de Zila, lo reciben con calidez y alegría; Vidra lo observa con atención y le ofrece un asiento en el salón, Tai y Yilia sonríen, los demás toman sus asientos. Tai levanta la mano hacia Vidra, Zila los observa con detenimiento a cada uno de ellos y observa a Vidra con especial atención, el silencio es total y se respira una atmósfera de paz en ese lugar:

< Agradecemos su apoyo, el grupo de los líderes místicos han logrado establecer el puente, sus antepasados unieron fuerzas con nosotros>

Dichas palabras no se escuchan en el salón, las escucha Zila en su cabeza, para él no hay sorpresas, la clara certidumbre lo impacta y al mismo tiempo reconoce que su propia voz es débil para todos ellos,  pese a ello intenta responder de la misma forma:

< El universo es sorprendente cumplir una tarea de tal magnitud nos ha llevado demasiado tiempo, la prueba es real, es posible ¿Quiénes son los potenciadores? >

Tai decide responder a Zila:

< Driedens, estimado profesor Zila, el equivalente a lideres místicos de su Sistema planetario.>

¿Por qué  nos todo resulta en la trayectoria de una vida, por qué lo que heredamos se desecha, por qué decidimos matarnos, sin comprender que algo más poderoso podría aniquilarnos? Tal vez no hay respuestas sencillas y tampoco soluciones fáciles, pero es bueno meditarlo.

Photo by Timothy Grindall on Pexels.com

El arbusto de pimelin


Los inicios

El Puente, segundo Capítulo 

por Ariadne Gallardo Figueroa 

En el primer libro Galaxia de Cristal, cuando Tai  al fin logra un piso para ella sola en la ciudad de Santiago de Chile, se ve congraciada por su vecina quien le obsequió a manera de bienvenida una tarta de manzana, cuando ella lo prueba se da cuenta del extraordinario parecido del sabor de las manzanas, al pimelin de Eggya.

Cuando muere la madre de Ingerin Barderian coloca en las manos  de su hijo una semillas de pimelin y le insta a que siembre ese arbusto y dialogue con él en un sitio que reconozca propio. Así comenzamos esta parte de la historia:

Al ordenador de Barderian llega una carta oficial desde la biblioteca digital de Abudanaya, Ingerin lee de reojo y se da cuenta que en la parte de abajo dice:

<Material exclusivo para uso del pionero Ingerin Barderian, solo puede ser abierto con clave digital, la información contenida es del dominio de los 8 investigadores a cargo, cuyas nombres se enlistan en el anexo público designado a la biblioteca; todos ellos trabajan bajo estricto sello de no divulgación>

Barderian se dice para sí:

< Amada Raudek, siempre tan detallista y metódica, mmmh! Veamos de qué va todo ésto>

Barderian sale de su casa y se dirige al arbusto de pimelin y con un suspiro se dispone a abrir el archivo con la huella de su dedo índice:

Estimado, respetado y muy querido Ingerin Barderian:

Hacemos de su conocimiento la hipótesis que parte de una mera observación de su personalidad:  su Ygg es amplio y robusto.

Queda en sus manos retroalimentar el proceso si lo considera necesario.

En segunda instancia, pensamos que gracias a su constante diálogo y amistad con driedens usted ha asimilado parte de la manera de pensar de ellos al momento de estructurar sus pensamientos.

Queda para futuras investigaciones que usted emprenda el detectar esta valoración realizada por el equipo.

Barderian se lleva la mano a la cabeza y exclama:

— Querida Raudek, más que astuta eres adorablemente cerebral en tus conjeturas, por supuesto que mi Ygg debe ser robusto, soy extremadamente  encantador y sociable, gracias a eso he logrado sostener los presupuestos de mis expediciones, un guiño en el momento adecuado a la empresaria o la mujer de un ejecutivo provoca la reacción deseada: Fondos para continuar la aventura y la búsqueda.

Me intriga la idea de que los driedens están moldeando mi pensamiento, son personas intensas, yo soy un ser intenso, apasionado y asombrado de haberme enamorado de un ser tan cerebral y calculador como tú mi amada Raudek.

En ese momento, cae del arbusto un fruto, Ingerin lo levanta con su mano y lo empieza a frotar contra su ropa y murmura:

< Creo que lo has escuchado madre, si ella se trae algo importante entre manos>

Barderian sigue leyendo y observa que le solicitan acuse de recibo de la información. Se rasca la cabeza, se levanta y mira seriamente su arbusto de pimelin, mientras muerde uno de sus frutos; abre su pequeño ordenador y dibuja el tronco con una línea y las ramas atravesando esa línea con otra.

El simplificado árbol de pimelin se convierte en la firma de acuse de recibo de Barderian

La cultura es un término que proviene de cultivar la tierra, de sembrar, de asentarse en un sitio y florecer; generar diálogos enriquecedores y a través de ella sensibilizar a otros para entendernos sin la necesidad de un lenguaje, de una manera única de decir las cosas. Así sucede en una distante galaxia en las inmediaciones de la nube de  Oort, de la misma forma que en nuestro Sistema Solar. 

Referencia: Ygg en eggyano es la parte del cerebro que corresponde a la amígdala

La pasión del lince


Los inicios

El Puente, Segundo capítulo

por Ariadne Gallardo Figueroa 

En toda cultura, lejana o cercana, previa a la historia, más allá incluso de la propia historia de la humanidad, como es el caso de Eggya;  siempre habrá uno o más linces, seres cuya visión se destaca por mirar lo que otros no han percibido; todos ellos buscan encontrar aliados, gente que los ayude a transformar la vida que somos y coloca en seres con cualidades extraordinarias una voz, un aliento luminoso para que avancen y guién en el camino a los otros con aquello que  apasionada su alma;  ese dictado único, los compromete a lograr la magia del cambio.

Desafortunadamente también están los fanáticos, los dictadores y los creyentes de dogmas que consideran su compromiso de ese lado y arrastran a la humanidad a seguir el mismo camino de antaño a hacer las cosas para preservar el status quo; sin embargo de nos ser por ellos los movimientos para alentar el cambio no existirían, es cuando aparecen los grupos que se dan cuenta que las cosas pueden y deben ser diferentes.

Con este pensamiento les dejo cuando Citlali sube a la nave de los eggyanos para dirigirse a nuestro Planeta, el primer ser humano en poner su pie en una nave extraterrestre:

— Estoy asombrada de la simplicidad de sus equipos, muchas gracias por permitirme este momento único capitán Algyen, primera al mando Vidra, es  muy emotivo estar aquí.

— Debemos hacer un análisis simple de sus biorritmos celulares Citlali, nos permite

Vidra la miró con un pequeño aparato en sus manos, esperando autorización.

Citlali asintió y sonrió cuando una especie de haz de luz violeta cubrió su cabeza y posteriormente el resto de su cuerpo y el aparato dijo algo incomprensible para la humanidad terrícola.

Vidra respondió: La voz mecánica es eggyano, ha respondido que todos sus valores sanguíneos y niveles de lípidos corporales y cerebrales son razonables y dentro de la norma establecida para su raza y edad. Gracias

Tome asiento, la pondremos bajo la cúpula de cristal murdoriano,  la entrada a la atmósfera terrestre puede ser algo estremecedor en esta nave para un humano.

En la Tierra

Los medios de comunicación comenzaron a transmitir que en breve en la estación de aeronáutica mexicana, haría su descenso la nave extraterrestre, destacaban con alborozo que una mujer jefe de operaciones y coordinación de los trabajadores en la Luna viajaba en la nave, el anuncio destacaba que era la primera vez en la historia de la humanidad que un acontecimiento así se registraba.

Los medios hicieron un recorrido por la vida profesional de Citlali, la mujer que estaba en matrimonio con el profesor Zyla Felguerez Galafik.

Zila llamó a su madre y le dijo que ese día era el más feliz de su vida, la luz de sus ojos regresaba a completar una de las tareas que cambiaría sus vidas. Su madre con una gran sonrisa señaló:

— ¡Y de qué forma! los medios ya la han señalado como la primera humana en una nave extraterrestre, que maravilla hijo mío; el embarazo que comparten con tanta vitalidad me renueva y me hace inmensamente dichosa.

— Madre debo colgar tengo un mensaje de Tai en el celular, nos vemos mañana en el laboratorio, no nos esperes a cenar o celebrar esta noche es…

— Entiendo hijo, lo comprendo perfectamente.

Zila observó con curiosidad su celular con las palabras de Tai:

< Estimado profesor Zila,  me encuentro de regreso de la universidad donde tuve que presentar una serie de justificaciones para ser liberada de una demanda, afortunadamente todo el trámite fue exitoso; me alegra que su esposa pronto se encuentre a su lado a inicios de la semana entrante nos pondremos en contacto con usted, es importante para el grupo hablar en persona, evitar la videollamada. Agradecemos su comprensión y paciencia.>

En el monitor de la televisión de su estudio observó el momento en que los eggyanos descendían de aquella nave que tanto asombro les había causado a los orientales cuando su descenso se hizo presente con el Mega Vector Egg II y ahora en la capital mexicana con el Mega Vector Egg III.

Vidra preguntó antes de descender:

— ¿Qué indicaciones hay para los bioconectores, náhuatl o español?

— Vidra, la segunda es la lengua oficial, coordinamos.

Les esperaba una serie de sesiones y entrevistas de lo más diversas y por supuesto el momento para contactar a sus amigos y planificar el siguiente paso. Zila llegó en su monomotor hasta las instalaciones donde se prepararon habitaciones para los recién llegados, un lujoso resort en el cual dispusieron de un temazcal para mostrar su cordialidad al estilo mexicano ya que tenían entendido que una cena ostentosa no era conveniente para ninguno de los recién llegados.

La total intimidad

De nuevo en casa Citlali y Zila sentían que sus corazones creaban un armonioso palpitar, un concierto enamorado y vibrante después de tanto tiempo alejados el uno del otro. Citlali comenzó a besar a su amado con ternura y pasión, al momento que Zila la separó de su cuerpo; ella no comprendió qué estaba sucediendo, se sintió confundida y se lo hizo saber. 

— Amada mía, debes permanecer en total asepsia y sin el más leve impacto mañana recibirás en tu cuerpo a nuestro amado bebé. Hagámoslo a mi modo por esta ocasión.

Citlali se quedó confundida, ante comentario tan inesperado y lo miró turbada.

— Cierra los ojos y sigue mis movimientos, señaló su amado Zila.

— ¿Cómo voy a seguirte? Si me pides que cierre… ahhh! Mi amor, te amo

— A eso me refiero querida Citlali sígueme con los ojos de cada una de tus células ellas saben mirar de una forma completamente diferente y mágica, la intensidad le pertenece al enorme amor que compartimos, acompañame y olvida tu cuerpo por esta noche.

Las grandes pasiones siempre encuentran la forma de abrirse paso en medio de la oscuridad, en medio de la imposibilidad y ante todo iluminan el camino cuando es necesario.

Photo by Anni Roenkae on Pexels.com

Reflexiones para continuar el trayecto


por Ariadne Gallardo Figueroa

De pronto me doy cuenta que cada uno de estos tres libros de la serie Hechizo de Ave I, La travesía Atemporal II, El Puente y los inicios III; cumplen una tarea que inicié en el año 2003 y me llevó a una reflexión que para mi es importante y deseo compartirla con ustedes para que hagan sus propias conjeturas si así lo desean:

Cuando algo necesita del impulso para seguir, formará parte de tus pensamientos y éstos han de compartirse en formas diversas con las personas que se crucen por tu camino: como humanidad tendemos a lo perfectible, aún cuando sabemos que nos limita el cuerpo que poseemos, las distancias que nos rodean en el  inmenso  mundo que habitamos y es en ese momento que la habilidad sensorial nos permite sentir al otro como un espejo y reflejo de los sentimientos que todos poseemos.

El libro habla de nuestra necesidad de afirmación como humanidad, de reconocer al otro que en su posición de anonimato, siente y sufre igual aquel que tiene las herramientas o posibilidades de expresarse.

Sufrimos, lloramos, amamos, a nuestra manera nos damos cuenta que poseemos algo que es fundamental, la memoria y con ellas podemos modelar un futuro viable o dejar que la memoria reviva y mantenga de forma perpetua  las imágenes del pasado y las  convierta en algo inamovible.

Yo en lo personal prefiero la segunda alternativa: La dinámica donde puedo cambiarlo todo de una vez y para siempre, a mi manera es la mejor forma de saltar al abismo y poder mirar un nuevo paisaje desde lo alto con la certeza de que no perderé lo más valioso que poseo, mi memoria crítica, analítica, observadora, con el ceño marcado por la sangre del ave mensajera de la sabiduría. Sin importar a qué raza, cultura o creencia  pertenezca, elegí esa firma y la compartí a través de mi obra con todos ustedes que me han seguido hasta ahora.

Cada novelista reconoce que el amor es una de los sentimientos más fascinantes que los seres vivos poseemos, en el caso de los humanos nos impulsa de formas novedosas para mantener la llama de nuestro cerebro y sus conexiones activas. Solo el que ha experimentado el amor puede expresarlo y es casi seguro que los demás se reflejarán en la experiencia ya que es algo común a todos nosotros.

El amor presente, aquel que está ausente y el que se recuerda con todas sus implicaciones favorables o no, es un motor para continuar la vida que somos. En mi experiencia particular el mejor amor es el que nos brinda el poder de la magia, ese que es capaz de atravesar lo cotidiano para revitalizar una nueva creación, ese  que no se ata a un cuerpo físico y tampoco a las rutinas que obedecen a lo material.

Si miramos hacia lo eterno esto es entendible, todo lo demás tiene un tiempo finito, tal vez ahí se encuentra la llave de la que hablaba Ingerin Barderian, pero no puedo adelantarme a los acontecimientos que aún no son relatados por  Raudek Vilob, ella tiene vida propia y su búsqueda a veces no es la mía, ella me sorprende cuando me despierta a media noche y me lleva a mi cuaderno de notas para escribir el siguiente pasaje.

Con esto solo quiero advertirles que el personaje es un ser vivo en la cabeza de todo escritor y no soy la excepción.

¿Recuerdan que en 2003 el filósofo Nick Bostrom propuso que el universo podría ser en su conjunto una monumental simulación?

Recientemente Fouad Khan, reabre la discusión al respecto y agrega que que podemos detectar su existencia por la velocidad de la luz: puede procesar información a razón de una operación por segundo y tendría una extensión de 300.000 kilómetros de largo, donde almacenaría toda la información relativa a la simulación. Khan concluye con una sensación de impotencia: «todo lo que podemos hacer es aceptar la realidad de la simulación y hacer de ella lo que podamos», lo dijo para la revista Scientific American.

Es un debate que sigue adelante, para los que están pensando que sostengo sin remilgos esta teoría, de antemano quiero decirles que no concuerdo con ella; somos más complejos e interiormente ricos para dejarme convencer con tal argumento.

De esta forma les invito a seguirme en el siguiente capítulo y agradecerles a los que me siguen desde el anonimato y los que son blogueros entusiastas y lo hacen con propio nombre, a todos gracias!!!

Notas referidas: Space confirmed! We live in a simulation. Fouad Khan, Scientific American, April 1, 2021.Do We Live in a Simulation? Chances Are about 50–50. Anil Ananthaswamy. Scientific American, October 13, 2020. https://tendencias21.levante-emv.com/el-universo-seria-una-simulacion-regulada-por-la-luz-y-la-gravedad.html

Siempre buscaremos la forma de lograrlo


Capítulo El Puente

por Ariadne Gallardo Figueroa

En aquellos momentos desde la Tierra sabían todos que nada se podía hacer, debían esperar ya que la antena de transmisión no estaba operando como era debido para conocer los pormenores de la plataforma Lunar Internacional, confiaban plenamente en  el personal que operaba en ella contaba con adiestramiento para responder ante cualquier eventualidad y tenían una pequeña sorpresa que los alentó por completo, el Mega Vector Egg III había alunizado, el anuncio fue dado a conocer a los medios por Yilia:

— Recientemente hemos recibido la respuesta que todos estábamos esperando nuestros compañeros a cargo de la tercera expedición han alunizado, la reparaciones de la Torre de Central de Comunicaciones está en proceso de reparación, todo el personal operativo a salvo, los daños solamente fueron materiales.

Las personas en los cafés, bares, supermercados, automóviles, todo sitio habitado por terrícolas, paralizaban sus actividades cuando se trataba de un anuncio de los eggyanos, pero éste en particular los llenó de gozo.

Al interior del recinto de Ana Pérez Riv, los invitados a hacer contacto con los maestros ascendidos, no habían dormido, su actividad imponía una constante guardia y eso era en verdad agotador; en aquel instante del anuncio todos ellos desayunaban y recibieron la noticia con mucha menos elocuencia que el mundo exterior, en sus rostros había un brillo de complicidad y asombro, la mezcla perfecta para expresar lo que ellos captaron.

¿En realidad qué fue lo que captaron? Al llegar a la Tierra los tripulantes de la tercera nave extraterrestre, tendrían que ponerse de acuerdo para explicar los antecedentes de todo aquello que finalmente intuyeron los líderes místicos.

La firma del pionero ingerin Barderian en idioma eggyano, que dejaba en cada nota a Raudek Vilob

“Intuir algo no te habla de certezas, solamente si crees que hay una llama encendida al final del túnel, es que seguirás ese camino a ciegas, pero a veces no hay una llama al final del túnel; la llama eres tú y posiblemente la guía.” Ingerín Barderian

Con esta nota que en algún momento del pasado en una galaxia cuyos tiempos no son los nuestros es que concluirá el capítulo El Puente, para dar paso al titulado: Los Inicios que finalmente abre una puerta para entender por qué la primera novela  Galaxia de Cristal inicia con el capítulo llamado Éxodo.

Por extraño que parezca, lo mismo le pasó a Raudek Vilob y le pasa a muchos que se dan a la tarea de investigar para encontrar respuestas que no son fáciles y con las que puedes simplemente gritar con elocuencia ¡Eureka! Nos siempre al final del camino, por lo general sucede al comienzo.

Capítulo Los Inicios

Regresemos al momento cuando Vilob, le pide a Galdek Fardeg que la deje sola y entre sollozos ella observa los trozos de vidrio regados por todo el laboratorio y medita para sí misma:

< No veo la rabia de un salvaje en esto, amado Barderian, lo que veo con claridad es la impotencia de un valiente dispuesto a todo por encontrar soluciones en medio de un mundo que nos ha puesto a prueba.

Amado mío, te prometo que antes que mi llama se apague, las tendrás, pero no me considero la guía, esa eres tú y la clave está en lo que me dejabas en la ventana del laboratorio cada tanto, en un trozo de papel>

Ella recordó en aquel momento las ocasiones que distraída con la mirada en un monitor de rastreo nanométrico, de repente sentía un calor subir por su  cuerpo y entendía que era la mirada abrasadora de Ingerín que desde la ventana en el pasillo del laboratorio le sonreía y le dejaba una nota escrita a mano y se retiraba en silencio. 

Esa noche, Raudek al llegar a su casa colocó en un maletín sellado, cada una de las notas, que Barderian por un tiempo prolongado y cada que le era posible, le dejaba en aquel laboratorio al que no volvería, pues en ese momento decidió marcharse a la Luna de Medreos.

Antes de cerrar el maletín extrajo al azar una de las notas que decía:

“En tu mirada descubro un sendero que me impulsa hacia un mundo que no conozco. Eres el misterio que sacia mi sed de aventuras; no me conformo con mirarte, tu vida me da energía para sentirme inmortal y creerlo posible” Ingerin Barderian

Raudek se puso a llorar con desaliento, con ese dolor que solamente sienten los que enfrentan al más profundo amor, respiró con las fuerzas que le quedaban y avanzó hacia la nave que en ese momento instaba a los pasajeros al abordaje.

Al tomar posesión del nuevo laboratorio y en espera de que su equipo y el coordinador Galdeg Fardeg se instalarán, dispuso en la pared las notas, primero en forma cronológica, se alejó y las observó hablando de forma imaginaria con Barderian exclamó:

<Por supuesto que no, esto lo haría un historiador, tienes razón querido mio.>

Entonces las dispuso por temas y al observarlas negó con la cabeza:

< Imposible, ilumíname Barderian, ¡Hazlo ya!>

Entonces recordó ese calor que la rodeaba cuando él la miraba y se dijo:

<Tienes razón cada una de tus notas son un impulso eléctrico.>

Entre lágrimas de alegría y tratando de evitar que la mirada se le nublara, con los ojos anegados de lágrimas miró al vacío:

<¡Amado mio, Barderian, eres un genio!

Existe el método científico, ciertamente, pero nadie puede negar que sin pasión todo es improbable.

Dibujo y diseño fotográfico de la autora, con filtro gratuito de PicsArt titulado:

“La firma de Barderian”