La mayor recompensa en el salón de la muerte


Los inicios 

El Puente, Segundo Capítulo

por Ariadne Gallardo Figueroa 

Taige al expresar aquel comentario miro con ternura y amor los ojos de su amado Yilia y recordó algo que no dijo a nadie, que no diría a nadie nunca, fueron precisamente las palabras de Barderian ante la respuesta que ella le dio:

< En algo nos parecemos querida Taige, somos dos locos enamorados que jamás podremos estar al lado de la persona que amamos debido a las circunstancias, pero los llevamos como un marca indeleble por siempre>

El profesor Zila comprendió de golpe que todo el dolor humano no cabe en el sentimiento de un eggyano al perder su mundo raíz y buscando las palabras con cierta dificultad, finalmente fue al grano:

— Imagino que hubo muchos fallecidos que se perdieron en la inmensidad del cosmos intentando ese increíble y peligroso intento, ¿Nos podrían explicar esa parte de la historia, debo entender que muchas de las palabras que apoyan su relato son lo más cercano  para nuestra comprensión, realmente el traductor es impresionante, lo es también la edad que observamos de todos ustedes después de una travesía tan prolongada.

En eso tocaron a la puerta de la decana Perez Riv, eran Braulio y Frint que recién había llegado de Chile y se abrazaron con mucha alegría, después de las presentaciones, Yilia solicitó a Braulio que comentará a todos los presentes su experiencia con el bio-conector.

Braulio se sentó, le dio un sorbo al delicioso café con canela que preparaba Ana y advirtió:

— Debo confesar que a la larga he logrado captar detalles que en aquel momento no correspondían a la traducción, bien dice el profesor Zila, nuestros amigos eggyanos buscan palabras que logren la semejanza y nos den un contexto general de una realidad que apenas podemos imaginar pero ese recuerdo lo tengo vivo como si hubiera sido ayer. Recuerdo haberle dicho a Tai:

(Vayamos al escenario tal como lo vivió Braulio)

-Me pongo en tus manos Tai, desde ya -anunció Braulio dándose una palmada fuerte en la nuca

Tai le contestó con seriedad delante del grupo en Mar del Plata: 

-Para mi esta respuesta es un paso hacia la intimidad amigo, has decidido entregarme tu esencia para no perderme.

-Karina los miraba con trémula emoción, sus ojos parpadeaban anegados en lágrimas, su amigo aceptaba de buen grado ponerse algo en la cabeza en un acto de lealtad y amistad hacia una extraterrestre.

Braulio se encontraba emocionado ante la experiencia, ya que sería el primer terrícola con un aparato alienígena en su cuerpo:

-Válgame, podré entender emociones que no concibo, no se que pueda lograr pero agradezco tanto a todos. Demos paso al procedimiento…

Tai asintió y sin más tardanza inició:

Extrajo una jeringuilla aguda y sin receptáculo para líquidos y retiró su conector de la parte trasera de su cabeza, cerca del cerebelo, lo tomó con un instrumento, para mirarlo a través de una lente y separó una porción de éste y dijo en voz alta:

Esta parte contiene rasgos de mi memoria genética, al entrar en contacto con las células de Brany, supongo que habrá una fusión hasta crear un mundo ligado de ideas, compuestas con ambas memorias.

Paula sonrió y comentó: Esto es similar a lo que sucede cuando una célula madre es tocada por el arsenal genético de otro ser, recordás a los biotecnólogos, que han convertido a otros seres vivos en resistentes maquinarias contra plagas e insecticidas que podrían exterminar a toda una parcela de fuertes frutos. En nuestro mundo la ingeniería genética fue muy criticada hasta hace pocas décadas.

-Tal vez Paula, en cierta forma la vida del planeta Tierra es espejo de los logros de otros mundos desde la perspectiva humana, la fauna y la flora, son igualmente seres vivos. Esto no dista de la concepción que se tiene a miles de años luz.

Tai recuperaba el conector propio, colocándolo de nuevo en la parte trasera de su cerebro, con la jeringuilla en la mano se dirigió hasta Braulio, colocó el bio- conector en su brazo, centímetros abajo del hombro; su amigo se estremeció al sentir el frío metálico en su piel y después, nada… aparentemente nada.

Serán necesarias de una a tres horas para ver los primeros síntomas, no puedo darte ningún antecedente, el conector que yo poseo fue colocado en mi primera infancia, hace varias centurias.

Taige aclaró al grupo respecto  a la última frase mencionada por Braulio que si bien de alguno modo era cierto, la realidad es que en el interior de su ser no habitaba un solo eggyano como ya lo habían mencionado antes, ante la necesidad de preservarnos, el recurso que tuvimos fue contener en nosotros las dendritas de un número importante de eggyanos que no podrían viajar de forma individual y que logramos mezclar con material genético de los drieden, potenciamos su vitalidad y al mismo tiempo ellos nos ayudaron a permanecer de una edad razonable durante el viaje.

Frint intervino en esa parte como conocedor y especialista del tema cerebral:

— El cerebro es el que dirige  sus pulsos eléctricos a la médula espinal, el nervio espinal de un ser vivo consta de 31 pares de nervios, en nuestro caso la multiplicidad es muy superior.

Podríamos decir con toda propiedad que el salón de la muerte, optó por recompensarnos de una forma única y podemos dividirla en dendrita interior y dendrita difusa y ambarina al respecto de la segunda, Vidra puede explicarlo con suficientes detalles, ellos incluso enviaron un mensaje a todos ustedes durante el ritual que realizaron en esta hermosa casa.

El asombro se hizo presente entre todos los asistentes, algunos de ellos con claras señales de agotamiento, la madrugada avanzaba y Ana se dirigió al grupo:

— Estimado Frint, gracias por su palabras a mi querido recinto, imagino que les vendría bien descansar, noto agotamiento en muchos de los presentes, les ofrezco mis habitaciones.

La mayoría accedió con una sonrisa agradecida, sin duda el mundo les abría una ventana hacia lo desconocido que de alguna forma se asemejaba a la eternidad.

Hay momentos que reconocemos nuestras limitaciones, pero siempre habrá una pequeña ventana por donde logramos mirar esa luz que nos cautiva y nos sorprende.  

Photo by Isabella Mariana on Pexels.com

Referencia del párrafo en color:  Novela Galaxia de Cristal de Ariadne Gallardo Capítulo 4, Amigos y reencuentros, subtítulo: ¿Cómo y dónde despegar?

El amor es un ancla, la confianza tu flecha


Los inicios 

El Puente, segundo capítulo

por Ariadne Gallardo Figueroa

Vidra miró con atención a Taige y continuó con el relato que a todos mantenía expectantes, ya que al contactar a Ontyl y decirle lo que tenían en mente, él se fue al hospital para comentarlo con Barderian, donde todos los días Taige lo visitaba.

Barderian se sintió entusiasmado ya que recordaba cuando él se inyectó líquido de un  bulbo raquídeo drieden, su cuerpo potenció la energía que necesitaba para soportar ese aguerrido trayecto y si ellos fueran capaces de  ver los sitios que elegían las dendritas en un cerebro vivo, cuyo paciente fuera capaz de contestar preguntas in situ de todas y cada una de sus sensaciones, sería muy  provechoso.

Al respecto Taige  que se encuentra ahora con nosotros dijo que quería ser sujeto de la prueba ya que era piloto, Vidra observó a Tai que de inmediato añadió:

— Ciertamente, pero Barderian con un gesto reprobatorio me apuntó con su dedo cuya mano aún se encontraba con vendajes y contundente dijo:

< ¡De ninguna manera, tu eres el prototipo, no la prueba! >

Ya en el trabajo de laboratorio pasaron dos cosas me dicta Ontyl ahora mismo, señaló Vidra:

Ingerin Barderian  y equipo VF, bitácora de la prueba número 5:

Paso número uno: Compatibilidad de tejidos para enlace; entre masa encefálica de drieden y de cerebro común: El cirujano Ontyl crea un agujero en el cráneo y extrae un fragmento llamado colgajo óseo.

Paso número dos: Herramientas puestas a través del endoscopio y monitoreo de iluminación entre ambos cerebros, seguir la trayectoria de las células drieden.

Paso número tres: Las células ependimales ayudan a formar parte de la vía a través de la cual circula el líquido cefalorraquídeo de ambas sustancias cerebrales. 

Paso número 4: Evaluar si existe una eficiente retroalimentación. Una vez inyectado el potencial de dendritas drieden, tomar mediciones de cerebro a impulso intuitivo de ambos sujetos.

Paso número 5: Anotar las respuestas del paciente y cada una de sus sensaciones.

Diagnóstico del primer paciente: Las dendritas se concentraron en las áreas de planificación, frontales, y el el área de la imaginación es decir en las áreas occipitales.

1.- Pregunta: ¿Podemos disminuir al máximo todos tus impulsos vitales?

Respuesta: Si

2.- Pregunta: ¿Cuál debe ser la mejor forma de atravesar un portal estelar?

Respuesta: Vectorial con reducción de masa al extremo

3.- Pregunta: ¿Cuáles son los riesgos potenciales?

Respuesta: Caer al Ginun, perder consistencia atomizar la materia conocida 

4.- Pregunta: ¿Puedes darme alternativas?

Respuesta: No la hay, proceda si la nada existe ha sido nombrada.

En ese momento no entendimos absolutamente nada de la última respuesta pero resonó en nuestro cerebro el término proceda, hágalo.

No logramos que los sujetos paralizados tuvieran movilidad pero tuvimos la oportunidad de albergar en ellos a muchas dendritas drieden, se convirtieron en asesores tenaces y con capacidades especiales. Vidra repetía las palabras de Ontyl con precisión y posteriormente volvió a hablar ella:

De acuerdo al dibujo de Barderian notamos que el espacio se curva gracias a la gravedad, pero teníamos que romperlo para penetrar al portal, en términos terrestres el vector como módulo espacial debía dispararse con una dirección y en sentido hacia el espacio profundo en una nave con la posibilidad de reconvertirse en base a la descompresión molecular, depreciar la materia en inversión y lograr que se recuperara en la forma directa o sea la ya conocida.

Citlali tuvo la oportunidad de ver este procedimiento cuando llegamos a la estación lunar internacional, aumentamos el tamaño de la nave para alunizar adecuadamente.

Citlali aprovechó la oportunidad para preguntar:

— ¿Es posible reducir más el tamaño de lo que nosotros vimos desde la luna?

Vidra observó a Taige y con una sonrisa señaló:

— Por supuesto, Taige para no ser descubierta la pudo guardar en un portafolio, a lo que Tai contestó:

— El problema fue cuando necesité equipo y en casa de los Barilli me fue imposible dar alguna explicación que fuera creíble cuando se percataron, nunca olvidaré ese momento en verdad fueron muy comprensivos conmigo.

Ramagel con gran curiosidad interrogó a Taige, quería saber de qué forma se convirtió en el prototipo y que riesgos experimentó en ese momento.

Taige miró a su amado Yilia y le tomó por la mano para contestar:

— Cuando ya se tenía la base para poder hacer el vuelo, Barderian me dijo:

< Entonces ponte en contacto con Yilia y temo decirte esto pero tendrás que despedirte.>

Yo le contesté no lo haré, a él lo amo, en tí confío; el amor es una atadura fascinante, es el ancla de toda pareja, nuestro paraje no permite eso, ahora debo confiar en lanzarme en la flecha, el vector que me pondrá en un camino incierto si caigo en Ginun, esa será mi despedida.

Cada uno de nosotros reconoce a su flecha y su ancla.

El grupo permaneció callado ante el comentario de Taige, Zila se puso la mano en la boca, en verdad había tantas preguntas y cada una de ellas entrañaba un momento dramático para cada uno de ellos, los viajeros de un mundo aniquilado por las fuerzas del cosmos.

Cada detalle nos acerca a una luz de un camino jamás recorrido, donde la imaginación nutre de vitalidad aquello que nos apasiona como seres creativos, cada uno de nosotros reconoce a su flecha y su ancla.

Dibujo de la autora: “la Flecha” con filtro digital gratuito.

Percibir e intuir, no es asunto del azar


Los inicios

El Puente, segundo Capítulo 

por Ariadne Gallardo Figueroa 

Ana Pérez Riv, le ofreció  un sofá a Citlali para que pudiera acostarse y estar al pendiente de la conversación que se desarrollaba con el ánimo atento de todos los presentes, en medio de aquella pausa Citlali recordó como si fuera una ráfaga de luz en su mente los comentarios de Zila quien le había regalado tiempo atrás un libro de un hombre llamado William Walker Atkinson, quien había nacido en Baltimore, Maryland, 5 de diciembre de 1862  y su fallecimiento tuvo lugar en Los Ángeles, California, el  22 de noviembre de 1932; fue un abogado, comerciante, editor, escritor, ocultista y pionero del movimiento conocido como el Nuevo Pensamiento.

Zila, su esposo le había dicho que en realidad no era un pensamiento que se pudiera considerar nuevo, ya que ancestralmente ayudó a los magos y maestros a reconocerse y alentarse en tareas complejas, ella incluso había memorizado y recordaba algunos párrafos de los argumentos de Atkinson:

Hablamos de la Ley de la Gravitación Universal, pero ignoramos que también ésta es una maravillosa manifestación de la ley de la atracción. Estamos familiarizados con esa manifestación de la Ley que atrae y mantiene unidos los átomos de los que se compone la materia; reconocemos el poder de la ley que atrae los cuerpos a la tierra, que mantiene los planetas en su sitio, pero cerramos los ojos a la potente ley que atrae hacia nosotros las cosas que deseamos o tememos, las que crean o arruinan nuestras vidas.

Cuando nos damos cuenta de que el Pensamiento es una fuerza -una manifestación de energía- que cuenta con el poder magnético de atracción, empezamos a comprender el porqué de muchas cosas que hasta entonces desconocían. No hay estudio que compense más al estudiante por el tiempo invertido que el estudio del funcionamiento de esta poderosa Ley del Mundo del Pensamiento: la Ley de la Atracción.

Citlali  reconocía el poder que ejercía mentalmente sobre ella y sorprendida se percató que no era algo privativo de los humanos de la Tierra, pero sin duda había una notable diferencia entre lo que algunos humanos habían logrado con el poder de su mente y los considerados driedens o líderes místicos ante el poder cerebral  de los reconocidos líderes místicos con los cuales ellos se comunicaban.

Era posible intuir, percibir e incluso casarse con una idea, algo que no era asunto del azar y parte medular de los entrenamientos que Zila realizaba con sus estudiantes. Miro de reojo y se dio cuenta que muchos de ellos ahora estaban en el camino del liderazgo místico. Acarició con amor su vientre con la certeza de que sería la madre de un ser especial como todos a los que tenía frente a sí.

Vidra se acercó a ella y le ofreció la charola con bocadillos que había preparado el grupo de estudiantes y sonrió con simpatía; para Citlali todos ellos leían lo que ella pensaba, al menos imaginó que era de esa forma.

Vidra se sentó de nuevo e inclinó la cabeza de esa forma peculiar que indicaba que Ontyl estaba de nuevo atento mentalmente con ella y el relato continuó:

— No todos teníamos la capacidad y el entrenamiento drieden, sabíamos que sus capacidades lograban con la mera concentración de bajar al mínimo las pulsaciones de su corazón, entre otros asuntos que imagino en la Tierra ustedes lo han de captar como asunto de la magia.

Ana Perez Riv, aclaró que muchos magos son considerados farsantes y estafadores que juegan con las ilusiones y son hacedores de malabares y la seriedad que entraña la verdadera magia, no se veía en muchos medios sociales como algo de tomar en serio.

Vidra la escuchó con atención y señaló que en Eggya se había perdido el gusto por el entretenimiento, desde el momento que descubrieron en los drieden la facultad de colaborar para beneficio social, no hubo tiempo de mirarlos como parte de un espectáculo, al contrario fueron protegidos y alentados, fue por seres como mi padre y la madre de Ontyl que se prohibió la distracción de los eventos musicales, ya que eran motivo de pérdida de la atención sensorial en asuntos más puntuales.

La gran pregunta entonces fue: ¿Cómo logramos que sin ser driedens, podamos acompañarnos de su sensibilidad y destrezas? Usted mismos profesor Zila sabe que se requiere talento, pero también un entrenamiento como el que usted imparte en sus alumnos, llegar a la luz del entendimiento no es asunto sencillo.

Zila simplemente asintió, esperando esa vital e interesante parte del relato. Cada uno de los presentes trataba mentalmente de comprender cómo el bio-conector modificó para siempre entre los eggyanos lo que se conoce como ser individual.

Vidra reflexiva apuntó que Yertei, su padre había contactado en Eggya a Ontyl para decirle que iban a necesitar algo más que una micro-incisión por la vía nasal para lograr en un plazo menor el objetivo y fue así que se plantearon el siguiente paso con la cavidad craneal expuesta en la que introdujeron células drieden con un ramaje importante de dendritas con un colorante para ver a qué partes del neocortex se dirigían.

La destreza de un neurocirujano podía lograr lo que era necesario y ese sin lugar a dudas era Ontyl y su asistente Frint, quien como todos ustedes saben está aún en Iquique dando seguimiento a la conferencia internacional que se desarrolló hace algunas semanas. De hecho había un grupo que se reuniría en Frankfurt, pero ante su llamada pospusimos ese viaje donde nos esperaba un asgardiano de nombre Stefan

Había muchas preguntas y todas ellas sorprenderán a los asistentes ante la comprensión de un método que resultaba innovador y desafiante ante las circunstancias.

Biografía de William W. Atkinson

No es posible viajar al pasado, solo puedes representarlo


Los inicios

El Puente, segundo Capítulo 

por Ariadne Gallardo Figueroa 

En lo particular me gustaría estar  al lado de Ontyl, pero ya que no cuento con su presencia física y en conocimiento pleno de que ambos somos drieden, puedo pedirle que me oriente desde la distancia, sin usar canales convencionales para transmitir a ustedes esta crítica parte de la historia, argumento Vidra.

Bajo el principio de causalidad sabemos que toda causa debe preceder a los efectos y no es al revés, lo que intentamos no tenía vuelta atrás y tampoco posibilidad de un análisis profundo ante la realidad que nos golpeaba de frente.

Lo que para el profesor Zila, aquí presente, significaba emplear el recurso de la magia, para nosotros  era ponerla como representante de la ciencia aplicada y eso fue lo que se hizo,  el equipo de los científicos que se asesoraron de un ser especial, mi padre.

Sabíamos que solo existía una línea cronológica dentro de las leyes universales, ésto nos colocó ante un violento reconocimiento: Somos finitos, solamente podemos representarnos a partir de lo que podamos conservar en los archivos de silicio, lo que atesoramos en el cristal murdoriano, como entes vivos la derrota era segura.

Ontyl me ha de guiar  en esta parte para que ustedes puedan entender asuntos más técnicos: La respuesta la encontramos en las curvas temporales y los únicos capaces de doblarlas eran los vectores drieden.

Ante el envío del informe Barderian nos envió de nuevo su acuse de recibo con una modificación, leve pero significativa para todos los científicos y para Yertei, mi padre:

Al dibujar el símbolo sobre un papel en la mesa donde todos ellos se reunían, la sorpresa de Zila fue mayúscula y exclamó:

Zila confunde a la runa Algiz con un dibujo de Barderian

— Pero este símbolo es la runa Algiz, de acuerdo a los antiguos  anunció información privilegiada recibida directamente de los Dioses, es una clara referencia de  la protección que entidades mágicas empleaban a través de esta forma de comunicación. Aunque acechan peligros inminentes, serás avisado con el tiempo necesario para poder salvarte a ti, a tus bienes o tus seres queridos.

Vidra sorprendida rectificó al profesor Zila, es asombroso lo que nos dice en realidad es un concepto del espacio vectorial de un sistema aislado y no sabemos si tenga sentido para los humanos, pero por esa razón  nuestras naves estelares fueron nombradas Mega Vectores Egg… Por supuesto es la traduccción, desconozco si el término vector es lo que más se acerca, tratamos de traducirlo de la mejor forma para entendernos.

La idea central era ensamblar un sistema aislado y reducirlo a su mínima expresión, tomando en cuenta que solamente aquello que no podemos ver puede cruzar campos dinámicos.

Zila de nuevo exclamó con profunda admiración y atónito ante los comentarios de Vidra y Ontyl:

— ¡Ustedes nos están describiendo el principio de la física cuántica aplicada a un ser vivo!

Vidra miraba al profesor Zila e inmediatamente después giraba su cabeza a un costado, el indicativo que recibía información de Ontyl:

— Ontyl reconoce que su argumento es extremadamente lógico.

Zila se percató que el día que analizó junto a sus alumnos el video de aquella entrevista era la prueba de que en verdad ellos recibían información de un entorno distante y sus conexiones eran extremadamente precisas, por ellos si los pusieran en total aislamiento, perderían la capacidad de interactuar entre ellos y lanzó la pregunta:

— Por favor respondeme, ¿Acaso han dejado de ser individuos, entidades únicas?

Vidra sonrió y reconoció junto al grupo de eggyanos que la perspicacia del profesor era fascinante y solamente afirmó asistiendo con la cabeza, añadiendo:

— El bio-conector no funcionaba de igual forma en todos, se requería de lo que Raudek dedujo como compatibilidad ya que la sorpresa activa en muchos cerebros canales que debían ser apagados y solo aquellas mentes con un equilibrio entre el caos y la estabilidad podían someterse a la prueba sin perder la vida.

Construir un implante no fue fácil entre prueba y error muchos voluntarios pasaron a formar lo que llamamos materia de proceso, de alguna manera sus muertes fueron necesarias para formar la red supresora y modificadora. 

El material no podía ser un instrumento de un material ajeno a la estructura natural del individuo en proceso; Ontyl me pide que señale claramente que cada uno de nosotros estamos formados del mismo material de las estrellas y esa fue nuestra victoria y también una visión peculiar hacia la eternidad.

Todos se miraron sorprendidos y los líderes místicos comprendieron que su lucha por reconocerse en la dinámica del universo no era en vano. Aún era necesario saber que sucedió al momento que Taige resolvió ponerse a prueba en un reto sin retorno donde sólo había dos caminos: Vivir o morir.

Cada pionero en la historia de la humanidad cuando se ha lanzado al vacío, persiguiendo un sueño, una aventura; reconoce que la incertidumbre le acompaña y frente a él, siempre se encuentra la tenue luz de la esperanza.

Dibujo de la autora: “El símbolo de Algiz”

El pasado: Útil para reinventarnos, jamás para anclarnos


Los inicios

El Puente, segundo Capítulo 

por Ariadne Gallardo Figueroa 

Zila se puso en contacto con Vidra para notificarle que el grupo de los 28 estaban al tanto de los detalles que le fueron confiados; ahora solo esperaban agendar la próxima cita.

Taige argumentó que debía ser antes de la reunión en Viena, donde les serían entregados sus pasaportes, en un evento que los distinguiría como los primeros extraterrestres en portarlos y sin lugar a dudas estaban citados todos, un privilegio que junto a su credencial de residencia asgardiana, serían un paso obligatorio y al mismo tiempo un acto oficial que formalizaba su estancia en la Tierra.

Así que no fue necesario esperar muchos días antes de que esta cita se presentará y todos estuvieron de acuerdo de celebrarlo en casa de la decana Ana Pérez Riv. Zila solicitó que su esposa estuviera presente, ya que dicho acontecimiento para él era importante que quedara en el cerebro de su bebé, todos accedieron alegres.

Vidra introdujo la charla de ese día, momentos complejos y de gran tensión se describirían en el trabajo de los científicos: 

— En aquel momento la investigadora y jefa del grupo de científicos Raudek Vilob, sabía que su tiempo era limitado cuando se percató que su pierna empezó a arrastrarse sin desearlo, era cuestión de días para que su parálisis fuera total y decidió llamar al grupo de los 9, ya que a partir del momento que llegó Yertei, quien ustedes ahora saben fue mi padre;  se quedaría con ellos. Raudek les habló de la gran responsabilidad que pesaba sobre todos ellos:

<Ninguno de nosotros sabe que será de nuestro destino, éste depende por entero del trabajo que logremos, pronto no podré hacer disecciones, tampoco gráficas, más allá de las que el ordenador me permita, les pido todo su apoyo y sobre todo de esto ni una sola palabra a Barderian, él se recupera de sus malestares y quemaduras y no necesita distraerse, es posible que intuya que por mi edad, menor a la de él, el síndrome se presente, pero si no lo sabe es mejor para todos>

El trabajo de sinergia entre los drieden y la prueba siguiente fue de gran importancia, al reconocer al cerebro como un órgano con electricidad y magnetismo, consideraron un trabajo lo menos invasivo posible, que les permitiera cambiar la dinámica de los cerebros que no tenían características drieden, de esta forma se  efectuó la prueba siguiente:

Ingerin Barderian  y equipo VF, bitácora de la prueba número 4:

Paso número uno: Compatibilidad de tejidos para enlace; entre masa encefálica de drieden y de cerebro común.

Paso número dos: los astrocitos forman un tejido cicatricial pueden servirnos de conector entre un cerebro inerte y otro de drieden. Monitoreo de iluminación entre ambos cerebros, considerar prueba en cerebro de un ser vivo.

Paso número tres: Las células ependimales ayudan a formar parte de la vía a través de la cual circula el líquido cefalorraquídeo. Pueden generar una eficiente retroalimentación. Una vez inyectado el potencial de sustancia de encéfalo drieden, tomar mediciones de cerebro a impulso intuitivo de ambos sujetos.

Paso número cuatro: En el sujeto normal de prueba será necesario crear una incisión para colocar el líquido cefalorraquídeo, se recomienda micro-incisión por la cavidad nasal. Teledirigir para crear un camino o trayecto de los impulsos.

La mayoría de los sujetos que se ofrecieron como voluntarios eran aquellos que deseaban recuperar la movilidad y ahí surgieron muchos problemas, casos de algo similar a lo que se conoce aquí en la Tierra como mioclonía, es decir movimientos espasmódicos y en casos severos se perdieron pacientes; pese a conocer el riesgo los voluntarios no faltaron y muchos de sus argumentos eran de una contundencia extraordinaria:

<Vengo a este lugar porque  no tenemos tiempo de saber si el límite entre la vida y la muerte es ahora o en unos meses y si se descubre  algo que potencie  el viaje de algunos, pongo mi cuerpo al servicio de la investigación>

Yertei, mi padre logró comunicarse con algunos de ellos y compartir pensamientos y modular su ritmo cardíaco; entre los drieden es fácil interactuar, lo difícil era involucrar a alguien sin esa destreza y obtener la respuesta deseada.

Cuando le fue enviado el reporte a Barderian, de inmediato le comunicó a Ontyl que de lograr las pruebas debía centrarse en los pilotos, magnetizar cerebros de aquellos que pudieran llegar al portal en condiciones ideales, si ésta palabra fuera la adecuada, ya que en la realidad ninguna condición que pusiera al cuerpo de un ser vivo ante la presión extrema podría considerarse posible.

Ontyl reconoció que no era solamente  magnetizar con influencia drieden a los cerebros, ya que era necesario suprimir los impulsos cerebrales; a menor actividad menor desgaste, esa idea resultó de gran ayuda.

Bajo esa premisa es que ahora Ontyl se encuentra tratando de frenar una metástasis cerebral en el cuerpo de una persona muy especial para todos nosotros, la esposa de Rolando Alberto.

Para la mayoría del grupo de los 28 resultaba impresionante lo que les explicaban, entonces Sofía lanzó la pregunta:

— En condiciones normales nosotros podemos influir en otros humanos, de forma intuitiva y definitivamente con plena conciencia de que lo podemos hacer entre nosotros, quienes hemos entrenado el cerebro para interactuar e imagino que es lo mismo de Drieden a Drieden. Pero ustedes introdujeron  material celular por la nariz de un ser vivo tratando de evitar un síndrome que estaba genéticamente afectando a gran parte de la población; ¿Acaso hubo otros intentos de invadir el cerebro ante la presión del tiempo?

Yilia decidió contestar a su pregunta:

–Fue inevitable y necesario encontrar un recurso invasivo para lograr que nuestros cuerpos redujeran al mínimo sus funciones con impulsos cerebrales precisos; hemos encontrado información de algo que se asemeja a ésta condición en ambientes normales aquí en la Tierra, lo más cercano se llama meditación tibetana, pero no sabemos si en el espacio sea posible. En nuestro caso lo nombramos bio-conector y su objetivo es el neocórtex, responsable de los cómputos neuronales de la atención, del pensamiento, de la opinión y de la memoria episódica.

Tuvimos que reinventarnos, dejar de ser lo que éramos y eso no fue nada fácil, para llegar a perfeccionarlo con el tiempo en contra, yo en lo personal lo padecí de cerca cuando Taige decidió que era el momento de hacer lo que se tenía que hacer.

¿De qué estamos hechos para vulnerar aquello que impide que seamos algo más? Esa fue una de las acciones más complejas y al mismo tiempo un impulso tratando de no perder la última esperanza.

Fotografía de las partes del cerebro: https://psicologiaymente.com/neurociencias/neocortex

Atravesar el portal o caer en el abismo


Los inicios

El Puente, segundo Capítulo 

por Ariadne Gallardo Figueroa 

En la ciudad de México la casa Felguerez Galafik estaba llena de barullo, Sofía preparaba el pastel preferido de su nuera Citlali, pastel con fresas y chocolate, la recepción esperaba al  grupo de los 28, todo era expectación y algarabía.

Sofía preparó el pastel predilecto de su nuera

Citlali se sentía renovada, como si la presencia de su hija en su cuerpo la fortificara y le diera motivos para sentirse plena de energía. Zila llegó con su padre y su suegra que regresaba de un viaje por el norte del país complacida de tener de nuevo en el planeta Tierra a su hija; 31 personas serían testigos de lo que Zila les revelaría de su extensa y fascinante charla con los eggyanos.

La gran mayoría llegó con un regalo para el matrimonio cuyo embarazo había modificado muchos de sus intereses y actividades, al momento no se tocaba el tema de que ella regresara pronto a la plataforma lunar internacional, el médico había recomendado reposo durante los tres primeros meses para evitar sorpresas que pudieran tomarlos desprevenidos.

Ana Pérez Riv llegó con un obsequio en sus manos y  apuntó:

— En pocas  semanas el bebé les hará saber su género, pero como ustedes desean guardarlo en secreto, por favor no habrán mi regalo hasta su alumbramiento.

El matrimonio la miró con una sonrisa de complicidad y Zila le guiñó el ojo a la decana que se sentía complacida por la presencia de todos los asistentes.

La charla de sobremesa acompañada del delicioso pastel de chocolate y fresas dejó en los asistentes muchas interrogantes, sobre todo cuando fue mencionado que gracias a los cerebros de driedens muchos de ellos tuvieron la oportunidad de cruzar el portal.

Ana Perez Riv dedujo que era impresionante lo que  la mente puede hacer a la materia y meditó sobre el asunto de la “Federación intergaláctica” considerando que muchos de ellos no debían ser tan solo entidades ausentes de materia, ya que se tenía constancia de quienes habían logrado cruzar el portal.

Algunos se interrogaron con profunda seriedad las causas que impidieron a Barderian cruzar como los demás; en eso Zila hizo una clara y precisa deducción:

— La mujer que amaba con profunda pasión fue presa de la parálisis y ya sabemos lo que eso representaba para su expectativa de vida. No dudo que él haya ofrendado su propia vida saltando al vacío en busca del mínimo atisbo de luz que ella dejara.

Citlali lo abrazó con ternura, sin lugar a dudas eso haría un amante apasionado ante la pérdida de su más grande amor.

Gala quien formaba parte de los líderes místicos ahí presentes, manifestó su duda respecto a la forma como ellos emplearon el cerebro de los driedens buscando compatibilidad con los que no lo eran y qué técnica emplearían para concentrar ese poder en un bio-conector.

Ariedré, resuelta argumentó que sin lugar a dudas esa era la pregunta que todos deseaban conocer y señaló: “Tal vez la parte técnica o más soficticada de esa innovación le pertenece al conocimiento del neurocientífico Ontyl”; ¿Alguno intuye la causa por la cual permanece en Mar del Plata?

La mayoría incluyendo Ana, movieron en silencio la cabeza en señal negativa, ella agregó:

— Es apasionante saber que dos descendientes directos de driedens se encuentren entre los eggyanos; para ellos el bebé de Zila y Citlali sería precisamente eso un vástago o retoño de Drienden; ¿No les parece distintivo el detalle que hayan ofrecido la nave para la persona que lo requiriera? Tal vez sabía del embarazo.

— Citlali se llevó ambas manos a la boca con sorpresa y reconoció que la intuición de la decana era de los más perceptiva.

Zila acotó que ellos encontraron gracias precisamente a su intuición a las personas indicadas para llevar a cabo sus planes, gente sencilla que llevaba años luchando por crear ese lazo humano entre los seres del planeta y se sentía gratificado porque todos ellos se encontraran dentro de ese grupo peculiar.

Ana Perez Riv hizo una reflexión que dejó pensativos a todos los presentes:

— Es importante reconocer que nosotros al iniciar el ritual diseminador invocamos a la raíz más lejana que nos da pertenencia en este planeta, tengo la impresión que en el plano galáctico que ellos se mueven esa señal de permanencia se diluye, la unidad ya no se liga a los ancestros, sino al humanos como entidad de luz.

Zila reflexionó al respecto y recordó ese sueño recurrente que a veces se repetía con cierta insistencia y reconoció que tal vez por esa razón él se autoafirma como un hombre de la Tierra y establecía un punto de referencia a diferencia de ellos que ya no contaban más con un lugar de referencia.

Tal vez nunca reconozcamos a los que imaginamos como parte de nuestra raíz en ese plano de conciencia, es una interrogante que no es fácil de despegar y  

tal vez solo forma parte de nuestra intuición pero no de la realidad como tal.

Alig el padre de Zila sintió que muchos de los comentarios rebasaban su entendimiento de la realidad y expresó su admiración por ser parte de una familia donde la magia envolvía sus días y le daba un tono valioso a cada amanecer.

Todos ellos compartieron sus dudas e interrogantes, reflexiones fascinantes que los llevarían de la mano a una travesía donde el reconocimiento de lo  desconocido los asombraría

Fotografía Pastel de chocolate de Pinterest

No podemos vivir en un sueño por siempre


Los inicios

El Puente, segundo Capítulo 

por Ariadne Gallardo Figueroa 

Dar vueltas en círculo e intentar encontrar soluciones que logran aliviar el sufrimiento de la gente de Eggya no era un asunto fácil, alentarlos en la creencia de que las cosas tendrían una solución no era algo que la mayoría creyera. ¿A que voy con este comentario? De nuevo a los últimos momentos de un mundo a punto de colapsar, Barderian hospitalizado y el portal en su mente como una fijación.

Taige resuelve llevar los frascos con los tres cerebros al hospital indicado por el grupo de Medreos y es ahí donde la recibe quien actualmente se encuentra en nuestro mundo en la población de Mar del Plata, en la casa de los Barilli, me refiero a Ontyl.

¿Por qué él se encuentra en Mar del Plata que tarea lo mantiene alejado de los demás del grupo?

Regresemos a ese momento en que precisamente Taige se da cuenta de ese momento que es como un balde de agua fría percibe lo que sucede a Paula, se dio cuenta que algo no iba bien con ella, su energía había mermado y eso ya no lo detenía nadie; fijó su mirada en aquella mujer que había puesto todo su interés en ayudar a la eggyana cuando  fue descubierta por el grupo de amigos rioplatenses y argentinos; para Paula, el mundo sería algo distinto en breve; la intranquilidad invadía sus pensamientos, pero ella no diría nada por no desanimar al grupo y mucho menos preocupar a su pareja de tantos años Rolando Alberto.

Tai habló más adelante con Yilia para explicarle lo que había percibido en su entrañable amiga Paula; no se puede asir lo inasible, no se puede desear que la magia persista más allá de su propia energía, no se puede clamar al universo por lo que ya no será. Inaprensible, distante y verdaderamente eterea la encontraríamos del otro lado de la caudalosa vida que fluía a su alrededor. el destino estaba en manos del tiempo y el tiempo no se detiene.

Ontyl, especialista en la clínica de neurociencia, pondría todo su talento en ayudar a Paula

Fue en ese momento que la pareja formada por Yilia y Taige solicitaron la asistencia de Ontyl, conocedor y especialista en la extinta clínica de neurociencia, el sitio al que Taige llevó los frascos con los cerebros driedens y esa es la razón por la cual él permanece en Mar del Plata.

Harían lo imposible por que Rolando no se diera cuenta de la verdadera situación de salud de Paula, a pedido incluso de ella que sabía lo importante que era cada acontecimiento que estaban viviendo ahora, por tanto el reto era mayúsculo.

Para ellos lo que se presentaba era un reto ante el mundo y la oportunidad de que los planes quebrados antaño por Rolando Alberto se fortalecieron, era motivo suficiente para no dar muestras de debilidad; todo regresa, la vida fluye y los convoca para seguir adelante, no parar de creer que la unidad de los humanos es un aliento renovador y constante. 

La lucha del grupo de Rolando Alberto se había enfocado en los quehaceres de la tierra, la vida necesitaba sustentarse en sus raíces y más adelante en los grandes proyectos hacia las estrellas, pero había demasiada gente interesada en conservar sus atribuciones, relaciones estables de las cuales obtenían sus recursos y sus fortalezas. Por eso más que nunca ellos entendieron que no era momento para flaquear, obvio que Paula formaba parte de ese dinamismo, pero su salud mermaba.

Frint es quien elige a Ontyl para que ponga en marcha uno de los procedimientos que ellos utilizaban durante el viaje interestelar, el procedimiento tendría que ser adaptado a las condiciones  inherentes a la patología de Paula. LA  preparación no será utilizada para disminuir al máximo  el pulso cerebral, ellos  tendrán que adaptar su equipo y van a tener que invadir con mucha delicadeza el cerebro de una terrícola, a quien todos ellos admiran y desean mantener viva  por el tiempo que sea posible en condiciones estables; ganarle la carrera a una metástasis no era algo sencillo, intentarlo era lo mejor que podían hacer. 

Ontyl decidió aceptar a Karina Ballesteros, quien recibe entrenamiento para reconocer cambios en la lectura del nano-supresor, procesos totalmente nuevos para una terrícola, ella entendió que lo que veía en el monitor de lectura no era lenguaje eggyano, sino un lenguaje científico que se compartía en diversas galaxias cuyo nombre era Endelferg que permitía el desarrollo de investigación transversal entre los diferentes grupos de pobladores intergalácticos. De todas formas resultaba complejo entenderlo, pero puso toda su concentración para capacitarse adecuadamente.

¿De dónde era Karina? Ella es chilena, amiga de Braulio quien la llamó con carácter de urgencia y la instó a que dejara todo lo que estaba haciendo y se reuniera con ellos en el chalet de los Barilli, nunca imaginó que se comprenetaría de una labor delicada, nunca antes practicada en el planeta Tierra.

El sueño de un mundo mejor no era para todos, no lo fue para los eggyanos, pero quienes lograron viajar hasta nuestra vía láctea harían lo que estuviera en sus manos por que se tuviera constancia de esa lucha por rescatar lo que importa.

Paula se recuperaba agradecida por el tiempo que le permitieran los adelantes eggyanos y el cariño de sus amigos permanecer entre ellos, sintiendo la enorme alegría de reconocerlos como entrañables amigos.

Los sueños son un portal por el que viajamos en busca de la esperanza y el brillo de un nuevo amanecer, alcanzarlo es un reto, en el que algunos dejan de creer, por fortuna la osadía siempre encuentra alternativas.

Dibujo de la autora: “La mirada asertiva de Ontyl”

Abrazarse a la vida en busca de una nueva luz


Los inicios

El Puente, segundo Capítulo 

por Ariadne Gallardo Figueroa 

No hay registro de obras pictóricas, solo aquello que se pudo rescatar en los pequeños tubos de cristal murdoriano; posiblemente con el paso del tiempo ya instalados en las áreas pacíficas de una Tierra hospitalaria, algunos de los eggyanos volviera a pensar en un olvidad talento que tuvo que dejarse ante la presión de lo inmediato.

Toda nación de la Tierra sabe que las manifestaciones de arte se dejan de lado cuando la gente decide hacer la guerra, combatir por el ansiedad  de imponer sus ideas a los otros, quedarán las canciones donde los otros ven morir al hermano y se enaltecen con patriotismo si fueron triunfadores en una cruenta batalla.

Entre los eggyanos recordemos que hubo una época que prohibió las manifestaciones musicales, porque interferían en la concentración de los driedens; todo encuentro crea una diferencia, alienta a otros a imitar al que admira, a replicar sus actos, ¿Quiénes son los iniciadores, los replicadores y los seguidores? Es evidente que de los dos últimos encontraremos muchos más.

Todo esto formaba parte de las reflexiones que flotaban en el aire, tanto en la cabeza intuitiva y perceptiva de Zila como de los propios eggyanos que decidieron abrir su inteligencia y corazón a un descendiente de los antiquísimos celtas, gente que incluso él no llegó a conocer; fue la bisabuela quien se dedicó a indagar en el árbol genealógico de la familia, acerca de aquellos emigrantes del norte en el Continente Americano.

Al llegar con Sofía, su madre, ella noto que su rostro se iluminaba por una chispa diferente, sonriente le dijo:

— Querido hijo, me doy cuenta que has descubierto asuntos que son en verdad importantes. Tu esposa se quedó dormida estuvo con vómitos y náuseas a causa de un medicamento hormonal que le dieron por goteo; ya está mejor e igualmente ansiosa de saber detalles de tu entrevista con el grupo de eggyanos.

Zila la miró y sin decir palabra la tomó por los hombros con cariño  y antes de besar su frente le envió un mensaje que no fue escuchado por los demás que estaban en la sala de espera:

<Debemos reunirnos con el grupo para que les comenté a detalle el encuentro, ellos quieren vernos a todos en la próxima entrevista>

Sofía asintió y abrazó a su hijo con ternura, en eso le avisaban que el aerotaxi ya la esperaba en el techo del edificio.

En el laboratorio y hospital de genética asistida donde recibe tratamiento Citlali, se reúnen al fin Zila y su madre

Tomando con ambas manos en rostro de su hijo señaló:

— Voy a despedirme del bebé que pronto encontrará un hermoso nido en el cuerpo de Citlali, hablaré con Ana para preparar en breve esa reunión, te quiero mucho hijo.

Zila la miró de espaldas, delgada, diligente, mágica, para Zila, todo eso y mucho más, representaba su madre; giró sobre sus talones con agilidad para dirigirse a la habitación donde su esposa se enfrentaba a un nuevo mundo donde dejaría de ser ella para formar parte de un núcleo distinto ante el advenimiento de su criatura, quien llegaba a la vida de ambos por la tenacidad apasionada de un mago y el intenso amor que la pareja se tenía. Al abrir la puerta la miró con el pelo enmarañado y el rostro descompuesto:

—  Ya estoy aquí luz de mis ojos, dime por favor si acaso mi sonrisa te alivia o necesito esforzarme un poco más…

— Zila, amor mio, no es solo tu sonrisa es tu ser por entero, tus pensamientos puestos en mi memoria, tu pasión desencadenada, todo junto me ayuda a soportar estos sinsabores, los minimiza al extremo, eres mi aliento y le das sentido a mi vida de una forma que a veces no puedo describir con palabras.

— Hay tantas cosas que desconocemos amada Citlali, el mundo que vivimos parece un regalo y puede serlo por muchos años, puede modificarse con el paso de los años, pero ya es la historia que ambos fortalecemos, nuestro embarazo cambia muchas cosas y renueva el aliento de un mundo siempre sorpresivo y a veces desalentador. Tu vida por si sola tiene sentido, ahora seremos tres para nutrir nuevos amaneceres.

Ambos se miraron con ternura antes de perderse en un apasionado beso en espera del momento en que su bebé estaría formando parte de cada fibra sensible del cuerpo de su madre y su padre.

La vida puede ser extraña, caótica, pero la dulzura y la pasión creadora es un aliento que fortalece cada tramo del camino por duro que este sea.

Photo by Gratisography on Pexels.com

Verdades sutiles no perceptibles a todos


Los inicios

El Puente, segundo Capítulo 

por Ariadne Gallardo Figueroa 

Vidra continúo con la charla y le hizo entender al profesor Zila que tal vez lo que él relacionaba con un hobionte para ellos se definía como red galactica, y afirmó, mi padre trató de colocar un nombre que fuera entendido al momento por el grupo de científicos nombrandola de esa forma: La federación intergaláctica, sin embargo  en justicia y por lo que nosotros vimos desde el panorámico de nuestra nave, no podría compararlo ahora con esa denominación.

Debo admitir que  para los humanos dio el resultado deseado, hablar de un grupo de seres conectados en diversas galaxias para ayudarse unos a los otros, le dio sentido a una realidad que tal vez muchos de ustedes <o de ellos> jamás tengan la oportunidad de ver como tal.

Ellos los formadores de la red jamás harían un homenaje especial a algunos de sus miembros, pero supongo que hay gente entre ellos que lideran fuerzas desde hace mucho tiempo, que han unificado poderes y que han intensificado a la red. Ellos  dirigen un mensaje que es parte de la historia de lo que han escrito, hecho y creado miles de seres humanos en diversas partes del cosmos.

Por tanto, profesor Zila puedo asegurarle que los líderes místicos han logrado ser parte, tengo la certeza que ellos estaban ahí bajo una banda de tonos rojizos intensos, validando aquello que nos fortalece como parte de lo eterno, ese que se nos escapa de las manos al dejar el cuerpo físico que somos.

Nosotros no teníamos tiempo de saber si funcionaria, si lograríamos crear una herencia genética de valor para las generaciones que ya no tendríamos, ya no habría cuerpos vivos a los cuales conectar con la noción de un mundo más allá de ellos mismos.

En el plano de realidad y creencias que nosotros teníamos, el concepto de divinidades celestes, de Valhalla, de adoración a un ser creador cuya gloria te enaltece con la vida eterna si  has cumplido sus preceptos o te castiga en el infierno si no lo has hecho, había perdido sentido.

Las cosas permanecían para muchos en el claroscuro de una realidad desconocida y llena de incertidumbre, permítame recordar un pasaje de aquellos momentos de gran desaliento:

Señala Vidra: La ayuda de Taige fue vital ya que se replicaron las pruebas con el hospital de Eggya y eso nos ayudó a ganar tiempo y crear alternativas.

Cuando Raudek Vilob se entera de la situación física de Barderian se acercó a mi padre y le dijo que no tenía lógica para ella o el grupo tratar de llegar a un mundo etéreo y fuera de toda lógica, no entendía qué sucedía con esos cerebros brillantes y palpitantes en medio de aquellos  que permanecían inertes, entonces mi padre le contestó:

< Raudek, estamos recibiendo un mensaje, debemos descifrarlo, por alguna razón parece que tenemos la oportunidad de preservar la vida de algunos de nosotros, eso es lo que intuyo>

Al momento Vilob organizó una serie de tareas y esto fue el siguiente paso de la investigación:

Ingerin Barderian  y equipo VF, bitácora de la prueba número 3:

Paso número uno: Compatibilidad de tejidos para enlace.

Paso número dos: los astrocitos forman un tejido cicatricial pueden servirnos de conector entre un cerebro inerte y otro de drieden.

Paso número tres: Las células ependimales ayudan a formar parte de la vía a través de la cual circula el líquido cefalorraquídeo. Pueden generar una eficiente retroalimentación.

Raudek solicitaba a alguien del equipo que mantuviera comunicación con el hospital donde se encontraba Barderian para conocer su estado de salud y saber si podía recibir el informe semanal de sus pesquisas, señala Vidra al grupo que en silencio la escuchaba con total atención, ella miró a Taige para continuar con el relato:

Taige nunca se comunicó directamente con Raudek, pero informó el interés de Ingerin Barderian quien deseaba que los cerebros fueran llevados a Medreos. Entonces Ethym uno de los ocho científicos le avisó que los llevara al hospital de neurociencia ya que con ellos se haría un enlace Medreos-Eggya.

La ayuda de Taige fue vital ya que se replicaron las pruebas con el hospital de Eggya y eso nos ayudó a ganar tiempo y crear alternativas.

En ese momento el celular de Zila empezó a sonar, era su madre, necesitaba regresar a su casa y quería que él lo supiera.

Los eggyanos comprendieron e hicieron una sugerencia que a Zila le resultó fascinante:

— Profesor Zila nos gustaría continuar la charla después que usted informe lo que hemos platicado a los líderes místicos y nuestra próxima reunión pueda darse con los 28 personas que invocan las fuerzas de la red.

Hay momentos en la vida que parecen desalentadores y mirar hacia un horizonte que desconocemos no siempre permite visualizar certezas, pero este no era el caso y resultaba absolutamente alentador.

Photo by Pixabay on Pexels.com

¿Qué valoras más en un ser vivo?


Los inicios

El Puente, segundo Capítulo 

por Ariadne Gallardo Figueroa 

En aquellos momentos no teníamos la más mínima esperanza de que algo fuera rescatable, nuestro mundo creado miles de años atrás, sería polvo estelar; nadie nos recordaría más allá de los que lograran atravesar lo que Barderian reconocía como un puente o portal, pero en las condiciones que él regresó la probabilidad resultaba escasa o mínima, Vidra, recordó al grupo, el momento en que su padre señaló la pregunta a los ocho científicos cuando se reunió con ellos:

–Estimado grupo de científicos, gracias por aceptarme para colaborar con ustedes, mi pregunta es muy simple, ¿Saben lo que es rescatable de cada ser vivo en las zonas que conocemos?

Yertei, mi padre intuyó la enorme incertidumbre, responder sería muy complicado para cada uno de ellos; la vida en el terruño se sentía en cada momento, nos damos cuenta que el mundo es mucho más y que lejos de lo que aprehendemos, está lo que experimentamos, hay voces que van ligadas a los sueños que somos y otras que jamás entenderán el bullir de las pasiones de los que enfrentamos el darnos cuenta de lo que estábamos por vivir.

Vidra señala: Yertei, mi padre les comunicó que ante los acontecimientos, tuvieron oportunidad de conectar con la federación intergaláctica

La lucha de algunos era puntual e individualista, otros soñaron con que sus bienes atesorados tendrían cabida en ese lugar que no conocíamos; equivocados ambos. 

Sin lugar a dudas el camino nos llevaba a un viaje ligero y sin retorno; en las reuniones la gente se agolpaba para preguntar qué sería de lo que habían cultivado, que iba a pasar con sus monumentos, palacios, expresiones artísticas, espacios geniales.

Debo admitir que nada de eso estaba en el futuro, nada, el viaje imponía una regla básica y drástica, lo que sabes, lo que guardas en tu memoria, lo que eres para los demás, eso es lo que puedes llevar.

Fue entonces que Raudek Vilob respondió con total seriedad:

— Estimado Yertei, solamente tenemos lo que nuestra mente ha atesorado, todo lo que representa nuestro sentimiento de amor a la vida y a los que son parte de ella.

Los demás estuvieron en total acuerdo con ella, de hecho habían dejado sus casas, sus bienes para agruparse en un pequeño lugar de la Luna de Medreos y poner sus mentes al servicio de un plan que tenía por objetivo rescatar lo que eran como habitantes de aquella zona en el basto universo.

Mi padre asintió y les comunicó que ellos ante los acontecimientos, tuvieron oportunidad de conectar con la federación intergaláctica, serían aliados, entes solidarios que colaboran con ellos desde tiempo atrás para poder formar una red.

Al igual que ustedes al momento del ritual que han nombrado diseminador, los driedens hacen lo propio.

Zila se llevó las manos juntas a los labios antes de preguntar:

— Me están hablando de generaciones de seres que han logrado transmutar hacia las estrellas, ellos fueron los que nosotros escuchamos. ¡Es sorprendente! Me gustaría saber cómo ellos colaboraron para que lograran llegar a esta parte de la galaxia.

Tai respondió a su pregunta, usted habrá notado que no todos somos descendientes de driedens, en el grupo Vidra y Ontyl que aún se encuentra en Mar del Plata son hijos de padre, en el caso de Vidra y de madre, en el caso de Ontyl con tales características; en tal caso la fuerza no es completa, su parte humana rige un promedio importante de su visión drieden.

Ellos validaron un método de emergencia, ese  que de forma infructuosa intentó Barderian al colocar una intravenosa en el torrente sanguíneo del bulbo raquídeo de un drieden. Lo llamaron bio-conector cerebral.

No fue fácil, no había nada que nos diera pauta el injerto de un ser cuya evolución partía de  su conocimiento del cosmos, incluso tuvimos pérdidas físicas de los pacientes que se encontraban inhabilitados por la parálisis, el intento fracasó. Pero no teniamos alternativa.

Antes de explicarle a detalle el procedimiento quiero que sepa algo que Braulio le puede explicar:

— Braulio se aclaró la garganta y señaló, yo no comprendí en totalidad por que precisamente mi ciudad natal fue elegida por Taige, su decisión de elegir un punto determinado del planeta y no otro y lo recordó para el grupo que se había reunido con el profesor Zila.

Tai, apuntó, al percibir la mirada de Braulio instando a responder:

Fue mi conector,  no  señaló detalles, simplemente se encendió, suele suceder en ocasiones dejamos en la nube una red que neuronalmente nos inclina hacia determinadas decisiones y son años de experiencia cargando datos, llega el momento que los propios datos hacen el “match efectivo” como lo dirían aquí en la tierra, ese golpe intuitivo, por decirlo de alguna forma.

Daniel decidió que esa parte de los comentarios quedaría para el grupo de selecto o privado al cual ahora le integramos, profesor Zila, son particularidades que en verdad al resto de la humanidad no le iban a resonar o si lo hicieran podrían en peligro la operación y sobre todo relacionar los datos duros, la interacción de ellos como nosotros y el bio- conector cerebral, definitivamente es algo que nos dejaría en desventaja. Como decía mi pareja nos verían como sujetos para ser analizados y encerrados en lo que ustedes conocen como cajón de Faraday.

Zila miró al grupo con sorpresa y exclamó:

— Por los que ustedes están por decirme comprendo que no se refieren a un holobionte cuya capacidad emana una frecuencia hacia la intuición de un ser místico o drieden. ¡Oh! Comprendo su desesperación, la percibo, más allá de una emergencia, trataban de hacer latir el corazón de Eggya, llegando hasta las últimas consecuencias.

Cuando nada queda el último recurso tiene que aparecer, de alguna forma intentas por todos los medios que lo que importa no se vuelva cenizas.

Photo by Pixabay on Pexels.com