Resolver incógnitas


Sí definitivamente muchos se han quedado con la idea de qué sucedió con las partes divertidas donde la aventura mostraba caminos insólitos a todos los personajes, esa situaciones que fueron pronóstico de alguno de los integrantes del Clan del Hechizo del Ave; solamente sabemos que la identidad de Ariadna se constata en su fusión a la constelación del regalo que le hace en la mitología el ser que la amo profundamente y que sin duda es ella quien escribe parte de la historia. Por tanto Ave y Estrella si lograron lo que se habían propuesto.

¿Qué sucedió con Sie, realmente se encontró con el gran y poderoso escriba?, solo leamos esto:

El Maestro cuando le dijo a Nydam que sus embarcaciones serían celebradas, ¿En verdad sucedió? La referencia histórica lo constata:

Recordemos en el relato de la “Ofrenda viva para los dioses” cuando le dice a Nydam: “La pasión por tu trabajo se preservará más allá del tiempo que puedas imaginar, tus navíos tendrán un lugar donde serán admirados, la descendencia que han creado (refiriéndose a él y su mujer ) lleva en la sangre la misma pasión de ustedes en ello.

El barco Nydam es el más grande y mejor conservado de los barcos encontrados en Nydam Bog y ahora se exhibe en el castillo de Gottorf en Schleswig, Alemania. Una vez pesó más de tres toneladas y fue remado por treinta hombres.

Referencias: By User:Erik Christensen – Own work, CC BY-SA 3.0, https://commons.wikimedia.org/w/index.php?curid=2789433

https://www.abc.se/~pa/uwa/nydam-e.htm

Bien mi camino sigue por otros derroteros, el siguiente paso se titulará El Puente, precisamente es el puente que unirá a dos libros con una temática muy diferente a la que hasta ahora recorrimos, aparentemente, pero siempre es fácil reconocer las coincidencias.

A manera de epílogo


Tal como señalé  al final del anterior post: 

Podemos imaginar lo que sigue, basta con ir a los libros de historia y localizarlos desde las diferentes perspectivas con las cuales contamos, matizarlas con ideología o inclinación teológica.”

En consecuencia analicemos:

Nos damos cuenta que somos a partir de aquello que encarnamos, lo queramos o no. Existimos a través de los personajes que interpretamos o representamos; lo que somos y su alcance no se limita a un cuerpo, tampoco a una vida, somos lo que dispersamos al universo.

Alphecca

Antes de alejarme de aquel maravilloso escenario donde pude observar un fascinante globo azul  y finalmente  dirigirse a la estrella más cálida y llamativa de la corona borealis, escuché a Mikael dirigirse a su entrañable amiga Sol:

< No podemos hablar de desenlaces, cuando apenas el entusiasmo del reencuentro ha comenzado. Iluminemos a los que son capaces de relatar con viveza las situaciones que van más allá de teologías, estructuras, la energía de la vida tiene sus propias reglas. >

Quiero dar las gracias a todos los que me inspiraron para escribir estos dos libros, pronto presentaré el segundo y posiblemente le agregue algunos datos que no han quedado en esta herramienta inspiradora. 

Gracias a todos los lectores, a Jordi que tal parece no se perdió un solo post y a todos los que sin ser su idioma se valieron del traductor para seguirme.

Mi Travesía en Alas de un Libro sigue y pronto nos encontraremos con la historia que tengo pendiente para darle el tratamiento que necesita.

Nota de la autora: Acerca de Alphecca:

Esta estrella aparece en as Geórgicas de Virgilio como Gnosia (Stella Coronae) , otro nombre con el que se la designa. Recuerda a este astro como la estrella de Ariadna, haciendo referencia al origen de esta última 

El Arco y la Flecha del Triángulo Mágico


Faltaba  poco para que la señora de la noche brillará en todo su esplendor y Luna se sentía agotada, algo frenética, incómoda. Se había dado cuenta que no sería fácil subirse a un embarcación con un zorro y se preguntaba qué sería de su destino en ese mundo que apenas ahora permitía de nuevo al helado río fluir con alegría.

Se quedó mirando a Fuego, que se encontraba echado a sus pies, agotado por la caminata y la búsqueda de su propio alimento que lo mantuvo alerta durante gran parte de la madrugada y le interrogó:

— Querido Fuego, ¿Te has percatado de algo que yo aún no entiendo?

El zorro movió su cola en señal de alegría, de su cuerpo emano un suave tono al que le siguieron otros, tenues pero diferenciados el uno del otro, hasta que esa energía luminosa maravilló a Luna, ella percibió con claridad 7 tonos distintos.

Capas sutiles formando una aura en torno al animal, Luna no cabía en su asombro, se dio cuenta que eran sus 6 hermanas, el Maestro y el cuerpo de Fuego unidos en un solo haz de luz donde la personalidad de cada una de ellos afloraba de forma fascinante.

Se dio cuenta que la señora de la noche, pese  a que la hora aún era diurna asomaba graciosa en el cielo y entonces se dio cuenta de lo que estaba sucediendo y afirmó con firmeza:

— ¡El triángulo mágico está a punto de decretarse!

Fuego se levantó y puso sus grandes patas  en el pecho de su hermana, mirándola con aquella mirada que solo podía ser de ella. A lo cual respondió Luna:

— Ahora entiendo cual es nuestro lugar en el vasto mundo, cerca del Río donde nuestra Aura brillará por siempre.

Cuentan los más antiguos que debido al zorro de pelaje rojo como el fuego es que ese río lleva precisamente el nombre de Aura, pero a nadie le consta, son leyendas perdidas en el tiempo que posteriormente fueron desvanecidas por otras más populares o exitosas.

La posición geográfica actual de las hechiceras y el Maestro

De igual forma, ellas no sabían que bajo el mismo cielo estaba por presentarse una triangulación mágica, la misma que  años más tarde tendría ciclicidad y sería estudiada por los que encontrarán en sus designios el poder de los símbolos que aún no habían sido nombrados, mismos que con el paso de los años serían modificados de forma oral, pero en ellos las historia del León, el Toro y el hombre que derrama el agua del conocimiento y la libertad, así como el Carnero y otros más se unirían formando un fastuoso zoológico en el firmamento estelar, que  perdura hasta el presente.

El día 28 de Enero del 2021 se vuelve a repetir lo que pudo haber sucedido muchos siglos atrás, tal vez no tan exacto pero similar: La Luna llena en Leo recibiendo de forma total la Luz del Sol

Para las hechiceras era un momento de retos, conectando con el espacio colectivo, Luna y Fuego permanecerán en la tierra donde estaban sus raíces y serían la fuerza magnética y guía del Clan del Hechizo de Ave en sus futuros caminos. La intuición de Luna sería la flecha lanzada con la magia de Fuego hacia los confines de la Tierra. Si acaso encuentras connotaciones con otro de los símbolos de ese gran zoológico estelar, éstas en lo cierto, para muchos sería Sagitario, para mí seguirá siendo Luna en este relato.

Avanzamos!!


Espero que les agrade ver el texto con algunas pequeñas adicciones, y las necesarias correcciones, ha sido una obra que me ha hecho sentir cada una de las experiencias de las hechiceras y el Maestro, cada pasaje lleva algo de mi misma y la travesía para dejarlo volar en Alas de Un Libro ha sido un proceso creativo fascinante; no todos los escritores somos buenos editores; a veces escribimos con lágrimas o en medio de una explosiva y frenética energía que al avanzar nos impide ser conscientes de que cometimos un error u omisión de palabras, espero que al ponerle seriedad a cada detalle mi esfuerzo sea recompensado con un lector que viva en papel o en e-Book, este trabajo artesanal, intelectual, entretenido y mágico desde mi humilde punto de vista, esa misma visión que posee la protagonista de la obra; unilateral pero siempre indagando con su intuición ese detalle que considera necesario para iluminar el camino.

Se pertenecen por destino


La caravana donde viajaban Amin y Sie, se acercaba cada vez más al mar inhóspito y oscuro que se tragaba la vida sin permitir su búsqueda, el que caía ahí, no tenía esperanza de retorno, era asfixiado por sus profundidades.

El Mar Negro en la antigüedad era conocido como Mar inhóspito

Con cierta periodicidad ellos se detenían para orar y clamar por la benevolencia de Alá en este trayecto donde las dificultades aparecen en cualquier parte, los salvajes podían atacarlos y sus vidas no quedarían registradas en ningún sitio para venerar su pasaje al mundo de las almas. No estaría presente un Imam para rezar por ellos y eso resultaba doloroso. 

De improviso,  ante  el venerable Abu, el más anciano de la caravana, se congregaron varias mujeres y hombres para reclamar por la presencia de Sie, en quien no veían asomo de respeto por el rezo, ese clamor tan necesario para cruzar el peligroso pasaje.

Amin, tomó por el hombro a Sie y se agachó hacia ella para traducirle lo que estaba sucediendo:

— Reclaman a Abu que no te ven inclinada a los rezos para pedir ayuda a Alá en este tramo de peligro. Abu les dice que tu unión al grupo se debe al destino que se ha marcado en el cielo.

Sie, solamente seguía con atención las palabras de Amin sin decir absolutamente nada, hasta el momento que Amín añadió:

— Ella le pertenece a Amin

Su mirada encendida miró a su pareja con un reclamo que no tenía que ser traducido con palabras. Amin respondió:

— La fidelidad es algo de lo que no eres responsable y se fundamenta en los que sientes, de esa forma se crea  o se diluye un vínculo, en tal sentido ambos nos pertenecemos por que así lo decidimos.

— Sie recuperó la confianza en sí misma y se alegró al escuchar las sabias palabras de su amado. De pronto la voz de Abu se alzó entre el grupo de personas que continuaban con el reclamo y el anciano exclamó, levantando su mano con vigorosa y rotunda energía:

هو الآلة وهي متلقية لشيء يهرب مما هو معروف الآن ، لن تنكسر رباطها بيد الإنسان

(Él es el instrumento y ella el recipiente de algo que escapa a lo ahora conocido, su lazo no será quebrado por mano humana)

Cuando Amin tradujo las palabras del anciano a Sie, ella comprendió que su tarea estaba logrando el objetivo propuesto, aparecían los aliados, gente sabia e intuitiva que entendía el valor que ellos compartían en medio de un mundo cuyas complicaciones empezaban a hacerse presentes. Muchas de ellas sombrías y desgarradoras.

Los oídos de Sie estaban alertas a todo ruido ajeno al grupo, al menor atisbo de peligro, ella sabía perfectamente lo que tenía que hacer. Recordó las palabras de su amada hermana Sol cuando les dijo: “Sean cautas, sigilosas”, a lo cual agregó para sí:

< Pero valientes para responder como solo nosotras sabemos ante lo inminente>

Photo by Matt Hardy on Pexels.com

El momento más difícil, el adiós definitivo


El Maestro, Ave y Estrella miraron con alegría la costa que se presentaba delante de ellos, la miraron con recelo, desconfianza, esperanza y una mezcla extraña de melancolía. A partir de ese momento sabían que su vidas se separarían y no era fácil. No era suficiente toda la magia que poseían para entender lo que es separarse de un ser al que se amaba profundamente y eso lo aprenderían en ese momento.

La gaviota, recuperada del todo, gracias a los bálsamos de aceite de hígado de los peces, por fin revolotea con alegría y los tres navegantes con lágrimas en los ojos la vieron volar, agradecieron su ayuda como mediadora de los mensajes que les fueron necesarios en el momento que los necesitaron. El Maestro entorno su mirada alegre y le gritó:

— Tal vez tú o otra de tus hermanas me lleven mensajes en el futuro, no lo olvides, recuérdalo por favor querida Seagull.

Atracaron la embarcación en una costa que hoy conoceríamos como área polaca, incluso el viento era diferente para todos ellos; se miraron en silencio y fue Estrella quien decidió hablar y proponer algo práctico:

— Después de tantos días en el mar imagino que desearás un poco de descanso bajo tierra firme, Maestro.

— Creo que es una buena idea, además me gustaría que mis planes hacia el siguiente sitio los podamos conversar antes, desde luego voy a necesitar una embarcación más fuerte, debo conocer en los rostros de otros la posibilidad de aventura, debe haber más que piensen que certeza es real.

Ave, los escuchaba y con mirada preocupada exclamó:

— Al menos entre las aves, ya se ha dispersado el mensaje, nosotros sabemos que muchas son capaces de colocar mensajes en la mente de los humanos, saben cuales son sensibles para entender.

— Estrella asintió y observó el territorio que estaban a punto de caminar, cuando apretando los labios añadió:

— ¿Qué hubiera sido de nosotras sin los murciélagos? Esta tal vez no sería nuestra ruta, tienes toda la razón querida Ave.

El Maestro las tomó por los hombros y las instó a que bajaran de la embarcación para buscar un sitio donde acampar antes del anochecer.

— Son nuestras últimas horas juntos y quiero grabar en mi mente los recuerdos de sus risas, sus miradas, donde siempre he encontrado lealtad, amor, comprensión y la más pura solidaridad amistosa que jamás un ser humanos haya podido experimentar.

Ante las palabras del Maestro ambas mujeres sonrieron, su dicha era opacada por la melancolía, pero el destino aún ante la posibilidad de ser modificado ya había marcado para todos ellos un derrotero y era necesario seguir adelante.

Esa noche ante la fogata que prepararon, recordaron viejos tiempos cuando siete hechiceras se reunían junto al Maestro en las noches para compartir sus experiencias, sus opiniones y escuchar los comentarios siempre vivaces de cada uno de ellos que tanto les deleitaba y enriquece el alma y los pensamientos.

Las lágrimas aparecieron ante la pérdida de tres de ellas, aún cuando sabían que nunca se habían ido, de alguna forma el sentimiento humano imponía un reto que era complicado de vencer.

El Maestro habló y decidió sellar con un ritual rúnico y lleno de esperanza lo que les deparaba el momento y lo que podían esperar en los días venideros:

Juntos invocaron la fuerza de Odín y le imploraron claridad en la tirada de runas, le hicieron saber que de ello depende en gran parte sus proyectos y planes futuros, al instante el fuego crepitó con fuerza y una llama de tonalidades azules les hizo sentir que la presencia del Clan del Hechizo del Ave estaba presente para presenciar este importante momento en sus vidas.

Cada uno unió sus manos a las de sus otras hermanas que en espíritu les dotaron de los símbolos para ser interpretados en aquella noche especial y este fue el resultado: 

Apareció la runa Peorth, el destino, boca arriba: Anunciando cambios importantes, donde cada uno de ellos impondría una creciente sensibilidad, y al mismo tiempo, más justa que les ayudaría  a tomar las decisiones acertadas.

En segundo lugar se presentó la Runa Is, que expresa la voluntad:

Simbólicamente, la runa Is anuncia la puesta en marcha de una nueva línea de conducta y tomar decisiones definitivas para centrarse de nuevo en lo esencial.

El tercer sitio le correspondió a  Runa Sigel, es el símbolo de la victoria:

Simbólicamente, la runa también conocida como Sowilo anuncia un nuevo ciclo que presagia un triunfo de energías positivas, donde se han llevado acciones de gran esfuerzo que terminan ayudando a cada uno de los participantes de esta tirada a  nacer en un  sentido amplio de la palabra. 

Para los tres que se encontraban en ese sitio distante a sus tierras, no fue difícil escuchar una voz que susurro a cada uno de ellos:

— Cada uno de nuestros caminos, estará comprometido con cambios importantes, que nos van a favorecer, es nuestra oportunidad en este periodo de emprender la transformación total. Seamos cautos pero constantes.

Para los tres que se encontraban en ese sitio distante a sus tierras, no fue difícil escuchar una voz que susurro a cada uno de ellos:

— Cada uno de nuestros caminos, estará comprometido con cambios importantes, que nos van a favorecer, es nuestra oportunidad en este periodo de emprender la transformación total. Seamos cautos pero constantes.

Esa noche sus esperanzas se vieron renovadas, la voz de Sol en sus mentes les hizo sentir que su presencia estaría siempre floreciendo en sus caminos, instándolos a poner voluntad en sus trayectos y a no dejar de mirar en la magia su mayor fortaleza.

Pese a los buenos augurios les costó trabajo conciliar el sueño, las emociones recibidas después del ritual y la plena conciencia de que se preparaban para decir adiós al Maestro, les pesaba. Llegó el alba y con ella ese momento que no querían y que hubieran deseado retrasar lo más posible.

El maestro con lágrimas en sus ojos y con la voz entrecortada, recordó cada una de las palabras que se dijeron la noche anterior, los planes que pusieron ante el fuego,  testigo crepitante que los acercó a la magia y la esperanza más vital. Abrazó con fuerza a sus hermanas y acarició sus largas cabelleras. Por último subió al navío y les lanzó un abrazo exclamando:

— Hoy suelto amarras y voy en busca de un encuentro que nos debo seguir postergando, seamos fieles al Clan, entre nosotros existe una conexión que no se ha de romper jamás, cuidense, sean sigilosas ante el peligro  y valientes en el camino.

Por último miró el ancho mar y con voz segura y esperanzada le habló a  Freyja:

Dame tiempo para encontrarte, para volver al juego,

para nutrir tu espacio de nuevos retos,

haz que mi aliento se detenga de nuevo,

sorprenderme con la magia de tu encanto.

Sólo entonces habré vivido de nuevo.

Ave y Estrella sintieron en sus almas estrujarse con un dolor que no se calmaría, que habría de quedarse  en ellas para siempre.

Fotografía de tirada de runas de la autora es  real y  correspondiente a este día 16 de Enero 2021, no es una composición hecha deliberadamente.

5 versos del poema “Soltar Amarras” de la autora, Ariadne Gallardo Figueroa 

Amin: Todo escritor es un alquimista


Sierpe que ahora se había convertido en Sie, viajaba hacia Oriente, intentando escribir en su idioma rúnico lo que percibía y le estaba costando un inmenso trabajo entender aquellos parajes bajo la lengua de los seres que viajaban en la caravana, de lo rúnico al árabe había una brecha enorme.

En su frustración  el enojo  se apoderó  de ella aquella noche, cuando Amin intentó abrazarla ella entre sollozos comenzó a golpearlo con fuerza en el torso y gritó:

— No puedo más esto no es fácil, no se que aventura es esta si no comprendo todo cuanto veo, escucho y siento.

Amin la abrazó más fuerte, la rodeó con sus brazos y acarició su piel con ternura, sin importarle que ella deseara zafarse para seguir golpeando con su delicado cuerpo al hombre que otras veces amaba y besaba  con tanta pasión y ternura. Entonces le preguntó:

Todo aquel que se asombra con aquello que descubre y decide indagar su valor, es un alquimista en potencia.

— ¿Sabes que todo escritor es un alquimista?

— ¿Alquimista? Nunca conocí a ninguno, recuerdo que Sol se internaba en ocasiones a lo profundo del bosque y cuando regresaba nos respondía que había visitado al Alquimista, pero él nunca fue a vernos, pese a que el Maestro le decía: 

“Trae a ese a casa, no me gusta que seas tú quien tenga que ir a verlo, es peligroso”

Sol solo negaba con la mirada y permanecía callada por horas, así que no tengo idea de quien sea.

Amin la abrazó con fuerza y señaló que no era fácil conocerlo, pero que él explicaría lo que llevaba a una persona que se asombra de la vida, tratando de explicar cómo lo hace un alquimista. Acarició su pelo de azabache y plata y la invitó a sentarse a su lado para comenzar este apasionante relato:

— El alquimista transforma la propia vida, cuando ante él se presenta una dura piedra, oscura y fría, la rodea, analiza, cautiva y enamora, coloca en ella artilugios y pócimas diversas, lo vuelve a hacer. La envuelve en mágicos ropajes, hasta conseguir que la roca muestre una diminuta fisura.

La realidad es lo mismo, te muestra algo impredecible, duro al entendimiento, no te deja otra alternativa que colocarla ahí, en medio de tu propia historia  y rodearla, danzar junto a ella, cubrirla de tus sonrisas y encantos, no abandonar, tratar de explicarte que sucede dentro de ella.

Llega entonces el momento que su dureza se quiebra, se fisura y puedes entrar para descubrir si en ella hay o no la nobleza de una piedra preciosa o sólo es un terrón inerte, ígneo.

Ahí no termina el trabajo del alquimista, él debe ir  más lejos, penetrar la fisura con entereza, colocando diversos humores dentro de ella hasta lograr que el siniestro tono oscuro se transforme en una cristalina roca brillante, solo entonces podrá mirar a través de ella, aumentar su capacidad de entendimiento y seguir descubriendo en sus transparencias aquello de noble y etéreo que pueda la roca mostrarle.

De igual manera es la realidad para el que escribe e indaga en cada detalle los misterios de la vida, si no cede en su intento, logrará que ésta le muestre todo su encanto y lucidez; su capacidad de asombro envolverá sus días y cada hora será preciosa para reconocerse en lo que antes solamente era una ruda e impenetrable roca oscura.

Sie, lo miró sorprendida y señaló:

— Mis palabras y mis actos, ahora son oscuros y rudos, inentendibles para los otros y para mi misma.

— Así es amada mía, pero tu tenacidad y entrega apasionada en todo lo que haces, tendrá frutos. Deja que te cuente la parte más maravillosa de ese trozo de piedra que trabaja con esmero el alquimista.

Una vez que el alquimista logra encontrar los ingredientes que fueron capaces de tal transformación, vierte una sustancia desconocida para los otros mortales, algo que está hecho del material mismo de la vida y de esa forma enciende el blanco brillante a un apasionado tono rojo translúcido, al que nombra con palabras que sólo él sabe escribir, son únicas y lo hacen especial entre los otros.

Sucede lo mismo con el que escribe y en su trabajo constante termina descubriendo su razón de vivir, al colocar la esencia misma de su experiencia en lo que hace, solo entonces lo transforma en arte.

Sie, lo miró con asombro y en tono firme apuntó:

— Solamente dejará su arte al momento que la vida misma apague su fuerza y brillo, pues todo lo que con pasión se hace definitivamente es una constante entrega.

Sie y Amin se miraron sonrientes y reconocieron que la belleza de todo cuanto les rodeaba en ese momento de sus vidas cobraba sentido.

Composición fotográfica de la autora, Ariadne Gallardo Figueroa: “La tenacidad del alquimista”

La dama atada entre lo divino y lo terrestre


Surge la pregunta obligada: ¿Quién es Sol?

Si acaso en todas ellas la naturaleza es la guía, tenemos un dato fundamental para entender hacia dónde vamos, o para ser más precisos de dónde venimos… Desde el momento que ella conoce al alquimista nos damos cuenta que su relación no es de ese mundo, tal como es señalado al Maestro.

En el momento que ella toca el hombro de Sierpe y le advierte al salir de la cueva donde se encontraban los catalizadores de energía y mensajes, es decir, los murciélagos y le dice:

¡Serás una sierpe de otra estirpe!

Precisamente en el momento que le hace intuir su paso por Egipto el camino que ha de seguir hacia Egipto, por tanto, citemos a Raimundo Lulio cuando señala:

“La alquimia se propone reproducir a escala humana el proceso de creación del cosmos” en el Libro del Caos escrito en 1275.

Ahora se nos abre un panorama donde adquiere significado que ella la envíe a la cuna de la alquimia que se instaura en tres espacios del planeta:  

Grecia, el sitio al cual dos de ellas han de llegar;  Egipto, el sitio que ha de visitar Sie, antes Sierpe;  China, el obsequio fascinante con el cual difundirá lo descubierto es precisamente la tinta.

Por tanto, si el sol brilla para todos y en diversos espacios del planeta, el alma del mundo, se refiere a una connotación exquisita para relacionar el verdadero concepto de la hechicera líder de nuestra historia.

Del negro, al blanco brillante, su naturaleza final es el rojo traslúcido y brillante, fue nombrada Piedra filosofal.

¿Acaso conocemos el color de la piedra filosofal? Sí lo sabías, has entendido algo más del hilo conductor de este relato.

Fuente bibliográfica : Profesor de investigación en el Instituto de Catálisis y Petroleoquímica del CSIC, Joaquín Pérez Pariente

Reflexiones antes de iniciar el siguiente trayecto de “Hechizo de Ave”


El espacio donde viven todos ellos, es un lugar en el mundo que al igual que en otras latitudes la hechicería inicia un recorrido que no es comprendido en la mayoría de las casos, entre mitos ante lo desconocido la vida trata de abrirse camino hacia la luz del conocimiento, no es fácil, hay grupos que, al igual que ahora detentan el poder, compran los privilegios y favores de algunos  y siembran el miedo en otros.

La mitología pronto se abrirá paso para imponer valores y darle preeminencia a historias cuya lógica quedará en la mente de generaciones futuras de forma impresionante. Muchos serán motivados a mover ejércitos enteros bajo la mirada atenta del astrólogo del Rey, el cobro de impuestos será una de las tareas del señor de la Tierra y que mejor que albergar bajo la tutela de Tauro esta necesaria imposición. No es difícil que logren intuir el camino que les espera a Ave y Estrella.

Muchos estudiosos, no necesariamente astrólogos, se han dado cuenta que la humanidad en sus períodos de calma, solamente se acopla al molde que le corresponde y su dinamismo se motiva gracias al tiempo que le lleva erigir monumentos y templos, que justifica y necesariamente se ve involucrado a repetir historias.

Siempre podremos observar nuestra fragilidad y entonces preguntarnos qué hemos hecho para cuando el momento lo cambie todo.

Fue necesario  crear y creer, esto  fue la base de la cultura del poder y el fortalecimiento de los Estados; hasta el momento que  éstos fueron rebasados por todos aquellos que necesitaron de sus riquezas, sus fortalezas y conocimientos. 

Con la mirada más fría hacia el futuro, podemos observar que  basta que un meteorito de tamaño mediano caiga a la tierra y barra con la Muralla China, que un voraz incendio devoró gran parte de la Catedral de Notre Dame; también que un grupo con el poder para lanzar la bomba atómica destruye la vida de miles de seres humanos, solo para demostrar quien es el más fuerte.

No necesitaré dar un salto tan distante, la mayoría sabe lo necesario para entender lo que ahora vive. Sólo confío que la gente que ahora es  lo suficientemente joven para ser adoctrinada, encuentre en sus vidas mientras crece a una Mantis, o pueda reflejarse en la mirada de alguien que rescate su poder para asombrarse de la vida como lo hizo Sol. Alguien que le haga dudar de todo aquello que no se pude cambiar por ser un dogma de fe y le ayude a cerrar la puerta del convencionalismo cuando sea preciso, no cuando ya no pueda ser de otra forma.

Fotografía propiedad de la autora: “La herida de luz”

El ambiente que podemos recrear


Hay temas que ya forman parte de las peliculas y de los artistas que las insertan en sus producciones, pero el arte va mas lejos y en ocasiones nos permite ver lo que no se queda en la imagen del que la compro para que fuera parte de algo específico.

A través de la música podemos recrear el propio escenario mental, ese que nos señala la siguiente idea, que nos la recrea mentalmente y nos lleva hacia el sitio que recordamos haber escrito. Aún cuando en ocasiones necesitemos del mas absoluto silencio para decir y pensar en algo, es precisamente uno de los vestidos más vistosos de una escena.

Aqui les dejo a algunos de los inspiradores de mi trabajo en Hechizo de Ave, espero lo disfruten:

Este tema por ejemplo puede llevarnos a lo que no se ha quedado presa en las imágenes de una película y creo que saben a que me refiero cuando escuchamos música y nos inspira para escribir…
Encontrar la voz musical exacta y sutil que nos lleve a la escena que tenemos en la cabeza para escribir o que la evoque es fundamental.
Siempre habrá un hilo conductor que nos aleja del ruido masivo, que nos lleva a los lugares que necesitamos para encontrar la propuesta que deseamos compartir, no podría ser de otra manera y siempre veremos que aun en la más absoluta y deseada soledad del escritor hay un trabajo en equipo, un cómplice oculto en las redes sociales que nos lleva de la mano y nos impulsa.

En este momento hay una pausa en el camino de los tres personajes que navegan en aguas heladas… Solo lágrimas de dolor invaden sus sentidos y es necesario analizar por qué hay un espacio entre el cielo y la tierra que solo una persona especial ha logrado tocar al mismo tiempo, en ello hay un mensaje claro, pero no pueden verlo aún.