¿Quiénes merecen toda la confianza?

Capítulo 3°

Objetivos Precisos

Ese día se reunieron los líderes de nueva cuenta, era necesario actuar con mano firme en relación al problema que enfrentaron, sabían que los atacantes no darían la cara y lo peor de todo era que en un momento de sus negociaciones estuvieran frente a ellos sin siquiera saberlo; entendían con claridad que todos los que colocaran presupuesto para el Proyecto Octo serían beneficiados y lograrían otros objetivos que estaban en sus propias estructuras de apoyos, al mismo tiempo comprenden que no era fácil rastrear cada actividad de ellos, obviamente muchos de ellos contaban con su sólida manera de entenderse en los negocios y esa  era su carta de presentación.

¿Quiénes merecían toda la confianza, quienes podrían haber sido sujetos de extorsión con otros grupos de choque que para ellos como científicos eran desconocidos? No era una pregunta fácil, el mundo ya no era lo que había sido en el pasado, la interacción mundial ahora tenía que responder a los que intereses de la expansión que se había logrado con la conquista tecnológica y lo que sucedía en Marte dependía de la Luna y al mismo tiempo de los estrategas de la Tierra.

Pero ninguno de ellos se rendía como para sentirse entre la espada y la pared, sí acaso la intuición de cada uno de ellos les brindaba respuestas, no podían paralizarse ante lo que estaba ante ellos y la búsqueda de respuestas no era fácil. 

Entonces Daiki con entereza señaló:

-Señores en el pasado cada cual elegía una espada, con el tiempo las armas dejaron de ser la respuesta, pero el símbolo de la espada es el habla, es el mensaje que se entrega al mundo y ese es nuestro poder.

Assim por su parte respondió con vitalidad al mensaje de su compañero:

-No nos pueden quitar lo que no tenemos, su voracidad ha de ser expuesta ante un cebo, de esa forma y sólo cuando vean que algo pueden sacarnos. Sin embargo, cada uno de nosotros vivimos en medio de una promesa que hemos elaborado para la humanidad.

Yinrú-ha meditó unosa instantes antes de hacer un comentario:

-Todos tenemos necesidades, están las humanistas, las que queremos compartir con los otros y aquellas que solo son nuestras, que nos pertenecen por derecho y que hemos trabajado a lo largo del tiempo, las que nos han formado en lo que ahora somos y nos dan identidad.

Para ellos es diferente, pueden hurgar en lo que otros tienen para  fortalecer sus redes de control; con eso ha crecido la humanidad a lo largo del tiempo, la ley del depredador más fortalecido para combatir al menos fuerte, supieron penetrar en las instituciones para encontrar vacíos legales que les fueran favorables y no se lo pensaron dos veces, eso es parte de la historia de la humanidad queridos amigos, combatimos con esa parte del ADN que la historia ha heredado.

Ammar no podía quedarse callado ante tal aseveración y reconociendo que la evolución humana era el centro de su filosofía como hindú advirtió:

-Quiero recordar a ustedes estimados líderes del proyecto que nos ha comprometido a recordar una frase de la filosofía hinduista:

Quien ve la variedad y no la unidad muere una y otra vez.

Debemos centrarnos en lo que nos hemos propuesto, no divaguemos en teorías excéntricas y en todo aquello que nos hace ver como un amasijo de historias del pasado, la maldad existe, el egocentrismo es real y la voracidad de ciertos humanos no la podremos erradicar de un plumazo, pero al centro de este proyecto que nos ha comprometido hay personas que conocemos desde hace tiempo y a las que no dejaremos caer, habrá otras que se acercarán a nosotros por que consideren que sus ideales y los nuestros son similares y en ese camino podremos seguir juntos hasta que algo los haga desvanecer su fuerza, no es nuestro caso.

El ejemplo es seguir adelante con energía en lo que nos hemos propuesto si es cierto ha de aparecer un nuevo cebo para los voraces y ahí entenderemos quienes son y por que lo han hecho.

Todos sonrieron y se levantaron con el ánimo dispuesto para seguir adelante pese a lo que vendría y fuera inevitable, para ellos lo más valioso era aquello que podían controlar y en lo cual su trabajo estaba focalizado.

Photo by Startup Stock Photos on Pexels.com

Deja una respuesta

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s