Antes de mencionar a Ethel…

El Valor del Concepto

2ª Capìtulo

Por Ariadne Gallardo Figueroa

Los equipos tendrán tres meses para llegar al siguiente nivel de expectativas, un proceso que parece largo pero no lo ha de ser; solo resta la entrevista con Ethel, han de recordar que fue una de las mujeres que preguntó en la conferencia de los líderes, recordemos su pregunta:

Uno de los participantes del equipo de Ly Kobayashi solicitó la palabra:

-Mi nombre es Ehtel señores, agradezco la información profesor Daiki,  me pregunto si al despegarse después del ataque la pulverización de la zona dañaría la red, ¿Cuáles serían los intervalos de tiempo para su modificación en flecha o aguja hasta el siguiente paso?

Daiki lo miró con una sonrisa y advirtió:

-Es una buena pregunta Ethel definitivamente el factor sorpresa puede echarnos a perder absolutamente todo, un modelo prefabricado nos puede ayudar a resolver el mecanismo y ser predictivos hasta cierto punto, pero allá afuera solamente la particular naturaleza del evento nos mostrará el éxito o el más cruel de los fracasos.

Así es, ella cierra el círculo, por eso su labor se comparte con el primer equipo y el último, para los líderes del Proyecto OCTO es la imagen de la serpiente que devora su cola. Uróboros La palabra Uróboros en griego, Ouroboros es una composición de dos palabras. Una es Oura, que traducido es «cola» y la otra es boros, que traducido es «comer». Por tanto:  Uróboros “Que se come su propia cola” tambien representa el icono del infinito y para los líderes esto es una representación importante.

Para llegar a ella tomaré una pausa en el trayecto y colocaré el panorama de lo que acontece en los otros universos en rasgos generales, sabemos que el custodio del rayo aun viaja por rumbos desconocidos en busca del sitio perfecto para las almas  que logren preservarse en ese viaje de la muerte oscura que los lleva a la luz y que no sucede a todos.

Han de recordar el momento en que una de esas almas arriba al espacio infinito con más preguntas que certezas:

En aquella nube de polvo y desaliento aparece una proyección que logra contenerse y tomar forma, todo le es ajeno e interroga:

-¿Qué soy?

-Eres quien la luz ha rescatado

-¿Quién era?

-Lo que siempre fuiste sin hacerlo notar

-¿Qué hago aquí?

-Lo que has de hacer de ahora y para siempre.

-¿Por qué tu voz es triste?

-Lo sabrás con el tiempo, el desaliento es un destello que se apaga con todo aquello que logras rescatar en el trayecto y tu tarea apenas comienza.

Medir la atemporalidad es un reto que entenderás cuando sea necesario y reconocer a los que estamos cerca tuyo será parte del nuevo comienzo que ahora tienes.

Todas ellas han muerto, no todas se salvan las que quedan no pertenecen a una misma religión o credo son creyentes absolutos de la humanidad y sus retos en unidad.

Quedan sus almas pendidas en la vastedad del universo con tareas similares a las grandes batallas donde lo que hay que derribar no son humanos, sino todo aquello que impida el crecimiento de ellos en vida y más adelante en espíritu.

Ahora necesitan un sitio donde alimentarse de luz y ese lugar es el que busca el Custodio del Rayo que estuvo a punto de perderse en las profundidades del centro de nuestra galaxia, su recorrido sigue al encuentro de un espléndido lugar que aun no revelaré.

Ethel trabaja con materiales y al mismo tiempo con enlaces operativos su apellido es Buora, de padres italianos, nacida en Alemania, hábil buscadora de tesoros en la arqueología espacial, todo cacharro de basura espacial que llega al centro de investigaciones es analizado por ella concienzudamente.

De ella hablaremos más adelante cuando se encuentre con Morati en su última entrevista de los grupos y subgrupos del Proyecto Octo