Porque los sueños, sueños son…

Por Ariadne Gallardo Figueroa

La vida es azarosa, gobernada por fuerzas y tenues hilos que tejemos en torno a quienes unimos a nuestros sueños; no todos los obsequios de tus manos han sido hechos para todos, tampoco tus más grandes anhelos lo son, si acaso los has creado solamente con la vaporosa estructura de los sueños.

Sea entonces esta reflexión externa al libro, valiosa al parafrasear a un poeta que ya lo ha dicho con perfección y objetiva verdad desde aquella época que forma parte de nuestro pasado histórico:

¿Qué es la vida? Un frenesí.

¿Qué es la vida? Una ilusión.

una sombra, una ficción,

y el mayor bien es pequeño;

que toda la vida es sueño,

y los sueños, sueños son.

Entonces la más clara advertencia es que si deseas que algo suceda, no esperes que fuerzas desconocidas te hablen de que es posible, tu mundo esta hecho de una realidad que pesa y en ella habitan los factores del cambio del mismo modo en que no somos eternos, tus ideas y los hechos, te mostraran el camino elegido, ese que solo ha de perdurar con la estructura que pueda sostener la realidad.

«Monólogo de Segismundo» por Calderón de la Barca

https://www.rjgeib.com/thoughts/barca/barca.html

Photo by Rafael Guajardo on Pexels.com