Erha Kasey

El Valor del Concepto

2ª Capìtulo

Por Ariadne Gallardo Figueroa

Al periodista Agu le correspondía entrevistarse con el jefe del grupo logístico bajo el mando del líder del grupo 1°, es decir el que se apoyaba en Ly Kobayashi. Recordemos que con los 4 líderes del Proyecto Octo trabajaban 8 subgrupos, cada uno con sus jefes y del 5° al octavo grupo, éstos eran de apoyo logístico, por tanto, de acuerdo al esquema el grupo 5° dependía directamente del subgrupo 1° y su nombre era Erha Kasey, el significado de su apellido irlandés quiere decir vigilante.

Desde el umbral de la puerta Morati Agu observó a un hombre de aproximadamente 1.85 de estatura, con aspecto neutral, muy delgado, el pelo castaño rojizo,  cubriendo parte del rostro.

Lo recibió con una inclinación de cabeza y sin decir nada hizo chistar sus dedos llamando la atención de sus acompañantes, eran tres jóvenes igualmente silenciosos de los cuales solamente la mujer le brindó una amable sonrisa a Morati.

Erha le invitó a pasar instándolo a dejar en una caja de metal su celular antes de iniciar el recorrido y señaló:

-Toda vulnerabilidad del exterior pasa por nuestras manos, las redes informáticas son monitoreadas constantemente, ya que el cerebro central reconoce sutilezas que no son perceptibles para todos.

Tuvimos que sustituir el leet speak por los sistemas que nos entregó personalmente el profesor Assim y cuya base es el Magreb; usted comprende que esto es clasificado.

Entonces se quedó observando fijamente a Morati en espera de alguna pregunta a lo cual el periodista titubeó y finalmente exclamó:

-Señor Kasey, en términos generales asegura que podríamos ser invulnerables? 

Erha lo miró fijamente y agachando la mirada para observar el monitor de su escritorio advirtió:


“La ecuación cúbica reducida, sólo fue posible para los oídos de Antonio Fior, sin el talento suficiente tuvimos que esperar a que apareciera Tartaglia”

Por tanto Señor Morati Agu nunca olvide que la incertidumbre es parte de todo proceso histórico, informático y vivencial.

Realmente lo incomodaba la actitud misteriosa de aquel hombre y entendió que no obtendría con facilidad más información de él, comprendió las razones por las cuales  era el hombre de confianza de Ly Kobayashi y con una discreta mirada agradeció y se retiró de aquel sitio.