La Luz Interior

El Valor del Concepto

2ª Capìtulo

Por Ariadne Gallardo Figueroa

“Tal vez nunca logremos ponernos de acuerdo, tal vez cuando veamos el brillo de una estrella comprendamos y sea su luz sea quién nos dé la razón.”

Así termina el texto anterior con algunos ligeros cambios que me servirán para el borrador del libro, hoy vamos con un recuerdo de Morati Agu, él había leído parte de la obra de la madre de Ly Kobayashi, un libro que refería a las vidas pasadas de todos los humanos y su memoria genética.

Consideró valioso preguntar a su hija sobre el tema que abordaba su madre en aquella obra, ya que le parecía un parteaguas en la mirada que el mundo tenía sobre el concepto de las razas humanas y los constantes ataques discriminatorios del pasado hacia algunas de ellas por considerarlas inferiores.

Ly lo miró con amabilidad y argumento festiva:

-Me agrada que sea usted un ávido lector, siendo periodista es parte de su labor pero sobre todo me agrada que refiera a esa obra de mi madre, sin duda es parte de su batalla posterior con las tarjetas de identidad donde ella argumenta que deben tener un chip con la cadena de ADN del individuo; definitivamente cuando un blanco de raza sajona observa la mezcla que lleva su pasado, las cosas son impresionantemente diferentes.

Pero mi madre va  más lejos, ella argumenta que hay un hilo invisible en la dinámica de los seres humanos y sus cerebros, ésto los conecta con su pasado y el de sus genes, por distantes que éstos pudieran estar. Lo cual ayuda a entender por qué somos más afines con algunas personas y repelemos o somos indiferentes a  otras.

Morati la interrumpe y señala:

-Hay una parte de su estudio que habla del centro galáctico, ¿Usted qué entiende con eso?

-Para algunos místicos ascendidos ésto refiere al momento que una identidad hace conjunción con esa parte de la galaxia que habita, usted comprende que nosotros giramos alrededor del centro de la galaxia y en ese giro llegamos a posicionarnos en determinadas ocasiones con el centro galáctico, lo que de él emana crea una resonancia en aquellos que saben escucharlo o que son capaces de hacerlo. No me consta, es algo que no comprendo a plenitud, pero los líderes del proyecto Octo de alguna forma deben saber de ésto, cuando tenga oportunidad pregunte a  alguno de ellos.

Notas de la autora:

Sin duda era cierto esa fue la razón por la cual los cuatro hombres sin aviso previo se dieron cita en el jardín para mirar al cielo aquella noche, lo que estaba sucediendo en realidad era que habían logrado conectarse en ese breve instante con el centro galáctico. No todos son llamados, pero aquellos que saben reconocer el mensaje puden seguirlo y eso sucedió aquella noche.

Han de recordar que el el tercer libro de la serie todos los pobladores de la tierra cuentan con su tarjeta de identidad y resulta común que les pregunten cuando es necesario presentarla por algún trámite: ¿Cuáles son tus mezclas?

Photo by Pixabay on Pexels.com