Sustentar los Cambios

Capítulo 2° 

Por Ariadne Gallardo Figueroa 

No somos pocos los que nos hemos dado a la tarea de imaginar un mundo perfecto,de poner ideas en aquello que consideramos fundamental para poder hacerlo real en un tiempo que no es ahora, por no ser viable, o por no ser visible.

De esta forma lo que podría suceder es un viaje que posiblemente algunos consideren como algo favorable o simplemente una ensoñación fantástica. Sí recordamos a la Dama de la Flama, ella es una guerrera que no pone magia en aquello que no considera viable, recordemos aquella conversación que sostuvo con el heredero del rayo:

«Así es y no de otra forma, escucha con atención lo que te voy a decir, sí necesitas crear un mundo fantástico para resolver los grandes dilemas de la humanidad, estarás perdido anhelando lo que no puedes contener en la realidad.» 

¿Entonces qué es lo que no es visible, que es aquello que no podemos hacer en el ahora y cuales son las limitaciones para ello?

Tal vez como humanos al caer en los extremos podamos ver lo ineludible y entonces sea cuando nos demos cuenta que siempre tuvimos al frente la solución al problema, pero veamos si acaso encontramos el hilo conductor de todo ésto que flota en mi mente.

Para mi es una ensoñación que puedo contemplar en la lógica como una consecución de ideas que podría ser de esa manera y no de otra, pero ante la mirada del lector puede ser diferente… Es el riesgo y es parte del viaje.

Entonces vayamos de nuevo hacia el año 2237

¿Por qué resultaba tan fascinante para Morati Agu el encontrarse en un centro de tales magnitudes, donde se encuentran los otros centros de investigación espacial en el planeta?

Bien aparte del ya mencionado en Astaná, Kazajistán está el de Sao Paulo, Brasil, Viena, Austria, Lorrach, Alemania, Puebla, México y Texas, USA. En un mundo limitado, con recursos dosificados, una población propensa a evitar el crecimiento.

Si tomamos en cuenta los datos siguiente vemos esta tabla:

Está previsto que la población mundial alcance los 8.500 millones en 2030, 9.700 millones en 2050 y 11.200 millones en 2100. Como en todas las proyecciones, existe cierto margen de error en cuanto a estos últimos datos. Los resultados se basan en la variante media de la proyección de fecundidad, que contempla un descenso de la fecundidad en los países donde aún predominan las familias numerosas y un ligero aumento en países en los que la media de fecundidad es inferior a dos hijos por mujer. También se prevé que mejoren las posibilidades de supervivencia en todos los países.

¿Qué particularidad hace atractivos a estos sitios de estudio, investigación y gestión?

Para Morati Agu y para un buen número de personas el simple hecho de percibir que el doctor en ciencias no se le reconocía por poseer un auto del año, sino por no tenerlo, forma parte del principio básico de todo lo que se veía reflejado en consecuencia.

¿Cómo se median las potencialidades académicas y qué caminos dejaron de ser contemplados como fundamentales?

Evaluar toda duda razonable por encima de la competencia era un de ellas, evitar las réplicas, es decir la alabanza a los que hacían del líder la fórmula perfecta y difícil de modificar por aquello que podía probarse y ser sujeto a diversos criterios, daba mejores resultados de cooperación.

Cambiar la memoria esponja por la asimilativa, inducir a la crítica, valorar la creatividad y la originalidad  pero sin calificarla como destreza de algunos pocos genios.

Investigación optativa en base a retos y desafíos o inclinaciones académicas definidas en los estudiantes; evaluación para evitar el adiestramiento, marcos teóricos flexibles que permitieron abandonar el método cuando fuera necesario.

La pizarra de dudas como base de toda investigación era una de las cualidades más notables y expresaba de esta forma en los módulos de conferencias:

Había sido idea de una decana que solicitó no se colocara su nombre en la placa por que deseaba que cada uno de los que la pusieran en práctica se apropiaran de ella, considerando que el efecto sería mucho más efectivo de esa forma