Contrastes

Capítulo 1° “La red sónica”

Por Ariadne Gallardo Figueroa 

Morati se quedó helado, no podía creer que le hubieran solicitado para cubrir una tarea tan impresionante, meditó que contestar ya que en  esa  parte donde se encontraba su país no estaban considerando la inclusión a las nuevas normativas mundiales, por lo mismo estaban recibiendo presión económica y política de los países que consideraban que la inclusión era una idea renovadora y valiosa.

Pero eso no lo iba a detener, por supuesto no tenía familia, la muerte de su mujer en el pasado lo había dejado muy desconcertado, toda mujer que se acercaba a él terminaba siendo comparada con quien él había amado, el asunto resultaba injusto y para él su pasión principal estaba en su labor como periodista y escritor.

Entonces se decidió a llamar a su hermana:

-Tesa, necesito pedirte un favor muy especial, antes que termine el mes retira todos mis enseres y libros de la casa que rento, guárdalos en tu casa por favor así ya no tendré que pagar renta, me han propuesto algo que no puedo rechazar. Quieren que cubra el proyecto Octo, que elabore las reseñas de su proceso.

También me han solicitado que les proporcione datos de los gastos básicos que mi familia requiere cubrir, por supuesto, los términos son del grupo asgardiano que no ha entrado en vigor en nuestro país, pero igual mandame lo que para tí es más apremiante, eso en lo que necesitas mayor apoyo económico cada mes.

Tesa se quedó pensativa y sintió que la buena fortuna brillaría para ellos, expresó su alegría a Morati con un grito sonoro en el auricular y señaló:

-Hermano la rueda de prensa fue transmitida en todo el mundo y ellos están por lograr un avance impresionante, te vi en la televisión siempre haces preguntas directas y complejas para mí eres el mejor, ¡Te quiero mucho!

Morati con gran orgullo apuntó:

-Seré un residente activo, cumpliendo  una misión de gran responsabilidad, África sabrá que un habitante de esas tierras estará cubriendo uno de los grandes proyectos para salvaguardar el hogar de todos los humanos.

Tesa, quiero que pongas atención a lo que te voy a decir, “Nunca dejes de soñar que la vida es algo más de lo que hasta ahora se nos ha mostrado, hay un amplio mundo que espera de gente sabia y valerosa, dile a mis sobrinos que los amo y a mi cuñado que le mando un fuerte abrazo”

Con lágrimas en los ojos Tesa se despidió de su hermano con el corazón agitado por la emoción y el orgullo que para ella representaba lo que estaba sucediendo con su hermano menor, finalmente le dijo:

-Comunicate cuando te sea posible, esta misma tarde dejó vacío tu departamento, cuanta conmigo, cuidate amado hermano.

La vida le brindaba una ventana de esperanza, Morati reconoció que un despertar novedoso estaba ante sus ojos e inmediatamente se comunicó con el departamento de investigaciones e innovación espacial, solicitando hablar con uno de los líderes miembros del proyecto Octo:

-Habla con Ania(1) Garasimov, en la coordinación de Octo, espere en la línea por favor…

Los minutos le resultaron eternos al escritor africano y finalmente con aire desenfadado escuchó del otro lado del auricular:

-Morati, soy Daiki, ya me han puesto al tanto de la petición que le hemos enviado, díganos cuánto tiempo le tomará entregarnos una decisión, por favor, piénsalo con calma para nosotros será un verdadero honor contar con la ayuda de alguien tan entusiasta.

Morati con una sonrisa exclamó:

-Cuente conmigo a partir de este momento.

(1) Ania: variante rusa de Ana, que significa «gracia».

Photo by Thirdman on Pexels.com