El poder de la interpretación

“Llegará hasta tí la más lúcida visión del futuro y entenderás de qué se trata cada misterio, puesto ante tus ojos”

El Mensajero

Por Ariadne Gallardo Figueroa

Hora meditaba con su amada acerca de la alegoría de los símbolos que acercaban a determinadas leyendas y mitos a los pueblos que había recorrido en su trayecto, asegurando que sus interpretaciones no ampliaban el panorama de todos, solo de aquellos que habían crecido en  determinada región o cultura y su perspectiva los situaba en un modo de ver las cosas.

De pronto se levantó como era su costumbre y de un salto volteó para mirar a Painani cuando exclamó:

-Imagina que pudiéramos extender el prisma, ampliar la visión de los otros, no todos han elegido la razón para interpretar sus símbolos, lo hacen habitualmente con el pensamiento mágico o inclinado a sus creencias y la devoción a sus deidades.

Meditó unos instantes y reflexivo señaló:

-Hay una forma de ver que es lógica, es analítica, hay eventos que podemos prever y que ni siquiera rezando a una deidad se pueden modificare aun cuando el rezo sea un subterfugio agradable para el alma, eso es indudable; por supuesto, las oraciones y las creencias intentan ser un bálsamo para cambiar la realidad, pero esto es contundente, lo que es se presenta tal cual es. Todo lo que podemos intuir nos permite hacer perfiles…

Tomando una vara del suelo, comenzó a dibujar al azar, no era nada concreto eran simples figuras en la tierra. 

Entonces continuo con sus reflexiones:

Pero la mayoría se basa en un método que aprendió con el paso del tiempo y que se llama ciclos de la vida.

Painani se quedó pensativa sobre todo lo que él decía y preguntó:

-¿Acaso crees que lo que es un ciclo para nosotros no lo es para los que viven en tierras lejanas?

-Tal vez hay diferencias amada mia, pero no lo sabemos, se puede buscar una respuesta más concreta, ¿Me dijiste que Dayami descubrió unos animales que los castizos llaman caballos allá del otro lado del ancho mar, verdad?

Painani asintió con la cabeza y siguió atenta a los comentarios de Hora, quien entusiasmado señaló:

-Imagina que tanto tu viaje como el mio hubieran sido en uno de esos animales poderosos, los ciclos del tiempo, nuestro recorrido hubiera sido otro y nuestra percepción del tiempo igualmente se habría transformado, no hubiéramos observado de igual forma la vida que nos rodeaba en el trayecto, tampoco nos hubiéramos mezclado con los demás de la forma como lo hicimos.

No habríamos tenido el tiempo de asimilar nada y nuestra idea de la vida  no se hubiera mezclado con la de otros, hubiera sido difícil cambiar nuestra perspectiva y nuestros símbolos serían los mismos, en otro espacio, entonces…

Painani se aterrorizó al escuchar eso y comprendió lo que Dayami había descubierto, que aquellos hombres en lomo de caballo no llegaron con intenciones de entender, sino de imponer por la falta de tiempo para asimilar el ciclo de vida de los otros.

Entonces con firmeza afirmó:

-Amado Hora, entiendo lo que señalas, la realidad se ha de presentar como es para ellos…

Aquellos trazos sueltos dibujados con una vara en la tierra de pronto se transformaron en algo distinto que ambos observaron con asombro:

Hora levantó los brazos y alertó a Painani:

-Estamos ante una clara visión de esa realidad que nos aguarda en poco tiempo.

Painani se  abalanzó a los brazos de Hora al momento que advirtió:

Es precisamente en ese tiempo que el ciclo estará igualmente cubierto para tí, ¿No es así?

Hora, con calidez la beso al momento que sonrió y alegre susurró a su oído:

-No vivas con miedo que has sido entrenada para la luz, ella es sabia al comprender que los ciclos deben cumplir etapas, relajate que lo que ahora es apremiante en tu vida, tomará un segundo plano más adelante, la luz nos entrena para eso, al menos que el peso del presente fuera más importante para un ser humano, su paso hacia la luz se tornará doloroso. No es nuestro caso, ¿Ahora lo entiendes verdad?

Painani lo observó con la mirada de alguien que era iluminada por la sabiduría de un ser que sabía perfectamente lo que decía y observaron aquella figura donde reconocieron el poder de la bestia y la razón, la dualidad iluminada del humano transformando el universo con una saeta lanzada por los aires.

La vida nos da talentos para entender el camino, depende de la forma como tu capacidad de comprensión haya sido moldeada, cada asunto se perfilará de creaciones asombrosas para iluminarte o perderte.

Notas de la autora:

Dibujos propios con filtro de PicsArt