Canción de Painani

No es necesario luchar ante lo que no se puede evitar, te será revelado algo, el aprendiz desconoce lo que el maestro sabe, ese es tu destino.

El Mensajero 

Por Ariadne Gallardo Figueroa

¡Toma el control!

¿Por qué yo?

Me lo he preguntado constantemente…

No tengo respuestas, no sé quién podría explicarme

Dependo de una fuerza desconocida

Deambulo de la oscuridad a la penumbra

Ninguna respuesta me explica lo qué sucede

Lo único que deseo es tomar el control y 

seguir de frente

Todas las voces giran alrededor, son espejos de humo

Cuando me acerco se hacen trizas…

Algún día sabré por qué me sucedió a mi 

para lograr de verdad tomar el control

Esto sucede en el momento que Painani se despierta inquieta en la madrugada y observa a su lado a su amado Hora que duerme placenteramente, ella lo mira con detenimiento y se da cuenta que no lo ve durmiendo en la hamaca que él tanto valora sino en el filo de una espada.

Recuerda las palabras que se dijeron antes de dormir y ella tiene que comprender que las cosas son así y no de otra forma y de nuevo será la magia la que salve los momentos de angustia.

Hora la tomó por los hombros y la miró fijamente cuando señaló:

-La única diferencia que existe entre ambos, es que yo se quien me hará desaparecer de este plano en el que existo como un ser vivo, al igual que tú desconozco la forma y el cuando.

Painani suspiro y no contestó nada, cuando Hora la interrogó:

¿Para ti hay alguien que se encarga en términos generales de eso, verdad?

-Si, los señores que reinan el inframundo: Mictlantecuhtli, Señor del Inframundo, junto con Mictecacihuatl, quien habita en el 9° nivel del Mictlán, ella cuida de los huesos de todo ser que ha dejado la vida.

Al lo cual Hora señaló:

-Esa dama debe ser una valerosa y atractiva deidad, al momento que la beso y con un gran bostezo se echó a dormir como un niño puesto en las manos del universo.

Fue entonces que ella contestó moviendo con insistencia al pesado cuerpo de Hora que estaba adormilado:

-¿Cómo puedes aceptar de tan buena manera dejar de ser lo que eres, cuando sabes que soy una sobreviviente de la muerte que había sido pactada en un sacrificio?

Hora la miró con desconcierto y señaló:

-No quise herir tus sentimientos, algo es evidente, nadie se va en la víspera y lo más importante es que aún siendo poco lo que la vida te enseñe, es tu única oportunidad de expresarlo, de compartir aquello que aprendiste; en nuestro caso somos afortunados hemos sido iluminados con algo que no todos comprenden y que nos conecta con algo especial. Así que mi buen consejo amada mía es que vivas y dejes fluir la vida y cuando ésta termine permitas que se reciclen las energías con ese mundo que desconocemos y que nos llevará a una nueva aventura.

De nuevo la besó y acarició su espalda cuando le dijo ahora sí ven, pero ella se negó a entrar a la hamaca y cantó en silencio lo que su sentimiento íntimo y muy personal le dictó. Su camino la llevará por un aprendizaje doloroso hasta comprender que no tenemos el control de todo y jamás sucede de la forma que lo deseamos y queremos, precisamente porque no todos estamos hechos de la misma sustancia, no habitamos los mismos sueños, aún cuando podemos ser sorprendidos con el paso del tiempo.

Madurar es un camino que no todos estructuran de igual forma, hay sitios donde te forman y transforman, si acaso tu rebeldía no está dispuesta a entrar en ese territorio, elegirás el más sinuoso y aventurado hasta descubrir que la mejor escuela de la vida es tu propio trayecto.

Notas de la autora:

Dibujo propio con filtro de PicsArt

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s