Despídete de todas las sombras

“Toda entidad enlazada a tus ideas tratará de atarte a objetos y seres conocidos; toma distancia de su fuerza vital con el propósito de impulsar y crear cambios, esa es la tarea final del trayecto”

El Mensajero

Por Ariadne Gallardo Figueroa

Todos los hombres se encontraban extremadamente agotados, Dayami le indicó a Zila a donde dirigirse por la noche para encontrarse con los arbustos de cacao, una planta originaria de ese territorio y desconocida para ellos, le dijo que con sus frutos recuperaron las fuerzas que se los entregara a Evaristo para que hiciera una bebida.

El nombre “cacao” deriva de la palabra náhuatl cacahuatl, que significa “jugo amargo”, y “chocolate” cuya palabra es Xocolatl, apreciado como reconstituyente para dar fuerza, tratar la fatiga y el agotamiento. Esa tarde sería preparado con sabiduría por Evaristo:

 Con los frutos de cacahuatl, Evaristo preparó Xocolatl

Todos ellos sintieron como una fuerza interior y un calor corporal los envolvía, la bebida era amarga pero gustosa y les ayudaría a emerger del noveno nivel del Mictlán aquella noche.

Dispuestos a pasar la dura prueba a la cual estarían expuestos los ocho iluminados esperaron la llegada de Dayami para dar inicio al ritual que sellaría el último nivel del inframundo azteca y los fortalecería en su camino hacia la luz.

Dayami cuando sintió que estaban unidos por las manos y dispuestos a emprender el trayecto exclamó:

“¡Nadie se podrá marchar de aquí si su camino no está definido, el adiós debe ser rotundo y definitivo, dejaremos atrás a todas las sombras y sus ataduras!”

Les mostró al centro del círculo los instrumentos que cada uno de ellos había elegido para conservar sus cargas, no eran sus cicatrices, sino símbolos que culturalmente los ataban  y los definían:

El arco y la flecha, las espigas del trigo, los caminos con encrucijadas, las llaves de sitios que no volverían a ver y abrir, aquellos rostros que habían definido sus sentimientos y notó que ella misma aparecía con sus recuerdos al centro del círculo, sus hermanas, el terror en sus rostros al momento que les anunciaron que ellas portarían la flauta ceremonial antes de ser sacrificadas.

Entonces Evaristo escuchó dentro de su cabeza: 

-Busca la claridad para seguir el camino elegido

Patricio igualmente escuchó algo dirigido a él:

-Reforma, construye, sigue, no te detengas…

Diego escuchó lo que aquella voz tenía que decirle:

-El agua es tu instrumento, conecta lo que intuyes en ella.

Para Santiago fue el mensaje que solo él escuchó al igual que los otros:

-Haz de jugarte el todo en cada prueba viva, son los simbolos tu destreza en ellos habitarás para ver el camino.

Timoteo fue el siguiente en escuchar:

-Avanza tu destino ya lo has definido, no es una persona, son aquellos que verán lo aprenderán de tí.

Javier fue el siguiente:

-Haz reconocido lo que las deidades han logrado, no busques al mejor, encuentra en tí la perfección.

Jacobo fue el que ahora escuchó esa voz que ninguno pudo definir de quién se trataba:

-Nacer de cero es un asunto complejo, nada de lo que fue será.

A Dayami le fue otorgado el siguiente turno para escuchar  el mensaje:

-Haz roto todo esquema conocido y tu libertad es única al grado de ser tu esencia para hoy y para siempre.

Por último habló con Zila:

-Hacer que se cumplan diferentes resoluciones, marcará tu destino.

Dayami volvió a dirigirse a ellos:

Esta es la forma como la deidad de las plumas preciadas y los atributos de quien recorre la tierra y puede surcar los aires nos ha hablado Quetzalcoatl, será tu consejo un regalo para cada uno de nosotros.

Quetzalcoatl habló con cada uno de ellos

Por último les recordó.

No todos subiremos a la superficie al mismo tiempo el primero en llegar no intente despertar a sus compañeros, es peligroso, cada uno tendrá un proceso difícil de afrontar, despegarse para siempre de todo lo que fueron no es fácil.

La mayoría sintió una gran  desesperación recorrer su cuerpo, no sabían como hacer lo que  les habían pedido y no querían quedar atrapados en el inframundo para siempre, finalmente reconocieron que el recorrido en forma física ya lo habían hecho y ahora el horizonte, los frutos, la esperanza estaba puesta en un umbral donde  cada enseñanza desde el primero al noveno nivel del inframundo les había mostrado, eran afortunados de ser dirigidos por la magia, no los dejaría nunca y sería su instrumento más preciado.

Hay escuelas que te adiestran con habilidades y fortalezas, los iluminados recibieron ese día uno de los más importantes recursos para defenderse en la vida que ahora poseían.

Notas de la autora:

Fotografías de archivo de la autora y dibujo de Quetzalcóatl basado en un tema de Uriel Hidalgo