Equilibrar es la tarea más difícil

“La vida siempre te mostrará alternativas, las puedes elegir al azar o equilibrar sus opciones colocando el pensamiento en cada acción”

El Mensajero

Por Ariadne Gallardo Figueroa

Bajar al quinto nivel del inframundo azteca no sería nada fácil, ellos, los iluminados, tendrían que reconocer las opciones que en las vida se les presentaron y que tuvieron que aceptar por necesidad y aquellas que tuvieron que olvidar pese a no desearlo.

La primera en dolerse de todo esto fue Dayami, elegida para ser parte de los sacrificios en las festividades del ciclo calendárico que al cumplir sus 52 años tendría que ser parte de las ofrendas vivas al Sol y aceptar su destino entonando música con una flauta ceremonial su rostro se llenó de alegría al momento que escucho a Erandi decirle:

Recordemos el pasaje como fue relatado:

La flauta ceremonial de las doncellas previa al sacrificio

Al llegar su turno a Dayami, que en lengua náhuatl significa Diosa del Río, las palabras de la sacerdotisa del templo de Ometeotl cambian y el discurso le abre una posibilidad por aquello que comprende vibra en el pensamiento de aquella doncella:

“El universo te ha dotado de magia, sea tu sangre el cauce del río que crece en las semillas de los campos y la fortaleza de los pensamientos”

Pocas veces encontramos en nuestro nombre la posibilidad de ser uno con él y entenderlo como parte de un camino, no todos lo conciben de esa manera y no es para todos que suceda, pero de ser el caso y tener cerca a quien lo reconozca, habremos logrado abrir el portal que era necesario. La sangre de Dayami cumpliría un objetivo más allá de su propia muerte.

Con el paso del tiempo Dayami comprende perfectamente cual es la razón por la que la luz para ella lo cambió todo y bajo la luna de la cosecha ella comprendió en el momento que vivían al lado de los ocho iluminados que el trayecto recorrido estaba dando frutos.

Entonces se dirige de nuevo a Zila para iniciar el descenso al quinto nivel del Mictlán con estas palabras:

– Unamos de nuevo las manos en el círculo ceremonial, Zila, compañeros todos, hoy celebramos un logro importante celebramos los actos de cada uno de nosotros como protectores y difusores de la luz; lo que dejamos de ser nos ha dotado de dos caminos, en uno gobierna la razón y en el otro las grandes pasiones que nos mueven a seguir adelante.

El espejo humeante de Tezcatlipoca nos hace reconocer que dentro de lo que somos está presente la muerte que seremos, para renacer en los que aprendieron de nosotros lo que es importante preservar.

¡Ahora observen lo que fueron!

En esta ocasión ninguno de ellos vio imágenes por separado, todos vieron la misma aparición al centro del círculo:

Un jinete con una antorcha en la mano prende fuego al círculo ceremonial y hace saltar al caballo que se aleja en la penumbra

Dayami continúa hablando:

“Si acaso tenían metas que cumplir, gente a la cual obedecer y honrar, tareas que acatar, riqueza por obtener, reconocimiento por recibir… Todo dejó de ser”

Volvieron a ver a Tezcatlipoca y esta ocasión su rostro de guerrero bajo la piel del jaguar se convierte poco a poco ante la mirada atónita de los ocho iluminados en una calavera.

Dayami prosigue:

“Han muerto a la vida material igual que yo, cada pasión es vista bajo la luz de la magia, todas las razones que su mente les muestra obedecen a un mismo objetivo, hoy todos vimos lo mismo, hemos sintonizado los sentidos, avanzamos en el entender que la magia es nuestra fortaleza”

En la vida habrá muchos grupos y muchos amigos, pero aquellos que se convierten en tus aliados, han de ser los que se nutren de una misma fuente de poder, giran en torno a ella y la convierten en su razón de ser.

Notas de la autora:

Composición fotográfica de una flauta ceremonial azteca con filtro libre de PicsArt

A partir de este post y los tres siguiente pueden entender lo que relata Erandi en la Flauta quebrada de la doncella: https://lecturasdeary.com/2021/06/15/la-flauta-quebrada-de-la-doncella/

1 Comment

Los comentarios están cerrados.