El Sol no oculta nada

”Toda mente curiosa indaga, se comunica y busca que su interlocutor haga los mismo; el pasado se presenta para hacer análisis del presente, observa en tus raíces y desde ahí lanza todo lo que quieras que adopte el universo como propio”

El Mensajero

Por Ariadne Gallardo Figueroa

Aquella mañana bajo el brillo testarudo y tenaz de los rayos del Sol Painani se dispuso a caminar hacia la zona donde su ritual estaría acompañado de los símbolos de su propia raíz cultural y se dirigió al osado compañero que ahora convertía sus días en algo entretenido y diferente:

-Querido Hora he de caminar hasta la zona donde vibre intensamente el mensaje del Sol, que para mí representa Tonatiuh, debo conocer algunos misterios que solamente él habrá de despegar y quiero que seas mi invitado especial.

De la zona confortable donde viví y nutrí mi infancia, ya no queda prácticamente nada por lo que deba volver, pero haré honores a lo que aprendí y a lo que soy.

Hora tomó sus manos y las encerró entre las suyas al momento que dijo:

-De toda experiencia traumática surge una fuerza imparable que nos insta a crear y demostrar que la vida nos ha puesto a prueba, es como resucitar de las cenizas, volver al mundo de las ideas y los hechos. En el plano donde buscas lo justo y verdadero, habrá quienes que te ofrezcan un bondadoso amor, pero muchas veces estará anegado de las necesidades que ese ser tiene para completarse, siempre habrá dos caras de la misma moneda.

Painani lo miró con fijeza y encontró en la voz de ese hombre que a veces cambiaba palabras dándole otro sentido a la oración, pero por alguna razón ella entendía su esfuerzo por hacerse comprender y en la intención de sus palabras completaba el contexto de lo que ella necesitaba reconocer.

Hora en ese instante se movió hacia atrás y retiró todas sus ropas y la miro desnudo de frente, ella quedo sorprendida no esperaba una reacción tal y se llevó las manos a la boca para tapar su asombro y un poco su risa ante el descabellado espectáculo cuando lo escuchó decir:

-Aquel que se presente ante ti desnudo, mostrará que no tiene más que su sinceridad y su arrojo y será lo único que tiene para darte. Ese soy yo, de frente como la cara de la luna pero ante la presencia total del Sol que cae en mi desnudo cuerpo y de esa forma no oculta absolutamente nada.

Por supuesto que acepto la honrosa invitación de acompañarte y ser presentado ante las dignidades de tu pueblo. Llegue al mundo desnudo, me presentó ante ti desnudo y me iré de igual forma así, cuando el rayo lo decida.

Armonía y cooperación está reservada para muy poca gente que se reúne para el trabajo o el ritual de algo en lo que cree, sí miras al horizonte lo verás con claridad: Mira a tu alrededor ahora mismo, no hay nadie somos los dos humanos solos en este selvático espacio. 

La felicidad no es complicada, no es total, no es para siempre, pero existe; sigue como hasta ahora tu intuición y deja que sea la antorcha que ilumine tus búsqueda, de la misma forma que descubrimos al escorpión, descubriremos mucho más en el futuro.

Entre los anhelos de riqueza, están los seres que se mueven por poder y ahora mismo ante el sol no veo en tí esa intención, eres noble y entregada a tu labor milenaria, un poder visionario te acompaña y seré testigo de sus consejos.

Ambos se tomaron de la mano y avanzaron con alegría por los espacios donde vibraba el poder del Sol, hasta que Painani se detuvo y señaló son su vara ceremonial el lugar exacto para iniciar su ritual mágico.

Ella permaneció agachada tocando con ambas manos la tierra e instó a su compañero Hora a hacer lo mismo cuando le dijo:

-Erandi es mi tutora y es la custodia del templo de la luna, ella me ha enviado salvándome de una muerte segura, ella supo de tu energía, yo le dije que alguien me seguía y yo no podía percibirlo, hay una relación entre tú y mi piedra milenaria esta que me fue obsequiada en tierras de un pueblo llamado Chichén Itzá donde habitan los observadores sabios del cielo. Ek Balam es el nombre de la persona que me  la obsequió, su nombre representaba a la Estrella del Jaguar:

Painani muestra a Hora la piedra del cielo

Recordemos este pasaje:

El observador del cielo de nombre Ek Balam le ofreció un pequeño obsequio para que lo recordará pese a la distancia, algo que ella conservaría con afecto. Estas fueron las palabras que le dijo el observador del cielo:

“ Todos los seres del planeta son observadores del cielo, cada estrella tiene un tiempo de vida y es maravillosamente diferente al tiempo de los humanos, recuerda que cada momento que vivas creando y soñando, una estrella velará por ti y querrá saber de tu inteligencia y osadía, tanto como tú de su energía e infinita presencia durante tu vida. Sea el trozo del cielo tu compañía y la presencia mínima de una estrella para acompañarte siempre”

Hora observó con atención y entendió que su llegada al foso del jaguar no fue una casualidad y que todo había sido dispuesto para su encuentro y se sintió alegre de que fuera de esa forma y lo manifestó a la mujer que cariñosamente llamaba Negrita, analizando la piedra que ella le mostró señaló:

-Las piedras que caen del cielo son elementos valiosos, nos ayudan a conectar con otras dimensiones y con aquello que proyectamos y de igual forma lo hacen con lo que nosotros sentimos por los demás. Esperemos el mensaje de tu custodia, ella debe saber de mi y yo de ella.

Ambos serenaron sus mentes y quedaron bajo el cobijo del Sol y su fuerza para recibir la magia que les conectaría con el mundo al que llegaron serenos y en busca de una fuerza que ya tenían y enviarían al universo.

Cuando llega alguien a tu vida y por muchas razones sabes que debe estarlo, habrá infinidad de señales que te lo dirán con claridad.

Notas de la autora:

Pueden checar el pasaje mencionado en el post completo aquí:

https://wordpress.com/post/lecturasdeary.com/3392

Composición fotográfica de la autora con filtro libre de PicsArt: “Painani muestra a Hora la piedra del cielo

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s