¿Estás listo para emprender un nuevo reto?

“Cada una de tus habilidades será puesta a prueba, todo ha de moverse con rapidez en un terreno que desconoces. Te aconsejo andar con agilidad, fluye, no te detengas los resultados solamente surgen así, observa a tu alrededor”

El Mensajero

Por Ariadne Gallardo Figueroa

Zila estaba convencido que su amistad y apego a Dayami se había convertido en su fuerza y aliento, cuando les notificó a sus amigos que al fin llegaba al río, él sabía que no se despedía y estaría cercana cuando él o el grupo la necesitara. Con fuerza la escucho decir dentro de su cabeza:

“¡Zila, amigos,  iluminados todos, que la intuición los acompañe siempre!”

En cada hazaña que ellos habían realizado, cada decisión fue programada y calculada en grupo, habían creado un equipo sólido y fortalecido por su enorme amistad. Cada uno de ellos había madurado de una forma que a ellos mismos les sorprendía, todo cuanto hacían y sentían era una proyección de esa luz que ya no se iba jamás de sus sentidos y pensamientos.

Por su parte Painani lejos de todo lo que ellos experimentaban intuyó por medio de Erandi que en cualquier momento esos hombres de estatura mayor a la de ellos y pelo en el pecho y la espalda, estarían en tierras de su terruño al que no volvería jamás y que añoraba con la resignación de quien sabe que para ciertos personajes de su tierra natal ella había muerto y era mejor dejarlos creer eso por el bien de todo el clan de iluminados.

Su tarea aún no concluía y en la tierra donde el Sol tenía una morada especial había mucho que hacer, asuntos de la magia que ella conocía a la perfección y que darían contexto a sus andanzas, a su balance y al de su pueblo y todo aquel que percibiera en el Sol la fuerza que es, ha sido y será.

Algo la movió a cambiar el rumbo y empezar a caminar con cautela en un terreno abrumadoramente hermoso de selva impenetrable, percibió el peligro y midió sus pasos, se embriagó de todos los recuerdos felices de la gente que consideraba e incluso veneraba al Sol y que le habían mostrado sus propios rituales, compartiendo con todos ellos su propio sentir acerca del Sol.

Painani reconocía que muchos momentos de su vida habían sido dolorosos  y entendió que todo aquello que la había dañado lo podía transformar en creaciones liberadoras; de pronto se dio cuenta que alguien cantaba en una forma que ella desconocía, en un idioma que no reconocía. Era la voz de un ser  humano, un hombre de voz grave y bien timbrada, pero en todo sitio que ella trato de verlo no le fue posible, así que siguió aquella voz hasta una fosa que estaba iluminada por el Sol y con cautela se asomó arrodillándose y agachando la cabeza, entonces Hora se dio cuenta que al fin había llegado el momento,  ella estaba ahí y exclamó:

-¡El Sol me ha permitido ser visto por usted, me alegro que su paso no haya llegado bajo la penumbra de la noche hasta este lugar!

Painani no entendió ninguna de las palabras pero se dio cuenta que eran dulces y cargadas de emotividad, entonces entendió que estaba sucediendo, recordó al chamán que le dijo que alguien la había capturado con el pensamiento.

Asomó con una enorme sonrisa mirando a un hombre parecido a los que venían o ya habían llegado del mar, con los ojos del color del cielo y de pronto sintió incertidumbre que alguno de ellos se hubiera perdido y estuviera en ese lugar por accidente, pero algo había en su intuición que le dijo que ese hombre no había llegado del mar, su recorrido era otro. 

Cuando él la observó exclamó:

-Negrita, por favor ayúdame a salir de este lugar. Ten cuidado era el destino de un jaguar pero no fue así.

Ella habló en náhuatl para que él comprendiera que no entendía absolutamente nada de lo que él decía, estirando la mano para que él hiciera algo, de igual forma le indicó a señas que la punta de la hamaca sería un buen recurso para ayudarlo a salir de su extraña prisión.

Una vez que el custodio del rayo estuvo libre de su confortable prisión donde pudo meditar e imaginar mágicas estructuras donde la vida fluía de forma especial agradeció con una reverencia y tocando su pecho indicó su nombre:

-Soy Hora por benefició de mi amigo loro, el custodio y protector del Rayo por fortuna del universo y nombrado hombre-grillo por los pobladores bari de la zona del río Catatumbo; pero usted me puede decir simplemente Hora.

Ante tan espectacular presentación las palabras que quedaron en la mente de Painani fue que podía nombrarlo Hora, así que respondió con otra reverencia para decir:

-Hora, tocando su pecho indicó,  Painani.

Hora que no se iba a quedar en eso extendió los brazos aol firmamento  y le solicitó a su custodio y protector que le diera la agilidad necesaria para hablar con la mujer a la que le haría una propuesta sorprendente, así que usando una vara le pidió a ella que escribiera letras de su idioma y les diera sonido a cada una de ellas y por su puesto antes de que cayera la noche ya podía entenderse con la mujer a la que había considerado un ángel, entonces con total seguridad de que era el momento para hacer su declaración, la miró con seriedad y decretó:

“Painani del templo de la luna y custodia de los honores solares, convertiré en experiencia un año de tu vida en 13”

Painani con una sonrisa contestó sorprendida:

-Si cada año tiene trece lunas, creo que serán las más divertidas y creativas que jamás tendré, yo acepto con agrado. Ella a quien conozco como Coyolxauhqui, nunca nos muestra el mismo rostro, pero siempre nos ha de mirar de frente, confiemos nuestra amistad a su reflejo.

Ambos con una grata sonrisa iniciarán un trayecto donde no había planes especiales, solo el deseo de compartir lo que eran.

Si la vida te pone ante la posibilidad de emprender una nueva relación con quien decida hacer lo que esté en sus manos para lograrlo, no lo pienses demasiado, la vida es hoy.

Notas de la autora:

Photo by Simon Berger on Pexels.com

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s