Los elementos que nos rodean son señales

“Lo que nos puede rescatar de todo olvido son los códigos, su magia ha de prevalecer más allá de todos nosotros, el simbolismo es una herramienta cuyo poder se centra en lo que somos”

El Mensajero

Por Ariadne Gallardo Figueroa

Entramos en el aula de Erandi y sus aprendices que trabajan con símbolos numéricos para diseñar alfarería simbólica, ella se dirige a una de sus discípulas:

-Debes concentrarte, este no es un trabajo mecánico, donde tiras las varas y granos y todo se da por casualidad, deja el tzictli que es una distracción añadida a tu mente dispersa.

Avergonzada la joven mujer abandona su confite y respira hondo cerrando los ojos para elaborar lo mejor posible su tarea mientras escucha a Erandi junto a ella:

-No pienses en las cosas terrenales mientras meditas en la tirada, lo más valioso que tenemos es lo que se mueve adentro y que puede salir de nosotros y viajar a un mundo que toca ese espacio que no podemos percibir, cada uno de nosotros manifiesta a su Anxxá de formas diferentes, encuentra como se relaciona contigo.

De esta forma dentro de su cuenco de madera la mujer arroja las varas y semillas…

La descripción es clara para los iluminados que pueden descifrarlo, para llegar a ellos debemos analizar de qué forma sería visto este momento; cada sistema de varas arrojadas daba por resultado un número, en este caso vemos con claridad que ese número en nahua es 17, al fondo de la vasija de madera se lee el número 1, cuya ubicación es el mundo mágico o inframundo, arriba del horizonte otro número uno señala la salida del Sol por el sureste que solamente sucede en invierno; arriba en el firmamento posiblemente Venus.

Tomando en cuenta estos datos, sabemos que están en espera de que suceda la Luna nueva que en la tirada no se revela por qué si el Sol apunta al invierno, la fase lunar podría ser impredecible o quien guardara para todos ellos un secreto; de acuerdo a lo que vivían en ese momento histórico ellos determinaban el valor y la certidumbre de cada astro.

Este método de Erandi no lo van a encontrar en otra parte, tampoco lo pueden poner a prueba, las razones de la magia son y nada más hay que decir. La sincronía histórico filosófica le pertenecía a su grupo y sería parte de ellos hasta llegar a la distante época en que los iluminados en las cercanías del siglo XXX lo preservarán como parte de un ritual ancestral.

La fuente de todo conocimiento por tanto, tendría como punto de partida, el número dado por las varas ceremoniales, el astro arriba del templo, las fases lunares, agregando la fecha calendárica solar (Xihuitl, de 18 meses y 20 días con 5 libres para reverencia y reflexión y ritual (Tonalpohualli de 20 meses y 13 días); todo esto sería parte del aprendizaje que tendría Zila al reunirse con Erandi y formaría parte de la diversidad de diseños  en vasijas ceremoniales y de uso diario; los colores igualmente le darían relevancia a fechas especiales, pero eso será contemplado más adelante. 

Lo más importante es reconocer que ellos estaban conectados con el magnetismo de los astros como hasta ahora sucede con todos los que ven en ellos,tanto astros, planetas y constelaciones una mirada al mundo donde el alma puede tocarnos de una forma diferente, es sin duda la red neuronal que nos unifica, solamente hay que saber entenderla.

Posiblemente muchos consideren que los arquetipos dados por los griegos y romanos son los que cubren en totalidad con su influencia, pero cada parte del planeta donde el espíritu fluye tiene hasta la fecha su manera de conectarse con los astros, mayas y aztecas, no estaban fuera de toda esta visión, la diferencia con Erandi y su grupo se centra en que no le dieron jerarquías antropomorfas, solamente aquellas que emanan de la naturaleza y su relación con el humano.

En una parte del mundo y en otra época muy lejana a la que vivió Erandi, surgió el Tarot y su poder se centró en jerarquías de poder; el clero y los monarcas establecieron conexiones para determinar la personalidad de todo aquel que lo leyera, pero eso es otra parte de la historia que no tocaremos aquí.

Cuando recurres a la magia con tu alma desnuda, puede que conectes con todo aquello que lo ha hecho contigo y de esa forma establecer un vínculo mágico y poderoso.

Notas de la autora:

 Tzictli nombre que se da a el chicle en náhuatl

Anxxá nombre que se da al alma entre los náhuatl