Las expectativas de Erandi ante una realidad desconocida

“Conocer la sombra de una realidad de la cual no puedes hablar podría hacerte sentir un profundo dolor, pero al mismo tiempo podría convertirse en la más poderosa herramienta”

El Mensajero

Por Ariadne Gallardo Figueroa

Posiblemente para nadie es de extrañar que Erandi es una de las personas que más peso y responsabilidad lleva en todo cuanto sucede a su alrededor, gracias a sus comunicaciones con Dayami ella sabe lo que le espera a su pueblo y ha colocado por entero su esperanza en los ocho iluminados, al mismo tiempo siente el peso y responsabilidad de su pueblo y su propia familia, pero ella no puede hablar, no puede adelantarse, solamente preparar estrategias para cumplir con una tarea difícil.

Sabemos de la pareja de Erandi, la reconocemos como el Tlatoani del templo de Coyolxauhqui, pero hasta el momento no hemos develado su nombre y tampoco el de su hija que pronto empezará a caminar.

Bien, el nombre de la pareja, custodio, confidente y amigo de Erandi es Quizari Taiyari, cuyo significado en lengua náhuatl es: 

“ El que sabe de nuestro corazón”

La pequeña hija de ambos fue nombrada Yaocihuatl. 

El significado de su nombre era el de una mujer guerrera:

 “La que lucha  por sus sueños y ambiciones”

Sin duda sus padres esperaban educarla para que hiciera honor a su nombre y estaban dispuestos a lograrlo. A ella le tocaría vivir momentos de gran desesperanza y cambios profundos en la estructura social de su pueblo.

Vista a los ojos de los navegantes que estaban por llegar del mar, su nacimiento estaba ligado al aguador de la sabiduría y al mismo tiempo al planeta de los guerreros, conocido por ellos como Marte; ella sería educada para liberar ataduras en hombres y mujeres, que recibirían conocimientos para ser la luz en sus poblaciones con la mirada de lo que puede y debe ser comprobado. 

El fuego vocacional estaba ligado a su talento, no reconocía el conocimiento como algo privado, toda puerta podía ser abierta a nuevas opciones; Yaocihuatl se dedicó a convencer a los frailes jesuitas de hacer copias de todo códice que tuviera que ser  puesto en hogueras para hacer desaparecer la verdadera historia de su pueblo.

Protectora de sus valores y sus raíces, logró evadir la muerte en varias ocasiones; su padres la formaron en la ciencias y las artes ocultas.

Mientras tanto en mar abierto…

Volvamos a la barcaza construida por Patricio, que ya ha sido abandonada por la ballena jorobada y de nuevo surcan los mares con agilidad y bajo sus propios medios, la noche llega para sumarse a la lista de las lunas que  enumeran hasta encontrarse con Poseidón, mientras eso sucede, se reúnen de nuevo para celebrar su tertulia iluminada bajo el cuarto menguante de la luna y es Javier quien inicia la charla con una pregunta:

-Evaristo, sabemos de tus dotes de cuidador y conocedor de remedios, ¿Has pensado que vamos a hacer al encontrarnos con la mujer que custodia a la luna?

Patricio que siempre colocaba el detalle donde anteponía su seguridad a la de otros, señaló:

-Yo no quiero verme envuelto en ser el culpable de su muerte, eso sería desastroso.

Mirándolo con rabia Evaristo argumento:

-No serías el único culpable, pero por lo que todos me han dicho esas manchas las tuvimos de niños, por eso la piel de la cara de Javier parece un camino empedrado, no tuvo madre que le dijera que eso no debe tocarse, tampoco rascarse.

De ahí me viene la idea que el único que podría dañar a esa gente es alguien con la maldición de esas ronchas frescas o que haya tocado a otro con el mal y no se haya cortado las uñas y la guarde ahí o en alguna de sus heridas.

Creo que debemos mantenernos a distancia, sobre todo tú Patricio que lo primero que intuyó harás en buscarte una mujer para llevarla al lecho.

Patricio desconcertado espetó:

-No hay asunto que más desee que saciar mis ardores del cuerpo, no sean hipócritas ustedes también se han guardado las ganas, yo los oigo bufar en las  noches como machos en brama, ahora digan que solo soy yo, ¡Claro que no!

Timoteo que era el que siempre trataba de unir al grupo con palabras de aliento señaló:

-Hermanos, calma, Evaristo es un hombre de conocimientos sabios y lo que él dice tiene sentido; en lo personal creo que más de uno de nosotros desea llevar al lecho a  alguien a quien se pueda amar y eso lleva tiempo. Ahora somos una especie de embajadores de la luz y a ella respondemos, seremos recibidos con dignidades especiales, no lo olviden.

Todos sonrieron convencidos de que sus días de ser vistos como bandidos de poca ralea habían terminado.

Llegará el momento que tu sabiduría ganada a pulso y con esfuerzo, modificara lo que los otros piensen de ti y dignificará tu persona al pertenecer a un grupo donde tus conocimientos alentarán grandes cambios.

Notas de la autora:

Photo by Bruno Scramgnon on Pexels.com