¡Ordena la realidad, alienta el trayecto!

“Llegará el día que todo aquello que veías como un ideal, dejará de serlo y todo lo que formaba parte de una ensoñación, se verá con objetividad y todo pensamiento se volverá tangible. Ahora analiza que hay dentro de tí para que ésto suceda y se convierta en lo más valioso”

El Mensajero

Por Ariadne Gallardo Figueroa

Mientras la ballena jorobada les permitió ver la nobleza de la naturaleza, tuvieron la oportunidad de sentirse liberados de temores y alentar nuevos sueños que por mucho tiempo vivieron dormidos en cada uno de los ocho amigos unidos por la aventura y ahora por la magia.

Descubrieron la posibilidad de un nuevo modo de ver las situaciones, se percataron que estaban a punto de mirarse de frente con personajes que habían sido transformados antropomórficamente por diversas culturas del mundo, ellos sabrían cómo eran realmente.

La charla de aquella noche ante la luna la inició Jacobo:

-¿Se dan cuenta de lo que estamos viviendo? Una cosa hubiera sido que yo encontrara en el mar una caracola y usarla para los fines que nos son prácticos, sin embargo la caracola que ahora poseo es un regalo de la deidad Bormanicus. ¡Esto es maravilloso!

Evaristo, cuyo significado en su nombre apunta al que es servicial, les hizo notar algo de gran valor:

-Pero ante todo amigos míos, debemos ser cautos, son detalles que no podemos difundir, son privilegios que podrían causar envidia y hasta rabia en otros. Debemos servir a la luz del entendimiento y ser humildes.

Javier con mirada cautelosa señaló:

– La sola idea de saber que encontraremos a un grupo de personas que piensan igual y que han desarrollado cualidades especiales que nosotros aprenderemos es una ilusión para mi.

Zila sonriente observó la estela que se formaba en el agua, siendo la ballena quien surcaba el amplio mar para que ellos estuvieran a salvo mientras recuperaban sus implementos de navegación:

-El solo hecho de saber que existe la plena certeza de que llegaremos seguros a puerto porque todo conspira para que suceda, es algo que no se explica con palabras  y que sólo la magia ha logrado.

Patricio y su gran practicidad aclaró:

-Hay habilidades que ya tenemos y que aprendimos con el paso de los años, ahora las ponemos en marcha y Rayo de Esperanza es la prueba. Aquel terremoto en la ladera nos dio la primera certeza, pero si vamos a enumerar todas las certezas que nos han unido, no me van a dar los dedos de la mano para contarlas. Todos sonrieron divertidos y satisfechos de sus logros.

Mientras tanto del otro lado del amplio océano 

Painani se internaba en tierras de vegetación exuberante, donde artesanos y agricultores atendían con especial cuidado los consejos del chamán, quien portaba adornos de jade muy elaborados; los cultivos de algodón, maíz y palma eran grandes extensiones que los pobladores cuidaban con esmero.

Painani como era la costumbre que había desarrollado en anteriores asentamientos, mostró al chamán su cuero de venado con las inscripciones que le brindaba un salvoconducto, por lo cual fue recibida con beneplácito, alentando a comentar a los pobladores los motivos de su recorrido; el chamán tenía una forma diligente de darse a entender con los forasteros: 

Sí ella aceptaba el ofrecimiento en lengua chorotega de una bebida de licor de nance en una vasija ceremonial de barro y respondía con las mismas palabras con que le fue ofrendada, aún desconociendo el pleno significado de éstas, de inmediato era aceptada en el grupo como una invitada de confianza.

Costa Rica, el recorrido de Painani

Conocemos las habilidades diplomáticas de las ascendidas del grupo de Erandi, así que sabemos que el resultado fue exitoso, ella permaneció entre los pobladores algunos días antes de emprender de nuevo su recorrido.

Llegaran momentos donde la certidumbre de tus viajes se deberá al aprendizaje que de ellos obtengas. Puedes fallar, pero lo volverás a intentar, tu objetivo no será la perfección, sino el trayecto

Notas de la autora:

Mapa de recorrido y playa de Costa Rica