Siempre habrá dos versiones de un mismo hecho

“Creer en los sueños, inventar al personaje ideal, hacerlo tan real como solo la magia podría”

El Mensajero

Por Ariadne Gallardo Figueroa

Cada quien ve desde su perspectiva la realidad que le circunda y algunos pocos piensan en la idea de que no todo lo que te han dicho podría en realidad ser de esa manera.

¿Por qué creen que Dayami considera que Poseidón cobraría a un alto precio su apoyo? Posiblemente porque la representación que de él se conocía, era su imagen  montado a caballo y lo que ella había visto de ese animal de poder eran hombres cabalgando en esas bestias atacando con lanzas a su pueblo.

Pero a él también se le conocía como benefactor y creador de islas y solamente cuando sus advertencias no eran escuchadas hundía con rabia su tridente, provocando terremotos y naufragios.

Empero, los ocho iluminados, muchos de ellos con antiguas raíces y legado entre los griegos sabían de qué iba todo ésto y comprendieron lo que era necesario hacer; ellos sabían que existía un secreto en él y se propusieron descubrirlo, dentro de su mente no concebían que Poseidón solicitara de forma explícita sacrificios de caballos y no se iban a quedar con la duda de hacerle la pregunta ya que lo tendrían enfrente en algún momento del trayecto.

Jacobo argumentó:

-Es la mejor forma de entablar una plática, hacerle un llamado efectivo al interesarnos por lo que él realmente es; les aseguro que los humanos lo han pensado mucho más fiero de lo que en realidad es, además le han colgado atributos de agresión que Poseidón posiblemente no tiene.

Diego, mirando fijamente a Jacobo afirmó:

-Tú posees la fuerza de la caracola y cada entonación que emitas le hará saber tus sinceras intenciones. Zila los escuchaba con atención, él era consciente de que si se lo proponía podía transmitirle a Dayami lo que sus compañeros compartían y por supuesto, este momento era especial para darle a conocer una realidad que ella no podía ver.

Dayami en las profundidades del océano,  fue capaz de comprender que en muchas ocasiones existen dos versiones de un mismo hecho. Cabe reflexionar que las fuentes de información al ser diversas se nutren de aquello que le da luz a tu camino, si acaso te concentras en alimentar ese caudal con la opinión de otros, estarás a la altura de los iluminados.

Nosotros no escapamos a esa fuerza vital y es de esa forma que atraemos a personas afines a aquello en lo que creemos; cuando la magia del pensamiento equilibrado cobija tus días, tu filosofía de vida y todo cuanto eres  como ser vivo inmerso en el océano de experiencias te enseñará a desaprender o aprender algo nuevo para evolucionar.

Patricio angustiado alertó al grupo que en el quinto día de travesía las cuerdas se habían ablandado, al grado que no era fácil hacer el torniquete para tensarlas, necesitaban al menos unas horas bajo el rayo del sol del mediodía para que se secaran o caerían a la deriva.

Jacobo junto ambas manos y con todas las fuerzas que le fue posible sopló, emulando al sonido de la caracola,  como aquella ocasión que calmó la tormenta, de repente el lomo de una ballena jorobada formó una sombra gigante en torno a ellos, era visible a simple vista su envergadura y poderío ante el brillo del sol que  salpicaba con sus destellos el mar en calma.

Sin aviso alguno los levantó con suavidad y los sostuvo sin dejar de navegar para darles la oportunidad de secar sus cuerdas de amarre. Todos observaban a Zila con inquietud, esperando que recibiera noticias de Dayami, pasados unos segundos el varón celta anunció:

– Bormanicus dice que te hará un regalo Jacobo, señala que Poseidón podría hacerse el sordo si con tu artilugio de caracola decides llamarlo, también comenta que pronto nos dejará en sus dominios, solo faltan 8 lunas y cuando ésta desaparezca al noveno día, tendremos de esa forma la señal de que estaremos sin su apoyo.

Entonces la ballena jorobada bufó por el orificio que conocemos como aventadores y lanzó a la superficie de su barcaza una hermosa caracola que sorprendió a todos y cautivó a Jacobo, quien con el paso de los años la protegería con alegría y embeleso.

No habrá felicidad más grande en hombres sobre la faz de la tierra que en aquellos que sirviendo a la magia fueron recompensados por ella.

Notas de la autora:

Composición fotográfica propio con filtro libre de PicsArt