La estructura que ha tejido el universo

“La estructura del cosmos, al igual que otros pueblos amerindios, los ette consideran que el cosmos está compuesto por un número finito de regiones contiguas. Ha llegado el momento que conozcas sus misterios y penetres el misterio selvático de todos ellos”

El Mensajero

Por Ariadne Gallardo Figueroa

Sí cada hilo puede transformarse en un trazo, cada trazo puede ser una porción del tiempo, explica con dibujos y con un tejido de hamaca el pequeño ette a Hora que se ha internado en la selva colombiana.

Los ette consideran que el cosmos está compuesto por un número finito de regiones contiguas, con trazos y dibujos Hora pregunta y explora con ayuda de la agilidad mental que le ha dotado el rayo. el río Ariguani dialogan de los mundo que viven al lado del que vemos y en el cual vivimos; el hombre le cuenta una leyenda, que no por serlo deja de ser ejemplo de la vida que ellos llevan:

El relato le habló de unas jóvenes mujeres a quienes el amor por el oficio de hilar algodón las sustrajo de todas las demás obligaciones sociales. Las deidades no vieron con buenos ojos su comportamiento y decidieron convertirlas en animales. Después de recordarles las faltas cometidas, les arrojaron flechas de punta roma y les fumigaron tabaco. Las pobres se revolcaron en sus hamacas, dieron varias vueltas en ellas y cayeron al suelo transformadas, respectivamente, en oso hormiguero (Myrmecophaga tridactyla) y armadillo (Dasypus novemcinctus).

Hora descubre que no es difícil entenderse con ellos y reconoce sus habilidades, para el hombre que relata el cuento el poder dormir en una hamaca es igual a estar entre el cielo y la tierra y gestar encantadores hijos en ese sitio que flota en el tiempo.

Hora recuerda con nostalgia a todos sus hijos convertidos en alegres rayos y gestados en las aguas de un río, pero la idea de la hamaca le resulta exótica y de enorme belleza. Recostado en una hamaca pensó:

-Expender el tiempo y contraerlo como en la malla tejida de esta hamaca donde  mi peso hace que cambie su forma, eso es sensacional. Sí la gravedad altera la forma del espacio, todo objeto o persona caerá con la misma aceleración y la equivalencia existe entre mi cuerpo y el  espacio de la otra persona de distinto peso; todo ésto me hace pensar que uno de los dos estará más cerca de la tierra y el otro más lejos si su peso es menor… Entonces uno de los dos tendremos la magia de la gravidez, en este caso ha de ser ella, la mujer que gestará un nuevo ser.

Hora quedó alucinado ante sus disertaciones y se sintió feliz de encontrarse en un pueblo de sabios con capacidades analíticas extraordinarias.

Si cada pensamiento abstracto puede convertirse en un motivo de gozo, tu vida será productiva y todo cuanto entraña el misterio del universo estará en tu poder

Notas de la autora:

Referencia de la obra de: Juan Camilo Niño Vargas, « El tejido del cosmos. Tiempo, espacio y arte de la hamaca entre los ette (chimila) », Journal de la société des américanistes [En línea], 100-1 | 2014, Publicado el 01 enero 2016, consultado el 19 abril 2019. URL : http://journals.openedition.org/jsa/13726 ; DOI : 10.4000/jsa.1372

Composición fotográfica de la autora con filtro libre de PicsArt “El tejido que teje la creatividad”