El fascinante reflejo del mundo

“Lo que importa hoy para ti, no será igual en el futuro, pese a todo algo se convertirá en una constante en cada uno de los habitantes del planeta, sus vidas se nutrirán de un reflejo donde lo que eres, sin importar tu condición geográfica te convierte en responsable de todos”

El Mensajero

Por Ariadne Gallardo Figueroa

Estamos a punto de descubrir las opiniones de los compañeros de Javier ante lo que le fue mostrado por Dayami; pero algo nos lleva al otro lado del vasto mar que hoy conocemos como el Atlántico, refiere a la travesía de Hora quien ha llegado a un sitio de vegetación paradisíaca y a lo lejos observa a mujeres de cuerpos atrayentes para su sensibilidad e instinto, por lo cual se introduce a las cercanías de una aldea, comentando con alegría a Rayo:

<Señor con quien he creado un pacto, estoy en el sitio adecuado para dejar mis semillas, voy con toda la energía a intentar seducir a alguna de esas bellas mujeres>

Con lo que el varón de los ojos azules no contaba era  la realidad atroz que enfrentaría, al momento que puso pie en los límites de aquella bucólica aldea, todos los varones con lanzas de palo muy filosas lo rodearon, gritando palabras que definitivamente no eran entendibles para Hora, pero él siempre era analitico y logró que sus conocimientos lo salvarán de una muerte segura.

Se agacho en actitud de sumisión y con dos palos cortos que encontró los empezó a tallar uno con otro, los hombres lo observaban enojados y uno de ellos en su propio idioma o dialecto aseguró que se comportaba como un grillo pero sin música y los otros se rieron en son de burla, la risa distendió su odio y algunos dejaron de apuntar con fiereza.

Grande fue su sorpresa cuando el recién bautizado Hombre-Grillo logró con su acción sin música, que los palos se encendieran, la exclamación de los hombres, mujeres y niños del lugar fue elocuente.

Entonces se presentó ante ellos como el hombre protector del rayo, claro que los demás no entendieron nada de lo que dijo pero presurosos lo invitaron al hogar del señor de la comarca y le sirvieron viandas suculentas.

Sus momentos de buena fortuna se vieron coronados con la invitación a bañarse al río por parte de unas doncellas a las que nunca entendió que le decían pero se sintió agradecido por lo que hicieron para complacerlo; después de una semana agradeció a los lugareños sus bondades y emprendió de nuevo su viaje.

Por supuesto que hizo alarde de sus habilidades y destrezas mostrando a los pequeños cómo hacer barquitos de hojas de árboles y cómo lograr que navegaran con agilidad, al igual que una cometa que fue apreciada como una maravilla por todos los lugareños.

Las mujeres se despidieron de Hora entre lágrimas y le ofrecieron frutos y guisos decorados con flores rojas para que las recordara con pasión.

Cuentan los más antiguos que al retirarse de aquellas tierras que hoy reconocemos como Maracaibo, Venezuela comenzó a llover copiosamente y Hora exclamó con júbilo:

<Sean todos mis frutos ofrendados, dignos representantes del rayo>

Es una historia que a nadie consta, pero ciertamente los hijos de Hora fueron numerosos en esas región Catatumbo (Ishtana) significa ‘Casa del trueno’ en lengua Barí, población indígena que habita gran parte de la zona que baña ese río, fue el sitio de grandes festejos a la virilidad de Hora, dicen que sus hijos al ser mayores todos alababan al Rayo y eternamente en época de lluvia celebran unidos un festejo a su padre.

Catatumbo y la fiesta de los rayos

Las andanzas de Hora aún no terminan como tampoco la de los 8 amigos que al otro lado del mundo celebran de diferente forma su apego al río con las apariciones de Dayami, la deidad náhuatl que les concederá una alternativa esperanzadora a cada uno en su azarosa y difícil vida.

Dale al mundo razones para que crea en tí y valora lo que en cada momento te permita imaginar el siguiente paso en una travesía que no recorres solo y todos llamamos vida. 

Notas de la autora:

Fotografía de Alan Highton, BBC

 El estatus de Catatumbo como capital de las tormentas eléctricas del mundo fue reconocido oficialmente en enero de 2014, cuando el Libro Guinness de los Récords lo incluyó como el lugar con “más alta concentración de rayos en el mundo”.