La luna negra y los cangrejos

“Cada simbolismos que tengas a tu alrededor te dará la pauta para seguir algún camino, dependerá de ti poner en cada uno de ellos, luces o sombras y hacerlos instrumentos de tus descubrimientos”

El Mensajero

Por Ariadne Gallardo Figueroa

El hombre del sur se despertó a media noche y se dio cuenta que la dama que lo halagaba desde el cielo se había ocultado, fue el primer presagio de que no era tiempo de enamorarse, sino de poner todos sus talentos a la espera de nuevos comienzos, la Luna no lo  embelesaba aquella noche, tampoco le daba su brillante luminosidad en partes de su cuerpo desnudo, como lo hacía en las noches que aparecía completamente radiante.

Una abeja se posó en su torso y para Hora sin duda ese pequeño insecto fue considerado una señal especial, el animal se movía con lentitud y  el labrador del valle le hablaba:

<Así es señora han llegado momento de trabajo rudo, pero debo seguir vigilando la montaña y esperar unos días para volver a la siembra, se bien que estos campos se han convertido en un lugar de paz y de sosiego para sus hermanas y también para mi.>

La abeja zumbó distraídamente y se retiró por la ventana  de aquella choza de palmas que no tenía la gentileza de los destellos de la Luna en esos momentos. En su inquietud Hora no esperó mucho tiempo, en cuanto el alba despuntó se dirigió en compañía de Duplo a vigilar el paso montañoso por donde algún forastero o varios de ellos pudiera cruzar; Lo hizo de la misma forma como lo había estado haciendo varios días atrás, en silencio y meditabundo.

En otra parte del Continente un grupo de cangrejos rodeaba en aquel momento el cuerpo adormecido de Painani, la mujer náhuatl se preguntó qué sucedería en el caserío de los nobles y en los recintos pacíficos donde la gente compartía en unidad su pan y los frutos de sus cosechas; trató de analizar por qué el Cangrejo lleva siempre a cuestas su propio legado y no depende de nadie que lo proteja, en caso de dejar su hogar, a medida que crece debe cambiar de espacio pero lo lleva siempre consigo.

De inmediato y sin meditarlo mucho se dio cuenta que ella era muy similar al Cangrejo, su casa era ella misma, su sustento lo que encontraba al paso, meditar ésto, le dio alivio y serenidad, de alguna forma los cangrejos que la rodeaban la consideraban una de ellos en aquella playa desconocida y  recordó las palabras de los sabios mayas que le alertaron:

“Estos mares que ahora recorres,  no son los mismos en los estuviste antes”

Entonces apareció la visión más estremecedora que jamás se había visto y de la que los observadores del cielo hablaban con temor y gran sigilo, era un asunto que merecía de todo la seriedad posible y que alertaba cambios impresionantes en  la vida de todos los que tuvieran la oportunidad de mirarlo.

Painani y el hombre del Sur llamado Hora vieron el mismo espectáculo celeste

Painani entendió perfectamente las razones de todos los cangrejos para rodearla de esa forma, sabía que al estar sin abrigo ante la presencia de un cometa su vida peligraba y todos ellos le habían rodeado para protegerla. Eso no la dejó de inquietar y entender que la vida del mundo que conocía estaba en peligro  no solo para ella, también para  muchos otros de los pobladores de las tierras conocidas y por conocer.

El mismo acontecimiento fue visto por el hombre del los valles del sur, al subir de la falda montañosa hasta la cima lo primero que descubrió con gran asombro fue una formación espléndida con una cola fabulosa; como ya hemos comentado en no era hombre de creencias fatídicas, era un ser práctico y recibió con una sonrisa al asombroso cuerpo celeste que se presentó ante él y le dijo a Duplo:

< Querido amigo, ese de allá arriba nos está diciendo por donde debemos seguir el camino de nuestra futura vida, el rayo se ha tomado la molestia de ponernos frente a los ojos una flecha, no hay más que decir, en los días por venir iremos preparando todo y sobre todo estaremos atentos de lo que el cielo nos diga sin dejar de vigilar cada detalle desde esta montaña que nos da una vista privilegiada para saber si alguien nos acecha>

Duplo levantó las orejas y lo miró con los ojos muy abiertos al momento que Hora lo acarició y le instó a bajar la ladera de nueva cuenta para regresar con sus faenas.

La vida siempre nos muestra una cara y depende de nosotros verla como algo asombroso o atemorizante, entre la magia y la vida simple de un ser humano, hay una estrecho camino que no todos conocen.

Notas de la autora:

Photo by Magda Ehlers on Pexels.com

Fotografía del cometa 15P/finlay tomada por el fotógrafo Randy Carter el 01/21/2015. 

Este post se escribe previo al día que la Luna Negra el 10 de Julio a la 1:16 UTC tendrá lugar y de igual forma estará celebrando su aparición junto a la constelación de Cáncer.

El cometa que aparece en estos momentos es Finlay, desconozco si se ha identificado el Cometa que dio el aviso fatal a los aztecas de la llegada de los conquistadores pero es muy oportuno que Finlay este presente en los cielos ahora.

Publicado por

Ariadne Gallardo Figueroa

Escribir es una de las actividades creativas más fascinantes que existe, indagar lo caminos de diferentes versiones, encontrar motivos para acrecentar el cauce de un relato y motivar a la lectura, es agradable para todo el que escribe