Todas las aves nos dicen algo

Tal vez debamos atender al llamado de las aves, ellas dirigen su vuelo y su canto con intenciones claras, nos llevan las voces de otros lugares hasta las cercanías del entorno, son el clamor de momentos rústicos y de alarmantes sonidos citadinos.

Pensar que tanto se han alejado para aprender un nuevo sonido, ser dueñas del viento que las transporta y entender que su mirada nos observa en la distancia para sabernos ajenos y al mismo tiempo parte del propio entorno.

Siempre que mires un árbol date cuenta de lo valioso que es, nutre el manto friático, es hogar de aves, realiza la fotosíntesis, y si meditas debajo de sus copas, puede que descubras la magia de un legado ancestral, sin importar la cultura a la cual pertenezcas, nunca lo olvides.

Podemos ser mensajeros, podemos ser la conexión con la maravilla de la vida si sabemos integrarnos a su suave arrullo.

Publicado por

Ariadne Gallardo Figueroa

Escribir es una de las actividades creativas más fascinantes que existe, indagar lo caminos de diferentes versiones, encontrar motivos para acrecentar el cauce de un relato y motivar a la lectura, es una gran motivación para todo el que escribe

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s