El pájaro y el ratón

por Ariadne Gallardo 

Había en medio de un bosque un pájaro que gustaba de recorrer diversos parajes y mirar desde lo alto el mejor fruto para llevárselo al pico, tenía posibilidad de aprender algunos sonidos que le resultaban gratos y hacerlos parte de su repertorio.

Por otra parte el ratón, también hacía recorridos en el amplio bosque pero con menos frecuencia, era fácil presa de depredadores que lo podían mirar desde lo alto, su actitud era reservada y cauta y comía muchas veces lo que se caía de los árboles.

Por su parte para el pájaro era posible ser selectivo con aquello que se llevaba al pico, además deleitaba con su melodiosa voz a los habitantes del paraje; el ratón se alegraba porque aquello que comía le concede el privilegio de emitir unos graves sonidos guturales y regurgitantes que él apreciaba y los consideraba únicos.

El pájaro que había aprendido del mundo con mucha más facilidad que el ratón sabía que eran simples eructos y hasta cierto punto despreciaba al animal de tonos grises, cuando él portaba un armónico plumaje azul.

Ambos eran felices a su manera y reconocían que entablar una charla entre ambos era por demás imposible, cruzarse por el mismo camino, igual.

si acaso meditas en tu entorno es fácil que te des cuenta que vives rodeado de ratones y de aves cantoras, cada uno en su espacio y trabajando para sus intereses particulares, sus ideas y sus gustos musicales no serán compartidos, pero su felicidad y su espacio es valido y respetable.

Fotografía de El Pájaro: Photo by Tina Nord on Pexels.com

Fotografía el Ratón: National Geographic