Un horizonte diferente ordena el caos

Los Inicios

El Puente, Segundo Capítulo

Por Ariadne Gallardo Figueroa 

Es importante recordar las constantes transformaciones de la hechicera Sol, para de esa forma comprender que su camino hacia las estrellas, había acontecido  muchos siglos atrás, posiblemente suceda eso a las conciencias que se arraigan en el pensamiento colectivo, son cohesionadas por la acción gravitatoria de todos aquellos que las piensan y esto desde luego que no es ciencia, solamente la magia de mi propia imaginación.

Sin embargo, nadie puede estar ajeno al hecho de que nuestros  pensamientos hacen reaccionar a otros que nos rodean, podemos influir en las personas con lo que manifestamos, esto si es ciencia y si acaso fuera posible potenciarlo a la distancia, bueno a nadie nos consta. De eso están hechos los sueños, cuando proyectamos una idea y podemos con el tiempo concretar, de alguna forma similar a lo que teníamos en mente.

Barderian y Fuego habían puesto en sus mentes una meta bajo un simple enunciado: Preservar lo que importa e interesar a los otros en esa toma de conciencia; cada filósofo, científico, pensador, místico, intelectual, escritor, contestatario social se rige por reglas muy similares; sabemos por el criterio colectivo que no mueren sus ideales, además transforman a la gente que los rodea, sus creaciones ayudan a que la sociedad avance.

También son presas de los fanáticos, de aquellos que se sirven de sus doctrinas y enseñanzas para captar adeptos y modificar a su conveniencia determinadas filosofías, entonces, alguien rompe el molde, crítica, reflexiona, cuestiona, dinamiza el caos del cual surgirá con el paso de los siglos un orden social diferente y todos ellos los que colocan al mundo de cabeza para sustraer lo valioso y desechar el oropel y cada subterfugio  decorativo, quedan perennes, eternos, unidos a una memoria colectiva que los reagrupa y sustenta incluso más allá de su propia existencia.

Con ellos precisamente convivirán en una dinámica fascinante y creando una resonancia los que se fueron pero jamás se olvidaron; cada pueblo del mundo les dará un nombre y los valorará en sus propias creencias, pero es bueno señalar que su conciencia en ese vaivén que no permite el vacío en el inmenso cosmos no reconoce más ideología o credo que el de ser la unidad de conciencias a favor de lo que debe ser preservado; me parece imposible imaginar un cielo para ateos y otro para católicos, uno mas aparte para los musulmanes… No puedo concebir algo así; definitivamente no lo puedo creer al pensar que todos estamos hechos de la misma sustancia y al final no hay atuendo, no hay fastuosos palacios y tampoco banquetes, en un sitio que deja lo material del mundo de los vivos.

Nos acercamos al epílogo

Una vez que los eggyanos portaron sus credenciales que los validaron como residentes en la Tierra, la mayoría de los centros de investigación y agencias espaciales los querían en sus instalaciones, sus importantes conocimientos del cosmos, las innovaciones que habían logrado para emprender la travesía, los colocaban en un sitio de privilegio para impartir clases y conferencias.

Su forzada androginia que los ayudó a soportar la impresionante travesía se fue revirtiendo con el paso del tiempo, muchos de ellos se volvierona enamorar y la vida les permitió que la mezcla entre humanos y eggyanos potenciará los genética de los seres vivos en nuestro planeta, y los otros espacios habitados por seres inteligentes del cosmos.

El nacimiento de la hija del profesor Zila y Citlali fue todo un acontecimiento, por supuesto la nombraron Alnitak, en referencia a la nebulosa de la flama, su día de nacimiento también la recibió un temblor de tierra en la capital mexicana, como recordatorio del día que fue concebida.

En su adolescencia se sentó ante el escritorio de su padre y le dijo con total seriedad:

< Padre, no estoy de acuerdo con que los maestros ascendidos y los líderes místicos, conserven ese nombre, creo que son mucho más que eso, emprendamos una labor para modificar esa idea, revolucionar lo establecido nos da fuerza evolutiva y es la mejor forma de exclamar ¡Hagamos magia! >

El mundo del futuro es algo que construimos en el presente y si logramos que sus estructuras nos ayuden a seguir hacia las estrellas, podremos definitivamente revolucionar lo establecido y ser mejores versiones de lo que ahora somos.

Gift “El efecto mariposa y el caos”

Publicado por

Ariadne Gallardo Figueroa

Escribir es una de las actividades creativas más fascinantes que existe, indagar lo caminos de diferentes versiones, encontrar motivos para acrecentar el cauce de un relato y motivar a la lectura, es una gran motivación para todo el que escribe