¿Cómo le explicas el concepto de religión a un extraterrestre?

Los Inicios 

El Puente. Segundo Capítulo

por Ariadne Gallardo Figueroa

Algyen se había quedado con una frase que le pareció incomprensible “Inquisición” y preguntó al grupo:

— Por favor expliquenme qué concepto tenían los antiguos pobladores para hacer de Dibra, una fuerza que debería imponerse y si acaso estabas en contra era necesario matarte, no puedo entender eso.

El eggyano recalcó, para nosotros Dibra es un concepto de espiritualidad, es ese momento en que puedes reflejar en el otro toda tu fuerza humanista, espiritual para entender las necesidades del otro. Me imagino que es lo que ustedes nos explican cómo la imagen de Dios, para nosotros Dibra.

Anón, uno de los líderes místicos ahí presentes, apenas un estudiante de grado en la clase de filosofía del profesor Zila, escuchaba concentrado, al momento que apuntó con total certidumbre:

— Algyen, amigos eggyanos;  para responder a esa pregunta debemos ir muy lejos en la historia de la humanidad hasta un sitio llamado Nazaret, donde nació un joven que comprendió la inequidad de su pueblo y se convirtió uno de los primeros revolucionarios cuyos ideales precisamente eran esos que los humanos vieran al otro como su reflejo; para los gobernantes en turno sus ideas eran una declarada afrenta para la conservación de sus jerarquías, donde ellos tenían el poder de ser monarcas por algo que se conocía como “Designación Divina” un subterfugio bien organizado que les daba poder sobre los hombres y sus posesiones.

Éste hombre llamado Jehová, para otros  Yeshúa, Ieshu  o Jesús,  fue asesinado de la forma más cruel que se pueda imaginar, sus seguidores lo necesitaban para que sus ideales no murieran y dentro de sus escasos recursos y conocimientos del orden cósmico le dieron respuesta a su ejemplo, resucitando su presencia en el imaginario colectivo.

Jehová, para otros  Yeshúa, Ieshu  o Jesús,  fue asesinado de la forma más cruel que se pueda imaginar

Su personalidad fue bandera años más adelante de grandes batallas de lo más sanguinarias para sostener la fe de los cristianos en las llamadas “Cruzadas”; sostén de ostentosos monumentos que legalizaron el poder de Dios en la Tierra en la figura del monarca eclesiástico que ocuparía los papados.

Se ofrecían rituales llamados misas donde se repetía en una lengua sólo para los conocedores, el latín, una series de versos y esto que le comento se repitió más adelante en la lengua de cada nación, los versos para adorar y venerar a Dios padre, la cultura fastuosa de la iglesia y sus coros sostuvieron sus rituales por casi dos siglos y medio.

Él no escribía y fueron sus seguidores los que plasmaron en papel sus palabras, éstas después fueron modificadas de acuerdo a los intereses de los Monarcas en abadías, No necesitaba de templos decorados ricamente en oro y otros metales preciosos, tampoco de repetir versos idénticos cada fin de semana en las misas que se ofrecían alrededor del planeta, sólo necesitaba reunirse con la gente y hablarles de una conducta equitativa con sus semejantes, de un entendimiento sereno donde la guerra no tiene cabida.

En épocas más recientes la gente ya no reconstruye iglesias, romper la estructura del Vaticano, la sede en la Tierra del poder de Dios, dio paso a la comprensión gracias a sucesores papables latinoamericanos que entendieron que aquel hombre de Nazaret había dado un mensaje diametralmente opuesto a lo que los poderosos en turno hicieron. 

Sí acaso se convirtió  el nazareno en un ser ascendido y pudo ver la barbarie que hicieron en su nombre, reconozco que al lado de hechiceros como Alnitak y otros, no han dejado de luchar por penetrar en el pensamiento mágico de seres que empujen a la humanidad a una forma de ver las relaciones entre ellos de forma distinta.

Actualmente en este año 2287 la gente se reúne en centros de socialización para recordar la filosofía de los teólogos y hacer comparaciones con  otros pensadores, encontrando un punto de convergencia; algunos son puristas y solo se especializan en su propia manera de ver a su Dibra como usted ha dicho; ya no contemplamos  al Papa en una mansión suntuosa, ese lugar ahora es un museo y centro de investigación de ciencias y humanidades.

Ana Perez Riv, analizó con claridad algunos pensamientos que ella misma había tenido al recordar el Tzompantli ceremonial de los antiguos aztecas y colocando con firmeza su mano sobre la mesa señaló:

— Penetrar el oscuro escenario que nos permita ver la luz al final de una cueva profunda y anegada de miedo, desconcierto e ignorancia, posiblemente no ha sido fácil para nadie, entre errores y aciertos vemos caer a los débiles, vemos obedecer a los súbditos y siervos y emerger a los que entienden que el humano no es sirviente para venerar a nadie, sino constructor de libertades para formar parte de la llama de conocimiento.

Las miradas de aliento de los visitantes y sus colegas asgardianos, los líderes místicos  ahí presentes, sonrieron complacidos por la riqueza de cada una de las reflexiones ahí vertidas ese día histórico para cada uno de ellos.

El mundo se ha estancado en repetir rituales, por considerarlos su bastión de seguridad sin comprender que para avanzar como humanidad necesitamos de una dinámica diferente.

Fotografía de Grafías utilizadas en el hebreo clásico bíblico Yehoshua (las dos superiores) y del hebreo bíblico moderno Yeshúa (la inferior).

Dominio público

File: Yeshua hebreo.jpg

Subido el: 12 de junio de 2007

Publicado por

Ariadne Gallardo Figueroa

Escribir es una de las actividades creativas más fascinantes que existe, indagar lo caminos de diferentes versiones, encontrar motivos para acrecentar el cauce de un relato y motivar a la lectura, es una gran motivación para todo el que escribe