La mujer que me miró desde el espejo

Los inicios 

El Puente, Segundo Capítulo

por Ariadne Gallardo Figueroa

Para llegar al pleno conocimiento de lo que sucedió entre ese grupo por el cual preguntó Vidra, el profesor Zila tomó la palabra para indicar:

— Existe y existió, un ser que le salvó la  vida a mi raíz genética lo digo con certeza ya que de no ser por ella, yo no estaría aquí hablando con todos ustedes, ella no era de mi raza, ni de ninguna otra,  permitió que sus verdaderos amigos le pusieran nombre.

Hasta donde sabemos hizo tratos con líderes y magos místicos, no tenemos constancia, es posible que Odín impusiera un tributo, cuando ella solicitó conocer sus secretos, ya que ella tenía una marca luminosa en uno de sus ojos, al mismo tiempo le concedió el respeto de sus amigos y seguidores; cuando se daba cuenta que podía caer en las garras de alguna creencia que se valdría de su personalidad para hacer templos o inventar milagros y cobrar por ellos, entonces ella transmutaba a otro ser, para confundirlos.

Entre los iniciados y líderes místicos que la conocieron se difundió una frase que conocemos y valoramos: 

“Ni por amor, tampoco por poder”

Es menester recordar a un personaje de la historia Beda el Venerable, quien vio a la religión cristiana en el siglo VIII como un factor unificador mucho más importante que la lengua y la cultura y fue uno de los factores que influyeron en la caída de los pueblos de mi raíz genética, ser vikingo o magos, era sinónimo de  paganos, la religión dispuso combatir y arrasar tradiciones. No fue el único ejemplo, la historia fue descrita por la mujer de quien les hablo como la eterna voracidad humana.

Ana asintió y reconoció que una de las maniobras más aterradoras de los conquistadores fue  considerar a la religión como una herramienta de sometimiento, lo mismo sucedió a la llegada de los españoles a nuestro territorio, fueron pocos los frailes que se compenetraron de la verdadera razón de nuestro misticismo y como las iglesias adoctrinaban y tenían los materiales para hacerlo, mientras evangelizaban, daban cátedra de filosofía  y enseñaban lectura y escritura. Pero nadie escapó aquí  y en el otro continente de una atrocidad que llamaron “La Santa Inquisición”

Beatriz preguntó con gran interés ¿Cuál era el nombre de la dama que defendió la vida de un ancestro del profesor Zila?

Nosotros resumimos en Alnitak un poder que potenció la luz del conocimiento, señala Sofia

Sofía respondió con gran seguridad:

— Alnitak es su morada, no sabemos desde cuando es un lugar de alta radiación ultravioleta, pero de alguna forma debe haber vida  o simplemente es el sitio del que emana la fuerza que ha cobijado a quien fuera nombrada en la antigüedad por su hermana blanca bajo el nombre de Fuego.

La mayoría de las personas proyectan su verdadera esencia al reflejarse en los demás, para Alnitak su magia reside en que ella nos refleja y ha buscado unificarlos de una forma especial. Tal vez nadie sepa jamás su verdadero nombre, ella vibra en la mente de todos para mostrar un camino como si fuera una flama que no se extingue.

Me gustaría imaginar su primer encuentro en la vastedad del cosmos con su grupo, sin lugar a dudas debe haber estado plagado de dudas  y temores; ella es una estratega y se que impulsa a quien sabe reconocer y reconocerse en ella.

Sin saberlo y sin siquiera entenderlo cada templo alaba la llama eterna, los antiguos encendían una hoguera para dialogar y contarse secretos, para pedir una favor a los santos la gente enciende velas; nosotros resumimos en Alnitak un poder que potenció la luz del conocimiento, pese a que ella no se valora como una líder única o merecedora de ese reconocimiento, sino como el instrumento para crear caminos y tender puentes.

Los presentes guardaron silencio, reflexivos, atónitos, asombrados, comprendieron que unificar en un solo fuego a la humanidad no había sido fácil y se alegraron de comprender que la época de la barbarie ya no habitaba en el año 2287 a la humanidad, un recorrido asombroso donde el más grande enemigo de otro humano había sido  precisamente alguien de su misma especie deseando sus posesiones.

Recordemos lectores aquel momento cuando se unen los ejércitos en el umbral del Corredor Barderian:

<Su ejército es poderoso, me ha impresionado Barderian>

Vibra con fuerza el punto donde ubicamos a la dendrita del osado aventurero cuando exclama con otro impulso electrizante:

<El suyo es numeroso, estoy sorprendido Hechicera>

La voz del punto rojo como el granate responde con elocuencia:

<Ha sido difícil entender la voracidad humana todos estos siglos, luchemos unidos para darles más tiempo en el Sistema que habité hace algún tiempo, los cambios son lentos Barderian>

La luz amarilla se fortalece con energía y su poder hacer vibrar a ambas formaciones:

< Hechicera, confiemos, divídanse en dos flacos, usando el arte de la desviación arremeteremos con todo el poder contra las rocas que intentan la total destrucción >

La hechicera que habita la dendrita de tonalidades rojas como el granate sacude a su grupo son una frase que nunca olvidaremos y que siglos atrás la pronunció para ella el alquimista:

<¡Asómbrense de ser portadores de luz!>

Cada uno de nosotros somos capaces de crear recuerdos y en ellos ver el camino recorrido y valorar lo que hemos aprendido en él

Referencias bibliográficas:

 Los hombres del Norte de John Haywood, Capítulo  Lindisfarne, Athelney y York: Los vikingos en Inglaterra, 789-954 Subtítulo: La unificación de Inglaterra, pág. 115

Post en el blog del 5 de Abril 2021 “Barderian, el poderoso grito de Guerra”

Fotografía de la Nebulosa de la Flama, Se encuentra cerca de la estrella más oriental del cinturón de OriónAlnitak. Erróneamente se dice que es una nebulosa oscura.

ESO/IDA/Danish 1.5 m/R. Gendler, J.-E. Ovaldsen, C. Thöne and C. Féron – ESO