No es posible viajar al pasado, solo puedes representarlo

Los inicios

El Puente, segundo Capítulo 

por Ariadne Gallardo Figueroa 

En lo particular me gustaría estar  al lado de Ontyl, pero ya que no cuento con su presencia física y en conocimiento pleno de que ambos somos drieden, puedo pedirle que me oriente desde la distancia, sin usar canales convencionales para transmitir a ustedes esta crítica parte de la historia, argumento Vidra.

Bajo el principio de causalidad sabemos que toda causa debe preceder a los efectos y no es al revés, lo que intentamos no tenía vuelta atrás y tampoco posibilidad de un análisis profundo ante la realidad que nos golpeaba de frente.

Lo que para el profesor Zila, aquí presente, significaba emplear el recurso de la magia, para nosotros  era ponerla como representante de la ciencia aplicada y eso fue lo que se hizo,  el equipo de los científicos que se asesoraron de un ser especial, mi padre.

Sabíamos que solo existía una línea cronológica dentro de las leyes universales, ésto nos colocó ante un violento reconocimiento: Somos finitos, solamente podemos representarnos a partir de lo que podamos conservar en los archivos de silicio, lo que atesoramos en el cristal murdoriano, como entes vivos la derrota era segura.

Ontyl me ha de guiar  en esta parte para que ustedes puedan entender asuntos más técnicos: La respuesta la encontramos en las curvas temporales y los únicos capaces de doblarlas eran los vectores drieden.

Ante el envío del informe Barderian nos envió de nuevo su acuse de recibo con una modificación, leve pero significativa para todos los científicos y para Yertei, mi padre:

Al dibujar el símbolo sobre un papel en la mesa donde todos ellos se reunían, la sorpresa de Zila fue mayúscula y exclamó:

Zila confunde a la runa Algiz con un dibujo de Barderian

— Pero este símbolo es la runa Algiz, de acuerdo a los antiguos  anunció información privilegiada recibida directamente de los Dioses, es una clara referencia de  la protección que entidades mágicas empleaban a través de esta forma de comunicación. Aunque acechan peligros inminentes, serás avisado con el tiempo necesario para poder salvarte a ti, a tus bienes o tus seres queridos.

Vidra sorprendida rectificó al profesor Zila, es asombroso lo que nos dice en realidad es un concepto del espacio vectorial de un sistema aislado y no sabemos si tenga sentido para los humanos, pero por esa razón  nuestras naves estelares fueron nombradas Mega Vectores Egg… Por supuesto es la traduccción, desconozco si el término vector es lo que más se acerca, tratamos de traducirlo de la mejor forma para entendernos.

La idea central era ensamblar un sistema aislado y reducirlo a su mínima expresión, tomando en cuenta que solamente aquello que no podemos ver puede cruzar campos dinámicos.

Zila de nuevo exclamó con profunda admiración y atónito ante los comentarios de Vidra y Ontyl:

— ¡Ustedes nos están describiendo el principio de la física cuántica aplicada a un ser vivo!

Vidra miraba al profesor Zila e inmediatamente después giraba su cabeza a un costado, el indicativo que recibía información de Ontyl:

— Ontyl reconoce que su argumento es extremadamente lógico.

Zila se percató que el día que analizó junto a sus alumnos el video de aquella entrevista era la prueba de que en verdad ellos recibían información de un entorno distante y sus conexiones eran extremadamente precisas, por ellos si los pusieran en total aislamiento, perderían la capacidad de interactuar entre ellos y lanzó la pregunta:

— Por favor respondeme, ¿Acaso han dejado de ser individuos, entidades únicas?

Vidra sonrió y reconoció junto al grupo de eggyanos que la perspicacia del profesor era fascinante y solamente afirmó asistiendo con la cabeza, añadiendo:

— El bio-conector no funcionaba de igual forma en todos, se requería de lo que Raudek dedujo como compatibilidad ya que la sorpresa activa en muchos cerebros canales que debían ser apagados y solo aquellas mentes con un equilibrio entre el caos y la estabilidad podían someterse a la prueba sin perder la vida.

Construir un implante no fue fácil entre prueba y error muchos voluntarios pasaron a formar lo que llamamos materia de proceso, de alguna manera sus muertes fueron necesarias para formar la red supresora y modificadora. 

El material no podía ser un instrumento de un material ajeno a la estructura natural del individuo en proceso; Ontyl me pide que señale claramente que cada uno de nosotros estamos formados del mismo material de las estrellas y esa fue nuestra victoria y también una visión peculiar hacia la eternidad.

Todos se miraron sorprendidos y los líderes místicos comprendieron que su lucha por reconocerse en la dinámica del universo no era en vano. Aún era necesario saber que sucedió al momento que Taige resolvió ponerse a prueba en un reto sin retorno donde sólo había dos caminos: Vivir o morir.

Cada pionero en la historia de la humanidad cuando se ha lanzado al vacío, persiguiendo un sueño, una aventura; reconoce que la incertidumbre le acompaña y frente a él, siempre se encuentra la tenue luz de la esperanza.

Dibujo de la autora: “El símbolo de Algiz”