Cerrar el círculo nos recuerda al cristal

Los inicios

El Puente, segundo Capítulo 

por Ariadne Gallardo Figueroa 

Referencias del primer libro: Galaxia de Cristal:

Braulio en el chalet de los Barilli comentaba al grupo de amigos que se preparaban para el viaje de Tai hacia Marte:

En el siglo XXI un investigador se dio a la tarea de idear una membrana para poder hacer viajes interplanetarios, esta persona pertenecía a la NASA, fue el ingeniero químico Doug Way, de la escuela de Minas de Colorado y mencionan así mismo al Ingeniero Larry Mason de la empresa Lockheed quién colaboró con él; buscaba algo eficiente y  teóricamente posible, una membrana.

La respuesta de la eggyana no se hizo esperar, al parecer lo habían probado también:

-Las membranas resuelven algunos problemas para viajar hacia mundos distantes, pero no son viables en todos los casos -Acotó Tai- las barreras semipermeables que las forman, en zona de asteroides o con viento solar en contra no sirven.

Braulio la observa y señala:

Lo más apasionante en la historia de la humanidad intergaláctica, reside en la gran similitud de búsquedas, -¿no crees Tai? -De tal suerte que la verdad científica de los pueblos, cuenta con un punto de intersección asombroso. Podría decir que es como asomarse por un cristal.

En la Luna a la llegada del Mega Vector  Egg II con la tripulación de Yilia:

Yilia tomó por las manos a Taige al momento de saludarla, sintió emoción, con una extraña mezcla de respeto por su osadía, pero la pasión que los había cautivado en un momento dado, se transformó en un sentimiento confuso, era mucha la distancia que los había separado y no sólo física, otros factores influyeron en el distanciamiento que entre ellos se dio; con palabras pausadas él interrogó:

-¿Acaso pensaste en volver Taige, qué cruzó por tu mente al momento de desaparecer?

-En mi mente existía la necesidad que ahora mismo prevalece, encontrar un sitio esperanzador, un lugar donde la vida fuera próspera y no me recordara el mundo que no volveremos a tener.

-¿Tenías alguna certeza, alguna señal, un indicio?

-No, sólo el deseo ferviente de conseguir un lugar así y te puedo asegurar que aquella idea mística del paraíso distante  donde encontraríamos el cristal donde podríamos mirarnos en otros rostros y distintos cuerpos, de alguna manera es cierta.

-Yilia la miró asombrado y exclamó: “Serías la diosa guerrera que conquista el cristal”

Época actual en México:

Cuando Zila se percató de lo que le estaban diciendo los eggyanos exclamó sorprendido y a la vez incrédulo de lo que estaba entendiendo:

— ¿Acaso me están diciendo que el holobionte de un drieden lo hizo posible?

Yilia con una franca sonrisa miró al profesor y acotó:

— Posiblemente nos miramos de su Galaxia a la que fuera nuestra como quien se observa a través de un cristal, de la misma forma que el pionero Barderian miraba a su reflejo y complemento a través del cristal del laboratorio. 

Definitivamente el uso de combustibles fósiles es el principio básico pero su evolución podría decirse que es muy similar a la que usted ha descrito, su percepción de la realidad como un todo es asombrosa, para nosotros usted es un drieden.

Queremos mostrarle uno de los mensajes que Barderian envió a Raudek Vilob, puesto que a partir de este mensaje las cosas se aceleraron de forma impresionante.

Yilia abrió su cristal murdoriano y desplegó un holograma con el texto en eggyano que el propio Yilia tradujo:

El mensaje de Barderian que lo cambiaría todo

“Sueño con tender una red que atrape tus deseos y yo pueda atesorar por entero” Ingerin Barderian.

Zila se llevó las manos al rostro y confesó:

— Yo intento tal vez infructuosamente educar a otros en la disciplina de algo que en ocasiones es superior al entendimiento del humano común, eludir las respuestas autorreferenciales no es sencillo. Ustedes están aquí y ciertamente nosotros escuchamos al momento que realizamos el ritual de dispersión de la memoria genética.

Algyen miro a Vidra y acotó:

— Eso no lo sabíamos, nosotros solo tuvimos la oportunidad de ver la enorme red curvando el espacio y aludiendo a los meteoritos. Lógicamente como Yilia ha señalado, usted es un drieden.

Zila compendio que había algo más que entender, ellos no eran capaces de lo que los drieden podían hacer y ¿Quién entre ellos lo era?

Algo no se ha dicho, algo queda flotando en el aire, ese suceso está por descubrirse en la Luna de Medreos

Diseño fotográfico de la autora con filtro gratuito de PicsArt: “El mensaje que los cambio todo”

Bibliografía: Capítulo del libro Galaxia de Cristal, Los preparativos a Marte, subtítulo: “El poeta espera, los científicos, no”

Capítulo del mismo libro, Un nuevo horizonte hacia el futuro, Subtítulo “Escala estratégica”

Publicado por

Ariadne Gallardo Figueroa

Escribir es una de las actividades creativas más fascinantes que existe, indagar lo caminos de diferentes versiones, encontrar motivos para acrecentar el cauce de un relato y motivar a la lectura, es una gran motivación para todo el que escribe